Sobre nubes y PYMES

CloudDentro de mi colaboración con el blog corporativo de Sage, me pidieron un artículo hablando sobre las ventajas del cloud computing y la propuesta de valor de la nube en general orientado al mundo de las pequeñas y medianas empresas, artículo que publicaron ayer bajo el título “Replanteando flujos de trabajo: las pymes, la nube y la evolución de la computación” (pdf).

Básicamente, es un intento de actualizar lo que sabemos sobre el cloud computing visto de una manera histórica, desde que, hace ya bastantes años, la combinación de herramientas cada vez más adecuadas, un ancho de banda en crecimiento y una cobertura de conectividad c ada vez más ubicua nos empezaron a llevar hacia la lógica que hoy ya prácticamente todos conocemos: que el lugar ideal para los datos ya nunca es un ordenador ni ningún dispositivo en manos del usuario, sino un servidor remoto perteneciente a una compañía especializada y que nos brinda una calidad de servicio pactada. Nada que no sea perfectamente sabido y asumido por el visitante habitual de esta página, pero que he podido comprobar en numerosas ocasiones que no lo es tanto a nivel de PYMES.

Como en tantos otros temas, la PYME suele ser relativamente conservadora y renuente al cambio, lo que conlleva, en muchos casos, que bien por ignorancia, por conservadurismo o por temores infundados pierda las muchas ventajas que supone el trabajo en la nube. En el artículo, menciono concretamente la evolución de las metodologías de trabajo gracias a las herramientas en la nube, y las ventajas que puede traer consigo su adopción, tales como una mayor seguridad – no importa cómo de seria sea una PYME con sus prácticas de seguridad, un buen proveedor de herramientas en la nube siempre las superará por principio, debido a su nivel de especialización, por mucho que obviamente pueda haber, como en todo negocio, proveedores buenos, malos o regulares, – así como mayor flexibilidad y comodidad, al tiempo que posibilitan la llegada de usos más sofisticados, como la posibilidad de aplicación de técnicas de machine learning mediante herramientas de Machine Learning as a Service (MLaaS).

Hace ya casi catorce años que trasladé la mayor parte de mis metodologías de trabajo de mi actividad empresarial a la nube, aprovechando un artículo que escribí para una revista que me lo planteaba como desafío. Sin embargo, muchas compañías, particularmente PYMES, parecen seguir considerando que un ordenador es una máquina para almacenar archivos, algo que, prácticamente sin excepción corresponde, en nuestros días, a una idea ampliamente errónea. La evolución de la tecnología ha sido similar a la de muchas otras compañías: especialización y desarrollo de una oferta de servicios que lleva a que, si pretendemos utilizar los nuestros en lugar de los creados por esos competidores, implique prácticamente siempre que trabajemos de manera subóptima, tanto en términos de coste como de prestaciones o de nivel de servicio. Mientras las PYMES no sean conscientes de este tipo de ideas, no habrán dado el paso a la edad moderna de la tecnología, con todo lo que ello conlleva para una parte fundamental del tejido productivo y de la economía.

 

15 comentarios

  • #001
    Carlos Quintero - 10 abril 2018 - 13:19

    Para mí, este tema de llevarse los datos a una nube forma parte de la transformación digital. Eligiendo adecuadamente el proveedor e implantando los sistemas de seguridad de acceso adecuados (two-factor authentication, 2FA), los supuestos inconvenientes o temores deberían ser mínimos, comparados con las ventajas.

    Aparte de los factores que apuntas (ignorancia, conservadurismo, temores infundados), en mi experiencia con mi entorno personal más próximo encuentro otros dos factores:

    – Falta de entusiasmo por la tecnología: al lector típico de este blog le suele encantar la tecnología, en mayor o menor medida (si no, creo que no lo leerían), pero al grueso de la gente, la tecnología le da bastante igual. Adoptan el móvil y las tabletas junto con algunas apps de uso masivo, pero fundamentalmente para el ocio (WhatsApp, Facebook, Instagram, Kindle, etc.). El uso de herramientas para guardar información (Evernote, OneNote y similares), para gestionar tareas (Trello, etc.) o para guardar archivos (Google Drive, OneDrive, DropBox, etc.) es mucho más reducido.

    – Falta de curiosidad: a falta de entusiasmo, bastaría tener curiosidad en informarse y probar cosas nuevas para ver qué podrían aportar a nivel personal o de pequeña empresa. Pero tampoco suele ser el caso.

    Incluso en personas que hacen copias de seguridad, su política de backups es bastante deficiente: un único disco externo, guardado en la misma mesa donde está el ordenador, con un proceso manual de copia (sin comparación de archivos) que requiere disciplina, etc.

    El resultado son papeletas de un sorteo para un desastre (pérdida de datos), que en algún momento toca.

  • #002
    JJ - 10 abril 2018 - 13:32

    ” …nos empezaron a llevar hacia la lógica que hoy ya prácticamente todos conocemos: que el lugar ideal para los datos ya nunca es un ordenador ni ningún dispositivo en manos del usuario, sino un servidor remoto perteneciente a una compañía especializada y que nos brinda una calidad de servicio pactada.”

    Aquí niego la mayor. Nada justifica enajenar, voluntariamente, nuestra información, ni personal ni de empresa (salvo excepciones puntuales).

    • Pepe - 10 abril 2018 - 16:09

      ¿Dónde guardas tú tu dinero?

      • JJ - 10 abril 2018 - 19:06

        Mejor, podrías haber preguntado donde guardo los Bitcoins…

        Pero la comparación entre dinero e información no cabe.

        Además si te roban el dinero en el banco lo sabrás enseguida, pero si te roban tu información no te enterarás, porque seguirá allí, en tu nube.

        Antes, el correo se consideraba algo estratégico y la correspondencia epistolar inviolable. Hoy toda esa información está súper centralizada, en manos de unas pocas empresas que tienen dueños y solo te queda fiarte ciegamente de ellos.

        Suena bien lo de subir a la nube… pero no es una nube ni tampoco está sobre tí, y los que la controlan tampoco son ángeles…

  • #005
    menestro - 10 abril 2018 - 20:04

    ” … sino un servidor remoto perteneciente a una compañía especializada y que nos brinda una calidad de servicio pactada. “

    El cloud computing no es un servidor, ni se basa en esa tecnología. Ni es remoto (todos los servidores son remotos). Es todo lo contrario, está un par de grados por encima del Clúster, que es un conjunto de servidores distribuido.

    Es una abstracción de la capa de hardware que permite ejecutar servicios de forma independiente y sin que exista un soporte físico o servidor para los mismos.

    Por poner un ejemplo, Office365 es una aplicación de escritorio, como Sage. No hay ningún servidor o máquina con un procesador que lo ejecute. Son servicios (SaaS). El almacenamiento no se produce en un espacio físico determinado.

    Hay diferentes clases clouds, en la actualidad, la tecnología más en boga son los ‘contenedores’. Que es un nivel aún mayor de abstracción, por encima del cloud y la maquina virtual.

    • Noel Torres - 10 abril 2018 - 22:55

      Nada más lejos de la realidad. Te puedo decir, como administrador de máquinas de esas, que sí que hay servidores, y por supuesto que hay soporte físico. No habría la tan cacareada Cloud sin cabinas de disco NetApp o VMax, o sin servidores Bullion o Dell. Dímelo a mí, que soy al que despiertan de noche si una fuente de alimentación deja de estar redundada.

      Así que no digas si no sabes. Decir que no hay ningún servidor que ejecute Office 365 es una chorrada como la copa de un pino. Claro que los hay, muchos, ejecutándolo a la vez, y probablemente migrando procesos y compartiendo acceso sobre la marcha (no lo sé con certeza porque no administro ESA nube, pero por la experiencia tiene toda la pinta).

      Los contenedores tampoco son la tecnología más en boga para la nube hoy en día. Una verdadera nube con elasticidad te permite crear máquinas completas sobre la marcha a partir de imágenes predefinidas y pagar solamente por el uso real de CPU y disco que hayas hecho. Las tecnologías hiperescalares, como, por citar un ejemplo libre, Openstack, funcionan así. Contenedores usan los que tienen dos o tres servidores en su casa o en su PYME y tienen que meter dentro quince o veinte servicios distintos. Que además dan problemas de aislamiento.

      Vamos hombre…

      • menestro - 11 abril 2018 - 00:12

        Discúlpame, pero no puedo responderte si usas ese tono. Ni puedo dedicarme a aclarar todo lo que dices, que bueno, creo que los que conocen el tema ya saben en que estás confundido y los que no, se lo imaginan, y yo aquí no puedo enredarme con este tipo de cosas.

        Pero es un cúmulo de confusiones y equívocos. Yo es que de asuntos futbolísticos, no puedo darte conversación.

        Los lectores comunes no entienden los términos técnicos que estás mencionando. Yo sí, y me doy cuenta de los errores de concepto (junta de la culata y esas cosas).

      • Juan Manuel - 11 abril 2018 - 11:10

        Creo que confundes lo que pretende decir MENESTRO.

        A mi entender, cuando dice que no hay servidores se refiere, tal y como dice, a que ha llegado tal grado de abstracción que no se puede decir que UN SERVIDOR FÍSICO sea inequívocamente el que almacena los datos.

        Evidentemente debajo de todo eso hay maquinas y cables. Pero son servicios distribuidos entre tantas capas, niveles, sistemas redundantes, encriptaciones, ect. Que si tuvieras que recopilar un dato concreto posiblemente no lo encuentres en un lugar concreto. Sino distribuido en distintos paquetes entre distintas maquinas posiblemente ni en el mismo edificio.

        En definitiva, si yo mañana asaltase un data center y me fuese con un disco duro bajo el brazo a mi casa. Seguramente no pueda sacar de ese disco ningún dato de nadie, aunque técnicamente tenga GBs y GBs de datos de mucha gente.

        Y a cada usuario le interesa la capa en la que trabaja. Un usuario tipo de PC dirá que tiene programas, un administrador dira que eso es una tonteria, que lo que hay son distintos procesos, el programador dira que son lineas de codigo ejecutandose, el ingeniero informatico dirá que son 0s y 1s, el ingeniero tecnico dirá que son pulsos electricos y el fisico díra que todo eso son tonterias que no tienen ni idea, que lo que hay son atomos, electrones y fotones.

        Todos tienen razón y todos están equivocados, discutir los distintos puntos de vista según perfil es una perdida de tiempo.

  • #009
    Gorki - 11 abril 2018 - 11:04

    La seguridad de los datos en la “Nube” es algo mas baja que en una red de ordenadores situados en una oficina, pues hay riesgos de que los datos se intercepten tanto en el envío y retorno a la “nube”, como en el lugar de almacenamiento.

    Esta circunstancia, pueda ser determinante en un contado número de empresas, como puedan ser financieras,, de defensa, o parecidas, pero para el 90% de las empresa “normales”, la ·ventajas de la “nube” compensan con creces a los inconvenientes,

    Quien crea que en una empresa normal, tiene sus datos más seguros en “casa” que en la nube, es porque aun no ha padecido, un incendio, una inundación, la fluctuacion del voltaje, la rotura de un disco duro,, o cualquier contingencia que solo un perfecto sistema de “backup” evita que tengas problemas difícilmente superables..

    Pero un perfecto sistema de backup. exige entre otras cosas, guardar los datos fuera de la oficina., con lo que en la práctica igual problema tienes que te intercepten los datos en el transporte, o en el lugar donde se custodien.. Con lo cual, para a empres “normal”. esta igual o peor que guardándolos en la “nube”

    Y la “nube” tiene la te ventaja de la “ubicuidad” no importa donde esté situado el usuario. que con un mínimo ordenador en Internet, tiene todos los datos y los programas que utiliza,

    Esto se aplicable a una PYME como a un autónomo,. (es muy cómodo seguir tus negocios, incluso desde tu lugar de descanso), como para un simple particular, como yo, que como jubilado soy bastante nómada, y allí donde vaya. tengo todos mis datos y programas con solo tener un PC conectado a la red a mi alcance,

    • JJ - 11 abril 2018 - 22:44

      Es cierto, la nube tiene sus ventajas para los nómadas. Sobre todo si te molesta cargar con un smartphone, un portátil, y un par de tarjetas MicroSd…

  • #011
    Luis Hernández - 11 abril 2018 - 12:19

    No se trata sólo de los datos. Cada vez más, es posible acceder a casi cualquier tipo de aplicación sin necesidad de tenerla instalada en nuestro equipo, directamente a través de un navegador web. Con ventajas de accesibilidad, actualización e implantación sobre las aplicaciones tradicionales. Si, cloud computing, pero también aplicaciones cuya lógica se ejecuta mayoritariamente en el cliente, como es el caso de las Progressive Web Apps.
    Además no es necesario restringirse a aplicaciones comerciales disponibles en Cloud (generalmente mediante un modelo de negocio del tipo SaaS), también pueden desarrollar sus propias herramientas aprovechándose de APIs de terceros para funcionalidades específicas.

    En mi empresa solemos realizar este tipo de proyectos para PYMES (y no tan PYMES) y la mayor parte de las veces ni siquiera se han planteado esta posibilidad hasta que no les enseñamos algunos ejemplos. Así, desde una simple presentación, a un sistema de prediagnóstico mediante análisis estadístico, pasando por herramientas de formación y divulgación, o de generación de todo tipo de informes en PDF y otros formatos, terminan convirtiéndose en Webs, fáciles de compartir, de utilizar y mantener que residen en un servidor.

  • #012
    Pedro - 11 abril 2018 - 20:00

    ¿Alguien puede aclararme el concepto de sincronización de contactos, fotos y vídeos con “la nube”? Lo digo porque yo recuerdo lo sencillo e intuitivo que era antiguamente (informáticamente hablando) con el Nokia PC Suite indicarle el sentido de la transferencia de información: si para el equipo o para el teléfono. Entonces sí era muy amigable. Pero ahora mismo si yo elimino un contacto en Gmail no tengo claro si inmediatamente queda eliminado en la nube, o al revés. Si me voy al ordenador y con el móvil al lado compruebo si al eliminar de Gmail se me sincroniza automáticamente y de forma inmediata cualquier modificación de teléfono, o si añado un segundo número o si añado o elimino un contacto. Para mí sería muy valioso comprender eso, porque me consta que Gmail ha fallado (los servidores de Google) con las sincronizaciones, y desde entonces utilizo dos copias de seguridad, la automática y la manual haciendo uso de alguna app, para así no fallar, porque no es la primera vez que por culpa de ese problema he perdido contactos, o por un bug de una versión anterior de Android, o si por cualquier extraña razón se duplicaban o triplicaban contactos por cada cuenta de mensajería y al eliminarlas, me cargaba el contacto con su número. Vamos, que el tema es complejo. Muchas gracias.

    • Carlos Quintero - 12 abril 2018 - 17:50

      Respecto a los contactos, la teoría es simple:

      1) En un móvil los contactos se pueden almacenar en:

      – La SIM: solo permite nombre y número. No sincroniza con nada.

      – La memoria del móvil: No sincroniza automáticamente con nada, si se pierde el móvil se pierden los contactos, a no ser que tengas un backup del móvil en el ordenador o en la nube

      – Una cuenta en la nube: cuenta Google (que no GMail), cuenta Microsoft (que no Outlook), cuenta Apple iCloud, etc. A nivel corporativo es muy habitual Microsoft Exchange, aunque no esté en la nube.

      Cuando se crea un contacto el dispositivo te pregunta dónde almacenarlo (SIM, memoria, cuenta en la nube, etc.), aunque le puedes configurar un almacenamiento por defecto (no recomendable). El dispositivo también permite filtrar los contactos por almacenamiento y moverlos de uno a otro.

      Respecto a las cuentas en la nube, en principio la sincronización de contactos es bidireccional y automática, cada pocos minutos. Si agregas, modificas o borras un contacto en un dispositivo, se replica el cambio en la nube (y a su vez en otros dispositivos). Si agregas, modificas o borras un contacto en la nube (vía navegador web), se aplica el cambio en los dispositivos. Como los contactos ocupan poco, se sincronizan TODOS los contactos, en teoría en pocos minutos. En caso de conflicto (borras en un dispositivo y actualizas en otro cuando todavía no ha sincronizado el primero) el dispositivo sabrá lo que hacer, o en caso de duda te preguntará.

      2) Un móvil permite distintas apps para manejar los contactos: la nativa del fabricante del móvil (Samsung, Apple, etc.) o la de un tercero (Google Contacts para Android / iPhone, Outlook para Android / iOS, etc.). En la app que se use hay que indicarle las cuentas y que sincronice los contactos para esas cuentas.

      Por tanto, en contactos no hay copia maestra y réplicas, todas son iguales y contienen la misma información.

      En la práctica te vas a encontrar todo tipo de problemas con la sincronización de contactos (y eventos del calendario) en función del dispositivo, la cuenta en la nube y la app de contactos, por fallos. Yo mismo acabo de descubrir que los contactos de mi Android no sincronizan con mi cuenta Google en la nube, y hace días descubrí que no todos los eventos del calendario de mi oficina aparecen en mi iPad. En los foros de la web hay infinidad de problemas de sincronización.

      Respecto a fotos y videos, la cosa se complica porque ocupan bastante, lo cual tiene dos consecuencias:

      1) Es probable que solo quieras sincronizar cuando tengas Wifi y no cuanto tengas solo 3G/4G, para no arruinarte la tarifa de datos. Es decir, puede que la sincronización no sea instantánea.

      2) Es posible que no te quepan en la memoria del dispositivo todas las fotos en alta resolución y todos los vídeos. En algunos dispositivos Android se puede ampliar el almacenamiento con tarjetas microSD, pero en Apple tienes que elegir bien los GB de almacenamiento en el momento de la compra. Lo que hace Apple es que dar la opción de guardar las imágenes en el móvil en baja resolución, y por tanto sí hay una copia maestra (en la nube, en alta resolución) y una réplica en el dispositivo en baja resolución, que se descarga la imagen de alta resolución cuando la visualizas. Apple también da la opción de no sincronizar con la nube y guardar las fotos solo en el dispositivo, pero tienes que hacer backup del dispositivo y tendrás un problema si cambias a otro sistema operativo.

      En fin, que hay que hacer pruebas para entender cómo funciona, y comprobar que no hay problemas.

      • Pedro - 18 abril 2018 - 12:28

        Muchas gracias por la aclaración y empatía con el problema.

  • #015
    José Enrique - 12 abril 2018 - 00:20

    Estoy en total desacuerdo con este artículo: el 100% de los unicornios que aparezcan en los proximos 6 meses, ahora son PYMEs

    Cierto y ya se habló en otro artículo, la supuesta flexibilidad de la PYME sólo se entiende como segmento y no como individuo.

    Pero es que una PYME tampoco tiene por qué evolucionar. Toma la cresta de la ola y muere en la orilla.

    Los ciclos son más cortos… nada más que eso.

    Muchas PYMEs no nacen para ser un transatlántico y pasarse 60 años navegando. No tienen por qué.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados