Criticando al crítico

Eduardo Méndez critica en Noticias.com un artículo mío previamente publicado en Libertad Digital, titulado”¿Y si Internet funcionase?” Como me encantan este tipo de cosas, porque significan el establecimiento de un diálogo en el que todos tenemos que ganar, le he contestado en un comentario largo a su mismo artículo, que reproduzco aquí porque en su foro original, Noticias.com, sólo está disponible para usuarios registrados:

Bueno es, Eduardo, que critiques al crítico, fundamentalmente porque lo que el crítico pretende es que se establezca un verdadero diálogo al respecto. Sin embargo, y como es natural, disiento de tu análisis en varios puntos (aunque no voy a juzgarlo como equivocado o demasiado simple, únicamente diré que es diferente al mío, lo cual es en sí muy positivo… si no, no podríamos discutir y sería muy aburrido :-)

Enumero mis puntos, en correspondencia a los que tú citas:

  • Ni Telefónica ni nigún operador están motivados para invertir. Viven en un oligopolio comodísimo, disfrutan de márgenes muy superiores a los de sus homólogos en otros países, y no quieren “hacerse daño”. De hecho, la situación es cuasi-ilegal, porque el hecho de que algunos productos tengan niveles de precios ya no similares, sino idénticos, en los tres operadores, es algo que se llama fijación de precios, algo por lo que en mercados de verdadera libre competencia se pagan multas millonarias. Este mercado no es competitivo, todos son clientes de todos y están encantados con ello. No culpo a Telefónica, Telefónica sólo es culpable de aprovecharse bien de una situación, algo que como empresa debe intentar hacer siempre que pueda. Simplemente afirmo que con la estructura actual del mercado no vamos a ningún sitio y la situación de España con respecto a otros países continuará deteriorándose.
  • Estoy de acuerdo en que GPRS y UMTS no son accesos a Internet. Pero las operadoras los están vendiendo como tales, y pretenden, de hecho, que todo tráfico Internet pase por sus tarjetas y terminales. Se oponen a todo despliegue de tecnologías alternativas, actores adicionales que puedan ofrecer otras tecnologías, y municipios que puedan abrir sus infraestructuras a otros actores en libre competencia. Todo ello escudándose en que “el móvil ya tiene eso solucionado y es una tecnología más implantada”. Es una situación que ya he vivido en varias ocasiones, y resulta irritante. El hecho de que exista GPRS y UMTS no tiene nada que ver con que un Ayuntamiento, si quiere mejorar el nivel de conectividad de su municipio, no pueda ofrecer sus infraestructuras a quien buenamente pueda desarrollar algo sobre ellas. Si llega la CMT y lo sanciona, la CMT es culpable de intentar interesadamente prolongar un oligopolio a costa del desarrollo informático del país.
  • Los dispositivos de acceso no faltan. Hace ya mucho tiempo de Zamora, y entonces no había demasiados portátiles con Centrino ni PDAs, ni Internet era lo que es ahora. Ahora tienes un millón de portátiles con conectividad WiFi vendidos al año, infinidad de PDAs, y terminales telefónicos con acceso WiFi. Hay más terminales WiFi en manos del público que teléfonos con UMTS, y eso que los teléfonos los regalan. Decir que Zamora fue un fracaso es muy fácil. Pero monta mañana una WiFi en madrid y ya verás si se usa o no. El problema es que las operadoras se dedican a “descremar” el mercado, con unas ofertas de precios disuasorios (¿¿¿como llamar sino a una tarifa de cinco euros por una hora de conexión???) que, lejos de incentivar el uso, hacen que nadie en su sano juicio se quiera conectar si no tiene su acceso pagado por su empresa. Así no se desarrollan servicios sobre esa plataforma, y se puede prolongar la situación un poco más. No hay interés ninguno por el desarrollo de tecnologías alternativas, como es natural cuando esto se deja en manos de las operadoras y se castiga a cualquier otro que lo quiera hacer…
  • WiMAX es una realidad. Va de vicio, penetra muros mucho mejor que UMTS y da transmisiones sin linea de visión muy buenas. Hay pruebas hechas, mediciones disponibles, especificaciones publicadas, y una infraestructura preWiMAX en España puntera. Dista mucho de ser “la siguiente versión”, como despectivamente la calificas, aunque eso sea lo que las operadoras nos quieren hacer creer.

En cualquier caso, encantado de continuar el diálogo, que me parece enormemente productivo.

A tu disposición y a la de los lectores de Noticias.com,

Enrique

3 comentarios

  • #001
    Javier - 6 mayo 2005 - 10:09

    Enrique, conozco de primera mano lo de Zamora. En primer lugar, las instituciones (léase, ayuntamiento, diputación, junta de cyl) jamás apostaron de verdad por el proyecto. Quedaba muy bonito, en ciertos corrillos, vender Zamnora como la primera ciudad del mundo conectada a internet a través de wireless (creo recordar que le dieron un importante premio en USA) y luego no implicarse de verdad en su implantación y desarrollo.

    El proyecto caminaba muy lentamente, las antenas se ponían a cuentagotas (más allá de los acuerdos con los empresarios de hostelería) y las primeras altas de conexión rápidamente comprobaban la multitud de cortes y limitaciones en la conexión. La empresa promotora cobraba un alta y, en teoría, las mensualidades no se pagarían hasta que la conexión no funcionase correctamente. La conexión nunca llegó a funcionar bien ni dos días seguidos. El único negocio fue el de las tarjetas PCMCIA para algunas tiendas de informática.

    La aventura en Zamora empezaba a languidecer, las pérdidas motivaban la no ampliación y mejora de la conexión, las instituciones seguían mirando para otro lado y, mientras, los usarios, que habían pagado por un servicio que jamás se les dió, se asociaban y empezaban una batalla legal que todavía hoy no ha terminado.

    Zamora no se conectó en una hora, ni en dos, ni en un año…

  • #002
    Eduardo Méndez - 6 mayo 2005 - 10:38

    Enrique:

    Muchas gracias por tu contestación a mi artículo.

    Apuntas un buen número de temas interesantes, y no puedo resistir el impulso de contestar. Espero ser constructivo.

    El día que las grandes compañías encuentren el medio de cobrar por el entretenimiento que genera culparles de todos los males del mundo (o al menos los de su sector), lograran crear un mercado de entretenimiento que ríete tú del de los videojuegos.

    Por supuesto que Telefónica (pero también Microsoft, IBM, la General Motors o Carrefour) son culpables de la mayor parte de los problemas que aquejan a sus sectores. Por algo son quienes los lideran. Permíteme que utilice con una comparativa del mundo animal: el tiburón. Todo el mundo le teme, aunque nos lo comemos (en sopa de aleta o como cazón “adobao”), es un depredador sanguinario, y no se cuantas cosas (todas malas) más. La rémora, sin embargo, es un pececillo con rayas encantador, que no le hace daño a nadie. Los dos peces comen lo mismo, pero solo uno de ellos es quien busca la comida. Precisamente por eso es tan fácil denostarlo. Una vez más se cumple la máxima de que solo quien actúa puede cometer equivocaciones.

    Otra razón es que Telefónica era un monopolio. Es cierto. Los muy… Y nos cobran una cuota mensual exagerada, y el servicio es deficiente, y la atención deja mucho que desear, y… (añádase repertorio de quejas a gusto del sufrido consumidor). Y en todas esas reclamaciones tendremos razón. No lo dudo. Al fin y al cabo, yo también soy cliente suyo y Telefónica no me paga por defenderles (aunque no me importaría que lo hicieran, lo digo por si cuela). Lo único que quisiera que no se olvidara es que algunas de las otras operadoras son propiedad de otros ex-monopolios europeos. La colección de quejas que acumulan es igual (o mayor) que la de Telefónica, y su esfuerzo inversor es, como en el chiste, uno o ninguno.

    Buf. esto me está quedando muy largo, y quedan muchas cosas por tratar (UMTS/GPRS, Wimax, las Wifi municipales…). Y aunque la semana haya sido corta, yo ayer por la noche volví a jugar al fútbol-sala (más bien a perpetrarlo) despues de una larga lesión y, para que voy a negarlo, estoy un poco hecho polvo. Así que lo voy a dejar aquí. Por ahora, que a mi también me encanta el intercambio. De manera que esto lo seguimos, en Noticias.Com y en tu Blog.

    Un saludo: Eduardo

  • #003
    Santos - 6 mayo 2005 - 16:31

    Enrique.
    Coincido en todas tus apreciaciones.
    Me sería difícil, o imposible, mejorar tu exposición.
    Me limitaré a preguntar:
    ¿Si en otros países pueden, por qué aquí no?
    ¿Si la CMT la pagamos todos con nuestros impuestos, por qué se dedica a defender a las grandes empresas inmovilistas y no los intereses de los ciudadanos facilitando el máximo de competencia posible?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados