La caja negra

Sí, ya sé que no valoro mi privacidad, que soy un technology freak, que tengo un puerto Wi-Fi detrás de la oreja derecha y todo eso… Pero este artículo me ha encantado. Viene de uno de los Departamentos de I+D de Microsoft, que aunque algunos se crean que últimamente toda la investigación la hacen los del software libre, no es así… Si piden voluntarios, me apunto corriendo. En línea con un tema que me apasiona: la IP personal. Imaginaros un mundo en el que yo llevo un DNI provisto de un chip RFID, mío personal, y que puedo programar todas mis pertenencias (mi coche, mi casa, mi despacho, etc.) para que reconozcan mi IP y se abran cuando yo me acerco y acciono una puerta, o un botón de arranque, etc. ¿Quiero dejarle el coche a un amigo? Le doy de alta en una página, y según se acerca a mi coche, abre la puerta, y ésta se abre sin rechistar. le da a un botón, y el coche se enciende.

Obviamente, a nadie le apetece salir a la carretera, y que por haber ido demasiado rápido en un sitio, te llegue automáticamente una multa a tu cuenta… sí, a mí también me gusta correr, pero a efectos de seguridad y cumplimiento de la ley, que digo yo que estará para algo, sería lo lógico. Como lo podría ser que un residente ilegal sin DNI simplemente no pudiese hacer nada, ni abrir puertas, ni entrar en ningún sitio, por falta de permisos, ¿no?

Ojo: no digo que mi mundo ideal sea así. Seguramente no. Pero que muchas de esas cosas, ya disponibles tecnológicamente, podrían incrementar la calidad de vida, la seguridad y el bienestar, seguro. Convenientemente reguladas, claro. Pero eso da para otra conversación muy larga.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados