Y ahora un iPod Shuffle

iPod Shuffle
Que no, que no estoy obsesionado, ni soy fruto de un proceso de atención selectiva de esos que hacen que las embarazadas de repente vean embarazadas por todas partes… Simplemente, de repente, me persiguen las manzanas. Al llegar a casa ayer, me encuentro con que en la empresa de mi mujer han organizado una gymkana, su equipo ha ganado, y les han regalado un iPod Shuffle a cada uno. Así que aquí está el simpático cacharrito en casa, donde ha sido automáticamente adjudicado a mi hija.

¿Impresiones? Me parece completamente minimalista, un invento interesante y que suena muy bien. ¿Me lo habría comprado? Lo dudo, pero por razones no especialmente relacionadas con la tecnología: simplemente, no acabo de encontrar momentos en el día para escuchar música con cascos. ¿La razón? El aislamiento del exterior es algo que me pone nervioso, con lo cual acabo no sacándole partido. Si voy por la calle, me agobia no oír a la gente, los coches, los pitidos de un guardia… Si estoy en casa o en el despacho, la posibilidad de no oír el teléfono o la puerta también me agobia. No sé cuando lo escucharía, francamente, y eso que me encanta la música y me encanta la calidad con la que se disfruta de la música con cascos. Supongo que tiene algún tipo de explicación que cualquier psicólogo aficionado encontraría en dos patadas, pero nunca me he puesto a pensarlo.

Pero más allá de desventuras sólo interesantes para mi psicólogo, vamos con la experiencia de uso: una vez más, la AppleLife en acción. Pinchar el cacharrito en el USB, bautizarlo, moverme por la red de casa, ir al “Mi música” del ordenador principal, y llenar el iPod en dos patadas. Todo en un momentito, todo funcionando a la primera, todo fácil e inmediato, con esa sensación de que aunque sea la primera vez que lo hago, es como si no hubiese otra forma de hacerlo. ¿Podría funcionar igual en un PC? Posiblemente, eso sostienen algunos. Pero casi nunca lo hace.

El caso es que, como podéis apreciar, se trata de una pura casualidad. No estoy obsesionado con Apple. No estoy obsesionado con Apple. No estoy obsesionado con Apple. Obsesionado con Apple. Apple. Apple. Apple… :-)

13 comentarios

  • #001
    Antonio - 11 junio 2005 - 17:36

    Ya… no estás obsesionado… ¿no estarás borracho? (y en particular, en la fase de “negación de la evidencia”) :-P

  • #002
    Enrique Dans - 11 junio 2005 - 17:47

    ¡¡Pues espera a que llegue la de “cantos regionales y exaltación de la amistad”!!

  • #003
    Cult - 11 junio 2005 - 18:18

    Creo que más que obsesión es un descubrimiento… En su momento, a todos los maqueros nos ha pasado algo parecido. Pero un buen día, vuelves a la normalidad. Eso si, a la normalidad Apple, que no es la normalidad PC, Windows o como quieras llamarla.

  • #004
    Gonzalo G. Cotorruelo - 11 junio 2005 - 19:11

    Pues no sé si estarás obsesionado, pero a mí me estás volviendo un fan de la manzanita. Hace dos semanas compré un Shuffle para mí, y la pasada otra para mi novia, con lo que sumado al iPod de 40Gb que ya tenía son tres en casa ;-)
    Eso sí, después de haber usado durante tanto tiempo el iPod grande se me hace bastante pesado tener que cargar canciones para cambiar de música… aunque ahora siempre lo llevo encima.
    Me parece que me voy a tener que apuntar a lo del Mac Mini.

  • #005
    Nadow - 11 junio 2005 - 19:15

    Y ya que viajas tanto en avión Enrique, ¿no te gustaría oir tu música favorita durante el vuelo?

  • #006
    alidhaey - 11 junio 2005 - 19:48

    Todo sale según lo planeado.
    :-)

  • #007
    Enrique Dans - 11 junio 2005 - 20:28

    Lo del avión no es un mal punto… Como voy cómodamente sentado y con el tablet enchufado y lleno de música, suelo escucharla ahí, pero el iPod sería enormemente más cómodo, la verdad. En el último transoceánico con Iberia me encontré un canal de música española de los ’80, y me colgué completamente con él :-)

    Alidhaey… ¿¿lo planeado?? Hmmm… no lo pillo…

  • #008
    aercilur - 11 junio 2005 - 21:06

    supongo que alidhaey se referia, a la facilidad de uso de los mac, enchufar y listo, sin errores inesperados.

  • #009
    kenny - 13 junio 2005 - 15:37

    Alidhaey se refiere a sus predicciones sobre tú “enamoramiento” hacia la manzanita. Creo yo….

    Jajaja, por cierto, es la primera vez que escribo y tampoco creo que me de por escribir muy a menudo, pero saludos a los usuales. A tí enrique ya te ví el MIercoles en el Domine, y la verdad es que me causaste una muy buena impresión.

  • #010
    Sumner - 13 junio 2005 - 18:11

    Yo lo que puedo comentar es que disfruto enormemente del “Shuffle”, al contrario que Enrique me encanta aislarme del mundanal ruido en el trayecto casa-trabajo-casa.

    Y por cierto, para los “maqueros”, no me da ningun problema de sincronización con el PC, claro que no se si es en virtud del propio PC o de la “manzanita”.

  • #011
    Alvaro - 14 junio 2005 - 00:07

    Yo soy un enamorado de Apple. Sin embargo, cuando me vine a Madrid, me compré un PC portátil. ¡Qué cosas! Siempre tengo la duda de si hice bien, pero bueno… el caso es que lo primero que hice en mi PC fue descargarme el iTunes y hace poco me compré un iPod (a mi me encanta ir por la calle escuchando música). Y he de decir que ha sido facilísimo llenar el iPod de música. Todo gracias al iTunes, claro…

  • #012
    Angel - 14 junio 2005 - 16:20

    Yo tengo un mp3 usb de toda la vida… Y vamos ni apple ni nada de eso, y fue igual de fácil, pinchar, y llenar el dispositivo de almacenamiento de música… No se que diferencia tiene el iPod a un mp3 de toda la vida… Quizás el precio, bastante más caro…

  • #013
    Enrique Dans - 14 junio 2005 - 17:36

    Hombre… si te das maña con el tippex, lo puedes dejar parecido :lol:

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados