AsiaLinux

ImagenMe llamó ayer mi amigo Pablo, de Expansión, para preguntarme acerca de la decisión de los gobiernos de China, Japón y Corea del Sur de unir esfueros para el desarrollo de un sistema operativo de código abierto. A la pregunta de porqué optar por Linux, la respuesta parece sencilla para alguien que, como yo, lleva años comprobando la eficiencia del peer-review system (el sistema de revisiones para publicar en una revista académica) en el mundo académico:

Este proceso “es más eficiente que si lo realizase una empresa por sí sola. Miles de personas están compartiendo conocimientos y experiencias en tiempo real y a gran velocidad.Y, además, todos tienen un mismo interés: que la aplicación esté completa y no tenga ninguna vulnerabilidad”.

En realidad, las motivaciones de los participantes en un proyecto de desarrollo ambicioso como este son, siguiendo a Weber, de seis tipos:

Arte y belleza: el programador cree en la belleza de las soluciones, intenta buscar las soluciones no sólo más eficientes, sino también más elegantes, en un equivalente al trabajo artístico.

Vocación: la vocación por su trabajo, la búsqueda de soluciones a sus propios problemas (“quiero un SO más estable, seguro, etc.”)

El “enemigo común”, la idea de defenderse de alguien que para ellos hace el mal, persigue fines incorrectos o no justificables, en este caso, Microsoft

Ego boosting, la posibilidad de ver tu nombre (y que otros lo vean) como integrante, participante, persona que ha aportado algo a esa iniciativa

Reputación, relacionado con lo anterior, es decir, interés por lo que otros piensen acerca de tus habilidades en tu trabajo

Identidad y pertenencia, la identificación con un grupo y una cultura concreta.

Esta serie de motivaciones son las que están llevando al éxito de iniciativas de software libre. Aunque algunas de estas motivaciones podían existir ya antes de la popularización de Internet, para llevarlas a cabo era necesario recurrir a medios peregrinos, como diskettes enviados por correo, viajes, etc. Internet, al reducir los costes de transacción (como comentabamos el otro día), hace posible que esas vocaciones se articulen y den como resultado un proceso creativo como el que estamos viendo. Ahora bien, muchas de estas motivaciones funcionan y son alentadsa por las reacciones de Microsoft… habrá que ver que ocurre cuando son otras empresas (IBM, Novell, etc.) las que intentan capitalizar esos esfuerzos.

La pregunta verdaderamente buena, que Pablo no ha sacado en este artículo pero me da la impresión que se reserva para otro, es la de qué puede hacer Microsoft ante la proliferación de iniciativas de este tipo. La línea fundamental de mi respuesta es que una vez comprobado que la estrategia FUD (Fear, Uncertainty and Doubt, es decir, esparcir miedo, incertidumbre y dudas) no sólo no funciona, sino que es incluso peor, Microsoft ha pasado, en mi impresión, a una segunda fase: la de suponer que es incluso mejor no ser la única alternativa. La tercera fase, aventurando, es el intento de aprender de tu oponente: tal vez Microsoft pueda, con la inteligencia adecuada, conseguir incorporar un proceso de desarrollo como el del Linux de hoy, que se ha demostrado más eficiente que el suyo propio, en su propia estructura. La forma y las posibilidades de hacerlo serán objeto, en breve, de otro de mis artículos…

5 comentarios

  • #001
    Xele - 19 agosto 2004 - 09:01

    Además de por las ventajas del peer-review system, que garantiza especialemtne rapidez y robustez final del sistema, posiblemente los gobiernos de China, Japón y Corea del Sur tengan también otros intereses en cuenta para decidir desarrollar un sistema operativo de código abierto.

    Estos intereses pueden basarse en evitar la existencia de cajas negras en las que se desconoce lo que ocurre, en ser tecnológicamente independientes sin tener que depender de la buena fe de cualquier proveedor o gobierno, y la de crear un tejido industrial local que genere riqueza para dichos países.

    Además de las motivaciones de Weber para justificar la participación altruista de desarrolladores, me gustaría señalar que en muchos proyectos abiertos, hay desarrolladores que cobran por su trabajo, independientemente si coordinan y facilitan como si programan. Así pues, seguramente, estas motivaciones altruistas se complementarán con las salariales en varias ocasiones.

    Finalmente respecto a la reacción de Microsoft, señalar que además de generar confusión FUD, de reconocer que es mejor no ser el único ofertante y de aprender de este nuevo modelo de desarrollo del soft, como ha realizado liberando parte del código de algunos de sus programas, Microsoft está contratando un montón de especialistas en aspectos legales y de explotación del software para presionar o chantajear a gobiernos (maoyres prescriptores del soft) con el tema de las patentes.

  • #002
    Enrique Dans - 19 agosto 2004 - 09:32

    El tema de las cajas negras fue uno de los que me comentó Pablo, efectivamente, y de hecho lo ha sacado en el artículo. Mi contestación, sin embargo, fue que en ese sentido, cuando un gobierno no ha querido poner sus asuntos en manos de un sistema de código cerrado (como China, que sostiene que “sus sistemas ‘powered by Microsoft’ podrían dejar de funcionar si deciden, por ejemplo, atacar Taiwan), la decisión de Microsoft ha sido la de, con los acuerdos de confidencialidad correspondientes, abrir el código a ese gobierno en particular. No sé, puedo ver relativamente razonable que un gobierno no quiera trabajar sobre una herramienta cerrada que no puede controlar, pero de ahí a pensar, al estilo chino, que Microsoft tiene una puerta trasera para apagar sus sistemas, me parece un poco Lex Luthor, el malo de Superman…

    Por cierto, interesante la noticia de IBM de hoy… procesan a SCO por infringir la licencia GPL. Otra evidencia del desastre de la estrategia FUD…

  • #003
    Xele - 20 agosto 2004 - 09:15

    Es cierto, el caso SCO Vs. IBM e IBM Vs. SCO está al pil-pil!!!!!! Primera demanda por incumplimiento de la GPL.

    Primero SCO Group (ex Caldera)inicia una demanda contra IBM, por violación de derechos de autor e incumplimiento de contrato, en relación a ciertos módulos de software incorporados a la versión 2.4 de GNU/Linux. 4 meses después, IBM contrademanda a SCO por interferencia en sus negocios, violación de la licencia GNU GPL y vilocaión de patente. Ya que éramos pocos, parió la abuela; ya que empresas involucradas en la distribución y soporte del sistema operativo Linux, como Red Hat, inicia también una demanda contra SCO por competencia desleal y publicidad engañosa. Ostias para todos!!!!

    Respecto al tema de la confidencialidad para abrir código para un gobierno particular. 1- Tengo entendido que el código liberado no es la totalidad del código licenciado, por lo que todavía nos hallaríamos ante una caja negra. 2- El Gobierno (al igual que las empresas) está obligado por ley (LOPD) a guardar los datos de sus ciudadanos (clientes) de manera segura. Más teniendo en cuenta la importancia y privacidad de los datos con los que el Gobierno tiene. Si no tiene el código, está ante una caja negra, y el desconocimiento de la misma hace que no se ofrezca a la ciudadanía la garantía de privacidad que le corresponde. 3- Personalmente dudo del concepto de puerta cerrada, Lex Luthor ;-)), pero tener el control de la herrameinta es fundamental para Todos (y como no, para los Gobiernos). Asocio el control a las libertades que ofrece el software libre; ejecutar, estudiar, modificar y redistribuir.

  • #004
    Carlos - 25 octubre 2004 - 22:37

    ¿Por qué siempre te refieres al “Open Source” y nunca al “Software Libre”? Entiendo como “Open Source” el modelo de desarrollo de software que publica el código fuente del mismo.

    Supongo que sabrás que un programa con licencia “Open Source” no proporciona necesariamente la libertad legal de poder usarlo, modificarlo, y redistribuirlo. Si no consideras estas condiciones, un programa puede seguir siendo “Open Source” pero no se beneficiará de las ventajas del desarrollo distribuido, interesado y auténtico que caracteriza a los programas libres existentes en la actualidad.

    A ver si puedes explicármelo, por favor.

  • #005
    Enrique Dans - 25 octubre 2004 - 23:35

    No es idea mía… prefiero el término siguiendo a Weber, que considera el Free Software un subconjunto dentro del Open Source. Es decir, la licencia Open Source tiene diferentes términos y posibilidades de restricción, y la menos restrictiva de todas correspondería al software libre. Es como las licencias de Creative Commons, por poner otro ejemplo. Simplemente uso de forma más habitual Open Source por ser un término más inclusivo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados