El Blog de Enrique Dans

Con Marc Prensky

Escrito a las 9:08 am
16

Este pasado sábado tuve la oportunidad de conocer a Marc Prensky, el creador de los términos “nativos digitales” e “inmigrantes digitales”, autor de varios libros sobre educación, y sin duda una de mis referencias desde hace mucho tiempo.

La charla, organizada por la Fundación SEK dentro de su Global Education Forum, era un seminario para profesores en el Salón de Grados de la Universidad Camilo José Cela, complementario a la conferencia que Marc impartió el día anterior en el Museo Reina Sofía. Tuvo un ambiente informal, cercano y directo, y trató acerca de los retos de educar a una generación hiperconectada y sometida a un nivel de innovación tecnológica completamente vertiginoso, que sienten que cuando llegan al colegio son sometidos a un ambiente que consideran retrógrado y que les resulta profundamente desmotivador y aburrido.

Las propuestas de Marc se centran en el descubrimiento empático de las pasiones de los alumnos, la gestión de grupos en función de sus intereses, y en un fuerte cambio metodológico orientado a que sean los alumnos los que generan los materiales bajo la dirección del profesor: no se trata de contarles las cosas, sino de plantear problemas en los que tienen que localizar y sintetizar la información necesaria mediante el uso de unas tecnologías que manejan con facilidad.

La clave está en el reparto de tareas: los estudiantes hacen lo que saben hacer bien (usar tecnología, encontrar contenidos relevantes y aplicar creatividad a su presentación) y los profesores desarrollan otras tareas en las que se les supone maestría: hacer las preguntas adecuadas, aportar metodología y rigor, y poner los contenidos en el adecuado contexto. En ningún caso se trata de dejar caer tecnología en las aulas sin más, porque lo fundamental es precisamente el cambio metodológico, no la tecnología en sí. La implicación de los profesores es, en este sentido, absolutamente fundamental, y de naturaleza mucho más prioritaria que la propia dotación tecnológica.

Existen, por supuesto, resistencias: no todos los profesores son capaces de perder su papel central de “yo lo sé todo y yo te lo cuento” frente a uno más de tipo “supernodo”, o hacia dedicar más tiempo a sus alumnos que a unos contenidos que preparan ellos. Los padres también pueden verse en muchos casos intimidados por metodologías que difieren tanto de las aplicadas en su momento con ellos, y los sistemas de evaluación pueden primar en ocasiones la vieja metodología. Sin duda, un cambio importante y que no pasa desapercibido, pero en cuya base está superar el enorme desfase entre las características de unos alumnos que evolucionan de manera rápida y las de unos métodos de enseñanza que no lo hacen.

16 comentarios

001
jose luis portela
18.10.2010 a las 09:26 Permalink

Con todo mi cariño hacia los profesores de colegio, que creo es una de las profesiones mas importantes de un pais y peor pagadas. Dicho esto, si analizo los profesores de colegio que conozco, la mayoría dista mucho de ese profesor que tu comentas y que esta puesto al día en temas de nuevas tecnologías. Y no hace falta ir al colegio, no tienes mas que darte una vuelta por la universidad y ocurre lo mismo.

002
Goomer
18.10.2010 a las 10:13 Permalink

Lo que me cuentan amigos maestros de escuelas públicas está muy distante de esta imagen. Son alumnos de primaria (hasta 13 años creo), que solo usan el messenger y poco más.

Hay una desmotivación en el alumnado respaldada por muchos padres y que se extiende a los profesores.

Si esta nueva “metodología” es capaz de lograr esta motivación, bienvenida sea, pero al igual de cuando se hablan de otros temas, esto no se corresponde con el alumno medio.

003
Javi
18.10.2010 a las 10:33 Permalink

Por conocimiento del tama (mi mujer es profesora de Matemáticas en un instituto de secundaria), he visto la cantidad de tiempo que ha invertido en casa (fuera de su horario lectivo), buscando recursos y páginas en Internet (gratuitos por supuesto) para que los alumnos interactuen y aprendan “Mates” de una manera divertida. Todo ello por supuesto en casa de los que tienen Internet (cada vez son +), pues en las aulas todavía no hay ordenadores para los chicos. Todavía no ha usado al 100% la WEB 2.0 (ha “flirteado” con ella y sus chicos), no por falta de ganas, mas bien por falta de tiempo. También ha usado otros métodos pedagógicos para hecerles ver a los chicos las matemáticas como algo chulo e interesante. La verdad es que los resultados son impresionantes, ha tenido niños que han pasado de hacer exámenes en los que sacan un 0 a sacar 2,5 ó 3, lo que es un logro tremendo teniendo en cuenta la historia familiar y personal de alguno de ellos.

En fin no me enrrollo + es que toda mi familia ha sido profesora y he vivido de cerca este mundillo (aunque yo no soy profesor) y reconozco que admiro mucho la labor docente.

004
Gorki
18.10.2010 a las 11:53 Permalink

Es dificil ser buen maestro en los tiempos que corren. Todo lo tienen en contra, un plan de estudios descerebrado, un sistema educativo que desmotiva a los mas aptos, bajando un año tras otro el listón de exigencias, ser políticamente incorrecto fomentar el esfuerzo y la disciplina, familias que ni educan a sus hijos, ni apoyan la labor educativa de los centros, y los cambios de la sociedad de todo tipo, no solo tecnológicos, que dejan a unos maestros, sin motivaciones para actualizarse, transformados en fósiles culturales y tecnológicos.

005
Enrique Dans
18.10.2010 a las 12:02 Permalink

#001: Jose Luis, es que no es eso. Lo que dice precisamente Prensky es que el profesor no debe ser un experto tecnológico. De hecho, no tiene ni porqué gustarle la tecnología. Algunas de las frases que extrajo Marc de un diálogo con los alumnos eran precisamente en ese tema:

“A lot of teachers think they make a PowerPoint and they are so awesome”

“Don’t try to keep up with technology. You can’t”

“You’ll only look stupid”

Son los alumnos los que saben de tecnología. Déjalos a ellos, tú limítate a organizar lo que sabes: poner contexto, hacer preguntas adecuadas y aportar metodología y rigor.

006
Héctor
18.10.2010 a las 12:41 Permalink

Hola,

ese concepto se está implantando en un colegio de Madrid (lo conozco porque estudian hijos míos). http://www.colegiosantamarialablanca.com/informacion/metodologia.html

El resumen de la metodología y cómo se utiliza la tecnología como medio clave, es exactamente como dices en tu post.

Un saludo,
Héctor

007
jose luis portela
18.10.2010 a las 13:31 Permalink

Gracias Enrique. A lo que me refería es que ni tan si quiera conocen lo que la tecnología puede aportar o lo que los alumnos pueden hacer con ella. Es mas la ven como una amenaza incluso. Si ellos no son conscientes de lo que puede aportar, jamas lo recomendarán o harán que los alumnos la usen.

Y estoy totalmente de acuerdo contigo, no hace falta ser un experto en utilizarla para aprovecharse de su uso por los alumnos. Es como el que no sabe esquiar pero promociona que sus alumnos lo hagan por deporte y por estar en contacto con la naturaleza.

Sin lugar a dudas un gran tema presente, es identificar y conocer como las nuevas tecnologías nos van a permitir compartir y crear conocimiento de una forma mas eficiente.

008
Odiseo
18.10.2010 a las 16:41 Permalink

Hombre, eso está bien en formación profesional o la universidad, pero vete tú a imponer un sistema así en la ESO, con todos esos niños asilvestrados usando los móviles e internet para reírse del profesor y poner los vídeos en youtube.

009
David
18.10.2010 a las 19:35 Permalink

La cuestión de fondo en la educación, efectivamente, es más de metodología general que de las tecnologías que se usan. Paulo Freire ya planteó esas cuestiones hace varias décadas, pero seguimos anclados en la transmisión de conocimientos en lugar de enseñar a pensar.

010
Chavarri
18.10.2010 a las 21:12 Permalink

Se te echó de menos en la sesión del Global Education Forum.
Los ponentes estuvieron a gran altura y el evento ha sido espectacular.
Trending topic en España en Twitter con GEF10 y expectativas ampliamente superadas. Creo que la Fundación SEK no se esperaba tal cantidad de eco y no conocía el “poder” de Internet para movilizar.
El evento fue de 10 y los recursos dedicados también.

Se ha visto que hace falta un debate en torno a la educación.
Y que llegue a la Empresa porque si no cuando los chavales lleguen a su primer empleo va a ser como volver a atravesar el túnel del tiempo.

¿Vas a comentar algo más al respecto?

011
Eduardo Reyes
18.10.2010 a las 22:21 Permalink

Estoy estudiando FP a distancia a través de internet (Junta de Andalucía), y esto encaja justamente con lo que estaba pensando hace unos días.

El temario está en una plataforma Moodle, y ahí hay que estudiarlo. El intento de uso del resto de Internet se resume a unos enlaces llamados “para saber más” que no entran en examen.

La circunstancia más absurda se da cuando te encuentras errores o cosas anticuadas en el temario: como ese es el temario oficial, esa es la versión que hay que memorizar para los exámenes. Pueden arreglar los errores, pero es un trámite que pasa por varias personas y no siempre queda perfecto. Al final es incluso más problemático porque implica que los estudiantes tenemos que estar pendientes de las revisiones que pudieran hacerse tras haber estudiado.

¿Y por qué no simplemente buscar toda la información en Internet, hasta ser capaces de resolver el examen del tema? Hay un foro donde se podrían preguntar todas las dudas y debatir todo lo debatible. En este tipo de formación están todos los medios, solo falta la voluntad.

012
Po fale
18.10.2010 a las 22:27 Permalink

Si, hombre. Como si lo viera. Nada más hay que decirle al infante: “Para dentro de dos semanas te buscas la vida que vas a hacer un examen de integrales, busca en gugel que seguro que hay algo que te enseña como hacerlas”

Y fijo que va el nene y te aprueba.

¿Pero alguno de los bocachanclas que escriben aquí ha pisado una clase actual de la ESO o bachillerato donde ser “ejperto informatico” no pasa de tener cuenta en el tuenti o en el messenger?

Como todo depende de en que nivel se use, pero generalizar que el ordenata lo arregla todo en educación es ponerse una venda y no ver la realidad del aula.-

013
Mauricio
19.10.2010 a las 15:51 Permalink

Enrique, estoy bastante de acuerdo en que “no se trata de contarles las cosas, sino de plantear problemas en los que tienen que localizar y sintetizar la información necesaria” y me parece interesante el reparto de tareas entre profesores y estudiantes que planteas, pero debo decir que todavía no he visto en las aulas a esos maravillosos “nativos digitales”, ante los cuales los profesores que quisieran mantener el ritmo de la innovación tecnológica simplemente lucirían como estúpidos. Cualquier docente con un conocimiento incluso básico de la tecnología sabe que, con pocas excepciones, las competencias de los alumnos en dicha área son bastante limitadas y que si bien pueden moverse con relativa facilidad en el mundo de las redes sociales y enviar mensajes de texto con una velocidad sorprendente, es muy poco más lo que saben hacer.

Otra cosa muy diferente es que un número muy grande de docentes no sabe absolutamente nada sobre las nuevas tecnologías y es probable que desde la perspectiva de ellos los estudiantes seguramente sean unos genios tecnológicos. Es más, la capacidad de muchos docentes para “hacer las preguntas adecuadas, aportar metodología y rigor, y poner los contenidos en el adecuado contexto” es bastante cuestionable, lo que indicaría que el asunto de fondo no es que los alumnos se hayan vuelto geniales sino que muchos profesores simplemente son malos.

En cuanto al ambiente “profundamente desmotivador y aburrido” del colegio, el problema no es nuevo ni tampoco su solución es simple. Hay que tomar en cuenta, sin embargo, que si bien hay mucho descuido institucional en lo que se refiere a los contenidos y a la parte metodológica, también a mucha gente le falta recordar que el colegio no es de ninguna manera un circo y que se requiere mucho esfuerzo y dedicación para aprender realmente algo y no sólo sumergirse en medio de mil lucecitas de colores.

014
Una docente
21.10.2010 a las 10:31 Permalink

#5: “Son los alumnos los que saben de tecnología”.

Falso. Y en general, telita con el desprecio a la tarea del profesor que destilan algunos comentarios, incluidos el del señor de la charla a quien no tengo el gusto de conocer. El 99% de los alumnos ****españoles**** a los que he enseñado utilizan Internet para visitar Tuenti y chatear por el messenger. Y para de contar. Los alumnos conocen aquellas minúsculas partes de la tecnología que les hacer salir con sus colegas a comer pipas de forma virtual en lugar de ir al parque de la esquina como hacíamos antes. Pero ni en sus casas, ni mucho menos ellos por su cuenta, tienen (a) el interés o (b) los conocimientos tecnológicos necesarios para integrar de forma eficiente y divertida las nuevas tecnologías en el proceso de aprendizaje.

En mi primera semana de clase dedico una o dos sesiones a explicar cómo y dónde pueden utilizar Internet para buscar recursos de lo más variopinto, desde ver un simple video de YouTube (esto sí lo conocen) a escribir un blog colectivo (muchos ni saben lo que es un blog ni para qué sirve), o (aquí ya se pierden) suscribirse a un podcast. Ayer precisamente estuve explicando qué es un podcast a una clase de chavales de 17 años. No sé si es excepcional o no, pero en toda la clase había UNA persona que sabía lo que era.

Yo no sé si es que vivís muy desconectados de la realidad o qué, pero os puedo asegurar que las cosas no son como las contáis y que esa imagen de una juventud súper-tecnológica y profesores que no saben qué ni cómo enseñar está muy pero que muy equivocada. En mi entorno al menos, sé que buena parte del profesorado conoce más y mejor las nuevas tecnologías que sus alumnos (especialmente en secundaria, donde como digo internet se utiliza para el Tuenti y el messenger y para de contar). Hablo de compañeros docentes que escriben en su blog hace años, que utilizan Linkedin, Facebook o Tuiter con frecuencia y que participan en numerosas redes con materiales propios y saben dónde y cómo buscar materiales para sus alumnos, y que en absoluto se limitan, como se ha dicho por ahí, “a hacer una presentación en PowerPoint”. En nuestra comunidad muchas escuelas cuentan ya con pizarras virtuales en todas las aulas y se utilizan materiales digitalizados (más útiles en unas asignaturas que en otras).

El problema de la educación en España no es si utilizamos tal o cual para enseñar. El problema(los problemas) son otros, y muchos nacen fuera de la escuela. Y me quedo con el comentario final de Mauricio: ahora ya no vale con ser un buen profesor. Ahora tambien hay que ser artista de circo para que la criatura se “motive”. La realidad, Enrique, es que yo planteo clases divertidas, dinámicas, en las que hago un uso frecuente de las nuevas tecnologías. Y simplemente, no-les-in-te-re-sa. Así de triste. Y así de real.

015
Anónimo
24.10.2010 a las 17:11 Permalink

Lo curiosos es que, como docente, les planteas a inspección hacer las reuniones de equipo educativo de manera virtual, y no tener que perder tardes enteras desplazándote a más de cien kilómetros para reunirte durante media hora, usando Skype o similares y te dicen que no. Las nuevas tecnologías solo para hacer propaganda política o para entorpecer la libertad de cátedra del profesor en el aula.

016
jose antonio gabelas
08.04.2011 a las 20:57 Permalink

En mi opinión, la visión de los nativos digitales aplicados a nuestros alumnos es una falacia más que alimenta el montaje institucional de las TIC. En los 20 últimos años que llevo trabajando formación de profesores y sin dejar la escuela, observo lo que llamo la paradoja de las TIC http://www.gabelas-marta.com/2011/03/paradoja-de-las-tic/
Creo que tenemos que poner cada cosa en su sitio, y desde luego reinventar la escuela porque el ocio digital va por otro lado.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens