Sobre turismo e innovación

Una ola de innovación recorre el sector turístico - SaviaMe contactaron por correo electrónico desde la revista Savia para enviarme algunas preguntas para un artículo sobre innovación en la industria del turismo, que fue publicado en su último número bajo el título “Una ola de innovación recorre el sector turístico” (pdf).

Con la industria del turismo he mantenido numerosos contactos a lo largo del tiempo, que comenzaron precisamente con cursos in-company a Amadeus hace ya bastantes años, y se prolongaron a lo largo del tiempo mientras formé parte del claustro de los Programas de Dirección de Empresas Turísticas en IE Business School. Además de tener en cuenta que hablamos de la primera industria de España en cuanto a su contribución al producto interior bruto, también es interesante comentar que aunque el sector no ha permanecido inmóvil ante los cambios del scenario tecnológico, sí ha sido relativamente conservador en cuanto a muchos de los cambios en la dinámica y hábitos de los usuarios, debido a una interpretación excesivamente primaria en sus orígenes que tendía hacia la errónea idea de que internet era principalmente un canal de comercialización más. Algunas de esas actitudes comienzan a corregirse, aunque no de manera generalizada. Tanto en el caso de hoteles como en el de operadores, aerolíneas o agencias de viajes, me parece claro que aún queda mucho por hacer en términos de transformación digital.

A continuación, el texto completo de las preguntas y respuestas que cruzamos para documentar el artículo:

P. ¿ Tiene la industria turística española los mimbres necesarios para dar respuesta al nuevo tipo de demandas del viajero, sea turista o de negocios, o presenta síntomas de obsolescencia y retraso respecto a lo que sería necesario para seguir siendo competitiva?

R. La industria turística española ya ha vivido importantes cambios en los que ha tenido que demostrar cintura y capacidad de adaptación, y como todas las industrias en todas partes, ha demostrado estar compuesta por ganadores y perdedores. Cuando, de la noche a la mañana, el SEO se convirtió en un auténtico ser o no ser para gran parte de la industria, pudimos ver claramente quienes se convertían en pioneros, invertían adecuadamente y desarrollaban expertise interno al mejor nivel, frente a quienes simplemente lo fiaban todo al (supuesto) criterio de una agencia, o incluso a quienes no hacían nada, paralizados por el miedo o por la inercia. También pudimos ver los niveles de estándares éticos: quiénes engañaban a diestro y siniestro jugando con sombreros negros o grises, frente a quiénes optaban por las estrategias a largo plazo, la construcción de contenidos y el hacer las cosas bien. El futuro seguirá demostrando lo mismo: con respecto a la innovación, hay competidores buenos, malos y regulares, como en todas las industrias en todas partes.

P. ¿Está el sector concienciado respecto a la importancia crucial de la innovación? ¿Invierte lo necesario en renovarse, modernizarse o actualizarse al ritmo de las nuevas demandas?

R. Falta aún mucha conciencia del componente de revolución que tienen los cambios que se avecinan. La mayoría de la industria interpreta los cambios como una “colección de cosas”, un “lo tengo, no lo tengo”, como quien pone cromos en un álbum, en lugar de plantearse una auténtica reconversión, una verdadera transformación digital. El planteamiento adecuado debe ser comenzar por la interacción con el cliente (todo tipo de canales, y generación constante de inteligencia en ellos), seguir por los procesos internos (generación constante de datos en la interacción y prestación del servicio) y, finalmente, nuevos modelos de negocio en base a la idea de plataforma. Quienes no lo vean, simplemente verán cómo las preferencias de los usuarios se desvían hacia quienes sí lo vieron. Es un proceso puramente darwiniano: quien no se adapte al nuevo entorno, desaparecerá. La idea de que adaptarse a los nuevos tiempos implica simplemente “poner tecnología, pantallas, apps y teclados por todos lados” es sencillamente ridícula. Sin una estrategia clara, no vamos a ningún sitio.

P. ¿Que tipo de innovación necesita incorporar preferentemente el sector para afianzar su competitividad de futuro? ¿TICs, desarrollo de nuevos productos, marca, formación y cualificación de sus recursos humanos, co-creación…. etc?

R. El sector necesita transformar la interacción con el cliente. Ahora mismo, ser cliente implica participar en una especie de mercadillo desagradable en el que tienes la sensación de que todo el mundo te intenta timar. Hay agencias de viajes cuya única propuesta de valor es atender – y en muchos casos, timar – a los pobres que no saben usar internet, hay hoteles con estrategias demenciales e incomprensibles, hay aerolíneas con sistemas legacy tan siniestros que tienen que vender billetes a ciegas sin saber si el viajero es o no un VIP con millones de millas en su haber… hay de todo, como en botica, y eso lo que refleja es, sencillamente, desinformación. Como ya he dicho en otras ocasiones, hay muchos directivos en este sector que están en sus puestos porque son expertos en lo que era importante ayer.

P. ¿El ritmo de actualización e innovación es suficiente en relación con otros países competidores? ¿Está el sector preparado para satisfacer la demanda de respuesta instantánea, en línea, de los clientes? ¿ Tienen los medios necesarios para una atención 24h/7días a la semana?

R. En la mayor parte de los casos, y salvo excepciones, no me parece que exista un excesivo diferencial en el ritmo de actualización e innovación de la industria turística española con respecto a otros países, y no entiendo tampoco por qué debería de haberlo. Somos un país moderno y líder en turismo, desde el que debería ser relativamente sencillo atraer talento y experiencia digital, e igualmente que podría hacer valer la base de usuarios que tiene para trabajar como se trabaja en digital, haciendo experimentos, planteando tests A/B, generando experiencias innovadoras y tratando con los clientes de maneras sorprendentes. A ningún turista, venga de donde venga, le extrañaría encontrar propuestas innovadoras en un establecimiento español, y sí le genera molestias, en cambio, no encontrarlas cuando está acostumbrado a ellas en otros países. En cuanto a la atención 24/7, las opciones están mejorando sensiblemente con el desarrollo de herramientas de machine learning e inteligencia artificial, y ahí los líderes van a ser los que sean capaces de generar mayores cantidades de datos para poder educar a sus algoritmos…

P. Y, por último, ¿Cómo valora el papel de las Administraciones Públicas (Estado, CC AA, organismos turísticos…) en este campo? ¿Ejercen el papel activo, de dinamización y apoyo a la innovación que les corresponde y cabría exigirles?

R. El papel de las Administraciones Públicas debería ser el de dejar hacer, no interponerse y sobre todo, no molestar. La industria ya ha recurrido en demasiadas ocasiones a las Administraciones Públicas con las llamadas “non-market strategies”, pidiendo que la defiendan de supuestos competidores que hacen las cosas de otra manera, cuando la realidad es que la existencia de esos competidores únicamente refleja que el mundo ha cambiado y hay que adaptarse a él lo más rápidamente posible. Pedir a las Administraciones Públicas que nos defiendan es siempre, inevitablemente, una estrategia perdedora, que además se puede terminar pagando muy caro porque provoca una falsa sensación de que no es necesario cambiar. Lo mejor que puede hacer la industria turística española es tratar de ser competitiva por sí misma y olvidarse de que las Administraciones Públicas les saquen las castañas del fuego, porque cuando pretendes defenderte de los cambios así, acabas quemándote.

 

 

7 comentarios

  • #001
    Carlos Quintero - 6 Mayo 2017 - 08:39

    Estuve la semana pasada unos días de vacaciones en Ibiza con mi mujer y, aprovechando que era temporada baja, nos alojamos en un hotel de lujo que en temporada alta habría tenido un precio prohibitivo para nosotros. En los aspectos habituales (habitación, ubicación, comida, piscina, etc.) obviamente era mejor que otros hoteles, pero en los aspectos donde podrían diferenciarse mediante las tecnologías de la información la única mejora apreciable era que la TV tenía una barra de sonido y unos conectores en la pared para poder usar cómodamente entradas HDMI, USB, etc.

    Eso es lo fácil. Comprar e instalar hardware más caro. Y la TV no era especialmente grande. Pero ni rastro de la transformación digital, que es donde yo veo muchísimo margen de mejora en la experiencia de usuario:

    – Conseguir un “check-in” en 30 segundos o menos, no de varios minutos rellenando a mano datos y firmando. El hotel ya tiene todos mis datos antes de llegar, nombres, apellidos, números de móvil, direcciones de correo, tarjeta de crédito, etc. Yo imaginaría llegar, entregar los DNIs para que los escanearan, firmar en una pantalla táctil donde ya están mis datos rellenos y que me entregaran las tarjetas de apertura de puerta.

    – Lo mismo para el “check-out”. Es ridículo que te tengan que imprimir los gastos incurridos para que los revises antes de proceder al cargo. Todo eso debería poder hacerse desde la TV (creo que lo he visto en otros hoteles) o desde una app.

    – Lo mismo con el alquiler del coche: sala de espera con cola para sentarse en una mesa a volver a dar datos que ya tienen para que los vuelvan a meter en un ordenador. Nada que no se pueda hacer con una app.

    Y mi favorita: la personalización de la experiencia en la habitación del hotel. Por ejemplo, poder tener un minibar personalizado con las bebidas y “snacks” que he seleccionado antes de llegar al hotel. Si solo bebo coca-cola zero, que me pongan muchas y me quiten las coca-colas normales y los refrescos de naranja. Esto requiere que el personal del “housekeeping” lleven una tableta o móvil donde les indique qué contenidos han de reponer en el minibar en cada habitación. Y lo mismo con los champús, geles, etc.

  • #002
    Jose Enrique Lopez - 6 Mayo 2017 - 08:44

    La última pregunta y respuesta es comprometida y estoy muy de acuerdo.

    Los lobbys que se protegen a través de su influencia sobre la administración no saben que, aunque ganen el primer asalto, si el resto del mundo avanza en esa dirección, están cavando su propia tumba.
    No creo necesario citarlo, pero estoy hablado de Uber, AirBnB y todos los similares.

  • #003
    Gorki - 6 Mayo 2017 - 11:50

    El sector turístico es el que mayores zarandeos ha padecido debido al desarrollo tecnológico , y pese a todo las empresas turísticas lo están asimilando bastante bien, Enumero:
    El turismo rural es una competencia que ha nacido al amparo de Internet, Casi 13.000 alojamientos registrados en Clubrural https://www.clubrural.com/barometro-turismo-rural/barometro-2016.pdf

    El alojamiento compartido tambien supone una inmensa oferta de camas AirBnb dice tener 50.000 alojamientos en nuestro país http://www.eldiario.es/economia/colaborativo-Airbnb-desborda-hotelero-Espana_0_248475501.html
    Los bares y restaurantes han tenido que adaptar su oferta a las t recomendaciones por Internet, de TripAdvisor, Booking, HolidayChec asi como a la competencia de “El tenedor”
    Los transportes por carretera sehan encontrado la oferta de Bllablacar 9000000 de usuarios en europa posiblemente 2000000 de elllos españoles
    Trasporte aereo, compañías Lowcost que subastan los villetes por internet en vez de tener precio fijo

    A todos estos cambios mal que bien se han adaptado la multitud de restaurantes, bares y hoteles del país y si es cierto que muchos han cerrado, lo cierto es que han sido sustituidos por otros más avispados.
    .

  • #004
    Gorki - 6 Mayo 2017 - 11:55

    Quien este interesado en la tecnología y el turismo, aconsejo que siga a Gersón Beltran un geógrafo volcado en el marketing turístico https://gersonbeltran.com/

    Sabe mas que nadie en lo referente a cómo posicionar un local en el GIS, cómo hacer una página web turística y cosa así.
    .

  • #005
    JJ - 6 Mayo 2017 - 16:10

    “Expertise”, otra interesante palabra que hay que conocer.

    http://www.fundeu.es/recomendacion/experiencia-pericia-y-experticia-alternativas-a-expertise/

  • #006
    Rosa Asprilla - 7 Mayo 2017 - 00:15

    En Centroamérica estamos comenzando a entender el valor agregado que provee la innovación en el sector turístico y hotelero hoy en dia. El promedio de edad de la mayoría de los usuarios de estos servicios se calcula entre los 25 y 45. Por lo tanto, si atendemos las necesidades tecnológicas que sin duda alguna acompañan el dia a dia de este tipo de usuarios logramos crear un experiencia gratificante en el huésped.

  • #007
    Soraya Anaya - 13 Mayo 2017 - 03:47

    Excelente reportaje, ojalá le hagan caso.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados