La industria tecnológica frente a la sinrazón

Protecting the nation from foreign terrorist entry into the United States - The White HouseEl decreto presidencial firmado por Donald Trump el pasado 25 de enero titulado Protecting the nation from foreign terrorist entry into the United States ha provocado la detención de personas de toda condición en aeropuertos de todo el país, y ha dado lugar a fuertes reacciones de oposición, entre las que destaca especialmente la de la industria tecnológica.

En este momento, la medida se encuentra paralizada por la acción de un tribuna federal (tres tribunales más se han opuesto a la medida en las últimas 24 horas), pero esto únicamente impide las deportaciones, no la posibilidad de que los afectados puedan permanecer detenidos. La situación es completamente caótica: un auténtico asalto a las libertades civiles aprovechando el estatus de limbo legal de las instalaciones de aduanas y protección de fronteras, cientos de personas con sus papeles perfectamente en regla, con permisos de residencia válidos o incluso con visados o permisos de trabajo permanentes (green card) han sido detenidos, aislados de sus familias o compañeros de viaje durante 16 horas, sin acceso a abogados y sin poder utilizar sus dispositivos electrónicos, que fueron además inspeccionados en busca de evidencias de actividades o actitudes sospechosas en redes sociales.

El decreto firmado por Donald Trump impide la entrada a personas con pasaportes iraníes, iraquíes, libios, sirios, somalíes, sudaneses o yemeníes durante 90 días, suspende la entrada de refugiados por 120 días y de refugiados sirios indefinidamente, y elimina la protección de la Privacy Act para extranjeros. Por intervención directa de los asesores presidenciales Stephen Miller y Steve Bannon, la decisión también afecta a personas en posesión de green cards. Hasta el propio vicepresidente Mike Pence se opuso a prohibir la entrada a musulmanes cuando era gobernador de Indiana en 2015, y llegó a calificarlo de inconstitucional

Mientras, en el exterior de las terminales internacionales de los aeropuertos, manifestaciones de protesta contra la medida, incluyendo una huelga de taxistas que provocó malentendidos cuando Uber anunció la eliminación de su surge pricing en el aeropuerto y se interpretó como una manera de aprovecharse del conflicto. En realidad, Uber es una de las compañías que ha anunciado medidas especiales para proteger a los afectados: los conductores afectados que no puedan entrar en el país continuarán percibiendo ingresos de la compañía durante tres meses para que puedan seguir sosteniendo a sus familias, y la compañía ha constituido un fondo de tres millones de dólares para la defensa legal de sus conductores. Airbnb ha ofrecido alojamiento gratis en las propiedades que administra para afectados por el decreto, y hay peticiones a Jack Dorsey para que, dado que Trump impide que varios de sus empleados entren en el país, la compañía responda eliminando de Twitter la cuenta personal de Donald Trump.

Google afirma tener más de cien empleados afectados a los que ha pedido que vuelvan inmediatamente al país, y su cofundador, Sergey Brin, ha participado personalmente en las manifestaciones. La Game Developers Conference, que estaba teniendo lugar durante estos días, ha convocado a los asistentes a las manifestaciones en los aeropuertos. El fundador y CEO de Netflix, Reed Hastings, ha afirmado que “las acciones de Trump perjudican a los empleados de Netflix en todo el mundo, y son tan contrarias a todo lo americano que nos duele a todos. Peor aún, esas acciones harán a América menos segura (generan odio y pérdida de aliados) en lugar de más segura”. Elon Musk denuncia que “esta orden no es la mejor manera de afrontar los desafíos del país”, y que “muchas personas afectadas por esta política son fuertes partidarios de los Estados Unidos que han hecho el bien, no el mal, y no merecen ser rechazados”. Amazon, en la que ha sido calificada como de “respuesta débil“, ha emitido un comunicado con recomendaciones a sus empleados, en el que afirma que “desde sus orígenes, Amazon ha estado comprometida con la igualdad de derechos, tolerancia y diversidad, y siempre lo estaremos”. El CEO de Microsoft, Satya Nadella, y otros directivos de la compañía también han emitido comunicados condenando la medida, como han hecho también Sundar Pichai, de Google; o Facebook a través de su fundador, Mark Zuckerberg. Otras compañías, como Box.com, Salesforce, Stripe, eBay o la Mozilla Foundation están también expresando su oposición a la medida adoptada por Donald Trump. La compañía de ridesharing Lyft ha hecho una donación de un millón de dólares a la American Civil Liberties Union (ACLU) y ha condenado las acciones de Trump, y no son los únicos que lo están haciendo: la asociación, que tuvo un papel fundamental en la decisión del primer juez que anuló la medida y que ha denunciado al presidente por discriminación, está recibiendo toda una oleada de donaciones.

A nivel internacional, Justin Trudeau, presidente de Canadá, ha publicado una bienvenida a los refugiados que deseen acudir a Canadá, un país en el que “la diversidad es nuestra fuerza”, y se ha fotografiado en un aeropuerto dando personalmente la bienvenida a una familia siria, mientras la comunidad de startups del país ha publicado una carta abierta de protesta. La primera ministra británica Theresa May, de visita en los Estados Unidos, ha recibido fuertes críticas en su país por su débil respuesta a las políticas de Trump. Y la canciller alemana Angela Merkel acaba de criticar a Trump porque “no está justificado poner a las personas de un origen o de una religión específica bajo una sospecha general con el fin de combatir el terrorismo”. Otros políticos europeos están comenzando también a ofrecer algunas reacciones, y también lo están comenzando a hacer algunos líderes de compañías norteamericanas no tecnológicas, como Starbucks.

Nada es suficiente ante tanta sinrazón. Cuando, en enero de 2012, el gobierno norteamericano amenazó con promulgar leyes como SOPA o PIPA, fuertemente restrictivas de la actividad en la red, la respuesta fue el boicot más importante en la historia de internet. Lo que está ocurriendo ahora en los Estados Unidos es mucho, muchísimo más grave que aquello: hablamos de las vidas de personas que no han hecho absolutamente nada malo, que no son terroristas ni nada que se le parezca, y que están siendo objeto de una persecución por razones que van más allá de lo religioso – muchos de ellos no son siquiera musulmanes o no practican su religión – y tienen que ver más con el hecho de tener un pasaporte de un país determinado. Los países condenados por Trump no son siquiera aquellos de los que han partido los terroristas anteriormente, sino que excluyen específicamente los países en los que el presidente tiene intereses económicos. En tan solo una semana, Trump ha dejado claro el tipo de gestor que es: un patético showman grandilocuente que lejos de arreglar los problemas, los empeora mucho más.

La industria tecnológica está respondiendo a las medidas de Trump como es lógico cuando muchos de los fundadores de las compañías más importantes son inmigrantes o descienden de ellos, pero no es suficiente. De la ambivalencia inicial, han pasado a mostrar su visible desacuerdo. Pero hay que ser más contundente, hay que ir más allá de los comunicados y de las palabras. Es preciso que se tomen medidas verdaderamente comprometidas, que dejen claro que la oposición a la barbarie debe ir más allá de la simple indignación o de los tweets. Las redes sociales están bien para exteriorizar reacciones, pero es fundamental ir más allá.

Las acciones de Trump son tan graves, que merecerían una reprobación expresa de Naciones Unidas que incluyese sanciones diplomáticas internacionales. Las acciones de Trump vulneran abiertamente los derechos y la dignidad humana inútilmente, a cambio de nadie sabe exactamente qué, simplemente para mayor gloria de un personaje patético y peligroso. El documento que aparece sobre estas líneas no es un decreto para proteger nada ni a nadie, es simplemente una vergüenza y algo completamente inaceptable en un país civilizado. En Europa ya vimos una vez una deriva similar a esa, y nos costó muy, muy caro. Es importantísimo parar esto.

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Is the technology industry really prepared to stand up to Donald Trump?

 

16 comentarios

  • #001
    Anon - 29 Enero 2017 - 17:55

    Hola Enrique:
    Los países bajo bloqueo migratorio a estados unidos fueron seleccionados durante la era Obama (https://m.mic.com/articles/166845/the-list-of-muslim-countries-trump-wants-to-ban-was-compiled-by-the-obama-administration#.HV9gvQr5J)
    Trump es un inútil pero es peligroso decir medias verdades como que no ha seleccionado países con negocios suyos.

    • Enrique Dans - 29 Enero 2017 - 18:03

      Te he proporcionado un enlace al estudio en el que tres autores de Bloomberg han recopilado las propiedades de Trump y sus infinitos conflictos de intereses y han demostrado que, en efecto, los países incluidos en el bloqueo no son los que han generado problemas. Que la administración Trump sea tan inútil y tenga tanta prisa por hacer patéticas demostraciones de fuerza que recurran a una lista previamente compilada es una cosa, y que sean medias verdades es otra muy distinta… ¿tiene o no Trump intereses en esos países que se libran del bloqueo? Si no quiere generar sospechas, que haga lo que hicieron presidentes anteriores…

  • #003
    menestro - 29 Enero 2017 - 19:00

    Enrique, es un off topic (otra vez) pero me gustaría hacerlo en público, para evitar equívocos y dudas. Desde este momento y sin relación con ningún tema, ni alusión, no acepto ninguna oferta de empleo del diario con el que colaboras, ni nada que se le parezca. Bajo ninguna circunstancia.

    No es nada personal, ni debido ninguna cuestión, es sencillamente un No. Alto y claro. Así me ahorro un montón de molestias.

    A veces no queda más remedio que hacerlo así.

    Por supuesto seguiré comentando en tu blog cuando pueda.

    Y disculpa por el off topic. :-)

  • #004
    Julio2 - 29 Enero 2017 - 19:06

    Enrique cuenta una parte de la historia. En la industria tecnológica hay gente que apoya a Trump, entre ellos Peter Thiel y Elon Musk. Un demagogo como Trump ha podido ganar gracias a las redes sociales y su gratificación económica de las “fake news”.

    • Enrique Dans - 29 Enero 2017 - 19:11

      No te enteras de mucho, me temo. Elon Musk o Travis Kalanick se opusieron a Trump radicalmente, en ocasiones rayando en la mala educación, pero han aceptado formar parte de su comité asesor porque creen que la situación es mejor si están ahí que si no están. Peter Thiel si lo ha apoyado, una simple prueba de que en todas partes tiene que haber de todo, pero utilizar ese caso para pretender que la industria tecnológica está “dividida” con respecto a Trump es bastante absurdo, qué quieres que te diga. Y en cualquier caso, si crees que “solo cuento una parte de la historia”, no sé qué diablos haces aquí, vete a leer a donde te la cuenten enterita…

      • Julio2 - 30 Enero 2017 - 01:10

        Por supuesto que leo más sitios. Si sólo leyera tu blog, sacaría la conclusión de que los chicos de la industria tecnológica son unos santos incapaces de hacer ningún mal. Participo, mientras me lo permitas, para contar la parte que tú no cuentas.

        Le daremos una medalla a Musk y a Kalanick por colaborar con el tirano.

        • Enrique Dans - 30 Enero 2017 - 01:27

          Yo te permito participar todo lo que quieras siempre que no insultes o descalifiques, y hoy al menos no lo has hecho. En cualquier caso, eres libre de pensar lo que quieras, pero plantearte algún tipo de “conspiración” por la cual callo determinadas cosas y cuento otras es un poco paranoico, la verdad. Es más, para evitar precisamente ese tipo de acusaciones es por lo que proveo muchísimos enlaces en mis entradas, para que se pueda ampliar lo que yo digo o comprobar que mis interpretaciones son adecuadas. Pero en fin, lo dicho: mientras no insultes o descalifiques, eres libre de pensar y escribir lo que quieras aquí o en otros sitios, faltaría más…

          • Julio2 - 30 Enero 2017 - 20:26

            Te agradezco tu mensaje conciliador. En cualquier caso, quería aclarar que no sostengo que conspires para callar determinadas cosas. Simplemente, es natural que cada uno tire para su campo y presente las cosas de la manera más favorable a sus ideas , lo mismo que yo tiendo a la crítica en lo que respecta a la industria tecnológica, obviando a veces los aspectos positivos.

            Gracias por dejarme participar. Doy fe de que nunca me has censurado, cosa que ya empieza a ser rara en el resto de blogs.

  • #009
    Xaquín - 29 Enero 2017 - 20:09

    Curioso como la religión o la política obceca al individuo (humano). Espero que los humanos evolucionados pierdan esa característica (genética?)…

    Ahora resulta que si Obama hizo una lista (que pudo copiar de Bush, que…), aunque la aplique Trump, debe ser Obama culpable en un 50 % (aparte del factor preobamiano…).

    Yo puedo entender al norteamericano medio que votó a Trump, más o menos cabreado, pero no hay forma de entender al humano que tanto repite argumentos tipo el indicado (o el de que aún no conocemos a Trump para adjetivarlo).

  • #010
    Victor - 29 Enero 2017 - 20:35

    Yo no se de qué va esto pero de terrorismo no. Porque los del 11S eran de países (sobre todo Arabia Saudí, esa democracia ejemplar) que no han sido baneados.

  • #011
    Pepe Perez - 29 Enero 2017 - 21:16

    Campaña electoral a golpe de ocurrencia. Mandato de la misma guisa.

    Debe ser el primer político que cumple lo prometido, de momento. Aunque nos pese.

    Por otra parte se trata de un país soberano. Los países siempre han decidido quién puede y quién no puede entrar en su territorio, sin entrar a valorar si la medida es justa o ecuánime. Hay mucha gente que no está de acuerdo con la política de puertas abiertas. Y si no gusta no haberlo votado. Y si no se ha votado pero se ha perdido pues a aguantarse. La democracia es así. O es que sólo vale si ganan los míos.

  • #012
    Gorki - 29 Enero 2017 - 22:53

    Todo lo que se cuenta aquí esta muy bien y cuenta con mi voto
    Ahora bien

    ¿QUE ES LO QUE PODEMOS HACER NOSOTOS COMO PROTESTA?

    Se me ocurre
    1º) Cambiar los dolares que tengamos en casa, aunque sean 4, como acto de protesta, por por ejemplo a francos suizos y para ver si el ejemplo lo siguen los árabes saudies, kuvaities, asi como Soros , Amancio Ortega etc
    2ª) Buscar en casa los productos que ponga Made in USA,, de Cocacolas a iphones y escribir una amable email en inglés a las oficinas central4es de las marca en USA indicándolas que en las actuales circunstancias nos den de baja al menos temporalmente como clientes
    3ª) Solicitar a nuestro gobierno, que en las actuales circunstancias, no permita el aterrizaje y el paso aéreo y marítimo de barcos y aeronaves USA, tanto civiles como militares

    Más ideas …

  • #013
    Pedro Amador - 30 Enero 2017 - 08:13

    A mi me gusta ver que por una vez un político hace lo que dijo que iba a hacer. Algo curioso.

    La pregunta es, ¿qué ha llevado a tanta gente a votar a este “regalo de la Naturaleza”? Algo habremos hecho.

  • #014
    Daniel Terán - 30 Enero 2017 - 12:13

    ¿Y qué están haciendo los hombres/mujeres fuertes de la industria no tecnológica?

    Da la impresión que solo se pronuncian los ‘nuevos ricos’ pero, ¿qué hacen mientras tanto los sectores no tradicionales? O es que todavía no están acostumbrados a utilizar las herramientas de hoy en día para dar eco a sus opiniones.

  • #015
    Pedro - 31 Enero 2017 - 06:14

    Enrique, podemos estar de acuerdo o no, pero los estadounidenses acaban de celebrar unas elecciones y ha ganado Trump.

    ¿Vale ahora más la opinión de artistas, tecnólogos, manifestantes… que la de los votantes?

    Me preocupa el estado de crispación que existe en estos momentos, tu mismo, persona calmada y reflexiva donde las haya, acabas el post con la frase ” Es importantísimo parar esto.”, no sé si referido al decreto o a la administración Trump … pero se nota en el ambiente un rechazo a su presidencia ¿Estamos poniendo en tela de juicio el sistema democrático?

    Es una pena, que llevemos años perdiendo el tiempo en Europa, sin unirnos, para poder en estos momentos reclutar todo el talento que Trump rechaza, y nos dediquemos a preocuparnos ( y yo el primero) por lo que hacen los demás… Europa se está convirtiendo en un grupo de ancianos observando las obras.

    • Cristina - 1 Febrero 2017 - 23:12

      Te narro una historia que quizás te de una pista: EEUU, hace aproximadamente unos 3 años. Viajaba desde Miami hasta New Orleans por flota (Galgo). A ver a Leonard Cohen en concierto, (Un espectáculo).
      Mis compañeros de viaje: 1 mexicano con botas de lluvia, 3 cubanos que salian del país para volver a entrar directamente legales, dos negritas con apple que humillaban a una jóven típicamente americana, de la misma edad en el “stop”, que claramente no tenía hogar, un “country signer” sin higiene personal y por fin 2 americanos típicos alcoholizados en tiempo laborable y un matrimonio joven, también con rasgos muy.. “americanos” (qué difícil describirlo).. que vivía en el lugar de parada de recorrido de los buses,, con un bebé que representaba el “sueldo del estado” y no! yo no creo que fuera drogadictos y por último una mamá de Honduras, con un bebé de 2 años que había logrado entrar al país gracias a que no podían devolver al niño de regreso. De verdad, que fue un viaje muy extraño :-) Pero muy significativo, y si juegas con las mayorías de los diferentes estados….pues tenemos un cocktail un poco curioso que ya no logro conectar con los bloqueos a refugiados y países árabes en la misma bolsa. La cuestión de la privacidad y los extranjeros ….ese tema ya amerita un análisis más profundo que no sé si era la intención de tu comentario :-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados