La publicidad online y su necesaria autorregulación

Image: Anatolii Babii - 123RFUn informe de IAB Europe confirma el crecimiento de la publicidad online a pesar de la crisis, y la sitúa como el segundo medio tras la televisión, con un crecimiento del 11.5% y superando ya a la publicidad en prensa: uno de cada cuatro euros invertidos en publicidad se dirigen a la red.

En paralelo, se mantiene el crecimiento de los bloqueadores o filtros de publicidad, la extensión más popular para navegadores. El uso de este tipo de extensiones que permiten navegar sin recibir ningún tipo de impacto publicitario es una clarísima muestra de que los problemas no desaparecen simplemente ignorándolos: durante ya varios años, muchas empresas que viven de la publicidad en la red, incluyendo algunas de las más grandes como Google, han ignorado conscientemente a los bloqueadores de publicidad, alegando que su uso estaba vinculado a un tipo de usuarios muy específico, muy escaso y sin representatividad, prácticamente una cosa de frikis.

Sin embargo, el porcentaje de usuarios que los utilizan regularmente se acerca, según algunos datos, al 30%, y la última campaña de Michael Gundlach, creador de AdBlock, promete elevar su popularidad todavía más: un crowdfunding para recaudar fondos para hacer un anuncio que aparezca en un medio masivo, que ha superado ya los $50.000 necesarios para aparecer en una de las enormes pantallas de Times Square en Nueva York, y que se aproxima ya a los $150.000 necesarios para insertar un anuncio a toda página en The New York Times, haciendo realidad la paradoja de comprar anuncios para que dejes de ver anuncios.

Con más de veinte millones de usuarios y unas puntuaciones de satisfacción por encima de 4,5 sobre 5, AdBlock es una extensión capaz de bloquear todo tipo de inserciones publicitarias incluidos los anuncios de vídeo en YouTube, y y financiada exclusivamente mediante donaciones de sus usuarios. Es la extensión de este tipo más popular junto con AdBlock Plus, no relacionada, y más polémica desde que anunció su decisión de financiarse en parte cobrando a los anunciantes para permitir que sus anuncios se salten sus filtros siempre que cumplan una serie de estándares. En ambos casos hablamos de extensiones desarrolladas con licencia GPL, lo que implica que podrían seguir su desarrollo incluso si su uso fuese declarado ilegal, o incluso que la publicidad obtenida del hecho de ser declarados abiertamente ilegales haría, con seguridad, que surgiesen nuevas iniciativas que aprovechasen su código. Como muchas otras cuestiones similares en la red, el problema de los bloqueadores de publicidad no tiene ningún tipo de posible arreglo por la vía legal. El intento por superar técnicamente los bloqueos mediante formatos publicitarios que pasen los filtros ha sido igualmente inútil: los filtros de publicidad más populares permiten que los usuarios reporten con un click los anuncios que evaden el filtro, para que puedan ser añadidos a la lista y subsiguientemente bloqueados.

Mientras la publicad online crece, por tanto, un número creciente de usuarios se las arreglan para no verla, lo que define un equilibrio difícilmente sostenible. Pero ¿cuál es la realidad de esa situación? Si hablamos con la inmensa mayoría de los usuarios, encontraremos que la decisión de bloquear la publicidad no tiene que ver con ningún tipo de odio o fobia irracional, sino con una motivación muy clara: el deseo de librarse de la mala publicidad. Lo que realmente desencadena la instalación de una extensión como AdBlock o AdBlock Plus no es el hecho de encontrarse anuncios, sino el de que esos anuncios se conviertan en insoportablemente molestos utilizando intersticiales, animaciones excesivas, sonido o vídeo preactivado, o formatos extensibles que tapan el contenido.

El problema de la publicidad online, por tanto, no es la publicidad online en sí, sino el hecho de que paguen justos por pecadores: muchas empresas que hacen publicidad en la red son respetuosas con sus usuarios, y muchos soportes que muestran esos anuncios tienen criterios de aceptación que igualmente obligan a mantener ese respeto. Pero cuando el usuario se instala un bloqueador de publicidad, en muy raras ocasiones desbloquea determinadas páginas, con lo que tanto aquellas que muestran publicidad respetuosa como los anunciantes que la producen sufren las consecuencias de quienes hace y admiten todo tipo de basura molesta. Una vez instalado un bloqueador de publicidad, la experiencia de la web se convierte en algo diferente, y pedir al usuario que sea consciente de la necesidad de sostenibilidad de páginas y anunciantes que se preocupan de mantener unos criterios de no intrusividad no suele funcionar. La decisión de bloquear, según muestra la experiencia de estos últimos años, parece ser básicamente binaria: todo o nada.

La solución no está en iniciar una guerra a cuenta de los bloqueadores de publicidad. La posibilidad de competir por tecnología no funciona. La opción de invocar la ley parece un camino largo, pesado, con elevado riesgo y con muy escasos frutos. La decisión de no mostrar ningún contenido a quienes se detecta que tienen instalada una extensión de bloqueo fuerza una posición impopular que tampoco suele funcionar, y que lleva a los desarrolladores a aguzar el ingenio. Así, mientras los equipos de ventas intentan buscar más anunciantes para las páginas de sus medios, los responsables de tráfico ven como la brecha entre impresiones de páginas y descargas de anuncios se ensancha progresivamente, sin que resulte en absoluto sencillo evitarlo.

Mi impresión es que la solución está en la autorregulación. En que anunciantes, soportes y usuarios se pongan de acuerdo en los recursos que es lícito o no utilizar en publicidad en la red. Que del mismo modo que terminó por imponerse que los pop-up eran un formato absurdo que molestaba al usuario y cuyo uso debía desaparecer, se opte por un código que especifique claramente qué prácticas son aceptables y cuáles no lo son, y se margine directamente tanto a los anunciantes que los diseñen, como a los soportes que los admitan. En mi caso, tiendo a situar la línea roja, además, de lógicamente en los ya casi inexistentes pop-ups, en cosas como los intersticiales, el sonido o vídeo preactivado, las animaciones excesivas o los formatos extensibles, pero esta lista puede crecer a medida que el “ingenio” de algunos crea formatos molestos diferentes o se tiende a abusar de otros, lo que llevaría necesariamente al desarrollo de un panel permanente tripartito con anunciantes, soportes y usuarios que revisase periódicamente qué formatos son aceptables y cuáles no, y todo ello, a nivel internacional. Pero sin duda, la posibilidad, sin ser en absoluto sencilla, tiene mucha más lógica que seguir ignorando el problema, y que correr el riesgo de llegar a un punto en el que un número muy significativo de los usuarios bloqueen la publicidad online, y los anunciantes decidan irse con su música – y sus presupuestos – a otra parte.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “The only solution to online advertising is self-regulation“)

30 comentarios

  • #001
    mercadder - 2 septiembre 2013 - 16:22

    La masa, el colectivo, o como quiera llamarse, no piensa. Solo se mueve por los intereses muy particulares, generalizados por el mismo efecto de internet.

    Si no existe la publicidad online entonces habrá cada vez mas sitios de pago o suscripción; hay una segregación a nivel de usuario que provoca una segregación a nivel del proveedor.

    Lo “gratis” es lo peor que le pudo pasar a Internet.

  • #002
    Cristina - 2 septiembre 2013 - 17:11

    Aquí puedo estudiar varios códigos
    http://www.autocontrol.es/que_codigos.shtml
    En estos casos, hay varios actores que aceptan adherirse a los códigos, a traves de un compromiso ético. Entonces, quien se pondría de acuerdo para determinar que es tolerable? En realidad es lo que el usuario no admite, pero todos los usuarios no son iguales. Luego, autoregular implicaría que muchas empresas formaran parte del codigo de autorregulación en su compromiso ético para respetar lo que en ese codigo se determina como no recomendable? En mi caso, me molesta leer una web con publicidad por todas partes, de manera abusiva, de tal forma que leo mas publicidad que contenido.

  • #003
    Jacinto G. - 2 septiembre 2013 - 17:15

    Pues sí Adblock gusta a la gente, probad NOSCRIPT, te deja el firefox totalmente pelado de toda la basura que le quieras quitar, te va a la velocidad de la luz, y encima es totalmente configurable en una barbaridad de parámetros.

  • #004
    Antonio Castro - 2 septiembre 2013 - 18:14

    El algoritmo del buscador de Google debería ayudar a relegar las páginas que no aportan nada nuevo, que son plagios de otras muchas y que incluyen una cantidad brutal de anuncios especialmente molestos.

    El caso es que parece que las cosas funcionan al revés. Cuando no puedes afinar la búsqueda para localizar exactamente lo que quieres, aparece entre las primeras páginas como información relevante algunas que no solo son irrelevantes sino que son auténticas trampas caza visitas.

    Para mí muchas de esas páginas constituyen algo parecido al Spam y no tengo la menor fe en la autoregulación de las actividades que son claramente abusivas. La autorregulación requiere un minimo de inteligencia y de buena fe. Por ello no me parece aplicable a las prácticas abusivas molestas y estúpidas de Internet.

  • #005
    Benji - 2 septiembre 2013 - 18:25

    La solución sería que AdBlock permitiese (Con pruebas reales) que los webmasters prueben que su publicidad no es intrusiva. Una whitelist que estuviese predefinida con AdBlock y que puedas desactivar. Y entrar en la whitelist: 5$

  • #006
    Daniel Terán - 2 septiembre 2013 - 18:47

    Yo quité ayer el AdBlock durante un rato y es increíble la cantidad de anuncios molestos que aparece en cualquier página. Así, no.

  • #007
    Mesosoma - 2 septiembre 2013 - 19:19

    Uso adblock y noscript porque me molesta TODA la publicidad online, ya sea “buena” o “mala”.
    Ausencia de publicidad y gratis de preferencia es el atractivo de internet comparado con los viejos mass media que interrumpen una película cada ocho minutos con publicidad. no soporto ver un vídeo sobre Siria y un listado de anuncios sobre hoteles y boletos de avión a Damasco.

    Puedo asegurar que la publicidad en Internet sólo tienen sentido para países del escasamente poblado norte de Europa dónde la gente hace absolutamente todo dentro de su casa, por razones de climáticas (siempre esta lloviendo-nevando ó meses de oscuridad). en el resto del mundo las ads, incluso las adaptadas al medio son terriblemente ineficaces y de alto coste.

    Si no existe la publicidad online entonces habrá cada vez mas sitios de pago o suscripción; hay una segregación a nivel de usuario que provoca una segregación a nivel del proveedor.

    BBC, Russia Today y ElPais no tienen publicidad en sus webs y el acceso es completo gratis, y son más relevantes que New York Times que sólo tiene diez suscriptores de pago.

  • #008
    Gorki - 2 septiembre 2013 - 19:23

    Lo que es un poco como de traca, o de personalidad bipolar, no se bien como definirlo, es que Michael Gundlach, creador de AdBlock, monte un crowdfunding para recaudar fondos para hacer un anuncio en un medio masivo.

    Pienso que las múltiples personas se apuntan al crowdfunding, son un ejemplo claro de el estado de borreguismo que ha llegado esta sociedad, que se apunta a cualquier frase bonita sin pararse a pensar si el sentido de la frase es trazonable o no. Igual me dada que comnpren Coca Cola porque es “La chispa de la vida· que paguen por poner anuncios de un medio para eliminar anuncios. ¿Que dirá el slogan “Con Adblock no vera anuncios tan molñestos como este”

  • #009
    Cristina - 2 septiembre 2013 - 19:51

    Espero que me disculpes. Siempre he preferido pedir perdón que pedir permiso.
    Pero es que me enfrento a un mundo de inquietudes de cambio. Por eso empiezo a revisar los conceptos.
    No me quiero extender pero mis decisiones son:
    1- elección de productos naturales artesanales que incorporan innovacion que previsiblemente no vayan a ser impresos en 3D
    2- hacer un planteamiento de empresa del siglo XXI, lo que implica entender cuales son las diferencias con la del siglo XX
    3- cambiar el foco de local a global. Eso implica entrar en varios mercados casi naciendo el proyecto
    4- aprender nuevas reglas en nuevos países
    5- no perderme en la comprensión de esos nuevos conceptos :-) y en la adecuacion de los nuevos
    6- diseño de formas en las que el usuario/ cliente exprese lo k necesita

    En esta sociedad de la informacion y del conocimiento,quienes mejor que los expertos para orientar? Para mi, esa orientación se basa en recomendaciones y en compromisos, aceptando una serie de responsabilidades de manera voluntaria.

    Ese es el sentido de los códigos de conducta., no? Sino, que tipos de acuerdos pueden cerrar opciones?

    Y mis disculpas son porque me salgo indirectamente de tema!!!

    Voy por aquí….

    http://www.youtube.com/watch?v=aNXBEzzvWYY&feature=youtube_gdata_player

  • #010
    mercadder - 2 septiembre 2013 - 20:15

    #004 Antonio la palabra “plagio” nunca se puede aplicar a un post, esa palabra viene del mundo literario más que todo. Se plagia una obra literaria, un post se copia o se versiona. Una noticia tampoco se puede plagiar, se copia o no, se versiona, se traduce, pero plagiarse no. Si en el mundo de la prenda escrita, las exclusivas duran hasta que se publican, imáginate en Internet donde el universo es infinitamente mayor y disperso.

    Google no es un arbitro moral, es una corporación como Apple, y el negocio principal de Google es la publicidad; no puede por tanto filtrar sitios por muy malos que sean; si tienen publicidad es negocio.

    Te dejo mi último post donde hablo un poco del mismo tema http://blog.mercadder.com/2013/08/31/rss-es-el-principal-enemigo-de-google/

  • #011
    mercadder - 2 septiembre 2013 - 20:20

    #004 y #009 Cristina, empiezo a pensar que eres un fantasma como la Sayona o algo así, que aparece en los post a soltar un cñz que no tiene que ver con nada. Eres spam? Porque no te han eliminado entonces?

  • #012
    Cristina - 2 septiembre 2013 - 20:22

    Mercader. Eres libre de no leerme.

  • #013
    mercadder - 2 septiembre 2013 - 20:27

    #012 Si este fuera tu blog ese comentario sería válido, pero todos los que comentamos aquí tenemos el mismo derecho y deber de coherencia y respeto.

  • #014
    Cristina - 2 septiembre 2013 - 20:28

    Mercader. Totalmente de acuerdo . Pero sigues siendo libre de no leerme.

  • #015
    Observador - 2 septiembre 2013 - 20:57

    #007 BBC, Russia Today y ElPais no tienen publicidad en sus webs y el acceso es completo gratis, y son más relevantes que New York Times que sólo tiene diez suscriptores de pago.

    Acabas de superar a Dans&Krigan… Y eso ya es de traca. Podrías escribir el próximo post en este blog. Sería lo mismo…

    #008 Bipolaridad es un término demasiado psicológico. A lo que tú refieres es cinismo e hipocresía, que se lleva bastante últimamente.

  • #016
    Juan Travé - 2 septiembre 2013 - 21:04

    Personalmente me suele molestar la publicidad que me interrumpe de mi actividad y/o no me permite iniciarla.

    Pero la que más me molesta es la publicidad, normalmente tipo pop-ups o en forma de intersticial, que incluyen algunas páginas web de estos supuestos “nuevos gurús” de Internet. Los que antes escribían “aprenda un idioma en siete días” y ahora son expertos en Social Media e Internet.

    Si un sitio web, que tiene información que me puede interesar, me advierte que para leerlo tendré que ver publicidad, lo acepto como pago a esta información.

  • #017
    Sergio - 3 septiembre 2013 - 01:04

    Sinceramente, no me parece mal el uso de bloqueadores de publicidad, y jamás deberían ser prohibidos ni nada por el estilo. Yo, personalmente, no los utilizo: prefiero hacer presión no visitando a las páginas con publicidad intrusiva.

    Un poco gracioso que en los comentarios se nombre a ElPaís como página “sin publicidad”, cuando es de las que menos se ha sabido adaptar a los nuevos tiempos: sus anuncios dan asco.

    Páginas como TheVerge sí que lo han hecho bien. Incluso en Flipboard tienen publicidad, pero no me parece nada molesta (no más que la de un periódico, hacer Flip y vuelves a tus noticias).

    Para que os hagáis una idea de lo mal que lo hace ElPaís: http://img827.imageshack.us/img827/2095/359y.png

    Luego se llevarán las manos a la cabeza: “¡La gente cada vez usa más bloqueadores de publicidad!”

    Me imagino, sin embargo, que la solución que tomarán no será la de adaptarse, sino la de hacer presión a los gobiernos. ¿De qué me suena esto?

  • #018
    Julio - 3 septiembre 2013 - 02:16

    Leí hace muchos años un relato corto de ciencia ficción que iba sobre eso. Una empresa inventa una máquina para saltarse los anuncios de TV si era grabado o poner vídeos/fotos tuyas durante los anuncios, la gente la compró y los anunciantes se quejaron. Después puso un anuncio a toda página en el periódico, los anunciantes trataron de bloquearlo, pero el juez dijo que el anuncio no vulneraba ninguna ley ni tenía nada de malo. A raíz del anuncio casi todo el mundo compró el aparato y casi nadie veía la publicidad, por lo que dejaron de emitir anuncios en TV ya que casi nadie los veía, creo recordar que al final las cadenas pasaban a ser todas de cable para seguir existiendo

  • #019
    Herbert Andres Rodriguez Cadena - 3 septiembre 2013 - 02:30

    Yo utilizo, DoNotTrackMe, AdBlock Plus en firefox por el uso constante. Utilizó tanto Chrome, Comodo Dragon y Safari para usos especificos, siempre libre de extensiones percibo que estas expían aspectos cruciales en la navegación. En cuanto a la regulación, puede ser el camino, en países de hispanoamerica demoraría todo por la corrupción y demás males. Saludos.

  • #020
    Andy Reynolds - 3 septiembre 2013 - 02:34

    Actualmente no encuentro publicidad en la red solo paginas emergentes que te dañan cualquier actividad que estes realizando
    http://youtu.be/xDb_ZhuGPEk

  • #021
    javier - 3 septiembre 2013 - 08:39

    Yo parto de un punto de vista distinto. ¿Por qué hes necesaria la publicidad online? ¿Por qué tiene que haber negocio publicitario? Si, entiendo que la publicidad permite financiar proyectos, pero no tiene porque ser asi (siempre ha sido de esa manera, pero esto no implica que todo medio de comunicación tenga que estar basado en la publicidad).

    El debate de no ver la publicidad es antiguo (en USA ha habido grandes debates por servicios como Tivo). Yo por mi parte, elijo un mundo sin publicidad pagando por contenidos antes que contenidos gratis con publicidad hasta en las esquinas.

    P.D. Llevando mi argumento al extremo, espero que dentro de unos años no discutamos sobre si es licito o no el sistema de bloqueo para que no te puedas quitar las google glass o similares mientras te pone publicidad. Tiempo al tiempo.

  • #022
    David - 3 septiembre 2013 - 09:18

    Falta cultura en la publicidad online. Cuando digo cultura me refiero a buenas prácticas. Este tipo de publicidad es relativamente joven. Podemos basarnos en lo que ocurre actualmente en medios off como puede ser la televisión. La publicidad está altamente regulada y existe una cultura de buena fe y de respeto a esas normas.
    Comparándola con la publicidad on es más una cuestión de cultura de buenas prácticas de todas las partes que actúan en ella, tal y como se menciona el artículo.
    Un saludo.

  • #023
    Manuel - 3 septiembre 2013 - 12:53

    La publicidad online existe y existirá siempre. Las empresas tienen que vender sus productos y en Internet hay millones de clientes potenciales.

    Otra cosa es la publicidad intrusiva, como la que presenta Youtube cuando vas a ver un vídeo, o los Popups, que interrumpen la navegación obligándote a cerrar varias ventanas por sesión.

    Personalmente no me molesta la publicidad no intrusiva, la que está en los laterales de las páginas web, sobre todo si se trata de publicidad relacionada con el contenido de la página.

  • #024
    Gorki - 3 septiembre 2013 - 17:37

    #023 Manuel
    Dices cosas ciertas, pero que no tienen por qué ser aceptadas por la gente.

    Las empresas tienen que vender sus productos y en Internet hay millones de clientes potenciales. – Cierto pero eso no les da derecho por ejemplo a proyectar por las ventanas de mi casa su publicidad sin mi permiso y si lo hacen al menos podré bajar la persiana, ¿por que tengo entonves yo que admitir su publicidad en mi pantalla de televisión? Entraran solo si yo lo autorizo.

    otra cosa es la publicidad intrusiva – Cierto , pero publicidad intrusiva es la que nos molesta personalmente, es decir es algo absolutamente subjetivo, habrá quien considere intrusivo un banner fijo y sin música en la cabecera de un post y quien considere abmisible un popup. Yo creo que la gente tiene el derecho a defenderse de aquello que les molesta sobre todo si tecnicamente es posible hacerlo, Si en la radio suben el volumen de los anuncios o bajo el sonido o cambio de emisora, o apago la radio, lo mismo en Internet.

    Personalmente no me molesta la publicidad no intrusiva, la que está en los laterales de las páginas web, – Volvemos a lo de antes, a ti la publicidad en los laterales no te molesta, a mi, por ejemplo la que ha empezado a poner pone facebook que no se desplaza con la página, si me lo parece, es cosa personal e intrasferible. Tu y yo no usanmos Adblock, usamos el derecho de ver la publicidad que manden, pero lo que es cierto, es que lo que haga cada cual en SU ordenador con las páginas que ha descargado, es algo que solo a él le compete, puede ver p´çaginas, en blanco y negro, sin sonido, en una pantalla con las proporciones y puntos por pulgada que le apetezca, en negativo, invertida vertical y horizintalmente, y por que no. con o sin punblicidad, lo que quiera, al fin y al cabo es la pantalla de SU ordenador.

    El propietario de una página tiene dos opciones, o ponerla para que se pueda ver, o encriptarla para que no se entienda, pero si la cuelga en la red y se la descargan, sabe que no tiene ningun control posterior sobre la copia que aparece en el ordenador de quien la descargó y no se puede quejarse si alguien quita la publicidad, pues está en su perfecto derecho de hacerlo. (Aparte de que a ver quien lo controla).

    Quienes pretendan vivir de la publicidad más les vale ser muy cuidadosos con el permiso que les hemos dado para entrar en nuestra casa.

  • #025
    mercadder - 3 septiembre 2013 - 21:22

    Veo que hay quienes confunden la publicidad de internet con el resto de publicidad (tv por ejemplo). NO es lo mismo por la simple razón de la audiencia. Internet es multi-país. Un gobierno puede regular en un país solo.

    Por eso ni autoregulación ni regulación. Google se cansará de pagarle a adblock, y de su chantaje demagógico, y puede ir legalmente o promoviendo una variación de HTML5, para bloquearle.

    Pero si estos bloqueadores de publicidad tienen éxito, quienes los usan y defienden ahora, el día de mañana los odiarán cuando deban pagar por ver cualquier cosa de valor en internet.

  • #026
    Alore - 4 septiembre 2013 - 13:36

    Es cierto eso de que la usan los frikis, yo soy informático y no la uso ni yo, ni mucho menos conozco a nadie que use estos bloqueadores. La gente no sabe ni que son.

  • #027
    Observador - 4 septiembre 2013 - 18:18

    #027 No caigas en la ridícula tentación dansiana de creer que todos hacen y saben lo que tú, porque eso es una falacia más grande que la boca de Krigan. Y ya es decir.

  • #028
    mercadder - 4 septiembre 2013 - 19:47

    #027 comentando a #027: eso es autoregulación.

  • #029
    Gorki - 4 septiembre 2013 - 20:57

    Tan obsesionado está por insultar a Krigan, que ya no sabe ni lo que escribe. Estos neoluditas son así.

  • #030
    Observador - 5 septiembre 2013 - 00:16

    Pues ya no sé si ha sido un lapsus o que Dans ha hecho desaparecer algún mensaje… Quizás sea lo segundo. De todas formas, lo único que se autoregulan son los termostatos. Lo demás ya sabemos cómo acaba…. sobre todo en determinados países.

    #29 Yo tengo de neoludita lo que tú de informado.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

6 comentarios en Menéame

#001
peroque - 2 septiembre 2013 - 15:42

¿Autorregulación? ¿como en TV por autocontrol? QUÉ CACHONDOS!
El día que deje de ver anuncios con información falsa o manipulada en TV que han pasado el filtro del ente autocontrol sin problemas, hablamos » autor: peroque

#002
charidemo - 2 septiembre 2013 - 15:50

La verdad es que la publicidad del google adWords es muy cargante.» autor: charidemo

#003
radioman - 2 septiembre 2013 - 15:52

Mientras no sea intrusiva la aguanto bien, es decir, nada de ventanas a pantalla completa, banners encima del contenido, y especialmente, nada de sonidos.» autor: radioman

#004
Pocapiedra - 2 septiembre 2013 - 16:04

#1 Internet es otra sin publicidad. Yo la autorregulo con el Adblock Plus.» autor: Pocapiedra

#005
Wilfredo_Gam - 2 septiembre 2013 - 16:11

#2 y una mierda en ganancias para el propietario de la web donde aparece insertada. Hace años aun sacabas pasta, ahora la gente ya huele un adwords a kilómetros por mucho que lo disimulen.» autor: Wilfredo_Gam

#006
charidemo - 2 septiembre 2013 - 16:24

#5 Ese es el tema. No quiero activar el adblock, pero cada publicidad que me entra con el adWords me produce el efecto contrario. El otro día use el translator para traducir al árabe y venga publicidad en árabe.» autor: charidemo