Los “malos” resultados de Apple

Apple money logoLa presentación de resultados trimestrales de Apple, los primeros con un decrecimiento neto desde nada menos que el año 2003, dejó muchas interpretaciones y comentarios, que tuve la oportunidad de valorar tanto en mi columna de El Español, titulada “Apple, crecimiento y perspectiva“, como en mi participación en la barra tecnológica de La Noche en 24 horas (a partir del minuto 1:38:52).

En efecto, Apple ha presentado unos resultados que interrumpen una progresión impresionante de nada menos que 51 trimestres, trece años, de crecimiento continuado. La compañía no pierde dinero, en absoluto: los resultados reflejan cincuenta mil millones en ventas, que suponen un descenso tanto con respecto a los de trimestre anterior, como a los del mismo trimestre de hace un año. Las razones parecen claras: por un lado, el mercado smartphone parece haber alcanzado ya una cierta madurez y saturación, en la que el protagonismo ya proviene más del segmento de precio bajo, los nuevos entrantes, que en el premium, en el que se mueve el iPhone. El iPhone es, en Apple, el auténtico motor económico de la compañía: hasta el 75% de los productos vendidos y el 63% de los ingresos vienen de esa línea de producto. Los ocho años que han pasado desde el lanzamiento del iPhone han sido, para la compañía, absolutamente geniales, y la han llevado a convertirse en la más valiosa del mundo. Y en ese mercado, no solo se crece menos ahora por haber alcanzado una cierta saturación, sino que además, se experimenta el crecimiento en un segmento en el que Apple no está presente, se compite más en el segmento de precios elevados con otros fabricantes, y se prolonga la vida de los terminales más de lo que se esperaba. Pretender mantenerse siempre “a la última” empieza a no tener sentido, porque implica jubilar terminales en perfecto estado de revista.

Por otro lado, el mercado chino: el más grande del mundo, protagonista de una fuerte ofensiva de la compañía para posicionarse en presencia física (tiendas) y en marketing, pero sometido desde hace algún tiempo a un cierto enfriamiento. El iPhone es sin duda un objeto de deseo en China, pero simplemente, se compran menos de los originalmente esperados cuando la compañía hizo sus planes de expansión.

Además, es preciso introducir en el análisis el diabólico ciclo de productos de Apple, una compañía que se dedica a la redefinición de segmentos preexistentes. El ordenador personal, el iPod,  iPhone, el iPad, el Apple Watch, etc. son ejemplos claros de productos que ya existían, pero que fueron drásticamente redefinidos por la oferta de la compañía: a partir del lanzamiento de sus productos, estos se convirtieron en el estándar a imitar, a batir, en el que marcaba la pauta en prestaciones y funcionalidad. Eso permite exprimir el mercado de manera habitualmente muy brillante durante un tiempo, pero lógicamente, también lleva a que los competidores se posicionen agresivamente con sus alternativas. Esto determina un estrechamiento del mercado, y ciclos cada vez más cortos, lo que hace que la compañía mantenga una dependencia enfermiza de la entrada en nuevas categorías, del lanzamiento de nuevos productos. En ese sentido, la compañía pasó, con la vuelta de Steve Jobs, por un momento absolutamente brillante en el que lanzó muchos productos exitosos, y pareció perder parte de ese impulso con su desaparición, en el que parecía que no era capaz de salir de una dinámica de “ahora más grande, ahora más pequeño, y ahora más de lo mismo”. Ese análisis, sin embargo, choca con la evidencia de que, en los últimos dos años, Tim Cook ha sido capaz de introducirse en un segmento nuevo, el de los relojes inteligentes, y en un mercado completamente nuevo, el de los pagos, además de consolidar de manera brillante otro segmento, el de los servicios: ahora mismo, servicios como la App Store o la música ya suponen más ingresos que la propia venta de ordenadores, y sin duda representan una tendencia y una orientación clara.

¿Debe temer la compañía que se avecinen malos tiempos? Francamente, lo dudo. La impresión que tengo es que muchas compañías quisieran para sí los problemas que tiene Apple: gana mucho dinero cada trimestre, sigue sentada sobre una creciente pila de billetes con los que casi ni sabe lo que hacer (de ahí operaciones aparentemente más “conservadoras” de cara al accionista, como los programas de recompra de acciones o el reparto de dividendos), y sigue supuestamente manteniendo la capacidad para reinventar segmentos, como parece disponerse a hacer con mercados tanto incipientes como el de la realidad virtual e inmersiva, como tan consolidados como el de los automóviles. No me parece que una compañía así tenga mucho que temer de unos resultados que, además, no suponen perder dinero, sino simplemente crecer menos de lo que estaba acostumbrada a crecer. Otra cosa es, por supuesto, mantener la capacidad para el desarrollo de esos nuevos productos, de esas nuevas líneas a explotar, de esos nuevos segmentos en los que intentar marcar la pauta. Pero por el momento, la compañía mantiene su impresionante capacidad económica y su capacidad de atracción de talento intactas: me cuesta pensar en algún profesional que mirase con malos ojos una oferta de empleo proveniente de Apple.

Para la compañía, por tanto, pocos problemas, que no quiere decir que no tenga ninguno. Al adaptarse y tratar de dar respuesta a un mercado progresivamente más grande, ha pasado aparentemente a descuidar los segmentos más premium, los que demandan un producto más puntero y con más prestaciones, lo que ha hecho que su imagen se deteriore: antes, determinados segmentos eran rabiosamente fanáticos de los productos de la manzana, una diferenciación que, en parte, se ha perdido y que puede llegar a representar un problema para mantener su importantísimo componente aspiracional, el que trata de justificar en gran medida su sobreprecio. Estratégicamente, tratar de atacar segmentos más amplios sin descuidar los nichos que marcan la pauta del consumo no es un problema con soluciones fáciles, y los compromisos en ese sentido resultan muchas veces dolorosos. Si algo podría terminar por ser un problema para la compañía no sería el crecer menos, sino el crecer de la manera inadecuada.

Veremos como pinta el futuro. Y en cualquier caso, promete ser interesante…

 

This article is also available in English in my Medium page, “Apple’s ‘poor’ results

 

15 comentarios

  • #001
    Gorki - 29 abril 2016 - 13:31

    En las guerras, el bando que va perdiendo continuamente dice cosas como:

    “Hemos realizado un repliegue estratégico, para rectificar nuestras lineas y preparar nuevos victoriosos avances, cuando lleguen muestras divisiones de blindados y cañones de largo alcance”

    “Hemos hecho un repliegue estratégico en ordenadores, programas de ordenador, reproductores musicales, tablets y samrtphones, para consolidar nuestros futuro éxito en cobro por teléfono, en un mercado que cada vez tendremos menos cuota de aparatos, pero que compensaremos vendiendo relojes”.

    En fin …

    • mhyst - 1 mayo 2016 - 02:18

      Apple tiene dos grandes problemas: sus sistemas son muy cerrados y sólo hacen software para sus propias plataformas. En este momento la tropa está como hipnotizada. He visto alguna Keynote. Si Tim Cook se tirase un pedo, seguramente aplaudirían igualmente. No sé lo que durará esa tontuna en los usuarios. Probablemente no van a decidir de la noche a la mañana hacer los sistemas más abiertos (porque quieren vender electrodomésticos y no ordenadores), pero quizá sí que se decidan a vender software para otras plataformas. Eso podría salvar a Apple de la quema que tarde o temprano, cuando caiga el telón y vean sus usuarios lo que realmente vende, llegará.

      Me apenaría que Apple desapareciera, porque dejaría más hueco a Windows. Con sólo pensarlo me dan escalofríos. jejeje. Un saludo.

  • #003
    Santiago Amigo Rabuñal - 29 abril 2016 - 14:54

    Totalmente de acuerdo, Enrique. Pienso que el nuevo Apple va a ser Xiaomi y posiblemente vaya a ser la OPV más interesante que va haber estos años.

  • #004
    Maestre Patarran - 29 abril 2016 - 16:52

    Hola Don Enrique, Maestro.
    Es curioso lo que comenta sobre la tienda de Apple.
    ¿Se acabará convirtiendo en una empresa de servicios como hizo en su Día El Gigante Azul…?
    Quien sabe.
    El caso es que cacharreando el otro dia con esta aplicación ( MusicAll ) que -por cierto- me paareció muy buena, ademas de española, observé un par de cosas.
    1.- Los servicios lo son todo ya…y como bien se dijo en su momento “Hardware is Hard” (vaya novedad…¿Ehe?)
    2.- Apple y Google siguen a la greña (otra novedad).
    Pero lo curioso es que la aplicación que les he indicado ( MusicAll ) se retiró del market de Google (Google Play) en poco tiempo. Obvio. Porque “tira” de sus servicios gratuitos (YouTube)
    Pero no se ha retirado del AppStore, supuestamente mucho mas restrictivo en todos los aspectos.
    Fijaté.
    ;-)

  • #005
    majarete.com - 30 abril 2016 - 00:28

    No entiendo como la prensa a veces destaca que Apple no está vendiendo sus productos como cuando salieron los primeros iPhone, que fueron toda una novedad. Motivaron a que muchos hicieran cola en las tiendas de Apple para comprar el iPhone.

    Ya los celulares – no solamente los iPhone carecen del interés suficiente como amanacer para hacer cola para comprar un celular. Ya los celulares no vienen con nada tan novedoso que uno quiera cambiarlo cada año. Sin contar el alto costo que tienen.

    Cuando Apple empezó con los primeros iPhone casi no tenían la competencia que tienen hoy en dia. De ahí que nadie debe sorprenderse porque los iPhone no tiene la acogida de cuando salieron en el 2007 – 2009.

    Yo consumo los productos de Apple y estaba cambiando el celular cada dos años, pero en vista de la poca novedad entre y otro celular, lo estaré pensando si me decido cambiarlo por otro más nuevo.

    Creo que el mercado está muy saturado de ambos sistemas de celulares. Ya son muy pocas o ningunas los dispositivos que trae cada nuevo celular que pueda hacer que las personas salgan a hacer fila para comprarse cualquier celular.

  • #006
    Julio2 - 30 abril 2016 - 04:36

    ¿No comentáis nada de esta noticia sobre Google?

  • #007
    Queimacasas - 30 abril 2016 - 08:03

    Hola Majarete
    De verdad piensas que el iPhone original no tenía competencia?
    En qué mundo vivías que no existía Nokia ni Blackberry?
    También piensas que ahora Tesla no tiene competencia, seguro
    Hay avances de sistema operativo que necesitan la adaptación de las aplicaciones, si una aplicación clave como Telegram presenta esta semana el touch 3D después de medio año, Apple poco puede hacer

    • majarete.com - 30 abril 2016 - 20:59

      Cuando salieron los primeros iPhone fue todo una evolución y novedad. Hubo mucha gente que esperaba en las afueras de la tienda de Apple, para comprar un iPhone. Por lo menos estoy hablando de los Estados Unidos, no sé en España que llegó a ocurrir.

      No era que no tenía competencia, sino que no tiene la competencia de hoy dia. Que yo recuerde con los BB la gente no salia a tropel a comprarse uno.

      Me gusta los productos de Apple, pero no soy fanático de sus productos. Reconozco que hay buenos celulares del sistemsa Android. Aunque hay mucha gente que pareciera que tuviera acciones en esas compañías, pues siempre están en contra de todo lo que hace Apple.

      Yo no caigo en ese fanatismo, pues Apple no me regala ni me da especiales por comprar sus productos. En mi caso me gustan los iPhone, porque es más fácil para mi usarlo que el sistema Android.

      Creo que el negocio de los celulares no será de tanta ganancias como era antes, porque ya lo celulares no vienen con novedades tan interesante que hagan que uno quiera cambiarlo cada año, no importa de cual sistema estamos hablando.

  • #009
    Juan Navidad - 30 abril 2016 - 13:45

    Sin caer en el tremendismo ni la crítica fácil, yo creo que Apple si tiene razones para estar preocupada.

    Ser una empresa líder, vender más que nadie no es un aval, es una responsabilidad y en un mundo tan cambiante y que requiere una capacidad de innovación brutal pienso sinceramente que Apple puede haber tocado techo. Es una compañía que se ha definido por saber redefinir, crear unidades de negocio nuevas en informática o en móviles, pero ¿hay margen para nuevas líneas de desarrollo que san igual de apetecibles?

    Algo que ha cambiado y no podemos obviar es que ya no está el gran líder capaz de generar nuevas ideas y lanzarlas con éxito. Los formatos propietarios tienen muchos inconvenientes y tarde o temprano estaba claro que la gente podría cambiar sus formas de uso de la tecnología.

    En resumen, no se acaba el mundo por estos resultados trimestrales, pero cuando uno lleva trece años ascendiendo sin rival y llega a una meseta puede que se haya acomodado y haya dejado de ser montañero.

    Espero equivocarme, pero en esta economía tan resultadista si no llegan más crecimientos pronto llegará la histeria que derriba las altas torres más altas.

  • #010
    Javier Lux - 30 abril 2016 - 14:52

    En mi modestísima opinion, que Apple tiene infinitos mejores estrategas que yo, Apple simplemente necesita un nuevo impulso. Los iPhone y iPads ya no son tan rompedores, como tampoco lo son los iPod ni los Mac. Todo mercado llega a su madurez, y si es como Apple, tecnología cerrada y propietaria, los mas abiertos (Windows o Android) acaban ganando la partida.

    Apple debe buscar el nuevo nicho donde pastar. Aqui ahora los pastos frescos solo duran 10 años a lo maximo, nada que ver con lo que ocurria en el siglo pasado. Que se lo pregunten a IBM !

    Posibles nuevos nichos:

    1- El coche electrico
    2- El, para mi mas inmediato, VR. Imaginaros un Apple iPresence o iConference, iArena con gafas VR de maxima calidad con sonido inmejorable para videoconferencias, asistencia a conciertos y espectaculos, MOOCs, Videjuegos, VRSocial Networks. Seria la leche !

  • #011
    Jump - 30 abril 2016 - 16:47

    No es la hecatombe, pero si un usuario Apple deja de comprar un iphone, despídete de venderle iwatch, itunes, appletv o icar. El iphone es la proa destructora y el centro de todo.Asi que creo que si que vendran problemas y por eso en un dia redujo la cotización en 30.000 mil millones.

    Con Android no pasa eso. Tengo un BQ español, que trabaja con la mi tv sony (android tv) y con una tableta samsung. Todo sincronizado.

    • Alberto Lozano - 1 mayo 2016 - 10:43

      Hay un aspecto de Apple del que se habla poco: la calidad de su servicio posventa.
      Por ejemplo, un iPhone averiado lo resuelven con una sustitución instantánea por otro. No se pierda más de quince minutos en el proceso.
      Un Samsung de mi mujer se tiró un mes y medio en la “clinica” hasta que se lo devolvieron reparado.

  • #013
    Pilar del Valle - 2 mayo 2016 - 17:40

    Yo no soy fan de esta marca, mas sin embargo en el ramo de las portátiles en mi opinión las Mac son las mejores. Aunque estoy en desacuerdo con su precio exagerado que vale cuando son nuevas.

  • #014
    ana - 5 mayo 2016 - 10:37

    Excelente articulo..

  • #015
    el poder del androide verde - 5 mayo 2016 - 21:14

    Yo lo sigo diciendo de aquí a 5 años, seguramente tenga graves problemas financieros. Ya se pudo ver en la película ” Los piratas de silicon Valley “

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados