Google y el mismanagement

Google+ tombstoneEl anuncio del próximo cierre de Google+, el intento de Google de introducirse en el mundo de las redes sociales, tras un problema de seguridad que aparentemente nadie llegó a descubrir ni explotar, pero que no reportó por miedo a las posibles repercusiones, es una prueba evidente del conjunto de malas prácticas de gestión que tiene una compañía como Google. Que la compañía esté valorada por encima de los 790,000 millones de dólares y sea una de las más valiosas del mundo no es prueba de nada: es una empresa mal gestionada, con un lucro cesante enorme derivado de esas tremendamente malas prácticas de gestión, y que además, no es capaz de reconocerlo. Mitificar unos resultados aparentemente buenos no tiene ningún sentido si podrían estar siendo infinitamente mejores. Es lo peor que te puede pasar: ser un completo desastre haciendo algo, y además, negarte a admitirlo.

Muchos pueden pensar que el cierre de Google+ o sus problemas de seguridad no les afectan porque no lo usaban, pero el concepto no solo es erróneo, sino que además no deja de ser una prueba de las consecuencias de todas esas cuentas que vamos abandonando en sitios mal gestionados o que terminan cerrando por la razón que sea, y que también contienen, en muchas ocasiones, abundante información personal. Ya hay varios reguladores que han abierto investigaciones en torno al tema, así que es posible que a Google, además, le acabe costando una buena y muy merecida multa. Es lo que tiene el mismanagement, dejar pudrirse iniciativas y productos porque nadie quiere encargarse de ellos.

La evolución de Google+ ha sido un desastre sin paliativos, un conjunto de despropósitos indigno de cualquier compañía y un caso claro para estudiar en las escuelas de negocios. Su concepción como producto no fue nada mala: se apoyó en el éxito de Facebook, trató de mejorar varios de los aspectos que Facebook hacía mal y lo consiguió gracias a diseños brillantes, tuvo infinidad de oportunidades para capitalizar los fallos de su adversario… y renunció a todo ello para hundirse en la más honda de las indiferencias. Google intentó apoyar su producto hasta con prácticas que podríamos calificar de posiblemente ilegales y en abierta vulneración de las leyes antimonopolio, pero nada funcionó, sencillamente, porque estuvo todo mal planteado.

Tras la salida de Vic Gundotra, el principal artífice del diseño del producto, este cayó en las malas prácticas de la peor Google, una compañía capaz de dejar caer sus productos en un abismo de indiferencia en el que nadie es responsable ni se preocupa de su marcha ni de su evolución, donde pululan como auténticos zombies hasta que alguien decide que la brecha de mantenimiento es ya excesiva y decide pegarles el tiro de gracia en algún Spring Cleaning. La peor Google es la que es capaz de dar por amortizados productos que podrían tener un enorme potencial, pero es incapaz de asignarles una gestión y unos objetivos razonables, y prefiere dejarlos morir de manera indigna porque, simplemente, son unos completos inútiles a la hora de hacer una de las tareas más importantes del management: marcar prioridades. Si alguien tuviese dos dedos de frente en Google, debería atar a todos sus ingenieros a las patas de sus mesas para evitar que se marchasen, pero poner a todos o a la inmensa mayoría de sus directivos de negocio en la cola del paro y abrir la contratación de otros con las credenciales y el saber hacer adecuado.

Es verdaderamente increíble que una de las compañías más importantes del mundo esté tan asombrosamente mal gestionada: puedes contar con algunos de los mejores ingenieros del mundo, pero si te dedicas a despreciar la importancia del management en la marcha de las compañías, acabas así, incurriendo en pérdidas imposibles de contabilizar en términos de lucro cesante. La consecuencia de que una de las mejores compañías reclutando ingenieros sea tan patentemente mala incorporando directivos, a los que en el fondo de alguna manera desprecia. Que Google no sea hoy la compañía más valiosa del mundo no es responsabilidad de ninguno de sus competidores ni buen hacer de los que la han superado en valoración: es simplemente un reflejo de lo mal gestionada que está. Y el episodio de Google+, como anteriormente el de Google Reader o el de muchos otros productos, no es más que una prueba más, a las que podríamos adjuntar cuestiones como las continuas pérdidas de talento, la falta de previsión o la patente ingenuidad aplicadas a la gestión, o las constantes muestras de ineficiencia. Si de algún pecado es culpable Google es, sin duda, de gestionar tremendamente mal un talento y un potencial virtualmente inmenso.

Google+ pudo hacer hecho frente a Facebook perfectamente, y si no lo hizo no fue ni por problemas del diseño del producto, ni porque Facebook lo hiciera especialmente bien: fue por la enorme y patente incapacidad de sus directivos. Pudo ser muchísimo más de lo que fue, y tenía de hecho muchísimos elementos para serlo. De haber contado con un management siquiera mínimamente competente y capaz de estar a la altura de las circunstancias, hoy estaríamos hablando de un panorama de las redes sociales completamente distinto. En su lugar, hoy cerramos un capítulo más, tiramos a la basura un enorme esfuerzo y muchísimas horas de trabajo, y ponemos otra cruz más en un ya gigantesco e indigno cementerio.

 

 

 

This article was also published in English on Forbes, “The demise of Google+ again highlights rampant mismanagement at Mountain View” 

 

16 comentarios

  • #001
    Martí T. - 10 octubre 2018 - 12:25

    Puedo estar de acuerdo con el mismanagement. Pero no le veo problema a que tengan un “gigantesco cementerio”. Precisamente esto es lo que caracteriza a este tipo de compañías, no? prueba / error, prueba / error….
    Esta práctica les ha permitido tener una sala llena de éxitos: google maps, gmail, Drive, calendar o docs sin olvidarnos de Android, youtube o waymo.

    • Enrique Dans - 10 octubre 2018 - 15:06

      El cementerio poblado como forma de decir que no haya miedo a fallar y que se sigan lanzando nuevas ideas no es malo. Pero el cementerio como prueba de que la implementación de los proyectos se hace espantosamente mal porque no se tiene ni maldita idea de los principios básicos o generales del management es la prueba de algo muy malo.

      • Alejandro Hellín - 13 octubre 2018 - 18:10

        Bajo mi desconocimiento sobre la gestión interna de Google, pero por lo que proyecta, tengo la impresión de que es una de las compañías donde más se ha apostado por conseguir un management más exitoso y participativo. Con proyectos como Oxygen, donde buscaron el desarrollo del potencial holocrático y el empoderamiento de todos los miembros de Google más que el enfoque clásico piramidal y jerárquico, poco ágil. Creo que Google es más bien todo lo contrario: un referente en management.

        La finalidad que persigue Google no es maximizar las ganancias para los accionistas, sino su propósito evolutivo de innovación continua, donde el éxito y el beneficio son un subproducto de un trabajo bien hecho y en buenas condiciones.

        Google+ es la prueba de que no siempre se acierta, como le ha sucedido a toda empresa. Que Google tenga su cementerio de proyectos fallidos pero un volumen mayor de éxitos lleva a la conclusión irrefutable de que van por el buen camino en la gestión de este “organismo”.

  • #004
    Eduardo - 10 octubre 2018 - 12:45

    Gracias por el artículo.

    Yo soy un apasionado de YouTube, pero cada vez que veo cómo lo gestionan me hierve la sangre. Desde cómo gestionan el producto, su diseño, sus creadores, sus anunciantes, sus empleados, su estrategia de marketing, sus nombres comerciales … todo es un desastre. Pero un desastre mayúsculo como dices. Parece que no tienen gestores, solo ingenieros haciendo el diseño, el marketing y la gestión de personal.

    Que vendan YouTube, por favor, que es una de las joyas de la corona y la están matando a base de mala gestión.

  • #005
    Pedro Torres Asdrubal - 10 octubre 2018 - 12:47

    D.E.P. Google+

    You will not be missed.

  • #006
    Daniel Terán - 10 octubre 2018 - 12:53

    Me acuerdo cuando lo abrieron en la primavera de 20011 y nos diste invitaciones a los de clase para probarlo … Supongo que la gente se cansó de tener dos facebooks y se quedó en el original, dejando este a un lado.

  • #007
    Smith - 10 octubre 2018 - 13:12

    Cierran no por el mismanagement, si no porque no lo usaba nadie, por mucho que le hiciérais una campaña gratuita en su día los “tecnobloggers” .

  • #008
    Pobrecito Speaker - 10 octubre 2018 - 13:17

    ¿En que saco metemos a Blogger? Creo que se hizo un lavado de cara allá cuando salió G+ pero poco más. Cuando entras con el móvil parece un sitio de 2009, editar el CSS es un especial dolor de *ejem* narices en comparación con otras plataformas y de web semántica ni hablamos… Otro producto abandonadisimo que funciona por inercia.

  • #009
    Giovanny garcia h - 10 octubre 2018 - 14:13

    Una dosis de ambicion acompañada de una mala gestion trae consigo una enorme cantidad de victimas, al fin google siempre termina poniendo Atencion donde ve mas flujo al menos en teoria, RIP google+

  • #010
    Lucio M - 10 octubre 2018 - 15:40

    Vic Gundotra, el artifice de Google+, es una persona soberbia hasta la medula. Esa imagen me dio en una entrevista que hizo a Conan O’Brien en el GooglePlex.

    Muchas opciones de diseño e iniciativas en esa red social se sintieron como decisiones unilaterales y muy probablemente hayan sido debido a él.

    Para una compañía que presume de ver muy mal a machos alfa y de hacerlos de lado en sus prolongados procesos de entrevistas para entrar a ella, que una persona como Vic Gundotra haya estado en semejante puesto gerencial por tanto tiempo es pésimo.

  • #011
    Angel - 10 octubre 2018 - 15:56

    Odio la Google que de la nada, crea productos copiados “porque si” o porque “otros lo hacen”. Cuando se comenzó a hablar de Apple Music, liberó “Google Music”. Google Videos fue la respuesta a iTunes (alquiler puntual, no tarifa plana). Alguien los usa???
    Y Google+ intentó copiar a Facebook.

    Entiendo que deban copiar tecnología (ARCore en respuesta al ARKit de Apple), sobre todo por que enriquece a Android, pero copiar productos enteros, no lo entiendo.

    El caso de Google Assistante es distinto. No fue una copia de Siri que actualmente superó, sino fue concebido distinto y ahora parece ser un muy buen producto y exitoso.

  • #012
    Javier - 10 octubre 2018 - 17:45

    Lo voy a lamentar, no porque lo usara como red social, que jamás, sino que es (…era…) una muy buena herramienta de cara al SEO…

    ¡Next!

  • #013
    xaquin - 10 octubre 2018 - 19:50

    Desde luego que google + fue mejor que facebook y blogger permitía jugar a bloguero con cierto nivel. La desidia hizo que el gato le comiera la lengua y todo aquello se convirtió en un cementerio de automóviles.

    Gracias Tío Google. Los que aún recordamos Google Reader y disfrutamos en su momento con g+ y Blogger Reader te saludan.

  • #014
    Maria Luisa Garcia - 11 octubre 2018 - 15:29

    Me ha gustado mucho el artículo. Lo que pasa en Google es el mal de otras muchas empresas tecnológicas: buenos técnicos, peores gestores… Con respecto a los siguientes pasos, coincido contigo en que Google deberá convencernos de que nuestros datos están seguros a pesar de irse Google+ al cementerio. Muchas gracias.

  • #015
    ManuH - 11 octubre 2018 - 20:03

    Google+ habría sido la perfecta evolución a Google Reader, como agregador de noticias y webs, que curiosamente años después es un nicho de negocio para Facebook. Pero no, mataron Google Reader y tiempo después sacaron esto, que no peleaba ni en un campo ni en otro, y sin ideas claras más allá del diseño inicial.

    Era también una especie de gestor de fotos, pero con Picasa por enmedio, y que después vino Google Fotos a sustituir, que es muy útil pero va dando tumbos, pues hace cosas bien, y no hace cosas que debían ser obvias. A ver si se esfuerzan un poco y no lo matan en unos años.

    Google da pánico cuando se pone pasota. Gmail no parece peligrar, pero servicios tan buenos como Google Keep, espero que sigan cuidándolo.

  • #016
    Ernesto Cardenas - 13 octubre 2018 - 13:45

    Se ve que lo de la alimentación forzada no funciono pese a toda la fuerza de Google, eso es bueno https://www.enriquedans.com/2013/11/google-y-el-problema-de-la-alimentacion-forzada.html

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados