American Express y la madurez del social commerce

American Express lleva un cierto tiempo ya planteando desarrollos interesantes en la interacción entre medios de pago y redes sociales, en ese ámbito todavía difuso que se ha dado en llamar social commerce. Tras haber anunciado a lo largo del pasado año alianzas con Foursquare, SCVNGR y Facebook, ayer comunicaron una nueva pieza en su estrategia: Twitter.

La clave de la historia parece estar en el concepto “frictionless”, la eliminación de fricción. Lo que American Express busca es la asociación o sincronización de su tarjeta con las cuentas sociales de sus usuarios, lo que le permite plantear una redención automática de cupones y ofertas sin pasar ni por la obviamente ya arcaica fase papel, ni tan siquiera por la necesidad de comunicar verbalmente que se está en posesión de un cupón determinado: simplemente se consume, se paga con la tarjeta, y se recibe el descuento en la cuenta. Para la compañía de tarjetas, esto significa un mayor nivel de uso, uno de los factores críticos esenciales del negocio, unido a una mayor información sobre los hábitos de sus consumidores, y al intangible pero enorme valor de ser el “método de pago por defecto” asociado a algo que está alcanzando una percepción central y constante en la vida de sus usuarios. Para las redes, una vía de financiación directa añadida a una mayor propuesta de valor para sus miembros que evite la percepción de agotamiento. Y para quien hace la oferta, una difusión social de sus productos o servicios unida al gráfico social de quien consume.

El vídeo difundido ayer por American Express deja clara la idea:

 

 

American Express no es un “nuevo entrante del mundo puntocom“, ni “una de esas redes de moda”: es una empresa sólida, de toda la vida, de un mundo tan asentado y competitivo como los medios de pago. Estamos entrando en la madurez del social commerce. Para algunos, los que llevan tiempo explorando, midiendo y evaluando, nada nuevo bajo el sol aparte de un poco de “bigger, better, faster… more!” Pero para los que hasta ahora lo han despreciado, no tenían tiempo para ello y parten del cero absoluto, todo un mundo por explorar, y una necesidad brutal de reciclaje de su “marketing de toda la vida”.

 

ACTUALIZACIÓN: No intentéis hacerlo con tarjetas expedidas en España. Ya sabéis…

7 comentarios

  • #001
    Mª Luisa - 7 marzo 2012 - 11:16

    Sí, eso está muy bien, pero para que te beneficies de todas estas ventajas de una Amex primero tienes que tenerla, y en España lo hacen imposible. No se acepta en ningún lado (funden a comisiones a las tiendas, eso ya es más que sabido) pero lo peor es su servicio back-office (que no tengas un problema!!). Lo mejor de Amex, su ejemplar servicio de atención al cliente (front), lo acaban de desmantelar, llevándose de Madrid el centro PanEuropeo. Desde ahora nos atenderán desde Argentina. Es eso lo que quiere un cliente Amex? Yo no.

  • #002
    TRABAJO ONLINE - 7 marzo 2012 - 11:44

    Todo un filón y una oportunidad única de negocio. American Express se ha podido adelantar a su tiempo y podría posicionarse con exclusividad como la plataforma de pago por defecto en las principales redes sociales. El paso de dejar atrás los papeles y la personación en oficinas para abrir cuentas es sin duda necesario, ya que supone un arcaico lastre para adaptarse a las nuevas oportunidades que ofrece la red.

    Estoy seguro que la competencia surgirá y que la negociación de las condiciones entre la entidad y las redes sociales no será tarea fácil. Seguro que a partir de ahora comenzaremos a ver más iniciativas de este tipo, queda un mundo por descubrir, pero hay que ser el primero.

    Un saludo,

  • #003
    Gorki - 7 marzo 2012 - 12:18

    Pues no me parece mal, solo que yo sif¡go siendo reacio all uso de tarjetas, (probablemente por ser muy viejo) y mis razones son:
    1.- Cuando pago con billetes soy más consciente q del valor de lo que compro
    2.- Si me roban mi cartera lo más que me quitan (aparte de carnets posibles de volver a sacar es 50€, salvo que experesamente vaya a comprar más de mayor valor, si te quitan una tarjeta no sabes hasta que te das cuent de ello lo que te han robado.
    3.- Protejo mi privacidad,el uso de la tarjetas como medio de pago difunde mi nombre real y las compras que hago entre tiendas y bancos.
    4.- En muchos casos, pagando con billetes te rebajan el IVA

    Inconvenientes de no usar tarjeta, Si de repente te encuentras con la “oportunidaad de tu vida” en forma de articulo de consumo, no la puedes adquirir, cuando viajas tiene que llevar mucho dinero, ( es en el único caso que uso tarjeta),y no he encontrado más.

    Ni que decir tiene, que nada tengo con quien usa tarjeta, cada cual sabe lo que más le conviene.

  • #004
    Antonio Garcia Saenz - 7 marzo 2012 - 13:29

    Es el tipo de “optimizacion”, “perfeccion”, “ausencia de intermediarios”… la misma que nos esta llevando al sin sentido y a la quiebra total … bueno y la quiebra economica es la de menos en lo que estamos …..

  • #005
    Joan - 7 marzo 2012 - 16:37

    Ya pueden hacer lo que quieran.

    Las comisiones a los negocios de un 3.25% es totalmente inaceptable hoy en dia.

    Encima si un cliente reclama, el negocio NUNCA tiene la razón, aun teniendo la firma en el recibo y un contrato aceptado, hablo por experiencia propia 500 € que al final la oficina bancaria acepto pagar ya que era un caso flagrante.

    Saludos Enrique

  • #006
    Xaquín - 7 marzo 2012 - 19:10

    Un buen ejemplo de que a veces la tecnología y su aplicación analógica (humanus operatibus) llevan caminos paralelos…para algo está el “ya sabemos” (supongo)…

  • #007
    X - 7 marzo 2012 - 22:49

    Recordad que están como locos por eliminar el dinero en efectivo; con sus tarjetas el control es total.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados