El Blog de Enrique Dans

Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué?

Escrito a las 7:06 pm
55

Recibo la enésima nota de prensa que me trae completamente al fresco y no responde en absoluto a mis intereses claramente declarados día sí y día también en mi blog personal. La envío al spam como hago habitualmente con el correo no deseado, masivo y que no me interesa, y de paso escribo en Twitter una actualización que dice “el porcentaje de correos electrónicos titulados ‘nota de prensa’ que paso a clasificar como spam crece de manera alarmante…”

Y me encuentro con dos personas que, en tono correcto, me preguntan cómo creo que debe hacerse entonces para informar a los medios desde los gabinetes de prensa de las empresas. Y para un blogger, eso huele claramente a oportunidad para escribir una entrada :-)

El primer error de concepto viene de que un “gabinete de prensa”, como su nombre indica, es para eso, para informar a la prensa. El País es prensa. El Mundo es prensa, como lo es La Voz de Galicia, o La Información, o 20 Minutos, o muchos más. Yo no soy prensa, soy un profesor que tiene un blog. Antonio Ortiz, aunque no le he preguntado, no es prensa, es un emprendedor y directivo de una empresa que tiene un blog llamado Error 500. Alvy, Nacho o Wicho, aunque tampoco les he preguntado, tampoco son prensa. Son tres aficionados a la tecnología y la cibercultura que se dedican a desarrollar empresas en la red o a dirigir el área de tecnología de los museos coruñeses; además de escribir en un blog llamado Microsiervos. No, que ambos tengan más páginas vistas que copias venden algunos diarios regionales o que su contenido se incluya en la edición de algún medio no cambia la cosa: hablamos de personas que se dedican a varias cosas, y que por el hecho de tener una página en la red, se encuentran con que los incluís en un conjunto al que no pertenecen. Una empresa con decenas de trabajadores dedicada a la comunicación no tiene nada que ver con un blogger, aunque la base de datos que utilizáis os digan que son lo mismo. Es mentira.

Además, puede haber cien mil blogs más adecuados para recibir vuestra comunicación, aunque no estén en ningún “Top 100″, porque la red permite subdividir los intereses hasta el límite. Todos somos frikis de algo, solo tienes que encontrar a los que lo son de las cosas que tú cuentas, e intentar hablar con ellos. Educadamente, no asaltando su buzón. Cualquiera de ellos, si les interesase lo que les enviáis, podría sencillamente contactar con vosotros y solicitar el envío de noticias relacionadas con vuestra actividad, y si lo ha hecho,  genial. Si no lo ha hecho, por favor… dejad de enviárselas. Aunque, en realidad, es más que posible que no las estén viendo y que se vayan directamente a su carpeta de spam, a donde se irá también por extensión cualquier otra posible comunicación desde vuestra empresa o agencia que potencialmente sí podría llegar a tener interés. Es así de sencillo, no es nada personal: si una empresa me dice cosas que no me interesan cada vez que se comunica conmigo, procuraré no comunicarme con ella. No, no somos “especialitos”. No somos raros. No somos frikis (o sí, pero a mucha honra :-) Simplemente nos gusta que se nos trate como lo que somos, no como otra cosa. Si no soy un medio, por favor, no me trates como a uno, trátame como lo que soy.

Con total sinceridad y sin ningún ánimo de molestar: que un directivo haya sido promocionado o que os hayan dado el premio del certamen de nosequé, aunque en vuestra empresa os parezca la novena maravilla del mundo, no suele interesarnos. Que Gartner os haya puesto en su cuadrante mágico no nos dice nada. Y si nos lo dice, ya nos habremos encontrado la manera de estar enterados de ello sin que nos lo enviéis. Si sois de las empresas que consideramos interesante seguir, ya os estaremos siguiendo. Y si no, que nos acoséis a envíos no va a conseguir que lo seáis.

En segundo lugar, la definición de “gabinete de prensa”. En el escenario actual, toda la empresa, desde el primer trabajador hasta el último, forma parte de un gabinete de comunicación cada vez que dice “trabajo aquí”. Lo diga en Facebook, en Twitter o en un bar. Si tu empresa tiene un “gabinete de prensa”, ya solo eso quiere decir que su concepto de la comunicación está anticuado. Enviar notas de prensa de manera masiva a muchos destinatarios está anticuado. En la mayor parte de las ocasiones, esas notas de prensa van a la papelera, si no resulta que coinciden con la necesidad de un periodista con pocas ganas de trabajar que tiene que llenar un hueco. Porque si de verdad le interesase, tomaría vuestra nota, intentaría descifrar el idioma “compañés”, se documentarían, harían eso que se llama “cut out the corporate bullshit”, y escribirían sobre lo que realmente decís y por qué lo decís. Cuando se publica vuestra nota sin cambiar una coma no es porque les haya parecido interesante, es en realidad porque les trae sin cuidado, porque son profesionales malos o desmotivados, o porque no os discuten nada a cambio de que les pongáis mucha publicidad. En cualquiera de los casos, malo.

Si te quieres comunicar conmigo, lo siento, pero me vas a tener que tratar como a una persona. Vas a tener que preocuparte por saber lo que me interesa y lo que no, por leer lo que escribo y deducir si lo que tú haces se parece. Y escribirme a mí, no a cincuenta más en copia oculta (o peor aún, sin ella). Si quieres que me interese, interésate tú por mí y por lo que hago. Si quieres publicidad, paga publicidad. Si ves en mi página jamás publico “notas de prensa”, ¿qué te hace pensar que con la tuya voy a hacer una excepción?  Y ya puestos, no me digas “estimado periodista”, porque no lo soy. No dirijas tu mensaje a “Estimados editores del blog de Enrique Dans”, porque si tanto te intereso, deberías como mínimo saber que este blog lo escribo yo solito. No me digas “estimado/a amigo/a”, porque si no sabes ni de qué género soy, no me interesa lo que tengas que contarme. Y menos aún me llames por teléfono para preguntarme si voy a publicar sobre lo que me enviaste, porque eso me resulta, si cabe, mil veces más molesto. Y de nuevo: no es nada personal, de verdad. Es puro sentido común. Es que, en realidad, las relaciones a través de la red no son distintas a las de fuera de la red. Trata de imaginarte llamando a mi puerta para contarme cosas, siguiéndome cuando camino por la calle, o inundando mi buzón de casa con papeles que no me interesan… piénsalo, ¿no te parece demencial?

¿Soluciones? Tan sencillas como crear un sitio en abierto donde cuentes al mundo lo que crees que le puede interesar. Llámalo blog corporativo, página web, página de Facebook o de Google+, Twitter, o como quieras. Si tienes un poco de visión estratégica, lo pondrás en un sitio que puedas manejar fácilmente y en el que tengas control sobre todos los factores comunicativos (un recurso tuyo, como un blog o una página fácilmente editable), y usarás las redes sociales para difundirlo o para generar interacción. Si consigues hacerlo bien y contar cosas mínimamente interesantes, aquellos a los que les interese te seguirán ahí, se suscribirán. Si cuentas cosas completamente irrelevantes, claro, no te seguirá nadie, pero al menos no te considerarán un pesado ni estropearás tu imagen personal o la de tu empresa.

Por último, fíjate en el nombre, “nota de prensa”. En inglés se dice “press release”, ¿verdad? Pues eso: if you have anything to say, release it. Si tienes algo que decir, libéralo. Y liberarlo quiere decir ponerlo en un sitio donde cualquier lo pueda leer libremente, no intentar forzar a otros a que lo lean. Pon la comida y deja que vaya yo a alimentarme si quiero, no intentes hacérmela tragar como a los pavos. En el escenario actual, un “gabinete de prensa” o una agencia que empleen tácticas anticuadas o que sean demasiado persistente son algo que puede estropear la imagen de una compañía, o incluso la tuya personal si firmas con tu nombre (y si no lo haces es porque ya te has dado cuenta de ello). Puedes ser una persona encantadora, pero hay nombres que a fuerza de verlos en mi carpeta de spam, si un día los conozco, les diré cuatro cosas por haber estado molestándome tanto tiempo, aunque estuviesen “haciendo su trabajo”. Lo siento, es así: hoy, la “nota de prensa” estropea tu imagen. La comunicación indiscriminada también. No llamar a la gente por su nombre es inaceptable. No comunicarse como lo hacen las personas es una mala cosa. Y si quieres ver todo esto mucho mejor expresado y escrito nada menos que en 1999, simplemente haz clic aquí.

 

ACTUALIZACIÓN: Wicho, de Microsiervos, uno de los ejemplos mencionados en esta entrada, añade más información en su entrada titulada “Sobre la maldición de las notas de prensa“. Casualmente, llevaba un cierto tiempo recopilando ejemplos…

17 trackbacks

[...] que muchas de las grandes agencias todavía tampoco lo tiene claro. No voy a repetir lo que decía hoy Enrique Dans en su blog sobre las notas de prensa, pero te recomiendo te lo [...]

[...] todo esto a cuenta de la entrada que ha publicado Enrique Dans al respecto, Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué?, que harían bien en leer todos aquellos que quieran contarnos alguna historia. Si te quieres [...]

[...] todo esto a cuenta de la entrada que ha publicado Enrique Dans al respecto, Y en lugar de las notas de prensa? ¿qué?, que harían bien en leer todos aquellos que quieran contarnos alguna historia. Si te quieres [...]

004
Week-Log.450
29.12.2012 a las 18:01 Permalink

[...] Enrique Dans descubre lo ridículo de las notas de prensa [...]

[...] Dans centra su post en como hablarle a los bloggers (ver Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué? ) nosotros solemos ser más amplios e incluir en el mismo saco a los influenciadores en twitter, [...]

[...] entradas como ésta de Enrique Dans, siento que flaco favor se nos hace a las agencias de comunicación con este tipo de prácticas. No [...]

[...] Al pasar la mecánica de las relaciones entre empresas y medios de la bidireccionalidad a la multidireccionalidad, quedó constatado que las cosas estaban cambiando en la comunicación, y a gran velocidad. No se trataba del fin de la objetividad o del hundimiento del periodismo, sino de la certeza de que internet había modificado la manera en que los consumidores se informan, opinan, crean y deciden. Los blogs eran una realidad emergente que no pasaba inadvertida, y el reconocimiento de que sus autores estaban creando nuevos y eficaces canales de comunicación se tradujo en ese deseo de integrarlos en las dinámicas de relaciones públicas, aunque a día de hoy todavía hay quien no sabe muy bien cómo trabar relaciones con ellos. [...]

[...] quejan algunos ilustres bloggers de que están hasta los mismísimos de ver su correo electrónico inundado de notas de [...]

[...] blogueros, como Enrique Dans, se han quejado públicamente de algunas notas de prensa, lo que ha generado cierto debate sobre cómo se deben [...]

[...] una zona especial para blogueros. Antes de seguir leyendo, mira lo que piensa Enrique Dans o Microsiervos. No son periodistas ni quieren serlo. ¿Por qué piensas en qué puede interesarles [...]

[...] los sigue cargando el diablo y quejas sobre el tema se pueden encontrar regularmente; por ejemplo aquí o [...]

[...] de la empresa y una apuesta firme por una nueva forma de entender la comunicación. Hace poco, un artículo de Enrique Dans ponía el acento en la necesidad de que las compañías creen información que consideren útil y [...]

[...] Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué? por Enrique Dans [...]

[...] Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué? por Enrique Dans [...]

[...] resulta fundamental comunicarnos con ellos desde el principio de la forma adecuada. Como señala Enrique Dans, “si te quieres comunicar conmigo, lo siento, pero me vas a tener que tratar como a una persona. [...]

[...] Al pasar la mecánica de las relaciones entre empresas y medios de la bidireccionalidad a la multidireccionalidad, quedó constatado que las cosas estaban cambiando en la comunicación, y a gran velocidad. No se trataba del fin de la objetividad o del hundimiento del periodismo, sino de la certeza de que internet había modificado la manera en que los consumidores se informan, opinan, crean y deciden. Los blogs eran una realidad emergente que no pasaba inadvertida, y el reconocimiento de que sus autores estaban creando nuevos y eficaces canales de comunicación se tradujo en ese deseo de integrarlos en las dinámicas de relaciones públicas, aunque a día de hoy todavía hay quien no sabe muy bien cómo trabar relaciones con ellos. [...]

[...] entradas como ésta de Enrique Dans, siento que flaco favor se nos hace a las agencias de comunicación con este tipo de prácticas. No [...]

38 comentarios

001
YJ
27.12.2012 a las 19:14 Permalink

Y te has dejado a la sub-especie mas divertida de todas: Los que se auto-denominan ‘CEO / Director ejecutivo / Director de cuenta’ y cuando tiras del hilo tan solo es una web y con suerte un proyecto. (Proyecto que incluso puede estar relacionado con música y estar enviando la NP a un blogger de cocina …)

Lo peor es cuando contestas, medio en broma, y se ofenden

002
Antonio Castro
27.12.2012 a las 19:22 Permalink

Si alguien percibe una comunicación como SPAM entonces es SPAM, pero hay gente que sabe perfectamente que para dar con alguien que le interese su comunicado tiene que molestar a un número muy elevado de personas, y aún así continua haciéndolo. Algunas veces dudo de si algo es SPAM o no, pero con el tiempo se identifica muy bien a los Spamers por su insistencia.

003
Manuel
27.12.2012 a las 19:22 Permalink

Toma ya, con más razón que un santo…

004
Alfonso Alcantara
27.12.2012 a las 19:32 Permalink

“Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando.”.

Y menos, notas de prensa ;-)

005
InforTechBlog
27.12.2012 a las 19:51 Permalink

Amén, estoy hasta los mismísimos de las notas de prensa que me llegan al correo a través de mi blog

006
Odon Martí
27.12.2012 a las 20:27 Permalink

El problema no son los departamentos de prensa. Es la ruptura de un modelo ante la que mucha gente no sabe o no puede reaccionar. Las empresas y especialmente sus dirigentes, exigían a sus responsables de comunicación dos cosas. Dominar a la prensa, algo que no consigue ni el presidente del gobierno, y alcanzar de cualquier forma una presencia personal valorada en centímetros de papel.

Por eso se enviaban todo tipo de informaciones irrelevantes destinadas en su mayor parte a alimentar egos. Esos centímetros de papel eran recompensados con páginas de publicidad. Era un código no escrito que funcionaba. Se repartían favores entre un círculo cerrado y lo de menos era el interés del lector.

Todo eso, y muchas cosas más, han saltado por los aires y muchos de los protagonistas de esta historia, los que formaban parte de ese círculo, se han quedado sin discurso y sin interlocutores a causa de la progresiva desaparición de muchos medios. Creo que será imposible que la mayoría se adapten a los nuevos tiempos.

El texto es muy bueno. Enhorabuena. Sin embargo, discrepo en un asunto. En mi opinión un blogger si es un medio de comunicación.
Un saludo.

007
alvizlo
27.12.2012 a las 20:29 Permalink

Llevaba años sin caer por aquí. Una interesante y acertada reflexión: personalizar el mensaje es clave para comunicar… Pero el buzoneo, los papelotes en el limpia parabrisas y las pegatinas cerca del telefonillo siguen funcionando cuando de lo que se trata es de vender.

¿Por qué no un envío masivo de “notas de prensa” por correo electrónico? ¿Qué coste tiene? ¿Qué tasa de retorno? Pues eso. Mientras siga funcionando el timo nigeriano tendremos notas de prensa para dar y tomar. No se trata de que tú o yo las gestionemos como SPAM, se trata de que pique uno de cada 100.000.

De todos modos, y con todos mis respetos, una cosa es una persona con blog y otra muy distinta un modelo de negocio montado alrededor de un blog. Una web con publicidad y donde se prescriben productos o servicios a cientos de miles de lectores… si eso no es “mainstream media”…

En cualquier caso, las notas de prensa tienen su público, especialmente en una blogosfera que estamos construyendo con criterios de cantidad. Donde el mensaje tiene que parecer humano, repartirse entre iguales, independientemente de lo que tenga detrás. Más nos valía releer Cluetrain y aplicárnoslo, como propone Alcántara.

Menos “red social” y más “sociedad de la conversación”.

008
Luis M. Cano
27.12.2012 a las 21:56 Permalink

Puro sentido común. Es como los candidatos que mandan indiscriminadamente su currículum a cualquier parte, sin que exista una oferta y sin tener siquiera una persona de contacto a la que dirigirse.

009
Amandysha
27.12.2012 a las 22:20 Permalink

¡Excelente reflexión! De esto comentábamos recientemente un grupo de amigos, sobre cómo muchas agencias (la mayoría) se limitan a bombardearnos con Notas de Prensa y cuando se les requiere información adicional para elaborar un buen contenido sobre su producto: no la tienen, no contestan o lo hacen 8 días después cuando ya el impacto que podría tener la noticia ha muerto.

Es como si solo les interesara que publiquemos su Nota de Prensa, aún sea la misma información exacta que ya publicaron otros medios y así limitarse a “cumplir con su trabajo” y decir al cliente; “esto salió publicado en tantos medios” y tantos “blogs”. Pero al menos en la web, donde se manejan estadísticas reales de lecturas, he podido comprobar que los usuarios NO LEEN LAS NOTAS DE PRENSA. Y a mí como blogger tampoco me interesa repetir la información exacta que otros ya han publicado como si fuese yo un megáfono en la web.

Entonces es ahí donde me pregunto ¿qué les interesa realmente a las agencias? ¿que las informaciones de sus clientes se publiquen en los medios y ya, aunque sea repetitiva y al lector no le importe ni las lea? ¿no debería ser más importante que sea leída y cause impacto? Pero conseguir lo último necesita que se esfuercen más que limitarse a enviar una nota de prensa para cumplir con su trabajo.

010
Àlex Ballesté
27.12.2012 a las 22:28 Permalink

Leo este POST y los comentarios ,y veo exactamente este mismo comportamiento , a un nivel de comunicación interno, dentro de la institución dónde trabajo. Hay algunos departamentos y personas que piensan que el éxito en la comunicación es proporcional al número de personas que reciban la noticia; la quieran o no. Por eso no dudan en notificar por todos los canales posibles todas sus actualizaciones, logros, reflexiones, etc. Además no se paran a pensar si aquello que mandan puede ser de interés colectivo, si tiene que reducirse o focalizarse a un grupo concreto de personas o nada parecido. Opino qué, un exceso de “basura” acaba por pasar factura, ya que la imagen que ofrece el emisor se va deteriorando en cada mensaje no deseado. Pasa lo mismo que en la fábula del pastorcillo y el lobo; cuando tienes algo realmente interesante que comunicar, la gente ya no te lee.

011
Juan Carlos
27.12.2012 a las 22:51 Permalink

Y hay gente que todavía no se entera. Las soluciones están allí. En mi Universidad han creado una web de noticias como lo que propones: http://beta.udep.edu.pe/hoy/ Esperemos que crezca el sitio y les interese a nuestro público, sin intermediarios.

012
Krigan
28.12.2012 a las 01:04 Permalink

Este asunto de la comunicación es ahora justo al revés de como era antes.

- Antes: la gente recibía la información a través de los medios. En consecuencia, el objetivo era que tu información (propaganda incluida) apareciera en los medios.

- Ahora: la gente recibe la información a través de Internet. Por tanto, pones en Internet tu información (esta es la parte fácil, cualquiera puede tener una web), y el objetivo es que la encuentre todo aquel que le interese (algo más difícil, pero no tanto).

Tanto los medios como los emisores de información (gobiernos, partidos, empresas, etc) cometen en demasiadas ocasiones el error de pensar que seguimos en el pasado, que la visibilidad la dan los medios, cuando resulta que los medios son solo un elemento más en Internet. Están también la blogosfera, Google, los feeds, Facebook, Twitter, etc.

La gran pregunta ya no es “¿cómo consigo que esto lo publiquen en El País y El Mundo?”. La gran pregunta ahora es “¿cómo le está llegando la información a la gente?” O lo que es lo mismo (que antes no lo era) “¿cómo encuentra la gente la información que a cada uno le interesa?”

En muchas ocasiones se ha dicho que antes la comunicación era unidireccional, de uno a muchos, mientras que ahora es bidireccional, de todos a todos. Es cierto, completamente cierto, pero hay algo más. Ahora el receptor también es su propio periodista, su propio filtro y su propio buscador de información. Sigues a uno, y no a otro, en Twitter. Te suscribes a un feed, y no a otro (incluso si no sabes qué es un feed y usas Flipboard). Google y Amazon aprenden tus gustos. Tu navegador recuerda los formularios, y por tanto recuerda qué búsquedas hiciste en determinada web.

En este contexto, cabe incluso preguntarse cuál es el papel de la prensa en Internet.

013
Mesosoma
28.12.2012 a las 01:31 Permalink

Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué?

Que usen SMS o llamen por telefono, así son más útiles para ese menester

014
pink blogger
28.12.2012 a las 08:47 Permalink

Te dejas a otra especie de blogger, muy numerosa por cierto. El que se pone directamente en contacto con los de comunicacion (del gabinete de prensa, o del departamento corporativo) o de marketing y directamente les dice: oye que soy un bloguero/a influyente. Mandame muestras gratis/entradas gratis/loquesea gratis de tu producto o servicio y yo hablo bien de ti en mi blog. O mal, si no me lo mandas. De estos hay muchos, que ya saben todos que en lugar de nota de prensa hay que enviarles “regalo de prensa”.

015
Norma Dragoevich
28.12.2012 a las 08:56 Permalink

Hola Enrique:

De acuerdo solo en parte. De acuerdo en que los buzones se están llenando de spam, no solo notas de prensa: también comunicaciones comerciales, me pasa como a ti que algún día perderé información que me interesa porque ante determinados retentes ni abro sus correos.

Antes de pedir que actualicen las rutinas del gabinete de prensa, yo pediría que sean profesionales. Creo que los autores de blogs forman parte de lo que en comunicación se llama “público intermedio”. No es ni el usuario final ni forma parte de un medio de comunicación, pero tiene mucha influencia y hay que tratarlo bien. En este saco habitualmente se situaban, según el sector, asociaciones de consumidores, administraciones, universidades, etc.

Lo que ocurre es que un trato personalizado, que es el que se debe utilizar, es muy caro. En el caso de las redes sociales y los blogueros es lo que yo pediría: información relevante y en tiempo. De nada me vale que la publiquen en su web cuando ya ha salido en los periódicos: se ha quedado obsoleta. Si el departamento de comunicación de una empresa se limita a publicar la información en su web corporativa es que no está haciendo bien su trabajo. Yo quiero que me contacten y me la cuenten para poder procesarla, si la considero interesante, y publicarla al mismo tiempo que”la prensa oficial” o incluso adelantarme.

Pero que hagan bien su trabajo: que envíen solo información relacionada con el blog, que incluyan datos, con material adecuado para el formato digital y, por último, un enlace a la web corporativa con mas información para seguir tratando el tema si me interesa. Esto es para mi una buena labor en un departamento de comunicación.
Un saludo, Norma

016
alvizlo
28.12.2012 a las 09:46 Permalink

Creo que Norma da en la clave ¿merece la pena asumir el coste de personalizar el mensaje dirigido a un “publico intermedio” cuando en la red puedo llegar directamente a mi consumidor con el mismo esfuerzo?

017

Me he reído mucho con tu post, Enrique.

Sinceramente, “escribir” un blog como el tuyo es realmente fácil, porque dices cosas de “perogrullo”, siempre repitiendo las mismas cosas. Y es que lo complicado, como tú dices, no es “escribir” (unidireccional, el papel), es “dialogar” y “conversar” (bidireccional, Internet, que volvemos a repetir lo del Cluetrain). Y eso, lo de “conversar”, es lo que tú haces bien, no sé si porque tienes talento o porque tienes mucho tiempo :-)

El resto del post me parece muy correcto, sobre todo porque es lo que hago yo… pero, ¿qué va a ocurrir cuando *todos* ya tengamos un “sitio en abierto” (blog, Facebook, Twitter, etc.)? ¿Qué haremos para diferenciarnos cuando *todos* llamemos a la gente (que hemos empezado a seguir por sus intereses) por su nombre en los emails y les digamos algo personal (es increíble que haya gente que no lo haga)? Lo pregunto para reflexionar, porque lo que cuentas (y que es lo que yo hago, insisto) lo venimos haciendo desde hace muchos años. Y habrá que cambiar, ¿no?.

Y Google, ¿cómo lo haría?

018
Jose Luis Portela
28.12.2012 a las 10:00 Permalink

Me recuerda a los mensajes de felicitación de navidad. Los borro todos sin leer. ¿Que no me gusta la navidad?. Me encanta y yo a la gente que quiero y les conozco les llamo, o bien les envío un mail o sms absolutamente personalizado, porque para mi son algo importante.

Yo en mi grupo de linked in, dejé un post sobre esto, no mandé un mail a los 4000 que están para molestarles. Era un post, por tanto si alguien quería leerlo, era porque le apetecía, y curiosamente hable de vivir la navidad, no felicitarla y de esa forma se contagia el espíritu navideño.

Por si alguno le interesa leerlo.

http://www.linkedin.com/groups/felicitaciones-Navidad-Otro-punto-vista-3196850.S.198299334?qid=06ca4bdc-d8d2-4819-a89f-71796e6b2065&trk=group_items_see_more-0-b-ttl

019
Roger Cusa
28.12.2012 a las 10:51 Permalink

Hay muchas agencias mediocres.
Lamentablemente, este tipo de negocio se mueve mucho por amistades y los anunciantes prefieren al amiguete o al charlatán que al profesional. Consecuentemente, me parece que las campañas de comunicación continuarán igual de mal gestionadas.

020
Alejandro
28.12.2012 a las 12:13 Permalink

Cuanta razón tienes respecto a periodistas que no se molestan en entender la información que les envias. A nosotros nos pasó esta historia tan divertida y que tanto daño nos pudo haber hecho:

http://www.quoders.com/1/post/2012/08/desmentido-de-lapolmicaen-abc-sobre-madridbus.html

021
Castillos hinchables
28.12.2012 a las 12:54 Permalink

Hoy en día tenemos acceso a mucha información, si estamos interesados en cualquier cosa en a penas segundos podemos encontrarla, creo que las notas de prensa y otro tipo de información que te llega por correo es totalmente contraproducente, yo personalmente nunca las leo.

Creo que el post es muy bueno, no creo que sea fácil escribir así.

SAludos!

022
Jordi Hernández
28.12.2012 a las 13:16 Permalink

1) Que un Doctor (Ph.D.) en Management (Information Systems) y Profesor de Sistemas y Tecnologías de Información tenga problemas manejando el SPAM me sorprende.

2) Si pones esto en la sección de contacto no sé de qué te quejas

PUEDES CONTACTAR CONMIGO EN:
IE Business School
María de Molina, 12 – 4º Izqda.
28006 – Madrid, España
(+34) 91 568 96 00 – Centralita
(+34) 646 55 98 27 – Móvil
enrique.dans@ie.edu
enrique.dans@gmail.com
Skype: enrique.dans

3) Si el tiempo que has dedicado a escribir este post lo hubieras invertido en organizar mejor la gestión de tu correo (alias¿?) y en optimizar tu página de contacto (formularios¿?) tendrías un 2013 menos atormentado.

4) Tranquilo, cuando los medios dejen de nutrirse y de publicar contenidos de agencia y NdP se dejarán de enviar. Personalmente, me parece más triste y lamentable que un medio no contraste la información que publica y los periodistas no salgan de la redacción.

5) No hace falta referirse al trabajo de los demás (fruto de las capacidades y las circunstancias de cada uno) como “Bullshit”. No hace falta.

023
Enrique Dans
28.12.2012 a las 13:32 Permalink

#022: Te equivocas, no tengo ningún problema manejando el spam. Lo manejo de maravilla. Pero hablamos de empresas que posiblemente me podrían interesar, de agencias que podrían tener cosas interesantes que contarme, y que en lugar de eso, me envían basura. No hablamos de spam como tal, que ese sí que lo gestiono y muy bien, sino de oportunidades perdidas. Para ti puede que sea fácil enviar todo al spam, pero para mí, dedicándome a lo que me dedico, no.

Pongo mi contacto completo porque me interesa ser fácil de contactar, es algo que va en una parte importante de mi trabajo. El spam derivado de poner esa información en la red en abierto es un mínimo precio a pagar, porque como ya te he dicho, lo gestiono sin problemas.

024
Ejecución Hipotecaria
28.12.2012 a las 14:53 Permalink

Enhorabuena Enrique por tomarte esos minutos en escribir este post.
No sólo interesante si no muy acertado.
Aunque a todos los empresarios nos gusta que se publique algo de nuestra actividad, es mucho mejor que dos o tres mimen esa noticia (que ya llamará la atención a otros) a que muchos la procesen industrialmente.

Un saludo

025
Roger
28.12.2012 a las 18:08 Permalink

#022, eso se llama transparencia y confianza en que la gente que contacte a E.Dans, y como a cualquier otra persona, tenga criterio suficiente como para enviarle “cosas” de valor para el. Que tengas el mail de tus clientes o de posibles clientes no significa que debas molestarlos con mensajes comerciales genéricos.

026
miGPSVital
28.12.2012 a las 23:48 Permalink

Je, je… Enrique… ¡qué agudo post!

Se te ve cabreado, debes de estar todo el día acosado a mensajes así… ¡pero es que las empresas confían demasiado en las anticuadas agencias de comunicación!

¡Felices fiestas!

027
Krigan
29.12.2012 a las 00:40 Permalink

Jordi Hernández:

¡Anda! ¡Un picao!

1- Si las notas de prensa son spam, el que las envía tiene un problema.

2- Claro, que el e-mail de alguien esté disponible en Internet es para enviarle spam.

3- Claro, la culpa de la basura es del que se la mandas, que no se sabe organizar. Hasta que aprenda, claro, que entonces ya le podrás mandar lo que quieras, que no te va a leer.

4- La gente ya no lee el periódico, lee Internet. Es cierto que los medios también son parte de Internet, pero antes lo eran todo y ahora son solo una parte (de futuro incierto, además). No deberías preguntarte si lo estás haciendo bien con los medios, deberías preguntarte si lo estás haciendo bien en Internet.

5- Sí hace falta. Si su trabajo es caca de vaca, es bueno decirlo.

De verdad, un mundo mejor es posible. Pero ¡ay del que no se adapte! Es una promesa, pero también una maldición.

028
Jose
29.12.2012 a las 10:22 Permalink

#22

(2) ¿Debemos entender entonces que en la Red no hay ninguna información de contacto contigo o que la culpa es de Enrique por ir provocando con minifalda?

029
Gonzalo Reynoso
29.12.2012 a las 19:08 Permalink

Creo Enrique, que el problema general es la falta de “empatía”. Pongamos de ejemplo a Facebook, personas que se pasan posteando cosas y jamás se toman la menor molestia en ver lo que sus amigos informan, o no hay la menor intención de participar un poco más allá de lo que tiene su propio ego para decir. La comunicación online debe ser como la comunicación real (personal, oportuna, dirigida, relevante), pero esto la mayoría de las personas (y empresas) sigue sin entenderlo. Un saludo!

030
Luis
29.12.2012 a las 20:18 Permalink

Bueno, el spam no es inguna novedad. Lo que me parece raro es que un fulano que se hace pasar por lo que no es no os caiga en el spam al menos la segunda vez que lo intenta. A no ser que gracias a los cursillos de spam que dais con el nombre community nosequé se haya depurado tanto la técnica. Los periodistas publicistas, que son la mayoría, ahora en realidad están en su salsa. El problema que tienen es que ya no pueden manipular. Prefiero un buzón lleno de spam que lo que era antes la “comunicación periodística”.

031
Jordi Hernández
31.12.2012 a las 14:14 Permalink

#23 + #25 #27 #28

Celebro que no tengas problemas con el SPAM.

Sólo te invitaba a revisar los contenidos de tu sección “Contacto”. Si das más instrucciones sobre qué, cómo y dónde esperas recibirlo quizá tendrías menos material no deseado y más organizado.

Un abstract/link a este post sería un principio.

En cuanto a la terminología “bullshit”, “basura”, etc., éste es tu blog y te expresas como quieres (faltaría más).

De nuevo felicitaciones por la constancia y la calidad de tus posts.

Os deseo a todos/as un 2013 bullshit free ;)

032
JoséManuel Rodríguez
31.12.2012 a las 14:28 Permalink

Hola Enrique,

Estoy de acuerdo con lo que dices, salvo en esto

“En segundo lugar, la definición de “gabinete de prensa”. En el escenario actual, toda la empresa, desde el primer trabajador hasta el último, forma parte de un gabinete de comunicación cada vez que dice “trabajo aquí”. Me parece que malinterpretas que uno se identifique como trabajador en tal o cual sitio, en aras de la transparencia, con que ejerza una labor efectiva de “portavocía delegada y distribuida”. Si yo dijera que trabajo en El País (no lo hago) no estaría representando a El País cuando estoy comentando el programa de Chicote en Twitter por la noche, y no se tiene que juzgar a El País por ello.

Creo que una de las grandes pegas de la situación actual es que se mezclan los ámbitos personales y profesionales de una forma compleja (de ahí que mucha gente ponga en sus perfiles lo de “este perfil solo me representa a mí”). Personalmente, aconsejo no indicar en Twitter dónde trabajas (aunque luego puedas verlo en LinkedIn sin problemas) para evitar esa clase de problemas. Quizás más adelante ya todos entendamos que trabajar en un sitio no equivale a compartir todo lo que hace o sostiene.

Por lo demás, de acuerdo en todo.

033
Santiago Carro Díaz
31.12.2012 a las 16:51 Permalink

Hola Enrique, buenas tardes y feliz año, lo primero.
Para continuar, como periodista (jamás te he enviado nada), imagino o quiero pensar que para algunos periodistas que trabajan en agencias o en gabinetes de prensa creen que eres un personaje con alta influencia. Si lo que quiero es que una nota de prensa de mi cliente cobre notoriedad, quizá tenga que ponerla en común con usuarios relevantes. Insisto, posiblemente esos periodistas te envían sus notas de prensa porque han oído hablar de ti y/o te tienen como un referente en tecnología.
Imagino que ahora, después de este post tuyo ofreciendo tu visión dejarán de molestarte, aunque también perderás varios cientos de páginas vistas al día. Tendrás que sopesar qué te interesa más.

Por cierto, si te envían notas de prensa será porque acudes a determinados eventos donde invitan a periodistas; yo he tenido oportunidad de compartir contigo numerosas ruedas de prensa y hasta mesa y mantel en algunas comidas de prensa.
Recibe un cordial saludo Enrique y un buen 201

034
Enrique Dans
31.12.2012 a las 18:57 Permalink

#033: Hola Santiago! Afortunadamente, la mejor forma de tener muchas páginas vistas es no preocuparse por las páginas vistas. Llevo muchos años haciéndolo así y me va de maravilla :-) Las páginas vistas no me preocupan en absoluto, no escribo ni hago nada en absoluto para maximizarlas. Lo que tienen que entender las empresas es que yo no soy un periodista, que no me dedico a publicar “novedades”, que no escribo por encargo ni por sugerencia de nadie si la idea no me parece interesante a mí en lo personal, y que enviarme una nota de prensa es la mejor manera de que pierda interés en el producto, servicio o empresa que me la envía. Si otros bloggers quieren recibir notas de prensa, ya se encargarán de pedirlas. Yo, por mi parte, las seguiré mandando cordialmente al spam :-)

Vaya vaya, por lo que comentas hay mucha gente desesperada por darse a conocer.

Yo creo que en este caso los sujetos que te importunan siguen la regla de “a ver si cuela”. De hecho me ha recordado bastante a una estrategia spam de SEO para conseguir enlaces vía notas de prensa. En fin, sabes que van a seguir intentándolo, no queda otra que molestar en darle al correo no deseado.

La frase “Pon la comida y deja que vaya yo a alimentarme si quiero, no intentes hacérmela tragar como a los pavos.” me ha arrancado una sonrisa, muy buena esa ;-)

036
Patricia Cano
03.01.2013 a las 16:32 Permalink

Buenas tardes Enrique, como periodista y desde el punto de vista de la comunicación, estoy de acuerdo en lo inadecuado que es asaltar indiscriminadamente con notas de prensa sin personalizar a quién va dirigido. Sin embargo, no estoy de acuerdo en demonizar a los gabinetes de prensa. ¿Has probado a contestar amablemente que no es de tu interés dicha información? Porque a mi, cuando envío a un medio de comunicación o un blog una nota de prensa u ofrezco entrevistas, agradezco el poder saber si realmente merece la pena mi trabajo, si le sirve para estar informado o si con mucho cuidado lo manda al spam… ya que en tal caso me gustaría no seguir molestando y hacérselo llegar a quien le interesa y no tiene tiempo de buscar dicha información por sí mismo. Igualmente como hobby también tengo una web de música y me llega información de todo tipo, pero prefiero filtrarlo yo porque nunca sé dónde puede haber una noticia o la clave para escribir una nueva entrada. Por ejemplo, muchos bloggueros además reciben productos tecnológicos o libros de una editorial para testar o leerlo en primicia y así poder escribir sus post, pudiendo hacer realidad su afición sin coste alguno más que su tiempo. Por último, tal y como ha escrito Santiago, es normal que si acudes a ruedas de prensa y comidas informativas, te confundan con un periodista y no por eso los que nos dedicamos a la comunicación demonizamos a los bloggueros pensando que son “canaperos”. Te aseguro que los gabinetes de prensa no están anticuados pero tu descripción es demasiado simplista como para poder darte ahora más de una explicación sobre su importancia. Un saludo!

037
Con Juicio
20.01.2013 a las 17:59 Permalink

Si, lo que comentáis de los CEO, es cierto, y tengo un conocido que se lo ha puesto en la tarjeta y no sabe lo que es.
Lo mismo ocurre con las notas de prensa, y que decir de los DirCom, lo único que va a tener de bueno la crisis es que se le va a quitar la tontería a más de uno.

038
Ángel
24.06.2013 a las 23:18 Permalink

Estoy de acuerdo con casi todo lo que dices Enrique, he conocido de cerca grandes empresas ancladas en la publicidad de hace 10 años que no se dan cuenta que esto avanza y que, o te adaptas al mundo, o estas muerto…

No obstante, creo que expresiones como: “¿qué te hace pensar que con la tuya voy a hacer una excepción?” no son nada beneficiosas, la entiendo. Muchos de los que llevan a cabo una idea o proyecto es porque piensan que eso es especial, y considero, que ese pensamiento de confianza es clave para emprender cualquier cosa. Expresiones como esas, que venimos escuchando desde que somos pequeños (debido a un sistema educativo que premia la memoria en vez de la creatividad) son las que provocan que muchos no lo intenten o no crean en su idea.

No obstante, buen artículo como siempre.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens