Apple adquiere Shazam: ¿para qué?

Apple eats ShazamShazam es una de esas compañías que parece que lleva ahí toda la vida, y que, al menos cuando comenzamos a usarla, nos parecía indistinguible de la magia. En realidad, no es magia: funciona mediante huellas digitales acústicas, y lleva funcionando desde 1999, primero como un servicio que se activaba a través de una llamada de teléfono a un número corto que escuchaba durante un máximo de treinta segundos y devolvía el nombre de la canción mediante SMS, y ya después de la llegada de las tiendas de aplicaciones, como una app que se ha mantenido consistentemente en los niveles altos de los rankings de descargas.

Ahora, TechCrunch anuncia que Apple está en conversaciones para adquirirla por un precio estimado de unos 400 millones de dólares, muy por debajo de su valoración extraoficial en función de sus rondas de inversión, que se estimaba en torno a mil millones de dólares. La compañía había captado anteriormente 143.5 millones de dólares a lo largo de hasta doce rondas de inversión en las que participaron fondos como Kleiner Perkins, DN Capital o IVP, y empresas como  Sony Music, Universal Music o Access Industries (dueños de Warner Music). La adquisición, por tanto, otorgaría a los fondos una rentabilidad muy inferior a la esperada, pero situaría a los inversores estratégicos, fundamentalmente empresas discográficas, en una posición de práctica apuesta por Apple Music. Lo más posible, por tanto, sería que tras la adquisición, Shazam, que obtenía sun ingresos en su práctica totalidad de las comisiones de tiendas de música como Spotify, Play Music o la propia Apple Music, suspendiese sus acuerdos con las competidoras y se convirtiese en un servicio específico de localización de música para Apple, que pasaría a ahorrarse además esas comisiones. 

¿Por qué vender una compañía que se ha mantenido siempre en niveles elevados de popularidad por una cantidad sensiblemente inferior a la valoración que estimaban de ella sus inversores? Simplemente, porque las comisiones no dan para sostener esas estimaciones, y tras varios años comprobándolo de manera fehaciente, era preciso corregirlas. Sí, somos muchos echamos mano de nuestro smartphone o de nuestro smartwatch  para lanzar Shazam cuando queremos saber qué está sonando, pero muy pocos los que, como consecuencia de ello, llevamos a cabo los pasos subsiguientes que llevan a su adquisición. De hecho, Shazam había obtenido en 2016, tras diecinueve años de existencia independiente, tan solo 54 millones de dólares en facturación y 5.3 millones en pérdidas, lo que permite entender el por qué del severo ajuste en su valoración y el que se situase a sí misma como posible objetivo de adquisiciónSi adquiriendo Shazam por una cantidad importante pero sensiblemente descontada a la que hay que sustraer además lo que pagaba en comisiones, Apple consigue terminar con el millón de clics al día que la app enviaba a Spotify y Play Music y redirigir una parte de ellos a Apple Music, estará dando un paso más para establecer su servicio, que actualmente cuenta con unos treinta millones de suscriptores frente a los sesenta millones de usuarios de pago sobre un total de 140 millones que tiene Spotify, como jugador importante en el mundo de la distribución de música comercial.

Por otro lado, integrando Shazam en su ecosistema, Apple obtiene un servicio que le permite entender mucho de las tendencias musicales y del interés que generan las creaciones. En 2016, la compañía anunció que su app había superado ya los mil millones de descargas, y que había sido utilizada para identificar más de treinta mil millones de canciones, unos datos que sin duda, interesan a las discográficas y a la propia Apple. Además, la integración de Shazam como una funcionalidad del sistema permitirá a Apple ofrecer una muy necesaria mejora a su Siri, que ahora podrá servir para identificar lo que está sonando a su alrededor, y se integrará presumiblemente en el HomePod, el altavoz inteligente que la compañía, tras su inicial retraso, tiene previsto sacar al mercado a principios de 2018.

La compra será, si se confirman las cifras, la más importante que la compañía haya realizado en este ámbito desde la adquisición de Beats por tres mil millones de dólares en mayo de 2014, y apunta a una posible escalada en la estrategia de Apple en el mundo de la música, que debería preocupar, entre otras a Spotify. Y muy posiblemente, a las discográficas… aunque todavía no se hayan dado cuenta.

 

ACTUALIZACIÓN (12/12/2017): Marimar Jiménez cita esta entrada en su artículo en Cinco Días titulado “Apple confirma la compra de Shazam… ¿Qué busca con esta operación millonaria?

ACTUALIZACIÓN (24/04/2018): Marimar Jiménez y Bernardo de Miguel vuelven a citar este artículo para documentar la postura de oposición inicial de las autoridades antimonopolio europeas a la adquisición, “Bruselas bloquea provisionalmente la venta de Shazam a Apple“.

ACTUALIZACIÓN (24/09/2018): Apple finaliza la adquisición de Shazam y anuncia que eliminará la publicidad de la aplicación.

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “What would Apple want with Shazam?” 

 

10 comentarios

  • #001
    Toronjil - 9 diciembre 2017 - 15:24

    Hace pocos días hemos podido asistir a la última hazaña del ahora llamado: AlphaZero, que ha aprendido en pocas horas a jugar al ajedrez él solito jugando contra sí mismo y batiendo después de forma apabullante al mejor programa de ajedrez tradicional -Stockfish-). Todo ello alimentándolo exclusivamente con las reglas del juego… nada de enseñarle aperturas, finales de juego, estrategias, ponderaciones de fichas y posiciones, etc. Él crea su propio libro de aperturas, más o menos “humanas”.

    Hay que decir que a Stockfish no se le permitió utilizar libro de aperturas. Sería interesante conocer cuál habría sido el resultado sin esta limitación.

    Seguramente no tardarán en superar a Shazam o a SoundHound en el reconocimiento de canciones. También en el reconocimiento de silbidos o tarareos.

    ¿Imagináis enseñar a conducir a un vehículo dotado de su propio AlphaZero? Sería brutal. Se entrenaría a sí mismo en diferentes circuitos, y luego… a volar… Y lo mejor de todo es que aprendería de forma rapidísima de sus propios errores.

  • #002
    marcelo - 9 diciembre 2017 - 17:13

    Después de llevar unas semanas probando (gratis) el servicio de Apple, no sé si Spotify debería preocuparse por Apple Music, pero Apple Music sí que debería estar preocupada por Spotify, lo que ofrecen es manifiestamente inferior a “los suecos”. Interfaz soso y triste, lento acceso a las canciones, catálogo lleno de basura discográfica no oficial, ecosistema e implantación a años luz de los que ofrece Spotify… y al mismo precio. Francamente, en un mundo donde existe Spotify, Apple Music es un atraso de injustificable contratación.

    • Alqvimista - 9 diciembre 2017 - 18:01

      El problema principal es ese precisamente, que el catálogo pertenece a las discográficas y no hay ninguna ley, creo, que les obligue a vender a todos y en las mismas condiciones.
      Con esta jugada Apple obliga a las discográficas a ser sus socias vía Shazam, y con ello a proveerla de catálogo si no quieren ver esfumarse su inversión.

    • Alex Bolea - 9 diciembre 2017 - 22:03

      Yo me he vuelto de Google PLay Music a Spotify de nuevo. La interfaz web es horrorosa y no hay nada como una app de escritorio. Si a eso le añades que puedes ver la letra con Musicmatch (Con Google en Pc no puedes) pues más motivo.

      En cuanto a la compra de Shazam por parte de Apple la verdad no sé que uso más allá de las estadísticas. Yo abro indistintamente Shazam, SoundHound o Google para reconocer una canción. Pero luego es para añadirla a mi suscripción (Google, o ahora Spotify)

  • #005
    Gorki - 9 diciembre 2017 - 19:23

    En el mundo digital, no siendo lo demás sencillo, lo más difícil es encontrar la forma de monetizar nuestro trabajo. Sahazam es un caso de tantos, un buen producto que cumple perfectamente su función, identificar el título de una canció que está sonando, pero que o sabe transformar ese trabajo en ingresos, el que comuniques el título de la canción, no lleva al oyente a querer comprarla, y no se encuentra otra fuente de financiación –

    Oficialmente vale 1000 millones, pero genera 5.3 millones en pérdidas, – ¿Sabrá Apple reconducir el producto para n hacerlo rentable? — Pues quizá, apoyado en toda una bateria de productos relacionados con el sonido y la voz de voz que pueden aprovecharse cada uno de una forma de las ventajas de este producto.

  • #006
    Luis Hernández - 10 diciembre 2017 - 07:10

    ¿Puede la tecnología de Shazam adaptarse para facilitar el reconocimiento del usuario por su voz?.
    A veces lo interesante de una herramienta no es tanto para que se utiliza como para que podría utilizarse.
    Por otro lado, hemos visto hace poco como una AI genera imágenes completas a partir de simples bocetos. ¿Cuanto tardarán en generar temas musicales completos y originales a partir de una melodía que tarareemos?.

  • #007
    cascaman - 11 diciembre 2017 - 05:16

    Sólo un detalle… Siri ya sabe identificar canciones. De hecho, ya no abro ni Shazam ni Soundhound cuando quiero identificar una canción. Un simple “Oye, Siri, ¿qué está sonando?” y a los pocos segundos me lo dice…

  • #008
    Tutuapp - 11 diciembre 2017 - 23:09

    Supuse que Shazam no iría a vender por debajo de mil millones de dólares. Por $ 400 millones Apple obtuvo realmente un buen trato. Estoy deseando tenerlo integrado en HomePod en 2018.

  • #009
    Showbox - 11 diciembre 2017 - 23:11

    Shazam es realmente una gran compañía. Apple dio un muy buen paso en su adquisición. Ahora Siri será muy inteligente. Gran artículo Enrique, muchas gracias por publicar :)

  • #010
    playbox hd - 3 enero 2018 - 11:48

    Oficialmente vale 1000 millones, pero genera 5.3 millones en pérdidas, – ¿Sabrá Apple reconducir el producto para n hacerlo rentable? — Pues quizá, apoyado en toda una bateria de productos relacionados con el sonido y la voz de voz que pueden aprovecharse cada uno de una forma de las ventajas de este producto.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados