Censura: una batalla que no se puede ganar

immunicity

Un servicio gratuito, Immunicity, ofrece a los ciudadanos británicos – y a los de cualquier otro país del mundo en el que se practique la censura – la posibilidad de acceder a cualquier página web bloqueada sin necesidad de instalarse nada, únicamente haciendo un sencillo cambio en la configuración del navegador. El cambio afecta al fichero de autoconfiguración del proxy (PAC), de manera que el tráfico no sujeto a bloqueo sigue llevándose a cabo de la manera habitual, pero las solicitudes hacia páginas incluidas en la lista de sitios bloqueados son dirigidas a través de una red de proxies, y no almacenadas de ninguna manera. El usuario no tiene que crearse una cuenta, ni contratar un servicio, ni aceptar publicidad: es un servicio gratuito destinado a demostrar la inutilidad de la censura gubernamental. Los fondos provienen de Torrenticity, una red de proxies destinada a desbloquear el acceso a sitios de torrent, que sí sirve publicidad a sus usuarios y que ha visto crecer su popularidad a partir del intento de bloqueo británico a sitios como The Pirate Bay.

Immunicity es solo un capítulo más de una batalla cuyo resultado es evidente: nadie la puede ganar. Como bien dice la frase de John Gilmore utilizada para presentar el servicio, “la red interpreta la censura como un daño y busca rutas alternativas”. Plantear la excusa de “piensa en los niños” para convertirse en estado paternalista que se erige en guardián de lo que sus ciudadanos pueden visitar o no, al estilo de la Gran Muralla china o el halal-internet iraní resulta en primer lugar ofensivo para quienes creen vivir en una democracia, y en segundo lugar, imposible. Una batalla que solo resulta en un incremento generalizado del tráfico cifrado, y en una concienciación progresiva de la necesidad de protegerse del espionaje y la intrusión. La progresiva popularización del uso de redes privadas virtuales como HideMyAssiPredator o IVPN y la profusión de artículos con recomendaciones y comparativas sobre su seguridad real ha llevado a que algunas empresas de medios de pago pretendan convertirse en guardianes morales de nuestras transacciones económicas y empiecen a bloquear los pagos a las mismas.

Cada vez más usuarios se plantean recurrir a herramientas que protejan su privacidad, hasta el punto de que se habla de que la privacidad se está convirtiendo en “el nuevo verde”: un movimiento cada vez más generalizado, extendido, y progresivamente mejor comprendido. Por primera vez desde los atentados del 11 de septiembre, la opinión pública norteamericana se muestra más preocupada por las libertades civiles que por el terrorismo. Actualmente, pensar que alguien que desea acceder a datos “prohibidos” o utilizar la red para coordinar o cometer delitos vaya a utilizar herramientas estándar es directamente una tontería. El futuro, si las ansias de control de algunos gobiernos no son refrenadas por el sentido común, será una red en la que todo el tráfico esté completamente cifrado: un absurdo conceptual y un derroche increíble de recursos de investigación y computación que debería ser completamente innecesario, pero al que vamos a llegar por no haber sabido plantear correctamente el problema y no haber detenido su demencial evolución.

 

ACTUALIZACIÓN: Ya ha surgido una petición en Change.org y otra en HM Government para detener lo que se ha dado ya en llamar The Great Firewall of Cameron.

ACTUALIZACIÓN: Entrada citada y vinculada en ABC, “Comienza el gran veto a la pornografía online en Reino Unido“.

 

(This post is available in English in my Medium page, “The road to censorship: turn back now“)

8 comentarios

  • #001
    Gorki - 29 julio 2013 - 18:23

    En efecto preveo que en el futuro vamos a utilizar una serie de productos, que de forma automática, preserven nuestra privacidad. Ello en efecto supone trabajos de cifrado y descifrado y ocultar nuestra actividad entre miles de datos de camuflaje, que van a multiplicar innecesariamente el tráfico en la red y el trabajo de nuestros PCs.

    Entraremos en el típico combate en que unos dificultan el acceso a quien les molestan y los otros sofistican aun más la forma de incordiar. Algo que ya hemos vivido con los virus, la publicidad y el correo no deseado. Pero lo veo inevitable, porque quien ahora tenemos en frente no es un “hacker” tratando de hacer dinero fácil, sino grandes corporaciones y gobiernos, con todo su poder y fortaleza económica, y por supuesto expertos a su cargo.

  • #002
    Antonio Castro - 29 julio 2013 - 18:32

    Hay una epidemia de papas estado protectores. Son tan protectores con los ciudadanos como lo fue Al Capone con su familia. Los papas estado son unos incomprendidos porque la gente no agradece sus crímenes cometidos por nuestro bien.

    Pobre Al Capone que fue condenado por un delito fiscal, sin duda le tenían manía y terminó en Alcatraz. Algo ocurre cuando los dirigentes de instituciones tan respetadas como la SGAE dan con sus huesos en la cárcel.

    Claramente la censura se hace por nuestro bien.

    Enrique, somos unos desagradecidos, pero… ¿Y si fueran ellos los que nos debieran obediencia a nosotros y no al revés? Suena razonable porque es lo que debería ser, a la par que utópico, porque nunca ocurre.

    El problema está muy claro. Los gobernados y gobernantes tenemos percepciones opuestas en casi todo y esa disparidad de opiniones se resuelve mediante principios de autoridad, opacidad, censura, mentiras, engaños, etc.

    Resumiendo: Internet es el último bastión de las libertades y lo van a atacar de mil formas, pero tranquilos…, será por nuestro bien.

    Loado sea papa estado.

  • #003
    spawn - 30 julio 2013 - 10:13

    Si de verdad se quiere proteger a los niños, yo me pregunto ¿ donde están sus padres ?. La labor de un padre es educar a sus hijos y en este caso es enseñarlos a moverse por internet con cierta seguridad. Lo que me estoy fijando últimamente es que a los padres les gusta que otros les cuiden a sus hijos ( en la escuela, en internet,etc )y no ejercer como tales. En cuanto al tema de la censura, como bien comentas no va servir para nada, porque internet está en constante evolución y ahora mismo se está dirigiendo a un camino de cifrar comunicaciones, usos de proxies,etc.

  • #004
    Gorki - 30 julio 2013 - 10:54

    #002 Antonio Castro
    Constato por tus comentarios, que en política, tenemos profundas diferencias de criterio en lo accesorio, (creo que eres de izquierdas y yo creo ser de derechas), pero vibramos en la misma onda en lo fundamental. Considero al Estado un enemigo de mi libertad, aunque lo considere necesario para el funcionamiento de la sociedad.

    Por tanto deseo que la labor del Estado se reduzca a hacer lo imprescindible, y siento que se pasa, cuando se empeña en velar por mi bien, algo que creo que sé hacer por mi mismo.

  • #005
    Krigan - 30 julio 2013 - 14:07

    spawn:

    La excusa de los censores es patética. Se podía haber hecho que el filtro lo activasen los padres, si quieren. En lugar de eso, el filtro lo van a tener que desactivar todos los demás: el 90% de los usuarios de móviles que no son menores, y las tres cuartas partes de los hogares que no tienen menores en casa.

    Total, para que cualquier adolescente se lo salte con el emule, o para que los adolescentes se pongan a intercambiar porno entre ellos mediante Bluetooth.

  • #006
    Antonio Castro - 30 julio 2013 - 18:13

    #004 No solo no soy de izquierdas sino que nunca lo fui. Me molesta que me intenten etiquetar dentro de alguna de las dos categorías de personas que más daño han hecho a este país. Los nostálgicos de odios ancestrales heredados por múltiples vías sociales y familiares son los culpables de la basura en que se convirtió nuestro paíos.

    Puro las derechas y las izquierdas son puro odio visceral enlatado. Frente a aquellos que no conciben la existencia fuera de la derecha o la izquierda está los que miden a los políticos por sus hechos, que son lo único que a mí me interesan.

    La habilidad de nuestros políticos reabriendo heridas, ha logrado dejar a la mayoría de los españoles tuertos. Yo tengo dos ojos, derecho e izquierdo, y no me sobra ninguno.

    Puede que tú no veas nada malo en ser tuerto, pero a mí me ofende que me pregunten que ojo uso como si solo tuviera uno.

  • #007
    chema - 30 julio 2013 - 20:25

    hola
    Partiendo de que cada vez que se intenta imponer un mayor control sobre lo que dice o hace la gente normal en Internet, suelen provocar un mayor uso de sistemas alternativos como tor y cada vez se hacen mas populares.

    Yo pienso que el objetivo real de la censura es , hacer popular a tor ( o equivalentes). porque cuanto mas popular sea tor mayor sera el grado de anonimato que ofrece, menos raro sera unirse a la red.

    Por otro lado la gente normal con 8 horas de curro o mas ,no suele tener tiempo ni dinero para perversiones o ilegalodades, en cambio la gente “poderosa” si le suele sobrar tiempo y dinero para sus actividades no aceptables. Al menos siempre me ha dado la sensación que hay mas drogas ( y supongo que otras cosas) entre los poderosos que entre los pobres.

    Ambos puntos; mas censura provoca mas anonimato y que da la impresión que los poderosos son mas afines con las actividades socialmente reprobables o ilegales, juntando ambos aspectos tengo la impresión que el objetivo de la censura es facilitar el anonimato al delincuente ya que esté esta íntimamente relacionado con el que promueve la censura.

  • #008
    Gorki - 30 julio 2013 - 20:56

    Pues perdona me confundi, esa sensacion tuve. Yo considero tener una ideología política como algo normal y diría que inevitable, como ser distro o zurdo, claro que tambien están los ambidiestros que supongo que será más ventajoso.

    Sin embargo ni me considero tuerto intelectualmente, ni tengo en principio nada contra la izaquierda, es más, creo que una buena democracia, (y no hablo de la que tenemos, que la considero muy deficiente), es aquella que, entre otras cosas, unas veces mandan las izquierdas y otras las derechas, para que precisamente unos, corrijan los excesos de los otros.

    En mi opinion el problemas de las dos españas, nace más de la profunda injusticia social que padecía este pais, que de las ideologías, Parte eran ricos, y parte eran tan pobres. que carecían de lo más básico e incluso, de la esperanza de poder salir de su situación de pobreza. Cuando eso ocurre, solo hace falta esperar para que salte la chispa, pues todo está en equilibrio inestable.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados