Redes sociales y transición política en los Estados Unidos

@POTUS Twitter accountCon ocho años de legislatura de Barack Obama tocando a su fin, y con sus niveles de popularidad en máximos históricos, me ha resultado muy interesante esta entrada en el blog de la Casa Blanca sobre cómo se plantea llevar a cabo la transición presidencial en la era del social media, un asunto que pasa a tener una gran importancia considerando los desarrollos en este sentido y la producción del que se ha convertido claramente en el primer social media President de la historia del país.

En primer lugar, pongamos las cosas en su sitio: hablar de social media ya no tiene nada que ver con frivolidades o con preciosismos en la comunicación: hablamos de herramientas que se han convertido en fundamentales, de canales de comunicación importantes que han permitido al pueblo expresar sus opiniones, y de esquemas innovadores que posibilitan una interacción entre los ciudadanos y la presidencia del país mucho más adaptada a los tiempos que vivimos.

Si pensamos en los ocho años de comunicaciones, declaraciones y primicias expresadas en canales como Twitter, Facebook, Medium o Snapchat, en las decenas de horas de vídeo publicadas en YouTube y abiertas a comentarios, en los más de treinta mil tweets o en el casi medio millón de peticiones registradas en We The People, resulta evidente que hablamos no solo de una contribución importante a la labor de gobierno, sino también de registros históricos que deben ser almacenados, como se ha hecho anteriormente con los documentos, las cartas o las notas de prensa de otros presidentes. Para ello, la National Archives and Records Administration (NARA) ha desarrollado un área de almacenamiento electrónico que preservará los documentos producidos en sus formatos originales, aunque también, en la medida de lo posible, se mantendrán en sus canales originales. Los procedimientos diseñados para la transición presidencial tienen que tener en cuenta que la administración Obama ha sido, en prácticamente todos los casos, la creadora de estos canales, y que en muchos casos, se mezclan cuentas registradas a nombre del propio Presidente pero utilizadas de manera oficial, con otras generadas directamente a nombre de la Casa Blanca o de la presidencia como tal.

En el caso de Twitter, la administración creará una nueva cuenta, @POTUS44, en la que se almacenarán los tweets creados durante la administración del presidente nº 44, con el fin de que la cuenta @POTUS sea traspasada al nuevo inquilino de la Casa Blanca con sus más de once millones de followers, pero sin ningún tweet en ella, completamente en blanco. Si las encuestas se cumplen, en estas próximas elecciones se produciría además una simpática paradoja, porque Hillary Clinton pasaría a controlar esa cuenta @POTUS, y por tanto su esposo, Bill Clinton, pasaría a tener el control de @FLOTUS, la cuenta teóricamente reservada… para la Primera Dama del país :-)

En otras redes sociales, comoFacebook, Instagram, Flickr, Medium, Tumblr, Vimeo, iTunes o YouTube, se seguirá el mismo procedimiento: el contenido se transferirá a cuentas específicas de la Presidencia Obama, y las cuentas pasarán a ser controladas por el nuevo gabinete, que las recibirán con sus seguidores, vacías de contenido y preparadas para su uso. La página web de la Casa Blanca, WhiteHouse.gov, pasará a ser preservada en un dominio propio como ya se hizo en el caso de los presidentes Bill Clinton y George W. Bush, y el dominio y las herramientas, como la lista de correo o el RSS, se pondrán a disposición de la nueva administración. Todos los vídeos e imágenes producidos estarán accesibles para su utilización, ya que por definición, todos los materiales audiovisuales generados por la presidencia de los Estados Unidos están en el dominio público. Finalmente, la administración de la página We The People será traspasada a la nueva administración, y se tratará de preservar la tradición de dedicar recursos a contestar las peticiones recibidas. El código de la API de la página ha sido liberado en open source, y todos los recursos están abiertos a peticiones de uso para quienes puedan querer construir algo para su uso y consulta por el público, de las que es posible prever que, dado su valor como demostración, puedan surgir algunas posibilidades dignas de mención.

En plena era del social media, resulta muy interesante ver el planteamiento que una de las administraciones más avanzadas del mundo en ese sentido se plantea de cara a su relevo, sobre todo considerando precedentes impresentables en países como Argentina. De nuevo: no hablamos de herramientas frívolas o de cuestiones propagandísticas, sino de la generación de canales de comunicación potentes que mejoran la relación con el ciudadano, y cuyo uso debe plantearse de la manera adecuada. A ver cuándo comenzamos a ver planteamientos similares con ese nivel de consideración, planificación y seriedad en nuestro país…

 

ACTUALIZACIÓN: dediqué también a este mismo tema mi columna en El Español de esta semana, que titulé como “Otra política es posible“, fundamentalmente apuntando a cómo la mayor madurez de la política estadounidense ha llevado a un uso infinitamente más lógico y racional de las redes sociales en la labor gubernamental, y a la altura de miras necesaria para planificar su traspaso operativo cuando hay relevo en el poder, asegurando que ese traspaso se produce en las mejores condiciones para preservar la comunicación entre gobierno y ciudadanos.

 

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Social networks and political transition in the United States

 

8 comentarios

  • #001
    Gorki - 1 noviembre 2016 - 19:36

    Tiene toda la lógica del mundo las cuentas del Presidente, no son de quien en un momento ocupa el puesto, sino de quien es Presidente.

    Lo que yo dudo, es que algo asi pudiera pasar en España, no soy capaz de imaginarme a Rajoy pasando 11.000.000 de seguidores al siguiente presidente. Seguro que lo consideraba su propio patrimonio. Y no es porque sea Rajoy., también me parece poco probable que lo hiciera Sánchez, si las cosas hubieran sido de otra forma.

  • #002
    Garepubaro - 1 noviembre 2016 - 23:30

    Muy bonito todo, y como al final salga Trump que es el producto de toda esta época de las chorradas y poco fundamento, nada mas que el riesgo de que salga lo dice todo de la era en que estamos

    • Gorki - 2 noviembre 2016 - 12:51

      ¡Pero qué me dices! Si Trump es el candidato de gente como tú.

      • Garepubaro - 2 noviembre 2016 - 14:53

        Tengo estadounidenses en facebook, y las conversaciones son alrededor del Trump, en total paralelismo con las polemicas en España sobre el Koletas … y de un empeoramiento en picado actual del pais, que si vecinos muriendo por sobredosis de opiaceos, como el Prince y como otros fotografiados inconscientes por drogas junto a niños familiares … aumento de la delincuencia, “todas las semanas escucho algun tiroteo” muchas victimas mortales tambien por arma de fuego y todo el mundo comprando camaras de vigilancia por todos lados, esa es la situacion real actual del pais y uno se entera de refilon porque no hay otro medio ya … es un caldo de cultivo para el voto del cabreo desde luego … la situacion es bastante mala alli, lo peor es que si alli cogen la gripe aqui hay que prepararse … todos vamos para atras

        • Gorki - 2 noviembre 2016 - 16:38

          Pues la forma de pensar de Trump coiciden con las tuyas, prevención sobre Internet, nacionalismo a ultranza, llevarse las fabricas al país y cerrarse a los extranjeros.

  • #006
    Francisco - 2 noviembre 2016 - 09:56

    Que tal @COTUS y nos dejamos de historias

  • #007
    Jose Antonio Garcia - 2 noviembre 2016 - 10:09

    Más de un neoliberal, aka franquista censurador, de los que viven entre nosotros se alegraría de tal situación.

  • #008
    Jesús - 6 noviembre 2016 - 00:29

    ¿Alguien amablemente me puede indicar en qué segmento tecnológico o social media España está a la cabeza…? ¿Soy yo solo o me da la impresión de que siempre vamos a dos carretas por detrás?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados