El mito de la inmortalidad

Ojo… hoy tengo el día filosófico, y este post va a tener mucho de “droga dura”. Impresionables, abstenerse.

Este es un tema al que llevo dándole vueltas mucho tiempo, y que me parece absolutamente fascinante: ¿Qué somos realmente? ¿Tiene algo que ver lo que yo soy con los ciento noventa y tres centímetros que mido, los ochenta y cinco kilos que peso o los porcentajes de grasa, proteínas, agua y tejidos varios que me adornan? ¿O tal vez sería más adecuado representarme mediante la recolección de conocimientos, experiencias, recuerdos, vivencias y sensaciones que poseo, que he ido adquiriendo a lo largo de ya casi treinta y nueve años? Pero claro, puestos en este plan… ¿Qué son realmente todos esos conocimientos, experiencias, recuerdos, vivencias y sensaciones? En realidad, todas esas cosas residen en una pequeña parte de mi cuerpo, un 3% de mi masa corporal, que, sin embargo, consume un 20% de mi energía: el cerebro.

¿Dónde en el cerebro? Un recuerdo no es ni más ni menos que una corriente eléctrica circulando de manera redundante a lo largo de un circuito neuronal. Una serie de sinapsis neuronales, de descargas eléctricas en secuencias ordenadas, siguiendo una pauta discernible. Mientras esta corriente se mantiene en circulación, el recuerdo persiste. Pero si dejamos de evocar, de activar el recuerdo, el recuerdo desaparece. Lo olvidamos. La sustitución es escasa, porque el número de neuronas es tan grande que las posibilidades de establecimiento de circuitos son casi infinitas. La noticia de que un equipo de científicos de mi querida UCLA han descubierto el lugar donde viven los recuerdos me ha animado a escribir sobre esta idea, a la que ya os digo que llevaba tiempo dando vueltas…

No tengo demasiadas dudas de que si el trasplante de cerebro fuese posible, el ser creado al implantar mi cerebro en otro cuerpo, el “Frankenriquenstein”, sería, de entrada, yo mismo. La diferencia vendría cuando ese ser se levantase de la camilla y empezase a adquirir nuevas experiencias: obviamente, no es lo mismo experimentar el mundo con ciento noventa y tres centímetros puestos en pie, que si no levantase más de metro y medio, o si tuviese que arrastrar ciento cincuenta kilos, por nombrar algunas características básicas. O si mi masa muscular o mi coordinación, por ejemplo, me permitiesen hacer cosas que este cuerpo no me permite hacer. Al final, el cuerpo es lo que determina mi interacción con el mundo, o, en gran medida, con las personas que me rodean. Pero los recuerdos, los conocimientos y todo lo que realmente hace que yo sea yo son, al fin y al cabo, impulsos eléctricos codificables, unos y ceros en un inmenso circuito.

¿Qué ocurriría si toda esa inmensa serie de circuitos eléctricos pudiesen ser reproducidos en un equivalente artificial, y las corrientes que los inervan recreadas de la misma manera que las que en este momento recorren mi cerebro? El resultado, seguramente, sería una especie de foto fija de lo que yo soy en ese momento. Sin capacidad de adquirir experiencias nuevas si no se le equipa con capacidades sensoriales, pero ni siquiera es imposible pensar en ello… algunos de los sentidos ya se encuentran fielmente reproducidos por la tecnología. Sería como el estado cero que sigue al trasplante cerebral. A partir de ahí, el “cerebro artificial” podría empezar a adquirir experiencias, seguramente diferentes, basadas en sus nuevas capacidades sensoriales, o en sus posibilidades de adquirir conocimientos de otros sitios. Un cerebro electrónico, con todos mis conocimientos, experiencias y capacidades actuales, y que sesgruiría siendo capaz de irse a CNN.com a ver las noticias para seguir estando al día.

Es lo más cerca que he estado de imaginarme el mito de la inmortalidad.

5 comentarios

  • #001
    cubis - 9 mayo 2004 - 22:43

    Realmente es un tema complejo… A lo mejor el día que uno “muere” físicamente sepa que es lo que realmente pasa con nuestro cuerpo o que somos.. a mi me enigma esto, me parece un poco complejo.. bueno, quizá demasiado pero vamos.. aunque la filosofía es algo complejo es realmente interesante, sólo que…. Si te entras en ella lo más seguro esque ya no puedas salir, vas a querer encontrarle el fondo a todo, por eso siento algo de miedo frente a la filosofía.. A veces es mejor no acomplejarse tanto.

  • #002
    Félix - 10 mayo 2004 - 18:33

    Si, es un tema rallante que ya lo griegos pusieron en tela de juicio. Pues imagina que consiguen crear un duplicado de nosotros mismos, de alguna forma eso nos aseguría la inmortalidad. Pero esa copia a pesar de ser yo mismo, realmente no lo sería. Es decir, es como si cogen a mi ‘yo’ y lo cambian de lugar. ¿Sigo siendo yo? ¿Que soy yo realmente? ¿Mi cerebro? ¿El contenido de mi cerebro? En esencia, supongo que mi ‘yo’ es un conjunto de materia gris que se desarrolla durante años hasta que le llega su final. ¿Si ese final no llegara hasta donde podríamos llegar? ¿Evolucionaríamos más rápido?

  • #003
    Pablo - 27 noviembre 2007 - 20:28

    Para ser quienes somos necesitamos de un cuerpo capaz de almacenar informacion la cual nos permite guiarnos en la vida ,, y despues …….. nada

  • #004
    carlos - 29 mayo 2009 - 19:08

    el ser humano es egoista por naturaleza,tranquilo el dia que se pueda trasvasar nuestro yo psiquico a una plataforma artificial ni tu ni yo estaremos a su alcance,vamos para que te hagas una idea,viajes espaciales quien se lo puede pagar,mientras tanto soñemos que es gratis,veras creo que si es posible.hay que crear un cerebro mitad electronico y celulas artificiales con el mismo patron del individuo y listas y preparadas para recopilar toda la informacion que transita en la zona neuronal que nos define a cada uno.las celulas han de imitar un ritmo secuencial una y otra vez durante un tiempo indeterminado hasta que sea una imitacion exacta del cerebro a imitar.mediante unos sensores instalados en una almuhada y conectados a ese cerebro artificial ira recopilando datos neuronales de lo que ahi se produzca incluidos sueños,fovias,temores y cualquier tipo de trafico neuronal con el proposito de que las celulas artificiales graven ritmos con distintas ondas de comportamiento sin distincion con el fin de copiar una replica exacta.la parte electronica ira recogiendo datos clasificandolos y enviandolos a distintas zonas y que dichas zonas grabaran esa informacion compartiendo la informacion y aprendiendo entre ellas una compatibilidad idonea.las celulas en principio se crearian partiendo de celulas vivas del individuo y posteriormente tratadas se pegarian en una especie de gel que conserve esas celulas y aisladas de todo para que imite un ambiente parecido al de verdad.creo que algun dia se conseguira y me pregunto si el dia que se consiga si se le vera como persona duplicada,como maquina,como robot,o como nueva especie a encerrar en un zoo para divertimento de nuestros hijos,si tendria derechos tales como seguir con su patrimonio obtenido en vida si se le respetaria sus decisiones hasta el punto de hacer un deseo o mandato y que se materialice por un humano vivo,otra parte seria quien podria optar a tal avance cientifico,un asesino podria ser duplicado,un perturbado tambien,y un senofogo etc,etc,quienes serian los candidatos ante tal avance cientifico porque habria que recurrir a algun mandato divino de algun dios electronico para convencer a muchos miles de millones de personas de que esta tecnologia no seria aplicada a ninguna persona que tenga ciertos fallitos a nivel etico y moral.si yo soy duplicado mi hijo me reconoceria como padre o como robot,mi mujer se podria casar con un vivo o seguiria casada,podria votar en unas elecciones,tendria algun tipo de sancion por lo que digese o manifestase guste o no,y claro con una nota de humor podria elegir si ser hombre o mujer,vamos que si estando de forma fisica ya de porsi es lioso como para añadir una nueva especie sintetica de homo-sapiens.para terminar lo unico que se me ocurre seria que me dupliquen me coloquen en un cohete y me manden a los confines del universo a esplorar y a olvidar a esta raza humana que dudo que este preparada para tal acontecimiento cientifico y que con suerte me encontraria con algun tipo de inteligencia y que seguro que me acogeria con asombro y respeto ocupando un hueco entre ellos,juli berner no llego a ver su sueño y no se que me da que yo tampoco.un saludo

  • #005
    carlos - 29 mayo 2009 - 20:59

    existe realmente el tiempo,es de necesaria invencion por no poder desarrollar nuestra sociedad de modo diferente y no arrastrar nuestra vida a tal invento que nos condiciona a pensar como pensamos,me explico si yo me encierro en una habitacion totalmente a oscuras como puedo determinar el tiempo,por mi relog biologico?ya que no tengo ningun punto de luz,creo que la luz nos da la percepcion del tiempo,gracias a ella podemos desarrollar algo,mientras que sin ella no se percibe el paso del tiempo.imaginemonos trasladar dicho ejemplo al espacio exterior,quitemos todo y dejemoslo a oscuras,bien,donde estoy hacia donde me dirijo,inicihemos un desplazamiento en una direccion y al detenernos nos parecera no habernos movido,ahora pongamos un punto de luz a nuestras espaldas y girandonos de repente la luz entra por nuestros ojos,y nuestro cerebro comienza a tener informacion ,eso es tiempo,creo que no si no un punto de referencia al iniciar camino hacia la luz comienza a tener sensacion de movimiento y segun la distancia de la que me encuentre requerira una distancia tal que determinare de una forma u otra.el tiempo es una sensacion optica y no determina la verdad de lo que otras mentes nos lo han hecho aprender.el tiempo condiciona el pensamiento y al estar condicionado es dificil entender ciertos comportamientos del universo que se rige por patrones de energias y cantidad de materia solida y gaseosa por eso con el paso de nuestro tiempo y al evolucionar tecnologicamente aprendemos cosas nuevas que siempre han estado alli en un estado u otro trasformandose por la intervencion de grandes masas de energia que no se rigen por el tiempo si no por el desplazamiento desencadenando actividad en el universo por eso el universo se cataloga en millones de años para nosotros no para el que se desarroya en un patron al que creemos y que cuando inventamos una nueva maquina lo aprendido ya no vale o era de otra forma hasta que alguien se pare y no corra tanto en ser el primero y lo publique antes que su colega en el otro extremo del hemisferio.si se observa el universo con paciencia y sin protocolos estriptos que quizas nos retrase en ver lo que nos dice a diario otro gallo nos cantase.hay que escuchar y aprender de los demas si pero sin elevar a los altares ya que si obserbamos cualquier cosa y la comprendemos tardaremos menos en sonrreir por comprender casi todo.esto que explico es porque el tiempo es un condicionante que es valido para la actividad humana pero algo fastidioso para entender las cosas universales ya que nuestra existencia es muy corta como para dedicarla a entender todo lo que nos muestra el universo,por ultimo digo que el tiempo es relativo y que la cantidad de luz es la que nos llena mas o menos nuestra vida y si no apagemos el ordenador y haber que ocurre,un saludo y gracias,perdon por las faltas que las habra pero que no me determinan si soy o no culto eso no es lo importante y si lo es pues que pena y que perdida de energia, no de tiempo.gracias

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados