El hombre algorítmico

IMAGE: Leo Blanchette - 123RFUna noticia en el Technology Review del MIT, Your best teammate might some day be an algorithm, me lleva a pensar en ese balance entre el desarrollo de más y más capacidades en las máquinas que, sin duda, pueden llevar a que muchos trabajos dejen de tener sentido, y la visión particular que siempre he tenido de mi trabajo viéndose cada vez más potenciado por el uso de ese tipo de tecnologías.

Francamente, nunca he tenido demasiado miedo de que un algoritmo me deje sin trabajo. Será porque me dedico a algo que pocos ubican en las quinielas de trabajos a ser rápidamente sustituidos por robots o por la flexibilidad absoluta que la institución para la que trabajo me ofrece a la hora de enfocar mi actividad, pero siempre he pensado que si todo mi entorno se ve revolucionado por la tecnología, seguiré teniendo posibilidad de estudiarlo y explicárselo a alguien a quien le pueda añadir valor.

Así, el enfoque de un desarrollo de herramientas algorítmicas enfocado en la colaboración me lleva a plantearme qué cosas podré hacer cuando algunas de las partes de mi trabajo que menos me gustan y que, posiblemente, menos valor añade, puedan ser llevadas a cabo por algoritmos, cada vez más fáciles de desarrollar y educar gracias a herramientas cada vez más sencillas.

Nuestro trabajo y nuestra vida en general están cada vez más rodeados de herramientas, que aportan una eficiencia cada vez mayor. Sin embargo, fallan aún algunos elementos: el primero de todos ellos es el que afecta a la visión de automatización incompleta de muchas tareas, que no llegan a suponer automatismos exactos, sino que están sujetas a una cierta variabilidad o “toque humano”, y que precisamente por eso, las herramientas aún no aciertan a llevar a cabo con el nivel de rendimiento adecuado. Durante muchos años, las herramientas se han planteado la automatización como una manera de replicar procesos de manera idéntica y predecible, un enfoque que se ha mostrado limitado. La posibilidad de introducir en esos algoritmos pasos que repliquen en algunos puntos el juicio de un humano en función de datos generados anteriormente permitirían establecer procesos de automatización mucho más potentes, planteados en función de diversos parámetros, y con mayor posibilidad de añadir valor. Hace relativamente poco tiempo, separar el spam del correo electrónico era una tarea pesada y manual. Ahora, prácticamente nada escapa al algoritmo, y la carpeta de spam ya prácticamente no merece supervisión manual. Y como eso, mil cosas más.

Muchas de las tareas que llevo a cabo a lo largo del día precisan de atributos que aún son inequívocamente humanos. Pero muchos otros tienen un componente mucho más mecánico y repetitivo, y podrían beneficiarse claramente de un tratamiento algorítmico. Antes de ver cómo los robots roban nuestros trabajos, veremos muchos otros casos de desarrollo de algoritmos que nos permitan niveles de automatización muy superiores que los que conocemos hoy, en tareas que no son completamente repetitivas, pero que llegan a parecérnoslo, y que potenciarán nuestras capacidades al tiempo que liberan tiempo para otras tareas. En muchos casos, cuando los algoritmos y los robots ya puedan hacer nuestro trabajo, nosotros ya estaremos haciendo otros trabajos diferentes, siguiendo un enfoque que, en función de lo ocurrido en épocas anteriores que ya son historia, me parece mucho más adecuado, constructivo y lógico. Cuantos más algoritmos veo, más quiero trabajar con ellos, aplicarlos a mi día a día y sentir que potencian mis capacidades como ser humano.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Man and algorithms” 

 

20 comentarios

  • #001
    Xaquín - 15 julio 2017 - 17:06

    No se hasta que punto trae el ADN algo de ese complejo. Lo que si se, es que la historia nos muestra un “complejo de ego” inherente al ser humano, sobre todo si toma las riendas de un proceso, que le da unha coraza ante los consejos de otro ser humano (especialmente si tiene menos autoridad o “inferior categoría”).

    Dudo mucho que los algoritmos consigan mejorar la situación, haciéndonos más permeables.

    O puede que quizás les hagamos más caso, por eso de que no nos pueden “quitar la novia”…

    Lo que nos lleva a otro complejo que deberíamos eliminar: el de ver a las máquinas/algoritmos como enemigos, en vez de simples colaboradores… o más bien muy complejos (que no acomplejados) colaboradores.

  • #002
    Gorki - 15 julio 2017 - 17:21

    Acabo de leer algo que resume muy bien lo que has expresado en el post:

    Si sentimos que estamos siendo superados por nuestra propia tecnología es porque no nos estamos empujando lo suficiente a nosotros mismos , no estamos siendo lo suficientemente ambiciosos en nuestros objetivos y sueños. En lugar de preocuparnos por lo que las máquinas pueden hacer, debemos preocuparnos más por lo que todavía no pueden hacer.

    Gary Kasparov (Campeón mundial de ajedrez vencido por un ordenador)

  • #003
    Antonio Gregorio Montes - 15 julio 2017 - 18:40

    No me acabo de adaptar a definir al ser humano en función de sus capacidades. Creo que por ese camino, llevamos las de perder, pues las máquinas pueden acercarse a la perfección como conjunto bastante más aprisa que nosotros.

  • #004
    JJ - 15 julio 2017 - 21:06
    • Gorki - 15 julio 2017 - 22:08

      Tendería que buscarlo, pero en Youtube he visto un impresionante vídeo en el que aplican el careto de una persona sobre la cara de otro, de forma que por ejemplo, sobre un video de mi cara ponen, la de Robert Redford y cuando yo gesticulo. parce que gesticula Robert Redford y no solo eso pueden rejuvenecer o envejecer la cara a voluntad, así como hacerla mas “macho” o mas “hembra”,

      Por otro lado he vito otro víideo que las evoluciones de un actor se pasaban a un muñeco tipo dibujos animados, Si a ese muñeco le ponemos una careto de una actor conocido y es capaz de gesticular, podemos hacer una película con Marilin Moroe, Brigite Bardot, Gary Cooper y Rodolfo Valentino y gastarnos solo un par de jóvenes desconocidos de una escuela de arte dramático.para que hagan todos los papeles,.

      Si ademas la música es de “Seudo Enio Morricone” y el gión es de “Seudo Coppola” el éxito lo tenemos asegurado

      • Pedro - 15 julio 2017 - 22:38

        No, hombre… Es mejor hacer películas que solo entiendan sus propios creadores, muy aburridas, y luego pedir subvenciones ;-)

        • Gorki - 16 julio 2017 - 10:09

          Pedir subvenciones,… es algo que puede hacer la IA perfectamente, dentro de plazo y con todos los documentos acreditativos, debidamente compulsados.

      • JJ - 16 julio 2017 - 14:32

        Me gustaría, Gorki, conocer ese vídeo impresionante. Si recuerdas algún dato para ubicarlo (o si lo tienes en el historial del navegador) te lo agradecería.

        • Gorki - 16 julio 2017 - 21:30

          Lo buscaré y si lo encuentro te aviso como pueda,

        • Gorki - 17 julio 2017 - 01:53

          Encontré el primero , el segundo se me resiste https://www.youtube.com/watch?v=q4eSKdAj3oM

        • Gorki - 17 julio 2017 - 02:00

          Por fin la otra https://www.youtube.com/watch?v=nice6NYb_WA

          • JJ - 17 julio 2017 - 15:20

            Muchas gracias, Gorki. Me han encantado los vídeos, sobre todo el segundo.

            Pronto podremos ver películas de Audrey Hepburn resucitada. O, imagínate, una buena historia protagonizada por la Mona Lisa. Increíble.

            Y si a esto le sumamos la clonación de las voces…

            clonar la voz en 1 minuto

          • Gorki - 18 julio 2017 - 00:09

            Espero que sea pronto, hay actores inolvidables que me gustara verles protagonizar nuevas y magnificas películas.
            Te imaginas a Charles Chaplin haciendo de Gadafi,… o Antoni King haciendo de narcotraficante saltando el Muro de Trumo en Mexico,….

  • #014
    Antonio Gregorio Montes - 16 julio 2017 - 12:52

    Idea perfecta! Ya imagino una montaña de peticiones automatizadas de subvención a cuenta de los avispados de siempre, ahora con uso de ‘nuevas herramientas’

    • Gorki - 16 julio 2017 - 13:24

      Como todo, es según como veas el vaso que está hasta la mitad de vino, porque también existirá la IA burocrática, especialista en peplas, que siempre encontrará la falta de un requisito y,,, “vuelva Vd, mañana” .

      Si te cuento el calvario que supone dar de alta un local comercial abierto al público, seguro que ves la ventaja en la venta por Internet con un negocio oficialmente radicado fuera de España

  • #016
    Iñigo - 16 julio 2017 - 13:35

    A mí lo que me preocupa es que el ser humano no cumple la ley de Shannon. Nuestra capacidad de asimilacion ya ha sido superada por los desarrollos tecnologicos.

    La optimizacion de procesos es en teoria buena, pero el problema es que nos lleva a ocupar esos tiempos eficientados con otras cosas. Cada vez hay menos momentos de PAUSE en el comportamiento humano. Esa falsa sensacion de poder con más cosas porque la tecnologia simplifica procesos es falsa. El ser humano NO es por naturaleza multitarea. No estamos preparados para serlo.
    Pensad en vuestro dia a dia… cuantas microtareas desarrollais al final del dia? Cada vez más! Sobretodo si sumamos las personales a las profesionales. Los famosos micromomentos cada vez son más porque cada vez prestamos menos atención a cada cosa que hacemos porque sentimos la necesidad de pasar a la siguiente.
    Los algoritmos son buenos desde un punto de vista de optimización se tiempos y el aprovechamiento de ellos para “desarrollar otras cosas”, pero humanamente y sociologicamente se estan cargando parte de nuestro PRESENTE.
    Creo yo…
    Os recomiendo ver esta charla: https://youtu.be/7fS7mCse6Es

    Abrazo

    Pd: Gorki… espero tu respuesta!;-)

    • Gorki - 16 julio 2017 - 21:27

      Disculpa si no te he contestado antes, es porque no había leido tu comentario.

      Mi opinión es que estamos con la sensación de que nada ha cambiado hasta hoy y que todo habrá cambiado mañana, y con la perspectiva que da una vida de 70 años, empiezo a pensar que eso es una sensación que siempre notamos, pero que es falsa, que la sociedad ha ido cambiando constantemente, y que ahora pensamos que el problema entre carlistas e isabelinos era un puro problema dinástico, cuando lo que había era un enfrentamiento, que llegó a ser armado, entre los absolutistas, que eran refractarios a ningún cambio social y los enciclopedistas que habían bebido sus conocimientos en la enciclopedia y querían avanzar en el desarrollo,

      Algo parecido a lo que aquí y hoy tienen los votantes de Trump y los tecnólogos, porque el problema es igual, quienes tienen miedo al cambio, con quienes consideran que no merece la pena ni tenerlo, porque simplemente es imparable y llegará y lo que hay que hacer, es subirse a la ola del cambio y surfear sobre ella.

      Mi experiencia es que el cambio monumental llego ya hace muchos años Y YO LOS HE PADECIDO EN MIS CARNES..

      1º Cambio la Mecanización del Campo (abandono la labranza)
      Yo he nacido en una familia de labradores y mi primera intencion fue trabajar llevando las fincas de mi familia, pero percibí un cambio, para tener un campo rentable había que invertir mucho en tener la mejor tecnología agraria, regadío, maquinaria sofisticada, cambiar la forma de cultivar todos los viñedos,… etc,

      Y para eso tenías que tener muchas mas fincas de las que tenia, pues en ellas no podía amortizar la maquinaria puntera, Yo era huérfano de padre y con 16 años cogía todos los fines de semana AUTO RES y me iba a llevar las fincas, Así que a los 23 año cuando acabe de estudiar, me platee o bien seguir con las fincas o dedicarme a trabajar fuera. Sopese ir comprando o tomando en renta las fincas de quien abandonaba el campo, pero como no era yo sólo el que quería fincas tenían un precio muy alto, así que aconsejé a mi madre vender la fincas y comprar con ellos apartamentos en Madrid que era una cosa que podía hacer perfectamente mi madre.

      En vista de eso entré en TVE como productor, me destinaron a Barcelona y hice como productor en Miramar de Formula 1 en Montjuich, a Estudios 1 o Telenovelas, En contra de lo que se opina de los que trabajan en TVE, yo era funcionario, es decir trabajaba poco y cobraba menos. Para redondear los ingresos trabaje por la tarde con compañeros de televisión en hacer stands de feria, yo era el comercial y así entre en contacto con CORNING que llegaba a instalarse en España e iba a la feria Hogarhotel de Barcelona y les monte una estand que fue la sensación de la feria porque si algo sabíamos hacer bien los de TV era montar espectáculos,

      2º Cambio Llegada de las Multinacionales a España

      Cambio un trabajo seguro, por un trabajo en el que el mayor incentivo eran las comisiones de venta

      Tan contentos quedaron que me ofrecieron ser el responsable de ventas en el área de costa que iba de la frontera a Almería, Aproveche la oferta para salir de televisión un sitio seguro, pero que lo que me aseguraba era la mediocridad, Lo que influyo , aparte de haber hecho un buen stand era que hablaba francés y entonces pasábamos a depender de Francia algo de ingles y bastante catalán,

      Acerté, lo hice bien y por cinco años consecutivos entere en el club 100% de los que hacen la cuota, Eso suponía un ascenso en la compañía, otro compañero de Madrid también lo consiguió, y a el hicieron Jefe de Venta para España y a mi, como ya estaba ocupado ese puesto me hicieron jefe de Customer Service, o sea, la logística, mas la Facturación mas la atención al Cliente. Mi trabajo mas importante era pegarme en las aduanas con los vistas, y contratar camiones y almacenes, hacer pedidos de acuerdo con las previsiones de venta y enviar a nuestros clientes la mercancía.

      3º Cambio La mecanización de las empresas.

      A poco de ocupar el puesto me enviaron de Francia una maquina IBM 5100 que puede ser considerada el abuelo del PC, que funcionaba con dos DATA CADRIGE, dos cintas magnetofónicas mejores de la normales, y trabajaba en un lenguaje llamado APL. que es lo más potente que he llegado a manejar, pero absolutamente críptico. hasta el punto de utilizar un teclado especial lleno de símbolos. Yo que soy de natural curioso me puse a estudiarlo en la ofician, cuando acababa mi trabajo y realmente me absorbió, estuve a punto de mandar mi matrimonio al garete porque llegaba todos los días a las 11 a casa, pero eso es otra historia. El caso es que me enamoré de la Informática, Consegui pasar el manejo de almacén a otro y me quede como algo que hasta entonces no había, jefe del DATA CENTER. Hice estadísticas. previsiones, lleve la contabilidad ,mecanice yo solo y con estas manitas todo CORNING IBRICA de una forma autodidacta. Claro está con el tiempo, primero conseguí que me cambiaran la IBM 5100 por una IBM 5110, que tenia disco duro y donde ya PODIAS ACCEDER A UN REGITRO POR CLAVE. Reescribe todo de nuevo, que se te quede pequeño el equipo y que llores hasta conseguir un IBM 360 en RPG, Aprende un nuevo lenguaje y reescribe todo los programas a RPG y ….

      4º Canbio – España entra en el Mercado Común
      Al fin somos europeos ¡Albricias!, pero…. Ya no hace falta CORNING IBERICA. para qué tener un almacén aqui si no hay importaciones, se envía directamente de la fabrica a los clientes y en paz, …. CONSECUENCIA me dan un generosa indemnización y me colocan de patitas en la calle.

      No me importa, conozco bien dos cosas la empresa, tanto lo que se refiere a las ventas como lo que se refiere a la Administración y se mecanizar una compañía. Trabajo como consultor.informático entro en diferente compañías de Consultoria Informática y mas o menos cada seis meses comienzo de nuevo, un nuevo lenguaje, un nuevo problema, el stress de no saber como se habla por telefono con la calle, no saber utilizar ni la máquina del café y sobre todo no tener ni pajolera idea si el que está sentado en el despacho de al lado es un mindundi o el hijo del dueño.
      Los retos siempre me han encantado y fue una época muy feliz en lo que se refiere al trabajo, muchas veces dije para mi, si se entran de lo que me divierte esto. no me pagan.

      5º Cambio – Se destapa la corrupción al por mayor

      Y así ibamos hasta que caí en una empresa de informática que era del BANESTO-Todos los empleados vimos que aquello de Banesto era el puerto de arrebatacapas, pero nunca supusimos que el robo desmadrado, acabara con una institución como BANESTO, pero Mario Conde pudo con ella.

      Consecuencia, mi empresa fue vendida a EDS empresa que tenia otro problema, se le acababa el chollo de tener la exclusiva la informática de General Motors y no tenia otros clientes, así que compraba cualquier empresa de informática que fuera mal, con la esperanza de quedarse con sus vendedores y sus clientes, Lo que pasa es que también se quedaba con todos los jefes y empleados, asi que ´comenzaba por echar a todos los que podía, becarios, contratados por obra y todos loa que llevaban menos de seis meses y se quedaba con la que quedaba,

      Consecuencia MUCHAS PLUMAS y poco indios,, así que inventaron una cosa magnifica y maravillosa, cogias un trabajo y un puñado de personas, eso lo llamabas un “TEAM” para que no se notara que la mitad eran jefes de algo, dividían el trabajo en porciones de arriba a abajo y y cada cual hacia su porción, Igual daba si eras analista jefe o peón de brega, cada cual hacia de analista y de peón , aunque eso si los sueldos los conservaban, A mi, como nunca he tenido anillos, igual me daba programar y de paso echar una mano a una compañera que nunca había hecho análisis, pero habia gente que lo llevaba muy mal.

      El problema es que se cargaban de jerifates malos que habían llevado a la ruina a sus respectivas empresas en época de bonanza para las empresas de informática y que ahí seguían haciendo fechorías. En mi caso decidieron entrar en un proyecto llamado ARCO de Telefónica que olía mal a distancia, que consistía en rehacer toda la informática de telefónica.Lo lideraba Artur Andersen que siempre fueron funestos en informática y participaban cinco empresa de las mas grandes. EDS participaba con 150 curritos, uno de los cuales era yo.
      A poco de estudiar la tostada les dije a mis amigos que habían caído en el proyecto, buscaros otro trabajo, porque pueden ocurrir dos cosas., esto acaba bien, no felicitan y al otro día nos vamos a la calle, porque EDS no tiene trabajo que dar a 150 tíos de golpe, o acaba mal y Telefonica corta el grifo y nos echan.
      Ocurrió lo segundo. Se llevaba gastado un monto ingente de dinero y la cosa no avanzaba pero no había nadie en Telefónica con el valor suficiente para decir “NOS HEMOS CONFUNDIDO” y así podíamos haber seguido “per in eternum”, Pero en Telefónica cambio el funesto Solana, (el hermano tonto, le llamaban para distinguirlo de Javier Solana, que era el listo) y entro el famoso Villalonga, que de tonto no tenia un pelo, vio la tostada y como tenia a quien echarla la culpa, paró el invento. En consecuencia me fui a la calle con una indemnización ajustada y bastantes años encima,
      .
      5º Canbio – Entra en eferescencia la “baby boom” que se transforma en el “Boom Inmobiliario”

      Mi mujer estaba en el negocio de gestorí inmobiliaria y no daba a basto y ademas es buena administrativa pero no sabe vender, Yo decidí no buscar trabajo en informática y dedicarme a enseñar pisos. Había sido vendedor y lo hacia de cine, Los pisos que nos entraban para vender, eran todos un absoluto desastre, pisos de gente anciana que a veces que habían tenido demencia senil, sucios destrozados y que olían mal, con lo que nadie los vendía excepto yo, por eso nos los daban para vender, porque yo soy un magnifico vendedor, aunque este mal el decirlo.

      Había que mostrar aquella porquería y convencer a los compradores que con una mano de lejía y otra de pintura y a lo mas tirando un tabique, aquello era un verdadero hogar y que en aquel suelo repugnante, podrían, (una vez limpiado), corretear los niños que pensaban tener y que todos serían felices allí precisamente.
      Y vendía y como no tenia cuota, (que es lo malo de ser vendedor), porque la jefa era mi mujer y todo quedaba en casa, aquello era maravilloso, Salia de casa como el que se va pescar, “A ver si pican” y notaba que picaban e iba tirando del sedal con calma, soltando si la tensión era excesiva hasta que los conseguía meter en el despacho del Notario. y así hasta que nos jubilamos yo y mi mujer, cuando estaba a punto de explota la “Burbuja Inmobiliaria”, algo que sabíamos todos los que estábamos en el gremio, pero que pillo a muchos (a casi todos) , porque la ambición les llevo a intentar aprovechar un poco más.

      Comprenderás que un señor que en esta vida ha sido agricultor , productor de TV, vendedor al por mayor, Almacenero, Informático e inmobiliario, no le asusta cambiar de trabajo, Ahora mismo si tuviera perspectivas de vivir cien años pondría un negocio y se además cual, pero ya es tarde no tiene sentido esconarse para tener un negocio floreciente a los 80 años.

      • Enrique Dans - 17 julio 2017 - 15:39

        Gorki, seriamente… ¿has pensado en escribir un libro? Tienes cosas interesantes que contar y las cuentas muy bien…

        • Gorki - 18 julio 2017 - 00:18

          Enrique eres un experto en tecnologia del siglo XXI, ¿Tu crees que en 2017 se puede escribir una biografía en papel?…. ¡’Hombre por Dios! Si yo escribo hoy algo es el guión de un un video juego de plataformas y con cintos de diferentes finales. Si escribo sería para que me lean y relean cientos de miles de personas.

          Es broma, claro está – Muchas gracias. Haces muy feliz a un viejo dejádolo escribir en tu blog, que tiene una grandísima audiencia. ¿Crees que si escribiera en “El País” como Julián Marias, seria mas conocido?
          .

  • #020
    Martin - 17 julio 2017 - 10:04

    Creo que los algoritmos son la mejor herramienta que tenemos para que el progreso tecnológico permita aumentar nuestro rendimiento y vivir mejor.
    Sobre todo al librarnos de labores tediosas que consumen mucho tiempo, o permitirnos optimizar los recursos que empleamos en ciertos procesos rutinarios, haciendo ciertas cosas de un modo más eficiente, económico y/o sostenible.
    Primero fueron algoritmos implementados en máquinas como la lavadora (que libró a la generación de nuestras madres de perder miles de horas de trabajo lavando la colada a mano), y ahora el mejor exponente son los algoritmos que tenemos a nuestro alrededor, como las apps de nuestros teléfonos inteligentes.
    No se si llegarán a ver nuestros ojos que, mientras el coche se conduce solo de camino al trabajo, podamos ir leyendo o durmiendo. Pero estoy seguro (porque lo estamos desarrollando en DedoCar. Gracias a Dios a mí la prejubilación me llegó un poco antes, con 53) de que muy pronto una app de carpooling para commuters nos dirá a varios trabajadores que podemos ir de pasajeros en el coche de otro, que va al trabajo en nuestra misma dirección y con asientos libres; con lo que solo uno tendrá que mantener su coche, conducir y buscar aparcamiento. Consumiremos entre todos solo una fracción del combustible, con lo que ahorraremos al dividirnos los gastos del viaje entre varios y, como habremos retirado de la circulación un montón de coches superfluos, ya no tardaremos tres o cuatro veces más de lo necesario (por el tiempo perdido en los atascos de tráfico de la hora punta), ni el coche contaminará ese 80% extra que está contaminando con el tráfico congestionado (además de haber menos coches echando humo); con lo cual lo notaremos incluso en nuestra salud, al respirar un aire más sano.
    Los beneficios que puede aportar a la sociedad y al bienestar del ser humano un algoritmo bien diseñado, son incontables.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados