El Blog de Enrique Dans

En El País, hablando de pluralidad informativa

Escrito a las 10:52 am
21

Carmen Mañana, de El País, nos entrevistó a Julio Alonso y a mí acerca de una tesis de Eli Parisier que me pareció muy interesante: hasta qué punto los sistemas de selección de información de la red – filtros colaborativos, algoritmos de relevancia, sistemas de suscripción, etc. – provocan una focalización, un sometimiento a una “dieta informativa” que reduce las opciones de pluralidad. Se publica hoy en el Ciberpaís bajo el título “La Red le adoctrina con su propio credo, si usted se deja” (ver en pdf).

Mi opinión es que ocurre exactamente lo mismo que fuera de la red: una persona que decide informarse únicamente a través de medios con una línea editorial determinada deja de ver determinadas interpretaciones que no están de acuerdo con su visión, lo que provoca una auto-selección que le permite sentirse reforzado en su opinión dentro de su “burbuja informativa”. En ese sentido, la red, a pesar de proporcionar acceso sencillo – a un clic de distancia – a una cantidad mucho mayor de información, permite también que seleccionemos esa información para recibir únicamente aquella que realmente queremos recibir, la que coincide con nuestra visión. Nuestra opinión, vista a través de los timelines y de los blogs de aquellos que piensan como nosotros, puede reforzarse, hacernos sentir parte de una identidad o doctrina colectiva, que rechaza visiones discordantes.

Herramientas como los comentarios en blogs y redes sociales, agregadores sociales, o Twitter mediante sistemas como el retweet, pueden permitir – no siempre – que accedamos a información que en cierto sentido puede “saltarse” nuestra selección de filtros (los que provienen del hecho de estar suscrito a unas páginas determinadas o seguir a unas personas específicas), pero exactamente igual que como ocurre fuera de la red, es preciso “buscar” conscientemente la diversidad para ver la totalidad del prisma, y no únicamente lo que se dice en “la cámara de los espejos”.

Como siempre, la “bondad” o “maldad” de las herramientas depende de cómo las utilicemos…

21 comentarios

001
El Rendrijero
21.08.2011 a las 11:02 Permalink

Cierto, pero no hay que olvidar que esos filtros seleccionan los elementos intelectuales con los que construimos nuestra especial visión de la realidad. Por lo que los filtros aun siendo libremente elegidos por nosotros determinan en gran parte nuestra actuación futura.

002
m.a.PELEGRINA
21.08.2011 a las 11:06 Permalink

Es curioso publicar este ARTICULO SOBRE LA “PLURALIDAD” en el periodico menos
plural de todos los que tenemos.

003
Pacoceacero
21.08.2011 a las 11:17 Permalink

A la antropología moderna le queda por definir un concepto ampliado de “tribu”, aplicado a este fenómeno de seleccionar nuestros afines en internet. Probablemente sea más un fenómeno común, en la especie humana, relativo a a la identidad cultural que a vínculos familiares o territoriales, como ya se intuía con la extensión del concepto a “tribus urbanas”. ¿Cómo debemos llamarlo ahora en la aldea global?

004
Joan
21.08.2011 a las 11:18 Permalink

Enrique:
Acabo de leer el articulo del pais y me ha dejado bastante inquieto. Es un tema que hasta el momento no le he dado importancia, pero que me ha generado mucha insatisfaccion. ¿ Hay alguien que va decidiendo lo que tengo que leer y no me habia enterado? Vale, estoy de acuerdo en que asi sea porque normalmente ello me facilitara las busquedas pero necesito tener la opcion de LIBERARME de esa “manipulacion” cuando asi lo considere.

¿ No crees que ello debiera ser posible? ¿ Tecnicamente no parece ser un gran problema ?

Ademas me ha dejado doblemente preocupado el ver como Enrique Dans no le ha dado mucha importancia a esta situacion de “direccionamiento consentido” ya que me ha parecido que lo has considerado como un “mal menor” con el que debemos convivir.

Pues mira lo mal que me ha parecido a mi, que siendo un nada relevante usuario de Facebook, me he decidido a crear una pagina al respecto ” Yo tambien quiero poder evitar los filtros en las Redes Sociales” a la cual espero te agreges si asi lo crees conveniente.
Gracias anticipadas de un admirador ( y ex-alumno)

005
Gorki
21.08.2011 a las 11:20 Permalink

Absolutamente de acuerdo. Uno se informa en aquellas fuentes cuyos prejuicios han seleccionado libremente. Aunque exista libertad de información y pluralidad de opiniones, la selección personal de los medios que usamos para informarnos, mediatiza nuestra información.

Quien elige unos determinados periódicos, o sigue en Twitter y Facebook a determinadas personas, ya está sesgando de que forma quiere informarse. En mi caso concreto, si el medio elegido se aleja en exceso de mi forma de pensar, lo abandono, (por ejemplo he abandonado por ello, tanto a Libertad Digital, como a Meneame), por tanto no puedo quejarme de recibir información mediatizada.

006
Enrique Dans
21.08.2011 a las 11:23 Permalink

#004: No es que no le dé importancia, es que creo sencillamente que estamos mejor que antes. Los filtros eran más preocupantes en la época en la que la disponibilidad de fuentes de información era menor, en la que únicamente leíamos periódicos, escuchábamos radios y veíamos televisiones que tenían sus propios filtros. Ahora depende de nosotros tener un filtro más o menos definido. En mi caso, por ejemplo, procuro tener una selección de personas en Twitter con criterios y opiniones diferentes a los míos (no seleccionar en función de afinidad ideológica o de opinión), o usar pequeños trucos como introducir agregadores en tus feeds que eviten una perspectiva única (desde hace años tengo en mis feeds a Techmeme o a Digg que aportan visiones diferentes en el ámbito tecnológico), o simplemente leer un mix razonable de medios, como se ha hecho toda la vida para considerarse bien informado. Como muy bien comenta Antonio Ortiz en Google+,

“no es un problema realmente tecnológico sino de actitud: seguir publicaciones y usuarios con los que uno no comparte de entrada opiniones y análisis requiere cierta violencia con uno mismo, un precio a pagar por evitar acabar flirteando con el sectarismo. La tecnología en todo caso favorece lo que queramos hacer, crear un filtro que me evite leer a otras corrientes o abrirme a sus opiniones y enlaces”

007
Antonio Castro
21.08.2011 a las 12:05 Permalink

Lo esencial es que en un medio interactivo los argumentos pasan de ser criticables a ser criticados y eso ensancha la mente de todos los participantes de esa interactividad informativa.

Yo en twitter tengo un debate interminable con Luis del Pino, y tenemos posturas muy diferentes. Yo me defino como ateo beligerante y Don Luis como agnóstico que admira mucho a La Iglesia Católica (¿?) Nos acusamos mutuamente de prejuicios, y tenemos nuestros momentos de visceralidad porque para ambos es muy importante, pero llevamos debatiendo con educación muchísimo tiempo.

La Red es una escuela donde Maestros y Alumnos intercambiamos papeles constantemente. La conciencia social está dando un salto cualitativo gracias a esto, y eso se refleja en las iniciativas populares.

008
Joan
21.08.2011 a las 12:07 Permalink

#006 Es cierto que tu planteamiento es coherente, pero parte de la base que los usuarios tienen que hacer un importante esfuerzo en busca de ese deseado y casi utopico equilibrio.Tendras claro pues lo que va a ocurrir, “tendencia al parcialismo” y por no utilizar otra palabra mas fuerte.Siempre podras decir que es parcial el que quiere, pero ello suena simple. Y el otro punto en cuestion es que siempre que dejemos que nos” direccionen”, pese a que invirtamos esfuerzos en lo contrario ( los que por lo menos lo intenten), siempre sufriremos un importante grado de “manipulacion”, cuyo mayor peligro radicara en que ni siquiera nos habremos enterado de que nos han manipulado ( ¿ O crees que podras estar por encima de los filtros? )

Yo prefiero poder elegir mi situacion. Y si no voy a poder elegir prefiero un caos inicial y al que cada uno vaya poniendo orden segun sus preferencias.

Un saludo

009
Dali
21.08.2011 a las 13:08 Permalink

Buenos días:
No he encontrado el artículo de El País todavía, y no sé si habéis tocado el tema de la interactividad que comenta Antonio Castro. A mí la parte que más me suele gustar es la de los comentarios donde aparecen voces discordantes, se amplía la información o se sueltan burradas que por más reprobables que sean te permiten tomar el pulso a la peña.
La manipulación comienza con la selección de los asuntos que se tratan y la superficialidad con que se abordan los temas importantes, creo yo. Al poder participar te implicas más, te rebaten, te amplían la información y los maestros te explican cosas que en los medios tradicionales no te cuentan. Las personas que se oponen a tus opiniones también te hacen pensar aunque solo sea para buscar argumentos que reafirmen tus posturas. Lo deseemos o no en la red estamos expuestos a ideas diferentes. Me gusta.

010
Lucía
21.08.2011 a las 13:40 Permalink

Por lo general todos tenemos tendencia a hacernos eco de lo que queremos escuchar obviando todo lo demás. Y deberíamos contrastar varias informaciones al igual que hacemos cuando vamos a llevar a cabo una chapuza en casa; pedir varios presupuestos para poder elegir cual de ellos se acerca más a nuestras necesidades.

011
SkiterSkiterio
21.08.2011 a las 13:50 Permalink

Algunos supongo que somos masocas, porque yo en twitter, por ejemplo, sigo a más gente que piensa diferente que a los que me dicen que si a todo lo que digo. Quizas por eso me paso el dia de mala leche ultimamente. Yo creo que al final, como dices, depende mas de cada uno y de allí donde quiera fijar la vista.

012
Carlos Purroy
21.08.2011 a las 14:12 Permalink

Es siempre difícil conjugar pluralidad con individuo.
Como individuos deseamos tener nuestra propia visión y versión. Pienso que cuantas más visiones y versiones produzcamos, podremos construir una idea de información compleja que nos de una visión múltiple.
Es por lo tanto necesario educarnos en la adquisición de ideas propias sobre la realidad, pero paralelamente a ello, hacerlo con la capacidad de ponerlas en relación y poder percibir de esta manera ese campo de información general.
Lo contrario son filtros y visiones domesticadas. Vamos lo suficiente “pá” llevar el cordelico del cuello.

013
José Carnoedo
21.08.2011 a las 14:18 Permalink

Para evitar lo que habla el artículo de El País, hace tiempo que existe una extensión para Chrome: Disconnect.

https://chrome.google.com/webstore/detail/jeoacafpbcihiomhlakheieifhpjdfeo

Imprescindible.

014
liron
21.08.2011 a las 14:19 Permalink

Es cierto que el fenomeno existe, pero no estoy de acuerdo con que el fenómeno ocurra exactamente igual en la red que fuera de ella.
En la red yo realizo una selección o filtrado de acuerdo con mis opiniones y preferencias.
En un kiosko de prensa antes de que yo pueda actuar, ya se ha realizado una preselección externa ajena a mí (filtro fundamentalmente económico: sólo los grandes grupos editoriales pueden permitirse publicar sus opiniones de forma regular en prensa).
En la televisión esta preselección es todavía mayor y más extrema: para mantener un canal hay que tener grandes cantidades de dinero, y además haber conseguido la licencia de emisión correspondiente del gobierno (otro filtro más, con gran sesgo ideológico).
No es lo mismo.

015
Xaquín
21.08.2011 a las 16:23 Permalink

Por que será tan dificil asumir la última frase (de la entrada)? Cualquier instrumento fabricado “para el bien” puede ser mal usado (y no pienso discutirlo, pero creo que se puede añadir “y viceversa”, aunque en este caso supongo más difícil el proceso de reconversión).

A golpe de tecla: Hay preselección en todo tipo de distribución informativa (incluida la de fuentes “oprimidas”!), pero con la red puedo ver la portada de La Razón (por ejemplo) en kiosko.net mucho más comodamente que en el “de la esquina”. Logicamente esto precisa una red suficientemente libre. Nada que no se precise en la vida analógica!

016
eljose
21.08.2011 a las 16:30 Permalink

La ventaja significativa de la red es que nos da la posbilidad de encontrar información que no podriamos encontrar en los medios tradicionales por diferentes motivos, porque no vende, no interesa a ninguno de sus dueños, …

017
el buen samaritano
21.08.2011 a las 20:43 Permalink

Quizás dentro de poco tiempo cada usuario de Internet tendrá a su servicio (incluso sin saberlo) un “cerebro amigo” cibernético que le seguirá a todas partes: un cerebro complementario, la inteligencia artificial al servicio de todos y cada uno de los internautas… Una personalización total conseguida y llevada al mayor de los extremos: un “cerebro amigo” personalizado para cada uno y para cada necesidad real o irreal y que nos ayudará siempre que nos conectemos a la red.

018
Rosario Pérez Esteba
22.08.2011 a las 02:09 Permalink

Nunca soñé en la libertad de información de que la ahora dispongo con las redes sociales. Estoy empezando ahora con ellas y es sencillamente fantástico. Esperemos que nos dure muchos años.

019
Krigan
22.08.2011 a las 02:21 Permalink

También conviene señalar que hay gente que lo que quiere es precisamente recibir el adoctrinamiento de su gusto, esa gente no quiere pluralidad informativa, sino que les refuercen en sus prejuicios. No es que acaben adoctrinados por accidente, ni por negligencia al seleccionar sus fuentes, sino que desean ser adoctrinados.

El hecho de que los periódicos estén divididos entre “de derechas” o “de izquierdas” me indica que esa gente es muy numerosa. Si fuesen una pequeña minoría, habría sólo “periódicos” a secas, y una sección de opinión donde escribirían comentaristas de diversas tendencias. Pero mucha gente no desea informarse, sino ser adoctrinados.

020
Camino
22.08.2011 a las 20:06 Permalink

A mi lo que realmente me preocupa es que no todas las publicaciones se digitalicen y haya un gap de conocimiento disponible. Corremos el peligro de perder la perspectiva histórica y de reinventar la rueda sin saberlo.

021
Camino
22.08.2011 a las 20:11 Permalink

Y tambien creo que acotar la información recibida debería ser una opción a tomar de forma consciente por los propios usuarios.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens