El usuario y la ignorancia

IMAGE: Pxhere (CC0)

Un estudio de Pew Research Center revela que la gran mayoría de los usuarios norteamericanos, alrededor de un 75%, desconocen completamente algo tan básico como que Facebook rastrea su comportamiento y registra una lista de sus intereses para elegir los anuncios que les muestra. Simplemente, no han pensado en ello: se limitan a utilizar Facebook sin plantearse por qué razones les aparecen unos u otros contenidos. Si les muestras la página que Facebook mantiene con sus preferencias de anuncios, un 59% afirma que responde a sus intereses, mientras que un 27% dice que no es así. Tras ver esa página, más de la mitad dicen que no se encuentran cómodos con el hecho de que la compañía recopile esa información.

Así estamos. Tras un año salpicado de escándalos sobre Facebook publicados en todos los medios de comunicación habidos y por haber, resulta que alrededor de un 75% de norteamericanos ni siquiera habían hecho algo tan básico como conectar esas noticias con su uso de la red social, y pensar que “a lo mejor” estaban siendo afectados por esas prácticas, ya hablemos de microtargeting, de robos de información o de páginas que pretenden ser lo que no son. Les da lo mismo. Como si no fuera con ellos, como si no fuera su problema.

Las conclusiones del estudio son completamente surrealistas, y explican muchos de los problemas de la sociedad actual. Millones de personas utilizando herramientas que no entienden y cuyo funcionamiento no llegan ni de lejos a plantearse: simplemente entran, se abren una cuenta y la usan, sin más. Muchos son usuarios mayores, por encima de los 65 años, los que más noticias falsas y rumores absurdos comparten, y hasta es posible que lo utilicen como excusa pretendiendo que ser mayor es necesariamente sinónimo de ser incapaz de entender conceptos nuevos. Otros lo entienden, y de hecho, algunos hasta abandonan o desinstalan Facebook debido a eso… pero son una minoría. La gran mayoría siguen sin plantearse ese tipo de cosas, porque piensan que son demasiado complicadas para ellos, porque creen que “esas cosas de las nuevas (?) tecnologías” están por encima de lo que pueden llegar a comprender. Y por tanto, la usan sin plantearse ningún posible problema: responden a quizes, se apuntan a páginas porque les suenan bien, contestan cuestionarios repletos de información personal porque les pica la curiosidad… la misma profundidad intelectual que un rebaño de ovejas.

Y quien habla de Facebook, habla por supuesto de Instagram o de WhatsApp, ahora la aplicación más popular de la compañía. En la práctica, da lo mismo de qué aplicación hablemos: si forman parte del imperio Zuckerberg, puedes asegurar que tendrán prácticas nocivas para la privacidad, y que deberías no solo dejar de utilizarlas, sino además, plantearte el llevarlas a los tribunales.

Queda mucho por hacer. Para la gran mayoría de la población, la privacidad sigue siendo un concepto difuso, que no alcanzan a entender como un derecho o que piensan que no tiene demasiada importancia porque “total, ellos no tienen nada que ocultar“. El artículo de Tim Cook de ayer en Time pidiendo al Congreso que legisle sobre estos temas, You deserve privacy online. Here’s how you could actually get it, es de muy recomendable lectura: Apple, como prácticamente única gran compañía tecnológica que no se dedica a trazar detallados perfiles de sus usuarios para venderlos a terceras partes, tiene indudablemente mucho que ganar en el hecho de que la privacidad se legisle de una manera más seria, pero claramente, hablamos de una preocupación mucho más genuina que el simple efecto que pueda tener sobre su estrategia o la de sus competidores.

Es seguramente una de las mejores identificaciones de los problemas de la sociedad que podrás encontrar: que muchos, muchísimos usuarios se dedican a utilizar herramientas que no entienden ni se plantean, ni de lejos, intentar entender. Auténticos monos jugando con ametralladoras. ¿Qué podría salir mal?


This post is also available in English in my Medium page, “Is it too much to ask that we all take a few moments to understand what Facebook really means?


25 comentarios

  • #001
    Jordi Pijolero - 17 enero 2019 - 17:16

    ¿Cuál es su opinión sobre los usuarios de FB que entendiendo el funcionamiento les despreocupa esa recolección? En definitiva siguiendo el razonamiento , aquel que use FB, aunque parezca un mono sabio, realmente no entiende su funcionamiento, aunque en el fondo afirme que si, y haga alardes de ser un idiota moral.

    Dicho de otro modo con un ejemplo paralelo, todo aquel que consume algo nocivo es culpable de su uso, aunque sea ignorante de la nocividad de lo que consume, le implica como sujeto necesario en el robo de su privacidad. Por ejemplo el uso(tráfico) de estupefacientes, es un ejemplo perseguido en nuestra legislación en distintos supuestos. Y sus consumidores saben que no consumen manzanilla… y si no lo saben la ignorancia de la ley no les implica un cheque en blanco….

    Del mismo modo que quien consume compras electrónicas de Amazon, forma parte del entramado de evasión (lícita o no ) de facturación fuera del país, etc etc. degradación de la estructura económica del país etc, a cambio de los que ellos entienden que es un placer inmediato. Esa nocividad les va a costar pagar por ejemplo, unos 50 cents más por su compra.

  • #002
    Asier - 17 enero 2019 - 17:49

    Aquí dejo un enlace con un montón de herramientas para mejorar nuestra privacidad:

    https://www.privacytools.io/

    • cyberfrancis - 18 enero 2019 - 21:26

      Aquí dejo otro:

      https://switching.social/

  • #004
    Gorki - 17 enero 2019 - 17:56

    Soy anciano, tengo 75 años, por lo que con todos los honorestenezco a ese colectivo que “, los que más noticias falsas y rumores absurdos comparten”.

    Sinceramente entiendo que para ti Facebook es malo, malote de la película. Pero entiende que un Jubilado piense que igual que Facebook es por ejemplo, Telefónica, cuando se demuestra que un “caballero” llamado Villarejo, ha grabado, con su consentimiento, conversaciones telefónicas de todo aquel que no sea un mindundi y cuando se demuestra, que al menos potencialmente, (ellos dicen que no lo han hecho pero las empresas USA si lo han hecho), pueden vender a cualquiera el recorrido que tu, (con nombre y apellido, (que para eso pagas la factura), haces, gas con solo registrar la posición de tu teléfono.

    También se puede acusar de lo mismo a Google de exactamente de lo mismo, o ¿acaso no nos mandan, (o pretenden mandar), anuncios de acuerdo a nuestros gustos? y así a tantos, por ejemplo a los bancos, que conocen y utilizan los menores movimientos bancarios que hacemos. /no miden con eso el riesgo para hacerte un préestamo

    Uno se pregunta por qué centras tus dardos en Facebook y no contra la realidad, que es que hoy el individuo, tiene su privacidad desprotegida, tanto ante las grandes corporaciones, (digitales y de cemento), como ante el Estado, (aunque este no sea Chino).

    No te “vendes” a nadie, pero si que te dejas llevar en exceso en tu blog, (que ya se que es tuyo y puedes hacer en el lo que quieras), de tus filias y tus fobias personales, y que te parece especialmente malote Facebook y angélico Apple, o desastroso el Microsoft de Banon y maravilloso el de Nadella, pongo por caso, aunque haya tenido que regalar Windows 10 para ver si por fin desplaza el Windows XP de su antecesor.

    Este anciano, que ha vivido mucho y ya le cuesta aprender lo nuevo, no cree que porque una noticia venga impresa en un periódico, sea mas cierta que porque se las mande un amigo, (o viceversa), como no cree, que un producto por el hecho de ser muy caro, sea mas benéfico que otro más barato ,(o viceversa), o incluso si es “gratis” como es WhatApp, pues esta seguro que en estos artículos gratis, la mercancía sea él.

    Lo que pasa es que quizá, le sea lo mismo que uno mas tenga sus datos personales, porque será por enésima vez que se los roban y como dije en otro sitio, la privacidad como la virginidad, solo tiene la valor la primera vez, las siguientes ya no importan. Igual da si si fue 12 veces, 26 o diariamente..

    • Enrique Dans - 17 enero 2019 - 18:43

      No tengo ninguna obsesión con Facebook ni me parece el malo de la película. Simplemente veo a Facebook como la primera industrialización clara y directa de ese modelo de explotación de la información personal, para nada comparable a lo que hace Google u otros actores. Con Google, puedes poner un mensaje publicitario delante de los ojos de alguien que busca algo, pero Google nunca te dirá quién es, ni te dará su dirección, ni su número de teléfono. Simplemente te asegurará que ese mensaje está llegando a alguien con unas características determinadas que se ajustan a tu target, y punto. Si añadimos a eso que a Google nunca – o casi nunca – le han robado información sobre sus usuarios, tenemos un elemento más de comparación interesante: Facebook no solo proporciona toda la información sobre sus usuarios, absolutamente toda la que estos le han dado y mucha más, sino que ademas, es completamente irresponsable en su custodia, se la han robado en numerosas ocasiones, y en otras directamente la ha entregado sin más. Las comparaciones, francamente, son odiosas en este caso. Facebook es la representante clara de un modelo que se basa en la suprema ignorancia de sus usuarios sobre unas prácticas que deberían ser vistas como completamente inaceptables, y que sencillamente, debería estar prohibido.

      • Gorki - 17 enero 2019 - 19:44

        a Google nunca – o casi nunca – le han robado información sobre sus usuarios

        https://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-cierra-google-tras-exponer-error-datos-medio-millon-usuarios-201810082051_noticia.html

        Sobre este tema dijiste , ( 10 octubre 2018 ):
        “tras un problema de seguridad que aparentemente nadie llegó a descubrir ni explotar, pero que no reportó por miedo a las posibles repercusiones, es una prueba evidente del conjunto de malas prácticas de gestión que tiene una compañía como Google”

        ¿Hubieras hecho una crítica tan suave si el fallo le hubiera ocurrido a Facebook?

        • Enrique Dans - 17 enero 2019 - 19:55

          A ver: las prácticas de seguridad de Google son razonablemente buenas, de hecho, son muchísimo mejores que las del 99% de las compañías, lo que hace que incluso pudiendo tener fallos de seguridad – todos podemos tenerlos – estos sean tan aislados, que prácticamente nadie acierte a explotarlos, como ocurrió en aquel caso. ¿Merece eso una crítica? Sí, merece una crítica al mismanagement, a la mala gestión, que no me parece precisamente “leve”, y que hice no solo en mi página, sino que llevé hasta Forbes. En el caso de Facebook, se ha evidenciado que sus prácticas de seguridad son un auténtico desastre, que les han robado información en innumerables ocasiones, y que además, muestran un total desprecio por los usuarios y por su información. La crítica debe ser, por esa razón, mucho más dura, o al menos eso creo yo. En el caso de Facebook creo simplemente que su modelo es insostenible y que nos afecta a todos como sociedad, no solo a sus usuarios, y por tanto, cuanta más gente lo sepa y más personas se planteen hacer algo al respecto, mejor. Esa es la diferencia. He sido muy crítico con Google en muchas ocasiones, pero aún creo que Google tiene un modelo de negocio razonablemente respetuoso y que, con los adecuados ajustes y una cierta regulación, tiene futuro. De Facebook no opino eso.

          • Isangi - 18 enero 2019 - 09:07

            Apoyando lo que dice EDANS, creo que quizá lo podemos ver así:

            si solo creas 2 bandos:
            *Usan tus datos
            *No usan tus datos

            Puedes meter a Google en el mismo “bando” que Facebook.

            A la que pones matices entre esos 2 bandos, Google se diferencia bastante de Facebook claramente.

            Aunque creo que Google va a pagar el mal uso de datos de los demás, al menos en europa. (aunque obviamente tiene muchos detalles que mejorar google, claro).

  • #009
    Matt - 17 enero 2019 - 18:06

    El ciudadano medio es estúpido … ¡¡¡SORPRESON!!!

  • #010
    Víctor M. - 17 enero 2019 - 21:16

    Cuando comenzó Facebook no daba crédito a que la gente pusiera su vida en la web, algo parecido a mi impresión sobre la llegada de Gran Hermano. Años más tarde me dio por probarlo.

    Había leído en Barrapunto algún comentario sobre que Facebook vendía los datos de los usuarios. No sabía de qué hablaban, y tampoco entendía por qué la gente podía hacer tantas cosas gratis en la plataforma de Zuckerberg. Durante un tiempo fui uno de esos ignorantes.

    No quiero, por tanto, ser duro con ese 75%, para ser indulgente con mi propia estupidez.

    La cuestión ─y el problema hoy─ es la falta de interés por conocer mínimamente el entorno. Y eso le ocurre a la mayoría. Si estas cuestiones saliesen más en los medios masivos, tal vez cambiara la situación. No es así, por eso considero a este tipo de artículos aún más necesarios.

    Mientras tanto, somos cuatro frikis los que tenemos mayor o menor interés en estar al día. Pero es que nos gusta.

  • #011
    Gorki - 17 enero 2019 - 21:40

    Costantemente nos llegan “fugas” de información que nos afectan, Hoy por ejemplo me han llegado dos:

    Expuestos más de 772 millones de ‘emails’ , (y sus contraqseñas), una de las filtraciones más grandes de la historia https://elpais.com/tecnologia/2019/01/17/actualidad/1547741436_545434.html

    La Policía, (y cualquiera que le permita Telefónica, como Villarejo), puede usar el micro de móviles pinchados para escuchar conversaciones ambientales. https://elpais.com/tecnologia/2019/01/17/actualidad/1547741436_545434.html

    ¿De veras quiere que me asuste porque “que Facebook rastrea su comportamiento y registra una lista de sus intereses para elegir los anuncios que les muestra. “.

  • #012
    Palitroque - 18 enero 2019 - 03:43

    Ignorance is bliss.

  • #013
    menestro - 18 enero 2019 - 07:45

    Sobre el tema de FsceboookSobre el tema de Facebook se ha desmentido ya un buen montón de veces las teorías conspiranoicas, como con los temas del espionaje, y los gorritos de aluminio, del que hacen caldo continuamente los medios y expertos*, y que la realidad, es mucho más prosaica.
    Sí hubo leaks y el mal uso de la API, que coincidió con la llegada a la presidencia de Trump, con lo que se creó el caldo de cultivo para esa demonízación de la red social.

    Lo mismo ha pasado con Whatsapp y Bolsonaro en Brasil.

    Y mañana será la siguiente red social, que escape del ámbito de influencia de los charlatanes de Twitter, intentando amedrentar y prevenirnos sobre el uso de otras redes sociales y sus males asociados, pero sin ofrecer ninguna explicacion clara de los hechos. No sólo, que nos van a robar el alma con los algoritmos maléficos del hombre blanco, que traen la perdición a la tribu, como todo el mundo sabe, menos los necios.

    Lamentandolo mucho, es difícil volverlo a explicar otra vez desde el móvil, y las admoniciones dominicales, pero la regla básica para los hypes y los temores a conspiraciones, sigue funcionando; que te expliquen con detalle lo que ha sucedido, no con generalidades y admoniciones del peligro para la Democracia si no enciendes una antorcha.

    Cuando alguien te previene de un mal difuso e indeterminado, para amedrentarte, lo más probable es que esté tratando de manipularte. (Antivacunas, Antiredes sociales, luditas, etc.)

    Es más sencillo desmontar esos miedos y medias verdades de lo que parece, pero las conspiraciones y los esquemas mentales en los que se sustentan, son tenaces y resistentes a la realidad. Por eso el machaconeo constante en vez de dilucidarlos, por su inconsitencia. Convencer por aburrimiento.

    Siempre quedara el gorrito Antiredes sociales, y prestar atención al púlpito de turno, claro. Espero que en colores y con ruido blanco, para no oír otra cosa.

  • #014
    Isangi - 18 enero 2019 - 08:58

    Offtopic, pero:
    “Millones de personas utilizando herramientas que no entienden y cuyo funcionamiento no llegan ni de lejos a plantearse”

    Lo primero que me ha venido a la mente: Los COCHES.

    • José Enrique - 19 enero 2019 - 16:41

      Es lo que se llama “imbricación”… Hace 150 la mecánica se planteaba con una única fuerza que movía un conjunto de cosas a través de poleas, cremalleras, cadenas…

      Hoy cualquier coche tiene cientos de motores eléctricos para hacer cosas completamente independientes cuyo arranque o paro pasa completamente desapercibido al conductor; mientras el funcionamiento sea el correcto.

  • #016
    Jaír Amores - 18 enero 2019 - 08:59

    Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.

    Estas estadísticas de los americanos no dejan de sorprenderme. La nación con más poder en el mundo está llena de ignorantes. No saben lo de Facebook, no saben de dónde viene la leche que tienen en las neveras… Lo que yo no sé es si es posible tanta ignorancia. En una ocasión, me puse a investigar en serio una noticia parecida, y llegué a la fuente, que se había inventado la noticia, directamente. De hecho, en los comentarios, había quien le pedía datos, que, por supuesto, no se suministraron.

    No lo digo en tono de acusación. Yo uso en mi blog bastantes estudios que no analizo. Pero siempre pienso si esos estudios reflejan la realidad o no.

    Quizá me haya ido por los cerros de ubeda… o no. El caso es que, según mi entender, todo el mundo sabe, en el fondo, que Facebook y compañía, quieren aprovecharse de nosotros, a cambio, supuestamente, de un servicio que nos brindan amablemente.

    Hay algo peor que el ignorante, y es aquel que se hace el ignorante con tal de seguir con su proceder.

    Mientras no haya una alternativa sana a las redes sociales, un sistema público, gratuito, y que no dependa de ganancias multimillonarias, lo de conectarse al mundo virtual con seguridad, está difícil.

    Como siempre, es una opinión, sin ánimo de nada más.

    Saludos desde Canarias!

  • #017
    Hernan Livio - 18 enero 2019 - 10:13

    Creo que rapidamente en la vida aprendemos que nada es gratis. A mis 51 años llevo la leccion aprendida hace ya unos largos 40 o mas. Para aquellos que piensan que aplicaciones tan complejas y populares como FB son gratis realmente es porque nunca se pararon a evaluar el planteo: tengo todo estos sin pagar nada ¿que gana – o quizas si no le va con la ideologia como mantiene – todo esto quien me lo da? y en la respuesta surge sin dudas la comprension. Quien no se hace esos planteos realmente no esta prestando atencion a lo que “regala” ya no solo a FB sino a muchisimas cosas mas y tiene un serio problema en su vida que no está viendo. Sin dudas el sentido comun es el menos comun de los sentidos. Saludos, muy buen articulo

    • Gorki - 18 enero 2019 - 16:34

      Nada es gratis, pero todos los políticos no se cansan de decir que si lo es, guarderías, parques, gimnasios, bibliotecas, … y muchos se lo creen.

  • #019
    k - 18 enero 2019 - 12:18

    Del mismo modo utilizamos televisores, coches, tostadoras. No comprendemos cómo funciona realmente ni el 1% de lo que utilizamos. No entiendo por qué poner el grito en el cielo por eso.

    Comprendo el problema de Facebook, pero no creo que responsabilizar al usuario sea el punto al que tiene que ir la crítica. Se supone que las leyes están para protegernos.

    Nadie tiene el tiempo suficiente como para llegar a comprender cómo funciona todo lo que utiliza.

  • #020
    Frank Rodriguez - 18 enero 2019 - 13:47

    “BusinessInsider” (2010) …an instant messaging exchange between a younger Mark Zuckerberg and an anonymous friend:

    Zuck: Yeah so if you ever need info about anyone at Harvard

    Zuck: Just ask.

    Zuck: I have over 4,000 emails, pictures, addresses, SNS

    [Redacted Friend’s Name]: What? How’d you manage that one?

    Zuck: People just submitted it.

    Zuck: I don’t know why.

    Zuck: They “trust me”

    Zuck: Dumb f*cks.

    Si, era muy joven el fundador de Facebook en 2010 …pero pienso que refleja muy bien su “subconsciente empresarial”

    Está clara la “filosofía” y los valores de la compañía… “Straight from the horse’s mouth”

    Saludos.

    • Pedro Torres Asdrubal - 18 enero 2019 - 14:39

      Ayer me di de alta en teatroteca, una web del teatro nacional donde han colgado 2000 obras de teatro y me pidieron:

      – Nombre y apellidos
      – DNI
      – Dirección donde vivo
      – Teléfono fijo y móvil

      Ante el vicio de pedir, la virtúd de no dar

      Solo tengo obligación de identificarme ante la autoridad y apenas tardé un minuto en rellenarlo todo con datos falso, incluido un email temporal gracias a temp-mail.org.

      • Gorki - 18 enero 2019 - 16:29

        Gracias por la información. Tengo amigos de un grupo de teatro aficionado y me comentaban lo difícil que es encontrar guiones de obras dramáticas en Internet. Quizá esta dirección les sea útil, aunque por lo que he visto, se trata mas de grabaciones de obras teatrales, (con un sonido infecto), que de los guiones.

  • #023
    Pedro Torres Asdrubal - 18 enero 2019 - 14:31

    Mi trauma de la infancia es el “fake news” de la lista de cancerígenos del hospital Villejuif.

    Para mi desgracia, ponían el mas inocuo de los aditivos, el ácido cítrico, E330, como el mas cancerígeno, y justo por ser tan inocuo lo lleva hasta la Coca Cola, así que no me la compraban…

    Que mi madre no hiciera otra cosa que enviarme bulos por WhatsApp es un reflejo de como ha vivido su vida, y les hablo de una persona con excelente formación.

    Como suelo insistir, los fake news no son la novedad. Internet nos muestra como somos.

  • #024
    Jose Enrique - 19 enero 2019 - 14:28

    Sin ánimo de querer plantear la defensa de nadie. No creo que ninguno de los aludidos necesiten que les defienda yo.

    Antes de entrar a interpretar muchas cosas de lo que se dice en el artículo (por cierto, muy buen artículo) tenemos que plantearnos lo que significan realmente.

    Por ejemplo: el término “fake news” no se puede analizar sin entender antes lo que son las “news”. Creo que nadie de los presentes hayamos estado expuestos a lo largo de nuestras vidas a alguno de estas “news”.

    Las noticias son sucesiones de hechos tal y como han pasado. Si quieres enumerados desde diferentes puntos de vista; pero desprovistas de cualquier tipo de análisis. En un atropello puede conjugar la sucesión de acciones-reacciones del atropellante o del atropellado a lo largo del mismo espacio de tiempo. Los datos fríos y en bruto.

    Pero ya digo que es muy difícil que ese 99,9999999% que no presenció el atropello en directo (a la vez en el coche y la calzada) pueda decir: “yo sé lo que pasó”

    Lo que sabemos es lo que nos cuentan.

    Los medios de comunicación, desde el pregonero hasta internet pasando por la prensa, la radio, la tv, el cine y llegando hasta los medios sociales y los grupos de whatsapp (que aún no tengo muy claro dónde se quedan dentro de esa clasificación); lo que hacen es contar la historia.

    En cualquier ciudad mediana compiten varios periódicos, muchas radios e, incluso, alguna TV. Montones de páginas web y, por supuesto, blogueros e influencers de todo tipo.

    Lo que diferencia a unos de otros no son los hechos: lo que pasó, pasó. Lo que les diferencia es cómo cuentan la historia de esos hechos.

    Es lo que se llama “sesgo”. Un vicio de la noticia, por otro lado, inevitable.

    Todos esos medios de comunicación se han pasado décadas tratando de llamar la atención de segmentos muy definidos del público. Y lo han estado haciendo gestionando ese “sesgo”: tratan de contar la noticia de la manera cómo “su” público la quiere leer.

    Facebook lleva esto al paroxismo. Por un lado sólo ofrece actualizaciones de aquellas fuentes que el usuario desea seguir y, por el otro, las ordena de una cierta manera misteriosa que lleva a ese usuario a consumir más y más contenido.

    Pero viene haciendo lo mismo que ha hecho todo actor en esta industria desde mediados del XIX. Ahí no ha inventado nada.

    La teoría del Citizen Kane de que Facebook quita y pone presidentes en USA es una “fake news” auspiciada, posiblemente, por el propio facebook. La historia de que Facebook ofrece datos tan precisos sobre sus usuarios para orientar la publicidad de las empresas, lo mismo de lo mismo.

    ¿Tiene influencia? Por supuesto que sí. Pero esa influencia se mide: no se inventa uno historias sobre lo que pasa.

    Que algo cayó sobre el Area 51 está claro. Que sea una nave marciana es una manera de contarlo igual de válida que un meteorito o un prototipo de caza ruso huido desde Moscú.

    Lo que cambia es la manera como se cuenta lo que pasó.

    Sí es verdad que hay mucha gente que está utilizando esa manera tan especial que tiene facebook de funcionar para crear relevancia a su alrededor. Pero cualquier manera cómo se cuente esto son sólo historias alrededor.

    Muchas gracias por llegar hasta aquí y buen fin de semana a todos!

  • #025
    Alvaro Saavedra - 16 febrero 2019 - 14:00

    Excelente artículo. Gracias.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados