Dinero y guardianes morales, en mi columna de Expansión

Dinero y guardianes morales - Expansión (pdf, haz clic para leer)Mi columna de Expansión de esta semana se titula “Dinero y guardianes morales” (pdf), y se refiere a los indicios que apuntan a que algunas compañías emisoras de tarjetas de crédito como Visa o MasterCard podrían estar bloqueando los pagos a empresas que ofrecen servicios de redes privadas virtuales (VPN), cifrado o anonimización, según informan diversas publicaciones.

El uso de las compañías de medios de pago para bloquear servicios completamente legales es algo que debe ser impedido por todos los medios: si eres un medio de pago, los juicios morales son cosa de tus clientes, no tuyos, y tu capacidad para tomar decisiones nobre si procesas o no un pago determinado, dentro de los límites previstos por la ley, debe ser inexistente. No hace tanto pudimos ver el torticero uso que la administración norteamericana hizo de empresa como PayPal y otras para ejecutar un bloqueo prácticamente total de las vías de financiación de WikiLeaks, un caso que WikiLeaks terminó ganando en los tribunales islandeses tras haber sufrido un importante deterioro en su capacidad para recaudar donaciones.

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Dinero y guardianes morales

VISA y MasterCard, los medios de pago más extendidos del mundo, anunciaron esta semana que dejaban de aceptar pagos a proveedores de servicios de redes privadas virtuales (VPN), de anonimización o de cifrado. Las empresas que pretendan ofrecer tales servicios y los clientes que quieran obtenerlos deberán recurrir a formas de pago más incómodas, lo que podría redundar en pérdida de clientes, o incluso afectar a su viabilidad.

¿Qué lleva a estas empresas a atacar esos servicios? El miedo a la monitorización y la vigilancia de los movimientos de las personas en la red por gobiernos como el norteamericano ha llevado a cada vez más usuarios a pagar por el uso de una VPN: por entre cuarenta y sesenta euros al año obtienes una conexión cifrada y segura, que puede incluso permitirte escoger nodo y país. Una VPN, por ejemplo, es lo que utilizo cuando doy clase en universidades chinas: mis clases no pueden estar expuestas a que mis ejemplos sean bloqueados (y jamás, en muchos años, he tenido ningún problema por mostrar en una universidad china una página supuestamente prohibida). También uso una VPN para comprobar cómo se ve mi página desde otros países. O simplemente, para defender mi privacidad, un derecho fundamental.

¿Es lícito y razonable que un medio de pago se convierta en guardián moral de mi dinero, me impida pagar por un servicio completamente legal, y me obligue a estar expuesto a la monitorización de la Agencia Nacional de Seguridad del gobierno norteamericano? Puedo usar VISA o MasterCard para donar al Ku Klux Klan (solo si soy de pura raza blanca),  pagar servicios de prostitución infantil, pero no puedo pagar para proteger mi privacidad en la red.

Decididamente, la obsesión por el control ya ha rebasado todos los límites de lo aceptable.

16 comentarios

  • #001
    José Luis Portela López - 5 julio 2013 - 09:48

    El mundo que vivimos es así, en cuanto hay dinero por medio todo se corrompe.

  • #002
    José Luis Arriaza (@PersoEmpreAVA) - 5 julio 2013 - 10:26

    ¿Quién dijo Bitcoin?
    No hay nada como prohibir, controlar y manipular para que la gente se dé cuenta de que hay otras opciones que puentean los grandes poderes económicos y permiten el libre intercambio de bienes y servicios sin pasar por la mordida y el control absoluto.

  • #003
    Nacho - 5 julio 2013 - 11:04

    Pues yo hasta ahora no había sentido la necesidad de usar una VPN, pero visto lo visto, voy a intentar contratar una tan pronto como pueda.

  • #004
    Compro oro Madrid - 5 julio 2013 - 11:04

    De verdad que esto se parece mas cada dia a 1984 de George Orwell

  • #005
    Nuria - 5 julio 2013 - 12:17

    Como bien dices en el artículo es el afán y obsesión de control lo único que les mueve. La legalidad o ilegalidad de lo que haces es irrelevante. Por eso como se señala en el artículo puedes utilizar esos medios para pagar servicios de prostitución infantil pero no para una VPN. Esto es indecencia en estado puro.

  • #006
    astur - 5 julio 2013 - 16:56

    Es un poco como lo que hace Paypal y la pornografia o los productos y servicios white label, no los permite porque va contra sus principios morales. Quien son ellos para decir que es licito o que no es licita comprar o vender? A mi me bloquearon una cuenta y me banearon para siempre por vender un articulo por ebay que en ebay era legitimo, pero en paypal no. De guasa, pues son los mismos.

  • #007
    Francisco - 5 julio 2013 - 17:06

    ¿Alternativas? Aparte de Bitcoin, ¿alguno/a conoce otros medios para pagar?

  • #008
    Dan - 5 julio 2013 - 21:42

    Los que contratan VPN son los primeros en su lista de control. Potenciales delincuentes, etc.

  • #009
    Julio - 5 julio 2013 - 23:33

    #7 ¿Alternativas? Se llama dinero físico y se empieza intentado no tener tanta dependencia del dinero de plástico.

    Cuando vayas a una tienda a por la leche etc, lleva 50 euros encima y no pagues con tarjeta visa o similar.

    Empieza con eso y si todos bajaramos esa forma de pago, a lo mejor cambiaba un poco la situación.

  • #010
    Krigan - 6 julio 2013 - 08:02

    Como ya han señalado otros, ahora tenemos Bitcoin, un sistema de pagos totalmente descentralizado, que nadie controla. Cada vez hay más sitios que lo admiten.

    #9 Julio:

    El papel moneda no se puede usar en Internet.

  • #011
    Alfonso - 6 julio 2013 - 10:26

    Saludos,
    En este caso no puedo estar de acuerdo con la reflexión de tu artículo Enrique. Visa y Mastercard son empresas privadas que pueden perfectamente decidir cuales son las normas para usar sus productos, o con quién quieren hacer negocios, igual que Apple decide unilateralmente que no puedes pinchar un pendrive en tu iPad.
    Si lo que hacen Visa y Master es un error (yo creo que lo es) el mercado les pondrá en su sitio y utilizará cada vez menos sus servicios. No se trata de cuestiones morales, simplemente irán perdiendo cuota y poder. Yo trabajo en el sector y mi impresión es que estas dos empresas son gigantes incapaces de adaptarse a la nueva economía yal comercio electrónico. ¿Os acordáis de lo de hacer bailar al elefante?
    Si alguno considera que el problema es que estas empresas aunque sean privadas tienen demasiado poder porque acaparan un % enorme del mercado entonces el problema es otro y se trata de libre competencia que habría que perseguir tomasen o no este tipo de decisiones.
    Total, que sólo veo una decisión comercial equivocada, que les quitará mercado y que a la larga tendrán que reconsiderar.
    Alfonso

  • #012
    Julio - 6 julio 2013 - 11:42

    #10 Que el papel moneda no se pueda usar en internet es donde está realmente el problema. Que no se puedan hacer o no se quieran que se hagan transacciones económicas de manera anónima es donde a mi juicio está el problema.

    Imaginemos que quiero un objeto físico como leche, voy a la tienda doy un euro y me llevo una botella y no tengo porqué rendir cuentas a nadie, ni al lechero. Que pasa si compro esa botella por internet, que tengo que dar mi nombre mi domicilio, mi dni, mi numero de tarjeta de visa no solo al tendero, sino a terceros, ¿para qué? y sobre todo ¿por qué?.

    Es solo una reflexión, y lo único que le interesa al poder es que cedamos todos esos datos y más y además el que no lo haga se le tache de elemento peligroso para el sistema.

    Ahora hay toda una ofensiva con intentar retirar el dinero “físico” de la circulación con la excusa del fraude.

    Hace unos meses el actual gobierno prohibió toda transacción en metálico de una determinada cantidad de dinero para poder seguirla, rastrearla, perseguirla si a alguien le parece que dicha transacción es no afín al sistema y todo el mundo lo aplaudía porque iba a aflorar mucho dinero negro. En fin.

    Otra ofensiva en la misma línea es intentar quitar las monedas de céntimo y dos céntimos con la excusa que su coste de fabricación es muy superior al valor de la moneda y eso económicamente no es viable. Y claro en épocas de crisis eso no se puede permitir.

    Así pues viendo todo esto y viendo a donde se quiere llegar lo que propongo es hacer justo lo contrario y usar cada vez más el papel moneda y cada vez menos el “papel visa”.

    P.D. Yo el otro es día adquirí un software que en su página la única forma de pagar era mediante visa o paypal y te puedo decir que al final no usé ni bitcoin, ni visa ni paypal. Llamé al tendero, hablé con él y me puse de acuerdo para hacerle llegar su dinero mediante otra forma de pago. Hicimos la transacción yo me llevé el software, y el su dinero y todos contentos. Claro la transacción se registró y hay una factura que deja constancia de la misma. ¿Qué más quieren?

  • #013
    Krigan - 6 julio 2013 - 16:34

    Julio:

    Con Bitcoin problema resuelto. Las transacciones son bastante anónimas (difíciles de rastrear), y al ser totalmente descentralizado nadie lo controla. A diferencia del papel moneda, se puede usar en Internet, y también fuera de Internet (solo el receptor necesita conexión a Internet).

    Alfonso:

    Entonces, ¿un taxista puede rechazar llevar a un negro? ¿Y si en lugar de negro es un homosexual? O una monja, el taxista podría ser musulmán. Total, todo son decisiones comerciales equivocadas… pero hay víctimas. No es muy diferente de si yo uso mi silicona (que es mi propiedad) en la cerradura de alguien que no me guste.

    Las autoridades deberían actuar, pero no actúan. Es más, son probablemente los propios gobiernos los que alientan estos comportamientos de Visa, Mastercard, y Paypal.

  • #014
    Alfonso - 6 julio 2013 - 18:41

    Krigan,

    Creo que tus ejemplos no son comparables. Si un taxista no quiere subir a alguien a su coche porque es negro seria igual que si Visa dice que no acepta pagos de negros. Ambos temas denunciables.
    Si Visa no acepta pagos de un determinado sector deempresas es comparable a que un taxista prefiera no pasar por un barrio que no le gusta para coger clientes. Esta en su derecho.
    Por ejemplo, hay bancos que ponen datáfonos para pagar con tarjeta en ‘saunas-masajes’, hay otros que no. Estos segundos dicen que para el negocio que les aporta no les conpensa un sector con más riesgos. No me veo en condiciones de obligarles.
    Otra cuestión es que la razón para no darle este servicio a los proveedores de Vpn no sea empresarial sino que sea porque la Nsa o similar les ha presionado para hacerlo. Esto es posible y condenable pero para denunciarlo habría que aportar pruebas.

  • #015
    Krigan - 6 julio 2013 - 20:48

    Alfonso:

    Una cosa es que una empresa (o un autónomo como el taxista) quiera o no cubrir sectores con un riesgo más elevado, y otra muy distinta lo que hacen Visa, Mastercard, y Paypal. No creo que los donantes de Wikileaks, gente que están dando su dinero sin esperar nada a cambio, sean un sector de mucho impago. Otro tanto con la clientela de los proxies VPN, no hay ningún motivo para pensar que haya muchos impagos. Y no te digo ya nada lo que hizo Paypal, que amenazó con no dar servicio a aquellas librerías online que vendiesen libros en los que aparecen incestos. Luego rectificó, afortunadamente, pero ya me dirás qué riesgo de impago puede haber en alguien que compra Juego de Tronos.

    Por tanto, no veo que sean necesarias más pruebas. Es un hecho que se dedican al bloqueo económico, ya sea inducidos por los gobiernos o por propia iniciativa. Con el auge de Bitcoin el daño será cada vez menor, pero a Wikileaks casi la arruinan en su día.

  • #016
    Javier - 7 julio 2013 - 13:17

    Y no te olvides de PayPal … que son casi peores. A me bloquearon la cuenta por haberme conectado mediante una red de Sudan !!! para comprar un libro en Amazon. Ademas, no estaba en Sudan, sino en Sudan del Sur, cerca de la frontera con Sudan. Me dijeron que la cuenta se bloquea por entrar mediante una red de un país que esta clasificado como terrorista por los EEUU. Ya ves, hasta comprar un libro puede ser un acto terrorista según la lógica del imperio …

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados