Impuestos internacionales: finalmente un acuerdo

IMAGE: wal_172619 - Pixabay (CC0)

Finalmente, tras muchas rondas de conversaciones a lo largo de mucho tiempo, la cumbre del G7 en Londres, que incluye a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y a la Unión Europea como invitada, llega a un acuerdo histórico para crear un impuesto de sociedades común del 15% para las compañías con actividades internacionales y que será siempre pagado en los países en los que se genera la actividad, cerrando así las posibilidades de ingeniería fiscal que llevaban a muchas compañías a terminar pagando tasas impositivas completamente ridículas utilizando recursos que resultaban ser perfectamente legales.

Estarán dentro del ámbito de esta medida las compañías multinacionales con márgenes de beneficio de al menos el 10%, que pagarán sistemáticamente un 20% de beneficio por encima del margen del 10% sujeto a impuestos en los países donde tengan ventas. El desbloqueo de las conversaciones y la posibilidad de llegar a una solución ha provenido de la posición proactiva de la administración norteamericana de Joe Biden expresada por la secretaria del tesoro, Janet Yellen, que inicialmente propuso una tasa del 21%, en lugar de vetar cualquier posibilidad de acuerdo como habían hecho administraciones anteriores. La medida, de hecho, pone fin a más de treinta años de rebaja progresiva de las tasas impositivas pagadas por las grandes compañías multinacionales, a medida que los distintos países del mundo trataban de atraer sus inversiones mediante exenciones fiscales y tasas impositivas absurdamente reducidas.

El acuerdo deberá ahora ser trasladado a la cumbre del G20 que se celebra en el mes de julio en Venecia. Llevo años diciéndolo: los problemas derivados de un contexto internacional diseñado en los años ’20 que llevan años permitiendo que las compañías multinacionales de todo tipo hackeen los sistemas impositivos nacionales y terminen llevando a cabo prácticas agresivas de optimización fiscal únicamente podían solucionarse en el contexto internacional, no con medidas tomadas unilateralmente. La única posibilidad para plantearse resolver una injusticia así es recortar la libertad de los países para actuar de forma completamente insolidaria fijando de forma completamente unilateral sus políticas impositivas. En un mundo completamente interconectado y con problemas globales, las soluciones solo pueden ser igualmente globales.

El acuerdo podría suponer la generación de miles de millones de dólares en impuestos en todo el mundo que actualmente, debido a los intereses de determinados países por atraer la presencia o la actividad de grandes empresas multinacionales, eran evadidos a través de paraísos fiscales. De hecho, la medida supone acorralar finalmente a esos paraísos fiscales, dado que dejarán de servir como refugio para unas compañías que no podrán argumentar, mediante procesos de facturación cruzada a sus subsidiarias situadas en ellos, que sus impuestos son pagados allí.

Esta posibilidad, que las grandes compañías multinacionales contribuyan un 15% en lugar de tasas efectivas inferiores en muchos casos al 2% ó 3% precisamente en el momento en que el mundo acomete la recuperación económica tras una pandemia, puede ser muy alentadora, pero más aún si, además, se convierte en el germen para muchas otras medidas que también deben acometerse a nivel de acuerdos internacionales porque tampoco tienen sentido a escala de países individuales, como es el caso de los temas medioambientales: de hecho, los ministros también acordaron avanzar en el sentido de conseguir que las compañías declaren su impacto ambiental de una forma internacionalmente estandarizada, para que los inversores puedan decidir de forma más transparente si financiar o no sus actividades, en lugar de dedicarse a ocultar irresponsablemente sus emisiones en aquellos países con legislaciones más laxas.

Esto es lo que yo llamo una cumbre productiva.


This article was also published in English on Forbes, «At last: an international agreement on taxing multinationals«


32 comentarios

  • #001
    Benjamin - 5 junio 2021 - 15:42

    Que conste que en principio me parece positivo y bien. Pero quisiera preguntar algunas cosas.

    1. ¿El Reino Unido impondrá esto a la City de Londres o a sus colonias como Caimán o Gibraltar?
    2. ¿Qué dirán los accionistas cuando todos vean recortados sus beneficios y dividendos en un 15-19% anual?
    3. ¿Afectará esto a las supply chain internacionales? Por ejemplo, puede ser que sea más barato comprar acero ruso o chino que alemán por no te gravan tanto allá…
    4. Irlanda y Holanda no son ni G7 ni G20. ¿Qué será de ellos? ¿La UE les impondrá a esos gobiernos una tasa común europea o algo?
    5. ¿Creemos que trasladarán lo económico a lo político/fiscal/sanitario? Es bonito pensarlo, pero difícil. Si en España tenemos 17 sistemas sanitarios distintos, cada cual con su tarjeta incompatible con los demás… no sé como pretendemos hacer una global. Es como cuando Pedro propone una España para 2050 pero tiene problemas con el 2021
    6. ¿Quién auditará esto?
    7. ¿Seguro que no quedarán otros resquicios legales o donaciones que se puedan hacer a nivel local/nacional que te vuelvan a eximir de pagar el 15%?
    8. ¿Cuándo pretenden que estas medidas sean efectivas? ¿Cuánto será la multa por no cumplir? Porque las multas ahora son tan irrisorias (excepto en USA) que es mejor pagar la multa que pagar los impuestos.

    Pero voy a ser positivo: Esto es mejor que nada. Espero que no sea como el Greenwashing que al final quedó como algo que todos dicen pero ninguno cumple y hemos tardado varias décadas en que empiece a ser tomado en serio.

    Responder
    • Xaquín - 5 junio 2021 - 17:11

      Bastante chicha, y parece «pata negra».

      Me apunto a la desconfianza, viendo como Madrid quiere ser Las Caimán españolas, y para colmo sin tener puto contacto oceánico.

      Si yo fuera ejecutivo de una multinacional, no admitiría lecciones (en ningún tema) de políticos tan ineficaces y deshonestos.

      La mala praxis política no solo resta votantes, también resta solidaridad empresarial. Y lo pero es que los políticos siguen practicando el coitus interruptus (estéril por naturaleza), como si no hubiera otra forma de relación sexual.

      Responder
      • Pedro - 5 junio 2021 - 20:02

        No, Madrid no quiere ser «las Caimán» españolas, solo es cosa del reino de «estaifas» en el que estamos.

        Cualquier comunidad autónoma de España tiene bastante libertad para aumentar o disminuir impuestos, no es culpa de Madrid (ni de nadie más) que Cataluña sea la autonomía en la que más impuestos se pagan.

        Mientras Madrid puede permitirse recaudar menos impuestos porque ha aumentado su PIB, Cataluña no tiene más remedio que aumentarlos e inventarse impuestos para sostener su enorme déficit y los ingentes gastos que supone el «prusés».

        Responder
        • LUA - 6 junio 2021 - 00:46

          Yastamos… otro flipao que aun no se ha enterado que el «pruces» lo han pagado empresarios de su bolsillo…

          El deficit catalan viene dado por el deficit de infraestructuras…

          Te lo voy a poner mas facil… tienes 4 vacas… 3 de ellas te dan un litro de leche al dia… hay una que te da 4 diarios…

          A cual vas a cuidar mas??? Exacto. Ese es el problema.. la teta catalana ya no da mas de si…

          Pero ehhh… que los nacionalistas somos nosotros… XDDD

          (antes de que metas la pata… soy andorrano… me la agarras con la mano) XDDD

          Responder
          • Chipiron - 6 junio 2021 - 13:49

            Buena rima XDDDD!

          • Pedro - 6 junio 2021 - 17:08

            ¿Qué empresarios han pagado qué? ¿Qué déficit de infraestructuras?
            El verdadero problema es que su «gobierno» se gasta el dinero que no tiene en subvenciones (sobre todo), satélites, «embajadas», empresas adscritas y sueldazos, por poner algún ejemplo.

          • LUA - 7 junio 2021 - 13:11

            Te he dicho ya que soy andorrano?
            Pues sigue tu la rima, que yo me canso… XDD

        • Matt - 6 junio 2021 - 01:21

          Madrid no quiere ser las Caiman españolas, ya lo es.

          Y si, cualquier comunidad española tiene bastante libertad para aumentar o disminuir impuestos … exactamente igual que las Caiman. Lo de que puede permitirse recaudar menos impuestos porque ha aumentado su pib preguntaselo a los ambulatorios que va a cerrar o recuerdaselo a vuestra diosa Ayuso cuando pide dinerito al estado.

          Responder
          • Matt - 6 junio 2021 - 01:31

            Y no recurras a lo de atacar al «pruses» para distraer la atención hombre, que los perjudicados por el paraíso fiscal madrileño somos todo el resto de España, no solo Cataluña.

          • LUA - 6 junio 2021 - 01:36

            (He dicho ya, que en Andorra la que no es puta es zorra?? suena a machista, pero es un dicho de hace muuuuchos años y se refiere a empresas, no a mujeres) XDDDD

        • Matt - 6 junio 2021 - 01:32

          Y no recurras a lo de atacar al «pruses» para distraer la atención hombre, que los perjudicados por el paraíso fiscal madrileño somos todo el resto de España, no solo Cataluña.

          Responder
    • javier bilbao - 5 junio 2021 - 19:18

      buen análisis de realidad, thx

      Responder
    • Javier Lux - 5 junio 2021 - 21:21

      Suscribo 100%

      Habrá que ver como se implemente esto, y estoy seguro que los fiscalistas-contables de las big four (Deloitte, E&Y, PWC…etc) esperan ávidamente los textos legales para encontrar fallas.

      Responder
    • Pedro - 7 junio 2021 - 17:10

      Tienen un problema de prosperidad que se traduce en un problema de votos.

      Ahí tienes a Falconeti jugando a ver si nos sube la luz, la gasolina, los peajes, o las tres cosas a la vez, como si hablar de subir impuestos no le esté costando votos.

      El día que vuelva el PPSOE, será por que han vuelto las subidas de sueldo, una idea revolucionaria que cuanto antes cale, mejor para todos.

      Responder
  • #015
    Pit - 5 junio 2021 - 17:25

    El anuncio tiene dos puntos principales:
    * El primero es una medida que se aplica a compañías globales con al menos un 10% de margen de beneficio (¿no saben en el.G7 que Amazon tiene un margen inferior?): del beneficio que exceda este 10%, al menos el 20% debe estar sujeto a imposición en los países en los que opere. Esto no es que el tipo de gravamen sea el 20%, como erróneamente se han interpretado en algunos medios.
    * El segundo punto: es que el tipo mínimo de sociedades debe ser el 15%, para todas las empresas.

    Yo creo que hay varias consideraciones que haces:
    – El acuerdo no es efectivo, deben corroborarlo en el G20 y luego tendrán que encontrar la forma de que los países que no son el G20 lo acepten. En la propia UE la cosa va a ser más compleja de lo que se pueda pensar
    – Cuando se aplique en casa país, veremos si va a funcionar de verdad. Decía Romanones a los diputados: hagan ustedes las leyes y déjenme a mí hacer los reglamentos. Veremos si ese tipo del 15% acaba siendo efectivo o las reducciones, exenciones y deducciones acaban difumiándolo, y que voluntad y/o capacidad real hay de hacer efectivo el acuerdo.
    – Y por último: estas mega empresas son solo una parte del problema impositivo internacional, la más visible, pero no la más importante.

    En resumen, un primer paso, y está por ver qué al final de verdad acabemos dándolo.

    Responder
    • Carlos Jerez - 5 junio 2021 - 18:29

      Efectivamente el acuerdo es más para acaparar titular que algo que vaya a ser efectivo. La mejor manera de cobrar impuestos a las empresas es el IVA, el impuesto de sociedades es un coladero.

      Algunos creerán que el de sociedades lo paga la empresa y el IVA los consumidores. En la práctica ambos impuestos lo pagan ambas partes, al final es un coste añadido para la producción del bien o servicio. Hay varias diferencias, pero las más relevantes son que el de sociedades es mas fácil de evadir, especialmente por multinacionales, más ineficiente y en general lo pagan las empresas locales o que producen aquí (aunque sea para vender en el exterior) mientras que el IVA lo pagan las empresas que venden aquí, aunque se produzca fuera. Vamos, que el IVA es más eficiente, difícil de evadir y mejora la competividad de las empresas locales si lo intercambiamos con el de sociedades o los impuestos al trabajo (como las cotizaciones sociales).

      Yo a todos los políticos que me hablan de que van a mejorar la capacidad de recaudación fiscal a través del impuesto de sociedades a las multinacionales, no me los tomo en serio sino como unos populistas que juegan la carta nacionalista contra el imperialismo capitalista. Por supuesto, solucionarán entre poco o nada.

      Si habéis llegado hasta aquí, disculpadme por el discurso.

      Responder
  • #017
    Carlos Jerez - 5 junio 2021 - 18:03

    Hubiera sido mucho mejor un impuesto al CO2, más eficiente e importante que sea internacionalizado, ya que el coste social que produce se sufre a nivel global.

    Responder
  • #018
    Juan T. - 5 junio 2021 - 18:46

    Y alguno creerá que , de repente, Biden ya no es stablishment.

    No, que va. Como verán la situación los poderosos que ellos mismos promueven esto…Por que corren el riesgo de que si no atienden mínimamente a la gente, puede caer en manos de populistas que el poder no pueda controlar.

    Trump representa el poder suicida, el que se autodestruye por ser inmisericorde con la gente al precio que sea.

    El poder que representa Biden es mas inteligente…sabe hasta donde puede estirar la cuerda.

    Responder
    • Carlos Jerez - 5 junio 2021 - 19:00

      Totalmente de acuerdo contigo, con esto salvan la cara pero siguen exprimiendo sus beneficios. @PIT cree que puede ser un primer paso, y ojalá lo sea, de una solución real, pero yo lo dudo. El sistema impositivo actual tan solo ayuda a las multinacionales frente a la competencia local y más pequeña, ya que hay un coste, el impuesto, que pueden evitar más fácilmente.

      Responder
  • #020
    LUA - 5 junio 2021 - 21:30

    Reflexión 1: A mí me encantan los perros. A lo largo de mi vida he tenido varios, siempre razas grandes (pastor alemán, 2 pastores belgas, 2 dobermann, samoyedo) y como no, los “minis” de mis ex, todos Yorkis… Quiero decir, amo a los perros. Pero cuando veo un Carlino… yo no se que me pasa, que no puedo evitar pensar en la absurda conjura naturaleza/hombre para crear la cosa mas ineficiente y a la sazón fea, del universo…

    Con un Carlino, me pasa, que cuando los acaricio, siempre tengo la sensación, de que voy a apretar demasiado, y le van a saltar los ojos por los aires… con el consiguiente cabreo del dueño… así, que me los miro, y los evito… tocar…, no sea que… kboum…

    Reflexión 2: Todos hemos leído alguna que otra novela de distopía, en la que en un periodo que puede ir desde el 2050 hasta 4000 y pico, son las corporaciones, y no los gobiernos, quienes dictan como funciona el mundo… Para entendernos, los gobiernos suelen ser unos peleles puestos ahí, para que parezca que hacen “algo”… Pero quien manda en realidad, es el “capital”, la corporación…

    Reflexión 3: Ni Biden ni Bidet. Los políticos, hoy día, no valen para nada. Tienen tanto miedo a acariciar a una corporación, como yo a un Carlino. Las Corporaciones YA hace tiempo que mandan (aunque algunos “expertos” se nieguen a verlo). Y los políticos solo valen para el paripé frente a la prensa, haciendo ver que hacen algo… cuando no son más que marionetas

    Para no extender. Esta misma semana, se hacen efectivas las nuevas tarifas eléctricas… que nos van a JODER (así, con mayúsculas) a base de bien.

    Y nos encontramos, con justificaciones tales que…

    Teresa Ribera: Tenemos una tarifa muy razonable hasta las 10 de la mañana. (…) No es tan complicado evitar las horas punta»

    Y preparados… que en 3,2,1… más sorpresas…

    Apunte a: en muchísimos municipios españoles, hacer “ruido” (como el que pueda ser una lavadora/secadora) a las «horas valle», puede estar penalizado hasta con 4000€

    Apunte b: Una mierda G7 y una mierda G20… se va a quedar todo tal cual esta…

    Acariciando Carlinos…

    Responder
  • #025
    Chipiron - 6 junio 2021 - 14:27

    En algún momento se tendrá que plantear una especie de «Unión Europea» a nivel mundial:

    – Una única moneda
    – Unos impuestos mínimos para que no haya paraisos fiscales
    – El inglés como idioma mundial (cada territorio mantendria el suyo pero, como estándard, la segunda lengua deberia ser el inglés que ya es, de facto, el estándard mundial)
    – Un compendio de derechos humanos mínimos, irrenunciables y punibles de no ser cumplidos
    – Politicas conjuntas para erradicar pobrezas extremas que inciten desesperadamente a la migración
    – Derrocamiento (a ser posible de forma pacífica) de cualquier régimen dictatorial, aunque las democracias que se impongan inicialmente no sean perfectas (ese ya seria un paso posterior)
    – Politicas y objetivos ambientales férreos iguales en todo el mundo
    – Control del armamento por un poderoso y neutral organismo mundial
    etc..

    Vaya, como un gobierno mundial, con una especie de parlamento y «presidente de la tierra» siendo cada pais/estado una «autonomia», más o menos.

    Ya se que últimamente mis comentarios son muy utópicos. Pero yo creo que, poco a poco, la sociedad occidental, a base de palos y problemas sobrevenidos (inmigración, COVID, cambio climático, concentración de riqueza, poder excesivo de multinacionales y lobbies varios, evasiones fiscales como las que se comenta en este articulo…) se está dando cuenta, por fin, que los grandes problemas solo los podemos afrontar globalmente.

    Y por no hablar ya sobre la espectacular «salida del armario» totalmente oficial que nos espera el 25 de junio sobre los informes y agencias secretas que investigan los UFOS en america… lo cual, si se confirma lo que se rumorea que contiene el informe, puede implicar un cambio de paradigma en la manera de pensar sobre la raza humana.

    Antes de que alguien me llame «conspiracionista» o «chalado de los OVNIS», quiero aclarar que el informe que saldrá a la luz pública simplemente confirmará oficialmente centenares de avistamientos y fenómenos que se pueden clasificar como «avistamientos de OVNIS», sin entrar a valorar cual es su posible explicación cientifica, más allá de que ellos desconocen su posible explicación y que, desde luego, no es tecnologia secreta americana.

    Y para dejarlo más claro, habrá dos informes: Uno público y otro que sólo llegará al senado americano por contener, según ellos, información clasificada que «podria poner en peligro la seguridad nacional americana»…

    Responder
  • #026
    PS - 7 junio 2021 - 06:04

    Bien, más dinero para que los políticos de turno lo utilicen a su antojo y para que otros se monten sus propios paraísos personales a base de corruptelas.

    Responder
    • pedro - 7 junio 2021 - 16:58

      La política tiene un problema de votos y de chalecos amarillos. Seguir puteando a los votantes está empezando a joderles las elecciones.

      Dinero que no sale directamente de tu bolsillo ni del mío, como en el caso de los peajes, la subida de la luz o la que viene a los combustibles.

      O la política cambia y deja de mearse encima del electorado y decir que llueve, o que se olviden de las mayorías absolutas.

      Responder
      • PS - 7 junio 2021 - 17:09

        No te engañes, los impuestos son un robo a tu trabajo, a esas horas de esfuerzo en la oficina. Los impuestos a las empresas más de lo mismo, el antiguo diezmo de los que mandaban. Lo que pasa es que no te sacan una navaja y parece menos dramático.

        Responder
        • Pedro - 8 junio 2021 - 13:00

          Si le roban a las empresas, se quedan sin puertas giratorias.

          Si le roban al electorado se quedan sin mayorías absolutas para legislar a favor de las empresas…

          ¿YUYU O MUERTE?

          Confucio y Séneca lo tuvieron claro: obediencia a cambio de prosperidad.

          Sin prosperidad no hay obediencia, no hay lealtad.

          Responder
  • #030
    Sin censura - 7 junio 2021 - 10:30

    Estamos viviendo como dice Santiago Camacho en su podcast «Días Extraños» y viene bien de vez en cuando tener ese sentido común que tanto echamos de menos cuando falta. Pues me he llevado una sorpresa agradable en un artículo de opinión sobre este tema que seguramente a los que tienen serrín en vez de materia gris les dará lo mismo, que parafreseando a Enrique, fauna la hay, y mucha.

    Pues el artículo se titula

    El G7 viste de hermanitas de la caridad a tiburones financieros

    En resumen es bastante escéptico al acuerdo y se sorprende que las big tech apoyen este acuerdo, y de lo poco creible que los maestros de la ingeniería fiscal, los GAFA, ahora se vuelvan los Reyes de la Solidaridad, y añado yo que ya se sabe quien paga en las casas los regalos de los RRMM.

    Nos ofrece datos como que Microsoft, con residencia fiscal en Bermudas, no pagó un solo euro de impuestos por unos beneficios de 260.000 millones de euros.

    Y como la fiesta la estamos pagando los ciudadanos en una década el peso en la recaudación

    a) en el impuesto de sociedades se ha desplomado del 22% al 11%.
    b) El IVA del 28% al 34%
    c) El IRPF del 36% al 39%,

    Y si os aburre la teoría de la conspiración fiscal, nada a escuchar expedientes x el podcast de Días Extraños, que últimamente va por la clásica. Y si sois un poco científicos, ya sabéis la EGB aprovechada, podéis ver como se desmontan las teorías de los UFOs en blog serios

    Y no me resisto a un pareado ( a cascarla a Parla) XDDDD

    Responder
    • Chipiron - 7 junio 2021 - 11:58

      Lo que es totalmente cierto es la existencia de UFOS, tomando su definición estricta.

      Las teorias de lo que son, parece que a dia de hoy, no tienen base cientifica ninguna.

      Pero los avistamientos por la Navy americana de UFOS es real, algunas ya son publicas y confirmadas oficialmente, y parece que el 25 de junio saldrán unas 100-200, oficiales y (supuestamente) con todo tipo de detalles.

      De ahí a que sean aliens, cada cual que opine lo que quiera, no parece que salga ninguna prueba definitiva en ese sentido.

      Responder
  • #032
    Pedro - 7 junio 2021 - 16:52

    Enrique, al final el tiempo me da la razón: no era un problema de ética de las empresas sino de estado que hacen leyes que les permiten no pagar impuestos.

    No todo se arregla lavándole el cerebro a los directivos en tu master… Je je je

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG