La segunda etapa del crowdfunding: vendiendo acciones en lugar de productos

SeedmatchMis ex-alumnos Guerson Meyer y Sammy Gebele me llaman la atención sobre Seedmatch, una plataforma de crowdfunding alemana que han utilizado ya en dos ocasiones con buen nivel de éxito para la financiación de su startup FoodieSquare.

Guerson y Sammy se conocieron durante su MBA en IE Business School en Madrid. FoodieSquare fue el proyecto que desarrollaron a lo largo de su paso por las asignaturas relacionadas con creación de empresas, y que consiguieron situar como finalista en el Venture Lab. A través de su TastyBox, FoodieSquare se dedica a conectar a los amantes de la comida con los mejores productos de los mejores productores artesanales seleccionados. Productos como una caja con todos los ingredientes para preparar una receta de cocina basada en ingredientes artesanales para dos personas, o especializaciones de cajas dedicadas al queso, a la carne o al chocolate, y una línea de B2B para restaurantes y tiendas gourmet. Por el momento, ventas previstas de setecientos mil euros para este año, planes de desarrollo restringidos a Alemania, y un equipo de diez personas en una industria sin duda compleja: tan solo el 1% de las ventas de alimentación en Alemania tienen lugar a través de la red, aunque Google ha anticipado un crecimiento de en torno al 500% en los próximos años en ese área y se prevé también la entrada en el país de AmazonFresh.

A través de Seedmatch, Guerson y Sammy han lanzado ya dos rondas de financiación: en la primera, a finales del pasado 2012, llegaron a los cien mil euros en tan solo veintitrés horas. En la segunda, recién terminada hace unos días, han obtenido casi 450.000 euros de más de quinientos microinversionistas, el 867% de los fondos que pretendían levantar originalmente, y se han convertido en la empresa que ha logrado una ronda de financiación más eficiente vía crowdfunding en Europa. En total, seiscientos microinversores con pequeñas participaciones que se convierten, además, en clientes de la compañía y en ávidos difusores de los productos de la misma.

Seedmatch es lo que podríamos considerar como la segunda fase del fenómeno del crowdfunding. Las plataformas tradicionales de crowdfunding, como Kickstarter, Indiegogo o ArtistShare, basan su modelo en la oferta de una serie de recompensas a cambio de una donación a los emprendedores. En muchos sentidos, es como una especie de preventa: pon dinero anticipadamente, y tendrás acceso a una serie de premios, que pueden ir desde simplemente un reconocimiento o una camiseta, hasta lo habitualmente más popular, el acceso temprano a una primera edición del producto. El modelo está basado en la donación, asumiendo el riesgo de que el proyecto no llegue a término. En el caso de Kickstarter, las cifras son impresionantes: 804 millones de dólares recaudados para unos casi cincuenta mil proyectos, que pueden verse en una página actualizada diariamente. El valor de plataformas como Kickstarter radica fundamentalmente en que los emprendedores pueden no solo financiar el desarrollo de sus proyectos, sino que además lo hacen sin tener que entregar a cambio un porcentaje de participación en los mismos. En muchos sentidos, funciona como un instrumento para predecir la demanda, una especie de estudio de mercado para productos sobre los que podría resultar difícil anticipar el tamaño del mercado.

La segunda fase del crowdfunding, todavía legalmente compleja en los Estados Unidos debido a las regulaciones de la SEC que protegen a los inversores, se caracteriza por la inversión en capital, o equity crowdfunding. Hablamos de emprendedores exponiendo sus proyectos mediante vídeos e información, y recibiendo dinero a cambio de una participación en el negocio en forma de acciones, que puede estructurarse de diferentes maneras e incluir eventualidades como un posible exit de los fundadores o un tiempo de maduración determinado con una cierta rentabilidad prevista. La idea está pensada, en términos generales, para personas a las que no solo les gusta la idea, sino que también están convencidos del éxito de la misma hasta el punto de estar dispuestos a arriesgar cierta cantidad de dinero en ella.

Seedmatch está, por el momento, apostando por un modelo de crecimiento prudente: la escena de startups alemana no es tan diversa y variada como la norteamericana, y los alemanes tienden a ser naturalmente más aversos al riesgo que los norteamericanos. Por el momento, solo las startups registradas en Alemania pueden participar en sus rondas de financiación, y solo inversores con una cuenta bancaria y un número de identificación fiscal en el país pueden participar.  Para las empresas, el dinero supone contractualmente una asunción de deuda, un préstamo con participación en los beneficios del proyecto. El año pasado, tuvieron solicitudes de participación procedentes de algo más de mil compañías: examinaron una selección de en torno a doscientas de ellas, invitaron a hacer presentación a varias docenas de ellas, y terminaron por ofrecer financiación a tan solo veintiséis. Si bien al principio pensaban que resultaría difícil levantar más de cien mil euros por compañía, la experiencia reciente está demostrando que no es el caso, y que factores como un nivel adecuado de transparencia y rendición de cuentas son fundamentales, como lo es también un buen vídeo y el tener un equipo bien preparado, a la hora de generar un buen nivel de confianza.

En los Estados Unidos, la reciente JOBS Act hace finalmente posible el desarrollo del equity crowdfunding, y su traslación está empezando a tener lugar a lo largo de estos últimos meses:  la SEC publicó las reglas en el registro federal el pasado 24 de julio y estableció un período de comentarios que terminó el pasado 23 de septiembre, aunque plataformas similares a Seedmatch tendrán que esperar todavía más de un año, hasta que se trasponga el segundo título de la JOBS Act. Obviamente, el paso conlleva riesgos. Pero aún así, y para muchos, esto puede representar el origen de uno de los mercados de inversión más diversos, dinámicos e interesantes de la historia.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Crowdfunding’s second phase: selling shares instead of products“)

10 comentarios

  • #001
    J. Félix Ontañón - 29 septiembre 2013 - 15:09

    Buena apreciación Enrique. Tan solo añadir que una persona que realiza una donación a un proyecto crowdfunding puede, además de por las “recompensas”, estar incentivada a hacerlo por compartir los fines sociales del proyecto (universalismo/benevolencia) o por mera búsqueda de reputación: interés por que su imagen aparezca asociada a un proyecto.

    La primera sería una motivación intrínseca-colectivsta y la segunda extrínseca-individualista.

  • #002
    Guerson - 29 septiembre 2013 - 15:21

    Así es J.Felix! Por eso la importancia de un proyecto que genere un impacto social y toqué el “nervio” de la gente. Muchos de los inversionistas comentaron cosas como “finalmente un proyecto que ataca un problema de raíz” o “finalmente un proyecto q no sólo pretender generar dinero sino modificar algo tan necesario en la industria alimenticia”. Todos los inversionistas pueden comentar. Hay una sección donde pueden hacer preguntas. Ahora queremos crear un grupo cerrado de facebook para comunicar seguido con nuestros inversionistas, plantear ideas o probar hipótesis de mercadeo. Uno esta en contacto cercano con los inversionistas que al final son multiplicadores de la marca y los mejores clientes. :-)

  • #003
    Enrique Dans - 29 septiembre 2013 - 15:27

    #001: En efecto, y hay proyectos dedicados precisamente al desarrollo de ese tema, como Goteo.org. Desgraciadamente, el tamaño del mercado español los restringe, como ocurre en el caso de crowdfunding tradicional como Lánzanos, Verkami, etc., a iniciativas con muy poca importancia en términos cuantitativos, pero sí puede tener sentido mencionarlos…

  • #004
    Antonio Castro - 29 septiembre 2013 - 18:20

    Tal como yo lo veo, el crowdfunding es una propuesta en la cual se invita a participar a mucha gente en un proyecto a cambio de pequeñas donaciones sin riesgo.

    Se hace así porque al implicar a una gran cantidad de participantes que aportan cantidades pequeñas, las reclamaciones serían muy complicadas y si no se ofrecieran garantías, la fórmula se prestaría a toda clase de estafas.

    El dinero según tengo entendido, queda comprometido pero no sale de las cuentas de los participantes hasta que se alcanza la cifra preestablecida de dinero recaudado, y se da el pistoletazo de salida.

    Se ofrece a cambio una variedad de cosas tales como: privilegios, derechos, regalos, y aunque no sea lo usual no veo razón para no poder ofrecer acciones.

    En mi modesta opinión, las acciones serán meras golosinas porque la cantidad de dinero que se necesita para poner en marcha una empresa y la cantidad de dinero que puede conseguirse por crowfounding es pequeña, y hablamos de pequeños inversores que habitualmente no están interesados en adquirir ninguna forma de riesgo. De hecho al percibir la menor duda o signo de opacidad en la propuesta el crowdfounding fracasará.

    En mi humilde opinión creo que lo que se persigue en todos los casos, incluido cunando se ofrecen acciones, es adquirir a cambio de promesas un grupo muy grande de personas entusiastas que sean, y sobre todo se sientan, parte del proyecto y que lo den a conocer. Creo que esa va ser siempre la idea clave.

    No sé si me explico, lo que quiero decir con todo este largo preámbulo es que lo mas probable es que aquellos que ofrezcan participaciones para crear un negocio de crowdfounding tendrán probablemente dinero suficiente para poner en marcha el proyecto acudiendo a otros medios de financiación, porque el capital quizás no sea el objetivo prioritario del crowfounding en muchos caso, sino que se recurré a é como fórmula de promoción del proyecto.

    No todos los proyectos tienen el mismo potencial de generar esta ilusión por participar en él por parte de pequeños inversores. El elemento novedad es muy importante. A todos nos gusta sentirnos pioneros y ser parte, aunque sea ínfima, de algo que pensamos será muy grande.

    El tema de combinar las acciones con el crowdfounding se desarrollará plenamente cuando las legislaciones cubran las lagunas que existen actualmente, y entonces puede que surja un tipo de economía muy diferente a la actual.

    Lo que me pregunto, es si lobbies y otros oligopodios no verán en todo ello el fin de su era dorada y se opondrán a ello. Hasta ahora para hacer negocios hacía falta mucho dinero y por eso dinero llama a dinero, pero el crowdfoundig en los negocios puede estar empezando a amenazar la forma tradicional de hacer negocios. Algo que sumado a la crisis del empleo por cuenta ajena, puede llevarnos a un escenario que no me atrevo a esbozar siquiera.

  • #005
    Guerson - 29 septiembre 2013 - 20:26

    #004: sin duda la participación en forma de acciones es mínima y seguro no es la razón de inversión. Pero el hecho de formar parte de y de colaborar en algo con potencial, es suficiente como dices. Nuestro voto en las elecciones es también solo “una golosina”. Junta muchas golosinas y tendrás una gran fiesta! :-) El poder del crowd es ya una realidad y una alternativa para obtener capital inicial. Sobre todo en Europa!

  • #006
    Pedro Infocrowdsourcing - Crowdfunding - 30 septiembre 2013 - 07:56

    De los 9,7 millones que supuso el crowdfunding en España, el 40% se debieron a crowdfunding de participaciones (o también llamado equitity crowdfunding).

    Las plataformas de crowdfunding relacionadas con este tipo de crowdfunding son las que más están creciendo en España este año.

    Todos estos datos salen del estudio de crowdfunding en España y Latinoamérica que podéis encontrar aqui

    http://www.infocrowdsourcing.com/crowdfunding-espana-latinoamerica-5-indicadores-mercado/

  • #007
    Antonio Castro - 30 septiembre 2013 - 08:28

    #006 Gracias por tu interesante aportación.

    47 empresas de crowdfounding en España son muchas. Para una persona que esté buscando la posibilidad de acudir a una de ellas para financiar su proyecto, necesitaría quizás a alguien que tuviera el tema muy estudiado y que pudiera al potencial cliente las mejores opciones para llevarlo a cabo con éxito en función de las características de su proyecto, o incluyo reorientar el proyecto para hacerlo más atractivo.

    La elección de la empresa de crowdfounding supongo que será decisiva en el éxito de la iniciativa, porque suelen estar especializadas. Dependiendo de la cantidad de dinero a recaudar, del area de negocio y de muchos factores más, supongo que las estrategias variarán considerablemente. Es un tema que me interesa.

  • #008
    Ramon - 1 octubre 2013 - 16:53

    Hola a todos!

    Enrique, un post muy interesante y sin duda estoy contigo en varias de las reflexiones que haces en el post. Especialmente en lo de “Pero aún así, y para muchos, esto puede representar el origen de uno de los mercados de inversión más diversos, dinámicos e interesantes de la historia.”

    Aquí en España varias plataformas llevamos tiempo trabajando en esta idea. En nuestro caso, www.thecrowdangel.com , lanzada en Mayo de 2012.

  • #009
    Pedro Infocrowdsourcing - Crowdfunding - 3 octubre 2013 - 07:51

    #007 Efectivamente Antonio. La elección de la plataforma es algo complicado pero no crítico para el éxito de una camapaña de crowdfunding. Por ejemplo, el videojuego Star Citizen ha llevado a cabo su acción sin plataforma y ya lleva más de 20 millones recaudados.

    Pero efectivamente todo suma. Tenemos un artículo que te ayuda a decidir qué plataforma puedes utilizar en función del tipo de proyecto que quieras lanzar

    http://www.infocrowdsourcing.com/elegir-plataforma-crowdfunding-para-exito/

  • #010
    Victor Verges - 7 octubre 2013 - 11:16

    Enrique,

    No se si conoces The CrowdAngel, https://www.thecrowdangel.com/, es una plataforma que gestiona el Grupo Inveready, con sede en Barcelona, que se basa en facilitar la inversión a Business Angels, que pueden invertir en paquetes de 3.000 euros.

    Si no la conoces échale un vistazo, aprovecha la experiencia de Inveready en Operaciones de Inversiones, está funcionando bastante bien con ya algunas rondas cerradas.

    920.000€ invertidos en startups y 1.720 inversores registrados en su plataforma

    saludos

    Victor Verges
    Barcelona

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados