Ariño, dos años despues

Hace ya mucho tiempo que utilizo el vídeo (en el weblog de Angel Puente) de la maravillosa experiencia organizada por Microsoft, en Ariño (Teruel) en casi todos mis cursos. La experiencia empezó hace aproximadamente dos años, la conocí a través de Luis Martín, de Microsoft, su principal promotor, y ya he comentado alguna otra vez sobre ella porque me pareció algo absolutamente galáctico. En El Navegante de hoy aparece un artículo de Pablo Romero sobre la experiencia de Ariño dos años después que está bastante interesante. Anteayer en el Senado se habló de este tipo de temas, y alguno de los senadores decía que el problema fundamental eran los profesores y la dificultad de formarlos en estas tecnologías. Pues francamente, no me lo parece. Todos los años varias veces al año me enfrento con aulas llenas de alumnos, muchos de ellos “tecnológicamente refractarios”, y al cabo de unas pocas sesiones están casi todos emocionados con el tema. Me encantaría tener un aula llena de profesores de primaria, un colectivo en el que, según mi experiencia y aunque habrá de todo, creo que predominan los profesionales vocacionales y entusiastas, y formarles en este tipo de temas. Me apostaría mi sueldo a que sería capaz de enamorarlos completamente. Claro, luego habría que tener la dotación presupuestaria adecuada como para llegar a las clases y que no hubiese que hacer sombras chinescas en plan “imaginaos si tuviéseis un ordenador”, y eso incluye el equipamiento, equipos de reserva, contrato de mantenimiento… una pasta.

Lo que sí tengo claro es que el valor que genera para la sociedad tener niños formados en este tipo de nuevas tecnologías me parece de verdad elevadísimo. No me importaría nada trabajar en un proyecto así.

2 comentarios

  • #001
    ARChies - 26 Febrero 2005 - 16:24

    La facilidad de aprendizaje de los niños es tan brutal que, si consiguiéramos enseñarles a entender y convivir usando la tecnología desde la infancia, muchos de ellos, sin ningún tipo de estudio superior informático, podrían dar lecciones a algunos ingenieros de ahora.

    Todavía recuerdo como me sorprendió ver a una niña de tres años que conozco en el camping cuando se acercó a nosotros (que estábamos con un portátil) y dijo . Así que, ni cortos ni perezosos, le pusimos el paint. ¡¡¡Menudo dominio del ratón y las barras de herramientas que tenía la criatura!!! Nos quedamos de piedra.

  • #002
    jose luis portela - 27 Febrero 2005 - 01:58

    Totalmente de acuerdo con la utilizacion de las nuevas tecnologías en la enseñanza, de echo ya en las escuelas de Ingeniería fue una revolucion cuando pudimos comenzar a utilizar hace años (90√?Ňús) las calculadoras programables.

    Unos comentarios; la tecnología es buena, pero nunca debe sustituir determinadas tareas que hacemos, como es aprender a hacer calculos matemáticos, escribir con bolígrafo y estas cosas, porque dichas tareas desarrolla nuestra inteligencia

    Y otro comentario mas, yo que soy de los afortunados que te ha tenido como profesor, soy un enamorado de tus presentaciones y como utilizar el PowerPoint para enseñar, ya que lo utilizas como instrumento y no como un fin, y por eso son tan buenas, de echo alguien que solo viese tus presentaciones sin escucharte, poco aprendería. Y sobre este tema me gustaría poner el ejemplo de edward de bono que en sus presentaciones no utiliza PowerPoint y dibuja su presentacion directamente sobre papel transparente y al igual que tus clases son fascinantes.

    En resumen la tecnología es muy buena, pero como todo se tiene que utilizar con un objetivo y no ser un objetivo en si misma.

    saludos

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados