El Blog de Enrique Dans

La palabra “disrupción” y el diccionario

Escrito a las 12:00 pm
43

diccionarioAyer, al hilo de este artículo en La Razón, y harto ya de las discusiones que suscita el uso de la palabra “disrupción”, decidí ponerme en contacto con la Fundéu y hacer una consulta sobre el tema. Mi consulta, formulada a través de la página correspondiente, era la siguiente:

Me gustaría saber por qué el sustantivo “disrupción” no aparece en el diccionario, mientras que el adjetivo “disruptivo” sí lo hace. ¿Puede utilizarse el sustantivo “disrupción” correctamente en español?

Recibí la respuesta en menos de una hora (¡un domingo!), lo que dice mucho acerca del buen nombre de la Fundéu… esa “u” de “urgente” parece que está muy bien justificada. El texto de la respuesta es el siguiente:

Es muy probable que esa palabra aparezca en la próxima edición del DRAE, pues está registrada en el banco de datos de la Real Academia Española, hay documentación de su uso desde 1984, y hay veinte documentos en los que aparece. Puedes verlo en:
(Debes pulsar en el botón donde dice “recuperar”)
Ese sustantivo se puede usar pues esta correctamente formado, teniendo en cuenta que ya está registrado en el Diccionario el adjetivo “disruptivo”.

Además, en los comentarios de la entrada de ayer me encuentro una referencia a la definición del término en el Diccionario María Moliner, en el que sí aparece:
disrupción (del lat. disruptĭo, -ōnis)
f. culto o cient. Ruptura o interrupción brusca.

Ante lo cual doy por zanjada la discusión y procedo a seguir usando con total tranquilidad y todas las bendiciones de los filólogos una de mis palabras favoritas :-)

7 trackbacks

[...] 2, 2010 por desidias [[La disrupción de las luces y las sombras siempre se han presentado ante mí como un dilema enigmático y un poco [...]

[...] En las próximas entradas de esta serie sobre el futuro del libro pretendo comentar cada una de estas oleadas de disrupción. [...]

[...] A la velocidad que marcan los tiempos y los mercados hay que hacer una transición por año. Y ya llevamos algunos de retraso. Ahora se dice una “disrupción” (que no sale en el DRAE pero es legal). [...]

004
Empresas dinosaurio
08.03.2013 a las 10:12 Permalink

[...] actual situación económica y tecnológica, está plagada de disrupciones, lo que a efectos prácticos es equivalente a la caída de miriadas de asteroides cambiando en este [...]

[...] disrupción (palabra aún no incorporada a la RAE), pero que significa ruptura o interrupción brusca, se acerca irremediablemente a los terrenos de [...]

[...] la zona de Valencia y Alicante y quienes han creado un auténtico hub o ecosistema de optimismo, disrupción y creatividad muy esperanzador en estos tiempos tan, a priori, desalentadores. Evidentemente hay [...]

[...] disrupción (palabra aún no incorporada a la RAE), pero que significa ruptura o interrupción brusca, se acerca irremediablemente a los terrenos de [...]

36 comentarios

001
Borja
21.12.2009 a las 12:09 Permalink

Me sorprende que buscando hacer un uso correcto del español, en tu consulta utilizases “porque” en lugar de “por qué”.

Un saludo

002
Julio
21.12.2009 a las 12:13 Permalink

A veces somos más papistas que el papa.

Un saludo.

003
Enrique Dans
21.12.2009 a las 12:29 Permalink

#1: Pues lo corrijo. Que todos los problemas sean esos.

004
Antonio
21.12.2009 a las 12:35 Permalink

A propósito del artículo de La Razón, aún queda un año entero para que termine la década. ¿A qué vienen estas prisas para buscarle nombre?
No entiendo por qué le seguimos el juego a los estadounidenses, que contabilizan las décadas de 0 a 9, pero a mí me enseñaron en el colegio a contar del 1 al 10.
¿O es que vamos también a empezar las semanas por el domingo, en este afán de autocolonizarnos por la cultura anglosajona, después de tantos siglos de cultura grecorromana?

005
Kampa
21.12.2009 a las 12:48 Permalink

Yo llevo muchos años ya usando la palabra “Disruptor”, ….así que supongo que estará en el Diccionario de la RAE, si no es así, espero la pongan pronto.

006
Felipe Alfaro Solana
21.12.2009 a las 13:05 Permalink

Qué disruptivo eres, Enrique ;)

007
Consultor
21.12.2009 a las 13:06 Permalink

A mi también me resultaba curioso que el DRAE recogiera disruptivo y no disrupción. La verdad es que también intenté aclarar el asunto pero ahora la consulta de Enrique deja las cosas en su sitio.

Saludos

008
Ana
21.12.2009 a las 13:34 Permalink

Pues a mi me pasa exactamente lo mismo con Compartir y Compartición.

La palabra compartición no aparece en el diccionario, y cuando necesito el concepto en sustantivo tengo que usar Intercambio, que tiene un matiz ligeramente distinto.

Recurriré también a la fundeu a ver qué me cuentan!

Ana

009
Gorki
21.12.2009 a las 14:00 Permalink

A mí me llamaron la atención por utilizar la palabra “clickar” en vez de “enlazar”. En mi opinión, la Academia no es el dogma, sino que son los que tienen que registrar lo que se dice el pueblo. Si una gran cantidad de gente dice, “Clickar”, será correcto decirlo y la Academia lo tendrá que admitir en sus páginas, pues ese es su cometido, Si no fuera así, lo único correcto sería hablar con las palabras que recogieron en el primer diccionario de la Academia.

Quienes utilizamos términos como “disrupción”·o “clickar” somos solo “early adopter” (¡ Toma ya…. !)`

010
Cyberprimo
21.12.2009 a las 14:20 Permalink

Una palabra mas a mi diccionario XD

Enrique Dans aprovecho tu post para desearte una Feliz Navidad y un Prospero 2010, que te la pases fenomenal en compañia de tus familiares y seres queridos.

Saludos tio

011
menestro
21.12.2009 a las 14:24 Permalink

Porque “disrupción” es una forma de verbo, no un sustantivo, y las formas verbales se incorporan al RAE de acuerdo a otro criterio… “disruptivo” es el sustantivo, no adjetivo, y como anglicismo de uso común, ya se ha incorporado como barbarismo. Probablemente en el inglés original es un neologismo y no una forma regular.

A ver si nos aclaramos. Es lo bonito de la filología, que cada lengua está relacionada con otra.

http://es.wikipedia.org/wiki/Adjetivación_en_el_texto

012
Joaquín Vallés
21.12.2009 a las 14:38 Permalink

#8 Ana, ¿has probado a utilizar “compartimento” como sustantivo del verbo compartir? Aunque suene raro, hoy día es lo correcto.

#9 Gorki, el castellano no tiene la flexibilidad del inglés, que de todo lo que se le ocurra hace un verbo. Es cierto que la lengua es algo vivo y no monolítico pero pienso que los anglicismos solo deberían utilizarse cuando no hay su equivalente en castellano. Conste que tampoco soy un radical en esto. Vamos, que digo fútbol y no balompié y muchas veces cuando hablo (matiz importante la distinción entre el lenguaje oral y el escrito) digo clickar y no pinchar/enlazar/picar pero pienso que deberíamos respetar más nuestro idioma.

Luego se llega a extremos de oir palabros como “counterespelear” en lugar de “lanzar un contrahechizo” (sí, hace alguna década jugué a Magic).

013
Gabriel
21.12.2009 a las 14:40 Permalink

Jajaja!
No seguí la discusión sobre el tema, pero me encanta su resultado.
Ojalá no disrupte la temática habitual de tu blog :-)

Un saludo!

014
Anisótropo
21.12.2009 a las 14:52 Permalink

Hay dos clases de obras lingüísticas: las descriptivas y las normativas (también llamadas prescriptivas). Las primeras, como indica su propio nombre, se limitan a describir el uso real del idioma, señalando los distintos registros (culto, vulgar…). Las segundas suelen indicar cuáles son los mejores usos en el registro más culto escrito, y suelen aludir a razones de etimología y a contribuir en la medida de lo posible a que haya menos excepciones a las reglas generales de la gramática (es decir, a “limpiar”).

Las normativas, en otras lenguas como el inglés se suelen publicar en forma de manual de estilo. Los diccionarios y gramáticas, sin embargo, suelen ser descriptivos. La RAE (ya la AALE) mezcla ambas metodologías en sus obras, y de ahí la discusión que se origina siempre.

Hay que aclarar que la RAE (y creo que con el resto de academias de la AALE sucede igual) es una asociación privada con unos procesos de selección privados puramente endogámicos (cuando muere un académico, hay una plaza libre a la que pueden optar solo quienes tengan voto de tres académicos).

No tengo nada contra la RAE. Por supuesto que hay que tenerla en cuenta y merece tener una gran autoridad moral, pero también hay expertos que no pertenecen a ella y que quizás hay que tener más en cuenta. Así que veo perfectamente aceptable que uses una palabra que sólo se encuentre en el Diccionario María Moliner si consideras que es una buena fuente.

Dicho esto, tengo que aclarar que no soy lingüista, así que quizás he metido la pata en algo.

015
Esopo
21.12.2009 a las 15:01 Permalink

No todas las palabras que utilizamos, por necesidad expresiva o porque forman parte de nuestra cultura y educación, tienen que estar en el diccionario. Son válidas desde el momento en que nos sirven para comunicarnos, y son inútiles si no lo permiten (aunque estén bendecidas por la RAE).
De hecho hasta la Academia ha metido la pata en muchas ocasiones y no siempre ha tenido un buen criterio para incluir una palabra en su Diccionario. como ejemplo, se puede consultar este artículo

016
Ana
21.12.2009 a las 15:15 Permalink

Olé a la eficiencia de la Fundéu, ya tengo la respuesta. Por si interesa:

Aunque no figure en el Diccionario académico, es una palabra de formación correcta con el sufijo «-ción», que expresa acción y efecto de un verbo (como de «partir» se forma «partición», por ejemplo).

017
Javier
21.12.2009 a las 15:16 Permalink

Evidentemente, disrupción queda mucho más vendemotos que ruptura, que significa lo mismo y todo el mundo entiende.

018
Pablo
21.12.2009 a las 16:19 Permalink

Estoy con #16, donde se pueda usar “paradigma” o “arquetipo” no merece la pena caer bajo y usar “modelo” o “ejemplo”. Y jamás digo “rompedor” si puedo decir “killer” para no correr el riesgo de que mi presentación pierda enteros.

019
juangavin
21.12.2009 a las 16:44 Permalink

Enrique, eres un p….o fiera. Que no te preocupe que te traten de encerar por los cuatro costados, en este país es normal. Un saludo

020
Gorki
21.12.2009 a las 18:04 Permalink

# Joaquín Vallés

No tengo especial respeto al idioma, ¿por qué se lo tenía que tener?. El idioma es una maravillosa forma de conectar con otros, o sea, más o menos como el teléfono, ¿Tienes respeto al teléfono, o solo lo usas para ponerte en contacto con los demás?

Si todos entienden prefectamente que quiero decir cuando digo “clickar”, por qué voy a decir, ligar o enlazar o cualquier cosa utilizada en el castellano par designar una acción diferente, ¿o es que acaso enlazar significa, apretar el botón derecho de un ratón digital, sobre una palabra subrayada en pantalla? .

021
jose luis portela
21.12.2009 a las 18:10 Permalink

Yo personalmente cuando leo estoy mas concentrado en lo que dice en lugar de “como esta escrito”

022
Jose Miguel
21.12.2009 a las 18:23 Permalink

Asunto solucionado, pues. ·#19. No fue nada de sesión de cera, yo creo que era una discusión sana.

023
You2
21.12.2009 a las 19:01 Permalink

# 13 Mi deseo es el mismo.

Entiendo que es mas que posible que a Enrique Dans algunos le estén buscando las cosquillas con cualquier excusa (hay demasiados intereses privados y gente trabajando para defenderlos mediante una maquinaria seguramente bien “aceitada” y capaz de distraer, confundir, descalificar etc.).

Le admiro por su paciencia. Quizás yo en su lugar pasaría de tonterías. Y a lo mio. :-)

De todas formas, en relación con la palabra “disrupción” me gustaría recomendar este artículo:

DISRUPCIÓN Y PO
PALABRAS QUE NO SIGNIFICAN NADA PERO LO DICEN TODO

http://www.icono14.net/revista/rn2/articulos/miguel.pdf

024
Gorki
21.12.2009 a las 19:48 Permalink

¡Dios mio!. Si nos tiramos dos días discutiendo sobre la palabra “Disrupción”, qué sera cuando saquenmos a colación el significado de “Propiedad Intelectual”

025
Jose Miguel
21.12.2009 a las 20:12 Permalink

A ver. Yo no sé si alguien habrá criticado a Enrique por el uso de “disrupción” con mala baba o movido por intereses. Desde luego yo, que fui uno de los críticos, no. Incluso me parece positiva la discusión (aunque algo tonta, eso sí, como de días de aburrimiento). Me parece positivo que Enrique (hasta las bolas de nosotros) se pusiera las pilas y decidiera consultarlo. Ahora todos lo tenemos claro. Y de paso conozco Fundéu, que yo me di piñas en los dientes tratando de averiguar buscando en Google.

Por fin un post donde hablar del palabro “disrupción” no es offtopic, :-)

026
Victor Santamaria
21.12.2009 a las 20:31 Permalink

Cada día se aprende algo nuevo, sí señor. Buen artículo Enrique !

027
Sam Aparicio
21.12.2009 a las 21:43 Permalink

El verdadero problema de la palabra disrupcion, en mi opinion, no es tanto si esta aceptada por la DRAE. El problema es que se abusa de ella.

Se habla, en el mundo de la tecnologia, de disrupcion, cuando en realidad no hay rotura. Simplemente una evolucion o una idea original.

028
Mauricio
21.12.2009 a las 22:37 Permalink

Creo Gorki (#9 y #20) que para que existan las comunicaciones telefónicas globales nos hemos puesto de acuerdo sobre ciertos estándares técnicos, con el fin de evitar o superar las incompatibilidades entre diferentes redes.

En el idioma son necesarios también diversos acuerdos. Hay palabras que al principio sólo las usan los autodenominados “early adopters” (¿noveleros?), y que con el paso del tiempo alcanzan al resto de la sociedad. Si se trata de castellanizar el verbo “to click”, me parece que “clickar” tiene una ortografía poco justificable. Probablemente “clicar”, “cliquear” o “hacer clic” sean mejores opciones, así como considero que es mucho mejor “escanear” que “scannear”. Las palabras deben acercar, no separar, y a la hora de aprenderlas, para quienes no hablan inglés, resultan mucho más fáciles de asimilar cuando tienen una ortografía vinculada a la lógica de la propia lengua (por eso escribimos fútbol y no football).

Aspiraría a que alguna vez se hiciera un diccionario panhispánico de términos informáticos que trate de evitar el que en México, Argentina o España se quiera continuamente reinventar la rueda en este campo. No es posible que existan cosas tan absurdas como el Firefox en español de España y el Firefox en español de Argentina, mientras que a los 19 restantes países hispanohablantes sólo nos queda asistir a un espectáculo donde o nos sumamos al absurdo de hacer nuestra propia versión local (es-ec, es-co, es-pe, es-ve, es-bo, etc.) o esperamos a que impere el suficiente sentido común y se acepte la posibilidad de crear algo que sea de todos.

Podrá decirse que la RAE no tiene legitimidad para señalar una ruta, pero en la práctica se necesitan por lo menos unos acuerdos mínimos para que la comunicación se vuelva más abarcante. Si la RAE facilita dichos acuerdos, excelente, y si no, Internet nos brinda enormes facilidades para tratar de llegar entre todos a los mismos. Sólo hacen falta voluntad y ganas de dialogar.

029
Gorki
21.12.2009 a las 23:43 Permalink

# Mauricio

Yo lo único que aspiro es a que me entiendan lo que quiero decir y creeo que utilizando “clickar” lo consigo, tu usa los terminos que te parezcan mas adecuados para hacerte entender.y todos contentos

Por supuesto, si yo tuvier que marcar un estandar, (o standard, que no se conseguridad como se escribe), para entendernos TODOS, diría que lo mas adecuado es que hablasemos en inglés.

030
mariano
22.12.2009 a las 09:42 Permalink

¿Y qué hay del uso que haces de “consistentemente”, otra de tus palabras favoritas?

031
Luís Fraguela
22.12.2009 a las 11:48 Permalink

Yo en estos casos seguiría los criterios de Manuel Alvar y Bernard Pottier para la formación de palabras y que atienden a criterios unicamente morfológicos. Como debe ser!
Ellos indican que desde nombres substantivos, nombres adjetivos y verbos se pueden formar otras unidades lingüísticas añadiéndoles, por ejemplo, sufijos. Así, desde adjetivos podemos formar unidades denominales, deadjetivales y deverbales.
Por ejemplo: disruptivo – disrupción – disrumpir? puede que sea este el verbo?, porque no aparece en el DRAE.
Igual que corrompido, corrupto -corrupción- corromper. Y muchos más.
En el diccionario de la RAE indica que disruptivo viene de una forma inglesa disruptive que no coincide con la explicación filológica (diacrónica) dada por el diccionario María Moliner.
Pero, en cualquier caso, como bien indicó Ferdinand de Saussure, la lengua es ante todo sincronía y como tal la debemos de tratar, independientemente del origen latino o sajón de disruptivo que no nos interesa para nada en este caso.
Enrique, yo te recomendaría que cuando tengas dudas de este tipo y algo no aparezca en el diccionario o no lo encuentres en ninguna parte, sigas los consejos de tu conocimiento de la lengua atendiendo a su regularidad, es decir, observa lo que pasa en otros casos de este tipo y crees la palabra que te interesa.
Porque la lengua es siempre regular, somos nosotros, los hablantes los que creamos las irregularidades y las elevamos a categoría de norma a través de instituciones oficiales que nos dicen lo que debe ser y lo que no aunque a veces puedan omitir información y “la caguen” como es el caso.
Con respecto a clikear, Kliquear, cliquear, me parece bien que se utilice, pues el español o castellano es una lengua viva que va incorporando nuevos términos que salen de su uso por los hablantes aunque tengan un origen onomatopeico.
Le diría a Anisótropo (cariñosamente) que no sólo existen obras como las que el cita sino que existen estudios lingüísticos de carácter teórico que intentan dar respuesta, por ejemplo, a preguntas como las que siguen: Qué es un sistema lingüístico y cómo se estructura? Existen universales lingüísticos? Cuántas clases de palabras existen? Qué es la flexión? En qué consiste la concordancia? Qué son las palabras? Qué es expresar? La lengua sólo sirve para transmitir infomación? y muchas otras cuestiones que debe responder la lingüística.
El establecimiento de normas es una parte minúscula de esta ciencia y el “uso correcto” de esas normas idem.
Un saludo

032
Pascual Candel Palazón
23.12.2009 a las 09:22 Permalink

Bueno, la lengua es lo único que es realmente “Web 2.0″ …incluso mucho antes de que se inventara este término.

033
Silvia Senz Bueno
18.01.2010 a las 10:33 Permalink

La respuesta de Fundéu no es cierta. Para saber qué palabras nuevas aparecerán en la próxima edición del DRAE hay que poner en el buscador de Google:

“Artículo nuevo” “avance” site:buscon.rae.es

Si se busca concretamente “disrupción” hay que poner, entonces:
“Artículo nuevo” “disrupción” “avance” site:buscon.rae.es

Haz la prueba de los dos modos: “disrupción no aparece.

En la Fundéu (organismo presidido por el director de la RAE) conocen este sistema de búsqueda de palabras nuevas previstas para la 22.ª edición, así que no se explica la respuesta que te dieron.
Este es uno de los numerosísimos casos de huecos injutsificables del DRAE debido a graves problemas metodológicos, que pronto aparecerán compilados en una publicación sobre la RAE para el gran público.

034
Federico Donner
12.01.2011 a las 20:03 Permalink

Muchísimas gracias por la información aportada. Tengo una vieja edición del María Moliner en la cual el término no figuraba. Estoy traduciendo un libro en el que aparece el término inglés en plural, “disruptions”, refiriéndose a acontecimientos políticos en Medio Oriente. Un saludo cordial

035
greg
06.09.2011 a las 21:00 Permalink

Vale, y ahora la pregunta es: ¿Por qué no está “irruptivo”?

036
MERY
24.10.2011 a las 15:49 Permalink

Tengo que hacer un trabajo sobre este tema , y no encuentro un sitio donde pueda entenderlo bien, estoy en 4 eso, alguien podria decirme donde encontrar conceptos básicos ? .
Gracias.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens