La resistencia al RFID, en Libertad Digital

Imagen Hace un par de días, El Mundo publicó un artículo, “Moda con radiofrecuencia“, sobre el proyecto de implantación de RFID que acababa de firmar la Asociación Textil de Galicia, el mayor hasta el momento en España, que yo recogí y comenté en este post. Pero ver la reacción en algunos medios que leo habitualmente y con algunos de cuyos autores mantengo una buena amistad (lo cual, por supuesto, no me impide polemizar… el día que dejemos de hacerlo, mala cosa), me inspiró para escribir este artículo sobre las resistencias ante las nuevas tecnologías en Libertad Digital, que acaba de salir hoy: “Cuentos de viejas“.

Lo que más me preocupa de reacciones como la de Kriptópolis, o de la postura permanente de sitios como SpyChips o Chip Espía es algo que escuché por primera vez a Carlos Sánchez Almeida: la llamada “criminalización de las herramientas“. Carlos lo aplicaba a la obsesión de legisladores y los proveedores de contenidos por criminalizar herramientas como el P2P o el software para duplicar o ripear CDs, que en sí no eran necesariamente herramientas delictivas, sino que simplemente “podían admitir” un uso delictivo. Carlos decía que el hombre se diferenciaba por ser un “ser constructor de herramientas”, y que criminalizar las herramientas era un atentado a la naturaleza humana. Haciendo un paralelismo con este razonamiento, me parece una actitud horrible criminalizar el RFID sólo porque, bajo determinadas circunstancias, podría convertirse en una tecnología capaz de amenazar la privacidad. Reaccionar a una implantación como la de las empresas de moda gallega con una frase como ésta,

“como siempre, se escudan en el control de stocks, pero cuando salgan de los almacenes y lleguen a sus tiendas empezarán a invadir nuestra intimidad”

es presuponer que los empresarios de ese sector son una especie de seres perversos cuyo libro de cabecera es, sin duda, el 1984 de George Orwell, y obsesionados por saber qué llevamos puesto en cada momento… un poco paranoico, ¿no? ¿Y si fuesen, simplemente, pacíficos responsables de empresas preocupados por optimizar su gestión de inventarios y sus sistemas de distribución? ¿Y si pretendiesen, simplemente, ofrecer más valor a sus distribuidores mediante una gestión más eficiente de los contenidos en las estanterías? ¿No es un poco duro criminalizar a todo un sector porque pretenda utilizar una tecnología? Un rápido paseo por páginas como Spychips nos demuestra de qué estamos hablando: boicots a empresas de todo tipo que utilizan RFID, protestas en la Metro Future Store (que utilizo constantemente en mis clases), movimientos contra Tesco

Lo siento, pero me ofende poderosamente ver a personas y sitios web de marcado carácter pro-tecnológico y a los que tengo cierto cariño tomando el papel de frenos al desarrollo de nuevas tecnologías. Si dentro de un tiempo, con la implantación ya desarrollada y probada, se detecta que algún empresario desaprensivo está utilizando la tecnología para cosas que atenten contra nuestra privacidad, entonces, y sólo entonces, será el momento de alzarse en insurrección contra la empresa, y de hacerlo además con todas las armas a nuestro alcance. Pero hacerlo antes de que la tecnología esté siquiera implantada me parece, como digo en el artículo, puros temores de cuentos de viejas.

14 comentarios

  • #001
    Consultor Anónimo - 3 Marzo 2005 - 10:54

    Yo les haría una reflexión a esta gente: aun poniéndonos en el peor de los casos, en el que la tecnología fuese usada de manera “perversíiiisima” para conocer los gustos, las prendas que más se llevan, etc… ¿qué diferencia habría con los actuales sistemas de conocimiento? Focus groups, estudios de mercado, encuestas, “cazadores de tendencias”, etc, etc… los objetivos serían los mismos, los resultados prácticamente también.

    Y bueno, que yo sepa, un chip de este tipo identificaría a la prenda, pero no a la persona… no afectaría a la “privacidad”.

    No sé, a veces pienso que hay gente que, como se dice vulgarmente, “se la coge con papel de fumar”. De ahí a la demagogia hay un paso…

    Me recuerda a un capítulo de los Simpson, en el que Bart se volvía paranoico pensando que la Asociación Nacional de Baseball tenía un satélite con el que espiaba a todos los ciudadanos para venderles productos de merchandising… lo peor es que al final era verdad!! :)

  • #002
    A.A. (Alumno Anónimo) - 3 Marzo 2005 - 12:16

    Yo aún no se cómo clasificar esta tecnología… me explico. En cuanto a cómo pueden afectar a mi vida, veo dos tipos de tecnologías:
    -nunca tendrán éxito. Por ejemplo, los formatos de audio inexpugnables.
    -no podemos hacer nada y nos pueden manipular. Por ejemplo, la publicidad subliminal (la cantidad de información a revisar excede con creces la potencia de cálculo que se le podría dedicar).

    En realidad, las dos son lo mismo, ya que para las discográficas, el primer caso es aquel en el que no pueden hacer nada…
    Si tienes miedo a que te sigan por tu camiseta, no tienes más que intercambiar la ropa con alguien (práctica no tan extraña). Por no decir que los chips no suelen ser resistentes al agua… Además, si no son capaces de hacer un móvil que funcione durante dos años, ¿qué van a hacer con algo a lo que se le supone un tiempo de vida más corto?

    Creo que queda claro que estoy totalmente de acuerdo con Enrique, estoy a favor del progreso. Pero mantengo la duda… Es como “el comparador de código” con el que nos amenazan los profesores. No creemos que exista, pero si tuviésemos que diseñarlo, ¿podríamos?

  • #003
    Albert - 3 Marzo 2005 - 13:08

    Al menos aquí no hay argumentos éticos o religiosos ;) o bueno, directamente religiosos… por lo tanto no creo que lo frenen por 4 freaks.

  • #004
    Enrique Peñarroja - 3 Marzo 2005 - 13:15

    A los que siempre gritan “¡Que viene el Lobo¡” jamas se les a ocurrido pensar que sería mejor enseñarle a tocar el timbre de la puerta.

    De la misma forma aquí hemos criminalizado siempre el medio o la herramienta, en lugar de la persona que la usa. Es una mezcla de miedo a lo desconocido y de educación.

    Ya sabeis que es mucho mas barato prohibir que educar.

    Salud a todos

  • #005
    Dem - 3 Marzo 2005 - 14:46

    No creo que nadie pretenda prohibir en serio el RFID. Es inevitable. Pero no está de más vigilar una tecnología que puede llegar a ser muy intrusiva y mantener el estado de alerta naranja para no tener que lamentar.

    ¿RFID? Sí, pero muy controlado. Que se indique perfectamente qué productos lo llevan y dónde. Que se asegure que no se vincula el ID de los objetos al comprador. Etcétera.

  • #006
    serra - 3 Marzo 2005 - 18:32

    El RFID es inevitable, pero invade nuestra intimidad.

    Las etiquetas se colocarán para controlar stocks, inevitablemente algun gran supermercado se dará cuenta que tambien para identificar el producto en el momento de pasar por caja.

    Tambien pensarán que se podría utilizar para para evitar “robos o sustracciones” de dichos grandes almacenes. POr lo que las etiquetas se colocarían en lugares poco probables de ser retiradas. En algunos productos incluidos en envase, en otros dentro del propio producto, vease articulos que refieren a etiquetas dentro de las suelas de los zapatos.

    Cuando dichas etiquetas no puedan ser retiradas, cualquiera podrá identificar que llevas ese tipo de producto. Por ejemplo al entrar en una tienda de la competencia, no quiero que sepan que llevo calzoncillos calvin klain.

    Mientras tanto las empresas que se dedican a la recogida de basuras, podrán instalar lectores RFID en sus camiones y comprobar por las etiquetas que es lo que consumen la gente a la que les estan recogiendo la basura. Si llegan a acuerdos con los supermercados podrían cruzar los datos y ver cuando se compró y cuando se consumió, obteniendo habitos de consumo.

    Finalmente, si dicho supermercado le da por asociar a una tarjeta de credito los productos comprados, sabrá quien soy.

    Incluso podría saber por los zapatos les compré, a los cuales no he podido quitar esa etiquet RFID, mi habitos de consumo.

    Llamame paranoico, pero si yo ya lo he pensado, porque no un propietario de un supermercado. Habría que vigilar la implantación y hacer leyes que garanticen la privacidad.

  • #007
    Gama - 3 Marzo 2005 - 20:32

    ¿No estamos sobre-estimando las posibilidades de la RFID?

    Hoy por hoy no permite hacer tantas cosas como se dice que hace, por mucho que los fabricantes y los grandes promotores nos digan que ya está en marcha. Las limitaciones por la variedad de estándares, la proximidad del metal, la baja distancia de lectura, … suponen un bajo peligro para nuestra privacidad, en mi opinión.

    Aún así, me parece importante que haya grupos que hagan ruido y nos recuerden que hay que tener cuidado con ciertas actividades.

  • #008
    serra - 4 Marzo 2005 - 09:24

    Hace poco mas de 10 años, yo me conectaba a las BBS con un modem de 1200 o 2400 baudios, el disco duro mas “gordo” era de 1 Gb y mi Amstrad PC1512 con procesador 8086 de 8 Mhz era lo mas moderno del mercado.

    Puede que estemos sobre-estimando las posibilidades que hoy en dia ofrece el RFID, pero la investigación de nuevas tecnologías haran que las distancias se queden cortas, que las bases de datos sean mas potentes, que …

    En fin que nuestra intención por “demonizar” una tecnología no es solo con la intención por ponernos en contra de ella. Sino que hay que asegurarse que se añadan a dicha tecnología la posiblidad de “apagar” dichos emisores, respetando al maximo la privacidad de cada persona.

    No quiero que cuando compro algo, la tienda de la competencia, por el simple hecho de acercarme a su escaparate, sepan que no llevo ningún producto suyo.

  • #009
    Xosé Manuel Meijome - 5 Marzo 2005 - 12:04

    Miren; a mi esto me preocupa porque todos esos datos se almacenan en bases que se pueden cruzar unas con otras…. Una prenda con RDIF es comprada con una Trajeta y… ya sabemos quien compró tal prenda en tal sitio.De hecho actualmente ya se puede saber quien compra qué cruzando datos… La detección a distancia del chip RDIF permitiría identificar a la prenda=individuo (?) en cualquier parte.

    La utilización de una identificación permanente y a distáncia de un bien de consumo DEBE ser conocida por el consumidor. Y creo que no es paranoia; es defensa de la intimidad. No comparto las campañas de boikot, pero creo que los consumidores debemos EXIGIR que esos chips se desactiven en el momento de la compra.

  • #010
    Enrique Dans - 5 Marzo 2005 - 15:10

    Non e verdade, Xose Manuel. Las bases de datos no se pueden cruzar unas con otras. Únicamente dentro de una misma empresa, y no pueden almacenarse datos personales sin consentimiento previo del interesando. España tiene la legislación más histérica del mundo en cuanto a protección de la privacidad, tenedlo en cuenta. Lo normal, aunque carezco de datos al respecto en este caso en concreto, será que las empresas de moda gallega simplemente pongan una etiqueta de papel con una pegatina RFID en ella, etiqueta que por supuesto se quitará al llegar a casa como se hace con todas las demás. Me extrañaría una barbaridad pensar que los empresarios gallegos estén pensando de verdad en convertirse en el próximo Gran Hermano, o que se hayan metido por los ojos una sesión contínua de Minority Report… Lo siento, pero lo sigo viendo un puro cuento de viejas.

  • #011
    Gama - 5 Marzo 2005 - 20:41

    Siguiendo con el razonamiento de Enrique, para mi el tema de la RFID en la ropa tiene como principal (casi diría único) objetivo la mejora de la competitividad de la empresa. reduciendo los costes logísticos.
    Ese era el objetivo de Benetton y tuvo que dar marcha atrás por las presiones de los grupos de derechos civiles, lo que no me parece mal del todo, pero que, de establecerse como norma, nos puede llevar a perder muchos empleos sencillamente porque queremos eliminar cualquier posibilidad de que alguien entre en nuestra privacidad. El tag se elimina sencillamente sabiendo dónde está para poder pegarle un corte y santaspacuas (con los zapatos no se puede, por cierto).
    Por otro lado, ¿alguien ha intentado calcular el volumen de base de datos necesario para almacenar toda la información que permitiría a las empresas entrar eficazmente en nuestra privacidad? ¿Y el ancho de banda necesario en cada tienda para comunicarse con la central y recoger la información? ¿Y el tamaño de los servidores? Yo no lo he hecho, pero no creo que sean sistemas ni pequeños ni baratos.

  • #012
    Jose Botero - 8 Marzo 2005 - 01:38

    Hola Enrique:

    Aprovecho la oportunidad para felicitarte por tu excelente blog.
    Te comento que en nuestro pais (Venezuela) un diputado de la asamblea nacional se atrevió a decir en televisión hace un poco mas de un año que Directv (tv por cable) espiaba a sus usuarios a través de la tv. ?? Qué te parece!! Esto me pareció que tiene mucho que ver con lo que mencionas aquí dado que el individuo no sabe lo que dice.

    Saludos

  • #013
    Yo - 15 Marzo 2005 - 12:00

    Enrique, si que se puede subreticiamente. Me consta…

  • #014
    Enrique Dans - 15 Marzo 2005 - 15:12

    Sí, técnicamente por supuesto. Y mientras no te vea nadie, obviamente, puedes hacer lo que quieras. Pero cuando un cliente proteste por algo y se vea que la única manera de haber llegado a ese dato es a través del cruce de determinadas variables de diferentes bases de datos, y de datos que están almacenados sin consentimiento del uruario, ya verás tú… La APD va a comisión, y adoran esas cosas…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados