La importancia de controlar tu ventaja competitiva

Dropbox logoInteresantísimo artículo en TechCrunch, Why Dropbox decided to drop AWS and build its own infrastructure and network, acerca de las razones que, entre 2014 y 2016, llevaron a Dropbox a la decisión de abandonar los servicios de almacenamiento de Amazon AWS, en donde habían alojado los contenidos de sus usuarios desde el origen de la compañía en 2007, y construir su propia red de centros de datos e infraestructuras.

Sobre la decisión y la migración había leído un artículo más detallado y amplio en 2016, y me había parecido un caso de libro sobre la importancia de tener el control de los elementos que sostienen la ventaja competitiva de las compañías, una de mis más habituales discusiones con emprendedores en el contexto de mi trabajo como profesor en IE Business School: cuando te dedicas a un tema específico, los elementos y tecnologías concretas que sostienen tu actividad deben estar completamente bajo tu control, no subcontratados a un tercero, por bueno que sea.

En este caso, la cuestión es clara: los servicios de almacenamiento de Amazon son indudablemente buenos y competitivos: hablamos del líder absoluto del mercado, de una compañía con una importantísima experiencia y una enorme infraestructura que es capaz de mantener con unos niveles de servicio envidiables: nadie está completamente libre de errores, pero en general, los de Amazon son muy pocos, aunque obviamente se hable de ellos porque cuando tienen lugar, ponen la red completamente patas arriba. Lo de Dropbox no era, en absoluto, una situación de descontento con su proveedor o con sus condiciones: el servicio había nacido allí en junio de 2007, había ido creciendo hasta llegar a los trescientos millones de usuarios a mediados de 2014, y se había convertido en uno de los principales servicios de almacenamiento que personas de todo tipo, incluyendo usuarios corporativos no autorizados, utilizaban habitualmente en su día a día.

Sin embargo, la cuestión, como comentábamos,  no viene de un problema con las características del servicio, con su calidad o con su precio, ni de un descontento con el proveedor: viene, sencillamente, de la convicción de que si una tecnología supone la base de una compañía, debe estar bajo el control de la propia compañía. Si preguntamos a cualquiera qué es Dropbox, la respuesta sería inequívoca: Dropbox es almacenamiento. ¿Tiene sentido que una compañía que vende almacenamiento lleve a cabo precisamente ese almacenamiento en la infraestructura de un tercero? ¿Qué cabría esperar de una compañía como Dropbox? Sencillamente, que fuese uno de los mayores expertos mundiales en almacenamiento, un expertise que únicamente puede construir de manera sostenible y competitiva si tiene el control de esa tecnología y de los desarrollos constantes que requiere para mantenerla al día.

Consecuentemente, Dropbox acometió la ingente tarea de migrar a más de quinientos millones de usuarios y a unas doscientas mil compañías clientes a una nueva infraestructura, a centros de datos construidos por la propia Dropbox, un proyecto brutal para una empresa con unas 1,500 personas en plantilla y, en aquel momento, tan solo alrededor de una docena de ellas dedicadas a infraestructura. Como decisión, un reto brutal, que conlleva entre otras cosas cambiar el tipo de compañía que has sido, tratar de atraer un talento que hasta el momento no habías precisado, y convertirte en muy competitiva en un entorno en el que existen muchas compañías que lo hacen muy bien y a una enorme escala. Una tarea en absoluto fácil, pero sin duda, muy consecuente, y muy enfocada a la sostenibilidad a largo plazo.

Esa es, precisamente, mi discusión con numerosos emprendedores: si la tecnología forma una parte importante del negocio que estás intentando montar, tienes que tener el control de esa tecnología. Una empresa que aspira a convertir la tecnología en la base de su ventaja competitiva, tiene necesariamente que tomar en sus manos el control de esa tecnología, debe desarrollarla forzosamente in-house si quiere aspirar a algo. Esa teoría de que basta con tener la idea, hacer un business plan y, posteriormente, salir a buscar proveedores para la tecnología que la soporta es, en la inmensa mayoría de los casos, un tremendo error, y el hecho de que ese proveedor sea buenísimo o incluso se implique tomando una participación de la compañía no arregla el tema: seguirás siendo una compañía que vende algo que no construye, no domina, y en donde no puede aspirar a estar a la altura de los cambios que vayan surgiendo – que sin duda, surgirán. Cuando una tecnología es la base de lo que haces, esa tecnología deja automáticamente de ser una commodity que puedes adquirir en cualquier sitio, y pasa a ser algo que debes dominar a la perfección, en todos sus aspectos y matices: algo que pasa a ser demasiado importante como para dejarlo en manos de un tercero.

La lección de Dropbox es, en ese sentido, muy buena: no importa cómo de exitoso sea o haya sido tu servicio, o cómo de complejo pueda llegar a ser el plantearse un proyecto para cambiarlo: si vendes algo, debes identificar cuál es esa base fundamental de lo que vendes, controlarla completamente y convertirte en un experto en ella. Si no, serás un simple intermediario que tu proveedor podrá plantearse saltar si llega el momento en que tu negocio resulta suficientemente rentable o interesante como para ello, y carecerás del nivel de expertise suficiente como para ser de verdad competitivo o para atraer y retener talento relacionado. Con todo lo que ello conlleva.

 

 

 

This article was also published in English at Forbes, “The importance of controlling your competitive advantage 

 

8 comentarios

  • #001
    Gorki - 16 Septiembre 2017 - 15:35

    Exactamente ese es el dilema que se plantea en los negocios financieros respecto de externalizar la informática, y las industriales que externalizaron la fabricación en China..

    Para cualquier empresa financiera, sea banca, seguros, o mercado de valores, el soporte tecnológico es ahora la base de su competitividad. Por supuesto. si eres una gran corporación, como puede ser el Banco de Santander, ni te planteas externalizar los servicios informáticos, pero si eres un banco pequeño, por ejemplo una caja de ahorros local, si te entran muchas tentaciones de externalizar tu informática y centrarte mas en lo que es tu propio negocio.

    En mi opinión, las empresas que han entrado en esa dinámica , han perdido competividad porque cualquier acción de marketing que quieras implementar, viene lastrada por los cambios imprescindibles en tu software, que no estas capacitado de realizar por ti mismo, y que vas a solicitar a alguien, a quien el esfuerzo extraordinario que tiene que hacer, para realizar esa implementarlos, no le benefician los aumento de facturación que puedas tu obtener, en consecuencia, reacciona tarde y caro.

    Igual pasa a las empresa fabricantes que externalizaron su fabricación en China, se encuentran con falta de flexibilidad para ser competitivas, Si por ejemplo el competidor ha sacado una novedad que te roba los clientes, tu te encuentras atado a contratos de fabricación firmados con tu proveedor chino, que te impiden cambiar tus planes de producción, con la urgencia que exige el mercado..

    Alguna empresa. han vuelto a centralizar la producción por ello en sus fabricas por esto, mismo, unido a que los avances en robotización, han reducido la diferencia de costes, entre tener fabricar en loca y en China con mano de obra más barata.

    Responder
  • #002
    Jairo - 16 Septiembre 2017 - 17:43

    Interesante como siempre tu post.

    Lo que comentas, me hace pensar en que esto pone las cosas muy difíciles en el futuro cercano. Hace poco hablé de ello en mi blog. ¿Qué pasará cuando la tecnología base sea la inteligencia artificial y el big data? Ya son tecnologías que están en uso, y cada vez con mayor protagonismo. Pero pocas compañías tienen la infraestructura y la comunidad de usuarios (datos) para desarrollarla.

    ¿Tendrán capacidad las compañías tecnológicas tipo Dropbox, Evernote, etc de conservar su ventaja competitiva frente a Google, Amazon o Facebook?

    Saludos y gracias por dejarnos día a día reflexiones tan interesantes.

    Responder
  • #003
    Carlos - 16 Septiembre 2017 - 18:08

    Que bueno! esta historia me ha recordado a la obra de teatro Cyrano de Bergerac, en donde este trata de enamorar a Roxane usando la belleza física de Christian, un soldado apuesto, y claro, la doncella acaba enamorada de Amazon, digo de Christian. Ecosistema.

    Responder
  • #005
    Donporno - 16 Septiembre 2017 - 18:20

    La ventaja competitiva cada vez será más dificil de conseguir ya que poco a poco será fagotizada por empresas más grandes que tienen una fácilidad para engullirla y asimilarla en su ecosistema. Poco a poco se complicará mucho para los peces pequeños como nosotros.

    Muy buen artículo!

    Responder
  • #006
    Juan Navidad - 17 Septiembre 2017 - 03:52

    Totalmente de acuerdo, es crucial mantener la independencia. Yo llevo muchos años tratando de encontrar un empresario lo bastante valiente en España o Latinoamérica con ganas de crear un Amazon Hispano que le haga sombra, pero desgraciadamente solo he conocido cobardes, que huían despavoridos solo al conocer el proyecto.

    Y ya sé lo que está pensando todo el mundo: “no, eso es imposible, no se puede derrocar al gran jefe”. Me suena esa frase cargada de impotencia, pero hay cientos de ejemplos que lo consiguieron. Tampoco se podía acabar con Altavista y llegó un proyecto de buscador muy humilde llamado Google.

    Es curioso, me ha acordado de una entrevista supuestamente humorística, pero que dice verdades como puños si un periodista que tuviera la capacidad de leer la mente de Jeff Bezos, esto es lo que pasaría:
    —My Advice To Anyone Starting A Business Is To Remember That Someday I Will Crush You
    http://www.theonion.com/blogpost/my-advice-anyone-starting-business-remember-someda-56539

    Saludos neoyorkinos,
    Juan Navidad
    www.miguelhernandezennuevayork.com

    Responder
  • #007
    Luis Barreto - 18 Septiembre 2017 - 03:12

    Gracias, buena lectura.

    Coherencia, desarrollar capacidades que vayan acorde a la manera de competir en el mercado y que permitan ofrecer dichos productos/servicios gracias a esas capacidades, de una manera diferenciada y por lo general, en órdenes de magnitudes importantes superior a tus competidores.

    De cualquier manera, al ritmo que vamos, parece inevitable que estas compañías sean absorbidas tarde o temprano por los peces más grandes.

    En el caso de Dropbox, más allá de almacenamiento, me imagino que deben estar invirtiendo muchos recursos en capacidades de cyber seguridad, porque almacenamiento por sí solo, no pienso que pueda ser sostenible en el tiempo.

    Responder
  • #008
    Fernando González - 18 Septiembre 2017 - 15:02

    Estupendo el post.
    En España está a la orden del día externalizar el desarrollo. Sobre todo los bancos y grandes empresas. Solo hay “jefes de proyecto” o “product owners” que guían el desarrollo del producto, aunque suelen estar más preocupados por los costes que por la calidad. Pero el desarrollo en si, suele estar externalizado o realizado por personal subcontratado, a consultoras.

    Este personal tiene una alta rotación, ya que no logran identificarse con el proyecto que están desarrollando, puesto que una vez finalizado pasan a otro proyecto, de ese o de un cliente diferente. Y quien le paga no es el banco sino la consultora. Y están más interesados en alargar los proyectos, para seguir manteniendo el cliente, que en realizar un producto reutilizable o con bajo coste.

    Sólo en las pequeñas startups, el desarrollador está implicado en el éxito del negocio y se identifica plenamente con él. Asume más riesgos y prueba soluciones más imaginativas (nuevas técnicas, lenguajes…) que pueden dar una ventaja competitiva a largo plazo.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG