Xiaomi: llega el gran día… y te la pegas

IMAGE: XiaomiEs, sin duda, una de las compañías chinas de moda, una estrella ascendente que en tan solo ocho años ha conseguido situarse como una de las marcas de electrónica de consumo más importantes por volumen de ventas en numerosos mercados. Xiaomi, fundada en abril de 2010 por Lei Jun, salió al Hong Kong Stock Exchange esperando alcanzar una valoración de cien mil millones de dólares, la rebajó a setenta mil, y terminó situando el precio de su acción en el límite inferior, en torno a una valoración más realista de cincuenta y cuatro mil. Y aún así, tras el toque del gong, las acciones comenzaron una caída que la ha llevado, al cierre del mercado, a caer en torno a un 6% sobre el precio de salida.

¿El problema? Xiaomi puede fabricar terminales bajo su marca Mi con una obsesión absoluta por la relación calidad/precio y venderlos, además, con un margen minúsculo para convencer a muchos millones de usuarios en mercados muy diversos. Puede intentar copiar la estrategia de Apple y montar una red de tiendas propias para hacerse así con un porcentaje algo más significativo de ese margen. Y hasta puede intentar desarrollar una estrategia de venta de servicios sobre esos productos para intentar complementar esos márgenes tan estrechos con otras actividades más lucrativas. Básicamente, un movimiento que la llevaría desde ser un simple fabricante de terminales baratos, a convertirse en lo que ellos ya afirman ser, una compañía de internet. Gracias a esa estrategia, sin duda muy bien diseñada y ajustada, puede llegar a crecer mucho, e incluso a hacerlo no siguiendo el estilo de la inmensa mayoría de las compañías chinas, únicamente en su mercado durante las fases iniciales, sino conquistando otros países como Rusia o España. Pero si con todo eso pretende que el precio de su acción valore la compañía a casi cuarenta veces los ingresos de 2017, cuando el mercado está valorando a compañías como Apple con un multiplicador de 16x o las del gigante Tencent a un 36x, los buenos propósitos y la estrategia pasan a chocar con una cosa que se llama sentido común. Para ser una compañía de internet no llega con que lo digas o lo prometas tú, tienes además que conseguir otra serie de objetivos.

Las compañías pueden partir de una base determinada, y tratar de explicar sus intenciones de muchas maneras. En el caso de otra compañía china, Huawei, el punto de partida son unas operaciones enormemente sólidas y con márgenes interesantes como la venta de tecnología, el desarrollo de patentes y los contratos con gobiernos y empresas de telecomunicaciones de medio mundo. Sobre eso, desarrollan una operación de venta de electrónica de consumo, fundamentalmente por poder tener una visión completa sobre la tecnología que desarrollan y venden, y les va de maravilla. Y aún así, rechazan la salida a bolsa, y prefieren mantenerse como la empresa más grande del mundo en manos de sus empleados. Frente a eso, una Xiaomi que se apoya en unas enormes – pero frágiles – ventas de electrónica de consumo con unos márgenes irrisorios y que promete, por ahora solo promete, construir sobre ello un imperio de servicios con márgenes supuestamente más lucrativos, es sencillamente eso, una promesa. Y las promesas conllevan más riesgo que las realidades, y eso es algo a lo que el mercado es, lógicamente, sensible. Vender muchísimos terminales no es necesariamente sinónimo de ganar mucho dinero… de hecho, podría incluso conllevar grandes pérdidas, como muchas marcas saben bien.

Lógicamente, hay otros factores que pueden haber colaborado a una salida a bolsa lamentable: las perspectivas aún desconocidas de la guerra comercial emprendida por el impredecible Donald Trump, y su posible efecto sobre unos mercados exteriores más volátiles que nunca. Xiaomi es un ejemplo claro de compañía que demanda a sus accionistas una paciencia que estos no parecen haber tenido, de ahí una salida a bolsa rápida, para evitar seguir haciendo rondas de financiación o ampliaciones que cada vez resultaban más caras. Si con tu salida a bolsa demuestras que necesitas con cierta urgencia dinero para seguir financiando un crecimiento rápido a costa de unos márgenes minúsculos (sin contar con otra salida al mercado chino que fue cancelada sin muchas explicaciones el mes pasado), lo que tienes que poner en el horizonte no son simplemente unas promesas de venta de servicios, sino algo más sólido y tangible.

¿Puede cambiar el panorama para la compañía? Posiblemente. Una vez sentada la línea base, estamos ya en el mundo de las expectativas, de las percepciones y de los resultados trimestrales. Una buena racha de ventas o unos anuncios que sugieran una marcha más rápida en su transición desde “compañía de fabricación de terminales baratos” a “compañía de internet”, y Xiaomi podría cambiar sus perspectivas rápidamente. Pero por el momento, nos quedamos en la fotografía actual: un toque de gong con sabor amargo. Claramente, el crecimiento no es tan sencillo como algunos creen, y los mercados no siempre se creen todo lo que las compañías intentan prometerles. O las dos cosas.

 

ACTUALIZACIÓN (10/07/2018): Alba Asenjo, de Business Insider, me cita brevemente en su artículo titulado “Los secretos de Xiaomi, el gigante chino que aspira a convertirse en el gran rival de Apple“.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Xiaomi: promises, promises” 

 

10 comentarios

  • #001
    Gorki - 9 julio 2018 - 13:32

    La Bolsa es imprevisible, si no lo fuera no podría existir, todo tendría un precio fijo e invariable, por tanto quien entra a la bolsa sabe que puede ganar o darse el batacazo.

    Lo que la Bolsa valora son las expectativas y no las realidades, de nada vale que tu empresa tenga miles de inversiones sólidas, si las expectativas de futuro que detecta el público no dan beneficios sustanciosos, bien en dividendos, bien en valoración, tus acciones serán poco valoradas.

    Estas expectativas hacen que compañías totalmente ruinosas en los libros contables, alcancen altas valoraciones, aunque no hayan dado nunca dividendos, como pasa con Tesla, ha pasado con Amazon durante años. o con Twitter. Si a Xiaomi los que juegan en bolsa. le vieran claras expectativas de negocio en un futuro, no dudarían en valorarla alto,-Lo que ocurre. es que estos señores, confundidos o no, no se las ven un resplandeciente futuro y es lógico , si lo que hace es productos casi sin margen , pues no tiene atractivo, es trabajar para el maestro armero aunque venda miles de millones.

    Responder
  • #002
    Daniel Terán - 9 julio 2018 - 13:49

    Sí, es mejor quedarse al margen como Huawei y no tener que dar explicaciones sobre los números no vaya a ser que te den un baño de realidad también.

    Responder
  • #003
    marcelo - 9 julio 2018 - 15:30

    A Xiaomi le gustaría ser Apple y le copian sin pudor ninguno el diseño, el software y lo de las tiendas (a alguien le hace ilusión visitar una tienda Xiaomi? lo dudo). Pero claro, no son Apple sino unos imitadores.

    Responder
  • #004
    Víctor M. - 9 julio 2018 - 23:15

    O sea, que pagan millonadas por “negocios” que no ganan dinero pero tienen un montón de usuarios, y no se arriesgan con quien vende mucho aunque sea con poco margen.

    Está claro que no tengo ni idea y mejor no jugar a la bolsa.

    Responder
    • Gorki - 10 julio 2018 - 00:12

      Pagan millonadas por cosas que creen que ven a ser negocio eb un futuro, aunque no lo sean hoy, y no pagan por cosas que facturan mucho pero no son gran negociom ni nadie cree que lo sea en un futuro. No creo que sea tan difícil de entender.

      Lo que es difícil de entender es que muchos crean que Tesla tiene mucho futuro, (claro que ya a la acción está bastante estable y tendiendo ligeramente a la baja).

      Responder
  • #006
    alan - 10 julio 2018 - 01:45

    Que interesante analisis,pero adjuntado el item de innovacion de Xioami yo creo al momento tiene mucho que innovar pues usa en software Android con los miles modelos de smartphone en el mercado sea Samsung,LG,Huawei,adetc y solo potencia diseño y hardware eso es mas de lo mismo.
    Ni que decir si revisan las Xioami ofrece ultrabooks con Windows 10 que de innovador tiene eso de los miles ultrabooks en el mercados gobernandos por Windows,eso es innovacion es mas de lo mismo.
    Yo nunca he usado Apple ,pero quizas lo que la empresa de la manzana le queda es que aun desarrollo su software propio,sistema operativo propio que lo diferencia y genera su propio ecosistema y controla en ciertos aspectos su hardware.

    Cuando Xioami no haga mas de lo mismo sera innovadora en el ambito de gadgets,smartphones y notebooks quizas pueda crear su propio sistema operativo y generar un ecosistema nuevo,pero si es mas de lo mismo de que sirve-

    Cabe analizar que el mundo smartphone sea esta volviendo predecible poco innovador por que todo mundo usa Android como en el mundo PC todo mundo usa Windows :)
    Mas de lo mismo yo creo que las empresas seran algo cuando se diferencien de verdad :)

    Responder
    • Gorki - 10 julio 2018 - 10:44

      El error de Apple fue diferenciarse en exceso. Quien se metía en el mundo de Apple con su Mac OS se metia en un mundo estrecho. Quien desarrollaba para Mac pronto hacía una versión para Windows, (porque usuarios Windows son muchos), pero no siempre ocurría al revés, con lo que los que tenían Mac OS dejaba de poder utilizar todo lo mucho y bueno que existía sólo para Windows,

      Para arreglarlo hicieron un programa que emulaba Windows en Mac Os y hacia compatible a los Apple con los programas de Windows, ( inevitablemente con menos rendimiento) , pero se les vino abajo es “ecosistema Mac”, nadie perdía el tiempo en hacer algo sólo para Mac si lo de windows funcionaba en los Apple..

      A Apple , para diferenciarse, solo le quedó el recurso de sacar aparatos de mucha calidad, (y elevado precio). a los que incorporan mucho de diseño, que si es blanco el cable de los pinganillos, que si la pantalla no tiene marco, que si los iconos son diferentes,…. En conjunto chorradas que los chino les copian en tres meses. (salvo en el precio)

      A Apple le compran los amantes de las marcas, (que son muchos), pero nadie lo hace por ser diferente en software..

      Responder
      • ALAN ROLLY CHAVEZ ARANCIBIA - 10 julio 2018 - 15:49

        Claro los aspectos que adicionas son correctos,pero mi analisis va que siempre las empresas asiaticas de tecnologia siempre fueron buenas armando productos en software y hardware mas de lo mismo eso paso en tiempo de los clones de IBM PC donde aparecieron PC asiaticos clones que venian con DOS y Windows
        ¿Cuando innovaron ? ¿Cuando una empresa asiatica dijo vamos crear nuestro propio sistema operativo ?
        ¿Vamos a crear nuestro propio ecosistema ?
        Igual pasa ahora con Windows y Android productos repetitivos que tratan diferenciarse en potencia,tu mismo ves como gigantes como Toshiba,Sony y el mismo IBM se retiraron o vendieron sus unidades de PC por que ya no era rentable.

        El mundo smartphone con Android pasara por lo mismo que el PC Windows que ya es no es innovador para nada por que sabemos que el mundo PC aun lo controla Microsoft y los productos son repetitivos lo queramos ver o no ,esto por que se piensa que es un estandar y nadie sale de circulo .
        En tanto en Android donde esperas innovacion si todos los fabricantes son lo mismo :)

        Responder
  • #009
    Roi Facal - 10 julio 2018 - 09:13

    No deberia ud confundir ingresos y beneficios. Apple cotiza a 16x BENEFICIOS, no ingresos. Asumo que Xiaomi sale a bolsa a PER 40.
    La misma confusion sale de su version en ingles de este articulo, ud habla de revenues, en vez the earnings.

    Responder
  • #010
    Fernando González - 12 julio 2018 - 12:05

    Comparar Apple con Xiaomi, es comparar peras con manzanas y nunca mejor traído el símil.

    Apple fabrica cuatro cosas Ordenadores, tabletas, telefonos, relojes y cascos inalámbricos. Xiaomi tiene en su catálogo de todo, no conozco ninguna otra empresa que pueda hacer tantas cosas diferentes y además hacerlas muy bien en cálidad y encima con precios ajustados.

    Yo empecé con un móvil para mi hija y la experiencia fue tan buena que repitió con el A1.

    Compré un purificador de aire para el salón que limpia las particulas del diesel, además de funcionar bien no desentona con la decoración.

    Compré una batería externa, diseño impecable y rendimiento perfecto.

    En el punto de mira tengo su patinete eléctrico, después de ver las reviews no dudo, que es el mejor del mercado.

    Pero puedes comprar desde una mochila, zapatillas de deporte, chaquetas, ordenadores, tabletas, dispositivos de domótica y al ritmo que llevan no me extrañaría ver pronto motocicletas eléctricas o quien sabe si submarinos.

    En serio, Xiaomi es a la fabricación, lo que Amazon es a la distribución. Impresionante.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG