Vigilancia y democracia: para pensar

Google anti-government hacking alertGoogle refuerza la seguridad de Gmail con una advertencia a toda pantalla que alerta a los usuarios cuando la compañía tiene indicios para creer que el gobierno está intentando robar la contraseña de la cuenta de correo electrónico que utilizan para comunicarse.

El aviso lleva en realidad funcionando desde junio de 2012, pero recientemente ha pasado de ser una pequeña advertencia en una banda en la parte superior de la página, a un aviso a página completa que permite acceder a una serie de recursos adicionales de protección, como la verificación en dos pasos o el uso de una llave de seguridad.

Google advierte que se trata de una incidencia poco común – tan solo un 0.1% de los usuarios llegan a recibirla, típicamente periodistas, activistas o políticos – pero aún así, desarrolla el procedimiento completo, con monitorización, detección y advertencias incluidas, para el hipotético caso en que pueda llegar a ocurrir.

Una de las empresas privadas más valiosas del mundo, con un modelo de negocio basado mayoritariamente en la gratuidad de sus productos para sus usuarios, desarrollando un procedimiento para avisarme de que un gobierno, que podría haber sido elegido democráticamente con mi voto, puede estar intentando robar la contraseña de mi correo electrónico para espiarme. Alguien a quien no pagas nada, avisándote de que un Estado, la entidad a la que más ciudadanos entregan un mayor porcentaje del dinero que ganan y que posiblemente hayan contribuido a elegir, les espía. Y si crees que esa advertencia únicamente aparece cuando navegas desde países sometidos a regímenes totalitarios, teocráticos o no democráticos, es muy posible que te equivoques de parte a parte. ¿De quién te fías más para cuestiones relacionadas con algo tan importante como la seguridad? ¿De una empresa privada o de un Estado?

Si esto no es una metáfora de los tiempos que vivimos, pocas cosas lo son.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Surveillance vs. democracy: food for thought

Este artigo também está disponível em Português, em Observatório da Imprensa, “Violação da privacidade online

19 comentarios

  • #001
    Gorki - 26 marzo 2016 - 15:37

    No soy anarquista, considero que un gobierno, es imprescindible, pues resulta menos malo que la anarquía, pero de siempre he creído que mi gobierno, actúa como un enemigo pagado. Por ello, cuanto menos poder y menos competencias tenga, mejor que mejor.

  • #002
    Raul SB - 26 marzo 2016 - 16:43

    Recientemente pudimos leer que China ya tiene más cibervigilantes que soldados. Los tiempos cambian, los gobiernos no, y la gratuidad de las empresas privadas…. esta por ver. Aún así, loable iniciativa que desconocía. +1 por ahora para Google, a ver lo que tardamos en quitarle el punto

  • #003
    Garepubaro - 26 marzo 2016 - 17:48

    pues básicamente dicen “internet no sirve por su naturaleza para esos mensajes tan privadisimos”, nada asi reseñable, ni desconocido por naide hoy dia, para el que le interese siempre hay otros canales hasta electronicos y todo, pero internet queda una vez mas como una inutilidad

    • Gorki - 26 marzo 2016 - 18:37

      Lo que no llego a entender es que pensando así, la utilices tu ,… Bueno si, pensándolo un poco más, lo comprendo prefectamente…

      • Garepubaro - 26 marzo 2016 - 20:07

        todo en internet tiene los pies de barro … nada asi consistente, esto ni empieza … por mucho que internet, los islamicos y alguna cosa mas se resista al nuevo mundo, la nueva realidad, esta aparecerá sin duda

        • Gorki - 26 marzo 2016 - 22:49

          por mucho que internet, los islamicos y alguna cosa mas se resista al nuevo mundo, la nueva realidad, esta aparecerá sin duda

          ¿que fumas?

  • #007
    Pablo - 26 marzo 2016 - 18:40

    Un mundo que va pasando en forma cada vez mas clara, de juzgar hechos a juzgar intenciones, demandará análisis más profundos y posiblemente generará disputas políticas aún mas difíciles, si hoy tenemos un mundo 4d, 3d+la dinámica temporal, siendo está última raíz de desencuentros profundos entre los integrantes de una comunidad, colocar la intencionalidad en el mismo nivel de discusión que los hechos y sus consecuencias demandará de liderazgos muy claros que puedan resumir, el qué, el cómo, el cuando y además el para qué.

  • #008
    menestro - 26 marzo 2016 - 21:07

    Me fío de la sensibilidad social.

    No hay empresa expuesta a la opinión pública que pueda mantenerse sin percances, si no demuestra una conducta socialmente responsable. Y no se trata sólo del respeto a la privacidad de los usuarios, sino de cosas como la conciliación, el trabajo digno, o la discriminación salarial.

    No es solo una cuestión de imagen corporativa y de participación en campañas de prestigio o “lavado de cara”, para demostrar una presunta responsabilidad corporativa, sino de una actitud responsable y consecuente en su compromiso social, que es parte de la función de una empresa, no sólo económica.

    Un empresa que solo genera dinero, es un engranaje sustituible. Y ha sido así, y en ello se basaba el prestigio de las compañías, antes de que existiesen los medios de comunicación de masas y las campañas publicitarias “Profident”, desde que el centro del comercio era la Medina medieval o las primeras compañías del periodo Edo en Japón.

    Es otra lección añadida que deberíamos haber aprendido con Lehman Brothers (O Bankia), sobre la necesaria supervisión y vigilancia del sector financiero, o los lobbies de la industria.

    No es suficiente con la superficialidad de la buena imagen.

    La protección de los datos personales está tomando el mismo cariz, que el de los bancos a la hora de custodiar nuestro dinero. La confianza que depositamos en una empresa y el respeto a nuestra privacidad, es uno de nuestros bienes más valiosos.

    Y Google es una de las empresas que más en serio se toma la privacidad de los usuarios, que es el valor auténtico y uno de los mayores activos de esa compañía, precisamente por estar frecuentemente sometida a campañas de desprestigio y desinformación, y el papel que protagoniza en la actualidad en Internet.

    Así que, una conducta escrupulosa en ese sentido, es una actitud consciente de ese valor intangible que depositan las personas en las empresas.

    El Canary Warrant es uno de los mecanismos que están adoptando muchas compañías ante la inseguridad jurídica que implican las actuaciones más intrusivas de la actividad policial, ya sea en dictaduras como la china, donde Microsoft ya ha suprimido los mecanismos de vigilancia impuestos por el gobierno en Skype, o en casos como los de Apple o Lavabit.

    De la misma forma, en que Apple se ha visto expuesta a la presión de agencias gubernamentales, que solo actúan en base al principio de autoridad, saltándose el control de la justicia.

    Parafraseando a Gordon Gekko, la codicia y la falta de escrúpulos ya no es rentable. Ni tampoco vende libros, cuando sólo son una ficción de marketing para engatusar a lectores incautos.

    Sobre todo, si no eres Jonathan Franzen o Walt Whitman precisamente, si no alguien que se beneficia de la ignorancia endémica que han cultivado colosalmente los medios de comunicación de este país, como esos gurús del mainstream, que hilan su visión contemplativa del internet terrenal en la “Cloud of Unknowing” del medievo, alejada de la experiencia mundana.

    Apple’s “warrant canary” disappears

    https://es.wikipedia.org/wiki/Warrant_canary

    In Purity, Jonathan Franzen takes on the internet

    Intelectuales en la picota

    • Gorki - 26 marzo 2016 - 23:06

      No es solo una cuestión de imagen corporativa y de participación en campañas de prestigio o “lavado de cara”, para demostrar una presunta responsabilidad corporativa, sino de una actitud responsable y consecuente en su compromiso social, que es parte de la función de una empresa, no sólo económica.
      Pues hay quien opina lo contrario, lo cual no debe sorpreder, si no fuera por que soon dos premiso Noble de Economía.
      http://sabemosdigital.com/opinion/6573-el-vademecum-de-los-timos

    • Garepubaro - 27 marzo 2016 - 11:26

      Todo lo contrario, las empresas son mas inmorales que nunca. No pagan impuestos si pueden y le importa tres pepinos la pension del otro, pensionista que tan tonto esta a favor de la politica de la empresa.

      Para muestra Banglades y paises similares, alli estan produciendo sus enormes fortunas no solo Ortega sino miles de millonarios asiaticos, mientras el pais no sale del hoyo produndo, y cada vez está con peores condiciones de vida,

      porque esos parámetros, de EMPRESA PERFECTA, como rendimiento de una empresa, grande si es de éxito, activos de una empresa, pequeñisimo si es de éxito, impuestos de una empresa, pequeñisimos si es de éxito, se cumplen juntandose en un mundo de todas las pesadillas previstas; 1984, Blade Runner, Un mundo feliz, etc etc

      • Gorki - 27 marzo 2016 - 11:59

        ¿De veras crees que el chino medio, no el multimillonario, el peón, vive peor ahora que con Mao? – No es eso lo que piensan los chinos.

        Lo cierto es que el indudable egoísmo de los empresarios, chinos y occidentales, es lo que ha llevado un poco de riqueza a 1.400 millones de chinos, un sexto de la población mundial. Pero claro está, ha tenido un precio. no poder mantener NUESTRA OPULENTA forma de vida occidental en todo su esplendor.

        Parece que es más fácil ver la ambición de Ortega, que tu propio egoísmo. Mucho decir que se haga algo por los hambrientos del mundo, pero cuando eso supone quedarte tú sin postre, entonces que todo siga igual que antes, que los pobres se sigan muriendo de hambre.

        • Choorchill - 30 marzo 2016 - 11:30

          enhorabuena por erigirte como representante del chino medio, pero los dogmas liberales siempre abusan del simplismo, para medir el “vivir mejor” hace falta algo más que un incremento relativo del acceso a productos de consumo, y obviamente el estado chino actual dispone de muchos más medios para ejercer el control informativo, político y represivo.

      • Raul SB - 27 marzo 2016 - 20:59

        “Todo lo contrario, las empresas son mas inmorales que nunca…”

        No puedo estar más en desacuerdo. Las empresas son, posiblemente, mejores hoy que ayer, y así seguirá siendo por ahora.

        La diferencia es que ahora hay más información de las mismas y de lo que hacen, y los trabajadores son, en muchos casos, mejores profesionales y más preparados que los dueños de las mismas. Eso es lo que ha cambiado.

        • Garepubaro - 28 marzo 2016 - 01:21

          pues claro que los curritos estan mas preparados que los dueños, se llama; “devaluacion del conocimiento” ( peliculas gratis, libros gratis, conocimiento del Otro gratis ) tener conocimiento no garantiza un buen sueldo, si para el dueño que no tiene la EGB. De todos modos todavia en España o China la cosa esta bien comparado con Banglades, sitio al que naturalmente se van las empresas cuando puedan

          recordar que hoy dia los esclavos como en el XIX no son por sus brazos mejores( osea negros ) sino por sus cerebros son esclavizados

    • menestro - 27 marzo 2016 - 17:14

      Gorki, ni tú, ni yo y después de ver la recensión, el periodista probablemente tampoco, hemos tenido ocasión de leer detenidamente el libro para poder rebatir con cierto rigor su postulado de partida.

      Pero casualmente, ya había citado a Akerlof y el “mercado de limones” (mercados de información asimétrica) en un comentario anterior en este blog, sobre el caso del fraude de Volkswagen.

      Créeme, aun cuando te parezcan dos tesis opuestas, en realidad son parejas y hablan de lo mismo. De la ineficiencia de los mercados y su sostenibilidad.

      Akerlof, en su tesis premiada con el Nobel, habla precisamente de las asimetrías en información sobre un mercado lleva, al colapso del mismo, no que el fraude sea el propósito de una transacción económica.

      Y creo que lo sucedido con Lehman Brothers (Y Bankia) y los CDO y derivados financieros que se basaron en esa impostura del mercado ficticio, son el mejor ejemplo empírico de ese mercado imperfecto que acaba por sacar a las “empresas de limones” del mismo.

      Es el juego de las sillas musicales.

      Podría seguir con Enron, Gowex, etc. La teoría económica del “engaña más y mejor” es un perfecto ejemplo de una ganancia aparente que acaba con pérdidas para todos los jugadores, porque solo es factible mientras la información permanezca oculta al consumidor.

      Y esa es la tesis real de Akerlof y Stiglitz y con la que ganaron el premio Nobel.

      Un premio de prestigio, según la propia teoría de Akerlof, no valida todas las tesis posteriores. Fíjate sino en Mullis, Nobel por la PCR, y su Mapache Alienígena, o el negacionismo de los virus, por ejemplo. (No, no está loco, es solo un imbécil)

      Cuando se vende un libro, se parte deliberadamente de un postulado polémico o procaz, para impulsar sus ventas. Es el arte de engañar al mercado de compradores de bestsellers.

      Aunque, precisamente, la “tesis seria” del economista sostenga la inviabilidad de ese concepto.

      Es un popupurrí sobre algo que ya Milton Friedman había mencionado en sus “corporaciones sin alma” y sobre que su propósito era la ganancia económica en un “mercado perfecto”. Pero es que el concepto mismo de “mercado perfecto” es una idea sintética, que no es factible en una sociedad real. La compañías también son “ciudadanos jurídicos” y están sometidas al control del interés general.

      The Social Responsibility of Business is to Increase its Profits

      Las corporaciones no son “sociópatas” o “conscientes de su beneficio” lo son sólo las personas que forman parte de ellas. La economía es parte de la sociedad y no existe sin ella.

      Y el libro, cómo puedes ver en su prefacio, habla de la apariencia y el marketing como parte del engaño y el juego de espejos del fraude en las empresas. O las personas.

      (No veas los piques de Roubini en Twitter antes de la Intervención)

      https://en.wikipedia.org/wiki/Rational_choice_theory

      A Country Is Not a Company

      Animal Spirits. Cómo influye la psicología humana en la economía

      La economía de la manipulación

  • #016
    mario - 27 marzo 2016 - 11:01

    Que Google te avise de que te pueden estar espiando es como si Jack el destripador te avisa de que hay un sicario que va a por ti. Bienvenido sea el aviso, pero…

  • #017
    Xaquín - 27 marzo 2016 - 20:08

    El problema es que el estado ya hace mucho tiempo que pasó a ser una simple y malgastada metáfora del “poder ciudadano”! Iván el Terrible y sucesores hicieron de la lírica un arma de guerra!!

  • #018
    Michel Henric-Coll - 30 marzo 2016 - 21:23

    La primera preocupación de todo gobierno – como de todo organismo vivo – es garantizar la propia conservación.

    “Se trata de la ley superior, tanto para las comunidades como para los individuos. Y cuando esta se halla amenazada, cualquier otra consideración se vuelve secundaria (*)”.

    Porque sin la propia conservación, los objetivos de la organización se consideran imposibles de lograr.

    Aparece por tanto un conflicto entre, por una parte, la necesidad para un gobierno de disponer de todos los poderes posibles para preservar la sociedad y quienes la componen y, por otra parte, la preocupación de cómo la sociedad puede evitar (o impedir) que los gobiernos abusen de los poderes que se le han sido otorgados.

    Las llamadas democracias parecen por tanto forzadas a un diálogo de besugos, cuando no a una rivalidad abierta, en el que el gobierno exija “todos los poderes y medios para poder cumplir con mi misión de protección de la sociedad”, a la que la sociedad contesta “disponer de todos estos poderes y medios sería la antítesis de la existencia de una sociedad democrática”.

    (*) Calhoun’s Philosophy of Politics : A Study of a Disquisition on Government

  • #019
    Humberto Luis Salcedo Jara - 6 abril 2016 - 07:13

    Es correcto lo que menciona Enrique, no necesariamente el espionaje de comunicaciones ocurre en países totalitarios o de regímenes no democráticos. Un claro ejemplo es EEUU con la Agencia Nacional de Seguridad(NSA) que trabaja junto con la CIA para el espionaje no solo de americanos, si no que también del mundo. Asimismo, Edward Snowden sostiene que no sólo vigilan correos electrónicos, también smarthphones con un software que rompe la seguridad de los O.S, como PRISM o XKeyscore.
    Gracias a esto, las agenciaslideradas por la NSA son capaces de conseguir los contactos, geolocalización, fotografías, aplicaciones o mensajes,. Estos les permiten crear perfiles de cualquier individuo, pues a partir de esto pueden deducir su modo de vida, país de origen, edad, sexo, ingresos, etc. De la misma manera, la NSA también intercepta y almacena los datos de transacciones financieras y tiene acceso a cualquier dato bancario.
    A pesar de todo esto, lo que ha hecho y hace la NSA no es ilegal, ya que el gobierno ha utilizado autorizaciones parlamentarias y judiciales.
    El hecho que Google te avise de que el gobierno intenta robar tu contraseña no creo que sea algo de fiar. Probablemente, en algunos caso pueda funcionar, pero es difícil pensar que el sofisticado servicio de inteligencia de los EEUU pueda cometer ese error.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados