El Blog de Enrique Dans

Los creadores y la web social: el caso de Juan Gómez-Jurado

Escrito a las 11:42 am
66

En GigaOM se preguntaban ayer si los autores debían participar en la web social, y se autorrespondían en el mismo título: Do authors have to be social? No, but it helps.

Leyendo el artículo, no pude evitar pensar en un autor español, Juan Gómez-Jurado: escritor y periodista, no he tenido el gusto de conocerle personalmente, pero tengo la sensación de hablar con él casi todos los días a través de su constante participación y diálogo en Twitter con sus más de cien mil seguidores. En abril de 2009, el propio Juan me envió por correo electrónico un artículo suyo en La Voz de Galicia titulado “Sinde, el fallo descomunal de ZP“, que me gustó mucho, pero al que no pude en aquel momento responder. Tiempo después, en enero de 2011, me volvió a escribir para enviarme su fantástico artículo “La piratería no existe“, que me llevó a empezar a seguirle.

Según mis archivos, Juan me empezó a seguir en Twitter a principios de aquel mismo mes: en aquel momento, tenía cerca de seis mil seguidores. Su contestación a aquel “a que no tienes huevos para regalar tus libros” de Alejandro Sanz en el mes de febrero le llevó a organizar en pocas horas una página web, 1libro1euro, en la que ofrecía uno de sus libros a cambio de una donación a Save the Children, una acción que obtuvo más de cuarenta mil euros en donaciones tan solo en sus primeros días. Fue mi primer contacto con su obra, “Espía de dios“, que como otros de sus libros que también he leído y recomendado, es de esos que empiezas y no puedes parar de leer. Desde entonces, una constante actividad en redes sociales: además de su página web y de sus ya más de cien mil seguidores en Twitter, Juan mantiene una página en Facebook en la que dialoga con casi cuarenta mil personas. A toda esta actividad acompañan múltiples experimentos: con la llegada de Amazon a España, Juan fue de los primeros en ofrecer sus libros en formato papel y electrónico, donde pueden encontrarse con precios que van desde 1.5 euros, 1.78 euros o 2.68 euros. Carezco de datos sobre el tipo de negociación que Juan lleva a cabo para conseguir esto, pero mi propia experiencia al respecto (carezco de autonomía para poner precio a mi libro en Amazon) y el hecho de que los mismos libros estén presentes a precios diferentes (7.12 euros, por ejemplo) parece indicar acciones directas del autor en ese sentido. Desde la llegada de Amazon a España, Juan ha estado sistemáticamente copando las primeras plazas en el ranking de la Kindle Store y lleva ya vendidos algunos miles de libros, con ganancias del 70% del PVP sin IVA.

Respondo a la pregunta de GigaOM con exactamente la misma respuesta: no, los autores no tienen necesariamente que lanzarse a las redes sociales, pero indudablemente, ayuda. Cuando el próximo libro de Juan salga, tengo entendido que hacia finales de 2012, su presencia en redes sociales será sin duda una gran ayuda para su comercialización, como lo pueden ser los casi doscientos mil seguidores de Alex de la Iglesia o los más de seiscientos cincuenta mil de Santiago Segura cuando estrenan sus películas, y espero que hable de su libro sin ningún complejo, con toda la lógica que indica que una persona que se comunica con otras a través de un canal bidireccional comente en el mismo acerca de su actividad, como yo mismo lo hago todos los días después de darle al botón “Publicar” de mi WordPress. Pura lógica, y un signo de los tiempos. Seas escritor, cineasta, blogger o vendedor ambulante de creme brûlée en San Francisco. Ser sociable y hablar con la gente no es imprescindible. Pero ayuda. A lo que sea.

2 trackbacks

[...] Un ejemplo claro de buen hacer, ganar dinero siendo autor y aprovechar los nuevos modelos de negocio es Juan Gomez – Jurado que está copando las primeras plazas en los rankings en Kindle Store y lleva vendidos varios miles de libros con ganancias de 70% del PVP sin incluir el IVA. [...]

[...] los éxitos de Juan Gómez-Jurado o Fernando Trujillo no merecen la pena. Da igual que uno sea el autor más vendido de Amazon.es o que el otro haya vendido 4.500 ejemplares en un mes. Como son baratas, por deducción sus novelas [...]

64 comentarios

001
Krigan
07.01.2012 a las 12:07 Permalink

Añado el dato de que uno de sus libros lleva ya tiempo siendo el número uno en ventas en la Kindle Store española.

002
Enrique Dans
07.01.2012 a las 12:09 Permalink

#001: Cierto, lo incorporo. Gracias!

003
Jesús
07.01.2012 a las 12:37 Permalink

Yo empecé a saber de este hombre por un artículo muy bueno llamado “Tú eres la revolución” que escribió pocos días después de arrancar el 15M

http://alt1040.com/2011/05/tu-eres-la-revolucion

004
seaofgrass
07.01.2012 a las 13:11 Permalink

Yo descubrí a este señor de casualidad, pero rápidamente me convirtió en fan suyo.
Supe de el a través de un articulo en meneame, donde se hablaba de que era el primer autor que vendía sus libros en la app store o algo así.
Busque información sobre el y lo que vi me llamo la atención, así que le envié un correo a ver si había manera de encontrar su libro para un ebook normal.
Su respuesta ademas de rápida fue sorprendente, como por las dificultades para el ebook en España no había manera de encontrarlo, o encontrarlo a un precio decente, me animo a buscar una buena copia “pirata” y al menos escribirle cuando lo lea comentándole que me había parecido.
Yo me quede alucinado, ya podían ser todos los autores así.
Por supuesto el libro me encanto, era “el emblema del traidor”, que es el mejor suyo.
Tras esto me lo encontré en el carrefour y se lo regale a mi moza, que también le encantó y se lo recomienda a todo el mundo.
Luego vino 1libro1euro y por supuesto adquirí “espía de dios” en esa web, que aunque mas flojo que el ultimo, el libro enganchaba de narices, y por supuesto poco mas le puedes pedir a una opera prima.
Después me leí “Contrato con Dios”, con semejante satisfacción, y a la espera del próximo como solo había esperado por un libro cuando estaba leyendo “La Torre Oscura”.

La conclusión es sencilla, así se ganan lectores y clientes.

Saludos

005
Simón Hergueta
07.01.2012 a las 13:38 Permalink

Os incluyo un artículo que he escrito sobre cómo publicar en amazon con algunos datos interesantes:

http://simonfilms.blogspot.com/2012/01/como-publicar-un-libro-en-amazon.html

De acuerdo con el artículo, solo decir que cuando tienes muchos seguidores puedes no tener tiempo para contestar y que lo tienes que gestionar menos personalizado.

006
Xavialba
07.01.2012 a las 14:24 Permalink

Yo conocí a Juan tb a través de Twitter, y me cautivo la forma en q trata a sus lectores y su filosofía de hacia donde debe ir la cultura, me encanta como debate de cualquier tema con cualquier persona q se dirige a su twitter, me parece que dice cosas muy coherentes e inteligentes, y que su forma de gestionar sus redes sociales es maravillosa,no creo que ninguna agencia de marketing, ni agencia de publicidad, ni agente literario, pueda hacer mayor bien y mas comerciales sus obras que la propia actitud del autor hacia sus lectores, un genio del marketing del siglo XXI.
Después de un tiempo siguiéndole, decidí que lo mejor q podia hacer para devolver un poquito de lo que me aporta, es comprar sus 3 libros y por supuesto leerlos (acabo de terminar “El Emblema del Traidor” que recomiendo a todo el mundo), por menos de 10 euros los 3 libros en Amazon (2 cubatas) estoy apoyando a un autor que se implica con sus lectores, con la distribución de la cultura y con sus obras, creo que si todos hiciésemos esto, no haría falta boicot,ni Sinde, ni nada, muchos autores se darían cuenta que a los que están al lado de sus clientes les va muy bien, y que estar en contra de la libertad de la red es un error irreparable.
Casi todos tenemos un presupuesto para dedicarlo a ocio y consumo de cultura, y sinceramente yo prefiero gastarlo en autores que no me escupen a la cara, y me insultan en publico, si ademas te encuentras obras de gran calidad como las de Juan, pues miel sobre hojuelas.

007
Emigrante Digital
07.01.2012 a las 15:10 Permalink

Hablando de…. Web social.

¿Sabéis que le pasa a “El País” ?

Resulta que cuando accedes a él… ES COMO SI SECUESTRARÁ MI ORDENADOR.

¿Alguien sabe algo sobre esto.?
¿Espiará el país a las personas que acceden a él.?
¿Sacará alguna información de mi ordenador.?
¿Podrá algún cookie oculto o programa espía.?
¿……………………….?
¿……………………….?

Raro… Raro… Raro…

Se agradece cualquier información sobre… EL CASO DE “eL pAÍS”

008
Observador
07.01.2012 a las 15:28 Permalink

¿Cuál es la conclusión de la entrada? ¿Que la calidad de una obra depende de la simpatía de su autor? ¿Que el éxito de un escritor depende de su capacidad de manejo de redes sociales? ¿De ser una especie de hombre orquesta? ¿De charlar y hacer comentarios simpáticos con los seguidores que has ido coleccionando en Twitter? Porque si es por eso quizás es que tampoco sepamos diferenciar entre un Lennon y un Justin Bieber.

Que quede claro que critico los comentarios oportunistas de Dans, y no el contenido de este creador, que tiene su perfecto derecho a hacer con su obra lo que quiera, que para eso ha invertido su tiempo o su dinero. Creo que todos estamos de acuerdo en que es una buena vía para que los creadores sigan adelante.

Lo que no deja de hacerme cierta gracia es que nadie llame a Amazon intermediario, como si Amazon fuera otra cosa, no sé, una ONG que se preocupa por la Cultura en España. Obviar que Amazon sea un intermediario, independientemente de sus condiciones, es bastante curioso.

Lo que los que pensamos que Internet necesita cierta regulación nos preocupamos más por esto:

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/07/espana/1325926370.html

Estos también son unos creadores, ¿verdad Dans? 300.000 euros no están nada mal para promover la Cultura, aun cuando no la crearon ellos, claro. Pero vamos, que estos hombres se han preocupado de promover la Cultura, eso desde luego.

009
Anónimo
07.01.2012 a las 17:31 Permalink

#008 Escribió: “Lo que no deja de hacerme cierta gracia es que nadie llame a Amazon intermediario”

Lee lo siguiente:

“con la llegada de Amazon a España, Juan fue de los primeros en ofrecer sus libros en formato papel y electrónico, donde pueden encontrarse con precios que van desde 1.5 euros, 1.78 euros o 2.68 euros”

Nadie está aquí en contra de los intermediarios útiles ni mucho menos. Lo que no se debería admitir es que intermediarios hoy totalmente innecesarios obliguen a gobiernos a crear leyes absurdas solo para proteger sus intereses y en contra del interés general. Como queda demostrado los libros digitales no tienen porqué ser obligadamente caros.

Es fantástico que un autor pueda publicar y ofrecer sus libros a través de una tienda online como Amazon y a unos precios tan asequibles.

010
Emigrante Digital
07.01.2012 a las 17:42 Permalink

#008 Observador

Veo tu “alias” en muchos comentarios del blog de Enrique Dans. Unas veces dices una cosa y otras veces otra. Algunas personas pueden tener la impresión de que sacas punta a todo y que no eres una persona que nunca está contenta.
Personalmente creo entenderte, sigues las pautas sociales de la humanidad: Las personas, por lo general, siempre buscamos cosas mejores y por ello puede dar la impresión de que siempre estamos descontantas.
¡ Vamos que son casos y cosas que pasan o le pasan a todo el mundo en el mundo, no solo a tí, circunstancias tuyas incluidas.!

Al usar siempre el mismo nombre “Observador” en el blog de Enrique, puede que contribuya a que pierdas el anónimato en Internet. Por lo tanto habrá personas que quieran saber personalmente algo de tí y tus circunstancias personales y sociales.

En resumen, puedes irritar a muchas personas y alguna persona puede pensar:
- En todo EL UNIVERSO solo hay un único GURÚ, GUÍA, LÍDER, MAESTRO, MENTOR, DIRECTOR ESPIRITUDAL y su nombre es “OBSERVADOR” -

- No sé si lo que haces o dices está bien o mal.
- ¿Acaso la persona o ente del que dices o hablas sabe “tu caso”, para poder decir o hablar, al igual que tú, en igualdad de condiciones.?
- ¡No.! Esas cosas y algunas cosas no se dicen, se sobreentienden, es diferente.

No sé si te han convencido de algo o quieres convencer a las demás personas, en todo caso te recuerdo esto: http://www.peterrussell.com/Odds/WorldClock.php

Saludos.

PD.
Ya que estamos hablando: ¿Sabes algo de lo de mi comentario #007.?

Más cornás da el hambre.

011
Luis De Seta
07.01.2012 a las 17:54 Permalink

Hola Enrique, como siempre un placer leer este blog.
Genial este articulo lleno de referencias.
Me deja pensado en el caso de Louis C.K, que comentaste hace poco.
Saludos
Luis
http://www.enriquedans.com/2011/12/un-millon-de-dolares-en-doce-dias-el-caso-louis-c-k.html

012
Mario
07.01.2012 a las 18:16 Permalink

Te equivocas totalmente #008, lo importante no es la presencia ni el uso activo de la web por parte de un escritor, sino que sus ideas comulguen, incluso hipócritamente, con las tesis de legitimación de la piratería de este blog.

Gómez Jurado por ejemplo, trabaja y cobra de una Editorial convencional, y negocia los derechos de sus best sellers con Hollywood, no los cede a la gente de “El Cosmonauta” para apoyar al copyleft. Pero tuvo a bien pelearse en el twitter-recreo con otro niño (el cantante Sanz) y a raíz de ello cedió su opera prima para una obra benéfica tal como narra Enrique. Se trato por supuesto, de obsequiar a la red un limón seco y exprimido, que según la publicidad en la propia web del autor ya le debía haber reportado más de un millón de euros de ganancia (si asumimos que el autor gana sólo un euro por ejemplar vendido). Los limones nuevos y relucientes de su última obra, la que le genera ingresos reales el día de hoy, esa sí que no se obsequiaba a la cultura libre.

En contrapartida, el escritor Lorenzo Silva hace diez años que lleva una página web donde interactua con sus lectores y hasta exhibe lo que él llama “zona desmonetizada” con material gratuito para descargar. Utiliza también una licencia CC “avant la lettre” bajo el rótulo “cedido a cualquiera que lo use sin ánimo de lucro” que puedes leer en toda su web. Pero como el escritor no comulga con el maoísmo digital de obligar a los demás a renunciar a sus derechos y obras en beneficio de alguna web pirata, ya fue incluido en la lista de escritores apestados cuyas obras un internauta fiel y devoto no deberá nunca comprar.

Imagino que las siguientes declaraciones, más allá de sus opiniones escritas, son las que en el fondo han condenado la obra de este autor a la hoguera en el novísimo e innovador “Códex Digital” que promueve Ricardo Galli, todo un defensor de la libertad de expresión como sabemos:

http://copiadmalditos.blogspot.com/p/videos-entrevistas.html#silva

Como verás pues, poco tienen que ver aquí el nivel de sociabilidad en web y ni siquiera el ánimo real de disposición gratuita del autor sobre sus obras hacia la comunidad, lo importante aquí es que un autor declare ciñéndose a los dictados del pensamiento único ortodoxo que la nueva ciber-religión le impone.

013
Xaquín
07.01.2012 a las 20:11 Permalink

Hasta en los mejores patios (de vecindad) acabas por sentarte en alguna esquina debido a que afloran tertulianos que no te escuchan (en este caso no te leen)…cosas veredes! Y eso que la mayoría (o seremos minoría mayoritaria?)no defendemos ni el uso de garfio, ni siquiera la pata de palo…

Ni conozco (vía red) ni al Juan ni al Lorenzo (aunque este me suena del mundo real), pero yo me pregunto (ignaro de mi!)será tan difícil ser creativo y caer del guindo para notar (intuir, entender, sentir…) que internet es algo totalmente diferente de lo que había en el mundo real(desde Leonardo e Cía) para el hecho creativo?????

014
Anónimo
07.01.2012 a las 21:02 Permalink

Creo que para los autores hay por lo menos dos formas muy diferentes de enfrentarse a los cambios en el negocio editorial. La de Juan Gómez-Jurado y la de Lucía Etxebarría.

Son en parte como la cara y la cruz de una misma moneda, la de un negocio editorial que está aún en manos de unos intermediarios inadaptados y muy concretos que tienden a desaparecer. Y mientras Gómez-Jurado se anticipa y comprende que las cosas están cambiando y actúa en consecuencia dándonos su ejemplo de éxito, Lucía Etxebarría se enroca y se niega aceptar la nueva realidad, algo que lógicamente le conduce tanto al fracaso como a la pérdida de prestigio.

Interesante por absurdo y desesperado su último artículo “Otra carta a Jenny” en La Vanguardia y en el que dice cosas como esta:

“Me dices que el precio de los libros, los discos, las películas es caro. Tienes el ADSL y la telefonía móvil más cara de Europa, pero ni tú ni tus colegas os habéis manifestado en la sede de la compañía telefónica jamás, ni habéis entrado a robar móviles. Tienes iTunes y (…), desde donde puedes bajarte pelis y música a miniprecio. Pasas. Tienes la Cuesta de Moyano, con libros de segunda mano por dos euros, pero no vas en la vida. Tienes bibliotecas que nunca has pisado. Y tienes libros de bolsillo a 5 euros cuya lectura, en tu caso, que eres de lectura lenta, te llevaría dos semanas: 30 centimos al día. Pasas. Prefieres robarlos. Cuando alguien te explica que va a dejar de escribir o de crear porque sencillamente ya no tiene de qué vivir y se tiene que buscar un trabajo normal y corriente, que le va a robar ocho horas al día o quizá más, y que no se ve con fuerzas ni energía para escribir o componer, tú y tus amigos le insultáis e incluso le amenazáis. Jenny, espero que tú y el pasota de tu novio porrero no representéis a vuestra generación…”

Puede ser que Lucía Etxeberría solo esté buscado otra vez con este artículo la publicidad personal así como dejar claro que sigue defendiendo solo los intereses de sus jefes y jamás los de los autores. Pero igualmente parece interesante como “ejemplo negativo” y desmoralizador.

http://www.lavanguardia.com/magazine/20120104/54243586576/otra-carta-a-jenny-lucia-etxebarria-articulo-de-opinion-magazine.html

015
bel
07.01.2012 a las 21:04 Permalink

Hola,
quizás me salga un poco del tema. No conozco a Gomez-Jurado, pero le animo a seguir adelante con su iniciativa.

Os mando un link de un caso relacionado, esta vez en el plano académico:
http://luc.devroye.org/rnbookindex.html
En esa página explica cómo las malas experiencias con las (algunas) editoriales académicas le llevan a este autor a regalar su libro en pdf, animar a copiarlo, e incluso anima a imprimirlo con ánimo de lucro.

Por cierto, ¿para cuándo un ebook en el que se vea un pdf como es debido? Con sus fórmulas y todo. Al menos entre la comunidad académica tendría un montón de éxito porque la mayoría de los artículos científicos sólo están en pdf.

016
bel
07.01.2012 a las 21:46 Permalink

Esta vez más a tono con el debate y respondiendo a #8.

No todo el mundo que está contra la ley sinde está a favor de la piratería. Son cosas distintas. Yo creo que la piratería debería perseguirse, pero con las armas que da el estado de derecho, no con atajos. Y por supuesto que el mundo editorial debería dejar de frenar las ventajas que la tecnología nos ofrece hoy en día.

Algunos ejemplos de a qué me refiero:

* ¿ILEGAL ENLAZAR? Si ya hay jueces que han dicho que es legal enlazar lo que te da la gana, ¿a qué viene que ahora una comisión te pueda cerrar una página de enlaces de manera preventiva? Ya un juez la ha considerado legal en un juicio.
* LEY PATADA EN LA PUERTA. Ya que #8 ha enlazado la noticia, le hago una comparativa. El problema de las redes de piratería tipo quemas de cds es horrible. Pero no por ello se ha hecho ninguna ley en la que una comisión diga, “creemos que en tal casa se queman cds, que la policía dé una patada en la puerta y entre”. No se ha hecho porque va en contra del Estado de Derecho. Un juez debe dar la orden. No vigila, da la orden. Y no sólo no existe esa comisión para la piratería de cds, no existe tampoco para el terrorismo, ni para las drogas, ni para nada. Por muy importante que sea un problema eso no basta para crear una ley de la patada en la puerta. Pues la ley Sinde es eso. La única diferencia es que la `ley de la patada en la puerta’ coartaría el derecho a la intimidad, mientras que la ley Sinde coarta el derecho a la libertad de expresión. Ambos son derechos fundamentales.

* LO LEGAL DEBERÍA SER TAMBIÉN DE MÁS CALIDAD No tiene sentido que, aún dispuesto a pagar por algo legal, sea más fácil obtener algo ilegalmente que legalmente. Ilegalmente lo tienes en el formato que te da la gana, compatible con lo que tú quieras. Legalmente, sólo en el aparato que le de la gana a la editorial.
* PRÉSTAMO DE LIBROS EN EL SIGLO XXI No veo que tenga sentido que si te compras un libro electrónico, no se lo puedas prestar a tu amigo (o sea una pesadilla) como se hace con los libros de papel. Que yo sepa, los libros en papel es legal prestárselos a un amigo. En mi opinión, se debería poder hacer lo mismo con los electrónicos, y además “prestarlo” usando toda la tecnología actual para prestar cosas, le mandas un email, y punto. O usas un servicio de alojamiento/descarga, o lo compartes en el dropbox, usar la tecnología que hay. No le veo sentido a que te hagan volver a la edad de piedra, que para prestar un libro a un amigo tengas que darte un paseo al buzón o la oficina de correos. Eso debería ser lo normal, y si alguien se lucra con ello, y hay pruebas, y las pruebas son demostrables en un juicio, pues que la policía actúe, exactamente igual que en la noticia enlazada por #8.

* FRENO A LA TECNOLOGÍA Y sobre todo, lo peor, es el freno a la tecnología. ¿Por qué no aparecen ebooks baratos y buenos que te lean todos los formatos? Una anécdota: Ahora tengo mi primer ebook con acceso a internet, que lee formato epub. Resulta que si me bajo de mi correo electrónico un libro .epub, al bajarlo le cambia el nombre y se convierte en .txt y no se puede leer. Mira que es complicado. En mi móvil android se baja sin ningún problema, y se queda con su extensión bien puesta (nadie la cambia). Y eso que no tenía ninguna app que lo leyera, pero bajar un fichero de tu correo, ¿qué tiene eso que ver con la extensión? te lo deberías poder bajar sin que le cambien la extensión, que es un nombre, no más. A eso lo llamo frenar la tecnología. Quizás me equivoque, pero mi impresión como usuaria es que complican el aparato para que sea MENOS ÚTIL de lo que debería ser; que alguien está frenando la salida al mercado del aparto más simple y más útil.

017
J.lorenzo
08.01.2012 a las 00:04 Permalink

El escritor y crítico Alberto Olmos, que mantiene un blog de crítica literaria muy leído, hace estas consideraciones, pero sin aportar soluciones
http://hkkmr.blogspot.com/2012/01/serenidad-ley-sinde.html
Es más de lo mismo, pero reconociendo que no hay una solución clara desde su punto de vista (probablemente le falte información al respecto).

018
Emigrante Digital
08.01.2012 a las 00:09 Permalink

#015 #016 bel

Dices:
“… Por cierto, ¿para cuándo un ebook en el que se vea un pdf como es debido? Con sus fórmulas y todo. Al menos entre la comunidad académica tendría un montón de éxito porque la mayoría de los artículos científicos sólo están en pdf.”

Aquí lo tienes, no digo el nombre ya que es una sorpresa para tí.
http://www.megaupload.com/?d=PP66ET57

Si quieres alguno más puedes ir a un sitio en el no tendrás ningún problema ya que está en Suiza:
http://www.exvagos.ch/lectores-electronicos/

Y si los quieres en Inglés… ebookee . org/
copialo “tal cual” quitandole los espacios entre el punto y da al navegador.

Saludos.

PD.
Respecto a lo que dices en #016 saca tu las consecuencias:
“Imaginate que los países del mundo son empresas que compiten entre ellas.
Luego imaginate que los Gringos dicen a los Españoles que seamos buenos y obedientes (Que no avancemos).”

019
manuel. acristalamientos
08.01.2012 a las 00:33 Permalink

Por supuesto que ayuda, yo no me enteraria de esto si no leyera a E. Dans, es decir, Enrique aporta valor a mis conocimientos a traves de sus articulos.

Los seguidores de Juan Gomez sabràn de sus productos y sus precios precisamente por seguidores en las redes sociales, necesita un intermedirario, seguramente si, pero no uno que se quede con el mayor porcentaje delas ganacias y que ademàs le impida vender por otros canales que el no domina.

Puede vender su obra por canales que le parecen los mas adecuados a la demanda de su pùblico, y lo decide èl.

020
bel
08.01.2012 a las 01:13 Permalink

#18 Emigrante Digital, gracias de verdad. Creo que tenía que haber pedido un “lector de ebooks con tinta digital” en vez de ebook. Aún no domino el lenguaje.

Miraré los enlaces que mandas, pero los conversores de pdf a epub (o a doc) que he probado no sacan las fórmulas que es la parte que me conviene a mi. A veces la fórmula está mezclada con el texto. Los artículos que quiero leerme así son muy especializados así que es difícil que alguien se haya decidido. Por lo pronto, tendré que seguir imprimiéndolos en papel.

021
J.L Hdez
08.01.2012 a las 03:04 Permalink

A pesar de ser un autor totalmente integrado en la red, veo un par de problemas:
-Yo soy un señor que quiere leer el libro.
-En principio no me gusta bajar cosas de sitios “raros” (pero sé hacerlo perfectamente)
-Tengo una tarjeta de crédito
-Tengo un ipad, portátiles y pcs con windows, etc. No tengo Kindle.
-Me toca profundamente las narices que alguien me diga como tengo que leer mi libro o escuchar mi música (realación amor-odio con el ipad, que es una solución pelín cerrada, reconozcámoslo).

Cuando voy a bajar el libro sólo tengo dos opciones: iPad-iPhone, Kindle. En cualquiera de estos dispositivos tengo que leerlo allí (en principio, ya sé). ¿Por qué no tengo la posibilidad de bajarme un fichero libre de DRM y que pueda leer donde quiera?. ¿Cuándo se va a terminar con esta guerra de formatos y cada uno va a poder manejar como quiera su compra?. En lo que D. Juan Gómez Jurado me de esta opción comenzaré a comprar sus libros (es que uno es un poco quisquilloso con esto de la libertad).

022
Observador
08.01.2012 a las 03:48 Permalink

#10

Unas veces dices una cosa y otras veces otra. Algunas personas pueden tener la impresión de que sacas punta a todo y que no eres una persona que nunca está contenta.

No es que diga una cosa y al otro otra -que en realidad seguro que sí-, sino que intento equilibrar la balanza del radicalismo ideológico que leo por aquí para argumentar según qué cosas, muchas de las cuales me parecen totalmente absurdas y comienzo a sospechar que es debido a la misma inercia repetitiva. Dentro de los comentarios de señores que dicen defender no sé qué, hay escritas auténticas burradas para intentar argumentar cosas que son inargumentables.

Esto no significa que yo no entienda que el mundo digital -como es lógico- se irá imponiendo al de siempre. Claro que sí, y me parece muy bien, pero ello no significa que todo valga o que todo vaya a salir perfecto por el mero hecho de que nos convenga. No, eso no es objetivo. Es tendencioso y totalmente parcial. Yo no defiendo nada, solo vengo a dar un poco por saco a quienes argumentan cosas que creen que están clarísimas y que bajo mi punto de vista no lo están tanto. Porque este es un tema complejo, multifactorial, no uno que trate de sí o no, de blanco o negro. Esto tiene muchos matices y supuestos de hecho concretos.

No soy tan malo como crees, ni pertenezco a la CIA, ni a EEUU, ni la industria me da de comer, ni soy amigo de Ramoncín ni de Bautista, solo ofrezco ópticas distintas para que todo pueda ser tomado en cuenta en una reflexión. Como dice el dicho: “No es oro todo lo que reluce” y yo vengo a este blog a sacar a relucir esos trozos de cartón que nadie ve, o no se preocupa por ver. Ya te adelanto que de todos los que escriben aquí ni soy el más listo ni el más letrado, pero si soy, con mucha distancia, el que más se preocupa por la Cultura y su significado.

#012, Mario, obviando el sarcasmo de tu comentario, creo que entendiste perfectamente a qué me refería. De todas formas, repito, e insisto, que me parece muy bien que GJ tenga muchos lectores, porque eso significará que está haciendo que la gente lea, que es lo realmente importante.

#14 Es curioso, pero a mí la tal Lucía Ext me cae regular desde hace años, así que en este sentido estoy bastante de acuerdo en los comentarios acerca de sus abruptas formas. Con ello no quiero decir que escriba mal, ni que sea mala persona -que diría que es todo lo contrario-, pero no tengo muy claro que tenga su cabeza dónde se supone que hay que tenerla. De hecho, creo que nadie se va a extrañar si digo que es una incontenida verbal, o lo que comúnmente se denomina bocazas. Eso tampoco significa que no tenga cierta parte de razón en lo que dice, que la tiene.

#16 Bel, sobre tu punto 4, ya expliqué algo sobre lo que escribes, que vendría a ser lo que dices, aunque tú no le das importancia a lo que pueda significar un compartir de forma anónimamente masiva, que es bastante diferente a compartir con tus 5 amigos de siempre. Si se demuestra que yo mañana me compro un libro por 2’5 euros y lo pongo a disposición de dos millones de personas para que lo puedan leer completamente y aún así siga siendo sostenible el hecho de que exista una siguiente escritura por parte de un autor que realmente nos importe a todos, me parecerá perfecto. Mientras no se demuestre, no voy a especular con que sería lo mejor.

#017 El artículo que enlazas se lo podrías dedicar a Krigan el Descontextualizador, ese crítico literario experto en clásicos. Ahora en serio, algunos deberían leerlo, no porque tenga mayor o menor razón, sino porque explica bien el funcionamiento de las cosas. Algunas de las cuales parece que se prefieren obviar.

023
Emigrante Digital
08.01.2012 a las 09:20 Permalink

#020 bel

De nada, muchas veces.
Parece que los reyes no te han traido “un lector de ebooks con tinta electrónica”, en los próximos Reyes u otra fecha será.
¡Cuando quieras o puedas, dichosa crisis.!

El libro es ” 300 y más Acertijos de Ingenio escogidos”
Está en formato PDF y doc y en ambos a tamaño de 6″ (9×11,7 cm)
No es necesario tener un lector de tinta digital para leerlos. Lo puedes leer en el ordenador o en un Tablet, si lo tienes, ya que ambos puedes leer el PDF y el doc.
Por cierto, el formato epub es un formato como otro cualquiera y los .PDF los leen prácticamente todos los aparatejos tecnológicos.

Hablas de formulas y otras cosas. Las cosas se comprenden y aprenden poco a poco. Me parece ver que sabes mucho y hasta sabrás leer libro en Inglés. Aqui tienes:
http://www.freebookspot.es/

Saludos.

024
Emigrante Digital
08.01.2012 a las 10:36 Permalink

#022 Observador…

Ya… Solo te puedo decir que tengas tacto.
Puedes dar la impresión de que sacas punta a todo y a todo el mundo. Y más cuando se ve o parece que a veces usas argumentos contrarios y diferentes, hoy dices una cosa y mañana parece que es la contraria, para “sacar punta” a lo dicho por otras personas.
Me parece que cada persona es única en si misma y en sus pensamientos o comentarios, pero si tu sacas todos los argumentos y toda la historia y ejemplos de la humanidad para rebatir simplemente sus comentarios, pues ya me diras.
¡ Con lo fácil que es decir: ¡ Tu piensas o crees eso, yo puenso esto…!

Hay más métodos. El típico del profesor es:
¡ “Ahora no me acuerdo, se me ha olvidado, tengo mala memoria, no logro dar con el punto, etc. … míralo y buscalo tú”. !

Los que no me gustan son estos o algunos “artículos” de “iluminados” que hablan sobre:
- Pues mira los Chinos… (U otras minorias: Gitanos, Gays, etc) “Cómo si no fueran personas” ¡Pero los tratan como “entes”!
- Echar la culpa a las anterior generaciones o antepasados de la situación o “su situacion” actual. “Los Españoles.. esto… lo otros”. “Qué malos fuimos los Españoles cuando… “.
- Cualquier cosa para mantener a las personas en un “cabreo continuo”.
- Confundir un todo con una persona, no respetandola. (Botin con “Los Bancos” o “Los Banqueros”; EE.UU. con Obama, con Bush se notaba más, Etc. “El dibujo del “Che” con la revolución, la libertada y…” Etc.
- … Hay mas… poner o pon los vuestros o el tuyo.

Es un placer escriber y comentar contigo, muchas gracias “Observador”.

Saludos.

PD.
Lo de: ¡Más cornás da “El Hambre”.
Lo decía porque muchas personas hacen cosas “malas”, simplemente “comer”.
Y con solo decir que hay personas que duermen y ponen la manta en la calle, pues se entenderá.

025
seaofgrass
08.01.2012 a las 15:30 Permalink

#21 Los libros de Juan Gomez-Jurado no tienen DRM, asi que ese problema que comentas no lo tienes.

026
Krigan
08.01.2012 a las 15:53 Permalink

#22 Observador:

Un pelín egocéntrico eso de que tú eres el que más se preocupa por la cultura y su significado, ¿no?

Y eso de que tú no defiendes nada, sino que sólo intentas equilibrar la balanza del radicalismo… ¿de verdad eres tan ingenuo con respecto a ti mismo? Si un discurso así me lo soltase un político o un relaciones públicas lo primero que pensaría es que nos está tomando por tontos. Como no eres ninguna de las 2 cosas (que yo sepa al menos), te puedo conceder el beneficio de la duda, pero la otra alternativa es que serías un partidista que se cree imparcial, lo cual no es precisamente un ejemplo de amplitud de miras.

Sigo esperando que me reconozcas que la propia industria de contenidos hace negocio en algunos casos frecuentes sin contar con ningún permiso de los autores de las obras comercializadas. O integras en tu discurso toda la realidad, sin dejar a un lado la parte que no te interesa, o tu discurso seguirá estando cojo.

Yendo ya al núcleo del asunto, ni a ti ni a Mario os preocupa que le pase a 5 amigos 2.000 canciones u 8.000 libros en un llavero USB, pero parece ser que sí despierta vuestra oposición que me baje del p2p algunas obras manteniendo un ratio 1:1 de subida/bajada, a pesar de que en el primer caso el número resultante de copias es mucho mayor.

El argumento del apocalipsis, insostenibilidad, o como quieras llamarlo no parece ser muy cierto. Basta con echarle un vistazo a las cifras para comprender que el negocio de los contenidos no se está hundiendo, sino que por el contrario está siendo muy boyante, incluso en medio de una crisis económica que está afectando muy duramente a otros sectores.

Ante la nueva realidad tecnológica de Internet, que permite que cualquiera pueda publicar una obra, o bien simplemente “retransmitirla a cachos” mediante la subida de datos del p2p, puedes adoptar 2 posturas. La primera es la de la industria, que lleva ya 12 años intentando pararlo infructuosamente. La otra es simplemente aceptarlo, no preocuparse por ello, como hace el escritor J.A. Konrath, que vende ahora en Internet mucho más de lo que vendía antes en papel, o como hace tu amada Amazon, que es un intermediario al cual el negocio le está yendo viento en popa.

El no aceptar la realidad tal cual es lleva siempre a cometer errores. Por poner sólo 2 ejemplos, el DRM putea al que compra, sin estorbar en absoluto al que descarga del p2p, y es absurdo no vender tu libro en Internet, por temor a que lo pirateen, si resulta que tu libro ya está en Internet. Todas las principales editoriales españolas han cometido y siguen cometiendo estos 2 errores, a pesar de que hasta un niño puede verlo.

De poco sirve que nos digas que no estás con las editoriales, que tú también las criticas mucho, muchísimo, si luego defiendes sus errores (apocalipsis, ley Sinde, DRM, negarse a vender en Internet, etc). Eso es como poner a parir al duque y defender a la nobleza.

027
Jesus Raro
08.01.2012 a las 16:14 Permalink

#026, Krigan.
La industria de contenidos hace negocios sin contar con el permiso del autor??. Hay muchos ejemplos de autores que se han negado a utilizar sus obras en algunos casos, como por ejemplo publicidad. La editorial contacta con el autor/autores, y si el autor dice que NO, na hay nada mas que decir. (Te puedo contar el caso de una canción con la que nos han propuesto utilizarla en campañas políticas, y el Autor, ha dicho que nó, y así ha sido)
Otra cosa es que la discográfica haga un “recopilatorio”, no necesita permisos, pero los derechos de autor “siempre” serán respetados, por eso son tan necesarios en algunos casos.

028
Krigan
08.01.2012 a las 17:37 Permalink

Jesus Raro:

- Verbenas, peñas, etc: pueden tocar tu música sin tu permiso.

- Conciertos: lo mismo.

- Radios: pueden poner tu música sin tu permiso.

- Discotecas, bares, etc: lo mismo.

En todos estos casos, quien lo autoriza es la SGAE (cobrando, por supuesto). Da lo mismo que el compositor o letrista no sea de la SGAE. En radios y hostelería, donde además de autor también hay intérprete (grabado), también da lo mismo que el intérprete no sea de la SGAE.

029
Homelandz
08.01.2012 a las 17:49 Permalink

Observador:

Yo no defiendo nada, solo vengo a dar un poco por saco a quienes argumentan cosas que creen que están clarísimas y que bajo mi punto de vista no lo están tanto.

Aquí tienes un resumen. Es lo mismo que defiende Enrique. Cuando puedas me dices qué es lo que te chirría.

Por cierto, un poco más de educación no te vendría mal. Eres tú el que ve las cosas o blancas o negras. Eres un faltón y un soberbio y tiendes a caricaturizar y denigrar las opiniones ajenas alegremente, como has demostrado innumerables veces en este blog

Espero tu respuesta:

1.- La libre distribución de contenidos es una inevitabilidad tecnológica

Más allá de la valoración que nos merezca este hecho, las industrias de contenidos van a tener que convivir con una oferta alternativa gratuita. No hay más. Ir contra las páginas de enlaces, como pretende la Ley Sinde, no sirve de nada, porque las páginas de enlaces son opcionales, y porque de una manera u otra seguirán estando ahí (a no ser que construyamos una “muralla” como la que el gobierno chino tiene para controlar internet). Perseguir el tráfico entre usuarios pasa inexorablemente por vulnerar el derecho al secreto de las comunicaciones para fiscalizar qué tráfico es “legítimo” y cuál de obras “protegidas”; no veo salida por este lado porque intentar algo así en serio me parece poco viable debido al coste político que tendría (mucha oposición popular = políticos que se bajan del carro), y en última instancia sólo serviría para que los usuarios migraran a clientes P2P que encriptaran el tráfico e hicieran imposible saber quién descarga qué de quién. En el caso de los libros lo veo aún más complicado: un libro apenas ocupa espacio y se puede enviar como adjunto en un mail, o subirlo a “la nube” sin mucho esfuerzo.

Además de todo esto no podemos olvidar el intercambio presencial. En un pincho USB de 24Gb caben unos 30.000 libros/miles de discos.. En la memoria de mi móvil, que puede comunicarse con otros vía bluethooth, correo eléctronico, etc unos 10.000. Y estos números no van a parar de crecer.

2.- La libre distribución de contenidos es un gran avance social

Es casi una utopía hecha realidad: toda la cultura al alcance de todo el mundo. Es importante destacarlo porque nunca se dice. Sin embargo la cultura es fundamental para que tomemos mejores decisiones como sociedad. Cuanto mayor sea el acceso a la cultura, menos posibilidades hay de que cometamos errores irreparables; en los últimos 10 años en los EEUU hemos visto cómo crecía el oscurantismo y la interpretación literal de la Biblia (véase a los creacionistas), y cómo los ciudadanos compraban una mentira tan obvia como la guerra de Irak. La cultura es el mejor antídoto contra estas cosas. Los críticos de las descargas tratan de banalizar esto, y dicen que la gente sólo se descarga “entretenimiento”, películas palomiteras y discos olvidables de los ídolos adolescentes de turno. Mi experiencia no es esa. Sea como sea yo no olvido que no hace mucho fui un adolescente sediento de cultura sin suficiente dinero en el bolsillo para pagar todos los libros, cómics y discos que quería, y lo importante para mi, el cambio fundamental, es que ahora el que quiere, puede. El que realmente tiene interés más allá del entretenimiento puede explorar y aprender libremente. Ese el cambio fundamental.

3.- Existen modelos de negocio alternativos al pago por copia

Todo lo de arriba está muy bien, pero ¿cómo remuneramos a los autores por su trabajo? Los que creemos que la libre distribución de contenidos es una muy buena noticia no somos insensibles (más bien al contrario) al hecho de que la aspiración de un escritor o músico a vivir de su trabajo es legítima, al hecho de que la legislación de Copyright que la evolución tecnológica ha dejado obsoleta pretendía proveer de un incentivo a la creación que consideramos necesario, y al hecho de que peligran los puestos de trabajo de miles de trabajadores del sector cultural.

¿Cómo afrontar estos problemas? Es necesario repensar el modelo de negocio de la industria de los contenidos.

La venta de copias físicas no está muerta. Siempre habrá alguien que quiera pagar por un libro en papel o por un disco de vinilo, pero está claro que el pago por copia va a perder el papel central del que ha disfrutado en las industrias de contenidos. ¿Cuál puede ser el modelo de negocio de la industria editorial del futuro? Basándome en la experiencia ya conocida de otras iniciativas, me permito proponer lo siguiente:

a) Las editoriales deberían digitalizar y poner a libre disposición del público lector sus contenidos en una plataforma única, para concentrar a los usuarios. Cualquiera podría acceder a dicha plataforma y descargar cualquier contenido, con un razonablemente incómodo límite diario y mensual. Una cosa que se olvida a menudo al decir que es imposible competir con las descrgas gratuitas es que éstas requieren que invirtamos tiempo y conocimientos en ellas. Para descargar una serie hay que saber usar bittorrent, saber abrir los puertos en el router, saber encontrar los subtítulos, conocer qué formatos leen nuestros reproductores domésticos y cuáles no, y aún así a veces te encuentras con fakes o virus… por eso mucha gente, sobretodo gente mayor, tira de conocidos que controlan. Una alternativa cómoda y rápida, con el plus moral de que sus ingresos van a parar a los autores tiene todas las de ganar.

b) La plataforma incluiría publicidad, que también hallaríamos incrustada en los libros descargados.

c) Junto a este servicio “free” habría uno “premium”: a través de un pago por suscripción (una cantidad razonable como 5 euros al mes) cualquier usuario podría evitar la publicidad y los límites de descarga, así como acceder a otros servicios (quizá tener un acceso privilegiado al autor a través de encuentros digitales, etc.)

d) El coste del ancho de banda se evitaría al funcionar la plataforma como un sistema P2P que aproveche el upload de los usuarios, recurriendo a la descarga directa sólo cuando nadie online comparta un contenido determinado.

e) Dicha plataforma pugnaría además por convertirse en el punto de encuentro de la comunidad lectora: incentivaría la participación de autores y público en foros y encuentros digitales*, y en general pondría en práctica técnicas de community management: se organizarían concursos, se promocionaría y facilitaría el salto de la comunidad virtual a la real a través de quedadas, se crearía una sección donde la gente pudiera aprender de literatura e historia de la literatura -de la misma manera que Pandora edita un Podcast sobre música – etc.

f) Debería de haber también algún tipo de sistema de recomendaciones, como el de Last.fm (o el de youtube, sin ir más lejos.

g) Los ingresos se repartirían proporcionalmente al número de descargas de los usuarios premium (para evitar el fraude), contabilizando sólo una descarga por usuario

h) Además, al lado de cada obra contaríamos con un botón para donar dinero al autor o autores.

* Aprovecho para comentar que el rol del autor en la promoción debe cambiar. No sé si estáis al tanto de cómo Guillermo del Toro participó activamente en el foro de The One Ring cuando estaba al cargo de El Hobbit (podéis leer sobre ellos aquí http://tinyurl.com/676pnvl), pero me parece el ejemplo perfecto. Involucras al público en la preproducción, predisponiéndolos al consumo, haciéndolos sentir partícipes, recogiendo un feedback que muchas veces puede ser útil e incluso acabar incorporado al resultado final… Lo que está claro es que la publicidad unidireccional a la antigua usanza está en declive, especialmente entre la gente más joven, los consumidores del futuro, acostumbrados a la interacción bidireccional desde niños. En resumen: en el futuro será común que los autores interactúen con sus lectores en foros como este.

4.- Autores y público. Corolario

La conflictividad entre autores y público es artificial. En el nuevo paradigma ambos ganan. El público puede acceder libremente a todas las obras, los autores se liberan del yugo de las industrias de contenidos que, quizá no tanto en el mundo editorial, pero en otros mercados se han dedicado a vampirizar a los artistas y a tratar de controlar el mercado mediante el control de los canales de distribución y la inversión publicitaria (véase el mercado discrográfico, con sus contratos leoninos, sus royalties ridículos sobre el precio del disco o su control de las radiofórmulas). El modelo que he propuesto para el mercado editorial funciona ya para el discográfico o audiovisual. Netflix es una gran empresa que cotiza en el Nasdaq, con más de 20 millones de suscriptores y en plena expansión geográfica. Spotify pagó el año pasado a las discográficas suecas más que cualquier otro tienda, física u online (incluyendo iTunes). No sé cuál es la capacidad de generación de ingresos de un modelo así para el mercado editorial; quizá no genere sufientes suscriptores, aunque sé que muchos participaríamos gustosos, y que al desintermediarse la relación entre autor y público, aún siendo los ingresos menores, habría que repartirlos entre menos intermediarios. Y si finalmente con esto no basta, no soy contrario a que, con las cifras de difusión transparentes que proporcionaría este modelo, los ingresos de los autores se completaran con dinero del Estado, recaudado mediante canon o no.

El futuro está por venir, pero hay una cosa que hay que dejar bien clara desde ya. Nosotros, por bajarnos un libro de la web, no estamos matando a la cultura, como sugieren algunos comentarios de este hilo. El hecho de que un grupo de lectores, desinteresadamente, ponga en marcha una web como esta es una muestra de que, al contrario de lo que dicen algunos, la cultura nos importa, y mucho. Que debatamos estos temas tan en profundidad y tratando de ofrecer alternativas es otro ejemplo. Desde que leo sobre el tema (y hace ya 17 años que se publicó Vender vino sin botellas, el pistoletazo de salida) no me he encontrado ningún libro, artículo o hilo donde no se propongan alternativas para garantizar la remuneración de los autores y, en la medida de lo posible, la supervivencia o reconversión de los puestos de trabajo de los trabajadores culturales. ¿Cómo puede alguien decir que la cultura nos da igual en un mundo donde cualquier chaval sabe más del derecho de copia privada y del futuro del sector de los contenidos que los propios gerifaltes de la industria?

Los verdaderos piratas y parásitos son los intermediarios que sabiéndose obsoletos azuzan un enfrentamiento artificial entre autores y público. Pensadlo bien: tanto autores como público ganan con un modelo freemium. Sólo pierden los distribuidores, los fabricantes de ejemplares físicos y los comercializadores (libreros/FNAC, etc). Son estos intermediarios los que dan el abrazo del oso a los creadores y los trabajadores culturales ligando su futuro a modelos de negocio obsoletos, negándose a reconvertir sus empresas a pesar de los signos de aviso (¿cuánto tiempo ha tenido la industria editorial para aprender de la musical?). Y también los responsales de algunas entidades de gestión de derechos.

030
Observador
08.01.2012 a las 18:18 Permalink

Yendo ya al núcleo del asunto, ni a ti ni a Mario os preocupa que le pase a 5 amigos 2.000 canciones u 8.000 libros en un llavero USB, pero parece ser que sí despierta vuestra oposición que me baje del p2p algunas obras manteniendo un ratio 1:1 de subida/bajada, a pesar de que en el primer caso el número resultante de copias es mucho mayor.

Krigan, relee mi comentario, luego el tuyo y dime si te has enterado de algo. Te estoy hablando de un ratio que sea insostenible. En el caso general es mucho más importante el número que hace referencia a las personas que al de archivos. Lo que me queda cada vez más claro es que tu mundo ideal es del de pasar obras ajenas a través de cualquier medio gratuitamente, sea por p2p, por lápiz o por carta. Que es lo único que parece que quieras defender.

Supongo que tú también pondrás el ejemplo de GJ y si pudieras el de Dan Brown. Yo me preocupo por otro tipo de literatura y arte. Igual es eso: tus ejemplos son bestsellers y reconocidos músicos, los míos de otro ámbito más modesto muchos de los cuales están destinados a hacer una única obra y poco más.

#029 prefiero mil veces un maleducado honesto que un bieneducado deshonesto. Qué quieres que te diga, yo respondo de la misma forma que me han tratado en este blog. Si te das por insultado, estás en tu derecho. No esperes mi respuesta porque creo que ya ha quedado bastante clara y tampoco es que vayamos a cambiar de opinión, ni tú ni yo (bueno, yo sí cuando me demuestren según qué argumentos no responden únicamente a intereses tendenciosos). Además, ya no tengo el tiempo suficiente como para ir escribiendo tan frecuentemente.

031
Homelandz
08.01.2012 a las 18:31 Permalink

Yo te he contestado en un par de ocasiones, sin haber coincidido antes, y siempre has sido desagradable, pero bueno, ¿a quién le importa?

Lo importante, que es que no vas a contestar, ya me lo esperaba; ahora espero que el resto de lectores saquen sus propias conclusiones.
Eso sí, te aseguro que mis argumentos no responden a ningún interés oculto, como insinúas. Cuando quieras los vemos en profundidad, con todos los enlaces de todos los estudios y noticias que respaldan cada afirmación.

Un saludo

032
Anónimo
08.01.2012 a las 19:08 Permalink

#012 Expresó: ‘Pero como el escritor no comulga con el maoísmo digital de obligar a los demás a renunciar a sus derechos y obras en beneficio de alguna web pirata, ya fue incluido en la lista de escritores apestados’

A los mejor has leído mal y donde dice “amazon.com” tu has entendido “mao.com” (aunque tampoco apostaría por ello).

Aquí hay algún “amazonista”, es verdad, (y entre los que me incluyo). Pero los “maoistas digitales” no son estos sino vosotros. Y os cargaréis las democracias de a poco, comenzando por desmantelar el estado de derecho en Internet.

Vaya sorpresa:

China elimina programas de TV para promover los valores socialistas: http://www.lavoz.com.ar/noticias/mundo/china-elimina-programas-tv-para-promover-valores-socialistas

¿No nos habían dicho que China se estaba democratizando? ¿Se terminará censurando Internet en Europa igual que en China?

Léete el reglamento de la ley Sinde (parece que a pocos le interesa el engendro) y detente, por ejemplo, en el artículo que cito mas abajo acerca de las funciones de la S.S., y quizás comenzarás a comprenderlo: http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/201112/06/cultura/20111206elpepucul_1_Pes_PDF.pdf

O mucho mejor aquí: http://www.boe.es/boe/dias/2011/12/31/pdfs/BOE-A-2011-20652.pdf

CAPÍTULO VI
Funciones y composición de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual
Artículo 13. Funciones de la Sección Segunda

3. La Sección Segunda llevará a cabo sus funciones respecto a los casos de vulneración de los derechos de propiedad intelectual, por el responsable de un servicio de la sociedad de la información, siempre que dicho responsable, directa o indirectamente, actúe con ánimo de lucro o haya causado o sea susceptible de causar un daño patrimonial al titular de tales derechos, de acuerdo con el procedimiento establecido en el capítulo VII.

¿No nos habían dicho que la ley Sinde (ahora ley Wert) perseguiría solo a quien se lucra?

033
Aloe
08.01.2012 a las 19:40 Permalink

#29 Impresionante comentario, excelente resumen, casi un artículo por sí mismo.

034
Jesus Raro
08.01.2012 a las 20:24 Permalink

#028, Krigan.
No nos enteramos, claro que ningún autor puede impedir que un grupo toque una canción suya, o que alguien ponga en la radio lo que sea, estaria bueno¡¡, es como decir que nadie puede escribir el Quijote, pues si tienes tiempo… ni la SGAE lo puede inpedir, ni la policia…. y ahí es donde entran los derechos de autor, si tú tocas una canción de quien sea en tu casa, pues muy bien, si la tocas en un recinto cobrando por ello, una parte vá para el autor, así de sencillo. La SGAE ni dá, ni “quita” permisos, gestiona los beneficios de una obra.

035
Jesus Raro
08.01.2012 a las 20:27 Permalink

#029, Homelandz.
Hay muchas quejas por las subvenciones al cine, y lo que se propone en la música es que el estado “financie” una parte ??. Pues si que estamos bien.

036
Jesus Raro
08.01.2012 a las 20:33 Permalink

#029, y lo del botón para donar dinero a los autores… seria como volver a tocar en la calle, y pasar la gorra.. ¡¡ Muchas gracias Señoriiito ¡¡. Por favor…

037
Anónimo
08.01.2012 a las 21:41 Permalink

Por favor, está muy bien lo de Gómez-Jurado pero no olvidemos a los auténticos pioneros. En España, José Antonio Millán (libros y bitios). Él debiera estar en muchos más ránkings por su sapiencia y por su labor.
Este blog habla mucho de cultura libre y olvidó mencionar la muerte de Hart ¿quién fue? El creador del libro electrónico (no el reinventor)y el que creó el proyecto Gutemberg. Una persona que sí hizo por la cultura…Seamos más rigurosos, un poco más,. Menos marketing y más rigor ¿Es posible?.
Gracias, Enrique.

038
Anónimo
08.01.2012 a las 22:04 Permalink

Esta mañana he escuchado una entrevista a la escritora Marta Rivera de la Cruz y refiriéndose a la piratería ha dicho que bajarse cosas de la red es un robo. Y ha dado el ejemplo de alguien que entra en un bar pide un café y se va sin pagar. Me ha gustado el ejemplo que ha elegido ella sobre todo porque creo que el precio de un archivo multimedia, ya sea película, música o incluso un libro digital, debería ser similar al de un café en un bar y no cercano a los 15 euros o mas. Vamos, que las copias tampoco son joyas de Tiffany…

La entevista con Pepa Fernández: http://www.rtve.es/alacarta/audios/no-es-un-dia-cualquiera/dia-cualquiera-vida-despues-marta-rivera-cruz/1289242/

039
Homelandz
08.01.2012 a las 22:46 Permalink

036: Mucho mejor el modelo de pago por copia, ¿verdad Jesús? Ese sí que tiene futuro.

Como el Betamax, que me han dicho que vuelve. Yo porque no tengo dinero, que si no invertía sin pensar.

040
Krigan
08.01.2012 a las 23:27 Permalink

#34 Jesus Raro:

Pues eso mismo, que las canciones se tocan en verbenas y conciertos, y se ponen en radios, discotecas, y bares, sin ningún permiso del autor. Me estás dando la razón.

PD: legalmente sí es la SGAE la que autoriza en estos casos. Ahora bien, me da lo mismo si la autorización es por ley (licencias estatutarias en Estados Unidos), o por entidad de gestión (en España y otros muchos países), el caso es que en diversos casos muy extendidos las obras están siendo utilizadas con ánimo de lucro sin ningún permiso del autor.

041
Krigan
09.01.2012 a las 00:14 Permalink

Observador:

Sigue siendo cierto que si le paso unos libros o canciones a 5 amigos por llavero USB el número de copias por obra es muy superior (5 veces) que si mantengo un ratio 1:1 en el p2p. Incluso con un ratio 2:1, que muy poca gente alcanza, el número de copias “transmitidas” con el llavero es de más del doble.

A ver si ahora va a resultar que es mía la culpa de la escandalera montada en torno al p2p en los 12 años que han pasado desde que se inventó. Ha sido la industria la que ha montado el pollo, acusando de ladrones a los internautas, con criminalización en los medios (financiamos a mafias y terroristas, o eso dicen), con persecuciones masivas a internautas en Estados Unidos y otros países, con leyes liberticidas como Hadopi y la ley Sinde… ¿ahora me sueltas que los obsesionados por el p2p somos nosotros?

En cuanto a los escritores de poco éxito, con el sistema anterior tampoco les daba para vivir, y a muchos ni les publicaban el libro. Si Dan Brown sale ganando, un midlist como Konrath también, y lo mismo Pepe Pérez que ni le publicaron el libro, lo que queda es autores que antes ganaban 1.500 euros por libro, y que ahora tal vez ganen 1.000, o tal vez 2.000.

Incluso en este caso restringido, tu aseveración de que ganarán menos es harto discutible, porque la editorial les da el 5%, y el libro impreso se vende a 15-20 euros, mientras que Amazon les da el 70% si auto-publican, y pueden poner el libro a 3 euros (con lo cual más gente lo comprará), además de que ganan en accesibilidad (sus libros no están en las librerías de pueblo o de barrio, pero sí en las librerías online como Amazon).

042
Observador
09.01.2012 a las 00:46 Permalink

Hay un imberbe en esto de Internet, llamado Jaron Lanier, que se ve que acaba de comenzar a programar, que escribe sobre lo que muchos de aquí no entenderíais en años (lo siento, puede sonar a prepotente, pero es verdad y tiendo mucho a decir la verdad). No en el sentido de que Internet sea mejor o peor (ese debate solo está en vuestras cabezas), sino en el trasfondo de cómo las diferentes alternativas pueden hacer de algo un ejemplo de sostenibilidad o de insostenibilidad. Claro que como él es músico aparte de programador, seguramente lo diga por tomarnos el pelo.

Sobre las donaciones que alguien dice más arriba… Anda, ahora caigo que el co-fundador de Pirate Bay intentó mejorar un poco el tema de la gratuidad en Internet. Lo llamó Flattr. Fue un éxito que ni el mismo Krigan se hubiera esperado. Os dejo un enlace sobre el tema (algunos comentarios no tienen desperdicio):

http://www.fayerwayer.com/2010/02/flattr-co-fundador-de-the-pirate-bay-lanza-sistema-de-pagos-sociales-para-los-creadores-de-contenidos/

Para que también tengáis otros puntos de vista. Esos que al amigo Dans no suele contar. Aquí un artículo escrito ya hace un año por Javier Celaya, “el Anticristo de la Red” (pero no a mí altura, todavía).

http://www.dosdoce.com/articulo/opinion/3606/nos-hace-la-web-2-0-mas-ignorantes/

043
Jesus Raro
09.01.2012 a las 00:47 Permalink

#039, por copia nó, por descarga, pero por favor, el estado que subvencione lo menos posible.

044
Observador
09.01.2012 a las 01:03 Permalink

#041, Krigan, ya he dicho muchísimas veces aquí que, mientras sea sostenible, yo estoy a favor del P2P (del que no se lucra nadie con trabajo ajeno) y de que le pases todos los archivos que tengas en tu ordenador a tus amigos, siempre que sea de forma física.

Lo que no estoy dispuesto es a ver cómo alguien monta un chiringuito tipo Megaupload/Rapidshare, paga parte de los beneficios a usuarios para que suban archivos ajenos (Skinner lo llamaría refuerzo positivo), les cobre cuota a otros y además diga que promueven la Cultura.

Creo que la diferencia es clara.

045
Jesus Raro
09.01.2012 a las 01:13 Permalink

Krigan, no sé qué quieres demostrar con el tema de los permisos, nadie te puede prohibir vender hamburguesas al lado de un “burguer”, pero si las vendes como “whooper”, tendrás que llegar a un “acuerdo”. Aun así, que quieres demostrar?, no me imagino a los Beatles pegados a un teléfono todo el día diciendo quién puede tocar o nó sus canciones…

046
Observador
09.01.2012 a las 01:29 Permalink

#041, se me olvidaba, sobre el tema de autores desconocidos y Amazon. Lo que dices me recuerda un poco a Bubok, y me parece perfecto. La cuestión será saber si Amazon o Bubok pueden diferenciar entre la literatura de un joven Saramago (por decir alguien con un Nobel), un Foster Wallace, un Kennedy Toole o la tuya o la mía.

Los escritores noveles interesantes no pasarán por un filtro medianamente especializado, y seguirán sin comerse un colín si tienen que depender de que Amazon les descubra. Y tú me dirás: “No, los descubrirá la gente gracias a los comentarios dejados en el mismo Amazon o al boca a boca”.

A lo que sólo me queda contestarte: eres un inocente.

047
Krigan
09.01.2012 a las 01:53 Permalink

Jesus Raro:

Me limito a exponer un hecho, uno bien conocido por ti, porque los propios músicos os habéis pasado toda la vida tocando en concierto las composiciones de otros, sin obtener su permiso, con ánimo de lucro. Le pagáis a la SGAE su tarifa (sin importar si el compositor es socio de la SGAE), y santas pascuas.

¿No es maravilloso? Así tú puedes enriquecerte tocando en concierto la música de los Beatles, sin necesidad de que estos tengan que andar todo el día pegados al teléfono, y sobre todo sin la posibilidad de que estos te puedan decir que no.

048
AMD
09.01.2012 a las 01:58 Permalink

Está clarísimo que Juan Gómez-Jurado es un experto en marketing, pero no representa a la mayoría de los escritores que parecen estar callados ante la piratería, tal vez para no enfadar a los lectores potenciales. De hecho, Gómez-Jurado sólo se representa a sí mismo, y buscando polémica (Alejandro Sanz) ha conseguido llamar la atención y tener más seguidores. Bien por él. Habrá que ver si sus libros se venderán más por ello. La novela que regaló era una obra muerta, imposible de encontrar. Habría que ver si haría lo mismo con su próxima novela. Me temo que no…
En la Red (y en la vida real) es posible decir una mentira y que todos se la crean o que no se cuestionen si es verdad. Gómez Jurado asegura haber vendido tropecientos millones de sus novelas. Cualquiera que conozca el mundillo literario se partiría de la risa. Hoy los editores usan un sistema muy sencillo para conocer las ventas de los libros (Nielsen). El emblema del traidor, la última novela de Gómez Jurado, apenas rebasa 15.000 ejemplares vendidos. No es una mala cifra, pero tiene muchos menos ceros de los que su autor asegura. Una novela que recibió el premio ciudad de Torrevieja, 360.000 euros. Haciendo un cálculo rápido, la editorial tendría que haber vendido 180.000 ejemplares para amortizar lo que le pagó al escritor. No es oro todo lo que reluce, ni suelen ser verdaderas las cifras que los autores en general y GJurado en particular dan sobre las ventas de sus libros.
Con esas ventas muy difícilmente podría este escritor vivir de sus libros con la magra ganancia de un euro, o menos, por libro. Al final va a resultar que su interés es vender muchos ejemplares en papel de su próxima obra. Legítimo, desde luego. Pero seamos claros: bien está buscar lectores de la forma que uno crea oportuno, pero no confundamos a nadie con Robin Hood. Saludos.

049
trikar
09.01.2012 a las 08:51 Permalink

AMD,no se cuantos ebooks ha vendido Juan gomez Jurado,pero si que es cierto que está el primero en Amazon.es.No hay que olvidar tampoco que esta novela salio en papel en el 2008 y 3 años después la ha publicado en ebook.No creo que haya muchos autores que publicaran hace tanto tiempo y ahora estén saliendo en varias noticias,blogs y redes sociales y encima vendiendo mucho.
Lo que es seguro,es que si eres mas conocido y mas descargado,seguro que algo mas venderás que el que no es descargado ni conocido. Las redes sociales no te aseguran el éxito,pero en lo tiempos que corren es una opción recomendable para estar con tus lectores. Si te dan por saco,pues nada que la editorial se preocupe de todo, firmas de vez en cuando para quedar bien y a vivir que son 2 días. Al final es el público el que tiene la ultima palabra. En el cine o en la música vemos como directores o grupos que son nº1 en taquilla y ventas se dan batacazos porque su ultimo trabajo no gusta. Si a Juan Gomez Jurado por mucho bombo que le den, sus libros son una puta basura,ya puede twittear 40405 veces al día que la gente pasara de el. Creo que está claro que el 2012 no es 2002 y menos 1992.Hay nuevas formas de promocionarte y estar en contacto con tu público.Es tu decisión actuar conforme al siglo pasado o a los nuevos tiempos

050
Krigan
09.01.2012 a las 09:57 Permalink

Observador:

Dudo mucho que la gente esté dispuesta a pagar por un filtro, habiendo en Internet tantos filtros gratuitos y que funcionan perfectamente. El creerse que la gente les va a pagar por filtrar (o que los escritores van a ceder un porcentaje por ser filtrados) es otro de los errores típicos de las editoriales.

051
AMD
09.01.2012 a las 11:04 Permalink

Trikar,, Krigan: estoy de acuerdo. Pero hay que tener en cuenta que el caso de Gómez Jurado es único, y no necesariamente sirve para todos los libros o escritores. Las editoriales no son sólo un filtro, y al comprar un libro de una editorial X también estás comprando un criterio etc. Y hay mucho trabajo detrás. Eso cuesta dinero. Si la gente no está dispuesta a pagar por ello no será el fin del mundo ni mucho menos, pero ni el mejor escritor del mundo publicará un libro sin ser corregido y revisado por muchos profesionales. Igual que los arreglos en la música. Detrás de cada producto está el trabajo de mucha gente que no se ve. Y llamarlo “filtro” no es correcto.
Y nunca he dicho que los libros de G Jurado son “puta basura”.

052
Observador
09.01.2012 a las 11:40 Permalink

Krigan, yo no estoy diciendo nada de pagar por filtrar. Ya sabemos que el nuevo modelo es el de cuánto menos pague, mejor. Digo que no veo por ningún lado que Amazon tenga especialistas en literatura o que no sabe diferenciar un potencial Kennedy Toole de un libro sobre cómo dejar de fumar. Únicamente categoriza y poco más. Si para ti un filtro crítico objetivo son los comentarios que deja la gente en Amazon, déjame decirte que de literatura tienes la misma idea que yo de astrología.

A mí me gustaría que cuando entro en Amazon un especialista escribiera una reseña, aparte de las hechas por los lectores, que no es que me fíe, pero no suelen seguir criterios profesionales. Vamos, eso que toda la vida se llamó crítica especializada y que está compuesta por gente con peor mala leche que la mía. Sobre esto no he leído nada. Se ve que a todo el mundo le da igual leer un libro que otro, de una calidad u otra, porque lo importante, y al parecer único criterio por el que se mueven algunos a la hora de adquirir un libro, es exclusivamente el precio del objeto (tenga en su interior mayor o menor valor).

AMD, por ahí van los tiros, por ahí…

053
Anónimo
09.01.2012 a las 16:52 Permalink

042 Observado escribió: “Hay un imberbe en esto de Internet, llamado Jaron Lanier, que se ve que acaba de comenzar a programar”

Ya se ha hablado aquí, en entradas anteriores, sobre Jaron Lanier. Investiga un poco antes de lanzarte. Aquí tienes para comenzar:

A Jaron Lanier se le va la olla

054
Krigan
09.01.2012 a las 21:24 Permalink

Observador:

Si el nuevo modelo es que cuanto menos se pague mejor, entonces el viejo modelo es que cuanto más se pague mejor, ¿no?

No veo de qué manera Amazon es incompatible con la crítica especializada. De la misma manera que en el mundo del papel la crítica de un libro se lee en periódicos y revistas, lo mismo se puede leer en sus ediciones online. ¿Acaso los críticos literarios son pagados por las editoriales? Menudo crítico sería aquel que estuviera pagado por la editorial o por Amazon.

AMD:

Un escritor puede contratar por sí mismo a los profesionales necesarios. En el caso concreto de Konrath, estos le salen a mil dólares (unos 800 euros) por libro en total. Como ya señalé, Konrath gana mucho más ahora auto-publicando en Amazon de lo que ganaba antes publicando en papel con editorial, y eso que al libro electrónico todavía le queda mucho campo para expandirse. No parece que los profesionales que contrata Konrath sean peores que los de su antigua editorial, y si lo son, no parece que ello se esté reflejando en las ventas.

055
Krigan
09.01.2012 a las 21:52 Permalink

Un artículo interesante:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Guerra/abierta/precio/libro/elpepicul/20120108elpepicul_2/Tes

Eso sí, el periodista ha metido la zarpa al afirmar que el 80% de los libros electrónicos se venden en España a través de Libranda. Esa cifra tal vez fuese cierta hace mes y medio, pero el desembarco de la Kindle Store le ha dado un vuelco a la situación.

056
Observador
09.01.2012 a las 23:41 Permalink

No, Krigan, no. No era cuestión de pagar más, era cuestión de pagar porque el lector entendía que la obra lo merecía. Ahora, muchos de vosotros lo que defendéis es: si se paga poco bien, si se paga nada mejor. Y ya sabes dónde acabará ese sistema…

Sigues sin enterarte de la película (bueno, en realidad sí, pero prefieres obviarlo): Amazon no invierte dinero en “sus” autores, a diferencia de las editoriales tradicionales, por tanto podría permitirse el lujo de hacer reseñas objetivas sobre las obras. Otra cosa es que no le interese porque así tendrá más obras a su disposición y que además acabara por manipular las obras para que todas tuvieran una valoración alta.

Los sabes perfectamente, pero te da absolutamente igual.

057
Observador
10.01.2012 a las 01:06 Permalink

¿Sería tan amable el Dr. Krigan, experto en Derecho de la Propiedad Intelectual, de explicarme por qué los periódicos han comenzado a inventar este tipo de cosas a las que se refiere el artículo si según sus teorías a ellos les interesa que la gente los copie y enlace libremente cuanto más mejor? Adelanto mi agradecimiento por su disertación, Dr. Krigan.

http://www.thewrap.com/media/column-post/new-york-times-washington-post-ap-found-newsright-34095

058
AMD
10.01.2012 a las 01:13 Permalink

Hay una cosa que parece que se escapa a mucha gente. Cualquiera puede hoy escribir y publicar en Internet. Y eso es fantástico. Pero, procuremos ser sinceros. ¿Significa eso que merezca la pena leerlo? Yo creo que no. Que un libro se convierta en superventas en Amazon para mí no significa mucho. Cualquiera con muchos seguidores en las redes sociales puede hacer ruido, pero eso no garantiza calidad. Además, me gustaría ver los números reales (y cuando digo números reales quiero decir literalmente números reales) de esos libros que sus autores proclaman a bombo y platillo que están en la lista de los más vendidos en Amazon.
Krigan: un escritor puede contratar a profesionales para que le corrijan el texto, pero nunca será lo mismo que el trabajo de una editorial que lucha por defender su catálogo y sabe lo que se juega. Yo prefiero comprar un libro editado, filtrado (con todas las interpretaciones que pueda tener la palabra) por una editorial al libro que cualquiera escriba y publique por su cuenta. Autopublicarse en Internet no es muy diferente a la autoedición, y todavía no he leído un libro autoeditado que valga la pena. Y no es mi intención ofender a nadie.

059
Krigan
10.01.2012 a las 11:53 Permalink

Observador:

¿De verdad es necesario explicarte cómo funciona un mercado? Si en una tienda te venden un producto a un precio, y en la tienda de al lado te lo venden a la mitad, sólo los despistados irán a la primera tienda. Decir que habrá una porción de los clientes que irán a la tienda cara porque entienden que el producto merece ese precio es un absurdo total, nunca la clientela se ha comportado así. Según tú, el lector entendía algo… pero resulta que somos los mismos lectores. Me estás diciendo que yo y el resto de los lectores éramos como nunca hemos sido.

Ni de coña quiero perder mi tiempo leyendo una crítica literaria escrita por la editorial o por Amazon. Que digas que eso sería una reseña objetiva es simplemente ridículo.

En cuanto al enlace que pones, es un “business to business” que tal vez funcione o tal vez no. Dependerá mucho de las condiciones de contratación, incluido el precio. Dado que no está orientado a ser contratado por los consumidores, ya me explicarás qué tiene que ver con lo que estamos debatiendo.

060
Krigan
10.01.2012 a las 12:36 Permalink

AMD:

Sobre la calidad literaria, lo mismo se podría decir de los súper-ventas del mercado impreso. Y sin embargo, las editoriales siempre le han puesto la etiqueta de bestseller a sus libros a la más mínima oportunidad, porque saben que eso ayuda a vender.

Tus preferencias personales son muy respetables, pero también lo son las de los demás. Tú puedes seguir comprando libros publicados por editorial, pero lo que la inmensa mayoría de la gente va a hacer es simplemente comprar libros. No van a andar mirando si es publicado por editorial o auto-publicado, mirarán a ver si el libro les va a gustar y mirarán el precio.

Con respecto a si les va a gustar, los lectores lo tienen fácil en el mundo digital. El tradicional boca a boca se ve potenciado en Internet, y Amazon lo pone verdaderamente fácil para leer gratis el comienzo del libro, y comprarlo si llegas al final de la parte gratuita y quieres seguir leyéndolo.

Con respecto a comparar precios, los lectores también lo tienen fácil en el mundo digital. La propia Amazon ofrece listados de los libros más populares a menos de 2 euros, a menos de 4, y a menos de 6. Un dato interesante: no ha pasado ni mes y medio desde que la Kindle Store abrió en Espana, y al principio estas categorías eran de 2, 5, y 7 euros.

Si trabajas en el mundo editorial, estás haciendo justo lo contrario de lo que deberías hacer. En lugar de intentar vendernos la moto de lo maravilloso que es comprar libros que hayan sido publicados por editorial (algo que casi ningún comprador va a mirar), lo que deberías mirar es qué hacen las librerías online, en especial Amazon por el simple hecho de ser la que más éxito tiene, mirar qué cosas funcionan y cuáles no, y aprender cómo funciona este nuevo mercado digital.

Este es un consejo que vale oro, pero no veo que las editoriales españolas lo estén siguiendo. Se dedican a predicar cómo les gustaría que fuera el mercado digital, en lugar de dedicarse a estudiar cómo es.

061
Observador
10.01.2012 a las 16:26 Permalink

Decir que habrá una porción de los clientes que irán a la tienda cara porque entienden que el producto merece ese precio es un absurdo total, nunca la clientela se ha comportado así.

Yo no sé si te haces el tonto o realmente eres así. No te estoy hablando del mismo producto, sino de productos sinónimos. Claro que hay mucha gente que se basan en la calidad de un producto, siendo dos similares, e incluso en la atención al cliente que le procura una empresa. Esos son dos valores que la gente normal tiene como referencias. Evidentemente, los que no valoráis las cosas en su medida sólo os fijáis en el precio porque confundís precio con valor.

Según tu apreciación, un cartón de vino del supermercado y un reserva de hace 20 años deberían costar lo mismo. En tu mundo de Yuppie quizás sí, la realidad es otra.

062
Krigan
11.01.2012 a las 01:24 Permalink

Observador:

Aquí el único que parece tonto eres tú. Estamos hablando del mismo producto. Ambos, como es evidente por nuestros anteriores mensajes. Así que no te salgas por la tangente si te has quedado sin argumentos.

063
Pedrete
07.02.2012 a las 13:53 Permalink

Los comentarios de algunos apestan a elitismo intelectual. Yo he comprado en amazon un libro de Peter Sloterdijk por 7 euros porque no lo encuentro en las librerias y también los de Juan Gómez-Jurado. Parece que la aparición de Amazon llevará, según ellos, a un empobrecimiento cultural cuando lo único que cambiará será la forma en que accedemos a la cultura y la comodidad o facilidad con la que llegamos a ella. Como vereis he pagado mas por uno que por otro y estoy dispuesto a hacerlo si el desembolso merece la pena. Lo que no estoy dispuesto es a permitir que me den gato por liebre y a pagar los mismo por un formato físico que por uno que no lo es, por mucha corrección, trabajo o mimo que lleve implícito. Que ocurre que Gómez-Jurado no pasa años viajando y documentándose, que no le corrijen o editan sus libros??

Desde que tengo mi Kindle solo he observado una cosa: ahora leo mas porque puedo acceder a las demandas de mi curiosidad(ella es la culpable) mucho mas rápido y comodamente, me interesan las ideas, no su envoltorio. Y eso que en España por culpa del escaso dinamismo y del conservadurismo a ultranza(que curioso en un mundo que se las da de progresista) de nuestro mundo editorial no hemos llegado a un aprovechamiento total de la nueva coyuntura. Si fuera un fetichista del libro, seguiría comprando en papel. Es un mercado que no tiene porque desaparecer, ni lo hará, pero a mi me interesa el otro, no me intenteis imponer a mi vuestra visión ni vuestro caduco modelo de negocio.

064
Lilly
10.05.2013 a las 02:44 Permalink

Construir y alimentar una plataforma de lectores es lo que vuelve sostenible la carrera de una escritor independiente. Y no veo una opción más efectiva que hacerlo a través de internet y las redes sociales, con la ventaja de que puedes tus libros están disponibles en digital tanto como en papel. Este es un tutorial que publicamos hace algún tiempo y que se ha vuelto viral en Facebook, que es donde el 90% de los escritores de romántica se reúne:

http://www.escriberomantica.com/2012/08/como-publicar-en-amazon-con-createspace.html

El género romántico, por ejemplo, además de tener una base de lectores inmensa cuenta con un gran número de escritoras que hasta hace algunos años no encontraban medios para publicar y difundir sus libros.
Hoy el paradigma ha cambiado y los efectos están comenzando a notarse con fuerza para quienes nos atrevemos a abrazar el cambio.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens