Instagram: cuando las cosas dejan de ser divertidas

Instagram founders (IMAGE: R. Scoble on Flickr - CC BY)Kevin Systrom y Mike Krieger, fundadores de Instagram, anuncian que abandonan la compañía que fundaron en 2010 y vendieron a Facebook en 2012, y que comienzan un nuevo capítulo, en el que “se tomarán un tiempo libre para explorar nuevamente su curiosidad y su creatividad“. Según su nota, “construir cosas nuevas requiere que retrocedamos, comprendamos lo que nos inspira y combinemos eso con lo que el mundo necesita, y eso es lo que planeamos hacer.”

La salida de los fundadores de Instagram, seguramente una de las mejores adquisiciones de todos los tiempos y actualmente la auténtica joya de la corona de la compañía, podría deberse, según algunos analistas, a la pérdida progresiva de la independencia con respecto a Facebook. Cuando la compañía fue adquirida en 2012, sus fundadores pusieron un importante empeño en seguir siendo razonablemente independientes y con cierta libertad de gestión con respecto a la compañía que los adquiría, y de hecho, mantuvieron su sede separada en un edificio distinto del cuartel general de Facebook, y sus direcciones de correo con su propio dominio. La decisión de salir de la compañía no tiene que ver con falta de ambición o de planes interesantes: coincide con el anuncio de importantes planes para Instagram, tales como la construcción de herramientas específicas de comercio electrónico, y con el reconocimiento que supone haberse convertido en un ejemplo de éxito que ha sido capaz de superar los mil millones de usuarios desde los treinta millones que tenía en 2010.

Los fundadores de otra de las grandes adquisiciones de Facebook, Brian Acton y Jan Koum, anunciaron su salida de la compañía respectivamente en septiembre de 2017 y en abril de 2018, todo indica que también debido a desavenencias con la propiedad en torno a la gestión de la compañía. Antes, en marzo de 2017, dejó la compañía Palmer Luckey, fundador de Oculus VR, adquirida en marzo de 2014. Y mucho antes, en junio de 2012, Facebook perdió a Bret Taylor, entonces fundador de otra compañía adquirida, Friendfeed, y actualmente uno de los directivos clave de Salesforce. La imagen de una Facebook hospitalaria, capaz de retener el talento adquirido y de ilusionar a los fundadores con un nivel de independencia y de medios importante que les permitían convertir en realidad sus ambiciones se desvanece con cada una de estas salidas. Llegar a Facebook ofrece a los fundadores la posibilidad de contar con dinero, talento de desarrollo y potencial para hacer crecer sus proyectos y escalarlos hasta el infinito, pero todo indica que lo hace a costa de importantes compromisos con respecto a lo que sus fundadores tenían en mente cuando dieron el sí. Ese tipo de sueños pueden ser completamente irracionales, como mostraba el caso de una WhatsApp que jamás se planteó como compañía económicamente sostenible, o claramente viables y sensatos como los de Instagram, que actualmente se valoraría en cien mil millones de dólares en caso de ser una compañía independiente. Systrom y Krieger pueden salir de Facebook con la cabeza muy alta tras haber ofrecido a la compañía un multiplicador de valor de alrededor de cien veces desde el momento de su adquisición.

¿En qué momento los fundadores de una compañía, convertidos en multimillonarios tras una adquisición, consideran que el juguete ya no es divertido, que ya no se sienten a gusto y que quieren salir para pensar en comenzar algo nuevo? Si tu compañía no es capaz de mantener este tipo de talento motivado y con ganas de seguir haciendo cosas, o no es capaz de proporcionar avenidas y recursos para que puedan explorar su ya más que probada creatividad internamente, podrías estar teniendo un problema importante. Que Mark Zuckerberg se despida elegantemente de los fundadores de Instagram diciendo que les desea lo mejor y que está deseando ver lo próximo que construyan está muy bien, pero debería abrir un período de reflexión en el que la compañía se plantee qué está perdiendo cuando determinada gente siente la necesidad de irse a “expresar su curiosidad y creatividad” a otro sitio.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Life at Facebook: not much fun?” 

 

16 comentarios

  • #001
    Beatriz - 25 septiembre 2018 - 08:46

    A muchos emprendedores lo que nos gusta es crear. Una gran empresa, como ya se puede considerar a Instagram y más si está unida a la todo poderosa Facebook, tiene menos capacidad de seguir creando. Si eres uno de los altos ejecutivos, tu vida se pasa en gestionar y poco en crear.
    Además si has vendido la empresa ya no es tu hijo, el lazo emocional lo has cortado y el bolsillo lo tienes lleno. Si son personas con ganas de emprender, es normal que busquen nuevos desafíos. Yo los entiendo.

    • Martin - 25 septiembre 2018 - 19:47

      Debe ser cierto.
      Poco tiene que ver lo estimulante, la ilusión y el desafío de un visionario para crear una startup desde cero (un proyecto nuevo en el que solamente él cree), con la gestión diaria de una compañía convertida en una vaca lechera para dar réditos a los inversores.
      Y pasar de las penurias de emprender, a tener los bolsillos bien llenos, a las personas normales seguramente también las desmotive un poco a seguir trabajando.
      Lo normal para la gente joven que ha tenido éxito temprano, debe ser volver a buscar el gusanillo de la aventura y convertirse en el apoyo de ideas nuevas (que probablemente ya no sean suyas).

  • #003
    Alberto - 25 septiembre 2018 - 09:01

    Suena un poco como Cristiano Ronaldo y el Real Madrid.
    ¿Quien le ha dado más a quién? ¿Instagram habría sido lo que es sin Facebook, y YouTube sin Google? Parece que se van de una forma elegante y con los bolsillos llenos, hay casos para todos los gustos, pero lo que es claro es que para Instagram existe un antes y un después de la compra por parte de Facebook.
    Dudo mucho que Instagram fuese lo que es hoy sin Facebook, de hecho igual habría desaparecido. El pasado es el que es, y el futuro está por escribir.

  • #004
    Gorki - 25 septiembre 2018 - 09:02

    Si te vendes, no puedes pensar en ser libre, lo más que llegarás es a ser un esclavo adinerado, Y estoy de acuerdo, esclavo y con dinero, lo mas inteligente que puedes hacer es huir. Aunque la jaula sea de oro, no deja de ser jaula.

    Aunque ya en libertad, lo habitual es que a todos los adinerados se les acaba la creatividad ahogada en el comer y el follar, ¿Que ha inventado Bill Gates?

    La creatividad nace de estar pasándolas canutas, por eso hay tanto estudiante universitario creativo junto con los emigrates de patera, son el lumpen actual.

    .

    • Ángel - 25 septiembre 2018 - 09:16

      ¿Has dicho f*****….?

      • Gorki - 25 septiembre 2018 - 16:54

        He dicho follar, En el RAE
        1).- Soplar con el fuelle. del lat. follis ‘fuelle’.
        2).- Soltar una ventosidad sin ruido.
        3).-Formar o componer en hojas algo.del lat. folium ‘hoja’.
        4).- Hollar, talar o destruir.
        5) .- Practicar el coito. vulgar

        En el sentido de la 5ª acepción.

  • #007
    Ángel - 25 septiembre 2018 - 09:18

    Eso que relatas, a pequeña escala, ocurre en España constantemente seguro que conoces muchos casos…

    • Gorki - 25 septiembre 2018 - 17:04

      No conozco a nadie en España que tuviera un negocio real o digital y que un día se lo compraran llenándolo de millones y lo dejaran en un puesto directivo, pero seguro que hay mas de uno.

      Lo mas parecido que conozco es Juan Abelló, heredero de los laboratorios Abelló, y propietario de Antibioticos SA, que se lo compró una multinacional Italiana. Pero no le dejaron de directivo, ni a él, ni a Mario Conde. Ambos cogieron el dinero y se largaron a hacer inventos por ahi.

      Mario Conde. no se si comió mucho, pero follar, se folló a todos los empleados de Banesto y empresas satélites, entre ellos a mi mismo, y puedo asegurarte, que quedé bien jodido .

  • #009
    Daniel Terán - 25 septiembre 2018 - 09:44

    Al final es algo tan sencillo como que a nadie le gusta que le manden. Cuando tienes la vida resuelta no es necesario pasar eso.

  • #010
    Socretino - 25 septiembre 2018 - 11:09

    EStá claro que la pa$ta siempre gana:

  • #011
    ALAN TURING - 25 septiembre 2018 - 18:04

    Sr. Dans, creo que hay una pequeña errata en el segundo párrafo: donde dice que Instagram fue adquirido en 2010, la fecha correcta es 2012, según ud. mismo comenta en el 1er párrafo.

    Respecto a Instagram me alegro mucho de su éxito, pero su negativa a volver al orden cronológico en la feed de fotos la enmarco dentro de la serie “Los algoritmos que nadie pidió y que todo el mundo odia”.

    • Enrique Dans - 25 septiembre 2018 - 18:10

      Muchas gracias, acabo de corregirlo!

  • #013
    Elias - 26 septiembre 2018 - 00:56

    Probablemente han pensado que IG se está acercando a su potencial maximo, igual que le ha pasado a Facebook que ahora está más bien en declive por los problemas de privacidad, y en mi opinión sobretodo por la cantidad de contenido de baja calidad, es casi un youtube con videos de cualquier tipo y formato, sobra publicidad, grupos inutiles, eventos, fotos.. Me da la sensacion de que IG va a ir en la misma dirección, la van a exprimir al maximo de una forma u otra a las ordenes de FBK.

  • #014
    Michel Henric-Coll - 26 septiembre 2018 - 13:48

    Parece que los comentarios van por el lado de los salientes, pero lo que leo en el artículo, y me parece más interesante, es lo que se puede presagiar de una compañía que compra grandes talentos y prefiere dejarles marcharse antes de que darles libertad creativa.

    Algunos dirán, tal vez con razón, que la creatividad, la podrán comprando del próximo limonero en lugar de esperar seguir exprimiendo los limones ya comprados.

    Y otros recordarán el verso de Corneille: “Et, monté sur le faîte, il aspire à descendre” (y llegado a la cubre, ambiciona bajar”.

  • #015
    Ángel 2 - 27 septiembre 2018 - 14:39

    A mi me resulta llamativo el tiempo que aguantaron… ¿como es que no se fueron antes?. Porque el final ya lo sabíamos todos…

    La única respuesta es, debe haber cláusulas de permanencia por cierto tiempo. Sino imaginen lo mal que se vería si al mes de la adquisición, los fundadores deciden irse… o lo mismo, si al vender, ellos se desligan (todos hubiésemos imaginado una fusión Facebook-Instagram, puaj!)

  • #016
    Estados - 2 octubre 2018 - 00:21

    Instagram cada vez se ha transformado mas en facebook. Me hace mucho sentido que esta sea la razón principal. Lo de la creatividad también lo puedo entender y la verdad me extraña mucho que estuvieran tanto tiempo en el barco cuando pueden crear mucho mas afuera.

    Gracias por el artículo!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados