ARM será japonesa

ARM, a SoftBank company

ARM Holdings, la auténtica joya de la corona tecnológica británica y la estrella del llamado Silicon Fen (la zona en torno a Cambridge), recibe una oferta de adquisición del conglomerado japonés de telecomunicaciones SoftBank por 32,000 millones de dólares, un multiplicador de más de 21 veces sobre la facturación del último año de la compañía, 1,500 millones. La oferta supone £17 en cash por acción, un 43% sobre su precio de cierre de la semana pasada.

Los microprocesadores y GPUs de ARM están presentes en una amplísima gama de dispositivos desde ordenadores de sobremesa y portátiles, hasta dispositivos móviles de en la mitad de las tabletas con Android, y en la práctica totalidad de los smartphones, smartwatches y otros dispositivos. Es el tercer fabricante más popular en dispositivos móviles, el primero que vio claramente en la movilidad la oportunidad para capitalizar un diseño enfocado a la extrema eficiencia y el bajo consumo de recursos, y una de las empresas consideradas clave en el desarrollo de la internet of things (IoT). Claramente, el valor de mercado de ARM no reflejaba su ubicua presencia en el actual panorama tecnológico.

El modelo de negocio de la compañía consiste en la licencia de sus diseños y tecnología a fabricantes de dispositivos, que pagan una pequeña cantidad por cada unidad vendida, y es la suma de muchas de esas pequeñas cantidades, en un mundo en el que progresivamente todo está llamado a llevar no uno, sino múltiples chips, lo que termina por sumar los 1,500 millones de dólares que la compañía facturó el pasado año. ARM no fabrica los chips, ni siquiera diseña los chips que llegan al mercado. En realidad, ARM diseña el núcleo que acaba instalado en los chips de otras compañías, como Qualcomm, Nvidia, Apple o Samsung, ARM licencia su diseño a los fabricantes que desean utilizar sus núcleos en sus chips y, finalmente, en sus dispositivos o en los de terceros. En el año 2015, se vendieron alrededor de quince mil millones de dispositivos equipados con núcleos basados en diseños ARM, un crecimiento de tres mil millones sobre el año anterior, en torno a la mitad de ellos instalados en dispositivos móviles. Y a medida que la IoT se extiende y vamos poniendo sensorizando y conectando cada vez más objetos en nuestro día a día, la demanda de chips de bajo consumo no puede hacer más que crecer, un año detrás de otro.

La adquisición, según algunos analistas, tiene un detonante claro en el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que ha provocado una fuerte caída de un 30% de la libra con respecto al yen frente al año pasado, del 11% contando únicamente desde el día del referendum. Este descenso en el valor podría haber actuado como un endulzante de la transacción, aunque el efecto, no obstante, no está completamente claro: la fuerte posición de ARM en el mercado global ha provocado un incremento de la valoración de sus acciones de un 16.7% desde la misma fecha.

La operación ha provocado una cierta discusión entre los políticos partidarios del Brexit, que afirman que la adquisición supone una fuerte inversión de divisas y una creación de riqueza en el país que desafía la creencia generalizada de apocalipsis económica asociada con el resultado del referendum, y los que opinan que el hecho de que ARM deje de ser una compañía británica y pase a ser japonesa es una mala noticia, entre otros, una voz tan autorizada como la del fundador de la compañía, Hermann Hauser, que considera que la noticia marca un día triste para la industria tecnológica británica:

“… it was a British company that determined the next generation microprocessor architecture, that is going to be used in all the next generation phones and – more importantly – in the next generation of the internet of things”

(…  era la compañía británica que iba a determinar la arquitectura de los microprocesadores de la próxima generación, la que va a ser utilizada en todos los teléfonos de la generación que viene, y más importante aún, en la próxima generación de la Internet de las cosas)

Ahora, esa compañía será japonesa, con todo lo que ello pueda conllevar. Como parte del trato, SoftBank se ha comprometido a elevar la inversión en ARM hasta doblar su número de empleados en el Reino Unido en un plazo de cinco años, así como a mantener a su equipo directivo y su estrategia de licencias. La compañía podría tratar de buscar sinergias incrementando el número de procesadores basados en ARM en sus dispositivos o plantearse elevar el precio de sus licencias, pero lo que nadie duda es que ahora ejerce una gran influencia sobre uno de los actores fundamentales en el desarrollo de una de las áreas tecnológicas con un crecimiento más prometedor en el futuro.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Arm will be Japanese

 

14 comentarios

  • #001
    Julia Embar - 20 julio 2016 - 12:10

    Yo no pienso que sea una mala noticia que la compañía pase a ser japonesa, los japoneses son uno de los pueblos más trabajadores, y eso lo puede demostrar los avances que han logrado en tecnología durante estos años.

  • #002
    menestro - 20 julio 2016 - 12:22

    Así, en breve, se avecina otro calentamiento tecnológico en el mercado de Asia y el Pacífico. La mayoría de los fabricantes de dispositivos basados en ARM, son precisamente fabricantes chinos, que carecen de tecnología propia (VLSI y microcódigo) para el diseño de las CPU de sus productos. Eso significa, que van a depender de un Zaibatsu Japones para la producción y licencia tecnológica de uno de los motores económicos de la economía china. Casi nada.

    Puede ser una oportunidad para Intel en ese mercado. Sobre todo, después de que Windows Phone vaya camino de convertirse en otra Blackberry o Nokia.

    ARM es un ejemplo paradigmático de empresa Tecnológica “Konwledge Company ” o Fabless, es decir, su negocio se basa en licenciar su diseño de tecnología a otros fabricantes.

    Pero no creo que sus productos estén especialmente orientados a hacia la internet de las cosas. La arquitectura RISC, que es la que albergan los núcleos ARM, no es especialmente apropiada para dispositivos inteligentes IoT, ya que estos se basan más en su conectividad y API para interactuar. No necesitan conjugar una gran potencia de proceso con un consumo reducido, como es el caso de Tabletas y Smartphones.

    China is seeking to become a semiconductor producing powerhouse by 2030

    Impact on the semiconductor industry: 2015 update

    China Looks to Prop Up Domestic Chip Makers

    Knowledge enterprise – Wikipedia

    • matias diaz - 20 julio 2016 - 15:30

      Pienso que la evolucion de los dispositivos del IoT es a ser autonomos y eso incluye Chips y procesamiento propio y ahi es donde entra ARM en accion!!

      • menestro - 20 julio 2016 - 21:16

        Yo pienso, que teniendo en cuenta el volumen del mercado de IoT, es un buen argumento de venta. ;-)

    • Manuel - 22 julio 2016 - 22:08

      Los fabricantes más importantes de procesadores según la especificación ARM no son chinos.

    • Manuel - 22 julio 2016 - 22:10

      Intel llega muy tarde a este mercado, no tiene absolutamente nada que hacer y acaba de anunciar un volumen de despidos importantísimo.

  • #007
    Gorki - 20 julio 2016 - 14:39

    No se evaluar si el suceso si es bueno o malo. Al menos para los accionistas es bueno, pues de la noche a la mañana se han encontrado que sus ahorros han aumentado un 43% y eso es bueno en un mercado tan inseguro como el de la industria electrónica, que evoluciona tan rápido, que la enpresa que ayer era el rey,, hoy puede estar pasando serias dificultades o haber desaparecido, ( NCR, Nisdorf; Aston Tate,Dell, HP, RankXeros, BlackBerry, Nokia, Sony Vaio…. y también las hay inglesas como, Spectrum). Pero siempre es triste que una industria puntera de tu país, pasa a depender de una empresa extranjera.

  • #008
    iokin - 20 julio 2016 - 15:50

    Con todo el respeto del mundo, que una gran compañía acabe siendo comprada por otra de otro país normalmente beneficia a quien compra. entre otras cosas los beneficios irán a ese país (en su mayoría).

    Y ahí está el quid.

    Además las decisiones ya quedan supeditadas a lo que se decida en Japón. En España tenemos ejemplos claros a favor (Telefónica y latinoamérica) y en contra (SEAT y Alemania).

  • #009
    Garepubaro - 20 julio 2016 - 15:59

    Sony ( el 70 por ciento de la electronica mundial y propietaria de casi todas las marcas que ahora tienes delante cuando utilizas el ordenador) no necesita ARM sino para eliminar uno de los grandes en licencias de los semiconductores, para a partir de ahora eliminarla, conservar la marca y para vender su tecnologia y ser el 90 por 90 mundial practicamente de la electronica e informatica … esto va de monopolio global … pequeñas subsidiarias de Sony no reconocidas como Foxcon Sansung Toshiba o Soft-Bank Lg y demas que esta detras de todo esto, y dentro de no mucho, ya por esto, IBM, Microsoft, Intel y otras pasaran a la lista de las pequeñas subsidiarias no reconocidas de Sony, es en lo que estan desde los 80s

    • Raul SB - 21 julio 2016 - 00:35

      Lo de subsidiarias, tienes pruebas o lo dices por decir? Has estado en la fábrica de alguna de ellas para saber quién podría ser subsidiaria de quién? Un poco de rigor por favor. …

      • Garepubaro - 24 julio 2016 - 10:26

        Basicamente la industria electronica mundial consiste en unos fabricantes de 200 mil componentes, que son los que van a parar a todo aparato, desde disco duro, mp3, placa base ordenador, pantalla … segun el año la pantalla sera tft o led o maxi-led o lo que toque ese año, el disco duro de 500 megas o 5000 gigas segun el año Playstation 2 o 45 etc … asi explicado rapido, y luego esta las marcas, que seria lo que se le pone al final al producto despues de fabricado, un monton de marcas, que se crean nuevas o nombres que ya existian en el XIX etc para dar sensacion de mercado libre

    • Percebe - 21 julio 2016 - 11:15

      Como aportación cómica al blog no està mal, pero, como ya te dijo Gorki un día, dinos por favor: Qué fumas?

      Cheers

  • #013
    Jose Antonio Garcia - 20 julio 2016 - 16:48

    Ahora tiene ARM casi la mitad del marketshare, a poco que se descuiden por problemas culturales internos con los empleados, o con sus vecinos, puede ser una buena oportunidad para la británica Imagination o para la americana Synopsis ( Entre ellas se reparten casi un cuarto) el mercado que emerge con IOT es impresionate.

    Se ha obviado un punto principal, el ACUERDO !!!

    ¿Que pinta una empresa como Softbank (Vodafone Japón para entedernos) y a la vez de operadora ahora se hace fabricante? Chirria a todas luces.
    No creo que el resto de Operadoras (AT&T, Verizon, Orange, Movistar) vean con buenos ojos que el negocio esté controlado por Vodafone, ya no que Softbank pueda fijar precios, sino que pueda haber micros con diferenciadores para una de las marcas.
    Veremos…

  • #014
    Manuel - 22 julio 2016 - 22:27

    Leed esto y os orientáis un poco:

    http://insidehpc.com/2016/07/arm-gets-a-boost-from-new-riken-supercomputer/

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados