Sobre el retargeting

RemarketingDesde EiTB, la televisión vasca, me pidieron una breve entrevista acerca del retargeting, y los principales temas en torno a él, que para mí giran en torno a la calidad desigual con la que se lleva a cabo y la sensación de persecución y ausencia de privacidad que en ocasiones genera. La pieza se titula “El comercio eléctronico recurre al ‘remarketing’ para recuperar clientes“.

 

 

La cuestión de la calidad tiene que ver con el planteamiento de muchas acciones de este tipo, que al carecer en ocasiones de una evidencia de compra debido a la multicanalidad o a otros factores, continúa ofreciendo el mismo anuncio al usuario intentando por todos los medios recuperar y cerrar una transacción que, en realidad, ya se produjo. El caso clásico que he experimentado en varias ocasiones es, por ejemplo, entrar en un comparador de viajes para ver un hotel en Amsterdam, seleccionar un hotel y cerrar la transacción directamente con él (en su página o por teléfono), y que a partir de ahí, sigas recibiendo publicidad de hoteles en Amsterdam allá por donde vayas, que en muchas ocasiones no hace más que fastidiarte porque ya tienes una reserva de hotel y, realmente, ya no estás “en mercado”.

El otro problema proviene de la percepción de privacidad: es en este sentido donde me preocupa el comentario del responsable de la empresa que aparece en la pieza, en el que afirma que “nosotros lo vemos más como una ayuda al cliente para completar su compra, no como un problema para él, es una ventaja”. Ese es, para mí, el principal problema: con todo el respeto del mundo, el cómo lo vea la empresa o su responsable es completamente irrelevante. Que lo quieran plantear como ayuda o ventaja no tiene la más mínima importancia, lo verdaderamente importante es cómo es percibido al otro lado por el usuario. Ahí es donde tiendo a ver cierta falta de sensibilidad, y un componente que es el que, en último término, está llevando a toda una generación a huir de redes como Facebook por la acusada sensación de que están vigilados, no solo por sus mayores, sino también por ese mismo sistema que segmenta constantemente la publicidad en función de su navegación, sus búsquedas o sus Likes. Para esa generación, recibir publicidad en modo “persecutorio” o recibir un correo electrónico porque dejó una transacción a medias es, en muchos sentidos, un espanto, un recordatorio de que todo lo que hacen y escriben está siendo constantemente monitorizado.

Obviamente, no trato de demonizar injustificadamente un medio que puede tener su utilidad y tasas de conversión positivas, pero sí invitar a la reflexión sobre esos temas, que considero especialmente importantes de cara a su evolución futura y a su desarrollo en las generaciones más jóvenes.

10 comentarios

  • #001
    Vival Galanternik - 3 febrero 2015 - 14:35

    Ciertamente así es Enrique. Off topic. Ánimo, que seguro lo que necesitas es descanso. Ojala te recuperes pronto.

  • #002
    Gorki - 3 febrero 2015 - 14:56

    Una de las cosas que más me fastidiaba como turista en los países del Tercer Mundo, es la insistente persecución de gente tratando de venderte su producto, ya sea entrar en un sitio, a tomar un te, comprar una alfombra, hacerte de guía, o ofrecerte un taxi, son una especie de enjambre de moscas cojoneras que te rodean y asfixian.

    Una sensación parecida tengo con la publicidad contextual y por el mismo motivo, el 90% me ofrecen cosas que ni remotamente pienso adquirir, pero eso no es lo que menos me molesta. Lo que me molesta, es que para ofrecerlas, se colocan delante de mi, no me dejan andar ni ver, tiran de mi manga, en fin que no me dejan disfrutar de aquello que yo consideraba en principio que iba a ser un sitio idílico lleno de paz y armonía.

    Me he hecho el firme propósito de no volver a pisar como turista el Tercer Mundo. Es diferente, asombroso, pero sus comerciantes son insufribles.

    Algo así me pasa con algunos sitios web, por ejemplo eludo los periódicos, aparte de mi boicot personal por la Tasa Google, por su incomprensible manía de colocar en la entrada un telón con el que pretendes que juegues a las cuatro esquinitas, para cerrarlo y entrar. He tomado la costumbre de abrir los enlace en otra solapa y continuar donde estoy, y dejrlo para luego la lectura de esas solapas, pues la mayoría de esos telones solo duran 15″ y cuando entro ya no existen.

  • #003
    Gorki - 3 febrero 2015 - 15:06

    Se me olvidaba, cuidate
    La otra cosa que me ha llamado la atención, es el anuncio antes de la noticia, ¿no se dan cuenta que es algo insoportable?. Si no fuera porque lo ha recomendado Edans y yo pensaba que formaba parte de lo que había que ver, no lo habría visto, me habría ido.

    Que tal si lo cambian por salir la marca en el fondo de la imagen de Edans, como hacen cuando se entrevista a un entrenador de futbol, ahi molesta menos. No creo que cueste mucho hace un fondo dinámico con publicidad contextual rodeando al entrevistado. Hay que buscar formas de anunciar y no incordiar

    ¿Saben lo que es un croma?

  • #004
    acerswap - 3 febrero 2015 - 15:17

    Hoy me ha pasado algo parecido. Hace unos semanas compre una tablet, una refurbished que lamentablemente estaba deteriorada. Como tenia ese problema y no estaba del todo a gusto con la compra decidi devolverla y solicitar el reembolso, aunque aun no me han devuelto el dinero (al parecer realizan una revision por si el daño lo he causado yo). Esta mañana recibi un correo agradeciendome su compra y con un descuento para una extension de garantia. No se por que se producen estos errores dentro de la misma tienda online, pero causan mala impresion.

  • #005
    Libros de diseno grafico y web - 3 febrero 2015 - 15:54

    Lo que pasa que el mundo del markenting es muy competitivo, y hacen cualquier cosa para atraer clientes, y se que hay telemarkerters que son bastantes molesto, en el sentido que insisten en venderte algo.

  • #006
    Alberto - 3 febrero 2015 - 18:08

    Siento total empatia en lo que respecta a transaciones cerradas. Por otro lado, cuando realmente la has dejado abierta suele ser algo util, como un recordatorio de “tengo que reservar este viaje, o tengo que reservar este hotel, o tengo que comprarme unas zapatillas” :-)

  • #007
    nacho - 3 febrero 2015 - 20:08

    Al hilo de lo que comenta Gorki, algo que casi seguro que hemos sufrido todos alguna vez al realizar algún viaje por algún país exótico, me gustaría hacer una reflexión.

    Cambiemos el escenario. Durante tu viaje, tus visitas, etc, nadie te molesta, nadie trata de venderte nada, sin embargo, de un modo no agresivo para ti, alguien o “algo” se ocupa de recopilar información sobre lo que has visitado, en qué tipo de tiendas te has parado a mirar, a qué tipo de artículos has prestado más atención, etc. Al final de viaje, o incluso ya de vuelta, recibes un sencillo email enfocado a ofrecerte productos relacionados con lo que se supone que más te ha llamado la atención…¿te replantearías tu afirmación de no volver a viajar más a esos lugares?. Llévalo ahora al entorno web. Visitas una web sin una sola acción comercial, pero luego recibes un email en función de lo que has visto ¿ te valdría también?.
    Saludos

  • #008
    David el Bueno - 3 febrero 2015 - 20:43

    El remarketing es una pesadez, pero al menos con no abrir el correo que ya sabes de qué va, pues vale. Peor son las llamaditas con créditos preconcedidos, tarjetas visa, las de los operadores telefónicos, etc.
    Aquí mi pregunta sería si tienen medidos los datos del retorno de esas acciones. Si las siguen haciendo imagino que será porque son efectivas. Si no las miden, peor para ellos, puesto que pierden dinero y tiempo haciéndolas.
    En general el problema es que ya todo lo único importante es vender. Para ello cualquier medio es válido y va desde la mera seducción, a la invasión de la intimidad y abusos y engaños varios. Además los límites son difíciles de fijar y, en cambio, muy fáciles de traspasar y mucho más en la red. Opino que lentamente la netiqueta irá puliendo estos temas, pero siempre habrá abusos con la excusa de la ayuda, el facilitar la vida etc, etc

  • #009
    Víctor González Couso - 3 febrero 2015 - 21:03

    Muy buen artículo Enrique. Aunque esta labor la realicen bots, siempre existe alguien que tiene acceso a esa información por mucho que lo nieguen. Es una realidad, pero es el precio que debemos pagar para podet disponer de servicios gratuitos. Lo penoso es que la gente no se percata de ello.
    Esta es una de las razones por las que me lancé a abrir mi blog www.prozesa.com que mantengo de forma altruista.
    Con él intento formar informando y poco a poco ir creando conciencia de las bondades y peligros de las nuevas tecnologías.
    Es increible el desconocimiento en estos campos del ciudadano medio, pero aún es más increíble la falta de preocupación.
    Te felicito por tus buenas aportaciones en este campo.

  • #010
    Marcos - 5 febrero 2015 - 13:39

    Totalmente de acuerdo con este artículo.

    Al leerlo, me ha recordado a la publicidad de Google, donde por ejemplo hemos podido comprar un libro en Amazon, y luego no haces más que ver o visualizar ese libro en los anuncios de google al visitar otras paginas (blogs normalmente).

    Esto también puede suponer un gran problema, sobre todo cuando compartes PC. Imagina que has comprado un regalo para tu pareja o familiar, y esa persona también usa ese mismo PC…. A no ser que elimines a fondo las cookies, a esa persona al utilizar el PC le van a salir artículos que has estado mirando o que has comprado en amazon por ejemplo… Vamos, que como bien dices es un problema de privacidad.

    Un saludo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados