El Blog de Enrique Dans

De ignorantes, clichés y malas intenciones

Escrito a las 3:31 pm
176

tresenrayaVenga, ¿jugamos un tres en raya? Basta con leer algún editorial incendiario, escuchar las declaraciones de algún lobbista de la Coalición o el discurso de determinados ministros, y tachar cada vez que uno de los términos de la cuadrícula es mencionado: el primero que consiga tres en raya, gana.

Dejemos las bromas aparte: la cosa es muy, muy seria. Que los lobbies de la propiedad intelectual juegan la batalla dialéctica desde hace mucho tiempo es evidente: pongas un informativo o escuches una conversación en un bar, las palabras “piratería”o “ilegal” surgen como setas, cuando no te encuentras con un presidente que dice que “hay que proteger la propiedad intelectual porque sino… (larga pausa)… nos quedaremos sin propiedad intelectual (tremendo razonamiento capaz de fundir el intelecto de cualquiera :-) o con todo un cantante de auténticos himnos de mi niñez (quién me iba a decir a mí…) afirmando patéticamente que “la música se acaba en cinco años”.

Los clichés, estereotipos o lugares comunes son la manera en que el cerebro humano se enfrenta de manera natural a la complejidad: cuando algo parece complicado, nuestro cerebro intenta simplificarlo, reducirlo, y eso genera que se agarre a este tipo de herramientas, que generan una sensación de alivio y que después cuesta abandonar. Manejar bien o saber evitar los clichés es fundamental en la comunicación. Y en ese tema nos estamos jugando mucho. Porque ahora, la estrategia que los que metieron la Disposición final en el Anteproyecto consiste en intentar frivolizar: pretenden que les compren el que la protesta surgida en la red y agrupada alrededor del “manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet” es, en realidad, la reclamación de un grupo de piratas que protestan porque no se van a poder bajar música ni películas, desprecian la cultura y la quieren gratis total. Alentados por una Coalición que afirma ser “de Creadores” como si fueran los únicos creadores que hay, y donde los que mandan son precisamente los que exprimen a esos creadores (coalición a la que está en proceso de negociación para unirse nada menos que la Asociación de Editores de Diarios Españoles), se dedican a lo que saben hacer: intoxicar, tergiversar e insistir en los mismos conceptos una y otra vez para que prendan a base de machacarlos.

Las descargas no tienen nada que ver con todo esto, y tenemos que hacer un importante esfuerzo por dejarlo claro. No estamos luchando por el P2P ni por el derecho a bajarnos nada. Ese derecho ya nos lo darán los jueces (como han hecho hasta ahora) la tecnología, o la pura lógica. Esto no tiene nada que ver. Nada.

Estamos montando todo este lío y el lío mucho más grande que va a venir por otra cosa muy diferente: por un atentado enorme contra las libertades fundamentales. Por un recorte que convierte las garantías más elementales en papel mojado, que relega a los jueces a un papel de supervisión posterior, que interpone un órgano censor que, tras una denuncia, puede cerrar páginas a mandobles. Y por otra cuestión: la depuración del responsable que permitió que la Disposición final relativa a la protección de la propiedad intelectual entrase en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de la mano de la Coalición de Creadores saltándose los conductos reglamentarios. Algo que es perfectamente investigable hasta llegar al nombre de la persona que decidió permitir que se favoreciesen los intereses de un lobby económico a costa de las libertades de todos los ciudadanos. Queremos ese nombre, queremos ese cargo encima de la mesa, queremos que se esclarezca lo que suena a todas luces a una palabra demasiado repetida en nuestro país: prevaricación.

Queremos que se vea que los delincuentes no somos nosotros ni lo hemos sido nunca: los delincuentes, los que prevarican, los que roban mediante instrumentos como el canon son ellos. No, no hay piratería, salvo en determinados mares lejanos. Nadie se opone a los modelos de pago ni propugna el gratis total, sino simplemente que no se favorezcan artificialmente modelos de negocio obsoletos. La música no se muere, sino que pasa por su mejor momento en muchos años, y será todavía mejor de aquí en cinco años. La propiedad intelectual la protege el mercado en cuanto los intermediarios del pasado permitan que se desarrollen modelos adicionales. No hay parásitos, ilegalidades ni peligros más que en la mente paranoica de determinados enfermos, y los que pueda haber, se protegen perfectamente con las leyes actualmente vigentes. Se pierden puestos de trabajo, sí,  pero se reconvierten en otras industrias debido a un cambio del modelo productivo, como ha ocurrido siempre en la historia: un cambio de modelo productivo que esta ley hace mucho más difícil al introducir la incertidumbre jurídica en la ecuación.

Las cosas, por favor, en su sitio. Recrimina el mal uso del lenguaje, aclara falacias, enseña al que no sabe. Y mantén el activismo encendido y vivo en la red: es la única defensa frente a la pérdida de la libertad.

12 trackbacks

[…] las intoxicaciones que está repitiendo machaconamente el lobby de los bufones, decido recuperar un post que escribí […]

[…] cosa es que, como dice Enrique Dans, el Gobierno y las industrias interesadas estén intentando confundirnos con expresiones como “piratería” o “descargas ilegales” cuando en realidad […]

[…] el post De ignorantes, clichés y malas intenciones y comentándolo con un amigo, llegamos por enésima vez a la misma conclusión: el hecho de que no […]

[…] De ignorantes, clichés y malas intenciones […]

[…] públicos u oficiales ni en la prensa, los términos “descargas o copias  ilegales” (las descargas y las copias no son intrínsecamente ilegales,  lo es lucrarse con ellas sin consenti…). Sino los ciudadanos tendremos que querellarnos con el propio estado por calumnia, desacato a la […]

[…] públicos u oficiales ni en la prensa, los términos “descargas o copias  ilegales” (las descargas y las copias no son intrínsecamente ilegales,  lo es lucrarse con ellas sin consenti…). Sino los ciudadanos tendremos que querellarnos con el propio estado por calumnia, desacato a la […]

[…] públicos u oficiales ni en la prensa, los términos “descargas o copias  ilegales” (las descargas y las copias no son intrínsecamente ilegales,  lo es lucrarse con ellas sin consenti…). Sino los ciudadanos tendremos que querellarnos con el propio estado por calumnia, desacato a la […]

[…] De ignorantes, clichés y malas intenciones […]

[…] que regenerará una parte importante del equilibrio. El problema es que, atrincherado en clichés falsos como que “las descargas nos matan de hambre” o “lo quieren todo gratis”, […]

[…] ocasiones, es un cliché interesado, torticero y/o ignorante. Nunca he creído en ello, y es más, he dedicado entradas a desmontarlo. Precisamente defiendo lo contrario: que Internet es un sitio perfecto para hacer negocios, vender […]

[…] argumentos de la contraparte? Los de siempre. Todos esos tópicos manidos sobre “el todo gratis”, “la música que se muere”, “hay que proteger […]

164 comentarios

001
juan
05.12.2009 a las 15:39 Permalink

totalmente de acuerdo, aunque en algun blog al manifiesto lo llamen el de los filibusteos

http://www.rankia.com/blog/microbolsa/2009/12/tormenta-en-la-red-contra-el-manifiesto.html

002
bonhamled
05.12.2009 a las 15:39 Permalink

Absolutamente de acuerdo.
El empleo de los lugares comunes, lo de robar a los creadores, lo de ser parásitos, lo de acabar con la cultura no casa con una ley que se pasa los derechos por el arco del triunfo ni una industria asentada sobre unas bases que se tambalean.
Menos seguidismo desde los medios y mas contrastar, más mirar lo que se dice y no descalificar sin más. No somos pocos y, además, tenemos razón.

003
mda
05.12.2009 a las 15:50 Permalink

Si, yo creo que lo que más me hace enfadarme es que todo esto viene por la presión de los lobbys. Hoy en el periódico Público Carmen París dice que firmó el manifiesto de los artistas por presión de su discográfica y que no está de acuerdo, que Internet no es malo para los artistas.

Vetusta Morla ha dicho que Internet les ha beneficiado, y que están a favor de las descargas. Como vemos los artistas entran en razón de que no somos piratas, de hecho, acabamos comprando su música, o al menos al conocerla por Internet acabamos yendo a sus conciertos.

A mi me molesta enormemente que haya cultura de primera y de segunda, pues como algunos no tienen una industria detrás presionando como los fotógrafos, pintores, ilustradores, etc. que también tienen sus trabajos en Internet.

Yo ya pediría una auditoria a la SGAE, su cierre y la dimisión de Sinde. Porque o reculan como tienen que recular o que sepan que un voto menos tienen, y supongo que como el mio. MILES.

004
AGMware
05.12.2009 a las 15:55 Permalink

De acuerdo. Ni usted, señor Dans, ni Fernando Berlín, ni Ignacio Escolar, ni ninguna de las personas que se sentaron anteayer con la ministra son representantes de nada salvo de sí mismos, pero yo me siento perfectamente representado en este post y en el Manifiesto en Defensa de los Derechos Fundamentales en Internet. Muchas gracias por ello a todos los que, sin pretenderlo, defendieron mis intereses e ideas mejor que mis legítimos representantes.

005
Jorge
05.12.2009 a las 16:23 Permalink

Nuevamente, totalmente de acuerdo contigo.

Además, sólo hay que ver que músicos están a favor y en contra de esta medida: por un lado, tenemos a los que no tienen ni zorra idea de música, que viven del cuento y esperan poder seguir así por mucho tiempo; por otro lado tenemos a los artistas de verdad, a los que componen sus discos de principio a fin y a los que pretende obtener su dinero dando conciertos, y no a través de un mínimo beneficio asignado por una gran discográfica.

Saludos.

006
David
05.12.2009 a las 16:34 Permalink

Particularmente triste resulta el papel de algunos medios de comunicación que lo primero por lo que optan es por despreciar cualquier iniciativa que se inicia desde internet (“es muy facil organizar cualquier cosa a traves de internet”) y reirse de por ejemplo la concentración de gente que se organizo ayer.
Frases como “estoy segura de que la mayoria de los que suscriben ese manifiesto lo hacen solo para poder seguir descargandose cosas gratis” son muy habituales en este gente, que aunque por sus palabras se deduce que no usan demasiado la red, opinan sobre ella como si la conociesen como la palma de su mano!
En situaciones como estas uno se da cuenta de las manipulaciones que sufrimos dia a dia por parte de esos “expertos” tertulianos, que como de todos los temas de los que hablan sepan lo mismo que de este, no se muy bien que clase opinión seria nos pueden dar.

Las ultimas noticias que tengo son que “se ha entendido mal la ley o se ha explicado mal”, a ver en que queda todo esto, pero me da que volvemos a las mismas.

Yo por mi parte me siento con cierta impotencia, ya que no se muy bien lo que hacer para ayudar, por el momento intento hacer toda la publicidad que pueda a este caso, y todo lo que este en mi mano, lo haré.
Mucho animo y que esto no quede así.

007
Goyix
05.12.2009 a las 16:35 Permalink

El tema es la mala fe. Se ve en cada acción que acometen, perfectamente estudiadas. Me parece perfecto que toméis/tomemos la iniciativa y pasemos al ataque. Hay que evitar que sigan con su estrategia y pedir responsabilidades por tanta osadía.

008
Felipe Alfaro Solana
05.12.2009 a las 16:35 Permalink

Toda esta conversación me recuerda también un poco a la conversación al respecto de Mr. Murdock vs. Google, asegurando que Internet y Google acabarán con los periódicos y las noticias “profesionalizadas”, que son unos ladrones y se aprovechan.

Todo, en el fondo, suena como el lamentable grito de desesperación de aquellos que ven su modelo de negocio extinguirse poco a poco, pero siguen dando coletazos y haciendo ruido esperando sobrevivir. Quizá no leyeron a Darwin.

009
jincho
05.12.2009 a las 16:39 Permalink

Si no entienden el lenguaje de la red, hagamos que entiendan el lenguaje de los votos. Partido Pirata al poder!!!!

Saludos.

010
Metoo
05.12.2009 a las 16:47 Permalink

Dans: estoy en contra del proyecto, pero decir que es prevaricacion demuestra una ignorancia supina, impropia de un académico. Prevaricación sólo puede darse en el ámbito administrativo o judicial, en cuanto supone dictar una resolución sabiendo que es ilegal.

Ahora podemos tener delante una propuesta legisltativa estúpida, políticamente venenosa e incluso anti-constitucional, pero eso es otra cosa. Los que proponen una legislación (sea el poder legislativo o el ejecutivo en una proposición de ley) no pueden prevaricar, entre otras cosas porque esa propuesta es el inicio de un proceso en el que el proyecto pasará por las cortes y tal. Y todo proyecto de ley se inspira en algo, sea en una cena de la vicepresi o en un libro que ha leído el ministro. Si, por ejemplo, Zapatero legisla en contra de la energía nuclear porque ha leido en un informe que es “mala, malísima”, ¿está prevaricando?

(por cierto, ojo con acusar a una VP del talante de que está cometiendo un delito –prevaricar lo es– pq te puede empurar. Mira lo que les pasó a los que se les ocurrió decir q se había empadronado irregularmente)

011
Frank
05.12.2009 a las 16:53 Permalink

Totalmente de acuerdo con el comentario.
Creo que nos quedan todavía muchísimos capítulos de este culebrón que acaba de empezar. Y es que el PSOE, capitaneado por ZP irá ajustando su conducta según perciba la fortaleza de la reacción a sus planes iniciales. Por eso es necesario mantener y aumentar las protestas por parte de los internautas.
Además debemos exigir la dimisión de la Ministra de Cultura por su lamentable actuación en todo este tema.
Los partidos políticos que conforman actualmente la Oposición, deberían tomar una clara iniciativa al respecto en defensa de los derechos fundamentales y de la neutralidad de la red.

012
BI FACIL
05.12.2009 a las 17:00 Permalink

En el discurso maniqueísta de la “Coalición de Creadores” se insiste en que estamos robando. Como si al descargar un disco con el eMule fuese lo mismo que robar el CD y los 15 euros en las FNAC…

Vamos a ver… Si de cada CD el artista se lleva 50 céntimos… ¿Quién se queda los 14,50 restantes? Pues intermediarios innecesartios. Gente que defiende a capa y espada un negocio que el mercado rechaza. ¿A caso al enviar un e-mail estoy robando a correos?

Aceptémoslo, si quieres, cuando bajo un disco estoy robando 50 céntimos a un artista… ¿Pero qué medios nos ofrece el mercado para poder comprar ese mismo disco en un formato equivalente y a un precio razonable? Ninguno. Siguen intentando vender a un 1€ la canción. Y no lo compras nadie. Tal vez, a un céntimo lo compraría mucha gente…

Reflexiono sobre ello en mi blog. Clica sobre mi nombre. :-)

013
Javier
05.12.2009 a las 17:05 Permalink

Es imposible que la cultura se muera después de robarnos más de 83 millones de euros en un año.

014
Paula.
05.12.2009 a las 17:08 Permalink

Muy bien expresado y totalmente de acuerdo, aquí por lo que se lucha es por la conservación de los derechos civiles fundamentales cómo pais democrático que sómos o al menos en teoría porque de llevarse a cabo la inclusión de dicha disposición seria cómo utilizar la constitución cómo papel de vater.

015
Jose Miguel
05.12.2009 a las 17:14 Permalink

Refutar que la música va a morir en 5 años es tan fácil como esperar a que pasen 5 años y ver a toda esta gente en conciertos, etc y con el mismo tren de vida. Es tan estúpido como cuando se le dice al niño de 2 años que si no se lo come todo va a venir “el coco” o “el hombre del saco”. El niño hasta se sonríe de la estupidez. Se lleva la palma en esto la pobrecita Rosario, que se está muriendo de hambre, y tiene bastantes más de 2 años.
Sobre las editoriales que he visto, si, algunas, no se si por ignorancia del autor, o porque se cree muy listo nos culpan de que la venta de CDs (El Mundo, creo que ayer) ha bajado drásticamente… Y la de tomate frito enlatado, la gente prefiere el tetrabrik pequeñito. Que se vayan a la mierda.

016
Pirata?
05.12.2009 a las 17:39 Permalink

Parece mentira que los medios de comunicación y los políticos se refieran a mí como pirata (el mismo término que usan para los bandidos que secuestraron el alakrana y los que violan y roban a mujeres y niñas), por las descargas ilegales que curiosamente NO son ilegales actualmente.

017
Javier Moscada
05.12.2009 a las 17:42 Permalink

Estoy hasta las narices que me llamen internauta.

Que no soy un internauta! Que soy un Ciudadano! y no quiero que recorten mis derechos constitucionales! en ningún ámbito de actuación de mi vida diaria!

Mis derechos constitucionales tienen que ser los mismos, independientemente de la actividad que haga en cada hora del día.

018
mercedes
05.12.2009 a las 17:53 Permalink

Deberíamos dejar de hablar de música. HAy más actores. Hoy recibía las preocupaciones de una traductora que cobra tarde y mal de las editoriales y que piensa “Ahora vienes tu y me dices que acabemos con la propiedad intelectual para que el grupo periquete que paga como el c… además venda sucesivas ediciones de mi trabajo y no me de ni un duro más”. Es mucha gente trabajando a la que no podemos decirle “estás en una industria obsoleta jódete”. Porque nos haremos tan impopulares y tan odiosos como se están haciendo las gestoras y esos artistas que se manifestaban frente a industria. La manipulación hay que pararla en todos los frentes y sobretodo por lo que no podemos pasar es por insolidari@s. Mucha gente, más allá de las figuras vive del mundo editorial, no solo del discográfico y esa gente se echa a temblar cada vez que nos lee y piensa que lo que buscamos es que además pierdan los pocos derechos que les quedan.

Hay que counicar en todos los frentes, hay que moderar el tino y sobretodo, tenemos que ponernos en la piel de los que no son más que peones en este asunto. Yo no quiero que nadie se quede sin su derecho. Quiero que las cosas se racionalicen y quiero que las gestoras recuperen eso que movió a crearlas en 1777. El interés por proteger la creación. Que si no existiera eso que se llama, derecho moral, hoy aún tendríamos los frescos de la sixtina vestidos y no como los pintó Miguel Angel. Entonces no todo es blanco o negro. Pero estos señores que hace tiempo dejaron de tener interés por la creación, lo que no pueden es seguir manipulando y pasando por encima de derechos elementales, como la privacidad y la presunción de inocencia.

Hay que enseñar que common rights no es “no tienes derecho a controlar tu obra” o “no puedes vivir de tu obra”. Hay que hacer pedagogía. Y pasa por sentarnos y ahora, sin prisas, montar un thinktank sobre el tema.

019
César
05.12.2009 a las 18:03 Permalink

Cuando pusieron un canon a los CDs y DVDs,
guardé silencio,
porque unos centimos más o menos no me hacian daño.

Cuando ampliaron el canon a mp3, móviles y discos duros,
no protesté,
porque como sólo era dinero…

Cuando se dió poder a una sociedad privada para censurar,
no protesté,
porque me dijeron que así protegía la cultura.

Cuando quise alzar mi voz en contra de las injusticias y los abusos,
no pude… nos habían quitado todos nuestros derechos.

(Adaptación de una cita de Martin Niemoeller)

020
Angel Guirao
05.12.2009 a las 18:15 Permalink

Hola, lamento discrepar de la opinión general:

Cerrar cautelarmente una web, a instancia de parte y previa comprobación de los hechos, no es ningún atropello, ningún recorte de derechos. De hecho, es lo que hacen todos los días los Ayuntamientos cuando paralizan una obra ilegal o precintan un local que vulnera la normativa sobre ruidos. En ninguno de los dos casos se exige autorización judicial previa, sin perjuicio, eso sí, de que el afectado pueda recurrir tanto en vía administrativa como judicial.

Otra cosa es que no sea cierto que existen páginas donde se vulneran de forma masiva los derechos de autor.

Un saludo

021
Jose Miguel
05.12.2009 a las 18:27 Permalink

Cada uno a lo suyo, eh Angel (#20)

022
Frank
05.12.2009 a las 18:30 Permalink

#20 Angel Guirao
Te transcribo el artículo 20.5 de la Constitución Española de 1978:
5. Solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.
Por su ubicación sistemática se trata de un derecho fundamental. No compares por favor

023
maty
05.12.2009 a las 18:42 Permalink

El Confidencial José Enrique Serrano, jefe de gabinete de Zapatero, coló a Cultura la censura en la Red Alberto Mendoza

Parece claro el nombre del presunto prevaricador: José Luis Rodríguez Zapatero

La explicación dada en el artículo es muy verosímil

024
Anonimo
05.12.2009 a las 18:42 Permalink

Pienso que ellos van ahora a intentar politizar el tema (dividir para reinar). Y tratarán de convencernos otra vez de que SITEL sirve para cazar a “los malos” y que, en consecuencia, los que piden mas transparencia y quieren regular SITEL son irresponsables o son “los complices de los malos”…

Porque esta Ley de la Patada en la Puerta Digital, en mas de un sentido, es lo mismo que permitir el uso de SITEL desde la opacidad y ausencia de control de los jueces. En ambos casos, la justicia queda subordinada al poder político para que este pueda controlar al ciudadano.

No nos extrañe entonces que aparezcan en los próximos días noticias que hagan referencia a usuarios de Internet “fuera de control” que, haciendo un mal uso de Internet, ponen en peligro a la sociedad (para justificar el control y la represión hay que generar antes el miedo).

Pero bueno, estamos aún en la “Era 11-S” y todavía no hemos superado el dilema entre libertad y seguridad. Y ellos lo saben aprovechar…

025
Angel Guirao
05.12.2009 a las 18:43 Permalink

Frank, una web de descargas ilegales no es ni una publicación ni un medio de información.

Además, el artículo 20, en su punto cuarto, dice que esas libertades tienen su límite en el respeto a otros derechos reconocidos en el propio Título, como la producción artística. Puede que nos encontremos por tanto ante un supuesto de colisión de derechos.

En cualquier caso, si esta disposición adicional vulnera la Constitución, el Tribunal Constitucional se encargará de decirlo.

En mi opinión, la norma, aunque colada de tapadillo y sin un debate previo, no es inconstitucional.

Saludos

026
maty
05.12.2009 a las 18:45 Permalink

Wikipedia ES Prevaricación

La prevaricación es un delito que consiste en que una autoridad, juez u otro funcionario público dicte una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial, a sabiendas que dicha resolución es injusta.

Dicha actuación es una manifestación de un abuso de autoridad. Está sancionada por el Derecho penal, que busca la protección tanto del ciudadano como de la propia Administración.

027
maty
05.12.2009 a las 18:48 Permalink

Wikipedia ES Corrupción política

[ En términos generales, la corrupción política es el mal uso público (gubernamental) del poder para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente secreta y privada. El término opuesto a corrupción política es transparencia. Por esta razón se puede hablar del nivel de corrupción o transparencia de un Estado… ]

Por tanto el nombre del presunto corrupto: José Luis Rodríguez Zapatero

028
Jose Miguel
05.12.2009 a las 18:50 Permalink

Sobre mi comentario #21 que hacía referencia a Angel (#20).
Tal y como lo he escrito parece que te estoy empujando por un off-topic (de los que yo a veces abuso). Nada más lejos…., lo que quería decir es que entras al tema comparando con uno que conoces muy bien (de ahí que dije “cada uno a lo suyo”), En fin… lo que quería decir es que aquí lloramos por unas cosas, y tu nos viniste a llorar por las tuyas.

Al decir “cada uno a lo suyo” quise decir…, joder, aquí cada cual arrima el ascua a su sardina… Perdón, Angel. Antes hice un comentario demasiado corto como para que se entiendese.

029
Gorki
05.12.2009 a las 18:53 Permalink

Clichés, estereotipas o lugares comunes están en esta pelea repartidos a tutiplen

Gratis total VS Copia privada
La música se muere VS Loa autores están con nosotros
Proteger la Propiedad Intelectual VS Derecho a la Cultura
Parásitos VS Discograficas
Piratería VS Copia sin ánimo de lucro
Los peligros e la red VS Control de las comunicaciones
Es ilegal VS Es legal
Perdidas puestos de trabajo VS Internet motor de la economía
No robarías un coche VS copiar no es robar porque nada pierde el propietario

Sería bueno que todos hiciéramos el ejercicio de dejar las demagogias y pasáramos a solucionar los problemas. El problema es que la ley es LENTA si llevo la denuncia a un juez se tardan AÑOS en dictar sentencia y eso afecta a la SGAE y a cualquiera que en este país tenga un pleito con el vecino

El problema es que el Gobierno lo sabe pero en vez de arreglar el problema monta las SS. Evidentemente no es esa la solución, la solución es conseguir una ley ágil PARA TODOS.

030
Anónimo
05.12.2009 a las 18:59 Permalink

Ánimos!! os apoyamos!

Insisto pq es como si un arquitecto pudiera cobrar peaje de por vida a los usuarios de un edificio.
Es absurdo!

031
Jose Miguel
05.12.2009 a las 19:01 Permalink

Bien, #29 Gorki, como la ley es lenta, dejemos que nos avasallen, eso es mucho más rápido.

032
Jose Miguel
05.12.2009 a las 19:05 Permalink

#29.Gorki, si la ley es lenta habrá que atacar ese problema por ese lado, no por otro.

033
Frank
05.12.2009 a las 19:07 Permalink

# 25 Angel Guirao
“una web de descargas ilegales no es ni una publicación ni un medio de información”
Si una web de descargas no es un medio de información, pues no sé qué otra cosa pueda ser.
Y en cualquier caso ¿quién califica que son ilegales?. Si una Autoridad Administrativa puede hacerlo, estamos a un paso de justificar en el ciberespacio la famosa “patada en la puerta” que en su día el Ministro Corcuera llevó a la práctica en la esfera real. Afortunadamente el Tribunal Constitucional puso las cosas en su sitio.
Tratándose de medidas claramente restrictivas de un derecho fundamental, se necesita Ley Orgánica para introducirlas y prefiero no esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie y sí que el legislador esté más atento a la constitucionalidad de las leyes que intenta promulgar.

034
Ruben
05.12.2009 a las 19:13 Permalink

No sé si te lo han dicho, pero gracias Enrique… Gracias por abanderar esta causa sin que te lo pidamos, gracias por dar la cara en los medios, gracias por ir a la reunión y pensar por tod@s en vez de por ti, gracias por tu tiempo. Tú, Julio Alonso y los demás que habéis estado ahí (perdonarme pero al resto que han estado no los conozco) gracias.

035
Maribel
05.12.2009 a las 19:28 Permalink

Yo me pregunto, ¿los artistas de la pintura o escultura por que pierden la propiedad intelectual?, ¿ cobrarian un canon por copiar un fondo de pantalla de Velazquez?, ¿ a quien le dan los beneficios que genera la musica de Mozart?……………………………………….Son todos una pandilla de sanguijuelas y mamarrachos, la propiedad intelectual se pierde en el momento en que has vendido la idea, en cuando has ingresado el valor de lo que has trabajado por ello, ¡¡ ya esta bien de propiedades ambiguas¡¡, por esa regla de tres todo es propiedad intelectual, el primer cirujano que transplanto un corazon aun deberia estar cobrando un canon a todos los que le han copiado la idea.

036
Angel Guirao
05.12.2009 a las 19:37 Permalink

# 28 José Miguel:

Ok, gracias por la aclaración.

# 32 Frank:

La solución, entonces, sería que el juez resolviese la denuncia en un plazo rápido. De lo contrario, el que se favorece es el infractor.

037
email Galicia
05.12.2009 a las 19:53 Permalink

A Angel Guirao decirle que se equivoca en varias cosas. En primer lugar, no quieren cerrar webs de descargas ilegales sinó webs de enlaces a redes P2P, lo cual es muy distinto. Desconozco si hay alguna web del primer tipo, pero aquí lo que se busca es cerrar las del segundo tipo. Webs que lo único que hacen es comunicar como puedes encontrar archivos que no se alojan en dichas webs sinó en ordenadores de particulares. Todas las sentencias hasta el momento han dicho lo mismo sobre estas webs: son completamente legales. Claro que sería mejor que dijeses que son legales de forma más rápida, pero no cambiaría lo fundamental: los jueces no cierran webs que no infringen ningún delito. Ese es el verdadero motivo de la disposición, como por la vía judicial no consiguen nada, intentan pasar por encima de los jueces.
Y por otro lado, ¿como que no es inconstitucional? ¿Como cuadra con el artículo 20.5 (Solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial)? Porque las webs de enlaces lo que hacen, precisamente, es informar donde se pueden encontrar los archivos.

038
Tish
05.12.2009 a las 19:59 Permalink

Es curioso que el lobby de artistas no recuerde que ya reciben dinero de los cedés y discos duros que compramos. Imagino que si quieren restringir las descargas, estarán también a favor de eliminar ese impuesto.

Por otra parte, el debate hay que enfocarlo mejor. Internet es un medio de comunicación como lo son la radio y la tele y a nadie se le ocurriría penalizar a un espectador o a un oyente que encuentra un canal saudanés o de Guinea Conakri que emite peliculas o canciones sin pagar derechos por ello.

Llevamos décadas viendo pelis y escuchando música gratis en la tele y en la radio sin que Lolita o Antonio Carmona se hayan rasgado las vestiduras (es de suponer que ellos también son consumidores de medios de comunicación), y ello porque la industria encontró en su día fórmulas para rentabilizar su difusión. Eso es justo lo que deberían hacer en Internet. Hay que tener un poco de visión de futuro…el P2P está llamado a extinguirse, porque en pocos años todos nuestros cacharritos estarán permanentemente enganchados a la red y el streaming se impondrá…¿para qué almacenar si está en la red? La tele, la radio y los contenidos de Internet tendrán un único cauce y lo que está cambiando es la manera de consumir los productos. Es ridículo que traten de frenar la marea obligándonos a ir a las tiendas a comprar esos artilugios redondos, los cedés y deuvedés, que después no sabe uno donde meterlos. Esa práctica ha muerto ya, o está en trance de hacerlo, y están tardando mucho en darse cuenta y en buscar nuevos medios de financiar que sigamos consumiendo como lo hemos hecho siempre con la radio y con la tele: sin pagar un duro.

Torpes, que son unos torpes…

039
Miguel Perez Subias
05.12.2009 a las 20:25 Permalink

Enrique acabo de escribir un articulo en el que reflexiono sobre todo este asunto que creo puede ser de interes para tus lectores y que puedes leer en mi blog: http://miguelperezsubias.com

salu2

040
Antonio
05.12.2009 a las 20:34 Permalink

Totalmente de acuerdo con lo dicho, desde hoy hago propósito de enmienda y llamaré a las cosas por su nombre.

En el siglo XVI, Sir Francis Drake pirata inglés, comerciante de esclavos y político, fue nombrado caballero por la reina Isabel I, en recompensa por sus servicios a la corona inglesa y el asesinato de su rival vitalicio el Conde Braulio Verde.

Hoy, en pleno siglo XXI, a la SGAE, una organización obscura y comerciantes de favores políticos, les ha sido concedido el cobrar un diezmo a todos los vasallos del reino de España, por si se les ocurriese hacer una copia de sus propias pertenencias.

No contentos con ello y su afán de más riquezas y ambición sin limites, solicitan a José Luis Rodríguez Zapatero, a la sazón presidente español, la potestad de decidir quién puede y quién no puede, tener un espacio en el nuevo mundo llamado Internet, a día de hoy les es concedido.

como vemos, LA HISTORIA SE REPITE.

041
Gorki
05.12.2009 a las 20:36 Permalink

# Jose Miguel
si la ley es lenta habrá que atacar ese problema por ese lado, no por otro.

Conviene leer hasta el final, exactamente lo que tu opinas es lo que yo digo
El problema es que el Gobierno lo sabe pero en vez de arreglar el problema monta las SS. Evidentemente no es esa la solución, la solución es conseguir una ley ágil PARA TODOS.

042
Manuel Guisande
05.12.2009 a las 21:54 Permalink

Que no Enrique que te lo tomas todo muy a pecho. Aquí en provincias vamos más ranquilos, Ya se lo diré a raún Ordoñez que estaré con el en una ponencia en Lugo, en una jornada de redes par que te lo diga.
Anda, alegra la pestaña con mi aldea. Un abrazo
http://blogs.lavozdegalicia.es/manuelguisande/2009/09/21/la-aldea-y-la-comunicacion-verbal/

043
Berly
05.12.2009 a las 22:04 Permalink

Escribió Angel Guirao: “Cerrar cautelarmente una web, a instancia de parte y previa comprobación de los hechos, no es ningún atropello, ningún recorte de derechos. De hecho, es lo que hacen todos los días los Ayuntamientos cuando paralizan una obra ilegal o precintan un local que vulnera la normativa sobre ruidos. En ninguno de los dos casos se exige autorización judicial previa, sin perjuicio, eso sí, de que el afectado pueda recurrir tanto en vía administrativa como judicial.”

Creo que Angel lleva razón pues no es necesario contar con la autorización de un juez a la hora de hacer un allanamiento si es necesario. Además, no podemos saturar a nuestra justicia con estas cosas. Lo ideal es que una comisión de expertos de la SGAE decida si se debe o no clausurar una web que atente contra los derechos que posee una empresa sobre algún material audiovisual y luego se instrumenten los medios técnicos para ello. Lo contrario sería ir contra las empresas y sus legítimos derechos escudándose en nuestra Constitución.

Metoo ha escrito: “Dans: estoy en contra del proyecto, pero decir que es prevaricacion demuestra una ignorancia supina, impropia de un académico. Prevaricación sólo puede darse en el ámbito administrativo o judicial, en cuanto supone dictar una resolución sabiendo que es ilegal.”

La palabra prevaricación significa lo siguiente:

1. f. Delito que cometen los funcionarios públicos al faltar,a sabiendas o por ignorancia inexcusable,a las obligaciones y deberes de su cargo.

En consecuencia aquí nadie ha cometido ninguna prevaricación y solo se trata de una palabra utilizada para desprestigiar al gobierno.

044
Autor
05.12.2009 a las 22:14 Permalink

¡Ah!, que hablamos de clichés, frases manidas y estereotipos… Aproveche vuesa merced los cuadros de la imagen para rellenarlos con las siguientes frases:

“Derechos fundamentales”
“Readaptación de modelo de negocio”
“Precios abusivos”
“Vulenración de la presunción de inocencia”
“El Canon es una medida punitiva y coercitiva”
“Yo no pago chalets en Miami”
“Que trabajen de verdad y no chupen del bote”
“El arquitecto que debería cobrar por cada vez que se contempla su edificio” (esta es cum laude)
“Me ampara la Constitución y la Declaración Universal de Derechos”

Todo ello referido a una única verdad: el deseo de accdeder a un bien de carácter cultural en el que alguien ha invertido meses de su esfuerzo y por el que no se desea abonar ni un euro por su disfrute. Y luego juege a las tres en raya. Que también es muy divertido.

045
Frank
05.12.2009 a las 22:36 Permalink

#36 Angel Guirao
Ahora sí estoy de acuerdo contigo. Que sea un Juez quien resuelva la denuncia y con un procedimiento lo más abreviado y rápido posible. Pero que sea un Juez. Confíemos todos en el sistema judicial y que no sea la Administración, que a fin de cuentas sirve al gobierno de turno, la que se arrogue esas facultades jurisdiccionales.
Un saludo.

046
juan
05.12.2009 a las 22:55 Permalink

Ya que el debate es unidireccional voy a dejar esta opinión que espero matice cosas y abra a los grises tantos blancos y negros. Soy músico. Nunca me he sentido representado por las “caras” de la SGAE. Vengo del underground y todas las bandas que conozco( de rap, metal, ska…) hemos opinado los mismo de esos personajes de la SGAE. No creo que ningún músico de “local” sienta ninguna simpatía por esa gente del mainstream, siempre premiando a los mismos, saliendo más en programas de tv que haciendo música. Pero que sepáis que la “pirateria”(a quien se le ocurriría usar esta palabra tan del mundo del rocanrrol, que poco ojo) por supuesto que ha afectado a la industria y por supuesto que ha afectado y mucho a bandas pequeñas, medias y grandes. Si ya era dificil sacar un disco y dar bolos y poder pagar el local y cubrir gastos hoy lo es mucho más, sencillamente porque ya no hay industria. Esas noticias tan jugosas de bandas que han salido de myspace y ahora son grandes tienen número: 2, 3, 6 como mucho. La realidad es otra. Y myspace e internet se ha convertido en otra industria. La del networking que ya no solo depende de tí. Si antes era dificil compaginar tu amor a la música con tu vida y mantener activa una banda hoy es casi imposible, a no ser que te lo tomes como un jobi pero la cultura asociada al tiempo libre no da ni buenos directos, ni buenas canciones ni se sacan adelante proyectos estimulantes. Detrás de la emoción y del entretenimiento hay mucho trabajo y corremos el riesgo que la cultura se convierta en algo asociado a la juventud(mientras viven en casa de papa y mama pueden crear), o el tiempo libre. Y POR FAVOR, EL 60% DE LOS MUSICOS Y DE LAS BANDAS NO VIVEN DE ESO, POR DESGRACIA. Y los que lo hacen, siendo mas o menos mileuristas.( y eso es un éxito!) Así que ese discurso tan despectivo hacia los artistas( que no solo existe Ramoncín!), como si vivieran del cuento cuando es practicamente imposible vivir de la música ni del arte hoy en día, revisenlo. Ah! Y yo uso p2p y veo online en seriesyonkis pero no se me pasa por la cabeza decir que eso son medios de comunicación. Normalmente los post que hay ahí no representan ni inquetud, ni lucha, ni libertad, ni futuro. Muchas veces son enfados llenos de faltas de ortografía pidiendo que suban ya la peli doblada porque no les gusta leer subtítulos. Y son webs de links, nisiquiera ponen el nombre del director de las pelis. No hay ningún interés por el cine más allá de su consumo gratuito. No hay comentarios serios de las pelis, ni foros, ni debates ni nada. Seamos serios y aceptemoslo. Pero pop-ups permanentemente. Y otra cosa. Yo siempre he estado a favor de lo que representa internet y siempre he pensado que la industria cultural tiene que renovarse y adaptarse. Pero todos esos post que van en esa linea, ¿por qué desprenden tanto odio? Estamos ahí, con los cuchillos afilados esperando a que digan algo, aunque sea confuso, tenga varias interpretaciones, da igual, el caso es ir a saco. Ya han rectificado pero nó, a por él, ella o quien sea. Muerte al traidor! Qué spanish que es todo. Y no me estoy refiriendo a lo de los jueces, sé que eso es muy concreto y estoy de acuerdo con todo lo que se ha dicho aqui. Me refiero al espíritu en general. Nos encanta opinar enseguida de todo y a todas horas, sin prudencia, sin documentarnos antes con varias fuentes sin ver que aqui no se trata de buenos y malos. Las cosas suelen encerrar más matices. Quizá este equivocado en algo. Lo que tengo claro precisamente es eso: estar tan adueñados de la verdad al hablar es estar cada vez más lejos de ella.

047
enjuto_mojamuto
05.12.2009 a las 22:59 Permalink

Contesto a Mercedes (comentario número #18):

Léete mi comentario en el post anterior de este blog, el post titulado “Una reunión sin diálogo”. Mi comentario es el número #13, con una pequeña corrección en el número #148. Como podrás comprobar, las editoriales también se han quedado obsoletas, completamente anticuadas. Tal como bien dice otro comentario del mismo post, observa lo que hacen el propio Enrique Dans y su Instituto de Empresa, aquí va el enlace:

http://www.enriquedans.com/2008/10/el-instituto-de-empresa-ya-es-creative-commons.html

048
Juan Jose Martinez
05.12.2009 a las 23:07 Permalink

Si hay una herramienta que a todos sirve como lo es Internet, no tiene lógica que algunos pretendan monopolizarla ya que en la medida que algún sector pretenda controlarla desvirtúa el espíritu creador, y automaticamente pierde su sentido y credibilidad.
Sería ilógico pensar en la “legalidad” de unos legisladores que pretendan apoderarse de la creacion colectiva más importante de estos tiempos simplemente para enterrarla…
Por primera vez la conciencia colectiva de la humanidad se une por encima de barreras ideológicas, religiosas o idiomáticas y lo más importante: Interdisciplinarias donde cada cual tiene y aporta su fuerza.

049
rednoise
05.12.2009 a las 23:08 Permalink

No estoy en contra de que cierren webs, estoy en contra de que se haga fuera del poder judicial.

Que el legislador haga una ley para saltarse a los jueces es algo GRAVE.. y punto.

Hablar de los artistas, la musica, de que va a llover mañana y de que Rosario se muere de hambre está de más en este asunto.

050
jimmyF
06.12.2009 a las 00:10 Permalink

Apreciado Enrique:

Una vez mas tengo que estar totalmente de acuerdo contigo:

Quien esta dándose cuenta de lo que se está tramando tiene la obligacion moral ,si tiene capacidad y valentia para ello, de denunciar los acuerdos que se han hecho para favorecer un determinado grupo de interés económico que ha presionado lo suficiente en convergencia de otros intereses para controlar la red.

Debo darte las gracias por ello.

Se ha conseguidor colar este gol porque los dirigentes no viven y ni se enteran de la pelicula del cambio tecnológico que se avecina y que va a afectar muy directamente a la forma de actuar de nuestra futura generación en pleno siglo XXI, y es que a nosotros nos toca vivir esta transformacion .
Veáse la ridícula presentación de los presupuestos del estado en un usb y la cara de pasmados que hacen delante tamaño “progreso” y muestran lo adelantados que están a la población. ( por cierto no he visto a nadie que se metiese con ellos por este tema).
Apoyo con firmeza denunciar con nombres y apellidos al dirigente responsable del desaguisado para quede bien claro quien ha metido la pata, y evitar que quede tapado como siempre pasa.”El gobierno de turno tiene la culpa” y el otro se va de rositas.

Otra cosa son quienes están detrás de todo esto.Lo que estan haciendo es solo intentar por todos los medios a su alcance: Retrasar lo inevitable.
Estan perfectamente informados, asesorados, muchos de ellos con alternativas por poder continuar ir interviniendo y conseguir que la creación y el arte continue siendo un medio para realizar inversiones rentables para ellos y poco para artistas que manejan a su antojo.

Por tanto lo que están haciendo son maniobras de distracción para que el chollo les dure mas tiempo y nada mas.

Lo importante es ir denunciando estas maniobras y al tiempo promocianar la modificación la anticuada ley de propiedad intelectual y adecuarla a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologias, tal como tu denuncias. Si se desarrollasen actividades e información pública sobre la actual ley, nacería una predisposicion a modificarla que no podría ser manipulada por una minoría interesada en que no cambie nada.

Que la Fuerza te acompañe.(Somos muchos)
Un saludo
jimmyF

051
luis
06.12.2009 a las 00:42 Permalink

Por una extraña y un poco ilógica asociación de ideas me recuerda la situación de control a que quieren someter la red al libro “Farenheit 451″ y si en aquel, cada individuo tenía que aprenderse un libro de memoria porque el poder no quería que la cultura fuese divulgada a la sociedad, me veo que ahora cada internauta tendrá que hacer acopio en su disco duro de la mayor cantidad de información de la red antes de que corten el grifo de la comunidad internauta internacional, internet sea clausurado por ser claramenteun peligro social y los futuros intercambios interculturales se tengan que hacer en la clandestinidad a través de oscuras y prohibidas conexiones de UBS en “ilegales” concentraciones undergrounds con el miedo a que alguno de los reunidos sea un agente de la SGAE camuflado. (lo dicho, creo que veo demasiadas películas….).

052
Mediosordo
06.12.2009 a las 01:33 Permalink

Justo ayer y hoy, estaba escribiendo en mi blog acerca de la actitud de El Mundo en este asunto: No contentos con el editorial de ayer apoyando la creación de la comisión, hoy se desmarcan del resto de prensa nacional con una “noticia” en primera página donde “informan” que la SGAE ha entregado una lista a Industria con 200 webs piratas. Sólo leyendo el artículo entero uno se puede enterar del “pequeño” detalle que la lista fue entregada en el mes de…Octubre!!
Por otro lado, continuan con las lindezas habituales llamándonos piratas, hablando de “portales de internet que ofertan contenidos de manera ilegal”, etc. Lo de siempre, mentiras y gordas.

053
Juan Fran
06.12.2009 a las 02:46 Permalink

Es importantísimo el apoyo de artistas a este manfiiesto. La gente tiene que ver que la SGAE y otras organizaciones no representan el movimiento cultural de este pais.

054
gretel
06.12.2009 a las 04:08 Permalink

Habrá que seguir la evolución… pero es preocupante más allá del p2p (porque esto trasciende mucho más) la estructura política no está preparada para asumir que miles y miles de ciudadanos sean exigentes, se organicen y decidan… Ya no es eso de usar políticamente la red por los partidos (que los españoles ni comenzaron) es que la política se va a desarrollar en red por nosotros… da la puerta abierta a los concejos abiertos…. pequeñas tribus organizadas en la red con representantes (no sé en que acabará, evolucionará y lo veremos)
Y me preocupa porque puede haber unas reacciones muy adversas de no desear pasar de una democracia imperfecta a otras formas (aún por desarrollar) puede haber un fuerte choque que puede bien estallar y cambiar muchas cosas (revolución 68- caída países comunistas y revolución 2009)
Osea que yo lo veo mucho más allá de esta ley (como suele pasar siempre el punto de partida es algo muy ínfimo comparado con el cambio producido) y hay que organizarse a partir de ahora para exigir negociar las clausulas de los contratos del sector servicios… y presionar no solo con el manifiesto… sino organizarse para reclamar Derechos que no son de los internautas son del ciudadano (no debemos dejarnos etiquetar de Internautas, y eso que no somos creativos pues tampoco dejarnos apartar del concepto)
Y bueno no me alargo…

055
Juan Fran
06.12.2009 a las 04:25 Permalink

Debemos hacer como la “No B Day” italiana y elegir una bandera de color para representar que no nos asociarnos con ningun partido político

http://www.20minutos.es/noticia/582166/0/berlusconi/manifestacion/internet/

056
Krigan
06.12.2009 a las 04:45 Permalink

#18 Que cada palo aguante su vela, Mercedes. Yo no tengo ningún inconveniente en aliarme con los artistas, traductores, etc. pero lo que me encuentro a diario es que día sí y día también esos mismos artistas a quienes las discográficas están robando miserablemente salen en los medios haciendo declaraciones contra las descargas, no contra las discográficas, y no porque las descargas les importen un comino (la cantidad de dinero que un artista obtiene de los discos oscila entre cero y casi cero), sino porque las discográficas les han pedido que hagan tales declaraciones. Y si los traductores no salen, es sólo porque no son famosos, pero si no, también saldrían.

Alguna excepción hay, por supuesto, y yo los defiendo a muerte cuando son excepción, pero, como comprenderás, no voy a perder mi tiempo defendiendo a gente que ni siquiera te lo va a agradecer.

057
Krigan
06.12.2009 a las 04:57 Permalink

#29 No Gorki, el problema es que esas webs son legales, como así lo atestiguan innumerables sentencias, y la SGAE ha decidido que, en lugar de ilegalizarlas, es mucho mejor si no tienen que andar dependiendo de molestos jueces que van a andar mirando por los derechos de todos, y no sólo por los derechos de una parte.

La justicia no ha sido lenta en este caso, la justicia ya ha actuado, y lo que ha hecho ha sido absolver.

058
Krigan
06.12.2009 a las 05:11 Permalink

#44 Si las discográficas, muy a menudo, no pagan ni un sólo céntimo al artista por su trabajo, ¿por qué tendría que pagar yo más de lo que pagan las discográficas?

http://www.mp3newswire.net/stories/9002/tmj.html

059
Mario
06.12.2009 a las 08:17 Permalink

Por favor corríjanme si equivoco la mecánica del anteproyecto, más basado en declaraciones puntuales:

1- Yo soy el licenciatario de la película “Avatar” que se estrenó ayer en las salas de cine.
2- Entro a “Cinegratis.com”, una página plagada de popups y banners de publicidad y en la principal veo hoy el afiche de mi película con el botón “descargue gratis ahora”.
3- Le hago click al enlace y, en efecto, aparece una pantalla donde se empieza a decargar “Avatar”.
4- Compruebo al finalizar que sí se trata de mi película y no de otra con igual nombre.
5- Acudo a la Comisión, demuestro que soy el licenciatario de la película y presento una denuncia contra Cinegratis.com.
6- La Comisión comprueba mi titularidad, la existencia de la web denunciada y la oferta efectiva de poder descargar gratis “Avatar”.
7- Convencida de que se está produciendo una infracción a la Ley de Propiedad Intelectual, la Comisión solicita a un juez que ordene el cierre o bloqueo de la página.
8- El juez notifica dicha denuncia al titular de “Cinegratis.com” para que haga uso de su derecho de defensa.
9- El juez escucha a ambas partes (si el denunciado aparece claro) y resuelve.
10- Fin del proceso.

– Varios comentarios sueltos

Si el asunto se resuelve así, no se ve donde está el fin de los derechos fundamentales ni el Armageddon jurídico que están pintando. Ni privacidad, ni libertad de expresión, ni nada, esto no tendría nada de inconstitucional.

Más aún, la misma Comisión podría citar a “Cinegratis.com” para que se defienda a nivel administrativo o concilie con el titular de “Avatar” y se evite la vía judicial, acordando ambos por ejemplo, retirar el enlace.

Me he cuidado mucho de no señalar a que tipo de juez acudiría la Comisión, si uno civil o penal, porque no lo sé. Si fuese uno civil, que no debe encajar una conducta en un tipo penal dado, sino comprobar un daño causado con un ilícito y atribuir la responsabilidad al causante, las páginas de enlace la tienen negras.

Si como es previsible, las páginas de enlace se mudan fuera de jurisdicción española o sus titulares ni se presentan a defenderse a nivel administrativo o a nivel judicial, los procesos estos serán relámpagos y se irán cerrando o bloqueando páginas tan rápido como aparecen nuevas.

En general creo que los usuarios de piratería españoles han tenido mucha, pero muchísima suerte, de no estar expuestos ellos mismos a sanciones como sus cófrades en Francia, Inglaterra o Italia; pero sobretodo porque los voceros del gobierno apuntan a quienes brindan los enlaces en calidad de negocio y no simplemente a quienes proveen dichos enlaces fuera de negocio como también pudo ser.

Espero por último que los españoles sigan con suerte porque mañana domingo tenemos a Finito de Córdoba, Perera y José Tomás en la Plaza de Acho (el domingo pasado triunfaron Ponce y el francés Castella).

060
luis
06.12.2009 a las 09:16 Permalink

Cuando Gutenberg inventó la imprenta dejando sin actividad a miles de copistas. ¿fué el fin de los libros o de la cultura?. ¿se sublevó el clero por tantos monjes que tenían que reconvertir su actividad?. Si un libro se tardaba de 5 a 10 años en reproducirse ¿sabes a que precios se vendian? (solo al alcance de reyes, la iglesia los y nobles) y ¿sabes cuanto se depreció su valor y se abarató su venta y su distribución?. ¿desapareció con este super-abaratamiento el negocio de los libros?

Cuando el gramófono apareció y con él las primeras discográficas ¿se preocuparon por la cantidad de músicos que llevaron al paro?. ¿fué el fin de la música o de las salas de conciertos? ¿los indemnizarón?

¿La aparición de la radio en los hogares, con la inmediatez de las noticias (y además, de forma gratuita para el consumidor) y el abaratamiento que suponía respecto al costo de impresión y distribución (y compra) de los periódicos supuso el fin de dichos periódicos?

Cuando el cine apareció en la historia de la humanidad, ¿se preocuparon de la cantidad de actores de teatro que dejarían en la calle o que tendrían que reconvertirse al nuevo lenguaje?¿Desapareció el teatro de nuestras vidas por la aparición del cine?. En este punto me gustaría añadir que Hollywood nació cuando los cineastas tuvieron que huir de los abogados de Edison desde de Nueva York al estado de California para librarse de pagar los abusivos cánones que les exigía el inventor del cinematógrafo, gramófono,…(realmente los grandes estudios cinematográficos comenzaron siendo unos pirátas tecnológicos)

Con la aparición de la tele (que nos traia TODO el entretenimiento directamente a nuestra casa), ¿desapareció el cine, el teatro, los conciertos de música, los libros y las editoriales, e incluso el futbol….? Desaparecieron todas esas actividades….¿dejó la gente incluso también de ir al futbol?.

Cuando en los 80 los videos VHS y Beta obligaron a cerrar muchos cines y reconvertir los restantes en minicines, ¿se preocuparon de esos puestos de trabajo?,¿Fué el video el fin del negocio del cine?. ¿los indemnizaron?, ¿fueron a juicios por competencia desleal?

Evidentemente internet tampoco acabará con la cultura, porque solo es otro “medio, o soporte” distinto que abre nuevas e inmensas oportunidades, que ayudan a mejorar nuestro mundo y nuestra sociedad como así lo hicieron todos los anteriores medios aquí nombrados.

061
Oscar
06.12.2009 a las 09:57 Permalink

Estoy absolutamente de acuerdo con Enrique y le doy las gracias por estas lineas que escribe y que representan el sentir de muchos miles de españoles.

Pero en los comentarios se estan mezclando 2 debates , y no debieramos caer en la trampa nadie , eso es lo quieren desde este lobby.

Una cuestion es el recorte de libertades y derechos que el gobierno nos quiere colar a instancias de los autollamados ARTISTAS ( Por cierto señores , Debieran identificarse como Artistas cuando se lo renocieran otros , y a muchos de Vds tendriamos dudas de reconocerlos como personas ) .

… Y otra cuestion es el derecho o no a descargar contenidos con derechos.

La primera cuestion no admite debate. Enrique lo ilumina en sus lineas , retirar de la ley e identificar al personaje que con premeditacion y alevosia lo introdujo y mandarlo al paro – si al paro como muchos miles de Españoles -.

La segunda cuestion requiere , insisto requiere, un debate muy amplio que debe empezar por saber si quieren ó no CANON , y terminar por analizar el porque de que un producto identico ( Un juego , una peli ) en España tenga un precio el doble que en EEUU.

Que no olviden que el CANON recaudara este año mas de 450 Millones de Euros que equivalen a unas ventas de 50 Millones de Pelis o CDs a un precio medio de 9 Euros.

¡ Mas de 1 producto por habitante !

Quizas , si en España tuvieran el mismo precio que EEUU , y si se comercializaran al mismo tiempo, las descargas se reducirian mas de un 90 %.

062
Juan Navidad
06.12.2009 a las 10:05 Permalink

Hace unos siglos un ejército perdía la batalla. El general, apesadumbrado, la dió por perdida y, cuando le dijeron que aún se podía él añadió: “no es aquí donde se ganan las batallas, sino en la escuela”.

Internet podría ser esa escuela que nos cambie, que nos haga mejores y en muchos casos lo es, pero hace tiempo que nos han ido colando goles, como cada día cuando los medios dan esa idea tan absurda y anecdótica de esta red que nos puede cambiar la vida.

Otro ejemplo es la ley de Derechos de Autor Europea que lleva los derechos de autor a los 70/80 años tras la muerte para que los hijos/as y nietos/as del escritor vivan del cuento, cuando hay leyes como Venezuela o El Salvador que tienen periodos más razonables como 25 o 40 años, que benefician a las editoriales pequeñas.

Nos están metiendo goles que van contra nuestros derechos elementales y, por contra, jugamos a su juego, convocando manifestaciones cuando somos un grupo virtual. Les estamos dando los titulares que necesitan para seguir aplastándonos. Este tema sólo puede ser superado si hacemos recogidas de firmas o creamos un partido, pero no le llamemos Pirata, creo que podemos ser más creativos. Por cierto, este país necesita, por otro lado, un partido de ciudadanos distintos del SOE, PP, UPD, IU, etc. Sería una necesidad que hubiera un partido no maniqueo, orientado a personas adultas, con dos dedos de frente, a quienes no nos pueda cambiar de opinión un Matías Prats o Pedro Piqueras…

Un abrazo,
Juan Navidad

063
zahorin
06.12.2009 a las 10:18 Permalink

Me ha gustado la entrada y estoy de acuerdo con lo que se dice en ella.
Me uno a lo dice AGMware en #4.
#29 Gorki. Coincido contigo. Ese es uno de los nudos gordianos. La Ley debería ser ágil para todos. Yo añadiría que debería ser accesible por igual. El problema es que pretenden colar de rondón y por la puerta de atrás, sin hacer cola, a los amiguetes despreciando así los derechos de los demás ciudadanos. O sea, la inmensa mayoría.
#40 Antonio. Jajajajajaja. Muy bien y originalmente expresado.
Por último quiero recordar, una vez más, que lo que aquí tratamos es de derechos y que unos tienen prioridad sobre otros. También que ya existía disfrute gratuito de obras audiovisuales antes de que se generalizara Internet.
Me gustaría que las normas sobre propiedad intelectual se actualizaran al presente y que se encargara de ello un grupo de juristas de reconocido prestigio profesional no adscritos a partido alguno, recogiendo las propuestas y sugerencias de distintas asociaciones profesionales. Por supuesto me gustaría también que la propuesta final fuera motivada y votada en referéndum. La guinda sería que pudiéramos votar ese referéndum a través de Internet con nuestro DNI electrónico.

064
kronos
06.12.2009 a las 10:20 Permalink

Quizás ha llegado el momento de hacer democracia como dios manda, por decir alfgo, pues esto no es una + q la fuerza de los lobbiesq atenazan y dan sustento a un circo donde los ciudadanos pagamos y no tenemos derecho ni al pataleo. En q se diferencian los intereses económicos del grupo de editores y artistas amancebados y “prescriptores”de votos incultivados, pues nada de los grupos empresariales electricos, gasisticos, telecos y ladrilleros&bcos….por no seguir con los alimentarios y sus intermediarios…YA ESTÁ BIEN de comulgar con ruedasde molino….y para empezar no es tan dificil encontrar al politico-tuan de turno q nos la quiso colar en nombre de la SOSTENIBILIDAD, tiene gracia, sera la suya pq la del resta para naaa…ANIMO y a por ellos , pero por empezar por algún lugar y en nombre de la libertad y liberalismo no esta mal este inicio …

065
Hernán
06.12.2009 a las 10:42 Permalink

La verdad es que visto lo que es la justicia en España y en el mundo en general, lo de menos es el detalle de que si el juez para arriba o para abajo.

Aquí el debate es que los adeptos del gratis total ven que el chollo peligra y entonces piden unas garantías legales desmesuradas (cuando pasarían de los jueces como de comer mierda en cualquier otro caso).

Y adeptos al gratis total somos todos, claro está. Pero es de razón que el tema ha de regularse de manera sensata para todos; y en este sentido inventarse un ‘derecho del hombre a descargarse por internet’ es una fantasía bastante patética.

Creo que aquí la clave está en diferenciar entre el P2P, donde nadie se lucra y los archivos se manejan privadamente, de las páginas de descargas, donde los archivos se manejan centralizadamente por parte de un empresario que pone el web con animo de lucro.

http://diaslibres.elvarapalo.com/blog/hechos-reales/propuesta-derechos-autor-internet

066
sunsu
06.12.2009 a las 10:47 Permalink

Ni se están recortando libertades, ni se está prevaricando ni ná de ná, y seguir diciendo lo contrario con artículos tan bien escritos como este de Enrique es sencillamente demagógico.

Enrique Dans escribe muy bien, como no podía ser de otra manera, y sabe pasar de tapadillo como nadie por problemas como el p2p diciendo que se está luchando por algo mucho más importante para a continuación hablar de libertades y demás derechos fundamentales. De que la industria tiene que cambiar su modelo de negocio y demás historias.

Pues bien, yo opino que las industrias cambian sus modelos de negocio más tarde o más temprano. En este caso que nos ocupa tendrá que claudicar finalmente y de hecho ya se están viendo casos con mayor o menor éxito como itunes o spotify entre los que más conozco.

No voy a entrar a debatir por qué los jueces siguen exculpando como dice Enrique estas páginas. Tampoco cómo es que los de Pirate Bay se sientan ante un banquillo. Dicen que los que las cierran tienen intereses en la Industria, pero, y los que las exculpan? en qué tienen ellos puestos sus intereses? eso nadie se lo pregunta? volvemos a usar la justicia a nuestro antojo como hacen nuestros amigos del PP. Cuando me beneficia resulta que son los garantes de las libertades pero cuando me perjudican son unos interesados…

Estoy a favor de que se revise el CopyRight, de que se elimine el Canon pero también de que exista más oferta digital de pago de buena calidad (todavía estoy esperando como agua de mayo el itunes rentals aquí en España) pero seamos claros: el canon lo consiguieron instaurar porque no consiguieron evitar las descargas ilegales, si ilegales, parece que nos cuesta admitir que descargar una película sin pasar por taquilla no es legal, pero señor@s, no lo es.

No voy a hacer más publicidad de mi blog usando uno como el de Enrique con mucho tráfico para aprovecharme pero os diré que en Internet hay otras voces a parte de las que se sentaron con la Ministra.

067
César
06.12.2009 a las 11:12 Permalink

Estimado #46 juan,

Estoy totalmente de acuerdo; es un tema complejo, no por lo que comentas, ya que es la verdad y sobre eso no creo que nadie tenga nada a lo que oponerse; una industria como la audiovisual se compone de mucha gente que hace trabajos muy concretos y que no siempre es recompensada por su esfuerzo de una manera, vamos a decir, justa.

Yo también vengo de una industria con algunas características similares:

Son trabajos por proyecto.
La duración es indeterminada.
Los sueldos son muy dispares; hay trabajadores sin preparación laboral que cobran más que técnicos universitarios que salen adelante con sueldos mileuristas.
La subcontratación era brutal; entre el que encargaba un trabajo y la persona que lo hacía podía llegar a haber 4 o 5 niveles de intermediarios cuyo valor era… ¿ser intermediarios?
Estamos en crisis; las ventas han descendido tanto que la gente ya no compra nuestro producto.
Es (o era) uno de los sectores más peligroso por la cantidad de accidentes laborales que se producen.
Se han producido despidos masivos y hay gente que pasa muchas necesidades.

Seguro que ya se sabe a que industria me refiero… la construcción.

Bueno, pues decirte que yo tengo que soportar como la gente me dice que ahora me tengo que aguantar… que para eso he disfrutado de una época de vacas gordas (creo que he mencionado lo de los técnicos mileuristas ¿no?) y ahora con las vacas flacas me tengo que, voy a ser suave… fastidiar.

Esto no se lo he oído a una o dos personas sino a muchas pero es normal, la crisis nos afecta a todos y le echamos la culpa al que sea, y eso es simplemente ser humano.

Qué pasa con la industria audiovisual, pues que no ha sufrido una crisis tan rápida y tajante como la de la construcción, que afecta a más personas de las que queremos asumir, porque si, afecta a ese señor que se dedica en una fábrica a hacer bisagras, a ese también. El problema es que ha sido paulatina y como ese enfermo herido de muerte, busca cualquier cosa a la que agarrarse para continuar con vida un día más.

El problema es que para aliviar su sufrimiento, el Gobierno -de todos- le dio una ventaja; por cada producto que venda otra industria se os va a dar un dinero. Genial, ahora no solo dependen de sus ventas, sino de las de CDs y DVDs virgenes.

¿Fue suficiente? No, como un animal que ha probado la sangre, sus dientes se han cerrado más en la sociedad, han dicho dame más y el Gobierno -de todos- les ha dado más; mp3, móviles, discos duros, impresoras, etc.

¿Fue suficiente? No, resulta que ahora que ya tenemos un suministro fijo, vamos a por las páginas web.

Ahora nos encontramos en ese punto y vamos a analizarlo mejor; desde hace ya algún tiempo los grupos que “defienden los derechos de los creadores” han llevado a los tribunales, tanto por vía penal como civil a páginas web que, a su parecer infringen los derechos de autor, han propuesto, incluso cierres cautelares y… los jueces han accedido incluso sin escuchar a la otra parte.

Si esto es así, ¿por qué hacer una ley que no necesite a los jueces?

Pues la respuesta es porque los jueces al analizar los hechos no les dan la razón, incluso les han multado recientemente por mala fe procesal.

Recomiendo la lectura de esta entrevista a David Bravo:
http://ecodiario.eleconomista.es/encuentro-digital/264/David-Bravo-abogado-especialista-en-derecho-informatico-2009-12-03

El caso es que a pesar de todo lo expuesto… todo esto nada tiene que ver con lo que algunos tememos…

Mi mayor temor es que llegue un día que esto que estoy poniendo en este blog, no sea una opinión mía amparada por la libertad de expresión. Que un día un hombre gris, que trabaja en un edificio gris, amparado por un gris Ministerio de Cultura decida que estas opiniones (o el mismo blog) vulneran la propiedad de autor y que además (en su opinión) no entra dentro del supuesto de la libertad de expresión (por tanto nos ahorramos pasar por el Juez)… así que cierre y a otra cosa.

Amigo #46 juan, sólo te digo que puede que llegue un día en el cual se os explote en vuestra industria y nadie pueda alzar la voz por vosotros…

Yo no quiero que llegue ese día… ¿lo quieres tu?

068
Emilio Gª Loeda
06.12.2009 a las 11:37 Permalink

Estoy Enrique totalmente de acuerdo con esta entrada de tu bitácora.

Me gustaría dirigirme a varias personas

#52 Mediosordo
El Mundo escribió este editorial terrible y claramente manipulador, por dos razones

a) Su lucha con Google, a la cual la considera una sanguijuela.
b) Acaba de presentar su portal de visionado de películas (streaming), a razón de 1,80 euros la unidad.

A El Mundo le importa realmente un pepino los derechos fundamentales, es ante todo un negocio que tienen como objetivo final informar.

#59 Mario
El problema de tu ejemplo es que ya ha pasado, y si lo que tiene Cinegratis.com son enlaces a sitios de visionado en linea (streaming), el juez dictaminara que no hay delito y absolverá al webmaster de Cinegratis.com.

Insisto esto ya ha pasado, pásate por la pagina web del abogado especialista en derechos de autor David Bravo, y podrás leer varios casos.

Por otro lado Mario, la actual LSSI (base de esta ignominia jurídica) ya permitió (y permite) perseguir y acosar a paginas por delitos de opinión, así que en un futuro con esta ley ya aprobada la cantidad de bitácoras y medios nos afines al ejecutivo que serán denunciados por tener una imagen, fonograma, videograma o texto que según ellos viola la propiedad intelectual, sera muy habitual.

El objetivo final de este ejecutivo es imponer un estado de censura en la red, y ha utilizado la propiedad intelectual como Casus belli

069
Pedro
06.12.2009 a las 12:26 Permalink

Curiosas las cuentas de resultados y balance de la SGAE, publicadas en su web. Pérdidas superiores a 1M€ con unos ingresos cercanos a los 60M€, gestionando ‘derechos’ por valor de 333M€ y repartiendo 363M€. Mala política esa de repartir más de lo que se ingresa.

Balance no menos curioso. 13M€ en aplicaciones informáticas, 138M€ en inversiones financieras a largo plazo, 151M€ inversiones a corto y 31M€ en caja. Deudas a largo de 182M€, en las que destacan los ‘derechos pendientes de identificar’ (sic.), 179M€. Y otros 6M de pérdidas de ejercicios anteriores.

Viviendo de las rentas, diría yo.

070
Krigan
06.12.2009 a las 12:35 Permalink

#59 No Mario, esa no es la mecánica del anteproyecto. Si fuera eso no habría problema, más allá del hecho de que las páginas de elinks y torrents son legales en España, los jueces españoles están absolviendo a sus propietarios, y por tanto habría que ilegalizarlas antes si se quiere cerrarlas. Pero si un juez decide la cuestión, no hay problema constitucional alguno.

La mecánica es esta:

1- Alguien de la industria de contenidos presenta una denuncia ante la Comisión pidiendo el cierre de una página, alegando que infringe sus derechos de autor. Es una página de elinks y torrents, un tipo de página que los jueces han considerado legal, que no infringe los derechos de autor (el mero hecho de enlazar a una obra no se considera comunicación pública de la misma).

2- La Comisión cierra la página.

Después el propietario de la página puede reclamar a los tribunales (faltaría más), pero hasta que un juez ordene la reapertura (lo cual puede tardar meses) la página permanecerá cerrada. Además, hoy es Avatar, y para cuando el juez ordene la reapertura será otra peli, y a continuación la Comisión le volverá a cerrar la página. Nótese que el propósito declarado de esta reforma legal es precisamente acabar con estas páginas, les está importando un comino que los jueces las declaren legales.

Más aún, en la reforma legal no se cambia el estatus legal de estas páginas, en ningún artículo pone que a partir de ahora pasen a ser ilegales, simplemente se faculta a la Comisión para cerrarlas, sin orden judicial. Para rematar la faena, la reforma no afecta sólo a estas páginas, el procedimiento de cierre es aplicable a cualquier página web y a cualquier otra clase de servicio de Internet. La intención actual del gobierno es actuar contra webs de elinks y torrents, pero en el futuro esta misma ley podría ser usada contra cualquier otro servicio de Internet. Ni siquiera es necesario que sea una página web.

¿Vas empezando a comprender por qué hablamos de violación de derechos fundamentales?

071
Pascual Candel Palazón
06.12.2009 a las 12:41 Permalink

Quién domina el lenguaje …domina al hombre.

072
Juan Navidad
06.12.2009 a las 13:05 Permalink

Cierto, Pascual,

O en otras palabras: Quien “nomina”, domina… :P

073
Krigan
06.12.2009 a las 13:05 Permalink

#65 Pues nada, quitamos los jueces, que son caros y lentos, y a partir de ahora que nos juzgue el gobierno. Ya de paso, también podíamos abolir el parlamento, y nos ahorraremos más sueldos y lentitudes. Total, si nos cargamos la separación de poderes, hagámoslo del todo, no a medias.

#66 Si los jueces los absuelven en España es porque esas páginas son legales. Lo de Pirate Bay es en Suecia. Diferentes países tienen diferentes leyes. Luego habrá que ver en qué queda la apelación de Pirate Bay, porque a día de hoy el proceso sigue abierto (a diferencia de varios procesos españoles, que ya se agotó la vía de apelación).

074
Krigan
06.12.2009 a las 13:21 Permalink

#66 Un detalle más sobre Pirate Bay. Sus fundadores NO han sido condenados por violación de los derechos de autor, sino por “ayudar a violar los derechos de autor”. La acusación retiró el cargo de “violación del derecho de autor” el primer día del juicio. Podrá parecerle un detalle sin importancia a alguien como tú, acostumbrado a pensar en términos de jueces con oscuros intereses, pero el caso es de calado porque ¿a partir de qué punto empezamos a considerar que un servicio de Internet es una “ayuda a violar derechos de autor”?

075
enjuto_mojamuto
06.12.2009 a las 13:57 Permalink

Contesto a “Autor” (comentario número #44), “Hernán” (comentario número #65) y “sunsu” (comentario número #66):

Lo que está pasando realmente, ya lo explicó muy bien el propio Enrique Dans hace meses en un fabuloso post titulado “It’s the economy, stupid!”. El hecho físico, material e incontestable, es que tenemos un avance tecnológico, una maquinaria digital cuya naturaleza es copiar y difundir cualquier información o contenido en cualquier formato, con una potencia, rapidez, precisión y eficiencia que deja en ridículo lo que fue en su momento la invención de la imprenta, la radio o la televisión. La consecuencia es que la difusión masiva de contenidos no tiene coste alguno y puede hacerla cualquier ciudadano. Por tanto, en este contexto, la venta de copias de contenidos se hace tan absurda como pretender vender el aire o el agua del mar. Cuando algo es abundante y accesible, no tiene sentido su compra ni su venta. Así que la pura lógica nos dice que la única posibilidad de rendimiento económico sólo puede proceder de servicios y productos relacionados (actuaciones en directo, como conciertos u obras de teatro; publicidad, merchandising y otros objetos relacionados, artesanía y objetos de coleccionista, apariciones en público y en medios de comunicación, colaboraciones en medios de comunicación; clases, charlas, conferencias, artículos, cursos, talleres, actividades, y un largo etcétera), o de ofrecer, con respecto a los medios de obtención gratuita de los contenidos, mejoras substanciales en el servicio, en cómo se sirven los contenidos, es decir, en la oferta, búsqueda, opciones de formato y de otros tipos, acceso, descarga, comodidad y disfrute de los contenidos a través de la red (lo que se conoce como ofrecer “una mejor experiencia de usuario”), y/o mejores y tecnológicamente más avanzadas y más espectaculares salas de cine, teatro, conciertos, exposiciones, espectáculos multimedia, etc.

Ahora bien, la tentación del “establishment” es caer en el mayor pecado en que se puede caer ante el progreso tecnológico e industrial. Se llama “neoludismo”. ¿En qué consiste realmente, aparte de lo que ya sabemos y podemos consultar en la wikipedia o en cualquier parte? Se trata de lo que yo llamaría un negacionismo socioeconómico, una distorsión y perversión de la realidad, mediante lo cual se prohiben determinados avances tecnológicos o determinados usos o funcionamientos de los mismos, no porque sean un mal en sí mismos (como, por ejemplo, lanzar una bomba atómica), sino simplemente porque dejan obsoletos, anticuados, ridículos e irrelevantes a determinados sectores socioeconómicos que hasta el momento habían tenido todo el oligopolio, poder e influencia, como mínimo en su ámbito; para dar nacimiento a nuevos sectores, nuevas maneras de hacer las cosas. Los sectores establecidos, para no quedarse atrás, podrían haberse arriesgado, haber intentado hacer el cambio, la reconversión, el esfuerzo, para pasarse a lo nuevo antes de que “se les pasase el arroz” y se quedaran “para vestir santos”. Pero claro, el hecho de que el avance tecnológico haya hecho que haya que despabilarse, ingeniárselas y trabajar más y mejor, en vez de, sencillamente, vender copias y echarse a dormir, ha llevado a quienes ya sabemos a, con la complicidad del gobierno y utilizando subterfugios delictivos por los que tendrían que rodar cabezas, cometer una aberración tan absurda como legislar contra la ley de la gravedad o poner una ley que diga que el cielo es marrón o amarillo en vez de azul. El cielo es azul y los objetos caen con una aceleración de 9,8 metros por segundo al cuadrado. Legisles lo que legisles, no podrás negar la realidad o impedir que sea como es. Los hechos físicos y tecnológicos son los que son y acabarán cayendo por su propio peso. Pero claro, además, la represión ejercida atenta contra la dinámica natural del mercado y comete una grave competencia desleal contra los sectores nuevos, emprendedores y emergentes. Como decía algún comentario que he leído por ahí, y también hace pocos días Javier de la Cueva, abogado y especialista en estos temas, lo único que consiguen las medidas represivas que están adoptando algunos países, es una imagen antipática de los gobiernos e industrias causantes de la represión (industrias que encima tienen la caradura de pretender que queramos comprarles sus productos), y la aparición en escena de los continuos, constantes, imparables y eternos progresos, avances e innovaciones en software, tecnología y redes, que permiten saltarse las barreras, camuflarse y esquivar la vigilancia, y mantener la privacidad y la seguridad. Incluso si en internet la cosa se pusiera demasiado fea, ya se comentó bastantes veces (en toda internet y fuera de ella) que existen muchas posibilidades tecnológicas para intercambiar archivos incluso FUERA de internet, y no hablo precisamente de intercambiar CDs, DVDs, llaves USB, o discos duros USB (aunque también se puede hacer, por supuesto). Incluso podría llegar a desarrollarse una nueva internet creada fuera de internet por los propios ciudadanos, y que acabara substituyendo y haciendo desaparecer a la internet de ahora. Igual que frikis de todo el mundo crearon y desarrollan Linux o los propios programas y redes de intercambio de archivos.

En un post Enrique Dans citaba a alguien que decía que todo esto es jugar al gato y al ratón, que es como una guerra de guerrillas en la que el ratón siempre llevará ventaja y siempre encontrará la manera de escaparse o incluso contraatacar. El gato nunca atrapará al ratón. Como le decía el coronel al sheriff en “Acorralado”, la primera película de Rambo: “¿Quiere una guerra que sabe que no puede ganar?”.

076
Krigan
06.12.2009 a las 14:38 Permalink

#75 Este es el mejor mensaje que he leído en mucho tiempo.

077
A.
06.12.2009 a las 15:08 Permalink

Yo soy la traductora de la que hablaba Mercedes, y tengo una pregunta para Enrique Dans. Si el modelo editorial está “obsoleto” y lo que hay que buscar son “nuevos modelos de negocio”, tengo una pregunta para usted. ¿Publicará su Instituto de Empresa la literatura absolutamente minoritaria de idiomas extraños como el griego, el árabe, el hebreo o – no extraño, pero sí ajeno a nosotros – el chino que publican en España editoriales muy pequeñas? ¿Están hablando ustedes de cultura, o de “modelos de negocio”? Porque son cosas distintas. Verá: yo no traduzco bestsellers. No traduzco libros que se vayan a vender como rosquillas. Es más, estoy convencida de que muchos de los libros que he traducido son económicamente deficitarios para la editorial que ha pagado por los derechos de edición, que me ha pagado a mí por traducir el libro, que ha pagado a un corrector y que, supongo, tendrá que pagar al maquetador, los costes de imprenta y distribución, etc. ¿Cuántos ejemplares van a venderse de mi libro minoritario? (una de las lenguas de las que traduzco es el árabe) Yo se lo digo: muy pocos. Poquísimos. Lo que yo hago no “vende”, no tiene “interés comercial”. Se llama “cultura”. Entonces le pregunto a usted, que parece que tan interesado está en promover este “nuevo modelo”: cuando yo quiera proponer la traducción de un pensador árabe contemporáneo al castellano, o una nueva novela minoritaria de algún autor irlandés desconocido, ¿se lo propongo a su Instituto de Empresa? ¿Su Instituto de Empresa estará dispuesto a asumir el coste que supone pagarme a mí por mi trabajo y a un corrector de estilo, además de al autor de la obra original, por nuestro trabajo, aun cuando el libro – que, repito, es cultura – vaya a ser deficitario en el mercado? Porque claro: su nuevo modelo está muy bien y funciona fenomenal… para las cosas que venden. Pero las cosas que venden no son cultura; y si no se vende, yo no cobro. Con lo cual hay una contradicción implícita en sus propuestas que no creo que sean ustedes capaces de resolver sin decirnos a los que nos dedicamos a esas cosas tan “innecesarias” como traducir al castellano obras deficitarias (pero no por ello menos necesarias) que o “cambiamos de modelo” y nos buscamos otro trabajo, o simplemente traduzcamos lo que a ustedes les salga rentable dentro de su “nuevo modelo de difusión y distribución de contenidos”:

En cuanto a la chapuza del gobierno de intentar colar una aberración jurídica anticonstitucional como ésta de tapadillo en una reforma legislativa más amplia, pues eso: es una torpeza sin límites. Pero ustedes le están haciendo el juego a otras fuerzas muy oscuras la mar de bien.

Como dice Mercedes: yo estoy precoupada, señor Dans, porque yo plenamente consciente de que los grupos editoriales para los que trabajo no sólo me explotan, sino que incumplen sistemáticamente las garantías y derechos mínimos que se nos deben a los creadores de cultura en este país. El problema es que su alternativa no me parece mucho mejor. A menos, claro está, que me diga que lo que realmente le interesa es la cultura y no los beneficios, y que me garantice que independientemente de que lo que yo traduzca tenga o no un valor elevado en el mercado, yo voy a seguir cobrando un sueldo mínimamente digno (para quien no lo sepa, el sueldo medio de un traductor literario en España es de unos 800 euros aproximadamente una vez pagada la seguridad social; y somos todos trabajadores autónomos).

078
A.
06.12.2009 a las 15:21 Permalink

Enjuto Mojamuto: el problema es que tú no hablas de cultura. Hablas de entretenimiento. Y son dos cosas distintas.

Repito: cultura es también (y fundamentalmente) todo aquello que en el mercado será siempre deficitario: una película minoritaria, un libro traducido de un idioma minoritario, etc. Al reducirlo todo a una cuestión económica os equivocáis: habláis de márgenes de beneficios, de modelos de distribución, de blablablablabla. Y yo pregunto: ¿y qué pasa con los que trabajamos, por ejemplo, traduciendo obras minoritarias de las que como mucho se venderán 2000 o 3000 copias? ¿Acaso nuestro trabajo “vale” solamente lo que marque el mercado? ¿No estábamos hablando de “cultura”? ¿Quién va a traducir del árabe, del chino o del hebreo, incluso del inglés cuando sean obras minoritarias, cuando el nuevo modelo llegue y lo que siga primando sea precisamente el “interés del mercado”, el “éxito” que una obra tenga entre quienes la adquieran? Lo que no comprendo es que toda esta verborrea venga disfrazada de una supuesta “defensa de la cultura”. La cultura la defendemos los que, pudiéndonos dedicar a otras muchas cosas, trabajamos como auténticos gilip****s más horas que tiene un reloj para trasladar a un idioma que tú puedas leer cosas que de otro modo ni siquiera conocerías. Y ahora resulta que prácticamente nos estáis diciendo que si lo nuestro “no vende”, pues oye, que nos dediquemos “a otra cosa” y nos busquemos la vida.

Bonita forma de “defender la cultura”, sí señor. Bonita forma.

079
A.
06.12.2009 a las 15:51 Permalink

Y un apunte que no por obvio debemos olvidar: yo soy traductora. Y no puedo “dar conciertos”. Además, dudo mucho que vuestros oídos pudieran soportarlo (dad gracias). La solución del “pues traduce otra cosa” no me sirve. Yo quiero poder vivir de lo que hago, ni más ni menos ni menos ni más. No quiero ser millonaria. No quiero tener una casa en Miami. Simplemente quiero que lo que hago, aun siendo “raro” y “deficitario”, me permita vivir y no tener que buscarme otro trabajo en el que sí, ganaré más dinero, pero no estaré haciendo nada para que el país en el que vivo sea más culto. Y lo único que sé es que cada día está más difícil (este año se han llegado incluso a reducir tarifas) y que con la llegada del libro electrónico muchos de nosotros vamos a tener que optar por otros trabajos, porque ya es insostenible estar trabajando en las condiciones que trabajamos y ni quiero imaginarme la que se nos va a venir encima.

080
luis
06.12.2009 a las 16:01 Permalink

Al #75 “enjuto_mojamuto”, creía que el texto del manifiesto era insuperable hasta que he leido tu comentario. No se puede explicar la situación mejor ni más claro y conciso que como lo has hecho. Ha sido un placer leerte y lo he hecho varias veces.

Este texto debía de ser el punto de partida de la ley de economía sostenible si lo que realmente pretendiese esa ley es apoyar el desarrollo economíco de la España del siglo XXI.

081
Enrique Dans
06.12.2009 a las 16:03 Permalink

#80: Es que lo mejor del blog siempre está en los comentarios. Yo me limito a poner la mesa :-)

082
anghara
06.12.2009 a las 16:19 Permalink

suscribo

083
Benceno
06.12.2009 a las 16:26 Permalink

Creo Enrique, que no debemos conformarnos con saber quién es el responsable de semejante prevaricación. Aparte de su dimisión o destitución, debe ser inhabilitado de por vida y abrirse contra él un proceso penal. Y lo mismo para la ministra responsable de esta alimaña.

084
Juan Navidad
06.12.2009 a las 16:31 Permalink

A., te comprendo perfectamente. Fui traductor hace años y ya entonces pensé que era un mundo con un futuro muy gris. Ciertas profesiones son en estos tiempos como fabricar a mano cucharas de palo, que está muy bien, pero ¿quién es el guapo que me paga el tiempo que me tiro haciendo una?

Por eso cuando se habla de cambiar el modelo de negocio estamos hablando de que el propio mundo editorial, discográfico o audiovisual es quien tiene que saber buscarse las habichuelas. Por ejemplo, si una editorial pequeña en España no es capaz de vender libros en formato papel de un autor/a árabe minoritario traducido a nuestra lengua, lo que tendrá que hacer es crear un proyecto que no sea .es sino .com orientado al mundo hispanoamericano en papel y en pdf, para que le dé para pagar todos los gastos, incluso tu labor de artesana de traducción.

Yo mismo me veo un poco en la misma situación, en distintos roles, porque escribo y tengo una pequeña editorial que ahora quiero relanzar. Y de antemano sé que me voy a tener que enfocar muy bien porque mi ética me impide ser como esas agencias de edición que cobran a los autores/as por ver sus obras editadas. Y ya pienso orientarme también al mercado del pdf y del libro electrónico, a los contenidos en internet en portales con autopublicidad en que mostrar mis servicios y otros productos creativos. Es ahí donde está la clave: adaptarse y no lloriquear, como están haciendo los músicos. Sé que hay un movimiento en el mundo literario ahora, se pretende crear un nuevo canon -ampliar el ya existente- en el campo de las fotocopias. Y por ahí no me apetece entrar, caer de nuevo en el estilo Robin Hood al revés, robar a los pobres -estudiantes- para dárselo a quienes más venden, me parece injusto.

Bueno, no sé si me he subido mucho por las ramas, pero son algunas ideas :)

Saludines,
Juan Navidad

085
Krigan
06.12.2009 a las 16:44 Permalink

Para la traductora:

En primer lugar, agradecerte tu intervención. Que yo sepa, es la primera vez que trato este tema con un traductor, y vosotros también tenéis derechos de autor, aunque injustificadamente en mi opinión.

Dices que tu salario es de 800 euros al mes, y que tal vez se vendan 2 ó 3 mil ejemplares de lo que traduces. Lo que no dices es cuánto tiempo tardas en traducir un libro, lo cual es un dato necesario para poder hacer evaluaciones económicas. Sería por tanto interesante que lo dijeras, en horas de trabajo (o si lo dices en meses, aclara cuántas horas trabajas a la semana).

¿Y si yo te dijera que dando gratis tu traducción puedes ganar 6.000 euros por la misma? No puedo saber si esto te parece poco o mucho, porque no sé cuántas horas de trabajo te lleva hacerla. Si te lleva “sólo” un mes (a 40 horas a la semana), incluso es posible que te parezca que eso es ganar mucho dinero.

Esperando tu respuesta, ya te adelanto que el libro electrónico no tiene porqué ser tu enemigo, puede ser tu aliado. Eso sí, también digo que posturas estilo “yo quiero hacer lo que me guste, y que además me paguen por ello, y que además me paguen bien, y que el mundo no cambie” no son de recibo, y menos aún en una persona que, según nos cuentas, está dispuesta a aceptar rebajas en su salario. Pero ya te digo que igual te llevas una sorpresa con respecto a las posibilidades de negocio de Internet, igual resulta que esos libros árabes te pueden dar más dinero de lo que imaginas.

Otra cosa más, dime también si esos libros árabes son antiguos (que su autor haya muerto hace más de 80 años), o si hay que pagarle al autor por su publicación.

086
A.
06.12.2009 a las 17:43 Permalink

Krigan: yo te agradezco tu interés y tu mesura. Parto del principio de que la situación que vivimos actualmente es terriblemente injusta para los trabajadores (autores). Y soy muy consciente (en primer lugar, porque lo sufro en mis propias espaldas y manos) de que los principales culpables – no los únicos, pero sí los principales – de la situación por la que atravesamos son los grandes grupos que han copado el mercado y se han “comido” cualquier intento de crear cultura independiente. Quiero dejar esto claro porque me parece fundamental aclarar que yo no estoy, ni muchísimo menos, defendiendo los intereses de grupos editoriales que, como os podréis imaginar, ponen en práctica políticas cuasi-mafiosas de presión contra los trabajadores de los que depende.

En cuanto al número de horas que se tarda en hacer una traducción para hacer “valoraciones económicas”, permíteme que justamente empiece por discrepar de tu punto de partida, o al menos que insista en que cuando habláis de la “libre difusión de la cultura” estáis hablando de otra cosa: de rentabilidad, de modelos alternativos de negocio, etc. Pero no de “cultura” stricto sensu. Me parece una distinción importante por lo que voy a decir después.

Tampoco soy enemiga (ni muchísimo menos) de las posibilidades que ofrece Internet. Es más: el 99% del trabajo que realizo es posible gracias a Internet, como lo son el 99% de los contactos que he podido llegar a establecer. Las virtudes de Internet son sobradamente conocidas por todos, y negarlo es de idiotas.
Primero intentaré ofrecer mi visión crítica del asunto y en segundo lugar intentaré aportar lo que yo veo como posibles soluciones.
En el mundo editorial, uno de los grandes escollos al que nos enfrentamos es la “pelea” entre lo que es cultura y lo que es entretenimiento. Nadie puede negar las virtudes mercantiles de cosas como “Los pilares de la Tierra” o la última saga de Crepúsculo. Son productos de entretenimiento que dan de comer a mucha gente y entretienen a otras tantas. Por mi parte, nada que objetar a que la gente se entretenga leyendo sagas vampirescas para adolescentes, como hice yo en mi tierna infancia y juventud (ay). El mercado editorial ha sufrido una transformación verdaderamente espeluznante tendente al monopolio y la concentración. Haced un breve repaso de a quién pertenecen las principales editoriales del país y podréis resumir todo en una sola palabra: concentración, concentración y concentración. Las pequeñas editoriales mueren o sobreviven a base de subvenciones. Es la realidad.
El libro electrónico ofrece una vía de esperanza para todos los que creemos en el poder del pequeño, pero SI y SÓLO SI los canales de distribución son realmente accesibles a todos. En este sentido, proyectos como Lulu o Blurb representan una apuesta muy interesante para todos, creadores y lectores, al eliminar la necesidad de intermediarios. Y aquí los autores tienen (tenemos, porque yo también soy autora, y no considero justo que me niegues ese derecho, ya que un traductor no es un mero “convertidor” de palabras, sino autor de una recreación a partir de un original, oscilando siempre entre la inventiva personal y la fidelidad al original), tienen, como decía, una oportunidad única y creo que irrepetible para intentar plantarle cara a los abusos de los grandes grupos. Hasta aquí, de acuerdo.
El problema es que, tal y como se está planteando el debate y tal y como lo has planteado en tu intervención, seguís pensando en la publicación y en la edición de libros como algo que necesariamente tiene que dar rendimientos económicos. Todos sabemos lo que espera una editorial pequeña: encontrar ese libro, esa obra, que dé “el campanazo” y permita cubrir las pérdidas que suponen la publicación de obras claramente deficitarias (que no necesariamente peores). Los grandes grupos lo tienen fácil: controlan no sólo todas las etapas de la producción (aunque en ocasiones, cada vez más, recurran a intermediarios que lo único que hacen es rebajar tarifas), sino además la distribución. Compran espacio en grandes librerías y grandes almacenes donde venden los productos de su propio grupo (véase Casa del Libro, Carrefour y similares). No sólo eso: son ellos los que deciden lo que se publica y lo que no, lo que vende y lo que no, lo que se oferta y lo que no. Y ejercen, no me cabe ningún género de duda, una forma sutil y apenas apreciable de “censores”, de “filtro” de lo que tiene cabida en el mercado y lo que no lo tiene.
Dices que es injusto que se nos reconozca como autores. Pues bien, te voy a contar el caso de la traductora de Matilde Horne. Quizás su nombre no te suene. Matilde Horne fue la traductora al castellano, hace ya muchas décadas cuando no existía la LPI y la figura del traductor no estaba reconocida como tal, de la saga de Tolkien “El señor de los anillos”. Te ruego que leas esto: http://llistes.uji.es/pipermail/infotrad/Week-of-Mon-20070108/000107.html. Pues bien: el grupo que ahora tiene los derechos de la traducción de Matilde ha ganado verdaderas millonadas mientras Matilde prácticamente murió en una situación de cuasi-indigencia. El reconocimiento de la figura del traductor como autor de sus propias traducciones (no de la obra original, ojo, sino de la derivada) es CLAVE y fundamental para evitar que en el futuro puedan volver a darse casos como el de Matilde. El punto 9 del manifiesto me parece no sólo improvisado, sino peligroso: ¿me quieren decir que cualquiera – sea el Grupo X o el Grupo Y – tendría que tener derecho a tomar el trabajo de un traductor y a revenderlo ad infinitum porque “la cultura es de todos”? Porque ésta es una de las posibles perversiones que se escondería detrás de una reforma similar: que los pocos (poquísimos) derechos que la ley nos reconoce se vieran automáticamente anulados por un hipotético “retorno” de las obras de autores “al común”. ¿Cuándo, bajo qué condiciones y en qué términos?
Segundo. En cuanto al tiempo que se tarda en realizar una traducción. No sólo es una pregunta imposible de responder, sino que además es irrelevante para lo que yo propongo. ¿Qué sueldo consideras tú digno para una persona que necesita una formación mínima de entre 6 y 8 años de estudio – estudie o no traducción, esto no es imprescindible para ejercer – que quiera ganar un sueldo digno para poder pagar un alquiler y los gastos asociados con su actividad? En los gastos asociados se incluyen cosas como programas informáticos, bases de datos terminológicas, diccionarios especializados, gramáticas, y publicaciones que le permitan mantenerse más o menos al día de los avances en su campo profesional? Los traductores somos trabajadores autónomos (ya se encargaron las grandes editoriales de que no trabajásemos en plantilla para ellos), a lo que debes sumar naturalmente el hecho de que cada mes debemos apartar 250 euros fijos como mínimo (más si quieres tener una base de cotización algo más elevada) para pagar la cuota. Eso por no mencionar que, dada nuestra precariedad extrema, el hecho de que alguien decida no pagarte por tu trabajo puede suponer que tengas que abandonar la profesión, que combinarla con otras (es mi caso, ya que también estoy dada de alta como docente de inglés) o incluso que tengas que apartar fondos para recurrir a un abogado, como les ha ocurrido a compañeros míos que han reclamado impagos a editoriales como Almuzara (sí, la editorial del exministro Pimentel, si lo recuerdan).
Convendrás conmigo en que es una situación insostenible. De hecho, hace tiempo que me planteo ir sustituyendo la traducción por otra actividad que me permita tener una mínima seguridad y dejar la traducción como actividad secundaria. Con ello no sólo se resiente mi espíritu, sino que considero que también se resiente la cultura en general por el trabajo que se deja de hacer. Me preguntas cuántas horas dedico a la traducción, y te respondo. Yo trabajo una medida de entre 65 y 70 horas semanales (te recuerdo que, siendo autónoma, trabajo sin vacaciones a menos que yo me las tome y sin pagas extra). No puedo decirte cuántos libros están englobados en ese tiempo, ya que la dificultad de una traducción no puede medirse por el volumen. Pero supongamos que un traductor a tiempo completo puede traducir un número aproximado de entre 8 y 10 libros al año. Algunas editoriales exigen un ritmo de traducción superior a las 75 páginas semanales (más de 10 páginas al día), que contando el tiempo de revisión, comprobación de datos, compilación de información, etc. viene a suponer las horas de trabajo que ya te he indicado. ¿Cómo valoro esto? No lo sé, dímelo tú. Actualmente, hay editoriales que pagan 10 euros por una plantilla de Word de 2100 caracteres; otras (poquísimas) pagan más (hasta 14); otras muchas pagan infinitamente menos (hay tarifas que van desde los 3,5 euros por página hasta los 6 o 6,5). Podrás decirme: “Chica, tú eres tonta. ¡Búscate otro curro!”, y no te faltará razón. Pero sigo haciendo lo que hago no sólo porque me guste (me apasiona) sino porque también siento que tengo cierta “responsabilidad” hacia la gente que tengo alrededor. Ojo: no soy ni monja de la caridad ni misionera en África, y tampoco soy mártir. No quiero que nadie me diga “oh, hay que ver qué importante es lo que haces”. No es eso. Pero tampoco quiero tener que escuchar las barbaridades que se llegan a escuchar sobre cómo los autores son “unos mangantes”, “unos aprovechados”, “unos pesebreros”, porque te puedo asegurar que yo ni me llamo Rosario, ni tengo una casa en Miami, ni puedo evadir impuestos.
La cuestión es: ¿qué soluciones podemos/podéis aportar entre todos para que seamos todos los que ganemos, y no para que lo que ocurra sea que dentro de 10 años hayamos asistido un “cambio en el modelo de negocio” en el que sólo hayan cambiado los dueños y los intermediarios, y nada más? Distintos perros con el mismo collar…. ¡no, gracias!
Y por último, sobre el hecho de que el autor esté vivo o muerto. Eso es irrelevante en el caso que nos ocupa, porque de lo que yo te hablo es de valorar MI trabajo, exactamente igual que cuando compras una grabación de Deutsche G. lo que valoras es la calidad de la interpretación de la orquesta y su trabajo. Desde un posicionamiento puramente mercantilista, naturalmente es más beneficioso editar a autores muertos: es lo que llevan haciendo durante años los grandes grupos. Reeditan (la mayoría de las veces, sin pagar derechos a los traductores) obras de “clásicos” que revenden y revenden y revenden. Pero es que tú también puedes hacerlo: mañana mismo puedes irte a la biblioteca nacional, coger cualquier manuscrito inédito, editarlo y venderlo por Internet cobrando lo que quieras por ello. Nadie te lo prohíbe.
Y ahora, soluciones.
1. Asociacionismo. Los creadores tenemos que asociarnos para que nuestra voz se escuche. Hablo de creadores, no de intermediarios ni de explotadores.
2. Cooperativismo. Es posible que el cooperativismo represente la solución más justa para la redistribución equitativa de la riqueza generada a partir de lo que en general se considera “cultura”. ¿Por qué no plantear la creación de cooperativas de autores en las que todos puedan aportar y todos puedan recibir a cambio una compensación justa por su trabajo? Pero para ello necesitamos la colaboración IMPRESCINDIBLE de otro sector importante en toda esta discusión: los lectores. Tengo una pregunta: cuando lees un libro mal traducido, ¿lo devuelves a la tienda? ¿Por qué no? Los lectores tenéis la responsabilidad llámese ética, llámese lo que quiera, de “premiar” o de “castigar” a quienes os tratan bien o quienes os maltratan. Si una editorial te ofrece un producto de pésima calidad, ¿escribes el editor para quejarte? Cuando lees una buena traducción, ¿escribes al traductor para felicitarle por su trabajo, o al editor para hacerle saber lo mucho que has disfrutado con la obra? ESTO, y no las horas que yo me paso delante del ordenador, es lo que da VALOR a una obra. La satisfacción de la gente que leer, su complicidad, el hecho de que tú seas capaz de decir “coño, esto merece la pena, voy a decirle a mis colegas que lo lean”. Si el modelo que proponéis va en esta dirección (cooperativismo y colaboración que no vaya en menoscabo de derechos ya adquiridos que nos defienden de los grandes grupos), entonces por mí perfecto. Pero si el modelo que proponéis lo que pretende es sustituir un modelo de negocio opresivo en vertical por un modelo de negocio opresivo en lo horizontal, no veo ninguna diferencia.
En cualquier caso, si algo bueno ha salido de esto creo que es el hecho de que ahora por fin se están poniendo sobre la mesa montones de preguntas y un debate muy necesario sobre qué es cultura, qué es industria, qué es entretenimiento, y otro sinfín de cosas que me parecen importantísimas, incluida la cuestión de las libertades y derechos civiles que en ningún caso pueden quedar supeditadas a otro tipo de derechos. La cuestión está en cómo conseguir que todo esto sea compatible, pero por favor, ¡¡¡no volváis a decir que si queremos comer de nuestro trabajo, demos conciertos!!! ¡¡¡Que yo canto fatal!!!!

Uff creo que me ha quedado un tocho larguísimo. Mis disculpas a todos y un saludo.

087
A.
06.12.2009 a las 17:52 Permalink

Ay, una cosa más que se me había quedado en el tintero y perdonadme, de verdad, por la insistencia. Cuando dices:

“Eso sí, también digo que posturas estilo “yo quiero hacer lo que me guste, y que además me paguen por ello, y que además me paguen bien, y que el mundo no cambie” no son de recibo, y menos aún en una persona que, según nos cuentas, está dispuesta a aceptar rebajas en su salario”.

Hombre, yo no he dicho que quiera vivir como una reina de la Cochinchina. Básicamente quiero poder vivir como vivo: en mi piso de alquiler, sin un miedo excesivo a encender la calefacción en invierno y más o menos con el dinero suficiente para pagarme mis autónomos, comer y vestirme e irme una semana de vacaciones a algún sitio de España, que es el tiempo que me tomo de descanso. Tampoco creo que esté pidiendo la Luna :-) Si encima me da para comprarme la Nueva Gramática del Español y seguir yendo al cine las veces que voy (que reconozco que no son pocas), pues miel sobre hojuelas.

Otro saludo (y ya sí, fin)

088
Manuel
06.12.2009 a las 18:05 Permalink

Si realmente su “lucha” va más allá de esta ley, ¿era necesario intentar hacer creer que la ley dice lo que realmente no dice? El “manifiesto” es opinable, criticable en algunos puntos y asumible en otros, pero contiene un punto, concretamente el 2, que, sencillamente no es cierto, como puede apreciar cualquiera que se dedique a leer las leyes (no solo el anteproyecto, sino también la redacción actual de las leyes que éste modifica), en lugar de dar por buenos los resúmenes interpretativos que algunos han hecho, y tenga unos mínimos conocimientos jurídicos.

No, señor mío, no, “la autorización del secuestro de páginas de Internet o de su restricción cuando ésta afecte a los derechos y libertades de expresión e información y demás amparados en los términos establecidos en el artículo 20 solo podrá ser decidida por los órganos jurisdiccionales competentes”, eso dice el art. 11.3 de la LPI, y eso seguiría diciendo aunque el anteproyecto se aprobara como tal, porque no lo modifica. Y eso así por mucho que usted y otros se dediquen a repetir lo contrario.

089
A.
06.12.2009 a las 18:13 Permalink

p.s. Yo no he apoyado el manifiesto. No porque esté en desacuerdo con lo que dice (con algunas cosas estoy de acuerdo al 100%, con otras creo que cabría matizar algo, etc.), sino porque hay un artículo que para mí es inasumible y es el artículo 9. Tal y como están las cosas, proponer una reforma amplia de la LPI en los términos en los que parece estar proponiéndose es cargarse el trabajo de quienes en su día defendieron los derechos de gente como Matilde Horne contra los grandes. Para sustituir algo, tenéis necesariamente que ofrecernos una propuesta mejor. Y eso es algo que el manifiesto no hace: se pide la radical transformación de la LPI y del concepto de propiedad intelectual sin explicar cómo, bajo qué condiciones ni por qué. Porque si nada más realizar mi traducción resulta que el grupo X es libre de revenderla y redistriburla a terceros sin mi consentimiento y sin mi permiso porque mi traducción ya forma parte “del común”, me estáis hablando de una regresión en derechos que nos retrotraería a la década de 1970. Y yo me niego a tener que asumir que cualquiera puede volver a cometer los mismos abusos que se cometieron durante años contra multitud de autores y a vender y revender sus obras una y otra vez porque el concepto de autor se haya quedado obsoleto o no resulte práctico.

090
Fígaro
06.12.2009 a las 19:27 Permalink

Estimado Enrique, todo esto ya esta pactado por TODOS los partidos políticos en Bruselas, no nos dejemos engañar, aquí tienes los datos.

http://caminodepodredumbre.blogspot.com/2009/12/falsos-hasta-la-medula.html

Saludos

091
Anónimo
06.12.2009 a las 19:32 Permalink

Enrique; en vez de criticar tanto y hablar de “la que nos viene”, creo que seria bueno que fueras constructivo y propusieras una solucion al problema del robo en internet de contenidos de los que cuyos autores viven. Gracias

092
enChinatodoesmasfacil
06.12.2009 a las 19:46 Permalink

Parece que el tema aquí ha derivado hacia los derechos de los traductores, que son muy pocas personas, es cierto, pero que también tienen sus razones y hay que escucharlas.

Pero entiendo que no deberíamos irnos por las nubes de Úbeda ni dejarnos confundir con excepciones o casos muy particulares…

No olvidemos que estamos hablando de un tema de importancia trascendental como es la vulneración de derechos fundamentales (que algunos aquí se toman a broma) y de la creación de comisiones especiales por encima de la justicia española y de la Constitución del 78 para ponerlas al servicio de algunas poderosas industrias multimedia.

No se trata de “creadores contra piratas” sino de “lobby de unas industrias multimedia contra derechos fundamentales de los ciudadanos”.

093
sunsu
06.12.2009 a las 19:50 Permalink

Hola Enrique, siempre que he hecho algún comentario lo has publicado; no veo que el último fuera muy diferente a los demás, pero por lo que sea no lo has publicado. Me gustaría saber por qué? juraría que le di a enviar comentario… no quiero pensar mal.

Un saludo

094
sunsu
06.12.2009 a las 20:22 Permalink

A todos los que como enjuto_mojamuto… que por cierto ten cuidado con el alias no te vayan a hacer pagar derechos de autor… ;-) escriben cosas como el comentario #75 y sobre todo a Enrique también (aunque ya se lo he preguntado en algún post y no recuerdo que me llegara a contestar) A todos los que abogan por el cambio de modelo y por que la industria se amolde a lo que ellos quieran que se amolden. A todos vosotros os pregunto:

¿Cuánta de la música que poséeis habéis pagado?¿Cuántos de los videojuegos a los que jugáis o películas de estreno que veis habéis bajado de páginas como The Pirate Bay o Newpct? ¿Cuántos de vosotros compra su música a través de itunes store o tiene cuenta premium en spotify?

“no los han cerrado por violar derechos de autor, dicen por ahí de TPB, si no por ayudar a violarlos”… Estamos hablando mucho de la copia de música (que la copia será tan sencilla como quieras pero eso no te da derecho a bajártela sin pagar por ello. Lo diré las veces que haga falta) pero y las videoconsolas que se chipean, los decodificadores del plus que se crackean con tarjetas pirata… y más cosas que se salen del tema pero que no dejan de demostrar como sómos las personas de avariciosas: las que denuncian que les han robado las ruedas del coche o la bicicleta para que se lo pague el seguro, las que defraudan a los seguros médicos fingiendo enfermedades para que les paguen mientras se lo pasan teta sin currar…

Avaricia queridos amigos es la palabra. Codicia por lo que no se tiene o no se puede pagar. Volvemos a lo mismo una y otra vez: te parecen caros los cd’s de música? no los compres, nadie te obliga. Te parece lícito conectarte a una página como newpct y descargarte Celda 211 sin pagar un duro por ella? allá tú con tu ética.

Acabo de caer en la cuenta que el problema no tiene solución. La industria discográfica está acabada. Hagan lo que hagan para distribuir sus contenidos siempre nos va a parecer caro… y nada hay más sencillo que colgar en internet una pelí y que el resto del mundo se la copie. Y qué hay más barato que una conexión rápida a internet con tarifa plana 24 horas descargando día y noche contenidos?¿… A ver si van a llevar razón y resulta que la música está acabada?…. “just joking” :-)

095
Krigan
06.12.2009 a las 20:23 Permalink

Para A:

Muy interesante sin duda esta conversación. No comparto esa idea de que Crepúsculo no es cultura, pero hablemos si quieres de cultura minoritaria. ¿Qué te lleva a pensar que tus libros árabes te darían menos ingresos si no tuvieses derechos de autor? Por lo que cuentas, eres una de esos “asalariados sin derechos” a los que las empresas gustan de llamar autónomos aunque verdaderamente no lo sean. Un verdadero autónomo es un empresario que no ha constituido sociedad, pero me da en la nariz que tú no tienes mucha mentalidad empresarial. Llamarle autónomos a los que son en la práctica trabajadores por cuenta ajena no es sino una prostitución interesada del concepto de autónomo.

Por ello pienso que las soluciones que propones (asociacionismo y cooperativismo) son adecuadas para lo que constituye tu problema. En realidad, lo que tendríais que hacer es montar un sindicato, o recurrir a uno que ya exista. Otros traductores, por el contrario, tal vez prefieran afrontar el negocio con una mentalidad más empresarial. Ahora bien, para los que son como tú, ¿porqué tener derechos de autor? Vais a recibir 10 euros por página, haya o no haya derechos de autor para los traductores.

Para los traductores con mentalidad empresarial, sería más adecuada una solución al estilo de la apuntada más arriba por Juan Navidad. Pero él no necesita derechos de autor para el traductor, le basta conque los tengan los escritores porque con eso el libro ya es una obra protegida, y ni eso necesita para autores muertos, porque a esos no es necesario sostenerlos.

Cuando hablamos de hacer negocios en Internet, no hablamos sólo de poder consultar algo en Google o donde sea, hablamos de la posibilidad de comercializar libros electrónicos a nivel mundial (como ya dijo Juan) y con unos costes por unidad que son casi iguales a cero salvo por lo que cueste el trabajo del escritor, y el del traductor si lo hay (más la corrección, pero eso lo puede hacer tanto el escritor como el traductor). En ese contexto, si cobras 2 euros por libro en descarga de pago, y ese libro árabe vende 3.000 ejemplares a nivel mundial, eso son 6.000 euros de ingreso (un mes de trabajo para un libro de 300 páginas a 75 páginas por semana).

Otra posibilidad es dar el libro gratis, con publicidad incluida en sus páginas. En un libro de 300 páginas se pueden meter otras 100 de publicidad, y obtenerse por la publicidad incluso más que por la venta. Además, el mismo libro se puede ofrecer de las 2 maneras, que el lector elija entre descarga a 2 euros o gratis con anuncios, y mucha gente que nunca hubiera comprado el libro se lo bajará porque es gratis y empezará a leerlo. Tal vez incluso lo acaben y todo. Así pues, incluso con tus libros de cultura minoritaria es posible obtener un buen pico, y al mismo tiempo fomentar la difusión de las obras culturales minoritarias.

Dado que sí tenéis derechos de autor, aprovechadlos. La editorial no es dueña de vuestro trabajo antes de que firméis con ella, y es dueña sólo en la medida en que así se estipule en el contrato. Por ejemplo, le puedes ceder los derechos para la edición impresa en España, pero no en Latinoamérica (ya se los venderás a editoriales latinoamericanas), y reservarte los derechos de Internet. Una de las cosas que conviene reformar no está en la ley: los contratos que firmáis con las editoriales. Antes era “o firmo con una editorial o no se publica”. Ahora, con Internet, la cosa es “yo lo publico en Internet, y ya firmará alguna editorial con mis condiciones si le interesa sacar edición impresa”.

Lo que no podéis hacer es permitir que el mercado de Internet quede desabastecido por la desidia de las editoriales, porque entonces reinará la mal llamada piratería.

096
Enrique Dans
06.12.2009 a las 20:43 Permalink

#93: no he borrado nada, Sunsu, ni tengo nada en moderación ahora mismo. Si se ha perdido, me temo que no ha sido aquí, habrá sido que lo pilló la Comisión de Expertos y lo fulminó Van Damme con una patada karateka :-) ¿Lo vuelves a poner?

097
A.
06.12.2009 a las 20:53 Permalink

Krigan:

No tengo tiempo ahora de proseguir la conversación, que seguiré gustosamente mañana si no te importa, pero un rápido apunte sobre esto que dices. “y con unos costes por unidad que son casi iguales a cero salvo por lo que cueste el trabajo del escritor, y el del traductor si lo hay (más la corrección, pero eso lo puede hacer tanto el escritor como el traductor). En ese contexto, si cobras 2 euros por libro en descarga de pago, y ese libro árabe vende 3.000 ejemplares a nivel mundial, eso son 6.000 euros de ingreso (un mes de trabajo para un libro de 300 páginas a 75 páginas por semana).”

¡¡¡Paaaaaaaaaara el carro maricarmennnnnnnnnnn!! La estimación de 75 páginas es para un idioma como el inglés y es una auténtica BURRADA. En buena lógica no se debería traducir más de 50 páginas semanales (incluso menos) para que el trabajo tenga una calidad aceptable. Segundo: como aparezca algún pobre corrector por aquí (cuya situación es todavía infinitamente peor que la nuestra, conste) se te va a merendar con patatas y lo que pille en la nevera. Un corrector de estilo es una parte imprescindible en cualquier proceso editorial (sea “industrial” o “independiente”), y no sólo por aquello de que cuatro ojos ven más que dos. E insisto en que tu enfoque me reafirma en lo que vengo diciendo desde el principio: que de lo que estáis hablando debajo de todo ese pataleo de “la cultura es universal”; “cultura para todos” y “acceso universal a la cultura” no es cultura. Es otra cosa: modelos de negocio, alternativas empresariales, otras formas de ganar dinero. Que habéis adoptado la cultura como rehén y el discurso parece coherente, no digo que no, pero que en el fondo de lo que se está hablando aquí no es de los creadores y sus derechos, sino del derecho de unos contra el derecho de otros a ocupar el lugar de intermediarios (antes eran las editoriales, ahora son los dospuntocerismos varios). Pero recuerda que sin autores, traductores, correctores, cantantes o técnicos de sonido, ninguno de ellos (ni dospuntoceristas ni los representantes del modelo clásico y caduco) podrían existir.

Para enChinatodoesmasfacil :-) (buen nick): no estamos discutiendo de un caso particular. Simplemente, he ilustrado con mi caso particular algunas de las razones por las que no suscribo el manifiesto (un manifiesto con el que por otra parte estoy mayoritariamente de acuerdo) y por el que algunos de los puntos que incluye me parece que son vías peligrosísimas que suponen un retroceso considerable para personas como yo. Tengo muy claro que mis derechos no pueden ni deben estar JAMÁS por encima de los derechos fundamentales que todos tenemos como ciudadanos (a mí no me tenéis que convencer de esto); pero tampoco me parece ético plantear acciones en las que no se tomen en cuenta todas las aristas y todas las opiniones de las personas a las que nos afecta este debate.

En cualquier caso gracias a Enrique por permitir el debate en su espacio, que es lo importante, y saludos a todos.

098
sunsu
06.12.2009 a las 20:59 Permalink

Mil y un millón más de perdones Enrique; estába convencido de que no habías moderado nada, es más, pensaba incluso que había sido un error mío… pero efectivamente mi comentario estába publicado… lo que había ocurrido es un lamentable y curioso problema con mi router que no me permitía ver los comentarios actualizados y más curioso aún es que cuando he dado a publicar ese último comentario estába desconectado… ¿? supongo que se habrá quedado cacheado en el navegador y al volver a conectar se ha lanzado la llamada… o eso o ya está Van Dame haciendo de las suyas ;-)

099
Rogelio Carballo
06.12.2009 a las 21:36 Permalink

El responsable no es el Ministerio de Cultura. El responsable es el propio ZP, de manos de su Director de Gabinete, José Enrique Serrano, tal como publica El Confidencial

http://www.elconfidencial.com/espana/zapatero-gonzalez-sinde-pirateria-20091205.html

Zapatero dimisión!

http://postalobera.wordpress.com/2009/12/06/zapatero-dimision/

100
Un Autor
06.12.2009 a las 22:25 Permalink

#58, porque el acuerdo PRIVADO que yo tenga con una discográfica acerca de mi propio trabajo a ti ni te incumbe ni te va ni te viene. Como si me comprometo por contrato a hacerles el desayuno todas las mañanas. Ese, en todo caso, sería mi problema.

Lo que no son de recibo las cortinas de humo que enarbolan justificaciones del tipo: “yo NO HAGO LO QUE DEBO porque no me gusta la forma en la que ese hace lo que se supone que debe hacer”. Porque son eso. Cortinas de humo con las que intentar tapar la realidad. Que lo que molesta es pagar por lo que se disfruta por muy justo que sea el planteamiento y lo que se persigue es chupar de la teta el mayor tiempo posible.

101
Un Autor
06.12.2009 a las 22:44 Permalink

#75,

“la difusión masiva de contenidos no tiene coste alguno y puede hacerla cualquier ciudadano”

Es que esta es la primera falacia. Claro que a día de hoy, con los medios técnicos a nuestro alcance, la difusión de contenidos culturales no tiene coste ninguno. Una verdad como un templo, sí señor. Impecable. Porque ES LA CREACIÓN del contenido cultural lo que tiene un coste. Un coste cuyo sufrago se obvia por completo si ese contenido se distribuye gratuitamente. Dime qué es lo que difundirías de forma masiva gracias a esa maravillosa capacidad técnica para hacerlo si no existiese el contenido cultural y tampoco la persona que asuma su coste para crearlo (una película con sus iluminadores, tramoyistas, cámaras, guionistas, actores; un estudio de grabación con sus letristas, sus compositores, sus músicos de estudio o los meses que conlleva escribir una novela, que si divides precio del libro por hora de trabajo te dan ganas de echarte a llorar). A partir de ahí, cualquier razonamiento posterior se cae por su peso.

102
Juan Navidad
06.12.2009 a las 23:05 Permalink

#99, Siempre he tenido la idea de que Zapatero no es un mal jefe, porque sabe decir que sí, el problema es que tiene un equipo peculiar, que es quien le asesora con “ideas de bombero” y le hace tomar esos rumbos erráticos, como un barco en una tempestad, aunque haga mar calma. Es una pena que el sistema de amiguismos que tanto se da y echa a perder tantas instituciones públicas y empresas y expulsa al exilio a muchas personas de toda España esté afectando incluso a Presidencia… Este es un ejemplo más.

J.N.

103
Mario
06.12.2009 a las 23:33 Permalink

Krigan #85: El traductor es también un autor pero de una obra derivada de otra y no de una propia. Traductores fueron por cierto Borges o Cortázar, lo que te da una idea del nivel de excelencia que requiere este oficio en el manejo de un idioma. Decir que no los consideras autores fue un exceso para alguien que sin duda distingue una traducción bien hecha de un mamarracho. Sino fíjate en este mismo blog como el colectivo de cometaristas no pudo traducir siquiera el lema del twitter del inglés al castellano.
Krigan #70: Respesto al proceso, 1) la propia LSSI a solo un párrafo del nuevo inciso e), establece la obligatoria intervención judicial para procederse a la aplicación del cierre como sanción administrativa, cautelando justamente libertades de expresión, comunicación, etc, 2) en ninguna parte el Anteproyecto otorga autárquicamente a la Comisión la facultad de cerrar las webs ni los medios coactivos para hacerlo, lo que tranquilamente pudo haberse incluido si la finalidad de éste era festinarse el trámite judicial, 3) de las declaraciones de los responsables del anteproyecto queda claro que: la Comisión sólo actúa a petición de parte, actúa contra las webs que presenten carácter mercantil y sí se acudiría a tribunales en los casos en que la sanción aplicable sea la de cierre del sitio web. Fundamento pues mis especulaciones sobre una ley que considero en efecto, mal redactada y carente de precisiones, en las propias leyes modificadas y en declaraciones de sus autores.

El Manifiesto, los titulares vendedores de los medios o las opiniones de David Bravo no son fuente de derecho pero no encuentro otra fundamentación a tu propia teoría sobre lo que puede ser este procedimiento. Peor aún, cuando todos los indicios apuntan hacia el oeste, se insiste en que vamos hacia el sur.

Es una lástima que en vez de solicitar y obtener aclaraciones fundamentales sobre el cómo va a procederse o exigir una redacción adecuada que establezca un procedimiento justo, los convocados a la reunión del Ministerio hayan ido a presentar una postura maximalista de desconocer toda posibilidad de defensa de los derechos de autor en internet (y hasta la existencia misma de estos derechos) y exigir la derogatoria total de la disposición final, lo cual, como sabemos, difícilmente va a suceder. La reunión fue efectivamente un fracaso, pero por culpa de los convidados y su Ministra debe ser una persona muy paciente si duró 15 minutos en ese trance, yo me hubiera largado a los 5 a inaugurar un baño.

Tampoco es inteligente desentenderse totalmente de los proyectos que el Ministerio tenga para la difusión de la cultura vía internet y caricaturizarlos como una prebenda. Al actuar así sólo están demostrando ante la opinión pública que el uso del internet para coadyuvar a la cultura les importa en realidad un bledo y sólo lo usan como cuento para seguir descargando piratería de obras comerciales. Se están delatando sin darse cuenta.

Quizás por estar fuera y no ser mi problema puedo hablarte con más objetividad. Sus intereses (por más ilegítimos que me parezcan como el de bajarse películas de estreno) están siendo mal representados. Hace falta más cabeza fría y menos sangre en el ojo para lograr un mejor resultado. La capacidad de movilización y de presión del intenet han salido muy mermadas con el fracaso de las manifestaciones del viernes. Hacia la opinión pública, se están situando como defensores de las páginas de enlace pagadas, un negocio por decir lo menos, aberrante, y que se contradice con el ánimo de compartir gratuitamente y la ética hacker de creación colectiva. Se están situando también como enemigos del artista que quiere vivir de su obra de una determinada manera y eso también es malo porque la gente razona, “si estos se creen con derecho de decirle a un autor qué hacer con su trabajo, mañana me dirán a mi dónde debo trabajar y dónde no”.
Al fin de la jornada lo único positivo que han sacado es la invitación a participar en la redacción de los reglamentos a las leyes, una importante concesión muy rápidamente subestimada por el afán del todo o nada. Acéptenla oficialmente y vayan esta vez con objetivos más razonados; soliciten que las reuniones sean transmitidas online para toda la comunidad de internautas permitiendo su participación directa por este medio; demuestren en los hechos que internet sirve realmente para algo más que ver “Avatar” sin pagar que es el punto donde están ahora.

PS. Muy interesante tu debate con A, bien por ambos.

104
luis
06.12.2009 a las 23:40 Permalink

A #101 estupendo, todos los implicados que nombras en esa “creación artística” (que en el caso de España no destaca por su calidad) resulta que cobran UNA UNICA VEZ POR SU TRABAJO!!!! lo hacen, se les paga y buscan otro proyecto en el que participar, pero aunque hay muchos que han participado en ello sólamente uno (y todos sus descendientes a perpetuidad) tiene derecho a ser remunerado una y otra vez hasta el infinito y más allá…. y a eso no lo llamas “chupar de la teta” cuando resulta que ya han cobrado por ello como mínimo 3 veces: Primero por las subvenciones millonarias por hacer porquerías que muchas veces son de tan mala calidad que ni llegan a estrenarse (en el caso del cine), segundo por el cobro de un canon cuya justificación legal es “porque me sale de los c….s”(en el caso del cine y la música) y luego por la venta directa del producto, y si a eso añadimos que si en un hotel hay televisores o radios pues a pagar otro canon, si en un hospital hay televisores pues a pagar otro canon, si se les ocurre poner música en una boda y los pillamos los de la SGAE pues a pagar, si unos niños cantan villancicos, pues tambien pal bote, en cualquier actuación benéfica para el cancer o el hambre en el mundo pues ahí estan los del SGAE con el cazo que tambien ellos pasan hambre los pobrecitos, eso sí, cuando los del gobierno hicieron la norma se aseguraron de añadir una cláusula para no tener que pagar ellos en actos de estado y cosas así (dijeron: “que paguen todos menos yo, que “pa” eso yo hago las normas”).

En fin, lo de “chupar de la teta” me ha llegado al alma. Y que estos artistuchos se autodefinan como progresistas, vanguardistas y de izquierdas y resulta que son mas capitalistas y neo-conservadores que la asociación del rifle americana

105
Krigan
06.12.2009 a las 23:57 Permalink

#94 sunsu, si lo que venden ellos son copias, y las copias me las hago yo, ¿por qué he de pagarles nada? Es anti-económico dar dinero a cambio de nada, tan sólo sirve para favorecer el parasitismo social. El altruismo es caso aparte, por supuesto, pero por algo se le llama altruismo. ¿Es que el ejemplo de vender aire no es suficientemente elocuente?

Por otro lado, las descargas gratuitas de música y pelis no existen en España, se paga canon por la copia privada. Así que primero quita el canon y después podrás decir que nos lo bajamos gratis, de momento no es así.

106
Un Autor
07.12.2009 a las 00:44 Permalink

#104,

cobran UNA UNICA VEZ POR SU TRABAJO!!!! lo hacen, se les paga y buscan otro proyecto en el que participar

En efecto, tienes toda la razón. Todos esos profesionales cobra una vez por su trabajo ¿gracias a qué? Yo te lo explico: gracias al dinero que se genera con la recaudación de esa película, ese disco o esa novela a través de los canales habituales de distribución y venta y que permite SUFRAGAR EL COSTE de ese producto en el que se incluyen precisamente sus sueldos. El dinero que cobran ni sale del aire ni, obviamente, se genera a través de descargas gratuitas. Y cuando sufragar el COSTE -y cuando digo el coste no me refiero al manido “chalet en Miami” del productor sino a los sueldos de esos curritos- de la producción de contenidos sea imposible, ¿qué piensas que ocurrira? Vamos, haz un ejercicio de imaginación. Porque sí, porque podrás argumentar que tecnológicamente cada día es más fácil y barata la creación de contenidos. Que con un ordenador y un Protools -descargado de balde, obviamente- uno puede maquetarse un disco guapísimo. Cuando uno sea capaz de hacer una película como Avatar o Celda 211 o Million Dollar Baby o Gran Torino en el ordenata de su casa, me avisas.

Por cierto, a título informativo: ni soy artistucho, ni progresista ni vanguardista. Ni siquiera soy de izquierdas. Soy autor.

Adenda: dando en la diana: http://blogs.publico.es/manel/1691/derechos-adquiridos/

107
Krigan
07.12.2009 a las 00:49 Permalink

#103 No, Mario, el anteproyecto no dice eso, y los que pusieron esos párrafos en él tampoco decían eso. A la Sinde o a cualquiera de su equipo no les hubiera llevado ni un minuto declarar públicamente que el anteproyecto estaba siendo malinterpretado, que no se van a cerrar webs sin orden judicial, y para eso ni siquiera hubiera sido necesario convocar a Dans y los otros, una nota de prensa hubiera bastado. Para más inri, no fue eso lo que dijeron en la reunión.

En cualquier caso, para no entorpecer el debate con reescrituras de la Historia, si el anteproyecto dice lo que yo digo que dice, ¿cual es tu opinión jurídica? ¿Acaso no es una aberración jurídica de marca mayor?

En cuanto a las formas de lucha política, tu opinión es que se ha hecho mal y la mía es que se ha hecho muy bien. Teniendo en cuenta que nosotros (los internautas opuestos a esta reforma) hemos conseguido que 3 ministros, una vicepresidenta, y el presidente del gobierno se hayan visto forzados a intervenir, que hemos generado innumerables titulares en los medios, que las maquinarias políticas del partido del gobierno y del principal de la oposición funcionen a todo gas, la una tratando de apagar los fuegos y la otra tratando de avivarlos, y que al menos otros 2 partidos con representación parlamentaria se posicionen en contra, teniendo en cuenta todo esto yo diría que no lo hemos hecho del todo mal.

En cualquier caso, nuestra estrategia de lucha política la decidimos nosotros. No vamos a consentir que se cierren webs sin orden judicial. Punto final. Que el gobierno se vaya haciendo a la idea, ninguna estrategia apaga-fuegos, ni de creación de cortinas de humo, nos apartará ni un milímetro de nuestro objetivo.

108
Krigan
07.12.2009 a las 01:10 Permalink

#100 Pues si es un acuerdo privado, y yo no lo he suscrito, entonces no me liga a mí, así que tú sabrás porqué mencionas esa obviedad. Vuelvo a lo que ya dije: si en muchos casos lo que la discográfica le paga al artista es exactamente cero céntimos, ¿por qué yo tendría que pagar más de eso? Para mí esa copia vale cero céntimos, para el artista toda la tirada de CDs vale cero céntimos. ¿Dar 15 euros de mi dinero para que el artista no se lleve ni tan siquiera una fracción de céntimo? No, gracias, prefiero gastar mi dinero en otras cosas.

Aseguras ser un autor. ¿Qué clase de autor? Si eres un escritor, ¿cuánto cobras por libro vendido? Si eres compositor, ¿cuánto cobras por copia vendida de canción? Adelante, veamos esas cifras.

109
Mario
07.12.2009 a las 01:34 Permalink

#107 Krigan. Reitero que me baso en la lectura de las leyes modificadas por el Anteproyecto y cómo quedan después de este. Como ya se percató #88, subsiste siempre la garantía judicial para procederse a la sanción de cierre.

De no ser así y tratarse de cierres decididos por sí y ante sí por una Comisión como dices, estaríamos no sólo en un caso de conflicto entre diferentes leyes sino en el inédito supuesto de una ley que se contradice a sí misma en su propio articulado. Una misma ley que por un lado garantiza derechos y un párrafo más allá los vulnera. Como dices una aberración en toda regla, pero que ni siquiera hubiera provocado un editorial sino una mención de la sección de noticias inverosímiles.

Creo que subestimas demasiado a los asesores jurídicos de la Ministra en este tema. El cierre de la web infractora viene como una sanción administrativa, no penal, y tranquilamente puede aplicarse a las páginas de enlace aunque la judicatura no las considere delictivas.

110
Krigan
07.12.2009 a las 01:57 Permalink

#97 Vale, vale, ya paro el carro :-)

Ten en cuenta que me baso es tus cifras, fuiste tú la que dio esa cifra. Con la nueva cifra que has dado, sería mes y medio para un libro de 300 páginas.

Si hablamos tanto de negocio es porque cada dos por tres nos están machacando diciendo que el negocio se muere. Pero resulta que no es así. El año pasado, la industria del cine obtuvo los mayores ingresos de toda su historia, los ingresos de los artistas musicales no han parado de subir en los últimos años, y el principal problema económico de la industria editorial es la sobreproducción de copias impresas, problema que se solucionará automáticamente cuando el libro electrónico sustituya al impreso.

Sin embargo, veo que estamos de acuerdo en lo fundamental, y es que el derecho de autor debe ser para los autores, no para los intermediarios. Algunos muchos (incluyendo a Enrique Dans y al Partido Pirata sueco que tiene 2 escaños en el Parlamento Europeo) somos partidarios de mantener los derechos de autor cuando hay ánimo de lucro. Lo que no le vemos sentido es pretender mantener los derechos de explotación cuando no hay ánimo de lucro.

Ya me contarás mañana, pero en algún momento vas a necesitar decidir si quieres ser asalariada (en cuyo caso lo que necesitas es el Estatuto de los Trabajadores, no la LPI) o una verdadera autónoma (es decir, empresaria, trabajadora por cuenta propia). A los asalariados no se les sigue pagando hoy por el trabajo que hicieron el año pasado, y su salario no suele tener relación con el éxito del producto o de la empresa, no se puede nadar y guardar la ropa.

En cualquier caso, reitero que encuentro esta conversación muy interesante.

111
Krigan
07.12.2009 a las 03:19 Permalink

#109 Explícame eso mejor, Mario. Por un lado dices que no se pueden cerrar webs sin orden judicial con esta reforma, y por otro dices que las pueden cerrar por sanción administrativa (entiendo que quieres decir sin que un juez lo ordene). O yo no te he entendido, o me estás dando la razón.

Un elink o un torrent son información, información sobre cómo encontrar determinado contenido (peli, canción, etc). La gente quiere conocer esa información (por eso visitan esas páginas), y se les quiere impedir que accedan a tal información que es de su interés. Tal contenido, puesto en una red p2p sin ánimo de lucro, claramente no es una infracción penal, y es incluso controvertido que sea ilícito civil.

Llega el Ministerio de Cultura y nos dice “a partir de ahora yo soy órgano competente para decidir sobre la licitud del contenido, y por tanto puedo ordenar que se retire el enlace a tal contenido (un elink, por ejemplo), y por tanto, si la web no me hace caso, puedo cerrarla, todo ello sin orden judicial”. Pero, ¿en qué momento los jueces han dicho que el contenido sea siquiera un ilícito civil? ¿En qué momento han dicho que enlazarlo sea ilegal? Y dado que en estas webs suele haber un buen montón de texto de mensajes de los usuarios, ¿cerrarla no es un secuestro de publicación? Nuestra constitución exige que esto último se haga con resolución judicial.

Ya la propia LSSI bordea los límites de la constitucionalidad, dado que se acerca demasiado a regular el derecho de dar y recibir información, que es un derecho fundamental, y por tanto sólo regulable por ley orgánica. La LSSI no lo es, y salva la cara a base de declarar que no va contra tal derecho. También conviene añadir que el objetivo de la LSSI es regular el comercio electrónico, no el acceso a la información.

Esta reforma tampoco es ley orgánica, pero meten el controvertido tema de los derechos de autor, y un procedimiento de retirada o incluso de cierre, y todo ello con el propósito declarado de acabar con estas webs que los jueces han absuelto en repetidas ocasiones. Es decir, el objetivo de esta reforma ya no es regular el comercio electrónico, es negarle a los ciudadanos el acceso a determinado tipo de información, y secuestrar webs sin orden judicial. Si esto no es inconstitucional, entonces ¿qué lo es?

112
sunsu
07.12.2009 a las 08:04 Permalink

Hola Krigan… tus razonamientos se caen por su propio peso; ahora me dices que las descargas no son gratuitas por el canon.

Ya había descargas ilegales y top manta mucho antes que existiera el canon. Qué excusa había en ese momento?

Además, cómo dicen por ahí… no sólo estás comprando una copia sino que un disco tiene un trabajo previo de producción en el que trabajan bastantes personas con sus costes. No, el ejemplo del aire no me sirve, demasiado sencillo para el tema tan complejo que estamos tratando.

113
enjuto_mojamuto
07.12.2009 a las 10:36 Permalink

Quiero añadir unas cosas que me había dejado en mi comentario anterior (número #75), y que espero que sirvan para aclarar cosas y contestar a objeciones que algunos han ido planteando:

Dije que como la venta de copias ya no tiene sentido, el rendimiento económico de un contenido tiene que proceder de otras vías de ingresos, de las que listé muchas posibles simultáneamente (no solamente “conciertos”), tanto viejas como nuevas; y estoy seguro de que hay muchas más.

La pieza clave que faltaba en mi explicación es que, encima, la difusión espontánea y viral, tanto del contenido (via descargas, Youtube, Spotify, iTunes, Rapidshare, etc., etc…) como de la respuesta de la gente al contenido (foros, chats, emails, redes sociales, remakes, imitaciones y parodias en Youtube u otros formatos dependiendo del tipo de contenido, etc., etc…); todo esto es publicidad, promoción y marketing viral GRATIS que te hace la red; y no digamos ya si encima lo haces tú activamente, con muchas maneras y métodos que hay y que pueden idearse. Las posibilidades que tiene todo esto son insospechadas y sólo han empezado a ser exploradas y explotadas. Es un nuevo continente a descubrir, explorar y conquistar. Un nuevo subsector económico a construir.

La promoción y el impulso tan brutal que da esto, lleva a GANAR MUCHO MÁS DINERO QUE ANTES, y a que se puedan dar a conocer muchos que antes no podían. Un ejemplo de todo esto es que los cantantes y artistas del mundo de la música estén ganando ahora más que antes, tal como refleja esta noticia mencionada por el propio Enrique Dans:

http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/musica/lo-que-la-industria-musical-no-quiere-que-sepas_BYBaep7bQUe0Vv6IKDj12/

El motivo por el que las que yo llamo “industrias vendedoras de copias” ocultan o crean confusión en todo esto, es que NO QUIEREN PERDER SUS POSICIONES DOMINANTES EN EL NEGOCIO, porque cualquier cambio en la estructura de los mercados puede suponer un cambio en su cuota de mercado, es decir, en cómo se reparte el pastel; y sobre todo porque CAMBIAN LAS REGLAS DEL JUEGO, y eso, amigos, no les gusta a quienes están acostumbrados a jugar con las cartas marcadas y a ganar SIEMPRE.

Por otra parte, como ya dije en un comentario anterior en otro post, quiero insistir en que desde siempre han existido las BIBLIOTECAS PÚBLICAS, y desde hace años además de libros hay música, DVDs, etc., todo GRATIS. No existe diferencia alguna entre eso y lo que tanto atacan de internet. Es sorprendente el tratamiento que dan de esto los medios de comunicación. Hace meses en un telediario se emitió una noticia o mini-reportaje en el que se decía “bueno, bonito y GRATIS”, explicando que con la crisis mucha gente optaba por el entretenimiento GRATIS de los contenidos de las bibliotecas públicas. Y yo me pregunto: ¿Por qué este doble rasero moral? ¿Por qué no se trata igual lo que pasa en internet que lo que pasa en las bibliotecas públicas? Profundo misterio. O quizá no tanto misterio. Todos sabemos por qué.

Incluso recuerdo noticias en los últimos años de gente que compartían libros (de papel) pasándoselos unos a otros, y una moda de este tipo que consistía en pasarse los libros semi-escondiéndolos en sitios concretos de ciudades, parques, etc., y poniendo los sitios en internet, haciendo un poco como una especie de juego. Todo esto salió por la tele sin ninguna connotación negativa. ¿Por qué habría de tenerla?

Por último, quiero proponeros un experimento curioso que se me ocurrió un día: Supongamos que tomáis cualesquiera contenidos que no “pesen” mucho (canciones, libros electrónicos, lo que sea) y se los vais enviando por correo electrónico (email) a muchos amigos y conocidos diciendo “PÁSALO” y explicando el experimento. ¿Cerrarán también buzones de correo electrónico la SGAE y el Ministerio de Cultura?

114
Antonio
07.12.2009 a las 10:36 Permalink

Todo lo que leo de quienes intentan justificar “la patada en el router”, mejor o peor expresado, no dejan de ser más que suposiciones e interpretaciones interesadas.

Algunos de los post como los de Mario y sunsu, contienen tantas suposiciones e interpretaciones tendenciosas, que deberían pertenecer por derecho propio al ramo de la ciencia ficción.

Un ejemplo claro es la introducción del post de Mario, donde intenta convencernos con condescendencia, de que un traductor es un autor, pues no, un traductor, que no es ni más ni menos que un autor, no es un autor, porque si en su labor de traducción, crease, es decir, no transcribiese fielmente el espíritu del autor, ya no haría bien su trabajo y dejaría de ser traductor para pasar a ser autor, peor o mejor, pero autor, no traductor.

En un colectivo tan grande como el que abarca a quienes nos adherimos al manifiesto es posible que haya personas interesadas que solo pretendan el gratis total, pero no por ello los intentos de censura, de manipulación y de concesiones a empresas privadas por parte del Ministerio son menos ciertas, ahí está el articulado que pretendió colarnos la ministra y ahí está la SGAE con sus 200 webs preparadas para ser cerradas, eso son hechos, no suposiciones e interpretaciones interesadas.

Por último, tengo que felicitar, no lo había hecho todavía, a quienes acudieron a la llamada del ministerio y no como nos quiere intoxicar Mario, diciendo que fueron ellos quienes se presentaron a exigir, como decía, quiero felicitarles porque a pesar del intento de manipulación del ministerio y personajes afines, no cayeron en la trampa y permanecieron incorruptibles, solicitando la supresión del articulado que permitiría cerrar webs sin orden judicial, como no podía ser de otra manera.

115
A.
07.12.2009 a las 11:26 Permalink

Enjuto Mojamuto (me parto con tu apodo, jajajaja):

Entonces vuelves a darme, aunque se aindirectamente, la razón. Todos esos argumentos sobre “el acceso a la cultura”, la “libertad de difusión de la cultura”, etc. etc. no son sino excusas para ocultar con un argumento algo más aceptable otra cosa mucho más seria, que es lo que en el fondo se está discutiendo y que es la razón que explica por qué los participantes en la reunión con el ministerio fueron quienes fueron (y que, reconozco, han dejado bien claro que no se representaban más que a sí mismos…. y supongo que a sus intereses empresariales, cosa a la que tienen perfecto derecho). No me sirve que a veces estemos hablando de “acceso a la cultura” y a veces hablemos de “modelos de negocio”. ¿Exactamente, de qué se habla aquí? ¿Con qué fines e intereses en mente? Y sobre todo, ¿dónde están los creadores en este debate? Como bien apuntas, desde siempre han existido las bibliotecas públicas. Lo cual me lleva a decir otra verdad de perogrullo: nadie te prohíbe acceder a la cultura. Cierto que nuestras bibliotecas públicas no son como las que puedes encontrar en cualquier ciudad estadounidense de tamaño comparable a una española (ya quisiéramos aquí un equivalente de la Biblioteca Pública de Nueva York), y aún así todo son pegas. Incluso he llegado a oír argumentos tan increíbles como que “usar las redes P2P es como cuando prestabas cassettes a tus amigos”. ¿Mande? Cuando yo prestaba un cassette se lo prestaba a dos o tres amigos como muchísimo. Dime cómo se compara eso con el hecho de que ahora pueda “prestárselo” a millones de personas a la vez. Lo que estáis diciendo es que dado que la tecnología permite la trampa, el modelo “tiene que cambiar” porque es “inevitable” cometer ilegalidades. Ah, pues qué bien. Mañana me voy a ir a un banco, voy a sacar los dineros de allí y le voy a enviar al señor Botín una carta diciendo “oiga, cambie usted su modelo de negocio y se joda, ¿eh?” ¡Hombre! (y ya sé que es un ejemplo exagerado).

En cualquier caso, el mundo de la música y el editorial, que os empeñáis en poner en el mismo plano, no son comparables por multitud de razones. La primera, por cuestiones de difusión. La gente lee menos libros y escucha más música. Es una realidad. La segunda, por cuestiones de elaboración. Ni los procesos ni los resultados pueden compararse. La tercera, porque repito que maquetadores, diseñadores, traductores, correctores, etc. no damos conciertos y por lo tanto la excusa del “pues que den conciertos” con nosotros no vale.

Pero sí comparten una: la actitud indolente del público de saber que hagas lo que hagas, no puedes hacer absolutamente nada por impedir que ellos disfruten por la patilla de tu trabajo (cosa que yo, al menos, no puedo hacer con el suyo). Ayer estuvimos cenando en casa de amigas. Nos recibieron con una grabación de música de monjes no-sé-qué bajada de Internet; siguió una sesión de música de Spotify, y terminaron contándonos que esa misma tarde habían visto “por Internet” la película “Lluvia de albóndigas” que acababa de estrenarse dos días antes. Mis amigas me lo dicen bien claro: ven películas por Internet porque es gratis. Sus palabras, no las mías. Jamás van al cine y jamás pagarían por ver una película. NI Lluvia de Albóndigas, ni Il Divo de Sorrentino. Teóricamente, mis amigas no hacen ningún daño a nadie: simplemente, no pagan por ver algo que de otro modo no verían porque no pagarían por verlo (modo albóndiga on, o círculo redondo). Pero el problema de fondo es otro: aquí habláis de streaming, de tal y de cual. Vale. Pero es que a mí me gusta el cine. No, no me gusta el cine. Me apasiona el cine. Me gusta ir a las salas de cine, algunas semanas (con la tarjeta de los cines, que tiene descuento) he llegado a ir hasta 4 veces a la semana a mi cine habitual y el día del espectador a otro multicine. Y acudo a dos festivales de cine al año (San Sebastián y, cuando puedo, Valladolid). Y siempre hay poca gente (salvo en los festivales donde las proyecciones se llenan). No porque las películas en cartelera sean “malas” (hay de todo, como en botica), sino porque la gente ya ha tenido la oportunidad de VER la película cómodamente desde el sillón de su casa sin pagar ni medio real. Ésta es la realidad. Supongo que dentro de unos años las salas de cine que queden en pie tendrán que cerrar y que los dospuntoceristas os alegraréis. Viva el individualismo, viva el streaming. Y sí, se harán películas para ver por Internet, vuestro nuevo dios. Pero a mí, repito, me gusta el cine y lo que el cine significa. Y esto, conste, es un argumento puramente sentimental que no tiene nada que ver ni con modelos de negocio ni con cifras de taquilla ni con nada (por cierto, este año la recaudación de las salas es mayor porque te “clavan” mucho más dinero con las películas en 3D, pero vamos, que no me imagino yo viendo a Wong Kar Wai en 3D, qué queréis que os diga).

Para Antonio: “Un ejemplo claro es la introducción del post de Mario, donde intenta convencernos con condescendencia, de que un traductor es un autor, pues no, un traductor, que no es ni más ni menos que un autor, no es un autor, porque si en su labor de traducción, crease, es decir, no transcribiese fielmente el espíritu del autor, ya no haría bien su trabajo y dejaría de ser traductor para pasar a ser autor, peor o mejor, pero autor, no traductor”.

Podría ponerte miles de ejemplos en los que el carácter de “autor” del traductor queda en evidencia. Si te interesa la cuestión, me remito a lo que escribe Umberto Eco en su libro “Decir casi lo mismo” para despejar todas tus dudas. ¡Por supuesto que los traductores somos autores! Somos autores de ****nuestra propia traducción****. No confundas fidelidad al original o, peor aún, literalidad, con mero “copieteo”. En la red hay cientos y cientos de ejemplos de traducciones improvisadas, malas. Satisfactorias para sus autores porque cumplen el propósito básico para el que se han realizado (transmitir con rapidez la mayor cantidad de información posible), pero son malas traducciones. Los periódicos están llenos de pésimas traducciones, falsos amigos, expresiones incorrectas en castellano… No hay más que darse una vuelta por ahí. Precisamente porque me gusta mi trabajo, debo reivindicar lo que hago como algo que supone algo más que limitarse a “copietear en otro idioma” las palabras de otra persona. Si todavía no te he convencido, te sugiero que leas algún artículo de Borges, Javier Marías, Umberto Eco o Margaret Jull Costa (traductora de Javier Marías al inglés) para que quienes se dedican a esto y lo hacen mucho mejor que yo te convenzan.

La razón por la que un traductor debe ser considerado autor de su propia traducción está perfectamente ilustrada en el caso de Matilde Horne al que he hecho referencia más arriba y que no sé si habéis leído o habéis pasado por alto.

Insisto: no utilicéis la cultura como “escudo” para hablar de otras cosas. De modelos de negocio, de modelos empresariales, de dinero, de beneficios. Decidlo a las claras: “no, mira, guapa, yo lo que quiero es ganar pasta como sea”. Pero eso de prostituir la cultura para vuestros propios fines está muy pero que muy mal.

;-) Y que no se me enfade nadie, por dios.

116
Antonio
07.12.2009 a las 12:09 Permalink

No niego que el traductor sea el “autor” de su propia traducción, eso es evidente, pero si es un buen traductor, insisto, transcribirá lo que el autor de la obra quiere expresar y no creará algo diferente, si lo hace, no será un buen traductor.

Yo no tengo otro interés, más que defender mis derechos y libertades, por el contrario, tú como ya has mencionado, deseas mantener tu status quo aunque ello conlleve que se coarten las libertades y los derechos de las personas, la ministra también tiene intereses al igual que las empresas privadas a las que quiere favorecer, así que no soy yo quién prostituye la cultura, más bien seréis quienes si tenéis esos intereses los que la prostituis, ¿no crees?, por lo que este comentario tuyo ” Pero eso de prostituir la cultura para vuestros propios fines está muy pero que muy mal. “ no me enfada pues no es cierto, pero si me indigna que me acuses a mi de tus pecados.

117
A.
07.12.2009 a las 12:18 Permalink

Antonio, por favor, antes de acusar a nadie de barbaridades, moléstate en leer lo que he escrito. Cito tus palabras: “Yo no tengo otro interés, más que defender mis derechos y libertades, por el contrario, tú como ya has mencionado, deseas mantener tu status quo aunque ello conlleve que se coarten las libertades y los derechos de las personas”.

Y ahora cito mis palabras en el comentario número 97:

“Tengo muy claro que mis derechos no pueden ni deben estar JAMÁS por encima de los derechos fundamentales que todos tenemos como ciudadanos (a mí no me tenéis que convencer de esto); pero tampoco me parece ético plantear acciones en las que no se tomen en cuenta todas las aristas y todas las opiniones de las personas a las que nos afecta este debate.”

Pues eso. Así que por favor, no manipules ni tergiverses lo que he escrito en los diversos comentarios que he aportado porque es demagógico, es falso y es manipulador, además de estar atribuyéndome cosas que jamás he defendido ni defenderé. Tampoco sé muy bien a qué “estatus” te refieres: si al de mileurista autónoma dependiente por la fuerza, o al de pluriempleada porque con un solo trabajo no me da para llegar a fin de mes. ¿Me lo aclaras?

118
A.
07.12.2009 a las 12:26 Permalink

p.s. Obviamente, cuando alguien se toma algo personalmente y se da por aludido, pasa que se ofende. No sé por qué te has dado por aludido por mis palabras sobre la apropiación del concepto de “cultura” (es como si yo me diera por aludida y me ofendiera muchísimo cada vez que habláis de que “los autores tienen mansiones en Miami” o “los autores evaden impuestos”, porque como he dicho, yo ni lo uno, ni lo otro).

Otra cosita más: Mercedes (comentario #18), con quien mantengo una sólida amistad y a quien admiro mucho, tenía razón cuando decía que tenéis que tener cuidado con las formas en las que planteáis las cosas. Cito sus palabras: “Hay que comunicar en todos los frentes, hay que moderar el tino y sobretodo, tenemos que ponernos en la piel de los que no son más que peones en este asunto. Yo no quiero que nadie se quede sin su derecho. Quiero que las cosas se racionalicen y quiero que las gestoras recuperen eso que movió a crearlas en 1777. El interés por proteger la creación. Que si no existiera eso que se llama, derecho moral, hoy aún tendríamos los frescos de la sixtina vestidos y no como los pintó Miguel Angel. Entonces no todo es blanco o negro”.

La agresividad que se desprende de muchos de vuestros comentarios, los insultos que leo contra cualquier persona que ose levantar la voz para reclamar un derecho que tope con los vuestros, o simplemente cuestiones tan humillantes como que tú, sin ser traductor, oses negarme a mí la calidad de tal me parecen actitudes muy poco serias en un movimiento que se precia de ser abierto, tolerante y donde se supone que de lo que se trata es de sumar fuerzas. No me considero una persona especialmente susceptible (soy grande, he vivido mucho – la mitad de mi vida he vivido fuera de España, así que no dejan de resultarme extrañas determinadas conductas que veo por aquí) y en materia de defensa de las libertades te puedo asegurar que, por mi trayectoria, he estado siempre en primera línea en muchos frentes cuando ha habido que estar. No he limitado ni militaré jamás en ningún colectivo organizado, mucho menos en un partido político (mira, me está saliendo sarpullido) y mucho antes de la aparición de Internet yo ya participaba en proyectos colaborativos que dieron lugar a campañas diversas. Mercedes, que me conoce bien, puede atestiguarlo. Así pues, que me pongas al mismo nivel o en el mismo bando que la ministra y sus secuaces no es que me ofenda, es que directamente me deja con la boca abierta.

Un saludo, en cualquier caso, puesto que no me gusta discutir sobre cuestiones personales y mucho menos caer en posibles descalificaciones que no llevan a nada.

119
Antonio
07.12.2009 a las 12:35 Permalink

No entiendo que me digas lo de “Antonio, por favor, antes de acusar a nadie de barbaridades, moléstate en leer lo que he escrito”, sobre todo después de que tu hayas escrito esto… “Pero eso de prostituir la cultura para vuestros propios fines está muy pero que muy mal. “, que pasa… ¿no sigues tus propios consejos?, ¿crees acaso que poner una carita sonriente y decir eso “que no se me moleste nadie”, ¿puedes tu acusar de lo que quieras a quién quieras?

Es indiferente que ganes 800 u 8000 euros para defender tus intereses, unos se conforman con más y otros con menos.

Aunque tengo presente que has dicho lo de que ““Tengo muy claro que mis derechos no pueden ni deben estar JAMÁS por encima de los derechos fundamentales que todos tenemos como ciudadanos (a mí no me tenéis que convencer de esto); pero tampoco me parece ético plantear acciones en las que no se tomen en cuenta todas las aristas y todas las opiniones de las personas a las que nos afecta este debate.”

También tengo presente que al principio de tu intervención has dicho… “El problema es que su alternativa no me parece mucho mejor. A menos, claro está, que me diga que lo que realmente le interesa es la cultura y no los beneficios, y que me garantice que independientemente de que lo que yo traduzca tenga o no un valor elevado en el mercado, yo voy a seguir cobrando un sueldo mínimamente digno (para quien no lo sepa, el sueldo medio de un traductor literario en España es de unos 800 euros aproximadamente una vez pagada la seguridad social; y somos todos trabajadores autónomos).”, para mi esta claro que no te convence lo que no garantice tus intereses, así que a no ser que te haya interpretado erróneamente, me ratifico en lo dicho.

120
Krigan
07.12.2009 a las 13:14 Permalink

#112 El canon existe desde los años 80, el p2p desde 1.999

Y estás errando el concepto. No es una excusa, es un hecho. Lo que te digo es que podrás decir que nos bajamos música y pelis gratis el día en que quiten el canon, pero afirmar eso ahora es una falsedad, ya sea fruto de la ignorancia o de otra cosa. Si estamos pagando por ello no puedes decir que sea gratis.

El ejemplo del aire es perfecto, porque habla del precio de mercado, no de lo que algunos quisieran cobrar, ni de los costes que los embotelladores de aire puedan tener. Y tratar de regular por ley los precios siempre ha sido un fracaso, innumerables gobernantes lo han intentado, desde hace miles de años, y siempre ha sido un fracaso.

La esencia de la jugada de la industria de contenidos consiste en intentar volver a la situación anterior, generar una escasez artificial de copias a fin de que vuelva la demanda. La esencia de nuestra propuesta es que la oferta se adapte a un mundo en el que cualquiera puede hacer copias a coste virtualmente cero, ya sea vendiendo con valor añadido, ya vendiendo cosas que se sigan pudiendo vender (entradas de cine y de concierto, por ejemplo), o bien dando su producto gratis con anuncios, lo cual lleva décadas haciéndose con éxito en radio y televisión.

Si se te ocurre un método para que las copias sean escasas, adelante, dilo, soy todo oídos. O mejor aún, no me lo digas, patenta la idea, y vende tu invención a discográficas y productoras de cine. Serás el hombre más rico del planeta. Entretanto, esto es lo que hay, te guste o no.

121
Antonio
07.12.2009 a las 13:17 Permalink

Estaba esperando a que se publicase mi último comentario, pero veo que no sale, lo que me deja un poco dubitativo.

Por si acaso seré escueto y procuraré ser breve.

Para A.

No verás un insulto mío por ningún sitio.

No me tomo esto como algo personal, así que no me ofende lo que digas.

Me indigna que acuses en tu post 115 de algo falso, que no es lo mismo que sentirse ofendido personalmente.

No te niego tu calidad de traductora, solo he dicho que en mi opinión, un buen traductor transcribe lo que el autor quiere decir, por lo tanto no te humillo, esa es tu percepción porque tu si lo tomas como algo personal, por eso te has ofendido, vuelves a acusarme a mi de tus pecados.

Si no te gusta discutir sobre cuestiones personales, no lo hagas, yo no lo he hecho.

Saludos

122
A.
07.12.2009 a las 13:27 Permalink

“La esencia de la jugada de la industria de contenidos consiste en intentar volver a la situación anterior, generar una escasez artificial de copias a fin de que vuelva la demanda”.

Correcto, Krigan. “Estirando” el argumento un poco más, me lo llevo a mi huerto particular para volver a incidir sobre el tema del “acceso a la cultura”. Yo vivo en un pueblo bastante pequeño de Aragón. Como cabe comprender, cada vez que necesito consultar un diccionario, consultar una referencia bibliográfica o cualquier otra cosa relacionada con mi trabajo, no puedo coger el coche e irme a Madrid o Barcelona para consultar una biblioteca que tenga todo lo que necesito. En este sentido, Internet nos ha cambiado la vida: puedo suscribirme a enormes bases de datos de contenidos (o utilizarlas de forma remota y gratuita si estudio en alguna universidad, aunque no es mi caso), tengo acceso a más información que nunca (mucha de ella de forma totalmente gratuita), etc. Todos nos beneficiamos de que la tecnología nos permita acceder a cosas que antes eran físicamente inaccesibles para una mayoría. También puedo, con el clic de un ratón, hacer un pedido a una librería de viejo y conseguir ese ejemplar que necesito y que está descatalogado desde hace años (si tengo suerte). Y si las editoriales pudieran reeditar sus fondos antiguos en formato digital y ponerlos a disposición del público lector por una cantidad asequible, miel sobre hojuelas. Lo mismo digo de esas películas que hoy no puedo conseguir y que me gustaría ver, que no se han distribuido nunca en España porque no se consideraba que fuera económicamente rentable, etc. etc. Qué delicia si Cameo o cualquier otra productora pusiera su fondo videográfico a disposición de todos en la red para poder ver películas en diversas modalidades (descarga directa, streaming, etc.) por un precio razonable (se me ocurre, por ejemplo, 1 euro por un visionado de película vía streaming).

Pero esto no es lo que veo defender a mucha gente. Mucha gente dice que la cultura “debe ser libre” y algunos hasta se atreven a decir que debe ser “gratis”. ¿Y por qué? ¿Por qué cuando quieres ver una película en el cine pagas el aparcamiento, las palomitas, la cocacola, las chuches y luego te sientes con derecho a decir que “el cine es caro” y a negarte a pagar por la película porque “es cultura”? ¿Y las palomitas, no son acaso un “bien alimenticio”? Si no me dejan comer palomitas, ¿me muero de hambre? Es ese doble rasero hacia el que en ocasiones derivan todas estas discusiones lo que no entiendo: pagar 7 euros por el parking, chachi. Pagar 15 euros por dos calderos de palomitas con sus correspondientes cocacolas, no problem. Pero pagar 4,60 o 6,40 euros por una entrada de cine…. (pongo los precios que yo pago aquí), ¡¡¡¡¡eso es ser un enemigo de la cultura libre!!!!

Y yo, si me permites, no lo entiendo. No entiendo el doble rasero de “todo lo que no sea cultura es pagable, todo lo que sea cultura no lo es”.

123
A.
07.12.2009 a las 13:33 Permalink

“Si estamos pagando por ello no puedes decir que sea gratis.”

Yo pago impuestos. No tengo carnet de conducir. Con el dinero de mis impuestos se financia la banca, la agricultura, el sector de las telecomunicaciones y tantos y tantos otros sectores productivos cuyos servicios puede que utilice, puede que no. Tengo un conocido que siembra coliflores. Yo odio las coliflores con toda mi alma; no me gusta ni frita, ni cocida, ni rebozada, ni a la francesa ni de ninguna manera. Por mí podríamos vivir perfectamente en un mundo sin coliflores. Pero no se me ocurre plantarme en el campo de coliflores de mi conocido a exigirle que deje de currar porque (a) yo odio la coliflor y (b) odio que el dinero de mis impuestos se destine a subvencionar el cultivo de la coliflor.

Lo que no entiendo es por qué no os manifestáis delante de la sede de la comisión de las telecomunicaciones, o delante de la sede de Telefónica. Melospliquen otra vez.

Odio la coliflor.

124
A.
07.12.2009 a las 13:45 Permalink

Antonio: creo que me he expresado mal, me refería explícitamente al hecho de que niegues al traductor la calidad de autor. No más. Insisto en que yo no te estoy “acusando” de nada…. ¡pero si ni siquiera nos conocemos! Cualquier cosa que podamos comentar aquí no dejará de ser una impresión general, una intuición o, como mucho, algo basado en nuestras experiencias personales. Pero nunca podrá ser un juicio acertado sobre lo que los demás hacen o dejan de hacer. En cualquier caso estoy completamente de acuerdo contigo en la cuestión fundamental que te preocupe: ningún derecho por legítimo que pudiera ser puede defenderse a costa de pisotear derechos fundamentales. De eso no me cabe la menor duda.

125
Krigan
07.12.2009 a las 13:46 Permalink

#115 Un par de matizaciones, si me permites.

Un usuario del p2p no le “presta” su copia a miles de personas, en todo caso le prestaría fragmentos de su copia a miles de personas. El promedio de copias emitidas por usuario en una red p2p es siempre inferior a uno. Si alguien pone una canción en el p2p, y mil personas se la bajan, dado que las copias emitidas con éxito son las mismas que las recibidas, entonces el promedio de copias emitidas por usuario es de 1000/1001, que es algo menos de uno.

Por tanto, cuando le prestabas una casete a un par de tus amigas estabas haciendo “más” que si usas el p2p. Tienes una explicación más extensa (y espero que más sencilla) en un artículo que escribí hace tiempo:

http://krigan.wordpress.com/2009/05/29/las-matematicas-del-p2p/

La segunda matización es más corta: la asistencia a los cines está subiendo, no bajando, así lo aseguran las cifras de taquilla. Los cines no están en peligro. Por cierto, a mí también me gusta ir al cine.

Sigo esperando tu respuesta a mi último mensaje :-)

126
A.
07.12.2009 a las 13:56 Permalink

¿Qué mensaje, Krigan? Creo que me perdí :-( Disculpas.

En cuanto al P2P, ya lo comprendo, pero el medio no resuelve el problema del fin. No sé si me explico.

En cuanto a la asistencia a los cines, permíteme que patalee un poco con el tema de los números otra vez. Que aumente la recaudación en taquilla no es en sí mismo un hecho positivo para la cultura (sí lo es para las distribuidoras). Y te explico por qué. Zaragoza, 6 de diciembre. Cartelera de cine: prácticamente las mismas películas proyectadas en TODAS las salas de la ciudad. Presencia de cine minoritario (i.e. no rentable), prácticamente nula. No es sólo una cuestión de cantidad vs. calidad: es también una cuestión de qué tipo de cine queremos ver. Porque si de l oque se trata es de defender el éxito en taquilla de “UN chihuahua en Beverly HIlls 4″, apaga y vámonos. A mí lo que me asusta es la falta de diversidad y la falta de oferta (ni siquiera me voy a meter en el tema de que en este país resulte casi imposible ver una película en versión original si no vives en Madrid o Barcelona, porque las distribuidoras deciden saltarse a la torera el derecho del autor a que su película se proyecte sin recortes ni modificaciones como la tortura del doblaje). De hecho, hay películas que directamente me niego a ver dobladas.

127
Krigan
07.12.2009 a las 13:57 Permalink

#122 Niego la mayor. Yo voy al cine, Enrique Dans también. Es la venta o alquiler de copias lo que está en entredicho, no otros modelos de negocio. Y no hay a priori nada malo en darlo gratis con anuncios, se lleva haciendo desde hace décadas en radio y tv, es un método de comercialización como otro cualquiera.

¿Cómo lo ha de poner el autor? ¿De pago o gratis con anuncios? Pues como quiera, e incluso lo puede poner de las 2 maneras simultáneamente. Eso ya es cosa suya. Empieza a ser mi problema sólo cuando tratan de aprobar leyes represivas para impedirme hacer las copias que quiera.

128
enjuto_mojamuto
07.12.2009 a las 14:04 Permalink

Contesto a “A.” (comentario número #115):

1) Cerca de donde vivo hay montañas (sí, tengo esa suerte). Desde algunas de ellas hay caídas de 300 metros. Suponte que estoy de excursión por ahí arriba y la Ley de la Gravedad me tira de ahí arriba y me mata. Si quieres condenamos a la Gravedad por asesinato.

Vamos a ver: La NATURALEZA FÍSICA de internet es el flujo de información y contenidos de un punto A a un punto B. Fue creada por el ejército de Estados Unidos durante la Guerra Fría bajo el nombre de ARPANET para que ese flujo llegase desde el punto A hasta el punto B aunque ataques nucleares destruyeran incluso nodos de la red. Si impides o alteras eso que es la naturaleza esencial, intrínseca, material y FÍSICA de Internet, entonces ya no sería internet, sería OTRA COSA. Y, por tanto, volveríamos al pasado porque volveríamos a tener algo muy parecido a los medios tradicionales (televisión, radio y prensa), en donde los flujos, archivos, informaciones y contenidos NO los controlas tú, ni yo, ni los ciudadanos en general, sino LOS DE SIEMPRE (lobbies, políticos, grandes empresarios, peces gordos y gente poderosa en general).

2) Lo de los “conciertos” ya lo he contestado en mis últimos 2 comentarios. Léetelos bien. Pero tendrías que haberte leído bien ANTES mi comentario en el post anterior de este blog, el post titulado “Una reunión sin diálogo”. Mi comentario es el número #13, con una pequeña corrección en el número #148.

3) En cuanto a las salas de cine, en teoría, si a alguien le gusta mucho, mucho una película, es mejor que la vea (ya sea por primera vez o cualquier otra vez) en una buena sala de cine, porque nunca va a ser lo mismo verla en la espectacularidad de una de esas nuevas grandes salas, con las nuevas tecnologías de espectáculo audiovisual que han surgido en los últimos años (como el sonido espectacular que hay, y el 3D, no veo por qué no), que verla en la pequeñez de la pantallita de tu casa, y mucho menos en la de un ordenador, que es más pequeña todavía. Pero como a las entradas les ponen un precio más alto de lo adecuado para españoles en tiempos de crisis, pues entonces se quedan en casa a ver las cosas en pantalla pequeña y casi nunca van al cine. Pero yo creo que el factor más importante y que he oído a la gente muchas veces es que la mayoría de películas famosas que se han venido haciendo en todo el mundo durante los últimos años, son relativamente malas, no tienen el gancho suficiente para atraer a la gente a las salas de cine, y cuando las ven en casa, se dan cuenta de que no hubiera merecido la pena ir a verla al cine. Pero de todas estas cosas no tienen la culpa las descargas, y si la tuvieran, me daría igual.

129
A.
07.12.2009 a las 14:06 Permalink

#127. En este punto estamos de acuerdo. Nada que objetar.

Pero la gratituidad o no (pensando siempre dentro de un esquema comercial que busque maximizar los beneficios, como supongo que haces, y no desde un punto de vista estrictamente cultural) debe de ser algo voluntario y que puedan controlar los propios creadores, ¿no crees?

Por otro lado, no se resuelve el problema de fondo de qué hacer con la cultura que no es económicamente rentable. En todas las propuestas que realizáis, únicamente veo dos soluciones: (1) recurrir a subvenciones, con todos los condicionamientos ideológicos – castradores y para mí inaceptables – que eso supone, o (2) dejar de crear.

Quizás debo dejar claro que a mí lo que realmente me interesa/preocupa es precisamente este que planteo ahora (y que no me afecta tanto personalmente, puesto que yo me he reconvertido millones de veces y puedo volver a hacerlo una más si se tercia): ¿en qué posición queda la cultura minoritaria y económicamente no rentable en todo este esquema?

130
sunsu
07.12.2009 a las 14:12 Permalink

Hola enjuto #113

Esto es el cuento de nunca acabar… En referencia al artículo que mencionas te hago dos apreciaciones:

1.- No será eso problema de los artistas con sus discográficas? si ganan poco dinero por cada copia que venden no deberían ellos hacer la guerra por su cuenta?

2.- Da igual, y no lo pongo en duda, que ganen más dinero que antes por los conciertos, los que lo ganen. Porque qué pasa con los autores de las canciones que canta Bisbal?, esos también se llevan su dinero de los conciertos? no lo sé.

Si te fijas el título del artículo que enlazas dice: … en un mundo en el que se comparte ILEGALMENTE ficheros de Música.

Lo que ocurre es que seguís negando la Mayor poniendo excusas de todo tipo; algunas con más sentido que otras…

Antonio #114 cito: “En un colectivo tan grande como el que abarca a quienes nos adherimos al manifiesto es posible que haya personas interesadas que solo pretendan el gratis total, pero no por ello los intentos de censura, de manipulación y de concesiones a empresas privadas por parte del Ministerio son menos ciertas, ahí está el articulado que pretendió colarnos la ministra y ahí está la SGAE con sus 200 webs preparadas para ser cerradas, eso son hechos, no suposiciones e interpretaciones interesadas.”

Es posible, muy posible, ya te lo digo yo. De hecho me atrevería a decir sin temor a equivocarme que todos (coño! si hasta Enrique afirma descargarse canciones del p2p y que sólo compra las rarezas de jazz porque no se encuentran ahí)

En cuanto a las 200 webs preparadas para cerrar… bueno, sigo diciendo que lo que tanta crítica vehemente ha levantado sólo es un anteproyecto de ley o ni eso, sólo un borrador.

Y seguís sin responderme a las claras cuánta de la música, u otros contenidos que consumís, procede de los nuevos modelos de negocio de pago que exiten hoy día y que tanto lucháis por instaurar como itunes store o spotify premium?

131
Antonio
07.12.2009 a las 14:18 Permalink

A. Si estamos de acuerdo en que lo más importante son los derechos fundamentales y que ningún otro derecho está por encima de ellos, estamos de acuerdo en lo importante, en lo demás ya nos encontraremos.

Sigo pensando que un traductor debe ser fiel al autor, sin poner nada de su parte, pero para mi ello no es ningún demérito, al contrario, ahí radica su grandeza, pero eso es tan solo mi opinión.

132
Krigan
07.12.2009 a las 14:18 Permalink

#126 No pasa nada.

En Valencia sí hay filmoteca, y vamos mucha gente. Allí he visto, entre otras, Intolerancia (una peli de cine mudo). Tal vez lo que deberías hacer es hablar con tu ayuntamiento para ver si ponen un cine en tu pueblo. En muchos pueblos pequeños lo tienen, un cine financiado por el ayuntamiento, y ese cine puede dedicar parte de sus proyecciones a obras de gusto minoritario.

En Internet te puedes bajar lo que quieras, por muy minoritario que sea. Ahora bien, como te limites a buscar lo que las productoras te ofrecen, lo llevas crudo. Si quieres ver lo que tú quieres, y no lo que quieren ellos, usa el emule.

133
sunsu
07.12.2009 a las 14:21 Permalink

Una frase que se me acaba de ocurrir y no quiero que se me olvide… la pondría en mi nuevo blog, pero total, apenas tengo visitas y sólo un par de comentarios… :-)

“No se puede, no se debe luchar contra lo que no se está de acuerdo cometiendo una ilegalidad”

Os juro que se me ha ocurrido a mi sólo ahora que tengo un café calentito delante…soy aficionado a las frases famosas y sé que suena a frase grandilocuente que podría haber dicho proust o alguno de esos… ;-)

134
Goyo
07.12.2009 a las 14:22 Permalink

Usté perdone pero yo la música la escucho y las películas las veo y después siguen estando ahí, así que no me parece que las consuma.

135
Krigan
07.12.2009 a las 14:28 Permalink

#130 ¿iTunes y Spotify Premium? Eso es ser tendencioso. Otra cosa hubiera sido si hubieras escrito “iTunes y Spotify”. Ya me contarás en virtud de qué extraño principio el cliente tiene que irse por narices a modelos de pago habiendo gratuitos. ¿Es culpable de algo el que ve Telecinco pero no contrata Imagenio?

136
A.
07.12.2009 a las 14:31 Permalink

“Pero como a las entradas les ponen un precio más alto de lo adecuado para españoles en tiempos de crisis, pues entonces se quedan en casa a ver las cosas en pantalla pequeña y casi nunca van al cine. Pero yo creo que el factor más importante y que he oído a la gente muchas veces es que la mayoría de películas famosas que se han venido haciendo en todo el mundo durante los últimos años, son relativamente malas, no tienen el gancho suficiente para atraer a la gente a las salas de cine, y cuando las ven en casa, se dan cuenta de que no hubiera merecido la pena ir a verla al cine. Pero de todas estas cosas no tienen la culpa las descargas, y si la tuvieran, me daría igual.”

Por partes. Empezamos por el final: “me da igual”. Volvemos otra vez a ver las cosas en función de nuestros gustos, afinidades o simpatías personales. Ese “me da igual” es muy sintomático de lo que está ocurriendo. A mí no me “da igual” que cierren salas de cine en toda España y se reconviertan en multicines a los que acude la gente como moscas. No porque se pierdan puestos de trabajo (de hecho no se pierden, se crean ya que unos multlicines exigen más personal para un correcto funcionamiento y mantenimiento), sino porque se pierde diversidad cultural.

Yo no sé cuánto vas al cine ni cuánto cine ves. Tampoco sé cuántos años tienes, pero lo del argumento de la crisis ya es el último argumento demagócico que me faltaba por oír. Yo crecí en una ciudad industrial del norte de España duramente castigada por la reconversión que empezó a finales de los setenta y principios de los ochenta. Quizás de eso no te acuerdes porque igual no habías nacido. Yo me curtí, con mis padres obreros y sus compañeros, en las calles de esas ciudades protestando por la defensa de nuestros derechos de obreros en tiempos de verdadera crisis, cuando las viviendas tenían unas hipotecas a un 16% de interés, cuando muchas familias no tenían teléfono en casa (en mi edificio solamente había un teléfono y la vecina nos lo prestaba para hacer llamadas urgentes o recibirlas), y mi primera televisión en color entró en mi casa cuando yo tenía casi 14 años de edad. O sea que, por favor, no me hables de “crisis” porque yo iba con mi madre a limpiar escaleras antes de ir al instituto y lo seguí haciendo cuando volvía en vacaciones de la universidad en la que estudié.

Pues bien. En esa pequeña ciudad, yo empecé a ir al cine con 6 o 7 años. Me llevaba mi padre, que era un enamorado del cine bélico. El recuerdo más claro que tengo de ver una película con él fue durante la reposición de “El Puente sobre el río Kwai”. Entonces se inició mi idilio con el cine, que dura hasta hoy y espero que dure siempre. He visto de todo: desde la última americanada o españolada de turno, hasta verdaderas obras de arte por las que pagaría y volvería a pagar todo lo que me pidieran y un poco más. Estudié en Madrid y a la salida de la universidad me iba a la primera sesión en la plaza de los cubos o donde tocara a ver cualquier película, y cuando no a la filmoteca, donde por aquel entonces (comienzos de los 90) se podía comprar un abono de 10 películas por unas 1000 pesetas. En la España en la que yo crecí había que hacer un esfuerzo (no hablo ya de dinero, sino de disposición, de tener ganas, de querer saber y acceder a algo distinto y nuevo) para acceder a la cultura. No teníamos móviles ni internet ni podíamos descargarnos cosas de la mula y tampoco había Imagenio ni Canal Plus ni TDT ni nada de nada). Y sin embargo a mí nadie me impidió, jamás, acceder a toda esa cultura a la que he podido acceder con muy poco dinero y, repito, sin internet, sin imagenio, sin TDT y sin la mula. También tenía la mala costumbre de frecuentar bibliotecas públicas (todavía lo hago, tonta que soy).

No sé muy bien qué concepto tienes del cine en particular o de la cultura en general, pero me produce cierta estupefacción (cuando no un poco de hilaridad) veros patalear porque “se os niega el acceso a la cultura” cuando ¡¡¡¡madre mía!!!!! Nosotros nos pegábamos en el colegio por repartirnos las pegatinas de la teledindiscreta porque ninguno teníamos dinero para comprárnosla y la comprábamos en grupo y luego cada uno se quedaba una parte de la revista.

Lo dicho: la perversión del lenguaje y de los argumentos que utilizáis es eso, una perversión que intenta que comulguemos con ruedas de molino cuando hay poco con lo que comulgar en este caso concreto.

¿Acceso a la cultura? Todo el que quieras. Yo me considero una persona con una cultura media (tampoco soy Borges), criada en barrio obrero (para que te hagas una idea el barrio en el que nací lo llamaban “Katanga”, como te lo cuento) y educada en escuelas públiquísimas. Y he salido culta, he pagado cuando he tenido que pagar por ver una película o por comprar un libro que me hiciera falta y ni me he quedado sin comer, ni siento que nadie estuviera “pisoteando mis derechos”.

Las cosas, como son.

137
Krigan
07.12.2009 a las 14:35 Permalink

#133 No te ofendas, pero tu frase es una gilipollez como un templo. Por citar sólo dos ejemplos, Gandhi infringió la ley para protestar contra el monopolio de la sal, y Rosa Parks (considerada como una heroína nacional en Estados Unidos) se negó a cederle su asiento a un blanco. Y la cantidad de leyes que infringen los de Greenpeace ya ni te cuento.

138
Antonio
07.12.2009 a las 14:39 Permalink

sunsu, te preguntas… “cuánta de la música, u otros contenidos que consumís, procede de los nuevos modelos de negocio de pago que exiten hoy día y que tanto lucháis por instaurar como itunes store o spotify premium?”

Yo no puedo saber lo que hacen los demás, tú, tampoco, por muy convencido que estés.

Yo podría decirte, no tengo inconveniente en ello, lo que hago yo, pero no me pidas que te dé la respuesta de todos porque no puedo, y tampoco me digas después, si te cuento lo que yo hago, que solo soy una gota en el océano y que no es representativa, así que no hagas preguntas que no pueden ser respondidas.

Lo que si sé y es una certeza, es que el canon no es un impuesto razonable, porque grava por igual a quién paga lo que consume y a quién no lo hace.

Lo que si sé y es una certeza, es que la ministra que debe cuidar de todos los ciudadanos tiene intereses en la industria, solo por ello no debería ser ministra.

Lo que si sé, es que el canon, ese impuesto que pagamos todos los españoles lo gestiona una empresa privada, lo cual debería ser ilegal.

Lo que si sé, es que no existen más y mejores modelos de negocio alternativos a la tradicional venta de música, porque las grandes corporaciones no quieren renunciar a un modelo de negocio que impide el desarrollo de la sociedad.

Lo que si sé, es que el ministerio a intentado colarnos un articulado que pretendía censurar la red para defender intereses privados.

139
A.
07.12.2009 a las 14:42 Permalink

#131. Exacto, Antonio. Estando de acuerdo en lo fundamental, todo lo demás se puede debatir :-) Un saludo para ti también.

140
Krigan
07.12.2009 a las 14:48 Permalink

#129 Y mi grabadora es algo que he de poder manejar como yo quiera. ¿Qué ponemos delante? ¿El derecho de autor o el derecho de propiedad? ¿Prohibimos las grabadoras? Pues entonces habría que prohibir también los PCs y otros muchos aparatos. ¿Permitimos las grabadoras pero declaramos que no se pueden usar en ciertos casos? Eso es una utopía, la clase de cosa a la que se refiere Enjuto cuando dice que no se puede abolir la ley de la gravedad.

141
A.
07.12.2009 a las 14:58 Permalink

“#129 Y mi grabadora es algo que he de poder manejar como yo quiera. ¿Qué ponemos delante? ¿El derecho de autor o el derecho de propiedad?”

Convendrás conmigo en que este conflicto es el que intentaba resolver el canon en sus orígenes allá por finales de la década de 1980 (no sé por qué patatas la gente cree que el canon es una cosa de ahora, cuando lleva imponiéndose por lo menos 20 años en España). Nos encontramos ante el aparentemente irresoluble conflicto entre tu legítimo derecho a realizar copias privadas, el derecho del fabricante a fabricar aparatos con la tecnología que considere oportuna, y el derecho del autor a controlar la distribución de la obra como lo desee. En algún punto ha de encontrarse un equilibrio.

¿Soluciones? A mí que me registren, que yo canto fatal.

Es broma :-) Me voy a comer, Krigan. Un saludo.

142
malevolent
07.12.2009 a las 15:27 Permalink

Dejo parte de un comentario que he dejado en el blog de David Bravo, que llevamos una conversación semejante aunque parece que los detractores del manifiesto se han dado una pausa, ¿o quizá han visto el mal que vemos otros?

…citando a Edward Burnett Tylor, cultura es:”…aquel todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres, y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre. La situación de la cultura en las diversas sociedades de la especie humana, en la medida en que puede ser investigada según principios generales, es un objeto apto para el estudio de las leyes del pensamiento y la acción del hombre.”

Si la cultura no es libre, ¿como evolucionamos? Si se ve sujeta a restricciones, ¿como avanza la humanidad?

No señora mía (A.), no estamos hablando de defender a la cultura o no. No nos venga con chorradas. La cultura somos todos, todos aprendemos de nuestros ancestros y dejamos un legado cultural. Aquí de lo que se trata es de los derechos como ciudadanos españoles, y de que un atajo de vividores pretendan vivir del cuento a espensas de el resto.

Sin querer imponer un pensamiento unilateral, opino que los que suscribimos el #manifiesto defendemos la cultura, pero sobretodo los derechos civiles. Que yo sepa no hay nadie que se haya declarado abiertamente en contra o sería considerado tan anticonstitucional como el propio plan del gobierno, pero los que le ven tres pies al gato, fantasmas y sombras en él, seguro que lo hacen por interés personal, y no colectivo.

143
Un Autor
07.12.2009 a las 16:57 Permalink

#108,

Pues si es un acuerdo privado, y yo no lo he suscrito, entonces no me liga a mí, así que tú sabrás porqué mencionas esa obviedad.

Claaaaaro. Y mañana, cuando yo coja un taxi me negaré a pagar el importe del servicio al conductor porque como el acuerdo laboral que ÉL ha suscrito con el propietario del taxi a mí me resulta deplorable según MÍ propio criterio y además, yo no me he comprometido a nada… Da igual que yo haya hecho uso del servicio o no. Lo primero es lo primero.

Krigan, ¿realmente reflexionas sobre lo que escribes o dejas fluir las boutades así según te salen?

144
A.
07.12.2009 a las 17:02 Permalink

“no estamos hablando de defender a la cultura o no”.

Vaya por dios, debe de ser que vivo en la Luna y que todos esos gritos que oigo de “nos están quitando la cultura”, “queremos acceder a la cultura libremente” y demás me los he inventado. Claro que se está hablando de cultura; otra cosa es que ese “hablar de cultura” sea en ocasiones una excusa, en otras un disfraz, y en otras un batiburrillo de muchísimas otras cosas que aparentemente no todo el mundo está a poner sobre la mesa.

Yo no he apoyado ni apoyaré el manifiesto en los términos en los que está actualmente redactado, y sin embargo tampoco me considero parte de “un atajo de vividores que pretenden vivir del cuento a espensas del resto” según sus palabras (o más bien “a expensas”, por ponernos culturalmente correctos). Las cosas no son ni blancas ni negras, y es precisamente es violencia verbal, esa prepotencia y esa actitud de “mis derechos lo primero” que esgrimís muchos de los que defendéis ideas que por otra parte tienen mucho de legítimo lo que a mí no me gustan.

145
Krigan
07.12.2009 a las 18:40 Permalink

#143 Jejeje, ¿qué pasa? ¿que ya no sabías ni por dónde salir?

Repito (una vez más) mi pregunta. Si la discográfica no le paga ni un sólo céntimo al artista ¿por qué tendría que pagar yo más de eso? Por si acaso no has entendido el proceso, te lo explico:

1- El artista canta ante un micrófono.

2- La discográfica hace copias

3- Dos posibilidades:

A- Yo compro el disco por 15 euros

B- Yo me hago mi propia copia que me sale virtualmente gratis

La excusa que las discográficas han puesto tradicionalmente para defender que A es obligatorio es que si no, entonces el artista no es pagado por su trabajo. Pero resulta que el artista no es pagado por su trabajo.

Yo creo que te sobra inteligencia para que no fuera necesario explicarte esto, pero será divertido ver con qué me sales ahora.

146
sunsu
07.12.2009 a las 19:00 Permalink

Hola Krigan, pues te mentiría si no te dijera que me ofende un poco después de tanto toma y daca con este debate pero en fin, es como si yo te digo ahora mismo que compararos con Ghandi y con Rosa Parks es cuando menos pretencioso por no decir una soberana estupidez. (Sin ofender).

147
Krigan
07.12.2009 a las 19:32 Permalink

#141 El concepto de “controlar la distribución de su obra” es mucho más amplio que el “que al menos me paguen algo”. El control sobre la obra ya se perdió irremediablemente incluso antes de que se pusiera el canon, el intercambio de casetes ya era frecuente en los 70.

Como sacapelas en beneficio de los de la SGAE el canon sigue cumpliendo su función, pero el artista hace ya años que lo lleva crudo con el canon. En un DVD de capa simple caben unas mil canciones en mp3, y su canon son 44 céntimos. Si en ese DVD tengo 10 canciones de un artista, le corresponden 0,44 céntimos de canon (menos de medio céntimo).

Si vamos a un soporte más moderno, en mi llavero USB de 8 gigas caben unas 2.000 canciones, y su canon son 30 céntimos. Por esas 10 canciones al artista le corresponden 0,15 céntimos (menos de un sexto de céntimo).

Por si fuera poco, en los soportes “antiguos” (DVD) existe una cierta relación entre la capacidad del soporte y la cuantía del canon, pero no en los “modernos” (llavero USB). Cuando en pocos años compre otro llavero con 16 veces más capacidad, cabrán 16 veces más canciones, y el artista recibirá menos de una centésima de céntimo por cada 10 canciones (o una milésima de céntimo por canción). De eso quítale la comisión de la SGAE, por supuesto.

Así que olvídate del canon, como sistema de compensación está muerto. A una milésima de céntimo por copia de canción, lo que sacaría Alejandro Sanz de canon (supongamos que cada canción suya se descarga un millón de veces del p2p) serían ¡10 euros por canción! Quítale un 30% que se quede la SGAE de “gastos de gestión” (los palacios de la SGAE son muy caros de mantener), y el resultado final son 7 euros.

Claro está que los artistas no sólo hacen una canción, hacen muchas. Pongamos que un artista saca 8 álbumes a lo largo de toda su carrera, con un total de 100 canciones. Lo que le reportaría el canon, en toda su vida, si tiene tanto éxito como Alejandro Sanz, serían 700 euros.

Por eso es por lo que ahora empezamos a oír hablar del canon a las conexiones. Conforme los soportes aumentan su capacidad, cada vez se venden menos porque se necesitan menos, y la recaudación del canon está bajando. Hay que hacer más caja así que ¡canon a la conexión!

148
enjuto_mojamuto
07.12.2009 a las 19:35 Permalink

Bufff, internet está que hierve. Está habiendo más pelea que en “Karate a muerte en Bangkok” (de Bruce Lee). Allá voy, ¡en guardia! ¡Al ataqueeerrr! ¡¡KIAAAAAAAAAAAAAAAA!!

Contesto a “sunsu” (comentario #130):

En cuanto a tu repetitiva pregunta de cuántas cosas consumimos realmente, por ejemplo, en los modelos de negocio que tanto decimos defender, y tu afirmación de que sólo pretendemos el gratis total:

Tus trampas se ven desde lejos. Cuando hablamos de los nuevos modelos de negocio, debería haberte quedado claro que COEXISTEN con las descargas gratis, las cuales forman parte del mercado y del paisaje, te guste o no. Lo que estás vendiendo NO son copias, sino servicios (el de descarga es sólo uno entre muchos posibles) y productos, relacionados con los contenidos; por tanto, NO compites con la obtención gratuita de copias, como dicen algunos (“we can’t compete with free”). Si esos servicios y productos resultan o no atractivos al consumidor, funcionan o no en el mercado, se venden más o se venden menos, NO es responsabilidad de los potenciales consumidores, sino de quien los ofrece.

Además, hay negocios de los que tú mencionas que triunfan perfectamente, o sea que NO es cierto lo que estás insinuando de que casi nadie consuma lo que ofrecen.

En cuanto a lo de la “ilegalidad”:

1) No puedes demostrar que nadie haya descargado contenido sujeto a derechos de autor porque para ello tendrías que haber espiado comunicaciones privadas, y éso es ilegal sin orden judicial.

2) ¿Sabes lo que es el derecho de copia privada? El tener copias de contenidos sujetos o no a derechos de autor no sólo ES LEGAL sino que encima TENEMOS DERECHO a ello.

Para información consulta a los abogados David Bravo y Javier de la Cueva, ya verás, ya.

Lo de la ilegalidad es una MENTIRA, una “INTOXICACIÓN INFORMATIVA”, que algunos han difundido interesadamente, han impuesto mediáticamente y han hecho creer a mucha gente, que sin saberlo contribuye también a difundir y establecer la mentira.

Y aunque cambiasen las leyes e ilegalizasen lo que les diera la gana, da igual, porque te repito textualmente lo que puse en el comentario #75:

“cometer una aberración tan absurda como legislar contra la ley de la gravedad o poner una ley que diga que el cielo es marrón o amarillo en vez de azul. El cielo es azul y los objetos caen con una aceleración de 9,8 metros por segundo al cuadrado. Legisles lo que legisles, no podrás negar la realidad o impedir que sea como es. Los hechos físicos y tecnológicos son los que son y acabarán cayendo por su propio peso. Pero claro, además, la represión ejercida atenta contra la dinámica natural del mercado y comete una grave competencia desleal contra los sectores nuevos, emprendedores y emergentes.”

Por cierto, he visto, en la dirección de tu blog, que tu blog se llama “nimanifiestonina”. Éso quiere decir que acabas de ponerlo estos días, a raíz del manifiesto y, por lo que se deduce del nombre del blog y de tus comentarios, has puesto tu blog y has empezado a poner comentarios en blogs como éste, todo para hacer intoxicación informativa y contrariar y perjudicar la movilización surgida a partir del manifiesto.

No quiero ser paranoico, pero, ¿Seguro que eres un internauta espontáneo? Tú me dirás que sí, pero yo en este mundo ya no me creo nada de nada…

149
Krigan
07.12.2009 a las 19:39 Permalink

#146 Yo no me he comparado con ellos. Simplemente, pasa lo que pasa con tu frasecita.

150
A.
07.12.2009 a las 19:44 Permalink

En todos los puntos que has mencionado estoy completamente de acuerdo contigo, Krigan.

151
Un Autor
07.12.2009 a las 19:52 Permalink

#145;

La excusa que las discográficas han puesto tradicionalmente para defender que A es obligatorio es que si no, entonces el artista no es pagado por su trabajo. Pero resulta que el artista no es pagado por su trabajo.

Claaaaaro. Y ese es el argumento perfecto para a) negar algo tan legítimo como el control creativo del autor sobre SU propia obra distribuyéndola con o sin su consentimiento (algo que también recoge la Constitución, la LPI y la Ley Universal de Derechos Humanos. Sí, esas que enarboláis tan alegremente cuando de defender el derecho a copia privada o el acceso a la cultura se trata), y b) omitir tu propia responsabilidad hacia TUS actos argumentando lo que hacen o dejan de hacer otros (partiendo de la falacia de que “los artistas no cobran“. Poco o mucho, mal o bien, mejor o peor, pero cobran. Categorizaciones como esa han sido desde siempre la única base de vuestras argumentaciones)

Veo que no has sido capaz de desmontar la “hipótesis del taxista” ¿Será porque no hay argumentos para ello?

Pierdes fuelle, campeón.

PD.- Gracias, pero por mi inteligencia no te preocupes. Por el momento, como autor, me da de comer. Aún a tu pesar y tus esfuerzos porque deje de ser así.

152
A.
07.12.2009 a las 20:21 Permalink

#148 Enjuto, completando parte de lo que dices, cito el art. 170 del Código Penal:

1. Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de 12 a 24 meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios.

“Con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero”.

Pero también:

LPI

Artículo 1. Hecho generador

La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación.

Artículo 2. Contenido

La propiedad intelectual está integrada por derechos de carácter personal y patrimonial, que atribuyen al autor la plena disposición y el derecho exclusivo a la explotación de la obra, sin más limitaciones que las establecidas en la Ley.

Artículo 14. Contenido y características del derecho moral

Corresponden al autor los siguientes derechos irrenunciables e inalienables:

1. Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.

2. Determinar si tal divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo o signo, o anónimamente.

3. Exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra.

4. Exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación.

5. Modificar la obra respetando los derechos adquiridos por terceros y las exigencias de protección de bienes de interés cultural.

6. Retirar la obra del comercio, por cambio de sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de derechos de explotación.

Si, posteriormente, el autor decide reemprender la explotación de su obra deberá ofrecer preferentemente los correspondientes derechos al anterior titular de los mismos y en condiciones razonablemente similares a las originarias.

7. Acceder al ejemplar único o raro de la obra, cuando se halle en poder de otro, a fin de ejercitar el derecho de divulgación o cualquier otro que le corresponda.

Artículo 17. Derecho exclusivo de explotación y sus modalidades

Corresponde al autor el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de su obra en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, que no podrán ser realizadas sin su autorización, salvo en los casos previstos en la presente Ley.

Artículo 18. Reproducción

Se entiende por reproducción la fijación directa o indirecta, provisional o permanente, por cualquier medio y en cualquier forma, de toda la obra o de parte de ella, que permita su comunicación o la obtención de copias.

[Este artículo ha sido modificado por la ley 23/2006, de 7 de julio, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril (BOE núm. 162, de 08-07-2006, pp. 25561-25572). Para ver la antigua redacción haz click aquí.]

Artículo 19. Distribución

1. Se entiende por distribución la puesta a disposición del público del original o de las copias de la obra, en un soporte tangible, mediante su venta, alquiler, préstamo o de cualquier otra forma.

2. Cuando la distribución se efectúe mediante venta u otro título de transmisión de la propiedad, en el ámbito de la Unión Europea, por el propio titular del derecho o con su consentimiento, este derecho se agotará con la primera, si bien sólo para las ventas y transmisiones de propiedad sucesivas que se realicen en dicho ámbito territorial.

3. Se entiende por alquiler la puesta a disposición de los originales y copias de una obra para su uso por tiempo limitado y con un beneficio económico o comercial directo o indirecto.

Quedan excluidas del concepto de alquiler la puesta a disposición con fines de exposición, de comunicación pública a partir de fonogramas o de grabaciones audiovisuales, incluso de fragmentos de unos y otras, y la que se realice para consulta in situ.

4. Se entiende por préstamo la puesta a disposición de los originales y copias de una obra para su uso por tiempo limitado sin beneficio económico o comercial directo ni indirecto, siempre que dicho préstamo se lleve a cabo a través de establecimientos accesibles al público.

Se entenderá que no existe beneficio económico o comercial directo ni indirecto cuando el préstamo efectuado por un establecimiento accesible al público dé lugar al pago de una cantidad que no exceda de lo necesario para cubrir sus gastos de funcionamiento.

Quedan excluidas del concepto de préstamo las operaciones mencionadas en el párrafo segundo del anterior apartado 3 y las que se efectúen entre establecimientos accesibles al público.

5. Lo dispuesto en este artículo en cuanto al alquiler y al préstamo no se aplicará a los edificios ni a las obras de artes aplicadas.

http://civil.udg.es/normacivil/estatal/reals/L19-06.htm

153
sunsu
07.12.2009 a las 20:49 Permalink

Hola Enjuto, y ya con este comentario me despido de este debate en este foro, que no quiero que os volváis paranóicos por mi.

Ahora mismo no recuerdo en qué entradas ni cuantas veces he expresado mi opinión en este blog de ED sobre este tema precisamente y no he cambiado ni un ápice; si acaso he visualizado distintas posibilidades parecidas a lo que pretendéis, pero lo que nunca he hecho ni haré será defender la legalidad de las descargas de contenidos a través del p2p y de páginas como newpct por mencionar una.

Sé que puede parecer raro cuando menos que me presente así y con un blog al respecto, pero como mencioné anteriormente sólo quería poder expresar más extensamente mi propia opinión que difiere en un punto, que me parece sumamente clave, con la vuestra. Desde ya te digo que no te preocupes por mi blog, que no tiene visitas ni para llenar un autobús de famobil.

Como me dices que no te crees nada pues no voy a intentar convencerte; pero Enjuto, cuidado con caer en tus propias trampas como tú las llamas, porque me acusas de intoxicación informativa y de querer contrariar y perjudicar vuestra movilización cuando lo único que hago es expresar mi opinión públicamente… [añádase en este punto la pregunta irónica que se desee]

Un saludo a todos, y como decía al principio, me despido hasta la próxima. Corto y cierro.

154
Krigan
07.12.2009 a las 22:06 Permalink

#151 Jejeje, ya sabía yo que tu respuesta iba a ser muy divertida.

Que no te estoy hablando de cuando cobran poco, hombre, te hablo de cuando no cobran NADA. Y te puse un enlace a un caso, y en el artículo que enlacé hay otro enlace a otro caso.

Sobre lo del control creativo (supongo que te refieres al control de la distribución, el control creativo es otra cosa)… eso ya se perdió en los años 70. Las casetes, ¿recuerdas?

Y en cuanto a mis responsabilidades, qué pena, yo no tengo ninguna. No he firmado ningún contrato, y la ley no me responsabiliza de nada que sea legal, y la copia privada lo es. Ni siquiera soy legalmente responsable del pago del canon, ¿sabías?

Vamos, que mucho hablar de que el autor debe ser retribuido por su trabajo, y os la trae floja cuando no lo es. Por cierto, que te pregunté cuánto cobras tú cada vez que se vende alguna copia de tus obras y todavía no me has contestado. ¿Te llegan a pagar más de un céntimo por copia?

Eso suponiendo que seas autor, claro, que tendría bemoles que fueses editor discográfico o algo así.

155
enjuto_mojamuto
07.12.2009 a las 22:25 Permalink

Contesto a “Un Autor” (comentario #151):

¿Cómo? ¿Que el “control creativo” de un autor sobre su obra, INCLUYENDO la difusión o distribución, o el consentimiento a éstas, está hasta en la “Ley Universal de Derechos Humanos”? (Que, por cierto, no se llama “Ley”, sino “Declaración”, que yo recuerde). Oye, ¿y se habla también del “ánimo de lucro” y todo eso que está en la ley española? (Recuerda aquel refrán que dice que “a buen entendedor pocas palabras le bastan”).

Sí, de hecho ya en las Tablas de Moisés ya venían los Derechos de Autor como el Onceavo Mandamiento, titulado: “No Descargarás”. Yo estuve allí y vi cómo Moisés pudo dar los Mandamientos a su Pueblo porque su Autor (Dios) le dio su Sagrado Consentimiento Divino del AUTOR de los Cielos (Santificado sea su Nombre); porque sino no tendríamos Derecho (perdón, “Derecho Divino”) a leer la Biblia (sería Pecado Mortal).

Dices:

“Veo que no has sido capaz de desmontar la “hipótesis del taxista” ¿Será porque no hay argumentos para ello?”

¿Será porque te está pasando lo mismo que al senador ése del que habla Enrique Dans en un post posterior a éste titulado “Políticos al borde de un ataque de nervios: el movimiento descentralizado”?

Dices:

“Gracias, pero por mi inteligencia no te preocupes. Por el momento, como autor, me da de comer. Aún a tu pesar y tus esfuerzos porque deje de ser así.”

Nosotros no queremos que “dejes de poder comer”. Creo que ya lo he explicado ampliamente en mis comentarios en éste y en otro post anterior. Es más, GANARÍAS MÁS DINERO si abandonaras los esquemas caducos y probaras los nuevos modelos de negocio.

156
enjuto_mojamuto
07.12.2009 a las 22:49 Permalink

Un último comentario antes de irme a dormir:

Dicen los lobbi€$ que lo único que queremos es que no se nos acabe el chollo del “todo gratis”.

No, ES AL REVÉS: Lo que pasa es que atacan porque creen que se les estaba acabando el chollo A €LLO$. Reflexionad sobre esto.

No, lo que habéis visto no eran faltas de ortografía (repito el refrán: “a buen entendedor pocas palabras le bastan”).

Ha sido un día largo. Dulces sueños (espero que no tengamos pesadillas con la $GA€, o algo así).

157
Un Autor
08.12.2009 a las 00:50 Permalink

#155, va por ti

Declaración Universal de Derechos Humanos. Artículo 27.2

Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora

Constitución Española, Artículo 10.2

Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España.

Constitución Española, Artículo 20.1.b (interpretado por sentencia del Tribunal Supremo 1987/4006)

La elevación al rango constitucional artículo 20.1.b) del derecho a la producción y creación literaria, artística, científica y técnica introduce relevantes factores de derecho público en la comprensión del nexo jurídico entre el autor y la obra producida como fruto de su actividad creadora; factores cuya presencia en el orden constitucional obligan a superar el tradicional enfoque de dicho nexo desde una visión estrictamente iusprivatista que se plasma en la regulación del instituto jurídico de la propiedad intelectual, entendida ésta como el conjunto de facultades patrimoniales atribuidas al autor de una obra literaria, científica o artística para explotarla económicamente y disponer de ella a su voluntad

LPI, Artículo 14

Corresponden al autor los siguientes derechos irrenunciables e inalienables:

1. Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.

(…)

4. Exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación.

Lo de las tablas de Moisés lo dejo para otro día, pero vete echando un vistazo al séptimo mandamiento. ¿Deseas alguna cosilla más?

—————-

Es más, GANARÍAS MÁS DINERO si abandonaras los esquemas caducos y probaras los nuevos modelos de negocio.

Lo siento. Hace mucho tiempo que dejé de hacer caso a los repartidores de maná y a los regalapatrias. En cualquier caso, y ese es el quid de la cuestión, el que no queréis -o no os interesa- entender, es que tal cuestión sería DECISIÖN MíA y allá me muera de hambre -o no- con MÍ decisión tomada acerca de MÍ trabajo. ¿O va a resultar que los adalides de las libertades son realmente adalides de la imposición de criterios? Por suerte o por desgracia, los Koljos hace tiempo que quedaron caducos.

158
José Carlos
08.12.2009 a las 10:25 Permalink

Es tremendo el lavado de cerebro al que nos están sometiendo constantemente. En el NODO, perdón…en el Telediario de ayer por la noche, soltaron literalmente eso de que “beber y conducir es delito” y se quedaron tan anchos. Días antes nos habían bombardeado con lo de que “descargar música de internet es delito”.

Al final, todo salvo pensar en “progre” va a ser delito. Porque estos días, con lo del calentamiento global también les llega. Pronto escucharemos nuevos eslóganes: “Conducir es delito”, “Tener una fábrica es delito”, “No ser socialista es delito”…

159
Mario
09.12.2009 a las 05:00 Permalink

#111 Hola Krigan. Mira todo lo que me perdí por salir de Lima. Creo que más demoré en encontrar tu comentario que en lo que me tome explicarme. A lo que aludo es que el Anteproyecto introduce la vía administrativa y posibilita la sanción de cierre en materia de protección a la propiedad intelectual ante una conducta dada (en el ejemplo que usamos, el enlazar piratería). No toda conducta reprimible administrativamente tiene que ser objeto de represión penal o civil, sus consideraciones y requisitos son distintos y se establecen en sus propios códigos o leyes.

En España deben haber varios ejemplos de conductas sancionables no penalmente pero sí administrativamente con multas o cierres en temas de concesiones forestales, mineras, de telecomunicaciones, municipales, educativos, etc. La vía administrativa tampoco es el cuco que pintan, de hecho todas sus resoluciones son objeto de oposición en la vía judicial.

Debería ser doblemente tranquilizador para ustedes que la propia LSSI modificada se haya puesto en el caso de los cierres y su conflicto con derechos de expresión y comunicación, y hayan previsto la necesidad de someter la decisión de la Comisión a la vía judicial, como en una segunda instancia obligatoria donde se revisaría la legalidad de la medida. Pero por supuesto todo esto se aclarará sólo cuando salga el Reglamento.

Por ello sería tan importante que acepten la participación en los reglamentos que les han ofrecido; y lo que sigue es casi un off topic: en la última entrada de Enrique noto demasiada pesadumbre en cuanto a los resultados logrados cuando en realidad haberlos invitado a participar fue en error táctico del Ministerio ya que los ubica en una posición óptima para hacer valer sus argumentos (o simplemente sabotear la ley si nos ponemos maquiavélicos).

Todos metieron un poco la pata la semana que pasó, admitámoslo, no sólo Zapatero diciendo que no se iba a cerrar ninguna web cuando de lo único que se trata el asunto es de cerrar webs, sino también ustedes al convocar manifestaciones para las que nadie estaba preparado desaprovechando una milagrosa cobertura mediática.

160
Krigan
09.12.2009 a las 06:59 Permalink

#159 O sea, que en este anteproyecto sí se pueden cerrar webs sin orden judicial.

Sencillamente, no vamos a consentirlo. No es así como se hacen las cosas. Si quieren cerrar esas webs, que acudan a los jueces. Ya lo han hecho en lo penal y los jueces no les han dado la razón. Ahora van por lo civil y (hasta donde alcanza mi conocimiento) los jueces de lo civil tampoco les van a dar la razón.

Con lo cual el siguiente paso, para ellos, sería cambiar la ley, e ilegalizar esas webs, pero ahí hay mucha leña que cortar, porque no se ilegaliza una web concreta, lo que se hace es ilegalizar una conducta, y cualquier legislador que ilegalice el enlazar corre el riesgo de pillarse los dedos.

En cualquier caso, esa batalla ya la lucharemos cuando se presente, de momento estamos en que no se cierren webs al margen de la ley. Porque se trata de eso, de cerrar webs que todos los jueces que las han juzgado las han considerado legales, y eso es inadmisible.

Hablas de garantías legales a posteriori, pero ¿tú dejarías que los ladrones entren en tu casa tan sólo porque después les vas a poder denunciar si roban algo? Lo lógico es mantener cerrada la puerta de casa. Dado que el derecho a dar y recibir información es un derecho fundamental, es exigible que sea un juez el que tome la decisión, y más todavía si tenemos en cuenta que estamos hablando de un secuestro de publicación. Para colmo, toda regulación de derechos fundamentales ha de hacerse por ley orgánica, y no se está haciendo así. Este anteproyecto viola la Constitución en 3 puntos distintos.

Hablas de estrategias equivocadas y de un presunto pesimismo de Enrique. Ya te dije que nuestra estrategia la decidimos nosotros, y lo que Enrique pueda sentir ya lo aclarará él si lo desea. Personalmente considero que hemos logrado un gran éxito. A día de hoy tenemos la promesa pública del presidente del gobierno de que no se cerrarán webs, y de que se cambiará lo que haya que cambiar en el anteproyecto. Si no cumple con esta promesa le va a llover una buena, y él lo sabe.

Yo estoy a la espera de ver por dónde va a tirar el gobierno, que el diablo está en los detalles, además de que el gobierno tendrá que adoptar una nueva estrategia porque se ha quedado sin la anterior. Ahora bien, lo que tengo claro es que yo no me voy conformar con negociar ningún reglamento. La ley deberá ser como tiene que ser, o habrá guerra. Ni siquiera si se aprobase en el parlamento este anteproyecto, o uno similar con algún detalle menor cambiado, ni siquiera en este caso mi estrategia sería negociar un reglamento, mi estrategia pasaría a ser tumbar la nueva ley por inconstitucional.

Pero eso es adelantar mucho el futuro. Normalmente esta clase de luchas dan muchas vueltas antes de acabar. De momento la pelota está en el tejado del gobierno, ya veremos por dónde quieren tirar.

161
Mario
09.12.2009 a las 16:47 Permalink

#160 Krigan. Justamente vale el ejemplo del ladrón. Uno tiene que haber sufrido un robo antes de denunciarlo por supuesto. Para denunciar una ley que consideras afecta o amenaza tus derechos (vía acción de amparo o vía declaración de inconstitucionalidad) tendrían que esperar a que entre en vigor. ¿Eso quieren?

Pero si tienen la oportunidad de participar y mitigar o evitar los efectos que consideran nocivos de esta ley, es mucho mejor entrar ahora que después, en calidad de bomberos, a recoger escombros o a realizar control de daños. Estamos de acuerdo en que el diablo está en los detalles y al legislar los detalles van en el Reglamento. Redactarlo no es un “premio consuelo” ni perder la guerra, es entrar a una negociación y si no les resulta se van y siempre les queda la vía judicial.

Tres veces te he dicho que la propia ley prevee la obligatoriedad de la intervención de los jueces, si no crees lo que está escrito en papel (que no ha cambiado nada) como puedes tener tanta fe en la promesa verbal de un político y considerarlo un triunfo.

Me despido de este hilo antes de tu réplica, saludos.

162
Krigan
10.12.2009 a las 01:26 Permalink

#161 Lo de declarar la inconstitucionalidad es si la ley llega a ser aprobada, eso ya lo dije. Y si no es aprobada, ¿para qué quiero negociar un reglamento?

3 veces dijiste que se requiere intervención judicial, y 2 veces que se puede hacer cierre administrativo, ¿en qué quedamos? Por otro lado, su propósito declarado era cerrar esas webs, a pesar de las sentencias absolutorias. No se necesita saber mucho de leyes para darse cuenta de que la zorra quiere que le abran la puerta del gallinero, y que los detalles legales le resultarán irrelevantes una vez esté dentro. Primero cierran las webs (su postura hubiera sido que no se ven afectados derechos fundamentales), y después ya se verá si los jueces las abren de nuevo. O si tienen ganas de reabrirlas los propios webmasters, que volver a levantar una web que ha permanecido cerrada durante meses es como partir de cero.

Tengo fe en el triunfo porque ha sido un triunfo. El PP e IU ya se han posicionado en contra, Zapatero tendría que romper una promesa pública a sabiendas de que los internautas le vamos a montar una buena, y de que los otros partidos están ahí, con ganas de recoger votos, y sin ninguna garantía de que la reforma fuese a ser aprobada porque no tiene mayoría absoluta en el Congreso. Por si esto fuera poco, a continuación vendría el TC.

Ya se verá cuál es la nueva estrategia del gobierno cuando la manifieste. Doy como seguro que el presidente no infringirá abiertamente su promesa porque nadie llega a presidente sin saber de política. Así que buscará otro camino, pero no voy a ponerme a especular cuál pueda ser ese otro camino porque no lo necesito. Un reglamento se puede cambiar de un día para otro, habiendo preparado el cambio en secreto. La aprobación de una ley, por el contrario, es un proceso largo y público. Sea cual sea su jugada, quedará al descubierto tan pronto como empiece a moverse.

163
WWW.
11.12.2009 a las 17:21 Permalink

Me he leído todos, los 21 mensajes de A. la traductora (¿se llamará Ángeles?) y le veo bastante preocupada con su profesión de traductora y bastante explotada por sus empleadores. Creo que también está enfadada y que quizás podría demandarles.

En su comentario 77 sentencia: “”ustedes le están haciendo el juego a otras fuerzas muy oscuras la mar de bien.”

Pienso que es una alguien inteligente con una gran facilidad de palabra (no así de síntesis) pero que está muy confusa en relación al Manifiesto y a lo que pedimos los internautas. Pero me solidarizo con ella a nivel humano pues le considero una persona sensible y humana que está muy harta de sufrir tantas injusticias.

Lamentablemente, creo que mas tarde o mas temprano la profesión de los traductores desaparecerá (así son las cosas, y así es el avance de la tecnología, también están desapareciendo los zapateros, por poner un ejemplo) porque existirá un software lo suficientemente perfeccionado como para traducirlo todo correctamente. Y, como mucho, los traductores de profesión se limitarán a hacer algún retoque sobre lo que haya traducido el software (ya hemos visto, por ejemplo, como han avanzado los correctores ortográficos o los traductores de idiomas).

Es cierto que su problema personal puede ser muy minoritario (ya se que algunos considerarán que con esta cuestión se ha monopolizado aquí el debate de una manera alucinante) y de un sector de profesionales en extinción pero también hay que comprenderles humanamente y ayudarles en todo lo posible para que si en el futuro pierden su trabajo por culpa del progreso tecnológico no mueran en la indigencia (ella ha comentado un caso) y puedan reciclarse en cualquier otra actividad que les guste y relacionada con la cultura.

Ella ha terminado su participación en este hilo citando el Art. 170 del Código Penal. Tengamos cuidado. Sabemos que existen abogados que demandan a alguien penalmente sabiendo que su demanda no prosperará pero que pueden hacerles pasar un mal rato a los demandados (un mal rato que puede prolongarse por años). La estrategia consiste en esos casos en obligar al juez a sumergirse en una montaña de papeles que estará obligado a leerse.

164
Martin Casas
06.01.2010 a las 04:56 Permalink

Amigos, nos equivocamos de enemigo.

El enemigo se llama PSOE.

Es el PSOE quein en pago por lso favores del NO a la guerra y lo de la CEJA, está pagando con dinero de TODOS publicidad y votos.

Si todos los que estamos aquí dejamos de votar PSOE, os JURO que echan marcha atrás y se paraliza.

No culpemos a los músicos o actores o la SGAE… sino a su JEFE, a quien le da nuestro dinero, osea, ZP y su PSOE.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens