Vigilancia, política y distopías

Cybersurveillance - Patrick ChapatteRecupero la ya clásica viñeta de Patrick Chapatte sobre la cibervigilancia para ilustrar mi columna en El Español esta semana: se titula “Atavismos o premoniciones“, e intenta descifrar hasta qué punto los ejemplos de uso distópico de la tecnología de regímenes no democráticos o teocráticos como China o algunos países del mundo árabe son meros atavismos que, con el tiempo, evolucionarán para desaparecer, o son auténticas premoniciones que reflejan cómo seremos las sociedades occidentales dentro de no muchos años.

China se convierte oficialmente en el reflejo real de la película “Minority Report” al crear una herramienta de pre-crimen, que intenta, a partir de los datos de navegación en la red, de movimientos de la persona recogidos mediante GPS y a través de en cámaras en la calle y de análisis de transacciones financieras, analizar la propensión de un ciudadano a convertirse en activista o en terrorista, usando big data, inteligencia artificial, machine learning. En algunos emiratos árabes o en Arabia Saudí, pertenecer al colectivo LGBT, ser una mujer “demasiado independiente” o simplemente reunirte con quien no debes puede hacer saltar alarmas en determinadas agencias estatales. Son países en los que nadie pregunta si es lícito o no que el Estado acceda a los datos de los ciudadanos, donde no tiene sentido ninguno hablar de órdenes de registro o de peticiones judiciales de intervención, donde directamente se da por sentado que eso tiene que poderse hacer así. Países que dedican más personas a vigilar las actividades de otras que a su propio ejército.

Casos como el acoso del FBI a Apple para conseguir que reconozca que sus productos tienen necesariamente que poder ser vigilados e intervenidos por ellos resultan especialmente preocupantes precisamente por eso: porque nos sitúan en un futuro en el que ya nadie se preguntará si eso debe ser así o si tenemos una serie de derechos inalienables entre los cuales un día se encontró la privacidad. Que las empresas privadas me espíen utilizando unos términos de servicio que nadie parece leerse me preocupa, pero después de todo, entiendo que intenten generar un beneficio económico gracias al estudio y explotación de mis hábitos y preferencias. Que conviertan mi televisor del salón en un micrófono que escucha mis conversaciones como en el libro de Orwell me parece alucinante, distópico e inaceptable, sí. Pero lo que de verdad me preocupa es que esos datos no terminen siendo explotados por una compañía para ganar más dinero, sino en manos de un gobierno que aspira a vigilar todo lo que hago. Eso sí me preocupa de verdad.

Un mundo donde muchos políticos y gobernantes, al ver el caso de China o del mundo árabe, no lo miran con preocupación y conmiseración hacia unos ciudadanos sometidos a un régimen que les desprotege de sus derechos fundamentales, sino con auténtica envidia, con esa mirada de “ya podrían dejarnos a nosotros hacer lo mismo”. Y de verdad, políticos de esos, conozco unos cuantos… no hay más que ver la Ley de Seguridad Ciudadana!

 

An English version of the column is available in my Medium page, “When it comes to spying on internet users, who’s out of step here?

 

 

20 comentarios

  • #001
    Manuel - 11 marzo 2016 - 14:26

    «Que las empresas privadas me espíen utilizando unos términos de servicio que nadie parece leerse me preocupa, pero después de todo, entiendo que intenten generar un beneficio económico gracias al estudio y explotación de mis hábitos y preferencias.»

    ¿Entiendo = Justifico?

    • Gorki - 11 marzo 2016 - 17:40

      Que te molesta menos, ¿Qué Amazon te espíe, para buscar el momento de venderte una televisión curva de 80″. o qué el CNI te espíe para buscar el momento de meterte en chirona?

      • Juanmi - 12 marzo 2016 - 12:52

        Aquí la discusión realmente es acerca de si el fin justifica los medios. Ambas cosas son espionaje. Por lo tanto, no es lógico afirmar que una está bien y la otra no (a no ser que te refirieses a elegir “el menor de los males”).

        Claro está, en la realidad, las cosas funcionan de maneras muy distintas a las que nos gustarían a algunos. Mientras haya gente que piense con sinceridad que es justificable el sacrificio de la privacidad a cambio de un aumento en la seguridad, los países seguirán intentándolo. De la misma forma que hay partidarios de que los anuncios que salen en las webs sean de productos que le interesen a uno.

        • José Antonio - 12 marzo 2016 - 17:13

          Hola, hay una diferencia fundamental.

          El espionaje de Google o Facebook parte de un pacto aprobado por ti y que puedes rescindir en cualquier momento si no te interesa.

          El espionaje del estado parte de un contrato donde una de las partes no puede rescindirlo si no le interesa.

          Este pequeño matiz hace que haya que ser mucho mas celoso con las actividades de los Gobiernos hacia sus ciudadanos que con los otros. Porque tu nunca vas a poder rescindirlo (a no ser que te guste verte privado de libertad o mermado patrimonial mente).

      • acerswap - 12 marzo 2016 - 21:29

        En realidad hay mas posibilidades de que Amazon interfiera en mi vida que las que hay para que el CNI encuentre el momento de meterme en chirona. Además, se supone que las leyes me protegen de ser enchironado injustamente, y si en algun momento el CNI tiene motivos para enchironarme dudo mucho que pueda hacer nada para evitarlo.

      • mhyst - 12 marzo 2016 - 22:35

        Al expresarlo así, admites que la vigilancia molesta. Y en efecto así es. No importa el tipo, toda vigilancia es molesta e injusta.

  • #007
    Alfredo Hernández de la Iglesia - 11 marzo 2016 - 15:47

    Buenas tardes,

    En relación al tema me gustaría exponer una reflexión a la que llevo tiempo dándole vueltas en la cabeza.

    Creo que todos compartimos que los derechos humanos (ddhh) son un ideal a perseguir y que la “solución ideal” sería su plena aplicación a nivel mundial, un mundo en el que el ciudadano chino tuviese el mismo grado de libertad que el estadounidense o europeo.

    No obstante, ése no es el mundo actual. Vivimos en una era en que los países se encuentran en niveles de desarrollo de los ddhh muy dispar, tanto en el nivel de desarrollo de los mismos como en el camino que se está transitando.

    En ese escenario, ¿puede tener sentido pretender una plena aplicación de dichos derechos cuando tu oponente (por ejemplo el terrorismo) los desprecia totalmente salvo par utilizar como instrumento de obstaculización de tu actividad? En términos simples, ¿es lógico reducir las herramientas que tienes para combatir el “mal” y sin embargo dárselas a tu enemigo para que las utilice en tu contra?

    Es una cuestión sobre la que no tengo una opinión definitiva (por eso la comparto). Obviamente responder afirmativamente es muy peligrosos porque a ver dónde pones el límite. Pero un no categórico también te puede llevar a una situación de derrota en la que ya no habrá ddhh puesto que el vencedor no los quiere para nada.

    Un saludo,
    Alfredo

    • Goomer - 11 marzo 2016 - 16:21

      La solución que se adopta de forma generalizada en nuestras sociedades a ese dilema es aplicar el estado de derecho de forma pública, y utilizar los servicios secretos para otro tipo de soluciones, con mayor o menor control judicial. De forma totalmente aceptada, todo sea dicho.

      • Alfredo - 11 marzo 2016 - 20:11

        Hola! Gracias por comentar. En esa línea de pensamiento, ¿cierras Guantánamo o no? Es decir, ¿hasta dónde dejamos llegar a los servicios secretos?

        • Marcos - 12 marzo 2016 - 01:56

          Es fácil. Yo cerraría Guantánamo. Pero esa sería sino la primera de muchas políticas.

          Usar las tecnologías para espiar a ciertos individuos, sociedades o países en base a amenazas terroristas (vamos a pensar que todas reales) no es sino el dolor de una enfermedad que a nadie le ha preocupado prevenir.

          Si hablamos como bien dices, que los DDHH, deberían de respetarse en todos los lados de igual manera, debería de ser ipso facto. Esto conlleva represalias ya sean sociales y como no, económicas, que seamos sinceros es lo que al final impera (que se lo digan a Gadafi cuando aún era amigo de Occidente).

          Lloramos París, pero no nos preguntamos qué ha provocado eso. No es que ellos sean menos culpables, obviamente.

          Hoy pensaba una cosa… Trastee por swgunda o tercera vez en mi vida con la herramienta “Buscar a mis amigos” con IPhone. Tenía activados a algunos cuantos así que pude ver dónde se encontraban en la comunidad autónoma.

          ¿Y si pudiera hacer eso con mi hija, cuando me diga que se va a dormir a casa de María?

          Pregunto… ¿No sería mejor (que no más fácil obviamente), tener una buena relación y comunicación con mi hija para que sea capaz de decirme que va a salir por ahí, que ella pudiera saberse lo suficientemente responsable, etc, etc, etc…?

          Pero conlleva más trabajo, más molestias (si es que es molestia dedicarle tiempo a tus hijos), etc… .

          Obviamente si hay señores que quieren arrasar tu país… ¿Qué condimentos se han dado para ello? ¿Qué podemos hacer?

          Llegado el momento resultaría absurdo espiar a la ciudadanía con el pretexto del terrorismo pero seguramente la sociedad que propongo es utópica.

          • Garepubaro - 12 marzo 2016 - 10:46

            cuando salen de Guantanamo, y no es el primero ni el segundo, ni el tercero asi, pero no creo que ahora tengan un gran problema los americanos por devolverlos a sus paises, al contrario, les conviene; http://www.lavozdegalicia.es/noticia/espana/2016/02/23/cuatro-detenidos-terrorismo-yihadista-ceuta-marruecos/00031456212422977975777.htm

          • Alfredo - 12 marzo 2016 - 16:15

            Gracias por responder. Voy a pensar antes de seguir argumentando (y viendo la París Niza)

  • #013
    La Estrategia - 11 marzo 2016 - 17:58

    Yo me ratifico en una opinión que he dado en otras ocasiones aquí, y un poco al hilo de lo de Apple y el FBI; Creo que deben existir y funcionar los instrumentos necesarios para que en un momento determinado se pueda investigar un delito a través de cualquier medio de comunicación, ahora bien, siempre bajo el cumplimiento de la Ley y con la correspondiente orden judicial. Y para los casos de terrorismo exactamente igual.

    Otra cosa es que nosotros autoricemos, que ya lo hacemos en “términos y condiciones”, a las empresas para que encasillen nuestras preferencias o nos pongan banners luminosos con los artículos que puedan interesarnos. Eso, en principio, es legal y no supone un peligro ni una amenaza contra nuestra intimidad.

  • #014
    Gorki - 11 marzo 2016 - 18:04

    El auténtico problema es que estas “soluciones distópicas”, solo valen para vigilar al ciudadano que cree que nada tiene que ocultar, porque no pone ningún filtro a la información que entrega, mientras que el que si tiene que ocultar, pone cientos de filtros, razón por la cual su actividad pasa desapercibida mientras que el ciudadano medio es “cazado” una vez tras otra..

    El autentico problema es que el ciudadano “inocente” en su conjunto, comete miles de infracciones, que pueden no pasar desapercibidas con una “vigilancia distópica”, por poner unos ejemplos, excesos de velocidad, tomarse una cerveza y conducir, fumar en lugares públicos como bares y oficinas, pago de facturas sin IVA, aparcar el coche y no poner la ORA, pasarse en la revisión del ITV, cambiar de carril sin dar al intermitente, etc etc.

    Una “vigilacia distópica” puede hacer de la vida normal de un ciudadano, una fuente sin fondo de multas meramente recaudatorias, aunque se disfracen de “disuasorias”, como lo son los radares puestos a traición en las carreteras, o los drones que se están utilizando para buscar infracciones urbanísticas http://es.gizmodo.com/hacienda-recurre-a-un-dron-espia-para-luchar-contra-el-1763481608

    Este tipo de actividades en nada mejora nuestra seguridad, pues los terroristas siguen actuando como y cuando quieren, nos pueden asaltar en la calle como hace cinco años y los crímenes de genero se siguen realizando con regularidad, pero la vida del “ciudadano García” se transforma en un infierno en el que solo se puede vivir “armamdose” de contramedidas, como los avisadores de radares, o los seguros que sistemáticamente recurren las multas, que sólo valen para complicarle la existencia, o bien acepta las multas periódicas, como si de un impuesto revolucionario en combinacion con la Lotería Nacional se tratara.

    • José Antonio - 12 marzo 2016 - 17:08

      La moraleja de lo que comentas es clara. Lo peor es que hay mucha gente que lo justifica por el 1.- si no tienes nada a ocultar, no tienes problema 2.- es para pillar a los corruptos.

      La realidad es que todas estas medidas son para tener mas controlado a la persona de bien. Que es aquella de la que alimentan y engordan su poder los corruptos.

      Ni la limitación de pagos en efectivo sirve para controlar a Barcenas o a los Puyol, ni estos drones son para pillar las grandes tramas urbanísticas político corrupto.

  • #016
    Gorki - 11 marzo 2016 - 18:37

    Creo que mas pronto o mas tarde la sociedad civil ha de enfrentarse con “defensas contra la distopía” que hagan inútil este tipo de vigilancias y es fácil hacerlo (y por medios legales), si se consigue una suficinte masa crítica de personas capaces de realizar la “resistencia pacífica”.

    Hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de “vigilancia distopica”, se basan en vigilar los puntos de interfase entre el mundo real y el virtual, el pc, el móvil, la matricula del coche, el email, buscando una identificación entre usuario de la interfac y el ciudadano. Si esa correspondencia no se da, porque el punto de interfase se utiliza de forma aleatoria y colectiva, se pierde el control. ¿Valdría para algo vigilar los accesos a Internet a través de un WIFI común para 200 vecinos de una comunidad de propietarios, en el que la IP de sus PC’s se cambia diariamente de una forma aleatoria y se amonimiza su huella digtal, sustituyendola por la de cualquiera de sus vecinos de comunidad. ?

  • #017
    Garepubaro - 11 marzo 2016 - 20:47

    Hombre la gente no va enseñando las fotos de su casa, de su sofá amarillo cuando entra en un bar a todos, o por la calle a los viandantes, eso estaria mal visto …

    pero hacerlo por Facebook no esta mal visto, nuevo contexto, ahora otras cosas se comunican que antes se consideraban privadas y ya no se consideran privadas …

    por tanto si hablamos de internet es imposible el espionaje, aqui todo lo que circule pertenece a todos, si cambiamos eso, SI PRIVATIZAMOS ARCHIVOS … volveremos a los 80s

  • #018
    mhyst - 12 marzo 2016 - 22:33

    Supongo que no sorprenderá a nadie que yo esté en contra de cualquier tipo de vigilancia, ya sea para que una empresa saque beneficios, o la estatal. Y aunque mi postura parezca ilógica a algunos, en realidad es completamente lógica. Los gobiernos no suelen desarrollar tecnología, lo que hacen es aprovecharse de la que crean otros. De forma que si permitimos que las empresas creen tecnología para vigilarnos con fines económicos, facilitamos que el gobierno pueda reclamar después los datos. Mientras esto sea así, no se debe tolerar la vigilancia ni un ápice.

    Puedo citar el ejemplo del teléfono, el cual fue obra de AT&T. El extenderse este invento, aunque en un principio no estaba pensado para vigilar a nadie, hizo posible pinchar teléfonos. Hoy día las empresas crean sus aplicaciones pensando en lo lucrativo de la recopilación de datos de los usuarios. El primer ejemplo que se me ocurre es Gmail. Un servicio que nos daba 1 giga cuando los servicios gratuitos del momento te daban pocos megas. Esto es porque estaba pensado desde el principio con un propósito distinto, a saber, que software de Google leyera cada email en busca de información de intereses y deseos de la gente, para posteriormente vendérselos a sus clientes de la publicidad. La propia Internet no fue pensada para vigilar, pero en su estructura permite a ciertos agentes centrales captar grandes flujos de datos y almacenarlos.

    Este tema de la vigilancia tiene otro problema añadido y es que cosas que podrían hacerse de forma distribuida tienden a centralizarse. Por ejemplo, que me explique alguien por qué hace falta acceder a un servidor central para que el usuario A le envíe un correo al usuario B. En realidad el propio protocolo SMTP fue diseñado para ser distribuido, aunque ha acabado por ser mayoritariamente centralizado. La centralización afecta negativamente en muchas cosas. Una de ellas es que frena el desarrollo y la innovación. Hoy día es muy difícil tener un servidor de correo en tu casa, a menos que compres una IP fija, porque amplios sectores de las IPs comunitarias dinámicas están marcados como fuente de SPAM. Los propios certificados digitales hasta hace poco estaban en pocas manos. Incluso con la presencia de “Let’s encript”, no deja de ser algo centralizado.

    En resumen, no se trata de no tener nada que ocultar. Se trata de que el ser humano necesita intimidad para ser auténtico. Mientras está bajo la lupa de alguien, siempre aparenta ser otra cosa. La pregunta que os hago es: ¿queremos tener que aparentar más de lo necesario por el resto de nuestras vidas?

    • Garepubaro - 13 marzo 2016 - 12:24

      a ver, todos los gobiernos te van a espiar para manejar tu vida, los sovieticos los maoistas etc … la única diferencia es que uno por comentarios como este vas al gulag y otros te dejan el comentario y sigues tu vida, pero no se puede conseguir mas, asi funciona esto

  • #020
    Humberto Luis Salcedo Jara - 9 abril 2016 - 01:47

    Es un hecho que hay gobiernos que espían a su gente y otros que están buscando eso. Como se menciona en un comentario más arriba los gobiernos no suelen fabricar tecnología, sino usar la que desarrollan otros , por lo que si empresas desarrollan tecnología de vigilancia con fines económicos facilitamos que el gobierno pueda pedir los datos. Lo que mencionan algunos comentarios sobre que si no se tiene nada que ocultar no habría problema es irse hacia otro lado. El problema no es si tienes algo que ocultar o no. Se trata de que como derecho uno tiene que tener su intimidad y privacidad.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados