Small data

Small data - Antena 3 NoticiasAntena 3 Noticias me llamó hace algunos días para hablar brevemente acerca de small data, una etiqueta acuñada en algunos libros y artículos para llamar la atención de las compañías sobre la analítica a pequeña escala, sobre los detalles obtenidos de conjuntos pequeños de observaciones, a menudo restringidos a una sola persona, que permiten identificar claves o tendencias interesantes.

La etiqueta se ha convertido en una manera de dar énfasis a la importancia del análisis pormenorizado – generalmente por parte de personas, no de máquinas – de conjuntos de datos relativamente pequeños y considerados interesantes, un cierto “manejo fino” al margen o que trata de complementar las reglas derivadas por los grandes algoritmos de machine learning.

El término tiende, de forma errónea, a contraponerse a big data: en realidad, todos los datos que se utilizan en la analítica a pequeña escala suelen ser reutilizado para el análisis algorítmico de macrotendencias, de manera que las dos disciplinas tienen una relación muy directa y forman parte de un todo continuo. Que en nuestra compañía tengamos una buena disciplina de recogida y analítica de datos y que ello nos permita entrenar adecuadamente a nuestros algoritmos de machine learning no implica que, como directivos, no podamos extraer pequeñas muestras o casuísticas concretas para tratar de analizar tendencias, de entender patrones de uso, etc.

Con el auge de la sensorización y de nuevos entornos como los generados por los wearables o la Internet of Things (IoT), la disponibilidad de datos accesibles pasa a ser mucho más elevada, y está dando mucho más sentido a este tipo de analíticas.

Mi conversación con Antena 3 Noticias trató de dar algunas claves genéricas sobre la importancia de la analítica, aunque mi participación final en la pieza, titulada “El milagro del ‘small data’: análisis de pequeñas cantidades de información que ayuda a grandes empresas” quedó, como suele ocurrir, en una pequeña frase. En cualquier caso, aquí dejo unos cuantos enlaces sobre el término para posibles interesados:

 

4 comentarios

  • #001
    Gorki - 27 agosto 2016 - 13:29

    Small data, antes llamado “ojo clínico”

  • #002
    Juan Navidad - 27 agosto 2016 - 17:17

    Hace ya muchos años, en el año 2000, cuando no había redes sociales y en las páginas web la forma de contacto más habitual era un sobrecito con el email al “Webmaster”, entré a trabajar en la Cervantesvirtual.com, un proyecto muy innovador -entonces- creado en la Universidad de Alicante. Lo más sorprendente es que me contrataron sin concerme de nada, solo por mis ideas, el potencial que vieron o pensaron que tenía.

    Mi director, Paco Benavent y el Rector de la Universidad -por aquel entonces- Andrés Pedreño, me dejaron desarrollar ideas muy adelantadas. Podría decirse que nuestra actitud era muy similar al “small data””, que yo traduciría como “empatía virtual. Para empezar, había una encuesta que habían cumplimentado más de 1500 personas que normalmente no sería nada del otro jueves. Es algo que todo el mundo hace y nadie lee. Pero en nuestro caso, diseñamos una gran cantidad de propuestas, secciones y ideas a partir de la información que obtuvimos a partir de esas encuestas. Hubo gente que nos pedía un “chat” para hablar con otras personas. Más allá de ello, creamos la Tertulia Virtual, un lugar donde llevábamos encuentros con especialistas de muchas materias y después colgábamos las transcripciones de todas ellas, que la gente podía leer después.

    También creamos El Bibliotecario, una figura antropomórfica jeje que respondía a las consultas de la gente (casi 10000 al año).

    Fue el primero de esos servicios que después se crearon en España: “Pregunte, el bibliotecario responde” que creó en el Ministerio de Cultura o uno similar en Andalucía (ambos dicen que no sabían que nuestro Bibliotecario existía -no me lo creo-). En la Biblioteca Regional de Murcia tenían un personaje y un servicio similar, un chico joven leyendo. Ellos al menos fueron honestos y admitieron que era “nieto” del nuestro. El libro “Las Biblioteca y la sociedad”, publicado por la Universidad de Valencia afortunadamente atestigua que fuimos los primeros en España en crear algo así.

    Este tipo de propuestas fueron muy habituales y creamos muchas a partir de las sugerencias que recibíamos. Nuestra actitud era totalmente 2.0. La pena es que cuando abandoné el proyecto a primeros de 2003 fueron desmontando casi todo lo que yo había creado y volvieron a conformarse con ser 1.0. En fin… Spain is different!

    Saludos innovadores.
    Juan Navidad

    • Jose Enrique - 28 agosto 2016 - 00:27

      No deja de ser un entorno wiki… Nada nuevo bajo el sol

  • #004
    Pedro - 27 agosto 2016 - 17:38

    Vaya, qué casualidad, una única frase, haciendo honor al “small data”, fueron coherentes desde luego, pero de más.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados