Materializando Glass – en todos los sentidos

Google publica la guía para desarrolladores y las especificaciones de Google Glass: cámara de 5MP, vídeo a 720p, 16GB de memoria flash, WiFi, Bluetooth, audio por conducción ósea y batería de día completo.

Al tiempo que se van definiendo las incógnitas sobre la configuración de Glass (que será de entrada un entorno sin publicidad y con apps gratuitas), van apareciendo más análisis sobre el efecto que su uso podría tener sobre el día a día y la vida social. Especialmente recomendable me ha parecido el de Jan Chipchase en AllThingsD, titulado You lookin’ at me? Reflections on Google Glass, que incide en precisamente en el factor interacción, tanto con respecto a alguien que veamos que lleva el artefacto puesto como a la inversa, en las sensaciones que tendrá aquel que intente utilizarlas. Factores de materialización de la experiencia, como lo que ocurre cuando reaccionamos a algo que vemos u oímos en Glass y nuestra gestualidad, aunque discreta, interfiera con las personas que nos rodean en sitios como un bar, un vagón de metro o cualquier otro espacio en el que los gestos, las sonrisas o los comandos en voz baja pueden ser interpretados de manera ambigua. O en las implicaciones de las posibilidades de grabación indiscriminada de prácticamente cualquier espacio, público o privado.

En el mismo sentido, me llamó la atención otro artículo similar, este sobre “el coche que conduce solo”, publicado en MIT Tech Review y titulado Proceed with caution toward the self-driving car, en el que se plantea otra reflexión interesante: muchas de las tecnologías que Google utiliza en su modelo de automóvil de conducción autónoma están ya desarrollados en otros modelos de automóviles de múltiples empresas, pero no diseñados hacia liberar al conductor de su tarea, sino hacia asistirle en la misma. En muchos modelos actuales de automóvil puedes soltar el volante, y el propio automóvil mantendrá la velocidad, la adaptará para mantener la distancia con el vehículo que circula delante de ti, se mantendrá entre las líneas de la calzada, e incluso frenará ante un obstáculo, por no mencionar la posibilidad de que aparque directamente solo. La duda, claro, es cómo se conecta esto con el cerebro humano, si sigue siendo verdad (como afirma el artículo) que el ser humano y su cerebro siguen gestionando las situaciones inesperadas mejor que su contrapartida automatizada, o qué ocurre con el desarrollo de habilidades de conducción cuando las relegamos a un uso secundario. De nuevo, una lectura muy interesante.

La tecnología, en muchos casos, juega al aprendiz de brujo. A Google esa actitud le gusta especialmente: lancemos, y ya veremos. Cuando el lanzamiento se relaciona con lo que hacemos en la red, con nuestros hábitos online o con nuestros modos de uso de la información, la cosa puede tener su gracia, pero tiene cierta dosis de control. Cuando se relaciona con cómo vivimos e interaccionamos fuera de la red, o cómo conducimos, las connotaciones y posibles consecuencias son diferentes. No quiere decir que no me muera por probar cualquier prototipo que pueda caer en mis manos, como efectivamente ocurre, pero conviene pensar en todas las consecuencias de esa materialización.

28 comentarios

  • #001
    José Carlos Agrela - 16 abril 2013 - 14:04

    Estoy, sinceramente, deseando probar unas. Con sus pros y sus contras, con las enormes connotaciones y modificaciones legales y sociales que traerá su uso. Loic Le Meur ya contaba esta mañana que está esperando las suyas en 15 días (1.500 eur)

  • #002
    Cristina - 16 abril 2013 - 15:09

    Poder grabar determinadas experiencias mientras las estas viviendo y transmitirlas, pues puede tener muchos usos interesantes.
    Pero como en todo, siempre hay una moneda. Y dejar al arbitrio de la conciencia de cada uno, el no grabar a otras personas cuando estas no te dan su consentimiento, pues ya veremos!!!!!
    Personalmente, si veo a una persona con las gafas y me mira fijamente, pues que le dices!?!? Y sobre todo, que haces con mis imágenes, si es que esta grabando!!!
    Si lo amortizas en su potencialidad, a mi me resulta tremendamente interesante. :-)) puede incluso transformar industrias.

  • #003
    Mario - 16 abril 2013 - 17:06

    ¿Hay algo que hagan las GoogleGlasses, que no pueda hacerse ya hoy con una video cámara, una memoria y una laptop, con solo un Ipad, o hasta con el móvil? Porque vamos, capturar video, digitalizarlo y subirlo a un servidor no está precisamente para alucinar como lo último en innovación. Por allí no va la cosa.

    La “innovación” de Google apuesta por el uso abusivo del gadget, la violación masiva de privacidad y la rentabilización de la data personal. No se trata de que nos filmen ni nos ubiquen ni nos identifiquen, ni de que digitalizen nuestra vida diaria, ni de que empaqueten esta información y se nos venda a los gobiernos o anunciantes; de lo que se trata es que todo esto suceda sin que nosotros nos demos cuenta y sin posibilidad de opt out. La gran novedad no está en captar nuestra data sino en hacerlo subrepticiamente.

    Lo que nos está vendiendo Google es básicamente un kit de espionaje, como los que existen hace ya muchos años en el mercado con cámaras en los bolígrafos y micrófonos en los botones de la camisa y microtransmisores. La diferencia radica en que, a diferencia de los kits de espionaje que se venden para necesidades muy excepcionales, Google espera que sus lentes espías sean masivamente adoptados y aceptados socialmente hasta llegar a punto de que consideremos dentro de la normalidad, el ser permanentemente grabados y observados. Cuando llegue el día en que puedo reconstruir en video un día entero de la vida del Profesor Enrique Dans, no a través de la información que él voluntariamente brinde, sino a través de la sola presencia de terceros que se encuentre a su alrededor portendo los lentes, Google habrá llevado a la práctica por primera vez en la historia la doctrina nazi de “el hombre de vidrio”.

    A este escenario, que los fundamentalistas tecnológicos o adeptos a la “Singularidad” como Larry Page, encuentran deseable o inevitable, solamente se le podría oponer el Estado de Derecho. Pero los asiduos de este blog ya sabemos lo poco que eso cuenta cuando una ley dificulta u obstruye el uso de una tecnología: no es el gadget o el software los que deben sujetarse a los principios y las leyes sino el derecho el que debe desaparecer para dar libre paso a la tecnología.

  • #004
    Antonio Castro - 16 abril 2013 - 17:09

    ¿Nadie se pregunta como es posible enfocar una imagen a esa distancia del ojo?

  • #005
    Pedro - 16 abril 2013 - 19:17

    qué ganas tengo Enrique de verte con esto puesto en la cara….de verdad.

    Es un fracaso como la copa de un pino. Más que Chrome OS (que ya es decir).

    A Google lo que le gusta es meter sus zarpas en todos los sitios, y demuestran que no saben ni qué carajo están haciendo y que hacen las cosas por hacer.

    Desde el descontrol y caos que tienen montado en Android, fracasos como Chrome OS, productos que ponen a la venta para retirarlos en menos de 1 día (como el Nexus Q), el PixelChromeBook un ordenador de 1500 euros con Chrome OS, ahora las gafas estas…

    vamos, que esta gente no tiene ni repajolera idea de por dónde ir y se meten en todos los saraos que pueden ayudándose de su actitud monopólica que tanto les caracteriza.

  • #006
    Modiglian - 16 abril 2013 - 20:00

    Las Google Glass me recuerdan a Woody Allen en “Toma el dinero y corre”

    http://youtu.be/QYkZeUXdyVQ

    Ni puñetera gracia lo de ser espiado en cualquier parte sin saberlo.

    Al menos si ves a alguien apuntarte con un movil (sobre todo si es un Android tamaño ladrillo) sabes lo que puede estar haciendo, acercarte y sugerirle que deje de hacerlo o…

  • #007
    Gorki - 16 abril 2013 - 22:48

    Curiosamente, a mi no me hace especial ilusión probar estas “glass”, posiblemente no haya encontrado aun para ellas un uso interesante.

    No es la primera vez que me pasa, Twitter no me parecía interesante y hoy para mi, es esencial, pero no siempre me equivoco, Second Life me pareció poco interesante y quienes entraron pronto se aburrieron., lo mismo me paso con Google Wave y me pasa con SocialBro

  • #008
    Cristina - 17 abril 2013 - 03:08

    Pues Mario, es una buena pregunta, porque todo desarrollador de aplicaciones va a tener que enfrentarse a ella, cuando la diseñe para una plataforma movil, como GoogleGlass.
    No son solo unas gafas que graban. Pretende optimizar la experiencia del usuario…. :-)))

  • #009
    batch4j - 17 abril 2013 - 08:50

    Para mi la gran inovacion va por que van a poder enviar al usuario informacion basada en geoposicionamiento, QR etc, pero no como Realidad Virtual sino como Realidad Aumentada. Si voy por el museo del prado con estas gafas, ademas de grabar, podria recibir informacion de los cuadros de las salas etc.
    Lo mismo podria pasar para usos policiales, enviaria la informacion del coche, del individuo directamente a la pantalla del ordenador, …. Vamos que las posibilidades son infinitas y solo hay que acordarse de Soldado Universal, Terminator, Predator …. para ver por donde podrian venir los tiros.

  • #010
    Alvaro - 17 abril 2013 - 09:04

    Mario, que razón tienes #003. ¿Realmente necesitamos este nuevo gadget? Yo desde luego no, pero te aseguro de que si me encuentro en un lugar público frente a alguien que las lleve utilizaré todos los medios para q esta persona no esté en mi radio visual. Google esta traspasando una nueva línea en el robo de la privacidad de las personas. Son ya muchas. Google se ha convertido en el gran hermano de la novela de Orwell, en ese gobierno autoritario que todo lo controla y todo lo sabe de las personas. Los métodos son otros, más sibilinos, los tapiza de cool, de molón, de desenfadado. Sin habernos dado cuenta y en la mayoría de las ocasiones con nuestro consentimiento, está recogiendo una ingente cantidad de información de cada uno de nosotros como nunca se había hecho.
    En tecnología no vale todo y este invento de Google es maquiavélico. Como casi todo lo de esta marca.

  • #011
    Rodrigo - 17 abril 2013 - 09:17

    No entiendo el pánico que tenemos a que nos graben. En cualquier sitio público te pueden grabar sin permiso y en muchas calles ya se hace. Y, por supuesto, gran cantidad de gente graba con cámaras de video, de fotos o teléfonos. ¿Qué diferencia hay cuándo te graben con unas gafas?

  • #012
    Luarca - 17 abril 2013 - 10:37

    @010 Rodrigo
    Basicamente, que si me intentan grabar con una camara o un movil, me doy cuenta, y con “amabilidad”, puedo disuadir que lo hagan.

    Basicamente, no soy “personaje publico”, lo que pone la ley de mi parte.

    Basicamente, obviando todo lo anterior, soy libre de promocionar el reparto incondicional de “leches” a la que divise unas glass a mi alrededor… (y lo que empece contando como una anecdota/chiste, se esta extendiendo como realidad entre mucha gente dispuesta a lo mismo)

    Si las gafas de marras, te grabasen a ti mismo (y solo a ti mismo), me pareceria perfecto, cada cual es libre de hacer lo que le venga en gana y cubrir sus necesidades de sentirse escaparate. Pero nadie tiene ningun derecho a publicar imagenes mias (y menos si pueden geolocalizarme)

    Sencillo, no? O tu libertad empieza donde Pisas la mia?

  • #013
    Jos - 17 abril 2013 - 10:38

    #005 La prueba de que Google no tiene ni puta idea de los que hace es que el año pasado ganaron 50.000 millones de dolares. La empresa más joven en llegar a esa cantidad.

    Otra prueba de que Google no tiene ni puta idea es que desde que en 2010 se supo que estaban trabajando en gafas y relojes, han sido copiados por Apple, Microsoft, Samsung, LG, Sony, Baidu etc

  • #014
    Rodrigo - 17 abril 2013 - 11:29

    @011 Creo que si estás en un lugar público, eres mayor de edad, y yo te grabo, puedes pegarme una ostia (eres libre) pero lo siguiente sería ir a un juzgado y creo que llevas las de perder.

  • #015
    pepe perez - 17 abril 2013 - 11:59

    Esto lo veo excesivo. Una cosa es usar gadgets a menudo en cualquier lugar, y otra es convertirte tú mismo en uno. Para ciertos usos muy concretos puede resultar interesante, pero tiene demasiadas implicaciones éticas y legales. Es, como dice uno de los comentarios, un kit de espionaje en toda regla.
    Una persona con estas gafas puede verse excluido fácilmente por las reticencias de los que estén alrededor.

  • #016
    Modiglian - 17 abril 2013 - 12:54

    #010 No es lo mismo mirar el escote de una chica llevando gafas de sol o llevando unas gafas que graban vídeo (y que son fácilmente identificables como tal), la diferencia está en el sopapo que te llevas.

    Por no hablar de si está acompañada de su pandilla/novio, son altas horas de la noche, alcohol… al gañán con las Google Glass le cae una mano de hostias que se le quitan las ganas de ir haciendo el cyborg.

  • #017
    Modiglian - 17 abril 2013 - 13:00

    #014 No es lo mismo grabar en un lugar público (un edificio histórico, las palomas del parque, las flores, el partido de fútbol de solteros contra casados de tu barrio… lo que sea) donde pasa gente que no conoces y que no te importa, que grabar a una persona específica en un lugar público, geoposicionar la grabación y subirla a youtube “mirad que tía con enormes pechos”.

    No es lo mismo por un graaaaan margen.

  • #018
    Pedro - 17 abril 2013 - 17:46

    #013 Oh sí…están trabajando en relojes y gafas y han sido copiados por todos los demás…como ellos no copiaron a Apple con Android…¿Y tabletas? ¿Esas que Microsfot VENDE desde el año 2001?? ¿Dónde está el reloj y las gafas de Google de 2010 que se puedan comprar??? Ah, que NO EXISTEN más que en productos de laboratorio…

    Te aconsejo que le eches un vistazo a Microsoft Research para qué veas qué se cuecen en estos lab. De todas formas, yo tengo 2 dedos de frente y diferencio entre productos de investigación y productos comerciales que se pueden comprar.

    Vamos, chaval, que ya casi lo consigues…FANBOY.

  • #019
    Cristina - 17 abril 2013 - 23:39

    No es muy profesional, pero……Se me ha ocurrido así!!!!!
    Voy corriendo por el parque, haciendo mis ejercicios matutinos, puedo visualizar en mis Google glass el ritmo de pulsaciones por minuto, mi nivel de presión, de pronto, visualizo, sin premeditación,un corredor del sexo opuesto.No puedo evitar girarme, por su buen atributo trasero!! Sin querer digo Zoom!!!! Pero no quería….. Ha sido instintivo. Como detecto que mi nivel de pulsaciones esta algo alterado, digo Música Clásica, y entonces me estabilizo a la par que vuelvo a concentrarme en mis quehaceres. Como lo que he visto, a la hora en que lo he visto, merece ser recordado, compartido o anotado, lo vuelvo a mirar, veo a ver como lo comparto, tomo nota de la hora y al día siguiente, pues ya veo!!! Eso es grabar de manera instantánea, acompañarme en la experiencia del ejercicio, informarme de las mejores rutas transitadas y controlar mis pulsaciones y ritmos.
    Se podrá???Ñ me resulta interesante. :-))

  • #020
    Garçon - 18 abril 2013 - 06:25

    Enrique, a proposito de algunas de las ideas de tu artículo, y mas allá de que a mi (naturalmente creo yo) también me dan unas ganas incontenibles de probar lo que se puede hacer con Glass, no pude evitar recordar, al terminar de leer, una de las frases que mas claramente recuerdo de aquel maravilloso filme de Jurassic Park, donde Ian malcom le dice a Hammond: “Se preocuparon tanto de si podian hacerlo, que no se detuvieron a pensar en si debian hacerlo”… todos sabemos como acaba el cuento.

    Por supuesto que no soy alarmista en cuanto a Glass o la tecnologia de coches automatizados, eso es harina de otro costal… pero para mi que soy un poco filósofo no deja de resultar un pensamiento muy curioso e interesante.

  • #021
    Jos - 18 abril 2013 - 10:39

    018 Hay una diferencia entre Microsoft Research y Google X.
    Los proyectos de Microsoft Research terminan con una patente o un artículo de investigación y los proyectos de Google X terminan con un producto que se puede comprar.

    Nombrame un solo producto de Microsoft Research que se pueda comprar ahora mismo, ni uno solo, pero si hasta Kinect, que es el símbolo de la resurrección innovadora de Microsoft lo compraron a la empresa israelí PrimeSense.

    El reloj y las gafas de google las puedes ver en distintas patentes registradas en 2009 y 2010 y ahora estás viendo las gafas en las cabezas de la gente y el reloj lo verás en unos meses. Son enfoques totalmente diferentes, de hecho decenas de investigadores de Microsoft, Yahoo, DARPA o Nokia se han marchado a Google X precisamente porque quieren trabajar en productos reales y no en maquetas de laboratorio.

  • #022
    modiglian - 18 abril 2013 - 10:55

    #019 “No puedo evitar girarme, por su buen atributo trasero!! Sin querer digo Zoom!!!! Pero no quería….. Ha sido instintivo. ”

    Ahora imagina por un momento que estás en la playa y te gusta tomar el sol en topless para no tener las marcas del bañador (o por que te da la gana simplemente) o tus hijos (sobrinos, lo que sean)están chapoteando en la orilla, en estas aparece un tipo llevando las GG y se les queda mirando… ¿sientes ese escalofrío?

    Sí, por eso son peligrosas, hacen demasiado fácil algo que antes requería riesgo para que no les pillasen.

  • #023
    Cristina - 18 abril 2013 - 15:11

    #022 Modiglian
    Visualizo varios escenarios:
    Una personaje trabaja en seguridad y que en el momento, amplia automáticamente, su campo de visión.
    Un programa incorporado a las GG que permite hacer un matching de imágenes, texturas, colores para detectar cambios.
    Un observador silencioso, que busca el momento de descuido
    Un vigilante a distancia que puede detectar si alguien se ha ahogado
    Un depredador que selecciona a su víctima
    Una persona connalzheimer que tiene su ruta de regreso a casa programada
    Un deportista que muestra paso a paso los momentos de su escalada y luego los comparte para ser analizados
    Un periodista que graba in situ y retransmite in sitú
    Un encuentro sexual consentido que acaba en los mails de muchos
    Una industria, la del porno, con un nuevo enfoque
    Un arqueólogo que graba el momento de su descubrimiento, solicita informacion de verificación, y en un tiempo récord,detecta lo,que ha encontrado
    Un profesional,que rastrea y amplia el rango para saber la profundidad y la distancia
    Un enamorado que comparte un amanecer y permite que su pareja lo pueda también estar viviendo, sin estar sentados uno al lado del otro
    Una segunda opinión medica, mientras te están dando la primera
    En estados unidos, las normas de privacidad, no son como en Europa. Y si, me estremezco al pensar que el acceso a determinados rincones, ahora es mas fácil, que puedo estar siendo vigilada y grabada, con menores posibilidades de percibirlo.:-))

  • #024
    Manuel García - 18 abril 2013 - 16:30

    Enrique, estás perdiendo una oportunidad de negocio BRUTAL. ¿Tú has pensado en llegar a algún tipo de acuerdo con algún psiquiátra y pasarle pacientes de entre algunos de los que comentan en este blog? A cambio podrías llevarte millones en comisiones.

  • #025
    Modiglian - 18 abril 2013 - 19:11

    #023 Cristina

    Los que usasen el artefacto para su profesión, o bien la desarrollan en un entorno controlado (dentro de una cueva no creo que el arqueólogo o el escalador enganchado a un risco encuentren mucha gente a quien filmar sin consentimiento) y delimitado, o trabajan identificados, como los periodistas, que llevan los logotipos de la cadena o productora en cámara, micrófono/grabadora, o identificativo/pase de prensa prendidos en la ropa y tiene carnet profesional para mostrar si son requeridos.

    Si alguien hace uso del dispositivo por necesidad médica, pues lleva en la cartera un certificado que lo acredite, aunque eso no le exime de evitar grabar a quien no le ha dado permiso para ello.

    “Una segunda opinión medica, mientras te están dando la primera”
    Aparte de ridículo, me parece rematadamente ofensivo de cara al médico que tienes delante. ‘Oiga, si no se fía de mi ni 10 minutos mientras le atiendo, ¿qué hace en mi consulta?’

    “Una industria, la del porno, con un nuevo enfoque” Los vídeos POV llevan muchos años inventados, desde antes de que hubiera minicámaras que se pueden llevar sobre la cabeza sin mucha molestia. Además, dudo que por llevar las GG, los municipales vayan a dejar a Nacho Vidal rodar unas escenas en medio de la Puerta del Sol.

  • #026
    Modiglian - 18 abril 2013 - 19:25

    Para que no se diga que todo es poner pegas:

    Un uso interesante podría ser para quien juega al golf a nivel amateur, evidentemente fuera de torneos. En la imagen podría aparecer distancia al hoyo, posición de los banker, fuerza y dirección del viento… y grabar los golpes para enseñárselos a los compañeros de juego, la mayoría de los que juegan a golf son unos fantasmones XD

  • #027
    Cristina - 18 abril 2013 - 21:30

    #025 Modiglian :-)
    En el caso del medico, las gafas las llevaría el mismo medico, y a mi me tranquilizaría mucho saber que hay mas de un experto valorando. Pero esa apreciación es personal. No se si a lo mejor 25 residentes de diferentes áreas….
    Lo de identificarse como profesional “legitimado” para poder grabar, me parece muy valido y licito si no tenemos en cuenta que hoy en día cualquiera puede ser reportero de una noticia, pero el hecho de estar identificado, percibiendo que se graba algo de interés general, opino que en mi caso, requeriría también mi consentimiento, porque quizás yo tampoco quiero ser grabada en ese momento a esa hora, en ese lugar.
    Y lo de la experiencia sensitiva con las gafas, habrá que probar!!!??? :-))

  • #028
    Germán - 19 abril 2013 - 10:56

    Google Glass creo que será un revolución que acelerá los cambios que están produciendo las nuevas tecnologías.
    Me imagino que en un principio saldrán cantidad de prohibiciones sobre donde y cuando usarla… y al final la sociedad podrá más y pasará por arriba de ellas. Igual que hace pocos años atrás se hablaba del dogma de la “privacidad”, y hoy todo el mundo da x hecho que si estás en una red social (es decir, si participas en la internet actual) olvídate de tu privacidad. Y nadie se rasga las vestiduras por ello.
    Respecto a las Glass, me gustaría saber si indicarán de alguna manera, con el típico led encendido, que está grabando o tomando fotos.
    Por otro lado, todo esto me hace acordar al mundo descripto en el libro “Al final del arco iris”, de Vernor Vinge, en donde muestra, muy realísticamente a mi parecer, en que se pueden convertir las Google Glass en aprox 10 años más…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados