¿Llegará el smartphone a sustituir al ordenador?

Samsung DexLa presentación ayer del Samsung S8, aparte del consabido goteo de especificaciones e imágenes, dejó un detalle muy interesante: la propuesta de ubicar el smartphone en una cuna o docking station, llamada Dex, que le sirva tanto para cargarse, como para conectarse a un conjunto de pantalla, teclado y ratón y utilizarlo como ordenador de sobremesa.

En principio, nada apunta a que la idea de Samsung para convertir a su smartphone en el alma de un ordenador de sobremesa vaya a convertirse en un movimiento que tome cuerpo de adopción masiva, aunque algunos afirman que solo con su lanzamiento ya ha superado a Microsoft con su Continuum. Pero indudablemente, sí refleja una cuestión: los smartphones que utilizamos hoy en día ya no son simplemente “teléfonos móviles” sino ordenadores de bolsillo, están ganando en prestaciones y memoria hasta el punto de que son ya muchísimo más potentes que el ordenador que la NASA fabricó para comenzar a enviar hombres a la luna (y no deja de resultar curioso imaginarse a todos aquellos científicos haciendo su cuenta atrás y conectados todos ellos… al smartphone que llevamos hoy en el bolsillo :-) y para el uso habitual que una gran cantidad de usuarios dan a su ordenador, tal como utilizar un navegador o manejar algunos programas de ofimática, tienen prestaciones más que suficientes, incluso posiblemente holgadas.

Motorola Atrix lapdockLa propuesta no es en absoluto novedosa: hace ya algunos años, en 2011, Motorola puso en el mercado el Atrix, un smartphone de gama alta que añadía la posibilidad de engancharlo a una carcasa o lapdock y utilizarlo como un laptop completo, con su pantalla, su teclado y su trackpad, que un conocido mío llegó a utilizar sin demasiadas incidencias durante prácticamente dos cursos de su carrera de ingeniería. Ahora, tras la “muerte natural” de aquel smartphone, el lapdock en cuestión almacena polvo abandonada en un cajón de mi casa (los verdaderos geeks nunca tiramos nuestros gadgets) a la espera de que un día me levante con ganas de soldar y me ponga a conectarla a alguno de mis Raspberry Pi que vuelva a darle vida a lo que ahora es un triste e inanimado cuerpo sin cerebro.

Apple patent applicationLa misma Apple aplicó hace poco para el registro de una patente muy similar: una fina carcasa “sin cerebro” en la que se insertaría un smartphone para que funcionase como un ordenador portátil. La idea es, efectivamente, muy parecida a las anteriores, y evoca claramente la estrategia habitual de la compañía: tomar un concepto que lleva inventado varios años pero que no ha recibido especial atención, y reinventarlo para dotarlo de popularidad.

En cierto sentido, la tendencia se encuadra también en movimientos ya conocidos y probados como el del Surface de Microsoft o el iPad Pro de Apple, que tratan de construir un ordenador portátil a partir de un dispositivo como el tablet.

La posibilidad de utilizar el smartphone como dispositivo prácticamente único, capaz de servir como ordenador en el bolsillo para tareas que llevamos a cabo cuando estamos en movimiento pero que se inserta en una docking station de algún tipo para usarlo como ordenador completo podría resultar seguramente muy atractiva, si no supusiese una pérdida de prestaciones o una incomodidad significativa, dentro del mundo de la informática corporativa, que podría simplificarse y abaratarse de manera sensible y, además, encajar dentro de las modernas tendencias de desvinculación del trabajador con un espacio físico concreto en el que está su ordenador, en el que pega sus post-it y en el que pone las fotos de sus niños.

¿Tiene sentido la sustitución del ordenador con un dispositivo como el smartphone? ¿Estamos, con el incremento progresivo de las prestaciones del smartphone, ante una idea de convergencia cuyo tiempo está llegando?

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Why buy a computer when you have a smartphone?

 

30 comentarios

  • #001
    Goomer - 30 marzo 2017 - 13:47

    Pese a la insistencia de la “nueva” Microsoft con su continuum, a la idea no le veo el menor sentido. Queremos reemplazar un portátil por un portátil vacío sin procesador ni memoria ni batería que solo funciona con un móvil concreto? O un sobremesa cada vez menos renovado y más asequible por algo que es como un ordenador sin serlo y necesita todos sus periféricos? Quién en su sano juicio echa de menos Windows en su móvil? En lugar de la oficina, donde si puede tener su lugar un móvil es en el salón, reemplazando a ordenadores Multimedia, a Androids TV, o similares, como demuestra la buena acogida de Chromecast.

    Móvil en el escritorio no, en el salón.

  • #002
    Asier - 30 marzo 2017 - 15:47

    Puede ser interesante y suponer un ahorro considerable en PCs portátiles y de sobremesa, pero lo verdaderamente revolucionario sería que todo estuviera virtualizado y accediéramos desde terminales tontos a nuestro PC en la nube, visualizando todo en streaming. Necesitaríamos una conexión muy buena para ello (¿con 5G tal vez?) pero ya están apareciendo este tipo de servicios.

    La idea es que cada PC/smartphone es como un coche: el 95% de su capacidad de proceso está siendo malgastado. A ver si pronto vemos el PC/smartphone como servicio, eso sí que sería interesante.

  • #003
    Javier March - 30 marzo 2017 - 16:16

    Bueno, si corren Mac OS X o Windows podría ser una opción más y que cada uno decida lo que le viene bien.
    Pero si sólo funciona con Android o iPhone OS ya la cosa resulta más inconveniente y deja de tener algún sentido para mí.
    A efectos de seguridad y privacidad estaría bien pues el ordenador vá contigo y nadie podría fisgonear tus cosas en tu ausencia. (mujeres celosas, p.ej.).

  • #004
    Carlos Quintero - 30 marzo 2017 - 16:20

    En una era multidispositivo en la que los datos están cada vez más en la nube, no tiene mucho sentido que tengamos que usar el móvil como PC de escritorio para acceder a esos datos. ¿Cual es el inconveniente? Que en cada dispositivo tienes que instalar las apps, conectarlas y configurarlas a tu gusto. Esto es especialmente engorroso en entorno Windows. La idea de un escritorio remoto, que ya existe, tiene más sentido para mí. ¿Tiene sentido conectar la tableta o móvil a un teclado y pantalla? Sí, pero para acceder a ese escritorio remoto, no a las apps de la tableta o móvil en pantalla grande, porque van a tener limitaciones, que es la razón por la que Apple no fusiona MacOS con iOS, mientras que Microsoft sí lo hace con Windows 10 y la Surface Pro, con resultados frustrantes como PC y como tableta (yo solo la uso como portátil potente ultraligero y nunca como tableta).

  • #005
    Gorki - 30 marzo 2017 - 16:54

    Demos la vuelta al tema, Seria útil que lo que es el “alma” del ordenador, (inteligencia y memoria) residiera en un “pendriver” y que cuando nos vamos lo separemos y lo podamos enchufar en cualquier carcasa con o sin “alma”, del café, de la oficina, de la segunda vivienda, para volver a tener TU ORDENADOR PERSONAL tal como lo tienes configurado, con los programas que usas, en la versión que conoces, y con los datos, que por el motivo que sea, no quieres cargar en la red.

    Pues yo al menos, no veo ningún inconveniente a esta solución y si ademas ese “pendriver” me vale para llamar por telefono convencional (algo que cada vez hago menos), o tener Internet ahi donde vaya, (algo que cada vez me es mas vital), mejor que mejor,

    Solo que lo veo útil si aparece un dispositivo periférico que se puede enchufar en cualquier carcasa y no en la de un determinado fabricante, El éxito de los dispositivos estraíbles, no importa si son diskettes, DVD, o Pendrivers, es que se conecten inmediatamente y sin la menor configuración en la “carcasa” que encuentres. El receptor los identifica y los usa, independientemente de quien es el fabricante.

    El fracaso de los ordenadores portátiles que tenían docking station, es que sólo valen para un modelo de docking station determinado, lo que hace que en la practica cuando viajas, si quieres el “completo” tiene que trasportar también el docking station. En este campo la normalización es imprescindible el invento de un sólo fabricante para un sólo modelo está condenado al fracaso.

    • Julio - 30 marzo 2017 - 17:14

      Hola eso que tu llamas “pendriver” es lo que yo uso para conectarme con cualquier ordenanor tipo x86, que permita arrancar con USB. Básicamente es una distribución linux completa en el pen (y debe ser libre) porque ni a Microsoft ni a Apple le gustan este tipo de prácticas, ni las permiten.

      Lo que hecho de menos de Google es la falta de miras y de liderazgo que tiene por ejemplo con la no liberación completa de la arquitectura móvil, como hizo IBM en su día con el PC, haciendo que hubiera posibilidad de la aparición de este tipo de cosas.

      Vamos ya me gustaría que hubiera una “debian-phone” o similar, de verdad libre que la pudieras meter una tarjeta microsd a cualquier móvil y arrancara tu sistema libre y portable, con lo que a tí te interese, como podemos hacer en el PC

      • Alqvimista - 30 marzo 2017 - 19:42

        Julio, con Windows no lo sé pero cualquier ordenador Apple con procesador Intel (desde 2006) puede arrancar desde cualquier dispositivo externo vía Thunderbolt, FireWire o, por supuesto, USB, incluso desde un pendrive USB. Es algo que Apple nunca ha impedido, así que no debe disgustarle.

        • Julio - 30 marzo 2017 - 20:29

          Conozco que las máquinas de Apple permiten arrancar desde USB, lo que me refiero a tener en el USB instalado Windows o Mac y no GNU/Linux, Es decir a arrancar en mi máquina o en la tuya “mi propio Windows” o “mi propio Mac”, no mi versión de GNU/Linux en un Mac o en un PC con Windows en su disco duro.

          Imagina que tengo Mac OS versión portable y quiero ejecutar en mi PC de escritorio, o imagina que tengo en el pen Windows Xp y lo quiero ejecutar en un PC con windows 10, por ejemplo. Esto atenta con su modelo de licenciamiento, tanto en Windows como en Mac

          Lo que si funciona es usar mi versión de GNU/Linux del pen si soporta el hardware de la máquina donde lo quiero usar. Básicamente usa el software como mejor te venga en gana (una de las libertades del soft libre)

          Un saludo.

    • Ppibz - 30 marzo 2017 - 17:27

      Totalmente de acuerdo.
      En este caso, solo es necesaria la base, que no se lo que vale, pero el resto, pantalla incluida, sirve cualquiera.

    • Carlos Quintero - 30 marzo 2017 - 18:19

      El tema de las “dock station” es muy cierto, son caras y solo sirven para un fabricante, o incluso para un solo modelo de ese fabricante.

      Un problema que veo al ordenador en un “pendrive”, suponiendo misma potencia que un PC de escritorio, es que se te pierda el mismo o te lo sustraigan, no ya solo con las aplicaciones instaladas y configuradas a tu gusto, sino con los datos. Con lo cual necesitas una copia de seguridad, que para que sea automática y no engorrosa lo mejor sería en la nube, con lo cual llegas casi al escritorio remoto si la conectividad no fuera un problema (aún lo es).

      A mi me encantaría tener menos dispositivos y usar uno (con otro de respaldo) para todo, pero veo que cada uno hace algo mucho mejor que los demás y ninguno hace todo bien. Hoy me he venido con mi mujer a pasar cuatro días a Canarias, y he flipado al ver que ambos nos traíamos el móvil, la tableta y el ordenador. Yo soy “friki”, pero ella no, así que le he preguntado: la tableta la usa como libro electrónico y el ordenador es por si tiene que hacer cosas para su empresa.

      Pero incluso la idea de un “pendrive” que solo necesite una conexión HDMI a una pantalla de TV es problemática (en mi experiencia): yo tengo un “pendrive” Rikomagic con Android que me traigo a los hoteles para ver algunas series descargadas (para que conste pago Netflix y HBO cada mes), y me tengo que traer un ratón (el más plano que he encontrado) y he encontrado hoteles que no tienen wifi en la habitación (así que no puedo usar la app para manejarlo), o la TV tiene el HDMI “capado” (modo hotel) y hay que buscar el código de desbloqueo, o la TV está empotrada en una pared y no tiene acceso a los puertos…

  • #011
    José Manuel - 30 marzo 2017 - 18:12

    “Ahora, tras la “muerte natural” de aquel smartphone, el lapdock en cuestión almacena polvo abandonada en un cajón de mi casa”

    Supongo que para que los híbridos entre smartphone y portátil tengan éxito sería bueno estandarizar los lapdock. Porque éste se llevará una buena parte del coste del conjunto y no apetece tener que tirarlo porque el móvil ha muerto o ha quedado obsoleto, cosa que pasa normalmente en 2-3 años.

  • #012
    menestro - 30 marzo 2017 - 20:09

    Vaya por dios, me han puesto en moderación por no comentar y disculparme. Están la sensibilidades a flor de piel, Enrique.

    Y no, no es ironía malintencionada, solo una forma espontánea de comentar, en vez de hacer un off topic.

    • Enrique Dans - 30 marzo 2017 - 20:17

      No estás en moderación. Simplemente, cuando un comentario no aporta nada, lo elimino. Y cuidadín con lo que dices, que por menos se acaba en la cárcel ;-)

      • menestro - 30 marzo 2017 - 20:34

        Prometo no hacer bromas con nombres propios, salvo con Elon Musk y Stephen Hawking, que como son personajes históricos, admiten la parodia, según el código.

        Si no ha cambiado mucho últimamente, claro.

        Todo lo demás, son notas al margen, que seguro que ilustran igual de bien el plato principal.

        Que ya sabes que tengo maneras en la mesa, no me regañes por anticipado. :-)

        • menestro - 31 marzo 2017 - 16:23

          Disclaimer,

          Creo que es necesario aclarar que mi comentario original no tenía nada que ver con el caso de la audiencia nacional, ni nada, y que era perfectamente correcto. Que no haya confusiones.

          Se puede sentir bochorno por muchas cosas, que no tienen nada que ver con otras sensibilidades, que son cosa de Enrique.

          Ya.

  • #016
    DANN ELIO - 30 marzo 2017 - 21:57

    En un sistema informático pueden confuir y de hecho lo hacen..varios subsistemas: Almacenamiento, interfaz, procesamiento principal, procesamiento de video ( GPU ), memorias fijas y aleatorias ( ROM, DDR, etc )…¿ Cuándo un dispositivo o sistema es superior a otro ? Suponiendo que, la especificación más importante(que no siempre lo es), para realizar una tarea sea la potencia de procesamiento principal ( CPU )…la tarea la debería realizar la máquina con la capacidad de cómputo más poderosa y eficiente…

    Me queda claro que la tendencia del portátil que se está proponiendo, ya sea en “docking station” conectable via cable y un soporte, ya sea un lapdock al que se le “integra” un smartphone en su chasis…hablan de un “dumb laptop”…un ordenador portátil “zombie”…a la espera de un cerebro CPU externo que le de “alma” y lo haga funcionar. Es una idea muy atractiva, repito..muy muy atractiva para terminar con el presentismo del trabajo con datos. Además de que me llevo el “ordenador real” conmigo…y así tengo la certeza y la seguridad de que no es accedido por extraños…algo también muy conveniente desde el punto de vista de la privacidad del trabajo realizado desde mi terminal informático.

    Sólo hay un par de piezas que no me encajan en la imagen global del asunto:
    – En un futuro de la abundancia, en el que aspiramos a tener un Internet de las Cosas a nuestro servicio..¿ tienen sentido dispositivos “tontos” que no pueden trabajar por sí solos, hasta que no llego yo a casa-despacho-y/o habitación con mi flamante smartphone ? ¿ Eso es un IoT de las cosas eficiente? ¿ o es un montón de lapdocks ( device-docks ) desaprovechados e infrautilizados?

    – En el caso de que se acuerde que un IoT realista y eficiente, debería estar compuesto por dispositivos con una capacidad de procesamiento individualizada mínima, dispositivo por dispositivo…cada uno procesando en sus funciones específicas…En ese escenario, lo más razonable sería que de entre los dispositivos conectados al sistema local, las tareas sean realizadas por el “killer processor”, por el más potente de los chips conectados a la tarea, por el más resolutivo y de mayor capacidad de cómputo. Si mi smartphone es un octa-core con varios gigahercios de velocidad de reloj..y el lapdock es un triste dual-core con 500 megahercios de reloj..pues a trabajar a cuenta del móvil.

    Ahora bien…si el lapdock es un ordenador cuántico vs mi triste móvil octacore..pues entonces configuraré para que el trabajo lo haga el cuántico. Sin dudarlo. Yo no me “casaría” con que el trabajo lo realice siempre el smartphone..pero sí que apostaría por que lo realice el procesador más poderoso que esté a mi servicio en esa habitación..incluso si esa capacidad de procesamiento reside en cloud..Si se demuestra que el cloud resuelve antes que mi móvil….¿ El móvil se come al PC ? Depende. Tengo mis dudas…Lo único que tengo claro es que el pez grande se debería de comer al chico. Y hablando de máquinas de cómputo…la máquina más “grande” estará cada vez en un sitio, según las conexiones locales y la inteligencia de red…

    Nota: En mi reflexión, doy por hecho que quizá no es lo más inteligente dejar dispositivos infrautilizados y en estado zombie exentos de cerebro. Igual me equivoco, pero yo no dejaría ningún dispositivo sin su propia cpu…Un internet de las cosas con dispositivos sin capacidad autónoma de proceso no me cuadra…

  • #017
    Juan A. Cañero - 30 marzo 2017 - 23:16

    La idea que ud. propone es muy interesante. Es cierto que tenemos verdaderas bestias en el bolsillo y la mayor parte de las veces infrautilizada.

    Pero aunque mi smartphone octacore a 2GHz y 2Gb de RAM parece potente, no tiene comparación con cualquier Intel i3, i5 e i7: la arquitectura ARM de un teléfono no tiene suficiente fluidez como para desempeñar decentemente el trabajo de un laptop. Principalmente porque son chips pensados para consumir extremadamente pocos recursos.

    Además, los sistemas Android e iOS actuales estan muy limitados (y por lo que percibo lo seguiran estando) y veo muy difícil poder trabajar comodamente en ellos.

    Creo que en un futuro si aparecen sistemas operativos para móviles más abiertos la idea que plantea será perfectamente posible.

    Por cierto, he tenido la ocasión de probar una tableta con el sistema Remix OS, que es un Android modificado… el aspecto visual es excelente pero se nota que no es tan fluido como un laptop.

  • #018
    Benji - 31 marzo 2017 - 04:34

    NO va a funcionar. Cada móvil es de su oadre y de su madre.
    1) No podemos comprar un portátil que solo sirva para un móvil. A la mínima que cambien puertos o tamaños… estás fuera.
    2) Suponiendo que todos estandaricen a USB 3.1… las apps están diseñadas para pantallas verticales de 4-6 pulgadas. La mitad o más se rompen si las pones panorámicas
    3) Una caja tonta no sirve de mucho, y los móviles tienen limitaciones gordas de funcionar como PC si el teléfono se usa para llamar. Te ocupa medio ancho de banda, te corta presentaciones, te bloquea skype… con una sola llamada.
    4) La mas importante: los portátiles hoy en día valen mucho menos que un móvil. Por 200€ pillas un N3060 Celeron que te sirve para todo eso de navegar, youtube, pelis y word. La caja tonta tendría que valer menos. Muchísimo menos.

    Samsung consiguió lo que quería: que se hable del Note

  • #019
    Krigan - 31 marzo 2017 - 07:28

    El móvil ya ha sustituido al PC en un buen número de aplicaciones, tanto de escritorio como aplicaciones web. Los usuarios ya están usando el móvil, y no el PC, para el correo electrónico, Facebook, e IM (Whatsapp en lugar de MSN Messenger). Incluso para navegar el móvil ya supera en visitas al PC según los datos de StatCounter.

    Por tanto, la cuestión es si esto de la cuna para móvil (estandarizada, que no dependiera del fabricante) le daría la puntilla al PC en aquellas aplicaciones en las que el móvil sigue siendo claramente insatisfactorio (procesador de textos, hoja de cálculo). Aunque la idea es buena, yo creo que no.

    En el mercado profesional no veo a las empresas queriendo que el ordenador sea del trabajador. En el doméstico, posiblemente la cosa vaya más por el lado al que apunta Google, que en un documento lo importante sea sobre todo el texto en sí, sin formato complejo rígidamente definido por el usuario, sin tener en mente al crearlo “este documento va a ser impreso en folio”, porque cada vez es más infrecuente que el documento llegue a ser impreso alguna vez.

    En el mercado doméstico los documentos suelen ser pocos y cortos (lo cual hace menos necesario el teclado físico), y gran parte de la complejidad y engorro de editar un documento en el móvil desaparece tan pronto nos olvidamos del “formato folio”. Requiere un cambio de mentalidad del usuario, pero es un cambio que se va a producir por sí solo, conforme vaya siendo más frecuente que el destinatario del documento lo vaya a ver en el móvil, y no en hoja impresa. La razón de ser de todo formato de documento es que el destinatario lo vea bien.

    Es algo parecido a lo que ha pasado con los programas de retoque fotográfico. En el PC la gente usaba el Photoshop, el cual era un claro ejemplo de aplicación que siempre sería “solo para PC”, no para tablet, ni mucho menos para móvil. Pero ahora esa misma gente retoca regularmente sus fotos en el móvil.

    No es la misma clase de retoque, nadie consiguió meter el interfaz del Photoshop en un móvil, pero unas pocas opciones básicas (filtros, recortes, etc) cubren las necesidades de la mayor parte de los usuarios. Resultado: en el mercado doméstico ya no se usa Photoshop en el PC, las fotos se editan con alguna app en el móvil.

  • #020
    Carles - 31 marzo 2017 - 08:44

    No le veo una utilidad al dockstation, supongo que crear una patente de este estilo a Apple le sirve para limitar la entrada de competidores en este campo, un por si acaso. Los móviles con una renovación y ampliación de modelos cada vez más corta en el tiempo se entiende desde un punto de vista de mejores prestaciones y productividad. No obstante a nivel más doméstico la mayoría de usuarios les veo utilizar “lo de toda la vida”, portátil muy extendido a todos los niveles, equipos de sobremesa para gamers y despachos. Solo veo una posible estandarización de “todo” vía escritorios remotos en lo que lo menos importante sea el dispositivo desde el que accedes. Simplificando, lo que ocurrió con el servicio webmail, accedes desde cualquier dispositivo, viejo, nuevo, potente o básico. Todo en la nube. Actualmente, aunque exista un servicio Google para casi todo, sea este docs, fotos etc la mayoría de usuarios siguen utilizando excel para hojas de cálculo, tarjetas gráficas potentes para jugar y Photoshop muy extendido aunque sea solamente para quitar ojos rojos. Se puede cambiar esta forma tradicional de uso pero debe acontentar a todos los públicos para que sea asimilada en masa, la estandarización entre las grandes empresas es la clave, otra cuestión es que se entiendan Apple, Microsoft, Nvidia, Samsung…

    • Krigan - 31 marzo 2017 - 12:21

      Si buscas “quitar ojos rojos fotos” en Google Play, te aparecen unas cuantas y las que aparecen las primeras tienen todas millones de descargas.

      Y eso de que la mayoría de los que juegan con una máquinas se compran PCs con tarjetas gráficas potentes… los jugones del PC son minoría. Los juegos más populares desde hace años son Angry Birds (100 millones de descargas), Hay Day (ídem), y Candy Crush Saga (500 millones), además de las consolas.

      Incluso dentro de las consolas los jugones son minoría. La familia Nintendo DS ha sido un superventas (sobre todo entre mujeres), y la Wii fue la consola de sobremesa más vendida de su generación (también con mucho público femenino).

  • #022
    Javier Cuchí - 31 marzo 2017 - 12:45

    Bueno, igual es que yo soy de la vieja escuela, pero yo no veo a mi móvil convertido en mi ordenador común (a duras penas logro atisbar la tableta, pero muy a duras penas).

    El smartphone me parece un aparato sumamente útil (lo veo como imprescindible, al menos para mí) en cuanto a instrumento con unas capacidades específicas (provistas por las app que carga) que me cubren campos tan interesantes como mis aficiones principales (la fotografía y la aeronáutica), la navegación (la real: el GPS), el desplazamiento (horarios de ferrocarriles y vuelos, amén de la posibilidad de adquirir los correspondientes billetes), la gestión bancaria, mis diccionarios (RAE y IEC), un buen mapa topográfico, la gestión de mis suministros (agua, gas, electricidad) y un interesante etcétera adicional (últimamente, ya vengo pagando con él mis pequeñas compras o los taxis que cojo), cosas todas ellas que el ordenador no puede hacer o no puede hacer in situ, en el exacto momento en que me hacen falta.

    Pero a la hora de editar fotografías (no soy un usuario propiamente doméstico y utilizo intensivamente Raw Therapee y GIMP) o de realizar hojas de cálculo bastante complejas o de autoeditar publicaciones con Scribus necesito una pantalla de un tamaño razonable, con una buena resolución y una RAM y una tarjeta gráfica potentes y veo lejanísimo que un smartphone insertado en un terminal tonto me dé toda esa potencia.

    Otrosí: en noviembre adquirí un portátil con procesador i7 y 16 Gb de RAM. Teniendo en cuenta que uso sistemáticamente Linux, le doy una vida de entre cinco y siete años y me costó 900 euros, es decir, unos 150 euros por año (calculándole la duración promediada). Ningún smartphone por muy «i» que sea y de ese precio, me da esas prestaciones ni mucho menos me garantiza esos siquiera cinco años de vida útil. Y veo muy, muy, muy lejos que pueda llegar a hacerlo, pese a la ya larga experiencia que tengo de que nunca se puede ver lejana una tecnología que, siquiera en su base más rudimentaria, preexiste

    • Krigan - 1 abril 2017 - 11:48

      Desde luego, para aplicaciones que requieran mucha potencia o mucha ram el PC siempre tendrá ventaja, porque no está tan limitado en tamaño y peso como un móvil. Los disipadores y ventiladores (en una cpu o gpu, o en un soc que integre ambas) ocupan espacio, y los chips de ram también (aunque en menor medida).

      Ahora bien, la mucha potencia (o mucha ram) de hoy es la nadería de mañana, en virtud de la ley de Moore. Un móvil de hoy día supera ampliamente en potencia y ram a un PC de hace 10 años. Para un amplio número de aplicaciones el móvil tiene ya potencia y ram sobradas, y lo que entra en juego es si también tiene pantalla suficiente, o si se requiere ratón y teclado físico. No es solo que el móvil lo llevemos siempre encima (que también), es que no hace tantos años manejar Google Maps en el móvil hubiera sido irrealizable, y no digamos ya Youtube en HD.

      Eso no quiere decir que no se vaya a seguir usando el PC en algunos hogares, pero las ventas de PCs (que son casi enteramente de renovación de equipos) no paran de caer desde hace años, ya sea porque el PC dejó de usarse en un hogar, ya porque se usa solo para algunas tareas que no requieren comprar un nuevo PC. Si las ventas de PCs no han caído más es porque no se ha dado ese nivel de sustitución del PC por el móvil y el tablet en el trabajo.

      En otras palabras, el PC en el hogar se está quedando reducido a un grupo de mercados nicho. Que si los jugones que no usan consola, que si los que trabajan a veces en casa, que si estudiantes de ciertas carreras…

      Como Enrique ha señalado, un gran número de usuarios están usando el PC para navegar y algunos programas de ofimática. Pero el móvil ya supera al PC en visitas web, a lo que habría que sumarle la parte que se hacen desde el tablet. El procesador de textos y la hoja de cálculo no van a sostener al PC en el hogar, y que el PC termine de perder la navegación doméstica es una posibilidad muy real con el auge de las versiones de web para móvil.

  • #024
    marco corona - 1 abril 2017 - 04:25

    para gustos los colores, a mi me encantaría, como usuario consciente de sus limitaciones pues lo aceptaría como tal.

    Opino que gran parte de los inconvenientes se solucionarían si se crea un gadget de nicho, no sería para todo el mundo o al menos no de inicicio.

    Si se creasen docks que potencien el smartphone, es decir si mi dispositivo tiene poca RAM escalarse con la RAM del dock, o algo que ya sería salirse del concepto docking station sería poder dotarlos de un GPU económico o un segundo CPU. que a esas alturas no sería lo mas caro del mundo.

    Entre una propuesta y otra hay bastante espacio para experimentar, además si nuestro dock no fuese tan tonto estoy seguro que le encontramos espacio en la sala de estar. como reproductor de películas o conectado a la TV.

    o mejor aun y ¿si lo conectamos a un SMART TV?
    ñaca, ñaca!

    • Carlos Quintero - 1 abril 2017 - 17:53

      Yo, a veces preferiría pegarme un tiro en el pie a usar la interfaz de usuario de mi Smart TV, una Samsung con Tizen que va cogiendo lo peor de un sistema operativo: desde que arranca hasta que empieza a responder a las pulsaciones del mando a distancia para lanzar apps o cambiar de entrada pasan bastantes segundos, a pesar de que su potencia viene de una electrónica con unas CPUs supuestamente tan potentes que necesitan ventiladores para disipar el calor. De usar el navegador de la misma ya ni hablamos. Prefiero que la TV sea tonta del todo, pagar menos y conectarle un set top box (actualmente uso un Apple TV pero no tiene navegador oficial) o un móvil, como indicas, pero que el móvil lo aporte todo y la TV su único punto fuerte: el tamaño de la pantalla.

      • Krigan - 2 abril 2017 - 00:48

        El problema que le veo a propuestas como la cuna para móvil y la tuya de que las teles sigan siendo tontas es que cuesta muy poco añadirle “inteligencia” a un aparato.

        Recordemos que una Pi Zero W cuesta 10 dólares (precio minorista) y tiene procesador de 32 bits a 1 Ghz, con medio giga de ram, wifi, Bluetooth, y MicroUSB. Y la Pi Zero que es lo mismo pero sin wifi ni Bluetooth cuesta la mitad.

        Cuando se habla de si el móvil va a sustituir al PC, conviene recordar que antes el PC era lo único que había, mientras que ahora el móvil es simplemente hegemónico, y convive con un buen puñado de otros aparatos inteligentes, como la smartTV (o set top box), el tablet, y el Amazon Echo.

        Esto contribuye a disminuir la importancia del PC, y a que se use menos (adiós a los HTPC), pero también hace que sea más difícil desplazarlo del todo. Es un escenario en el que múltiples aparatos van a convivir.

        • Carlos Quintero - 2 abril 2017 - 02:18

          El problema no es el coste del hardware, que es cada vez más barato, o más potente manteniendo el precio. El problema yo lo veo en la experiencia de usuario, que depende tanto del software (hacer software realmente bueno es muy caro, y el de Samsung en TVs / Blurays no es bueno) como de factores de forma, métodos de entrada, etc. Mi postura, apuntada en un comentario anterior, es que los dispositivos convivirán compartiendo datos o escritorio en la nube sin que ninguno desplace por completo a otros. El libro electrónico es el mejor dispositivo para leer sin distracciones. El móvil es el mejor dispositivo para llevar encima. La tableta es el mejor dispositivo para consumir contenidos de distinto tipo. El ordenador es el mejor dispositivo para crear contenidos. La TV es el mejor dispositivo para ver series/películas. Y así todo… lo cual no quita que con cada uno se puedan hacer muchas otras cosas, pero no de forma óptima.

          Hay fabricantes, como Apple, que piensan que no se puede hacer converger una tostadora con una nevera y que el resultado sea satisfactorio para el usuario. Otros, como Microsoft, piensan que sí, que su Surface Pro es buena como tableta y como portátil. Mi experiencia con dicho dispositivo es que tiene razón Apple.

          Microsoft toaster fridge makes appearance at October 6 hardware event

          • Krigan - 2 abril 2017 - 15:33

            De acuerdo con el primer párrafo, aunque lo de que el ordenador personal es la mejor opción para la creación de contenidos es matizable. Las fotos y los vídeos de aficionado también son contenidos y un bicho tan gordo como Youtube está basado primariamente en vídeos de aficionado, como su propio nombre indica.

            Si la foto o vídeo lo tomas con el móvil, y con este te basta para la edición, porque no vas a hacer una edición avanzada, y desde él lo puedes subir directamente, eso es algo mucho mejor que pasar la foto o vídeo al ordenador para hacer en él la misma edición que hubieras hecho en el móvil.

            La nube ayuda, pero en este caso el ordenador personal es un paso innecesario, además de que tienes que esperar a tener el ordenador delante, o llevar encima el portátil.

            Otro tanto para algunos contenidos de audio, como los podcast, aunque estos ya son más minoritarios.

            En cuanto a MS, su problema es que perdieron el móvil y el tablet, y todavía siguen con la idea de reconquistarlos a base de híbridos. Su idea es mirar a ver si pasan a la gente de portátil a híbrido, y supongo que más tarde, de tener éxito (que no va a ser), intentarían pasar a la gente de híbrido a tablet de verdad, y de ahí a intentar la reconquista del móvil.

            Además, no es solo el afán de reconquista. El hecho de que el PC se use cada vez para menos cosas en el hogar es preocupante para MS. La gran ventaja competitiva de Windows siempre fue su inmenso repertorio de aplicaciones.

            Tomemos el caso de una familia que ya solo usa el PC para redactar algún documento ocasional, y tal vez incluso alguna hoja de cálculo para las cuentas de alguna asociación a la que pertenece la mujer, y que tal vez incluso naveguen con el PC para consultar información mientras redactan un documento. No que enciendan el PC para navegar, sino que navegan con el PC cuando lo están usando para otra cosa.

            En esta clase de casos no van a renovar el PC (venta perdida para MS), y cuando se les casque de puro viejo, tal vez se compren un barato Chromebook. Total, con las aplicaciones de ofimática de Google les vale, y de navegador ya estaban usando el Chrome de todas formas.

            Claro está que un Wintel también podría ser tan barato como un Chromebook, ¿no? Pues no, precisamente por la licencia de Windows. O bien MS pone la licencia a cero (o casi), o es inevitable que haya una diferencia significativa de precio.

            Esto no pasaba antes. El PC se usaba para todo. Ubuntu era gratuito, pero no tenía Photoshop. ¿Y Gimp? Suponiendo que supieran que Gimp existe, sí sabían que Ubuntu no tiene otros programas que usaban o podían desear usar en el futuro. Coño, si hubo una época en que hasta los linuxeros teníamos una partición con Windows para usar algún programa para el que no había reemplazo en Linux.

            Por eso es comprensible el empeño de MS en andar con híbridos, pese a que estos existen desde antes del iPad, y nunca tuvieron mucho éxito.

  • #029
    JC Peláez - 5 abril 2017 - 16:12

    Creo que si tiene sentido. A pesar de tener siempre el móvil a mano, existen (al menos para los “no nativos digitales -por ahora-) tareas/funciones que se harían más “cómodo” en un pc que en un dispositivo móvil.

    La fusión no la veo mal, pero no la dependencia. Es decir, no puede ser únicamente una extensión del móvil como interface gráfica/usuario (pantalla, ratón, teclado, etc.), sino más bien un añadido y cada uno debe ser autónomo. Es decir, el pc debe ser siendo un PC, aunque esta vez enquecido con la prestación de integrar el dispositivo móvil de forma natural.

  • #030
    Miguel Angel - 7 abril 2017 - 09:37

    Enrique el año que viene como mucho tendrás que hacer de nuevo un post así cambiando el título… Y la pregunta será ¿Cuándo?.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados