“Solo en cines”… ¿tú estás tonto o qué?

Es uno de los elementos habituales en el marketing de películas: “solo en cines”. Indica que la película es un estreno y que los espectadores únicamente podrán verla si acuden a una sala de cine.

Repensemos ese elemento de marketing o tagline desde un entorno en el que la información fluye a gran velocidad: ¿qué es exactamente lo que estamos transmitiendo con ese mensaje?

Hace muchos años, el “solo en cines” era un valor que consistía en la novedad. Las películas que únicamente estaban disponibles en las salas de cine eran las que supuestamente todos querían ver, contrapuestas a otras producciones generalmente más modestas, como los telefilms, que debutaban directamente en televisión o en vídeo y no tenían cabida en el circuito privilegiado de las salas. Los cines eran “las ligas mayores”, “la primera división”, el circuito en el que todo productor o director quería llegar a ser relevante.

Pero a día de hoy… ¿qué estamos diciendo exactamente cuando etiquetamos con un “solo en cines”? En primer lugar, estamos diciendo que somos unos idiotas de primera magnitud: tenemos un producto que los clientes posiblemente quieran, pero en lugar de dárselo a través de todos los canales posibles, preferimos fastidiarlos, decirles que o lo consumen con las condiciones que nosotros les imponemos, o que no lo podrán ver de manera regular. ¿Quieres ver mi producto? Pues sal de casa, recorre la distancia hasta una sala de cine, y consúmelo ahí, porque eso es lo que hay. Que estés dispuesto a pagar por mi producto me da exactamente igual: si no quieres verlo en las condiciones que yo arbitrariamente te impongo por la sencilla razón de que “siempre se ha hecho así”, te fastidias. Como siempre se ha hecho así cuando no existía internet, ahora que sí existe, lo seguimos haciendo igual ¿O te crees que tú, por el simple hecho de ser quien paga, por ser eso que llaman “cliente”, vas a tener la razón? No, la razón la tengo yo…”porque lo mío es ¡el cine!”

En segundo lugar, estamos diciendo que somos parientes de esos avestruces que supuestamente metían la cabeza bajo la arena: sabemos perfectamente que las ventanas de explotación geográficas o de formato son lo que más incentiva la distribución irregular a través de la red. Que son el incentivo perfecto para que la película esté disponible en las redes P2P y en las páginas de descargas. Que las razones más habituales para descargarse una película son que no está disponible en el formato en que se desea consumir, que hay que esperar demasiado para consumirla como uno quiere, o que la queremos consumir en diversos dispositivos. Pero eso, a nosotros, nos da exactamente igual, preferimos enterrar la cabeza en la arena y repetir esa estupidez del “lo quieren todo gratis” como si fuera un absurdo mantra. ¿Qué decimos cuando etiquetamos con “solo en cines”? Que mentalmente estamos aún en los años ’80, y que no nos hemos enterado de que existe internet.

Y en tercer lugar, pero no menos importante, estamos transmitiendo un mensaje pleno de negatividad: yo, el que te traigo la película, el producto que deseas adquirir, soy el que te lo restringe, el que te fastidia, el que te impide acceder al mismo. Pregunta a cualquiera que sepa algo de marketing cual es el coste real de ese mensaje negativo: eres el idiota que, si no saco un rato para ir a una sala de cine, me fastidia sin película, aunque estuviese dispuesto a pagar por verla en mi casa. Eres el que justifica el uso de un canal irregular, porque así fastidio al imbécil que me quería fastidiar a mí con sus restricciones, así soy más listo que él. Que sí, que hay muchas películas que se ven mejor en una sala de cine, y yo soy el primero que lo piensa, pero… ¿qué te cuesta poner tu producto a disposición de tus clientes en todos los formatos en los que lo quieran consumir? Lo único que pareces pretender con tu patético “solo en cines” es que la cosa acabe como una triste profecía autocumplida

Las ventanas de explotación geográficas son insostenibles: no me cuentes milongas sobre el doblaje, los subtítulos o la logística. EN PLENO SIGLO XXI, TODA PELÍCULA ENFOCADA A UN MERCADO MUNDIAL DEBERÍA ESTRENARSE SIMULTÁNEAMENTE A NIVEL MUNDIAL, no existe disculpa posible para que no sea así. Salvo una: que su productor sea tonto. Pero las ventanas de formato son otra estupidez todavía mayor: ganas de fastidiar a clientes que desean tu producto, pero a los que limitas el acceso porque sencillamente te sale de las narices. TODA PELÍCULA DEBERÍA ESTAR DISPONIBLE DESDE EL DÍA CERO EN SALAS DE CINE Y EN LA RED, en varios formatos. Como mínimo en tres: mediante micropago, en plataformas de suscripción por tarifa plana, y en otras plataformas gratuitas financiadas con publicidad. No hacerlo supone disminuir la propuesta de valor de esas plataformas, perjudicarlas como elección viable, y abocar a los clientes que las preferían a consumirlas a través de canales irregulares. Cada vez que los clientes no encuentran la película que quieren ver en un Filmin, en un Youzee, en un Wuaki o en un Yomvi, no solo estás perjudicando la viabilidad de esas plataformas que deberían ser tus aliadas… ¡es que los estás enviando directamente a The Pirate Bay, te pongas como te pongas! No, los clientes no descargan porque sean malotes, porque os odien o porque lo quieran “todo gratis”: descargan porque no encuentran lo que quieren ver, cuando lo quieren ver, y como lo quieren ver.

Mientras tanto, en la industria siguen discutiendo, directamente boicoteando, amenazando o ninguneando las pocas iniciativas que intentan abrir nuevas vías, y refugiándonos en el “son unos ladrones y hay que llevarlos a todos a la cárcel”. Seguimos presionando para obtener leyes absurdas que solo maquillan los problemas y que incrementan el nivel del enfrentamiento. Seguimos con nuestro “solo en cines”… Está claro, la única pregunta válida aquí es la que figura en el título: “¿tú estás tonto, o qué?

 

ACTUALIZACIÓN (13/02/2013):  Neelie Kroes escribe en su página en exactamente el mismo sentido, Getting the most from online films.

46 comentarios

  • #001
    Esteban López - 6 febrero 2013 - 17:37

    Perfecta reflexión. Como ha dicho, cualquier que sepa un poco de márketing se daría cuenta del atropello que esto representa. Se están cargando ellos solitos su negocio, para luego incitar a los gobiernos a que gasten dinero público en medidas absurdas como la Ley Sinde. Espero que reflexionen de una vez, y reflexionemos los ciudadanos también sobre cuantas familias con todos sus miembros en paro comerían con los sueldos de los miembros de la comisión Sinde.

    Gran artículo, profesor.

  • #002
    Unai Herrán - 6 febrero 2013 - 17:40

    Totalmente de acuerdo. Quiero ver Lincoln, quiero ver Hitchcock, quiero ver Argo. Y la quiero ver en VO. En Zaragoza sólo un cine da sesiones en VO, y no siempre en el mejor horario, ergo tengo dos opciones, o me espero para verlas cuando se estrenen en DVD (con el riesgo de que en unos meses se me olvide de que quería verlas) o me la bajo grabada en el cine, oyendo a gente comiendo palomitas (lo que hará que no me guste la película)

    Denme la opción de verla a un precio decente, y no me hagan perder mi tiempo en buscar por cientos de sitios donde encontrarla. Les pagaré encantado.

  • #003
    Jose Miguel - 6 febrero 2013 - 17:45

    Se puede decir mas alto, pero mas claro definitivamente no. Otra cosa es que el mensaje llegue a quien tiene que llegar, peo no te preocupes, que para evitarlo tienen a un ejercito de abogados en sus líneas defensivas.

  • #004
    trikar - 6 febrero 2013 - 17:48

    Si estrenas una pelicula directamente en los 3 formatos que dices.Canal plus,fox,hbo,fox y demas deben desaparecer. Emitimos la nueva de superman en cine, en VOD en VUDU,itunes,amazon video o google play. En plataforma de tarifa plana en Netflix o Wuaki y en la TDT en abierto mediante publicidad. El mismo dia.
    Nos cargamos todas las ventanas y el negocio que hay detras.
    La pregunta es, ¿Va a recaudar la industria de esa manera más o menos?

    De todas formas ya muchas películas se estrenan antes en VOD o en cine y en VOD a la vez y la mayoría de las pelis estrenadas en cine a los 3 meses estan ya en plataformas VOD.

    ¿Con las series hacemos lo mismo? HBO se gasta un pastón para dar en abierto Juego de tronos en todo el mundo?

  • #005
    Bluntman - 6 febrero 2013 - 18:07

    A la cultura del “Todo Gratis” (que no existe, ya que se paga una cuota de luz, red y mantenimiento) se le pretende combatir con el “Todo Pago”, esto es, imponer un sistema de pago por cada vez que uses y/o visualices un producto, bajo las condiciones (abusivas, por supuesto) que ellos te impongan.

    Un ejemplo claro es el de los libros online, un negocio completamente legal pero que resulta muchisimo más caro descargarselo que comprarlo en formato físico, a pesar de carecer costes de distribución, impresión o almacenaje.
    ¿La razón? Los grandes grupos editoriales, hacen presion parsa que no se publiquen o tarden lo máximo en publicarse, para obligar al cliente a seguir los mismos canales obsoletos que estos señores se han acostumbrado a manejar y se niegan a abrir sus mentes a un mercado nuevo y más potente.

    La situación de la cultura en España es similar a la de la llegada de la imprenta.
    Al aparecer el invento de Gütenemberg, los copistas se echaron las manos ala cabeza e intentaron por todos los medios evitar que ese sistema properara con tal de mantener su sistema de trabajo, a pesar de muchas ventajas que este producia.
    Lo único que consiguieron es que, una vez más, nos quedaramos retrasados con respecto al resto de Europa.
    Un saludo.

  • #006
    Antonio Castro - 6 febrero 2013 - 18:18

    No creo que este post sirva para cambiar la opinión de absolutamente nadie pese a estar sobrado de razones, porque no estamos ante un problema sensible a la razón.

    La desesperación, que rezuma el artículo que incide en calificativos muy merecidos para las actitudes que describe, demuestran precisamente la absoluta impotencia de la razón ante el poderoso imperio de la sinrazón.

    Los gurús de la razón son cretinos de la sinrazón y viceversa. Cuanto antes lo comprendas mejor. Los gurús de un mundo son cretinos en el otro.

    Enrique, quién te crees que eres para dar lecciones a los gurús de la sinrazón. ;-)

  • #007
    Victor - 6 febrero 2013 - 18:28

    La otra noche en casa después de una cena con amigos, alguien sugirió ver la película “Salvajes”, pues dicho y hecho, C+ Yomvi Taquilla y por 1,68€ la vimos 6 personas en la pantalla de mi salón en HD y con sonido 5.1, supongo que también podría verla en V.O y subtitulada por el mismo precio.

    Si cada vez que quiero ver una pelicula medianamente reciente tengo la posibilidad de hacerlo asi… ¿porque no? y si fueran películas de estreno en cines a un precio razonable las compraría sin dudar.

    La opción B era como bien dices abrir el portátil y descargarla de internet,

  • #008
    Kike Martínez - 6 febrero 2013 - 18:32

    Excelente reflexión, desde hace mucho tiempo utilizo plataformas de micropago, en las que visiono esas películas al cabo de unos meses. Pero en otras ocasiones en otras plataformas puedo ver esas mismas películas en HD, a los pocos días de su estreno, y en algunos casos antes del estreno en nuestro paía, ah y en VO. La industria del cine está abocada a llegar a un modelo freemium o premium como el que existe en el mundo de la música. Muchos autores musicales estrenan sus composiciones al mismo tiempo en itunes, spotify y otros formatos digitales. Que los de siempre nos sigan llamando ladrones por consumir cine antes de su salida del canal salas de cine han conseguido que la asistencia al cine, para ver el “solo en cine”, haya bajado de forma espectacular.

  • #009
    etarrago - 6 febrero 2013 - 18:34

    Perfecto, lástima que no seas, aún, el ministro del ramo.
    No te canses nunca de escribir y, ah, mil gracias por este venturoso blog, de obligatoria lectura para cualquier sensato ciudadano del mundo.

  • #010
    Antonio Garcia Saenz - 6 febrero 2013 - 18:35

    Es el conflicto entre el nuevo cine americano, Internet, contra el viejo cine americano Hollywood, que uno pisa al otro, que solucion tiene esto? no quieras verla, cuando lo solucionen vamos a estar mas fastidiados aun, mas vale que las cosas sigan asi … disfrutar de los diferentes formatos gratis a salto de mata, mientras que se pueda que no queda mucho

  • #011
    Fernando - 6 febrero 2013 - 18:37

    Hace muchísimos años que no compro ni un sólo disco, pasé muchos años bajándomelos de plataformas como emule o similares, hoy en día spotify es mi plataforma para escuchar música, ni siquiera me planteo buscar alguna canción en Internet. El modelo Spotify ha conseguido que vuelva a consumir música pagando. Me lo ponen fácil y han ganado un consumidor.

    Es mas que probable que si existiera una plataforma similar con un volumen elevado de contenidos, pagaría por usarla y tendrían un cliente que hoy no tienen.

    Ellos toman sus decisiones y nosotros las nuestras.

  • #012
    Alejandro - 6 febrero 2013 - 18:42

    Aun cuando el fondo del post rezuma una construcción muy lógica y tiene mucha razón, también es cierto que deja en el aire otros aspectos que tenemos que tomar en consideración si queremos ser honestos y queremos ver la situación de una forma global y justa.

    Dejemos a un lado la posición de los usuarios, a los que en ningún momento se puede ni debe tratar de criminales cuando no actúan movidos por un ánimo de lucro. Y dejemos a un lado la posición fácil de afirmar que uno son unos ladrones cuando los otros son unos santos, porque las verdades absoluta nunca son ciertas.

    Centrémonos en los intermediarios, pero no sólo en los de siempre, esto es, en la industria, sino también en los nuevos prestadores de servicios de la información, muchos de los cuales no tienen otro plan de negocio que la explotación bien directa bien indirecta de las obras de terceros.

    En ambos casos estamos ante empresas o profesionales que tratan de obtener una ganancia económica de obras de otras personas que, de una forma más o menos libras han decidido cobrar por sus creaciones.

    ¿Por qué es ilícita la posición de unos (que sí que pueden ser unos chorizos) y lícita la de los otros cuando éstos también se lucran de otro modo?

    En ambos casos, son intermediarios que montan sus chiringuitos para ganar dinero con las obras de terceros.

    Que internet va a servir para dejar en sus justos términos los precios hasta ahora desorbitados es cierto; y que, en última instancia, va a suponer, por las buenas o, mucho me temo, por las malas, una ampliación de la oferta a nuevos canales, también es cierto.

    si los productores son imbéciles y desean estrenar las películas sólo en el cine allá ellos, pero no caigamos en la demagogia de santificar a quienes ganan dinero por su cuenta por el simple hecho de que así podremos acceder a los contenidos de forma gratuita.

    Nadie es tan malo y nadie es tan bueno.

    Saludos!

  • #013
    David - 6 febrero 2013 - 18:48

    Totalmente cierto, yo tengo una tarifa plana en el cine y muchas veces no apetece ir hasta allí, tragarse 30 minutos de anuncios, o escuchar que te llamen ladrón.

    Podría pagar un poco más si la tarifa incluyese streaming aparte del cine…

  • #014
    Anónimo - 6 febrero 2013 - 20:15

    Completamente de acuerdo contigo…

  • #015
    asmpredaor - 6 febrero 2013 - 20:32

    EN PLENO SIGLO XXI, TODA PELÍCULA ENFOCADA A UN MERCADO MUNDIAL DEBERÍA ESTRENARSE SIMULTÁNEAMENTE A NIVEL MUNDIAL
    TODA PELÍCULA DEBERÍA ESTAR DISPONIBLE DESDE EL DÍA CERO EN SALAS DE CINE Y EN LA RED

    Estas lineas resumen lo que debe ser y no es la industria cultural del siglo XXI.

  • #016
    Jose - 6 febrero 2013 - 20:40

    #Enrique,

    lo que pasa es que lo quieres todo gratis, ¡piraaaaata! ¿Cuánta comisión te dá el gorditoCom? ¿Eihn? Explícate… ¿Es verdad que te ha invitado a su mansión?

  • #017
    Gorki - 6 febrero 2013 - 22:03

    Discrepo , calculo que cada vez más habrá películas “solo para cines” y películas “solo para televisiones y pantallas planas”.

    Partes de el error de equipara ver una película en un recinto especialmente pensado para “sumergirte” en la película, y verla en el salón de tu casa, por mucho que tu pantalla sea de 50″ y cierres el móvil para que no te interrumpan. Ambas experiencias son cosas diferentes, como lo son ir a la ópera o verla en tu casa, o ir a un concierto o oírlo en tu casa.

    Opino que cada vez más se harán películas donde el factor de tenerte atornillado en un asiento perfectamente alineado con la pantalla y en oscuras y sumergido en un sonido procedente de todas las direcciones, será fundamental y diferencial, por lo que habrá espectáculos pensados “solo para cines” y espectáculos pensados para la pequeña pantalla, que poco a poco diferiran cada vez más, en temas, duración del espectáculo, medios utilizados y otros aspectos.

    Puede ser fundamental que se estrenen a nivel mundial, aunque de eso tampoco estoy seguro y te pongo un ejemplo, el “Rey Leon” en teatro se estreno hace bastante en Nueva York y mucho después en Madrid, y eso no ha reducido su éxito de público, pese a que posiblemente existan copias en vídeo.

    Un recinto específicamente diseñado para el espectáculo que ofrecen, también forma parte de la percepción del espectáculo, si no lo crees, compara lo que supone ir a un casino de Las Vegas y jugar la primitiva en y tu casa.

    El error precisamente es hacer productos que se pretende indistintamente que se disfruten por igual en el cine, en un video e incluso en el iPad. El medio es el mensaje, decía McLuhan.

  • #018
    Mesosoma - 6 febrero 2013 - 22:07

    El otro día bajé de internet una película de Pirate Bay empacado en .rar junto con un fichero de texto con instrucciones sobre enviar un SMS a cierto número para recibir el código de desbloqueo, lo hice para disfrutar la peli a 1080 y sónido multicanal.

    La solución al cine es lo que acabo de describir, con gusto enviaría tantos SMS como pueda a Netflix, Youzee y otros si ofrecieran algo similar; pero es en vano, la industria le conviene manipular políticos (no sorprende que los ciudadanos ya no estemos representados por esa gente), leyes y organizaciones enteras sólo para demostrar quién manda; y no se van a detener.

  • #019
    Jesús Moraga - 6 febrero 2013 - 22:28

    Gran artículo, me ha hecho reflexionar sobre mi propia experiencia, y es cierto. De maner inconsciente, cuanto me “zampan” un anuncio en la tele (o en un DVD a traición, sin posibilidad de saltármelo), mi cerebro lo archiva: “ahí va otro bodrío que debo olvidar hasta por lo menos dos años”. Luego, normalmente antes de esa fecha la pasan por la tele (“anda, la peli ésa que hicieron”), y si me descuido, a los cuatro años más o menos la puedo comprar si está barata en algún híper. Aunque suele tratarse de bazofia que, al pensar dos veces, vuelvo a dejar en el expositor.
    Sólo encuentro un sentido a ver una peli en el cine: las de niños de animación o generadas por ordenador, se ven realmente mejor. Eso sí, en filmoteca a 2€ como mucho, las pasadas navidades ví cuatro con mis hijos.
    Coincido con Vd. Enrique, la Industria se equivoca. Pero mi opinión (y la suya) aparentemente le importa un bledo o peor, es ignorada. Así les va a ir…

  • #020
    David Peñasco Maldonado - 7 febrero 2013 - 00:02

    La mejor cura contra el discurso de pensamiento único de los tecnogurús, (o estás de acuerdo con mis ideas, o eres tonto). De lectura obligada:

    http://www.eldiario.es/diario-turing/Sol-pone-Google-Street-view_0_97640789.html

  • #021
    Krigan - 7 febrero 2013 - 01:14

    Tú pides mucho, Enrique. La industria no te pone en Internet ni las pelis de hace décadas, ni tan siquiera en PPV, salvo unas pocas excepciones. Como para poner los estrenos.

    Siguen jugando a las ventanas de explotación: cines, videoclubs, y tele en abierto. Y por supuesto, nada de Internet. El problema (para ellos) es que la mayoría de los videoclubs ya han cerrado, y los que quedan no durarán mucho más. Así que han sustituido la segunda ventana por el PPV (en tele, nada de Internet), y ya de paso han creado otra ventana más, la de los canales incluidos en las plataformas de tele de pago, que se solapa con la segunda y la tercera. Así pues, ahora es: cines, PPV en tele de pago, canales en tele de pago, y tele en abierto.

    Los cines, al ser una experiencia social, no tienen nada que temer. Pero el resto es todo tele y más tele, y la tele está cayendo, tanto la de pago como en abierto. Se han atrincherado en un medio semi-obsoleto y menguante. El resto de la historia nos lo podemos imaginar.

  • #022
    J. Pedro Aguayo - 7 febrero 2013 - 02:24

    Yo, hace unos años lo compraba todo. Iba al cine a apoyar las pelis que consideraba, compraba los CDS, luego compraba en iTunes los discos o canciones y no quería saber nada de descargas o P2P poruqe para unas pocas pelis que veía interesantes al año o los pocos discos que me atraían, me podía permitir pagarlo. Un día me compré una peli en iTunes. No sabía cómo funcionaba el tema y me di cuenta que sólo la podía ver desde iTunes y en unos dispositivos limitados. Vi la peli y tenía, en algunas partes con degradados, unos pixels de un palmo. Nunca más compré en iTunes ya que la peli “2001” de Kubrick me costó 8 Euros y seguramente en DVD, con mejor calidad la huibiera encontrado y tal vez más barata. Luego llegó la Ley Sinde y todo lo que hicieron con Megaupload. Desde entonces no compro absolutamente nada. Consigo todo lo que quiero, con mejor calidad que en iTunes y del precio, no hablemos. Soy muy comprometido con todo pero cuando me toman por tonto, dejo de hacer el tonto :)

  • #023
    Fran - 7 febrero 2013 - 03:08

    A ver, si se hace así quiero creer que es para conseguir una segmentación del mercado, igual que los cupones de los supermercados vaya. Quien esté dispuesto a pagar más, al cine y como incentivo son los primeros en verla, en un segundo escalón quien esté dispuesto a pagar PPV, después televisión de pago y finalmente canales en abierto. Por mucho que a los usuarios nos gustara un cambio de modelo, realmente dudo que les salga más rentable que el actual.

    Eso sí, ahora se encuentran con una amenaza a este modelo, la piratería. Si fulanito, que estaría en el último escalón no está dispuesto a esperar a que llegue la película a los canales en abierto, va y se la descarga de internet. De momento están intentando preservar el modelo actual porque es el más rentable. Si en el futuro no pueden, ya cambiarán, que tan tontos no son, ¡si hasta los peseteros de Metallica ya está en Spotify!

    En lo que si estoy de acuerdo es que no tienen ningún sentido estrenar una película en un país 6 o más meses después de su estreno en EEUU. Lo puedo entender de películas con las que tengan dudas sobre su éxito, pero cuando ya tienes distribuidora y sabes que la vas a estrenar pase lo que pase es ridículo esa espera. La única razón lógica que se me ocurre es que quieran distribuir ganancias en un periodo más largo de tiempo por temas fiscales, pero me parece una idea muy peregrina para que sea verdad.

  • #024
    Cristina - 7 febrero 2013 - 03:53

    El medio es el mensaje….creo recordar que es un libro…lo busco…
    Si el criterio fuera el medio, no se necesitarían estrenos ni cadenas de formatos. Pero si, hemos podido ver la misma película en otros medios además del cine. Ahora ya existe una televisión que incorpora 3D para los niños. Y se ve estupendamente!!!!
    No puede evitarse que las películas, ademas de en el cine también se vean en iPad, tv, móvil etc..luego entonces, ampliar la difusión para que el cliente decida y pague en proporción a la plataforma y/o servicio, que mas le convenga. Pero no en función del formato, porque debería pagar mas? Por ver una película en mi iPad, 1.20 y en televisión gigante 1.85? esa posibilidad me haría retroceder…a priori!! Pero si la veo en móvil, y la veo mas pequeña, tendría derecho a verla por 1 euro?

  • #025
    pepe - 7 febrero 2013 - 08:32

    El otro dia queria ver Lincoln en VO. El cine mas cercano que tenia Lincoln en VO estaba a 15 km de mi casa y con los molestos subtitulos en Español.
    El torrent tardo 10 minutos.

    …. Por cierto la película me pareció demasiado pretenciosa e irreal.

    Me acabo de comprar un BlueRay. Me he tenido que tragar casi 5 minutos de anuncios antipiratería, previews de otras películas y basura varia.

    Conclusión, el producto ‘pirateado’ es de mejor calidad que el ‘comprado’.

    ¿Cómo piensa esta industria sobrevivir?

  • #026
    Xavier - 7 febrero 2013 - 08:33

    Todo el mundo es libre de producir una película y distribuirla como le venga en gana.
    Si para ti merece la pena ir al cine, pagar, etc, pues alla tú. Si no, no vayas. Si te gusta un CD a 20 euros lo compras, si no, escuchas otra cosa.

    En los últimos 3 años he ido al cine 2 veces y he comprado 0 CDs pero reconozco el derecho de poner el precio que ellos quieran. Que yo lo encuentre caro no justifica que lo pueda piratear como si tuviera un derecho inalienable a “acceder a la cultura”. Es entretenimiento, no comida para hambrientos.

    Si no te gustan las condiciones, hazte productor, invierte dinero, y lo publicas todo gratis por bittorrent. Tendrás un karma todavía más guay que el que tienes ahora.

  • #027
    Rambes - 7 febrero 2013 - 08:38

    Yo antes bajaba música, ahora pago 5 euros al mes a Spotify.
    Yo actualmente bajo series que me gustan, excepto The Walking Dead porque la ponen en Fox al día siguiente de su estreno en USA.
    Yo si estoy dispuesto a pagar una cantidad razonable por contenidos de calidad en forma y tiempo.

  • #028
    fsl - 7 febrero 2013 - 08:45

    Otra lectura de ese «sólo en cines» es que la película es tan mala que nadie ha considerado que valiera la pena sacar un screener.

  • #029
    trikar - 7 febrero 2013 - 09:01

    #017 Hay películas que ya se hacen para el mercado domestico.La ultima de Mel Gibson se estrenó en cine en España pero en VOD y DVD en USA. “Get the Gringo”. Otro caso “The Bay” seguro que no le suena a casi nadie, la ha dirigido Barry Levinson (Rain Man) estrenada en VOD (Vudu donde la vi yo) y en otras plataformas y en vídeo. “The abc of death” antología de cortos de terror, estrenada en VOD y en unas semanas en cine. EL precio de estas películas en VOD es igual al del cine, o mas si la quieres en full hd.The bay me costo 6,99$ en Vudu.
    En España en el 2012 no nos podemos quejar, ya que han estrenado Avengers antes que en USA por ejemplo. Las cifras de recaudación del cine español,tambien son impresionantes este 2012.
    El modelo que plantea Enrique, no se si funcionaria en España, porque si te dan un estreno con publicidad en la TV, ¿Quien lo va a pagar? Solo hay que darse una vuelta en twitter o ver las audiencias cuando dan pelis antiguas en la TDT y la gente se las traga con publi. Yo hace años que no veo la TDT,solo algun evento deportivo o noticas.Hace un año que tengo Roku y puedo acceder en mi tv a netflix,vudu,hulu,amazon video,ufc,nhl,etc..en España no hay un servicio parecido a no ser que tengas una smart tv y solo waki y yomvi. Por otra parte me descargo series a las 24 horas de salir en USA. Entiendo a HBO que produce series de gran presupuesto y las estrene para sus abonados y que luego las quiera amortizar vendió los derechos a Canal Plus, o a otras ventanas.

  • #030
    montadito - 7 febrero 2013 - 09:22

    Pudiendo estar en parte de acuerdo con lo que dices, Enrique, lo que no se es por qué en este caso concreto internet cambia tanto las reglas.
    La posibilidad de estreno simultáneo con los cines se podría haber hecho en los 90, simultaneando el estreno de los cines con la TV, el cable y los videoclubs.

  • #031
    mini-d - 7 febrero 2013 - 09:55

    Yo fui uno de los que ha preferido ver una versión DVD-Rip HD de Django a ir a un cine. Y eso por dos razones: no se estrenó en Barcelona el día de estreno en USA y segundo odio ir al cine a escuchar a la gente que me cuente la película o me mastique detrás con palomitas. Quiero verla en la comodidad de mi casa.

    Si la hubieran sacado por algún formato digital, en alta calidad, yo hubiera pagado por la película.

  • #032
    Jose Luis Portela - 7 febrero 2013 - 11:45

    En el mundo del cine como en otras industrias hay muchos lobbies de poder que no darán su brazo a torcer. Estoy seguro que habrá mucha gente dentro del cine que se da cuenta de lo que comentas en tu post, pero habrá otros muchos, que no se den cuenta, o estando de acuerdo contigo Enrique, no puedan luchar contra esos lobbies.

    Tenemos otros grandes lobbies como la energía, (petróleo o electricidad), y ya ni digamos el gran lobbie de la política.

    Yo si creo que Internet será la herramienta para que poco a poco vayan cayendo estos lobbies en beneficio de la sociedad.

  • #033
    Carlos (econ) - 7 febrero 2013 - 11:55

    La clave para entender la realidad se resume en: CORPORATIVISMO:

    El corporativismo ha sido utilizado por muchas ideologías del espectro político, incluyendo el absolutismo, colectivismo, conservadurismo, nacionalismo, fascismo, progresismo, reaccionismo, socialdemocracia, socialismo y sindicalismo.

    Es la sencilla idea de que todos nacemos en una familia y mamamos desde pequeño las ideas corporativistas: que los de dentro son todos buenos y los de fuera son todos malos.

    Mi gran archienemigo soy yo mismo, no la industria discográfica.

    Llevamos siglos experimentando con diferentes sistemas y acabamos siempre desilusionados. Va siendo hora de que enfoquemos la raíz fundamental de los problemas, nuestra naturaleza.

    Por supuesto que Enrique tiene razón, pero yo no quiero tener razón, quiero predecir el futuro, pues según Popper, las predicciones son la clave del conocimiento.

    Propongo ir un paso más adelante y predecir que la industria está maltratando su mercado, la sociedad, y que no va a dejar de hacerlo en el corto y medio plazo.

    Hay que ser ECOLÓGICOS, tenemos que encajar en nuestro entorno, entender correctamente a los agentes económicos que nos rodean para tomar mejores decisiones.

    Como dice Daniel Goleman, Principio del reconocimiento de la individualidad y la diferencia: no hagas a los demás aquello que quieres para ti. Pueden tener gustos diferentes.

  • #034
    Krigan - 7 febrero 2013 - 12:34

    #23 Fran:

    Incluso si segmentar en el tiempo fuera más rentable que lo propuesto por Enrique, sigue sin explicarse que no comercialicen en Internet. Está claro que en Internet no hay salas de cine, pero luego están las otras 3 ventanas. La última (tele en abierto) es gratis con anuncios, y en esta última ventana es donde están la inmensa mayoría de las pelis. ¿Por qué no en Internet? La segunda (PPV) también se puede hacer fácilmente en Internet, e incluso la tercera (canales de pago), solo que ya no serían un conjunto de canales, sino una suscripción a una web, pero el modelo de negocio seguiría siendo esencialmente el mismo.

    Nos dicen que no van a Internet por la piratería, pero eso es solo una excusa tonta. No faltan punto-coms dispuestas a intentarlo, faltan licencias de la industria de contenidos, y es un poco absurdo alegar que es más fácil romper el DRM en el PC que en un desco cuando resulta que la peli está circulando por el p2p incluso desde el estreno en cines, y los dvdrips y bdrips circulan también desde el mismo momento en que la peli es lanzada en los cada vez más escasos videoclubs.

  • #035
    Anónimo - 7 febrero 2013 - 12:38

    http://falkvinge.net/2013/02/07/court-of-human-rights-convictions-for-file-sharing-violates-human-rights/

  • #036
    Krigan - 7 febrero 2013 - 12:45

    Xavier:

    También todo el mundo es libre de bajarse la peli, pero aquí estamos hablando de que haya acuerdo entre comprador y vendedor. Sin eso, no hay negocio. Tanto da si te la bajaste como si te abstuviste de comprarla, ahí no hay negocio.

  • #037
    asmpredator - 7 febrero 2013 - 13:03

    Recuerdo que hace años compré un juego de esos que tenias que poner el DVD para jugarlo, era un coñazo, al final sobrescribí el ejecutable con la versión NOCD descargada de la inefable web Crackmanworld, solo así podía jugar cómodamente al juego en cualquier equipo y sin poner el dichoso DVD.
    Con algunos libros que he comprado he tenido que eliminar el DRM para poderlos leer en varios dispositivos, sino hubiera tenido que comprar tantas veces el mismo libro como dispositivos tengo.
    Tenía hace unos años un programita que lo compré, lo instalé las tres veces que te permitía el fabricante y ya no pude instalarlo mas, lo tiré a la basura porque conseguí la versión pirata que la puedo instalar las veces que necesito.
    Con esto que vengo a decir, que hay algo que no acaba de estar bien, ¿no os parece?, si compro tengo limitaciones para que no se pueda piratear el producto, me limitan el uso que puedo hacer de él, si lo obtengo de forma gratuita en cualquier web de descargas puedo utilizarlo mejor y durante mas tiempo, incluso algunos vienen optimizados por los usuarios que los han subido.
    Si quieres encontrar algo que ya no esta de moda o simplemente hace un tiempo que se editó puede ser toda una aventura por el método “legal”, con Google son diez minutos de busqueda en webs de descargas, torrents etc.
    Creo que como mínimo esto tendría que hacer reflexionar a la industria de los contenidos y hacerles ver que quien compra no tiene que ser obstaculizado de esta manera porque sino se va a pasar al “lado oscuro” harto de problemas y limitaciones.
    Cada cierto tiempo sale una protección indestructible contra la piratería que en algunos casos ha provocado por si misma problemas en los equipos de quien compró el producto !?!?!?!?!, que me lo expliquen, menuda chapuza, y lo peor es que a los pocos días, incluso a las pocas horas aparece un crack que rompe la protección, es como un circulo vicioso ellos protegen y otros desprotegen, las protecciones son totalmente ineficaces y siempre acaban fracasando, ¿eso tampoco hace reflexionar a la industria?, pues no, siguen con su manía de pagar millones de dolares por protecciones inútiles que solo sirven en la mayoría de casos para fastidiar al comprador del producto y no evitan las copias irregulares.

  • #038
    Victor - 7 febrero 2013 - 16:47

    De acuerdo en la mayoría de argumentos.Respecto al de que la gente esta dispuesta a pagar si se lo ofrecen a su gusto, tambien, pero no es del todo cierto, me parece una argumentación tramposa, si fuese un sistema de donacion un alto porcentaje de nosotros no lo haría.
    Yo no me puedo permitir la subscripción a plataformas de musica y cine.

  • #039
    Observador - 7 febrero 2013 - 21:41

    Supongo que esto es otra tontería:

    http://www.europapress.es/economia/noticia-economia-empresas-mcdonalds-abrira-verano-restaurante-clausurada-libreria-catalonia-20130108121237.html

    Describe perfectamente el estado del actual Españistán… y sus habitantes, claro. Sí, ya sé que hay que adaptarse o morir -que decís los vendedores de armas-, pero era demasiado gráfico como para no hacer referencia…

    Por cierto, ¿es mi caché o no has publicado mi último mensaje en la entrada sobre el tema periodístico?

  • #040
    asmpredator - 8 febrero 2013 - 12:25

    Si de cierres hablamos, es lamentable que cierre una libreria, pero tambien lo es que cierren praticamente todas las empresas que fabrican CD en España debido al canon de los piratas del copyright, o que muchas tiendas y colmados de pequeños emprendedores cierren engullidos en la vorágine de las grandes superficies y sus márgenes inalcanzables para el resto de los mortales, o que las tiendas de informática deban reinventarse como tantas otras debido justamente a la evolución del mercado en Internet y que parece que a otras industrias no tiene que afectarles.
    Es demencial que se proteja a capa y espada a algunas industrias de los efectos del progreso y a otras no, o a todas o a ninguna.
    ¿Porqué se debe financiar la adaptación al medio digital de los periodicos en Francia y no, por ejemplo a las publicaciones técnicas o a las tiendas de informática?
    ¿Porqué a nadie le importó un carajo que cerraran todas las casas que fabricaban CD en España debido al canon y en cambio se proteje ese canon con los presupuetos generales?
    No he visto ni una sola vez que la opción “legal” sea moral y éticamente mejor que la “ilegal”, la diferencia estriba en el grado de presión sobre los corruptos que cada industria pueda ejercer.

  • #041
    Jose - 8 febrero 2013 - 14:58

    #40 ¿Porqué a nadie le importó un carajo que cerraran todas las casas que fabricaban CD en España debido al canon y en cambio se proteje ese canon con los presupuetos generales?

    En este mismo blog, alguien comentó hace tiempo que la fábrica de CDs donde trabajaba iba a cerrar por no poder soportar el sobrecoste del canon. Y no tardó uno de los representantes de la cultura en espetarle unas carcajadas y un “pues haberte buscado un trabajo de verdad”, como si trabajar allí le convirtiera en delincuente. Después exigen respeto y tal.

  • #042
    Mario - 9 febrero 2013 - 03:16

    Esta propuesta de la oferta multicanal y eliminación de ventanas no solo ya fue probada para algarabía de Enrique con “Carmina o revienta” sino que ya fracasó económicamente. Predijo entonces nuestro gurú sobre este revoluciónario modelo que haría ricos a sus adoptantes: “Paco León solo es una primera experiencia, la obra de un pionero. Pero vendrán más, muchos más. Pronto serán legión.”

    Ni legión ni nada. Si fuese viable esta idea, hace más de 50 años que las industrias estrenarían simultáneamente en cines y en el canal gratuito con publicidad por defecto que es la televisión abierta. Esto, como todos sabemos, no sucedió antes ni sucede ahora porque, incluso con la piratería más rampante, resulta más rentable mantener el sistema vigente de mercados segmentados que canibalizar el producto entre sus propios canales de distribución. Así de mala es la idea.

    Nadie que quiera invertir seriamente en hacer películas hará el menor caso a esta entrada. Este experimento solo está destinado a utilizarse por los Paco León con películas casi artesanales y pretender que se produzcan “Lincoln”, “Argos” o “El Hobbit” bajo este modelo es pura necedad.

  • #043
    Krigan - 9 febrero 2013 - 11:40

    Mario:

    Me parece un poco débil tu argumento, por 2 motivos. En primer lugar porque las circunstancias han cambiado. Lo que antes era lo más rentable no tiene por qué serlo ahora. La industria del cine se pasó toda la vida estrenando las pelis con una diferencia de meses entre unos países y otros, y sin embargo ahora hacen estrenos simultáneos o casi, con una diferencia de solo unos días.

    En segundo lugar, la industria del cine sabe hacer películas, pero no tengo claro que sepan comercializarlas. Primero le tenían miedo a la televisión, que acabó convertida en una buena fuente de ingresos para ellos. Después les entró el pánico con el vídeo doméstico, hasta el punto de que intentaron que fuera declarado ilegal, porque según ellos “el vídeo doméstico es a la industria del cine lo que el estrangulador de Boston a una mujer sola en casa” (palabras de Jack Valenti, entonces presidente de la MPAA). Solo unos pocos años más tarde ya era su principal fuente de ingresos.

    Y por supuesto, también está lo que ya dije anteriormente. Tienen 4 ventanas de explotación, 3 de ellas con la tele (PPV, canales de pago, y emisión en abierto). Creo que es evidente que ganarían un montón de pasta si esas 3 ventanas también las explotasen en Internet, pero no lo hacen, por lo cual dudo mucho que tengan la capacidad de valorar adecuadamente las ventajas y desventajas de abandonar el sistema de ventanas, como propone Enrique.

  • #044
    Iván - 9 febrero 2013 - 16:00

    Gran post Enrique, muy acertadas reflexiones. Precisamente llevo muchos meses usando filmin y pagando por ver pelis, normalmente con tarifa plana para varios meses. Y lo cierto es que llevo tiempo sin ir al cine, tanto por precio como porque cada vez resulta mas complicado ver pelis fuera de centros comerciales que detesto. Un saludo y gracias por las reflexiones, aunque una buena parte de la industria va a seguir ciega y muy detrás de la realidad social que demanda la ciudadanía.

  • #045
    tomeu pons - 20 febrero 2013 - 15:12

    para muestra un botón!!!!

    http://techcrunch.com/2013/02/19/netflix-house-of-cards-survey/

  • #046
    Rodrigo - 3 mayo 2013 - 22:00

    Yo tengo un restaurant y prefiero que mis clientes vayan al restaurant que enviarles la comida por delivery…. y lo hago solamente por que puedo asegurar que el producto que hago con mucho esfuerzo y calidad se sirva como debe ser y evito tener problemas de calidad o presentación. No me importa el tema que un mal producto entregado en la casa dañe la imagen de mi producto, sino que mis clientes obtengan realmente lo que estan pagando y lo que se hizo en el restaurant.

    Es por eso que no estoy del todo de acuerdo con el Enrique en esta pasada

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados