El Blog de Enrique Dans

Consejos para exámenes con portátil

Escrito a las 10:51 am
64

examenMe envía Juan, de Blogoff, una noticia acerca de los estudiantes daneses, que podrán utilizar Internet en sus exámenes, y la verdad es que me resulta un tema muy interesante porque llevo ya bastante tiempo haciéndolo así, y lo estimaba algo mucho más habitual. Obviamente, mi experiencia no es completamente homologable porque yo lo tengo mucho más fácil al trabajar con personas adultas y con actitudes de enorme automotivación hacia lo que hacen en clase, pero llevo más de tres años haciendo eso mismo: solicito a mis alumnos que lleven su portátil a clase – la práctica totalidad de los estudiantes en IE Business School tienen un portátil, y en ocasiones, si tienen problemas en ese momento o no pueden acceder a uno, recurro a una o dos máquinas del parque de préstamos del Departamento de Informática – y les permito utilizarlos durante el examen. A tal efecto, abro una cuenta de correo en Gmail con una dirección propia para ese grupo, le pongo un auto-reply de comprobación, le retiro los snippets de texto y las noticias sugeridas,  la proyecto en clase, y pido a los alumnos que envíen a ella sus exámenes.

El resultado, ya con más de tres años de perspectiva, es sumamente positivo. En algunas clases se discute a qué recursos pueden o no pueden acceder durante el examen: lo normal es que os propios alumnos convengan en utilizar cualquier recurso, excepto comunicación con terceros, es decir: no páginas de chat, no GTalks o Messengers, no Skype, etc., algo que puede controlarse sin demasiada dificultad. Mi idea, sin embargo, es acabar permitiendo incluso ese tipo de usos: el conocimiento de las personas es un recurso más, y se trata de aprender a gestionar el tiempo y el esfuerzo que cada uno está dispuesto a invertir en interactuar con terceros.

Obviamente, la clave está en el tipo de examen: se trata de solicitar a los alumnos que tomen decisiones y emitan juicios de valor personales, de solicitar conceptos rodeados de una argumentación coherente. Por supuesto, se les pide que identifiquen las fuentes utilizadas, lo que en cualquier caso se comprueba posteriormente mediante el uso de Turnitin. En la mayor parte de los casos, los exámenes, como los casos utilizados en clase, simplemente no tienen solución: los conceptos que el alumno afirma o niega “se sostienen si tienen patas”, es decir, si la argumentación y el análisis utilizados son adecuados. Es ahí, y no en la mera “captura” de información donde se evalúa la competencia de un alumno, al que ponemos en una situación completamente natural: la de tener que tomar una decisión o emitir una opinión en un tiempo restringido, pero pudiendo acceder a las fuentes a las que podría acceder en su vida real desde una empresa.

¿Consejos? Gestionar bien el ancho de banda: no es lo mismo un aula con WiFi, que un aula desde la que treinta o cuarenta alumnos intentan acceder con prisa a los mismos recursos. Igualmente, puede ser recomendable utilizar un proxy y monitorizarlo en caso de dudas, lo que incluye por tanto solicitar a los alumnos que no utilicen conexiones externas (modems 3G, etc.) En el examen, se recomienda proveer unos cuantos enlaces iniciales – mi experiencia es que el examen acaba teniendo un formato parecido al de una entrada en un blog – y hacer preguntas relativamente concretas, pero que pueden contestarse bien una a una, o bien de forma menos estructurada si el alumno lo prefiere. Yo suelo utilizar una extensión recomendada de dos hojas para una hora y media de examen, y pedir a los alumnos que salvo que utilicen diagramas o esquemas, se limiten a entregar el examen en el cuerpo de texto de un mensaje de correo, en lugar de utilizar ficheros adjuntos que dificultan mi tarea posterior de corrección.

Mi experiencia con este tema, repito, seguramente no homologable a otros contextos y tipos de enseñanza, ha sido verdaderamente buena: los alumnos no suelen quejarse en absoluto, y normalmente perciben la experiencia como algo positivo. En alguna ocasión he experiementado también otra modalidad: en examen en vivo. Un invitado acude a clase, da una charla de quince minutos en la que situa un contexto, y pide tres consejos a la clase, que tiene a partir de ese momento una sesión de preguntas y respuestas de unos diez minutos, y una hora más para responderlas, con cualquier recurso que la red ponga a su alcance. No es especialmente sencillo de organizar, pero las evaluaciones de los alumnos han sido en este tipo de casos todavía mejores.

¿Otras experiencias en este sentido? Las noticias de Dinamarca me han resultado interesantes, pero estoy completamente seguro de que ese tipo de cosas son algo que, por pura lógica y sentido común, más gente lleva tiempo haciendo…

8 trackbacks

[...] Consejos para exámenes con portátil, de Enrique [...]

[...] Cuenta Enrique Dans a este respecto su método para evaluar a los alumnos del Instituto Empresa en ‘Consejos para exámenes con portátil’: “En la mayor parte de los casos, los exámenes, como los casos utilizados en clase, simplemente [...]

[...] Consejos para exámenes con portátil [...]

[...] de Enrique Dans: Blog Enriquedans Etiquetas: Estudiantes daneses, exámenes, usar [...]

005

[...] 15 Maio 2009 by Vitor Hoxe leo no blog de Enrique Dans un artigo no que explica modo en que este fai os exames ao seus [...]

[...] y estudiantes daneses que podrán usar internet en los exámenes. Enrique añade unos consejos para adoptar esta [...]

[...] hace. Inevitable. El día que sea posible que admitan PCs en los exámenes quizá vayan bien estos Consejos para exámenes con portátil de Enrique Dans; será para cuando los nativos digitales lleguen a puestos de responsabilidad, [...]

[...] Consejos para exámenes con portátil, de Enrique [...]

56 comentarios

001
Pepe
14.05.2009 a las 11:49 Permalink

Hola,

Soy profesor por horas en una escuela (privada) de ingeniería industrial. Doy clase de programación de microcontroladores y sistemas digitales industriales. Los exámenes de laboratorio se hacen en un puesto de PC conectado a Internet con la tarjeta de desarrollo correspondiente.

Pueden utilizarlo TODO, todo lo que quieran. Salvo herramientas colaborativas, claro. Al final, yo reviso personalmente el funcionamiento y luego me envían a una cuenta de Gmail el código que han escrito para llegar a la solución del problema propuesto.

¿La experiencia? Muy positiva. Para mi, un ahorro considerable en labores de vigilancia y una mejor gestión de los exámenes. Para los alumnos, una experiencia mucho más cercana de un entorno real de trabajo (un problema y acceso a información).

Te copio el detalle del auto-reply. Aunque es trivial, no había caido.

Saludos :-)

002
kiki
14.05.2009 a las 12:04 Permalink

Examenes con portátil!!! definitivamente me estoy volviendo viejo.

003
Perro
14.05.2009 a las 12:29 Permalink

Si en los exámenes se pide argumentar en vez de demostrar conocimientos, se puede dejar un portátil, conexión a internet, acceder a material… Eso se puede hacer a niveles altos (en Universidad, Máster…) pero no en institutos.
Tal y como está planificada la enseñanza hoy en día, en los exámenes de primaria y secundaria lo que se pide es demostrar que sabes cosas, más que que tienes destrezas en la búsqueda de información. Para hacer estos tipos de exámenes sería necesario modificar por completo la metodología que se usa en clase, y es algo que a ni siquiera a medio plazo creo que se podría hacer. Los conocimientos informáticos del profesorado son bastante bajos (y en algunos casos nulos), y no solo en profesores mayores, a punto de jubilarse, sino también en algunos profes jóvenes con la oposición recién acabada (y lo digo con conicimiento de causa porque soy profesor de nstituto).

Es verdad que la sociedad está cambiando, y cada vez más lo que se pide es saber encontrar información (por ejemplo en Internet) antes que memorizar conocimientos, pero creo que es necesario que se sigan aprendiendo cosas de memoria, al menos un mínimo. No hacerlo, suponer que todo se puede acabar buscando ahora que Internet está cada vez más presente en nuestras vidas, sería equivalente a no enseñar a sumar, multiplicar… argumentando que siempre puedes tener una calculadora a mano (por ejemplo en el móvil).

004
Angélica
14.05.2009 a las 12:42 Permalink

Decididamente, tus exámenes han sido de los más divertidos que he hecho nunca. Sin respuestas prefijadas, sin preguntas prefijadas, con casos entretenidos, reales y complejos…

Lo del portátil en el examen es como lo de los apuntes, si no sabes dónde buscar y/o no tienes un mínimo de sentido común para discriminar entre la información que manejas, no sirve para mucho. Al fin y al cabo se trata de formar personas para trabajar en un entorno real, donde sí tendrán acceso a la red o la los libros, con tiempo limitado para hacer consultas.

005
Angélica
14.05.2009 a las 12:46 Permalink

@Perro En Francia los exámenes de matemáticas se hacen con calculadora desde bien jóvenes. Argumentan que lo importante es saber plantear un problema, y no perder el tiempo en hacer las operaciones. Al final, ¿cuántas raíces cuadradas se hacen en una vida? En caso de necesitar hacer cálculo mental rápido más tarde, suponen que ya aprenderán, o tendrán siempre una calculadora en el bolsillo, pero asumen que es mucho más importante saber pensar que saber sumar, y en eso estoy de acuerdo.

006
Gorki
14.05.2009 a las 12:59 Permalink

Precisamente el sábado cenaba con un profesor jubilado de Masrters que me contó que al principio del curso informaba a los alumnos que el examen consistiría en contestar la pregunta que ellos mismos eligieran, pero que les avisaba que el valoraba tanto la pregunta seleccionada, como la contestación, que logicamnete traían hecha de su casa.

Indudablemente el diferente enseñar y calificar a gente que quiere aprender, que hacerlo con gente que lo que quiere es conseguir una titulación.

Yo, un poco en broma, digo que al nacer, junto con la partida de nacimiento, nos debían dar un titulo académico, para así tener toda la vida para aprender la profesión.

007
Danariel
14.05.2009 a las 13:27 Permalink

Si bien es cierto que, en la sociedad informatizada de hoy en día, tenemos al alcance de la mano una calculadora (o cualquier maquinita que nos permita agilizar algunas tareas), yo creo que es necesario que una persona sepa realizar un mínimo de operaciones matemáticas (por ejemplo).
El desarrollo del cerebro se basa en el uso que se le da y, las matemáticas (entre otras habilidades mentales), ayudan a este desarrollo.
Si lo único que sabemos hacer es pulsar teclas para introducir una determinada operación (que copiaremos previamente de un manual, /modo irónico on “para que aprenderla de memoria” /modo irónico off) al final no sabremos comprobar si el resultado es correcto, o si el planteamiento es correcto.
Hay conocimientos que nos pueden ser de utilidad en infinitas ocasiones en la vida y nunca se sabe cuando serán necesarios.
Por mi propia experiencia, agradezco enormemente que de pequeño me obligaran a rellenar esos cuadernillos naranjas para aprender a sumar, restar, escribir, etc…
Utilizar las herramientas está bien cuando ya sabemos hacer la acción

“Si nos diesen un cochecito eléctrico de bebes en vez de enseñarnos a gatear, nunca sabríamos lo que es andar”

Un saludo

008
Jorge
14.05.2009 a las 13:35 Permalink

¿Ha suspendido alguien tus exámenes Enrique Dans?, ¿Cómo le demuestras a un alumno que reclama tu corrección que le has quitado puntos en una determinada parte del examen?, Si la calificación discurre de 0 a 10, ¿cómo se pueden comparar dos exámenes de alumnos que tengan la misma nota según tu método de corrección de exámenes?. Sería importante que describieses estos puntos.

009
Enrique Dans
14.05.2009 a las 13:37 Permalink

#8: sí, por supuesto, suspende un 5% de la clase sí o sí (método de curva normal). Los suspensos se deben en general a incoherencias, a problemas de comprensión de los conceptos, a asociaciones inadecuadas, etc. Te aseguro que no generan demasiada discusión, es más, cuando señalas los problemas, se ven de manera bastante obvia.

010
Jorge
14.05.2009 a las 13:38 Permalink

Me parece positivo que comentes tu método justo en este momento en que parece muy posible que la Educación cambie radicalmente en España. La potencia transformadora de Internet, de la Informática y sus técnicas revolucionaran las técnicas pedagógicas y educativas.

011
Enrique Dans
14.05.2009 a las 13:42 Permalink

#10: gracias por abrir ese melón, Jorge, porque me preocupa seriamente. Mi impresión es que se están haciendo las cosas en la secuencia incorrecta: primero pones los ordenadores, después cualificas su uso, o ni siquiera lo haces. Lo fundamental es primero cambiar el método, cualificar a los profesores para que adapten sus métodos, y por supuesto, usar los ordenadores para lo que son, no para vender libros de texto cerrados. Lo que estoy viendo de ese plan me está intranquilizando bastante, y de verdad, de verdad, de verdad que no es criticar por criticar ni pretendo atacar a nadie…

012
qwerty
14.05.2009 a las 14:14 Permalink

Mientras estudiaba la carrera en la mayoría de asignaturas podíamos llevar material de consulta al examen.

En algunas podías llevar solo un A4 con las formulas que quisieras por las dos caras, sin nada de texto.

En otras todo lo que tu quisieras o pudieras llevar. Supongo que en estas, si se hiciese ahora (Entonces internet estaba allí pero era difícil verlo en la universidad) podrías llevar un portátil sin problemas.

Esta claro que el objetivo de la enseñanza es aprender a razonar o deducir ciertas cosas a partir de la información que te dan. Cómo en el mundo “real” nos encontraremos con toda la información que queramos, el objetivo esta claro, no es aprender a vivir sin información sino aprender a sacarle el mejor partido en el mínimo tiempo posible. Es por eso que me gusta mucho la idea y la comparto al 100%.

Lo que también es cierto es que, al menos para mi, en aquellos casos en los que me había preparado bien la asignatura y había procesado la información durante el curso., durante el examen apenas hacía consultas a todo lo que llevaba conmigo, ya que estaba totalmente asimilado. El ser consciente de esto durante el examen me producía mucha más satisfacción que la nota que venía después.

Y ahora para polemizar un poco, ¿El 5% suspende si o si independientemente del nivel? ¿O si tienes una clase brillante pueden llegar a aprobar todos? ¿Y si son unos negados (Difícil reconocerlo públicamente en un MBA), suspendes a más del 5%?

013
Lobodormido
14.05.2009 a las 14:58 Permalink

Yo ahora mismo estoy de alumno en un CFGS de Desarrollo de aplicaciones informáticas, y todos tenemos la obligación de usar portátil en TODAS las clases (y obviamente en todos los exámenes, salvo los que sean escritos, y aún así por ejemplo en inglés se permite el uso del corrector de Word y Internet para la parte de “writing”).

Nos obligan a desconectar el Bluetooth de forma física (cosa imposible en mi caso, por mi MacBook) y hay un proxy que controla la Wi-Fi para evitar el uso de ciertas aplicaciones (véase MSN Messenger, Adium, etc).

La conclusión es que los conocimientos se tienen o no, de hecho la nota media es inferior al cuatro (vaya que más de la mitad de la clase tendrá que repetir alguna asignatura o al menos ir a recuperaciones de junio).

Para mi es el futuro, y es muy beneficioso. Porque ahorra el tener que llevar encima cincuenta libros, tienes referencias rápidas, es similar a la realidad profesional que se tendrá (en mi caso, ningún programador escribe código sin referencias, no puedes aprenderte un listín telefónico).

014
Sergio Meza C.
14.05.2009 a las 15:10 Permalink

Enrique:

El año pasado impartí una clase para alumnos de Diseño de la Universidad de Valparaíso (Chile), 2º año. Se llamaba “Cultura y Diseño”, y dentro de ella se podía abrir el mundo del diseño desde los puntos de vista más amplios y libres. Utilizaba la sala de computadores del Campus, y efectuaba mi clase interactuando con los alumnos, evitando utilizar los “powerpoint” típicos, donde se estructura la informacion y referencias de un modo preconcebido, las que quedan fuera de tiesto a la primera Buena Pregunta de algún alumno (las que valorizaba mucho).

Los computadores se deben usar no solo en lo que dices, sino que antes también, para aspirar a que durante la clase se produzca conocimiento nuevo, fruto del trabajo interactivo tomando todo lo que el mundo tiene a disposición de todos y cada uno.

Típica pregunta: ¿pero Picasso no era solamente cubista y esa era toda la valoración que de él se hace? (invento esta pregunta); respondía busquen “Picasso, período azul” o “Picasso dibujos” o “PIcasso cabeza de toro sillin de bicicleta”.

De inmediato teníamos cientos de ejemplos para discutir, y de la discusión, con suerte y afortunada estimulación surgían observaciones originales, de las cuales me aferraba para seguir con la construcción, también “original” (o a eso apuntaba) de un discurso hecho entre todos, pero conducido por el profesor.

015
kiki
14.05.2009 a las 15:17 Permalink

Si los examenes son con portatil, si eligen la pregunta que quieren, si contestan lo que le sale de los huevos al final es todo subjetivo, vamos, un puro cachondeo.
Es lo que tiene pagar 50k , igualito que los examenes castrenses de la UPM que aprobaba ni un 2%!.
Esto de los examenes con portátil tiene nombre es un camelo.

016
danyelon
14.05.2009 a las 16:05 Permalink

Gente, se que no tiene que ver con el post, pero ayer vimos la película Angeles & Demonios (no había leído el libro) y al comienzo se muestra con mucho detalle como funciona el Generador de Hadrones del CERN cuando colisionan protones contra protones y me pareció interesante ver como es todo el proceso del generador de una forma entretenida.

Se que seguramente han tenido que resumir TODO el proceso a no mas de 30 segundos de animación, pero me quedó una duda que SEGURO tu debes saber mas que ningún otro blogger:

¿El generador trabaja de ese modo?
¿Se “guardarían” las partículas resultantes en algún lugar?
¡¿Hay seguridad en el CERN para ataques?!

ah! La película no es gran cosa, pero entretiene.

017
Pablo
14.05.2009 a las 16:12 Permalink

Da gusto leerte cuando hablas de lo que sabes. La diferencia de claridad es abismal respecto a otros conceptos.

018
Javier
14.05.2009 a las 17:29 Permalink

#16 Tengo la impresion de que hablas de lo que no sabes, o bien tus referentes, como tu mismo dices, son castrenses.

En primer lugar, la calidad de la formación o “nivel” no se mide por los supensos, eso es falaz y perverso, es muy facil dar contenidos sin interacción alguna con el alumno y despues poner examenes para que todos suspendan, eso puede hacerlo hasta el peor profesor del mundo, y de hecho, es lo que siguen haciendo.

Entrar en la economia del conocimiento requiere individuos competentes, no solo en cuanto a conocimientos tecnicos, sino tambien en cuanto a saber ser y saber estar, el manejo de las herramientas de información es vital para esto, y por ello es necesario entrenar creatividad y solucion de problemas, porque para algoritmos tenemos las maquinas.

Por cierto que soy alumno del IE, aunque no de Enrique Dans, a quien no tengo el gusto de conocer, y te puedo decir que no te regalan absolutamente nada, el trabajo es continuo y estricto, y hace falta motivación y entrega para poder cumplir con ello.

019
Verónica Aimar
14.05.2009 a las 17:38 Permalink

Excelente el hecho de comenzar a evaluar razonamientos, tomas de decisión, priorización, comparación, crítica, redacción y exposición.

A través de un examen con la utilización de casi todos los recursos online, la famosa teoría de aula es hoy mucho más cercana a la realidad de ejercer profesión.

Al motivar la participación, el análisis y el compromiso personal en la toma de decisión, también se forma al ser humano, junto al profesional.

Me gustó mucho este post Enrique. Un cordial saludo.

020
Belén
14.05.2009 a las 17:56 Permalink

Mi experiencia:

Año 2006, Cass Business School (City University of London): exámenes parciales a través del Campus Virtual. Asignatura de Finanzas. Los tests eran fáciles, y no hacía falta más que pensar un poco y haber seguido la asignatura, estudiando razonablemente. Podíamos usar cualquier recurso, porque los hacíamos desde casa. Yo los hice casi todos con un compañero de Erasmus y nos decíamos las respuestas. Casi siempre estábamos de acuerdo, pero cuando no era así, por un fallo de cálculo o entender mal la pregunta, nos dábamos cuenta, pensábamos un poco más y llegábamos a conclusiones sólidas. Así, tuvimos 100% de aciertos en todos los tests. Sin colaboración, hubiera sido 90% más o menos. En la vida real, también se funciona en equipo, y se aumenta la productividad con sinergias…

Año 2007, ESCP-EAP (campus de París). En Finanzas Internacionales, el examen era con una chuleta de un folio donde podíamos escribir todo lo que quisiéramos de teoría. (nada de ejemplos prácticos). La seguridad de saber que lo importante es entender y no memorizar nos daba mucha ventaja para poder tener la mente concentrada en lo importante. En este caso, totalmente individual, pero con resultados muy buenos. Aprendí mucho y se reflejó también en el examen.

En la misma escuela, para Análisis Financiero, nos dejaban llevar al examen cualquier material, incluido el portátil, con Internet. Las preguntas eran de razonar, con casos prácticos. Mensajería instantánea prohibida, pero sin restricciones técnicas, confiando en el alumno. (me consta que había gente que se mandaba emails con links e información). Igualmente, mucho más instructivo que un examen de soltar lo aprendido de memoria sin aplicar a la vida real. El hecho de poder usar cualquier material demuestra que el alumno puede seleccionar lo que es relevante y lo que no, al tener una base de datos mucho más amplia. Se pueden poner ejemplos, comparaciones con otros casos, fundamentación “histórica”, etc.

Año 2008, LSE. Asignatura de Marketing. El examen no era con libro ni materiales. (dejan un diccionario los 5 primeros minutos, nada más). Pero las preguntas eran de pensar, relacionar conceptos, etc. Lo importante era usar la cabeza y dar un enfoque tal que usando los conceptos teóricos y el sentido común, se pudiese argumentar, con ejemplos reales, cultura general, ingenio y demás herramientas y habilidades necesarias en un ambiente empresarial, se respondiese con puntos de vista lógicos y pensados. Usar un portátil hubiera sido complemetario y útil, porque el esquema de examen es como el que me parece que se plantea en la entrada. (y es el estilo que creo que mejor funciona tanto para aprender, como para demostrar que se ha entendido y aprendido la materia)

Año 2008/2009, UCM, Asignatura de Filosofía del Derecho: exámenes parciales y finales todos ellos a través del Campus Virtual, en nuestras casas, con libros y todo lo demás sin restringir (internet, y mensajería instantánea). Tests + preguntas de desarrollo cortas. En este caso, aunque era de comprender lo estudiado, creo que le fallaban un poco los planteamientos al profesor, porque, al menos en mi caso, en muchos de los exámmenes sacaba igual nota hubiera estudiado o no. Soy como Jack Bauer sacando información de textos recopilados y Google. Aunque el problema principal para el alumno es que se da poquísimo tiempo para responder, y así se intenta evitar que no tenga que haber estudiado, los que somos buenos buscando información estamos en una posición de ventaja con respecto a los otros, así que no se valora bien el hecho de dominar la asignatura en sí. A pesar de ello, la experiencia ha sido positiva.

021
kiki
14.05.2009 a las 18:00 Permalink

20# Año 2009. Examen PMI (Project Management Profesional). Centro Thomsom Prometric de la Universidad Europea de Madrid.
No se puede entrar ni con folios ni con calculadora y se tiene 4 horas para contestar 200 preguntas. Al final tienes que entregar los folios y el boligrafo que has usado para enviarlo a EEUU.
ESO SI ES UN EXAMEN, como todos los que tenemos que CERTIFICARNOS. El resto SON POLLADAS.

022
kiki
14.05.2009 a las 18:05 Permalink

18# Vengo de una ingenieria superior donde aún si te estudiabas todo lo normal es que te suspendieran.Casi todos mis compañeros que entraron conmigo no lograron terminar la carrera, porque en la universidad pública en las ingenierias tiran con balas de verdad, no como en las privadas que es de coña. Me costó sangre, sudor y lágrimas terminar la puta Ingenieria. Ahora que tengo 40 años no me alcanza la pasta que me pagan como ingeniero me dedico a dar clases de Fisica y Matematicas. El nivel es pésimo pero lo peor es la actitud ante los examenes y ante el esfuerzo de la peña.
Creo en los exámenes tipo Oficial y Caballero y en estudiar dejándote las pestañas. No creo en las polladas modernas. Esa es mi opinión. Quizá se pasaron conmigo en la Politécnica, al fin de cuentas dicen que los maltratadores cuando son pequeños les han maltratado…:)

023
Belén
14.05.2009 a las 18:17 Permalink

@kiki Yo tengo también experiencias de “te lo comes” y estoy en una universidad pública haciendo exámenes de empollar libros de más de mil páginas (de los de memorizar a secas). Estoy bastante curtida en los dos tipos de sistema y puedo afirmar sin ningún género de dudas, que he aprendido mucho más cuando la atención se ha centrado en comprender y usar otras cosas además de los conceptos teóricos.

El problema es la titulitis. A mi me importa bastante poco si aprendo o no en una de mis dos licenciaturas, concretamente, la de Derecho, porque sé que no voy a usarla en mi vida profesional. Pero en la otra (ADE) lo que quiero es aprender, y casi me da igual que me den el título o no. Quiero valer, porque cuando monte mi propia empresa, lo importante no será el título que pueda colgar en la pared, sino haber aprendido a solucionar problemas reales, con recursos reales. Internet es real y el que no lo sepa usar hoy en día anda muy perdido; le falta el manejo de una herramienta clave en este siglo.

Por otro lado, como yo lo que quiero es trabajar en UK, y ahí van mucho más a que des resultados y demuestres talento y si no, no hay miramientos para despedirte, creo que es importante aprender a conseguir lo que sea con los medios que, lícitamente, estén al alcance de cada uno.

024
qwerty
14.05.2009 a las 18:18 Permalink

#22 Yo vengo de lo mismo que tu y lo veo totalmente diferente, el aprender “por cojones” hace tiempo que se ha acabado.

No hay que aprender sino comprender. La memoria se pierde pero la capacidad para razonar siempre esta allí.

Cualquier examen como los que plantean aquí sirve para que demuestres tu capacidad de razonar nuevos conceptos ya que la información (Lo que podrías guardar en la memoria) están siempre disponibles (Libros, compañeros, internet, …)

De hecho, de aquellas asignaturas en las que me hicieron memorizar recuerdo más bien poco, mientras en las que tuve que razonar aún hay muchos conceptos que tengo presentes.

025
santokaos
14.05.2009 a las 18:19 Permalink

Hombre, no se han hecho a veces examenes con los libros en la mesa,… todo es proponerlo.

http://paradosomas.es.tl

026
Ender
14.05.2009 a las 18:43 Permalink

Kiki, de acuerdo contigo al 100 por 100. Los que hemos pasado por la UPM en los años 80 sabemos lo que es un examen de verdad.
Para mi, lo que Dans llama examen, no deja de ser una práctica que se hace en el aula, en vez de hacerla en casa. Con un ratio de suspensos del 5% el examen es un mero tramite.

Saludos.

027
juan lucas
14.05.2009 a las 19:14 Permalink

#21 plas plas plas
sí señor.

028
Coubert
14.05.2009 a las 19:30 Permalink

Es evidente que esta propuesta es válida para evaluaciones que no sean dentro del ámbito del colegio o instituto, y sí para exámenes en empresas y realizados a eprsonas adultas. Un niño o adolescente lo primero que debe saber es aprender a escribir, y la mejor forma de evaluación es la llevada a cabo toda la vida, la escrita. Pero sí, para casos `superiores’ es una gran alternativa.

029
Koko
14.05.2009 a las 19:55 Permalink

#22, “Quizá se pasaron conmigo en la Politécnica, al fin de cuentas dicen que los maltratadores cuando son pequeños les han maltratado…:)”

Esa última frase tal vez, sólo tal vez, sea una señal de que todavía puedes redimirte y salir del “lado oscuro de la fuerza”.

Que la suerte te acompañe.

030
JLP
14.05.2009 a las 21:31 Permalink

Don Enrique, muy interesante su experiencia, obviamente no es homologable en el sistema educativo general, por los motivos que alude –un alumnado adulto y motivado-, pero, en cierta medida, su experiencia personal y otras similares son las van a abrir el melón de la transformación que deberá sufrir el sector de la enseñanza y educación, en todos sus niveles, para el siglo XXI.

031
kiki
14.05.2009 a las 21:43 Permalink

23# A mi me caen muy bien los ingleses, con sus bufetes de piratas, sus fish and chips, etc. Lástima que como no tengas un acento “posh” te considerarán tontica.
Coincido contigo con el tema de la titulitis, pero es que en este país no hay solo titulitis, lo que hay más es apelliditis . Si tienes un apellido compuesto, con guión, con un apellido extranjero y otro español largo con un de por medio seguramente te irá mejor que con un titulo de una universidad pública.
Siento ser tan “talibán” :) pero las dioptrias que gané en la Politécnica quemándome las pestañas merecen un respeto.

032
Escribano
14.05.2009 a las 22:41 Permalink

La idea es innovadora, pero obviamente habrá materias en las que este tipo de prueba sería contraproducente. Imagino que en el caso de la disciplinas científicas esto no es muy probable.

033
Agustín
14.05.2009 a las 23:10 Permalink

Hacía ya bastante tiempo que no comentaba por aquí, Enrique. Pero ya que llevo unos años haciendo algo parecido a lo que comentas, creo que puede ser interesante compartirlo.

En mi caso, tengo un dominio con las Google Apps (versión educacional) instaladas. Cuando comienza el curso doy a cada estudiante una cuenta para que la utilice a su discreción durante todo el periodo lectivo. Redacto el examen en Google Docs y, llegado el momento de la prueba lo comparto con todos ellos (un click). Les pido entonces que guarden una copia del examen (para no trabajar todos al mismo tiempo sobre el documento original) y que compartan esa copia conmigo.

A partir de ahí tienen hora y media para resolver el examen en el propio documento, con todos los recursos de la red a su disposición. Es decisión suya la distribución de tiempo y recursos. Tampoco prohíbo mensajería instantánea ni comunicación con terceros, aunque por alguna razón hasta la fecha todavía no la han usado. Y ya está. Me encuentro con todos los exámenes en mi panel bien ordenaditos, listos para ser corregidos y calificados. Ellos mismos pueden ver las correcciones a posteriori, porque siguen siendo los ‘dueños’ de ese documento.

Alguien podría decir que con este mecanismo es posible para el estudiante ‘modificar’ el exámen, incluso modificar la corrección o la calificación. Técnicamente sería posible, pero en la práctica no, puesto que Google Docs guarda registro de todos los cambios: cualquier cambio realizado por el alumno después de la hora de fin de examen acarrea suspenso. Otra posibilidad que también tanteé es la de, en el momento de ‘entregar’ el examen, pedir al alumno que ‘borre’ el examen de su panel, quedando copia en el mío y sin posibilidad de moficación por su parte.

Con respecto al tema que se ha debatido más arriba sobre la ‘dureza’ de los exámenes… yo también he estudiado una ingeniería en un centro politécnico y he vivido lo que comentan. Los exámenes eran una lotería, y su resultado no necesariamente tenía correlación alguna con el esfuerzo o dominio de la asignatura por parte del estudiante. Y quizás precisamente por haberlo sufrido prefiero ahora otro tipo de exámenes. Sinceramente, prefiero los sistemas de evaluación orientados a comprobar que el alumno ha aprendido algo en lugar de si el alumno ‘se sabe’ algo. Pero vamos, no deja de ser mi opinión, tan buena o tan mala como cualquier otra.

Por cierto, Enrique… ¡feliz cumpleaños!

034
Javier
14.05.2009 a las 23:41 Permalink

#22 Verás, sin animo alguno de ofenderte, se que es dificil sacar a los ingenieros y carreras afines de este tipo de concepción de la evaluacion y la enseñanza.

Entiende que un sistema donde hay unos objetivos, se tratan unos contenidos y la unica forma de evaluacion es un examen final donde el nivel de dificultad esta tan elevado o inflado hasta el punto en que no se da importancia alguna a los aspectos procesuales del aprendizaje, es un sistema viciado

¿Eres mejor ingeniero porque te suspendan sin motivo?

Respecto a los que estan en contra de las “modernuras” y los examenes por ordenador, os digo, espero que tambien hagais vuestro propio fuego y caceis vuestra propia comida, poruqe al fin y al cabo es mas o menos lo que proponeis conceptualmente.

035
Jejeje
15.05.2009 a las 00:02 Permalink

Yo soy Ingeniero en Informática y estoy totalmente en contra de los exámenes con ordenador y/o con Internet. Si aplicamos este método de los contactos y de que otros den la información, alguien tendrá que ser el que la genere. Con este razonamiento el señor Gil y Gil descanse en paz, era la persona más sabia del país porque tenía acceso a todo tipo de información, informes y asesorías por manejar gran cantidad de dinero. Una cosa es tener acceso a información y otra bien diferente es tener la capacidad para generarla, comprenderla y crearla. Un examen por ordenador con acceso a Internet sólo garantiza que sabemos copiar muy bien, a la hora de evaluar a una persona no aporta nada, pero si aporta una gran cantidad de ruido. Eso de que se restringen los chats y demás será coña, porque hay mil y una manera de eludirlo… y de que ni dios sepa lo que estás haciendo.

036
Anónimo
15.05.2009 a las 00:02 Permalink

Como todo en la vida, en el punto medio está el equilibrio. Es bueno usar el ordenador en determinados niveles. Lo que no se puede pretender es ir de moderno por la vida y destrozando lo que funciona por meter un ordenador con calzador. O pretender que un profesional con años dando clases tenga, por cojones, que usar un ordenador si no le hace ninguna falta.

Y desde luego en primaria y buena parte de secundaria donde el alumno tiene que adquirir nuevos conocimientos la memorización es importante. Ya vendrán niveles donde tenga que construir su propio conocimiento pero sobre unos buenos cimientos. ¿Dejamos de enseñar a sumar porque hay calculadoras? Lo único que se está consiguiendo con tanta modernidad es que los nenes salgan analfabetos del cole.

¿Para qué va a aprender a hacer las cuatro operaciones básicas si tiene calculadora?¿para qué va a aprender a escribir correctamente si puede usar un corrector?¿para qué va a memorizar si lo puede buscar en Internet?

Pues por la sencilla razón de que una persona con esas taras es un analfabeto. Y da vergüenza ajena ver a uno de estos críos trabajando de camarero y no saber lo que suman dos tapas y un refresco. O ir a una biblioteca y que el chaval que tienes delante no sepa hacer una búsqueda alfabética en un diccionario. Ni tanto ni tan calvo.

037
Mónica
15.05.2009 a las 00:04 Permalink

Yo estudié una licenciatura en biológicas en Colombia y tuve todo tipo de exámenes, siempre casos, hasta en Cálculo o cualquier otra asignatura de conocimientos básicos, las preguntas siempre se resolvían aplicando el conocimiento aprendido nunca demostrando que te lo habías memorizado pero sí que lo sabías utilizar. En metodologías de examinación lo probé todo durante mi formación, exámenes para resolver en casa (los más jodidos de todos), test de respuesta única, de respuesta múltiple, de contenido tipo blog que tú describes, exámenes con libro abierto, casos que no tenían solución ni siquiera argumentándolos y algún profesor ogro que le daba por preguntarte en el exámen el conocimiento correspondiente al tema siguiente que todavía no nos había enseñado pero que según él con los conocimientos previos adquiridos hasta ese momento era posible solucionar, una especie de preámbulo al tema siguiente, esto particularmente se le ocurría a los ogros de matemáticas. En fin supongo que desarrollo de un pensamiento crítico…. ah y se me olvidaba los exámenes sorpresa…

038
Anónimo
15.05.2009 a las 00:06 Permalink

#33 “¿Eres mejor ingeniero porque te suspendan sin motivo?”

Si el motivo de suspender es un examen duro, el que consiga aprobar SI.

¿La promoción de ingenieros es mejor por ir el profe de buen rollito y poner exámenes fáciles donde aprueba todo el mundo?

NO.

039
Javier
15.05.2009 a las 01:01 Permalink

#38

La cuestion no tiene nada que ver con el buen rollito, cuando doy clase usando plataformas de teleformación y recursos como los que se indican en el post de Enrique siempre hay alumnos que se descuelgan y abandonan porque no siguen el ritmo de la clase, y este porcentaje de abandonos se suele corresponder con el tipico alumno “comeapuntes” que estudia una semana antes del examen

No confundas emplear metodologias docentes basadas en TIC con laxitud y cachondeo, porque no van por ahi los tiros. Si que reconozco que la enseñanza tiene sus nieveles, y no todas las metodologias se pueden aplicar en todos, esto es bastante claro.

Una de las ventajas que nos aportan las TIC es darnos indicadores del proceso de Enseñanza /Aprendizaje, que quede claro, evaluar, no es estrictamente examinar, y pueden hacerse juicios de valor sobre varias cosas, como el trabajo individual, trabajo en pequeño y gran grupo, para discriminar y poner notas. Tambien esto es cuestion de ratios profesor alumno, y de preparacion docente y discente (porque no olvidemos que los alumnos muchas veces prefieren las viejas metodologias que ya conocen y dominan)

No se trata de “ir de moderno” se trata de utilizar las posibilidades que la tecnologia nos ofrece en cada campo, de una manera ordenada, logica y coherente. Nadie se extraña de que un medico utilice las mas avanzadas tecnicas, nadie dice, ¿eso para que?, si con el instrumental de Averroes del año catapum no hace ninguna falta…

Los enfoques conductistas del aprendizaje, e-r-e-r-e-r son, con lo que sabemos hoy en dia acerca de la cognicion humana y las teorias del aprendizaje, absolutamente medievales, y deberian ir desapareciendo en pro de la interaccion y la diversidad metodologica.

040
Mario
15.05.2009 a las 03:42 Permalink

Yo recuerdo haber sido objeto de dos tipos de evaluación distintas. Al momento de ingresar a la Universidad con un examen igual para todos de 200 preguntas y límite de tiempo, por el cual de 10000 entraban 500, y en el momento de egresar con una tesis, presentada previamente por escrito, que tienes que defender ante tres tipos que tenían 30 años ejerciendo la profesión y que sin necesidad de leer tu ponencia sabían más que tú de lo que habías escrito. En ambos momentos estás sólo y sin muletas electrónicas, confiando ya en tu memoria y tus conocimientos, primero, ya en tu capacidad dialéctica y de convencer, después.

Al leer la entrada me he preguntado en qué forma hubiesen sido distintos estos momentos de haber contado con las facilidades de hoy y en realidad no veo el cómo. En el caso del examen de ingreso, sería claramente impropio estar conectado a internet porque lo que se pretendía evaluar eran tu comprensión lectora, tu razonamiento matemático o verbal, y tus conocimientos generales (lingüística, matemáticas, historia, geografía, etc.) en un ambiente de alta presión. Con una notebook al lado este examen se hubiera convertido en una carrera para ver “quién busca más rápido en Google”. Facultad sin duda muy apreciada pero ajena al objetivo del examen. Respecto al examen de tesis pues mucho menos, con sólo 15 minutos para venir, ver y vencer y luego tener que absolver inmediatamente una batería cruel y despiadada de preguntas no puedes quitarle los ojos a tus examinadores para ponerte a ver ninguna pantalla. El solo intentarlo delataría inseguridad o ignorancia, ya que, en este tipo de examen, se sobreentiende que estás seguro de lo que afirmaste para lo cual te conoces el tema por los cuatro costados. Lo que se evalúa allí es si estás listo para hacer lo mismo ante la Tercera Sala de la Suprema o ante el Directorio de un Banco.

Por más que considere la internet una herramienta utilísima para las comunicaciones y la búsqueda de información, al menos en el momento preciso de examinar se me hace innecesaria o hasta entorpecedora (como en el caso expuesto de tener que evitar los chats), a menos claro, que lo que acabemos evaluando no sea la capacidad o conocimientos del alumno sobre una materia dada, sino su capacidad de abordar dicha materia utilizando los recursos de la red. Dos cosas totalmente distintas en principio.

Por ejemplo, en la descripción que ofrece Enrique de un examen online, si bien afirma no evaluar la captura de la información sino el uso de la misma, me parece que la “buena” o “eficiente” captura de la información ya es parte integrante del examen, nos guste o no, y que si esta no se realiza bien, ya no habrá argumentación o análisis sustentable. De tal manera que con esta metodología podríamos desaprobar a Vicens Vives en el curso de Historia Medieval Española, o a Dámaso Alonso en Literatura del Siglo de Oro, porque los pobres no sabrían ni cómo usar un mouse.

La pregunta que me queda es cómo hace Enrique para desligar el buen conocimiento y uso de las herramientas de la red (que bien podrían configurar un curso aparte, prerequisito para todos los demás), de la capacidad del alumno para adquirir y manejar conocimientos propios de la materia que imparte. O si por el contrario, para profesores como Enrique ya no existe ninguna distinción y el buen uso de la red está sobreentendido en sus clases, como podría estarlo una buena ortografía o el dominio del inglés (y Vicens Vicens y Dámaso Alonso estarían bien desaprobados en consecuencia).

041
Jorge
15.05.2009 a las 06:37 Permalink

¿Qué le parecería que algunos padres tuvieran que pagar por los ordenadores portátiles anunciados? Pues mire: http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/computadoras-prometidas-zapatero-seran-todo-gratis/csrcsrpor/20090514csrcsrsoc_6/Tes

042
Ignacio Rodés
15.05.2009 a las 08:30 Permalink

Me licencio este próximo Junio en Administración y Dirección de Empresas por la Facultad de Economía IQS – URL en Barcelona.

Nuestro profesor de Estructura Económica mundial, Santiago Niño -conocido, comentado y también criticado por muchos por su estudio y anticipación de la actual crisis financiera hace más de 5 años atrás http://www.lavanguardia.es/lv24h/20081003/53552573696.html – nos deja utilizar portátil con 100% de recursos en internet desde hace bastante tiempo.

Su asignatura tiene el peor ratio de aprobados en primera convocatoria, debido a que es sin duda la más difícil de la carrera: Estructura Económica Munial.

El tema es: un exámen de 5 horas, con más de 20 páginas de explicación del caso del exámen”. El resultado que espera de los alumnos es una disertación completa acerca del mismo, no sólo con los datos de internet, sino que los alumnos deben aportar todo lo aprendido a lo largo de todas las clases -que no está online- y además aportar ese “valor añadido” personal a la respuesta.

A mi me parece perfecto. Evidentemente no es apto para todas las asignaturas, pero el sistema no deja de ponernos en una situación real.

Ya lo decía Zaryn de Tuenti en la ponencia del IE: “almacenar datos está acabado, hoy en día consigo cualquier dato con Google en 20 segundos. Hoy hay que saber procesar la información y proyectarla”.

A mí eso me parece mucho más productivo para el alumno, y lo he sido hasta estos días.

Añadido: Estoy de intercambio este semestre en una universidad americana y me dicen que aquí muchos profesores también lo hacen así.

043
Ignacio Rodés
15.05.2009 a las 08:37 Permalink

Me olvidaba…

COPY/PASTE es facilísimo de detectar… Así que se pilla rápido al que lo hace.

Además las preguntas en cuestión no son fáciles de encontrar en red. Hay mucho de procesar varios conceptos independientes para luego unirlos, desarrollarlos y defenderlos.

A mi modo de ver: copiar y pegar es absurdo. Y además te pillan fijo.

044
Cristian
15.05.2009 a las 12:18 Permalink

Veo una interesante discusión entre los que están a favor de este sistema y los que están en contra. Personalmente creo que no puede haber una postura única. De entrada depende totalmente de la materia que estés examinando. Para el caso que comenta Enrique, me parece un sistema perfecto. Sin embargo, si se tratara de un examen de primaria de ortografía, por poner un ejemplo, pues creo que es evidente que se tiene que hacer sin ordenador y sin diccionarios. Y si alguien me dice que no es necesario saber escribir bien porque para eso ya tenemos el corrector de Word, entonces apaga y vámonos…
Por lo tanto, creo que hoy en día no tiene sentido aprenderse de memoria de lista de los reyes Godos, pero creo que es indiscutible que ciertos conocimientos básicos se deben aprender de memoria.

Por cierto, Enrique, no he entendido la finalidad del auto-reply en la cuenta de Gmail. ¿Alguien me lo puede aclarar ?

Gracias

045
Miguel A. Tovar
15.05.2009 a las 12:20 Permalink

Hoy en ‘El Mundo’ hablan de Approbo: Una herramienta para ‘cazar’ a quien ‘copia y pega’ http://tinyurl.com/qemrnw

046
jincho
15.05.2009 a las 13:27 Permalink

Creo que la metodología de examen con acceso a todos los recursos de internet no es más que una extensión natural de los clásicos “exámenes con libros y/ó apuntes”.

Me parecen muy interesantes algunas de las cuestiones surgidas en los comentarios. Por ejemplo, parece que pueda ser ideal para pruebas de resolución con el método del “caso”, y de nivel universitario. Pero no parece adecuado para niveles inferiores, ni para asignaturas en las que lo que quiera evaluar sea más “cerrado”. Y no, no todo es evaluable con la metodología de casos abiertos sin respuesta prefijada. Por ejemplo, para adquirir competencia en matemáticas no aplicadas, en el arte de “aprender” a hacer demostraciones, no sería lógico preguntar en un examen por los teoremas de convergencia de series de Fourier, y dejar que el alumno intente una respuesta abierta, no convencional. Igual podría decirse de la Teoría de autómatas y lenguajes formales, donde el caracter constructivo de las demostraciones sugiere aplicaciones de las mismas, por ejemplo, en compiladores. Aprender una demostración concreta de forma correcta formaría parte de los objetivos evaluables, y no veo cómo podría evaluarse eso con alguna respuesta subjetiva ó cambiante de alumno en alumno. ( En el caso de autómatas, se podría evaluar que el alumno ha “capturado” la demostración si puede aplicarla correctamente, pero es que no todas las demostraciones tienen el mismo carácter constructivo).

Respecto a lo que dice kiki de que los buenos ingenieros somos buenos sufridores, seamos claros, a estas alturas ninguno de los que hemos pasado por una Politécnica ( En mi caso, la de Valencia), podemos negar que el prestigio del título depende de las Universidad donde lo has conseguido, y más concretamente de su dureza, al menos en ingenierías. Pero, ¿Eso nos hace mejores ingenieros?. Yo creo que nos hace más resistentes, y muchas veces, lo siento, más, mucho más engreidos. El prestigio del título te lo da la dureza de la Universidad, pero el prestigio como ingeniero te lo has de ganar, y te lo da tu saber hacer, tu know how.

Y por último, una pregunta, Enrique, ¿Porqué examinarlos?. Si la metodología del caso es adecuada durante toda la asignatura, si has llevado un control de su trabajo diario durante el curso, si al final del curso conocves sobradamente las competencias reales de cada uno, ¿Porqué examinarlos?. Dicho de otra forma, ¿Encuentras mucha diferencia entre ese 5% fijo de suspensos, y el 5% de alumnos que a priori, antes de la prueba escrita, tú situarías en la cola izquierda de la Normal?. ¿ Es simplemente la exigencia administrativa de una prueba escrita?. ( Y Dicho sea de paso, me parece que el uso fijo de la cola izq. Normal, podría provocar que algún curso tuvieras que suspender a gente válida y que otros cursos quizás aprobases a zoquetes irredentos…que puede que en promedio se equlibre, pero no me suena correcto)

Saludos.

047
jules
15.05.2009 a las 20:12 Permalink

#11, Enrique, estas intranquilo? ya deberias haberte acostumbrado al terremoto educacional en este pais.
“si todo es azul (esta desestabilizado) nada lo es (vamos que lo normal es que vaya todo como va)” Visconti a lo free

048
Mauricio
15.05.2009 a las 23:48 Permalink

Muy interesante, lo que pasa es que para ese tipo de exámenes se necesitan profesores inteligentes y alumnos que hayan desarrollado un pensamiento lógico. Veo muy lejos el día en que algo así pueda llevarse a cabo aquí en mi país, Cuba, donde la educación va cada dia a peor.

049
cualquiera
16.05.2009 a las 00:07 Permalink

A veces cuando te leo me quedo atonito, a día de hoy la mayoría de las certificaciones (PMP,ITIL,COBIT, BA..) son examenes online.

Parece mentira tu que has vivido en EEUU … todo esto de los examenes online lo tienen muy bien montado… no descubres nada nuevo.

050
Carlitos del Futuro
16.05.2009 a las 01:44 Permalink

Vaya que aun existen buenas y novedosas iniciativas

051
Mario
16.05.2009 a las 03:09 Permalink

#49. Me parece que el tema en cuestión es el uso de la herramienta internet durante un examen presencial y no el cómo te pueden hacer llegar el texto de un examen de opciones, si online o por correo certificado (hace años en efecto que se dan exámenes y se otorgan certificados por correo en los EEUU).

052
Iolanda
19.05.2009 a las 17:36 Permalink

también te hemos enlazado http://www.BEAT.cat. felicidades por el artículo.

053
jessica
20.05.2009 a las 17:04 Permalink

hola al leer estas paginas me parecio muy bonito pero yo quisera saber si me podrian dar consejo de se trata el examen y que temas entra y quisiera que me expliquen mas a detalle y que sea escrita porque aqui en bolivia no se da el examen en computadora sino a pulso …..espero que me entiendan,y muchas felicidades hasta pronto

054
Victoria
10.12.2009 a las 14:54 Permalink

Me parece muy interesante y novedoso, sinceramente, nunca me había enterado de docentes que implementaran este sistema, mucho menos en Sudamérica donde todavía la mayoría de las cosas se hacen a mano, incluídos exámenes y trabajos prácticos. Lo mejor de todo me parece que la institución pueda brindar
asistencia informática para hacer efectivas estas iniciativas. Con suerte aquí contamos con un gabinete de pc desktop :S
Saludos!!

055
JOSE LUIS GONZALEZ PEREZ
24.07.2012 a las 16:55 Permalink

Me parece muy interesante todo lo comentado en el foro, creo que cada uno aporta su opinión, que es como el que tiene boca, todo el mundo tiene una. Vayamos a lo serio. Es imposible comparar países con métodos docentes y responsabilidad del alumnado nada extrapolables a la realidad de España por ejemplo. Soy el responsable de la titulación de Medicina de una Universidad, dejemos el nombre a parte, soy médico y aficionado a la informática, y lo de aficionado es para no herir la sensibilidad de tanto ingeniero llorón. Entiendo que debemos adaptarnos a las nuevas tecnologías, esto es imparable, pero en Medicina tanto la toma de decisiones como la necesidad de demostrar conocimientos es fundamental, es decir, hay que demostrar conocimientos para generar credibilidad entre colegas y compañeros de diferente titulación, como enfermeros/as, pero también hay que saber razonarlos y deducirlos. Si alguien quiere libros gordos o que se puedan vender al peso, que vea los de Medicina, pero no se trata de eso, sino de conseguir un método de evaluación justo, equitativo, reproducible y también evaluable, es decir, que el método debe ponerse también bajo examen. No creo que deban facilitarse los recursos de Internet, simplemente porque en el trabajo vayan a tener acceso a ellos. Cuando está delante de un paciente crítico, o en una consulta, o en un quirófano, hay que tener conocimientos y también saber tomar decisiones. ¿Cómo evaluarlo?. Está claro que un único método es ineficaz, hay que evaluar conocimiento y hay que evaluar capacidades o habilidades. En Medicina se está poniendo en marcha el llamado ECOE, que evalúa toma de decisiones y capacidades y por otro lado están los exámenes tipo test o desarrollo para demostrar conocimientos. Aquí es donde hay que buscar alternativas para evitar la picaresca española, y donde hay que buscar métodos que sirvan para hacer una evaluación justa y equitativa. Nosotros realizamos exámenes tipo test personalizados donde las mismas preguntas se muestran en modelos de examen diferentes que al menos dificulta el copiar. Los exámenes se generan en una base de datos que diseñé en FileMaker y genera unos 120 modelos en menos de 1 minuto ,así como plantillas de respuestas personalizadas y un excel personalizado que el alumno utiliza para responder. Una vez finalizado el examen , el alumno manda el excel y la propia base de datos los corrige en menos de 1 minuto y general otro excel con las calificaciones calculadas, incluso restando negativas. Hasta aquí todo maravilloso. El único problema es que para un examen de 120 alumnos se necesitan 120 ordenadores capados hasta decir basta.

056
JOSE LUIS GONZALEZ PEREZ
24.07.2012 a las 16:57 Permalink

Perdón, Enrique, me gustaría que me notificaran comentarios, pero se me olvidó marcar la casilla. Mando éste para pedirlo. Gracias

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens