Internet y la calidad de servicio

Casi no se nota, pero he cambiado la herramienta que utilizaba para mantener mi blogroll, esa lista titulada “Cosas que leo…” que aparece en la parte izquierda de la pantalla. Desde el principio de los tiempos utilizaba Blogrolling, una herramienta que te permitía mantener tu lista, asignar prioridades y añadir sitios a la lista desde el navegador. Sin embargo, me estaba causando varios problemas: uno de ellos estuvo influenciando, estos últimos días, la velocidad con la que se cargaba esta página, que en ocasiones se quedaba “colgada” en una pantalla previa con la cabecera, en la que no se podían leer los posts. Espero que ahora notéis un tiempo de carga más eficiente. El otro problema era de desfase. Tenía varios blogs que leo habitualmente metidos en Bloglines, que nunca me acordaba de pasar a Blogrolling. Está claro, mantener listas de cosas en varios sitios diferentes genera una esquizofrenia difícil de llevar. ¿La solución? Utilizar el mismo Bloglines para construir el blogroll. Como resultado, notaréis varias “apariciones” nuevas en la lista y cambios de orden (he reordenado en alfabético).

El leve cambio, casi imperceptible para quien no se fije mucho, me ha llevado a pensar en la escasa fidelidad y tolerancia que tenemos hacia las herramientas. Vaya por delante que yo soy de esos “clientes emotivos”, que “se encariñan” con cosas o personas con las que resulta profundamente absurdo encariñarse, pero que le vamos a hacer, soy así. Puedo mantener un montón de tiempo una cuenta en un sitio que me trate de pena simplemente porque me cae bien una persona, porque forma parte de algún tipo de tradición personal, o porque me evoca algo que me genera sentimientos positivos. Sin embargo, aquí estoy, acabo de abandonar Blogrolling porque sus servidores han estado “flojos” en calidad de servicio durante un par de días. De no haber influido en el tiempo de carga de mi página, seguramente no me habría planteado el cambio, aunque de hecho Bloglines tiene para mí muchas ventajas. Hace no mucho, abandoné Enetation, mi sistema de comentarios, y me vine a Haloscan por un problema de indexación que duró una semana, y que el webmaster de Enetation, habitualmente majísimo, tardó un poco más de lo normal en solucionar. Misma situación, al cambiarme a Haloscan he ganado mucho – fiabilidad, trackback, ausencia (por ahora) de spam – pero no me habría cambiado de no ser por la caída, aunque fuese momentánea, de la calidad de servicio.

Está claro: en un sitio como Internet, donde hay competidores a un click de distancia, tu calidad de servicio tiene que ser impecable y consistente. Si no, pasa lo que pasa…

5 comentarios

  • #001
    Pablo Martínez-Almeida - 4 Marzo 2005 - 08:43

    Enrique, te recomiendo que vayas a la pestaña Template Gallery > HTML y pulses Reset to Default template (si has hecho cambios guarda una versión). Haciéndolo debería empezar a mostrarse el botón de vista previa y a ocultar los emails de la gente que escribe. Prueba y vemos el resultado.

    Por cierto, aunque no tengo tanto tráfico, nunca he tenido spam en la cuenta. La verdad es que, hasta ahora, no he visto spam en ninguna cuenta de Haloscan (supongo que alguno habrá).

  • #002
    Pau Garcia i Quiles - 4 Marzo 2005 - 09:29

    Para variar, no estoy de acuerdo con Enrique :-D

    Los que cambiamos de herramienta/producto cuando la cosa falla un par de días somos los menos: los “usuarios avanzados”, los que tenemos (algo de) tiempo de ponernos a buscar y configurar otra e incluso disfrutamos con el proceso, etc.

    La mayoría de los usuarios, mi madre, mi novia, la vecina de enfrene -que usa Intenné para enviarle e-mails a su hijo que está de Erasmus en Noruega-, etc no cambiarán. Esos usuarios, que son el grueso, no abandonarán MSN Messenger aunque cada dos por tres ande caído. No cambiarán su correo de 2 MB Hotmail aunque les regales una cuenta de 1 GB de GMail. Y no digamos cambiar de Internet Explorer a Firefox, ni aunque les prometas que no tendrán más spyware: es un cambio complicadísimo para muchísima gente (aunque se puede hacer algo más suave usando el tema de IE para Mozilla).

  • #003
    A.A. - 4 Marzo 2005 - 09:29

    La diferencia, aparte de en tiempo de carga, la noté ayer, mientas le enseñaba a un amigo: mira este blog, es de uno que le va metiendo todo lo que pilla, así que lo utilizo como inspiración… por ejemplo, lo de los enlaces de blogrolling… ¡lo ha cambiado, antes era blogrolling! (cara de incompresión).

    La verdad es que en tu blog me he pasado casi tanto tiempo mirando cómo está hecha cada cosa como leyéndolo (llevo poco tiempo enganchado).

    Es de agradecer que, además de noticias frescas, nos ofrezcas también una perspectiva práctica de los distintos servicios.

  • #004
    A.A. - 4 Marzo 2005 - 09:34

    Pau, no acabo de estar de acuerdo contigo. Si la diferencia existe, la migración comienza. Mis amigos empezaron con un “si es personal, a hotmail, si ocupa mucho a gmail”. Luego descubrieron lo de organizar conversaciones y… si hotmail no hubiese ampliado la cuenta, hubiese perdido más gente.

    Por otra parte, ordenador que toco, ordenador que cambia a firefox. Y si no quieren cambiarse, les digo que la culpa de todos sus males está en el otro, y que si no cambian no les podré ayudar.

    En lo que sí estoy de acuerdo es que, por un mal servicio puntual, pocos cambiamos.

  • #005
    Agustín - 4 Marzo 2005 - 13:14

    Vaya Enrique, no había notado el cambio. Eso me pasa por entrar últimamente poco a comentar (mea culpa, falta de tiempo). Al leer por Bloglines no vi la diferencia.

    Con respecto al cambio, creo que sí se produce si la alternativa es buena y el coste de cambio no es elevado. Un ejemplo muy claro es Firefox. Todavía no conozco a nadie que lo haya probado y haya vuelto a Explorer…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados