Neutralidad de la red y lógica académica

Los papers académicos que emplean teoría de juegos como metodología de investigación dejan siempre un regusto interesante, como de lógica palmaria. En este caso han sido tres profesores, Hsing Cheng y Shubho Bandyopadhyay, de la Universidad de Florida, y Hong Guo, de la de Notre Dame, los que en un estudio titulado The debate on net neutrality: a policy perspective de próxima publicación en uno de los mejores journals del área, Information Systems Research, dejan meridianamente claras las que serían las posibles implicaciones de no proteger con el marco normativo adecuado la neutralidad de la red: permitir que las empresas de telecomunicaciones pongan un precio a la priorización del contenido conlleva necesariamente que pasen a carecer de incentivos para mejorar la infraestructura, convirtiéndose por tanto en un freno al desarrollo.

La conclusión resulta, además de demostrable científicamente, bastante evidente: en un escenario en el que las empresas de telecomunicaciones pretenden exigir tarifas preferentes a quienes quieran que sus contenidos circulen a velocidad más rápida que el resto, el incentivo que tienen para invertir en infraestructura es nulo. Invertir en infraestructura llevaría necesariamente a que la totalidad de la red funcionase mejor, y una red homogéneamente rápida disminuiría automáticamente la propensión a pagar extra de sus clientes. La hipótesis defendida por las empresas de telecomunicaciones, que la neutralidad de la red les llevaría a no tener incentivos para invertir, es completamente falsa. Simplemente falaz.

… the incentive for the broadband service provider to expand under net neutrality is unambiguously higher than under the no net neutrality regime in the context of our framework. This goes against the assertion of the broadband service providers that under net neutrality, they have limited incentive to expand. The experience in broadband markets around the world support our conclusions.

Recordemos, y esto es sumamente importante entenderlo, que nos referimos a discriminación de contenidos: la neutralidad de la red NO IMPLICA bajo ningún concepto que todos recibamos bits a la misma velocidad, eso es una de las falacias de primer nivel a las que pretende agarrarse el lobby de las telecomunicaciones para intoxicar el debate. Yo puedo, por supuesto, tener una conexión más rápida o más lenta en mi casa según lo que decida pagar, y esto no tiene nada que ver con la neutralidad de la red. Lo que implica una red neutral es que el tráfico que recibo por mi conexión no sea discriminado en función de origen, destino, protocolo o contenido, de manera que una empresa no pueda pagar a un proveedor de telecomunicaciones para que su tráfico disfrute de una autopista de tres carriles mientras el de otra empresa que no paga tenga que conformarse con un camino de cabras. La neutralidad de la red implica que las empresas de telecomunicaciones ponen las infraestructuras y las explotan, pero se desvinculan completamente de la posibilidad de controlar lo que pasa por ellas. Como debe ser. El político que no defienda esto, o no se entera, o tiene algún tipo de incentivo para favorecer al lobby de las telecomunicaciones. Además, por supuesto, de hipotecar el progreso y ser un irresponsable. Así de claro.

Lo contrario daría lugar a un escenario en el que las empresas de telecomunicaciones podrían controlar la innovación, aprovecharse de ella de manera privilegiada, entrar a competir en negocios de contenido con una ventaja completamente injusta y arbitraria, o incluso colaborar con el poder político para todo tipo de fines. Un escenario que tenemos que evitar. Pero además, y ahora lo vemos mucho más claramente, un escenario que desincentiva la inversión y la mejora de las redes, y que hipoteca el futuro de todos por las ganancias a corto de unos pocos.

18 comentarios

  • #001
    Mario - 14 noviembre 2011 - 15:43

    Mientras tanto en el mundo real….

    Una aplicación que le pide a la red sus requerimientos en ancho de banda y latencia y permite que la red le provea de estas necesidades a la medida de lo solicitado. Disponible para que tú elijas en tu smartphone cuando quieres servicio standard (comentar en este blog) y cuando necesitas un servicio mejorado (videollamada). Del PC Magazine de hace dos semanas

    http://www.pcmag.com/article2/0,2817,2395728,00.asp#fbid=UyN6ROlrKsC

    Pero mejor no se lo digan a nadie porque esta aplicación atenta contra el principio de neutralidad de la red, o al menos, con la definición maximalista que se maneja en este blog.

  • #002
    Arturo Strawson - 14 noviembre 2011 - 17:43

    Pues hombre no se si es el “mundo real”, pero en todo caso deberias decir “y mientras tanto en el mundo real futuro…”, pues lo dice bien claro “the network optimization API it is currently developing, and hopes to publish by the third quarter of 2012”. (Es decir, que hasta 2012 nada, que se trata de una campaña de marketing y están vendiendo humo a ver como responde la gente; método Amazon).

    Y parece que esto no te parece importante “Users could have the option to pay for the extra bandwidth via a separate microtransaction API Verizon is developing….”. Es decir, que si quieres más pagas más. O más de lo mismo.

    Y hasta ahí podría ser hasta lógico dentro tu discurso, y hasta podría ser defendible desde un punto de vista argumental. Pero claro, lo que resulta inaceptable es “And just because you request a high quality of service doesn’t mean you’re gonna get it. [The network] will try to give it to you, but if there’s a lot of congestion, a lot of people using it, it won’t kick people off.” Asi que puede ser que pagues para nada. No se, tu mismo. Pero a mi me parece horrible.

    A mi me bastaría que con mis tres megas contratados funcionaran como prometen, creo que normalmente me dan 2 y pico y hago videoconf sin problemas. Me bastaría que cuando los de “xxxx.com” decidieron regalarme hasta 10 megas funcionase. Resultó que Telefonica no tiene mucha inversión en mi barrio y hacia imposible la llegada de 10 megas.Y no vivo en el Pirineo (por desgracia), estos percances ocurren en Madrid (Spain), es decir, una alpha city con pretensiones de convertirse en una smart city. Parece ser que lo que viene serán Smart Cities sólo para VIPs. Bueno tendremos que buscar herramientas de negocio para el 99% restante, que somos casi todos. Al menos yo.

    Por lo demas, si, estoy de acuerdo que en este Blog a menudo se dan definiciones “demasiado” maximalistas. Pero es normal, la mayoría de blogs españoles parecen dirigidos por gente muy enfadada, cuando no realmente agresivos. A mi siempre me resultó muy curioso. No se, sus motivos tendrán.

    En fin, Enrique gracias por aclarar el concepto de neutralidad en la red. Resultó muy interesante ver la nueva batalla por el control. Sobre todo por las implicaciones con la privacidad y la política.

    Un saludo.

  • #003
    Jose - 14 noviembre 2011 - 18:16

    Menos mal que ya tenemos quien decide por nosotros cuál es un servicio estándar y uno mejorado.

    Para mí, leer este blog es un servicio mejorado y leer comentarios estúpidos es un servicio desmejorado por lo que me imagino que la operadora me descontará la parte proporcional.

  • #004
    Krigan - 14 noviembre 2011 - 20:25

    Mario:

    Eso son ganas de meterse en cuestiones bizantinas. La cosa es mucho más sencilla. ¿Queremos que las telecos puedan hacer lo que quieran con la conexión bajo la (falsa) promesa de que esta nos saldrá más barata? ¿O bien preferimos que los usuarios y las punto-com sean libres de usar las conexiones como lo estimen oportuno?

    Si la cosa va a consistir en discutir sobre el sexo de los ángeles, el debate será poco fructífero. Si por el contrario empezamos a hablar sobre los temas de fondo (¿debe tener una teleco el derecho a hundir a punto-coms competidoras?) entonces tal vez lleguemos a algo.

  • #005
    Mario - 14 noviembre 2011 - 22:48

    Krigan: decir que una teleco tiene derecho a hundir a un competidor es pura demagogia pues no lo tiene y para eso hay normas generales de derecho de competencia y abuso de posición de dominio aplicables a cualquier empresa, dentro y fuera de la red, y que no son ninguna novedad.

    Lo que digo es que, si antes las cdns de Telefónica y ahora esta aplicación de Verizon, resulta que no contradicen la neutralidad de la red, entonces hemos estado discutiendo por gusto ya que todos estábamos de acuerdo en que las telecos pueden ofrecer servicios diferenciados, manipulando la data, para manejar de mejor manera las pretaciones de quien lo solicite y pueda pagar por ello.

    Ahora fíjate esta discusión en Slashdot sobre el tema, donde una mitad cree que sí atenta y la otra mitad que no atenta, contra la “net neutrality”; una discusión bizantina según dices (yo la prefiero llamar teórica), mientras Verizon invierte dólares reales en el desarrollo de la aplicación. Cuando al final salga al mercado y la gente la adopte se acabará la discusión.

    http://mobile.slashdot.org/story/11/11/05/0225257/verizon-announces-pay-per-use-turbo-boost-for-smartphones

  • #006
    Xaquín - 14 noviembre 2011 - 23:03

    No entiendo el párrafo donde hablas de las cabras. Si una empresa (o un individuo) no paga (o paga poco) debe tener una “corredoira” en vez de una autopista. De eso va la neutralidad. Otra cosa sería dejar las corredoiras para los indignados (aunque paguen mucho), por ejemplo…
    O puede que me pierda en la “traslación”…

  • #007
    Gorki - 14 noviembre 2011 - 23:16

    Lo más parecido a lo que cuentas, es la política de los Hipermercados de cobrar a los fabricantes por darles la posición de cabecera de góndola, mucho más accesible al público. Según el razonamiento de esos sabios, deberían haber una tendencia a hacer r los pasillos laterales más estrechos, oscuros cortos y desabastecidos, para así incentivar las cabeceras de góndola, donde cobran un plus. Los supermercados se convertirían con el tiempo, en larguísimos túneles con un único pasillo central y unos oscuros, estrechos y poco atractivos pasillos en ángulo recto, poco apetecibles de visitar.

    En los últimos tiempos, se han abierto múltiples hipermercados en los nuevos centros comerciales, pero sus dimensiones distribución y aspectos general de los nuevos centros, no varían en exceso del aspecto y proporciones de los más antiguos. La confirmación de tendencia, que la lógíca nuestra en la teoría, no se observa en la práctica. ¿Cómo lo explicas?.

  • #008
    Anonimo - 15 noviembre 2011 - 00:29

    No lo entiendo; al pulsar el enlace que ha puesto #001 me aparece esto:

    We’re sorry, but the page you requested
    cannot be found.

    Pero luego el siguiente comentario de Arturo cita el artículo del enlace como si este existiera (tal vez lo ha pillado en la cache).

    De todas formas no debe ser casual esta noticia (tal vez un globo sonda) pocos días después de esto:

    Victory for Net Neutrality

    http://www.savetheinternet.com/blog/11/11/10/victory-net-neutrality

  • #009
    Krigan - 15 noviembre 2011 - 00:59

    Mario:

    Estoy de acuerdo en que las leyes generales ya protegen buena parte de lo que es la neutralidad de red, pero la cuestión no es tanto si se necesita alguna legislación específica adicional, ni cómo debe ser exactamente esa legislación, sino si queremos o no tener neutralidad de red. Las telecos dicen que su derecho de propiedad privada sobre la última milla debería prevalecer, y que además, dejándolas hacer, conseguiremos que ellas inviertan más en sus redes, y que a nosotros las conexiones nos salgan más baratas. Este es el debate, y no larguísimas discusiones bizantinas acerca de si una aplicación concreta entra o no en la enésima definición retocada de la neutralidad de red.

    De los 3 argumentos de las telecos que he mencionado, los 2 últimos no me parecen muy de fiar. ¡Qué buenas son las telecos! ¡Cómo se preocupan de que podamos tener redes de ensueño a precios de risa! Sólo que no es cierto. Nunca una empresa se preocupó jamás de que a mí el precio me salga barato. Y las redes mejoradas no serian nuestras, sino suyas. Por tanto, que inviertan si quieren, y si no que no inviertan, ya invertirán otros como Google, Akamai, y Amazon. ¿Ayudar a otros en sus inversiones? Perdona, pero si voy a hacer eso voy a querer tener parte de la propiedad de la red.

    En cuanto al argumento de la propiedad, podría tener algún valor si no fuera porque las propias telecos se oponen ferozmente a que los organismos públicos construyan su propia última milla para dar conexión a los ciudadanos. Hay algo falso en decir “es mi red y hago con ella lo que quiero” y al mismo tiempo decir “no, no, no contruyáis vuestra propia red”.

    En mi opinión, esto que acabo de exponer son razones suficientes como para poder afirmar que sí debe haber neutralidad de red protegida por ley. Si estás de acuerdo dilo, y si no, dime porqué crees que no debe haberla. No tiene sentido que nos pongamos a debatir bizantinamente sobre si una aplicación cumple con la neutralidad de red si resulta que tú, en realidad, no quieres la neutralidad de red.

  • #010
    Mario - 15 noviembre 2011 - 05:04

    Yo no tengo nada contra la neutralidad de la red, entendida como principio regulador en salvaguarda de la competencia, lo que pasa es que nunca me ha parecido una gran novedad. Lo que sí me parece anticompetitivo y una mala nueva idea es definirla como una prohibición de que se utilicen tecnologías de servicios diferenciados o de calidad de servicio, que permiten crear nuevos negocios como este de Verizon o el de Telefónica, sólo porque implican manipular y priorizar data.

    Entre una red “de tubo tonto”, impedida de hacer nada no por ingeniería sino por una prohibición legal, y una red que interactua con los paquetes y prioriza sus traslados, siempre en un entorno de libre mercado, la más eficiente y la mejor aspectada hacia el progreso, me parece ser la segunda.

    Nada impide, por ejemplo, que mañana AT&T lanze su propia versión de “botón turbo” para smartphones y que esta sea mejor que la de Verizon, o más barata, o que eventualmente se convierta en el estándar del servicio móvil en EEUU, mientras que en España las operadoras estarán prohibidas “por ley” de innovar en ingenierías de manejo de la data.

    Estamos de acuerdo por supuesto, que estos servicios diferenciados si se dan, se den en condiciones de libre mercado y no se beneficien ni en precios ni en asignación a las empresas o servicios relacionados con el operador y justamente para eso están el Estado, sus normas y sus tribunales. Lo que es muy distinto a paralizar la innovación por vía legal y congelar la internet por temor a los abusos que una ISP pueda cometer.

  • #011
    Krigan - 15 noviembre 2011 - 12:47

    Mario:

    Es que precisamente esa clase de cosas que mencionas son la neutralidad de red. Y en efecto, la neutralidad de red no es algo novedoso, es como tradicionalmente ha funcionado Internet, y sus principios legales ya estaban recogidos mayormente en nuestras leyes. Lo que es novedoso es que las telecos empezaron a romper la neutralidad de red, en algunos casos ilegalmente, y lo que es peor, han emprendido una campaña mediática para conseguir que la ciudadanía renuncie a sus derechos bajo falsas promesas.

    Por supuesto, la neutralidad de red no es contraria a la innovación, eso no es sino otra mentira más de las telecos. La ley nunca ha protegido ni protegerá las novedades (innovaciones) en los métodos para infringir la ley. Una estafa no es legal porque el estafador escoja un método innovador para cometerla. Decir que la ley va contra la innovación porque castiga a los estafadores innovadores no es sino una falacia.

    Planteemos ahora un caso real (no esa aplicación tuya que todavía no existe) y que va al meollo del debate sobre la neutralidad de red, en lugar de ser un caso fronterizo de definiciones. Las telecos quieren tener el derecho a limitar o bloquear el tráfico p2p, especialmente en las redes móviles. Argumentan (oh, su infinita bondad para con nosotros) que esta innovación permitirá navegar con fluidez, dado que el p2p consume muchos recursos.

    Sin embargo, el dinero del que desea usar el p2p es tan bueno como el de aquel que sólo usa la conexión para navegar. Si una teleco vende una conexión a un precio, con una velocidad, y (en algunos casos) con un límite de tráfico, ¿quién es la teleco para decidir lo que es prioritario? Damn Small Linux o Knoppix descargados por Bittorrent pueden ser una prioridad para un linuxero, y si este principio de las telecos se admite como válido nada impide aplicarlo a los vídeos de Youtube, que también consumen mucho ancho de banda, o a Spotify, que también es p2p.

    El interés de la teleco está claro, si elimina las aplicaciones de mucho tráfico se ahorra pasta en las actualizaciones de su red. Por eso te planteo esta pregunta: ¿es legítimo para ti que la teleco rompa la neutralidad de red en este caso?

  • #012
    melchor10 - 15 noviembre 2011 - 18:09

    Todavía vivimos en democracia. Hemos adquirido unos valores en los que creemos.

    Para poder justificar romper la neutralidad de la red se necesita relativizar valores. Pero engañar a la gente con fantasías, analogías de “hipermercados”, supuestos “tubos tontos” y términos como “turbo” (que son mas apropiados para el mundo del motor) no es el mejor camino.

    Se dice que lo que los enemigos de la neutralidad buscan es arrogarse el derecho de discriminar el tráfico en función de origen, destino, protocolo o contenido como si los bits que circulan fuesen de su propiedad.

    No querrían, sobre todo, neutralidad de la red para las conexiones móviles. Por ello intentarían también acabar con el acceso wifi público. Luego vendría lo peor, acabarían primero con el concepto en la telefonía móvil y luego en la fija.

    http://www.xatakaon.com/internet-movil/verizon-propone-un-modo-turbo-en-las-redes-de-datos-moviles-accesible-via-aplicaciones

    Hay quienes argumentan que las operadoras quieren hacer algo muy sencillo, que se conoce desde hace mucho y que se llama: ROBAR ANCHO DE BANDA. Es decir, se les quitaría a la mayoría para dárselo a los que mas pagaran pero en función de unos criterios aparentemente lógicos (algo que en sí mismmo no sería tan grave).

    Pero para justificar este robo de ancho de banda legalizado tendrían que crear antes escasez artificial, es decir, generar problemas allí donde no existen para luego cobrar aparte por solucionarlos.

    Artículo informativo:

    http://www.itammun.org.mx/wp-content/uploads/2011/08/UIT_Tema-B.pdf

    Blog de un experto en cuestiones técnicas relativas a la neutralidad de la red:

    http://laneutralidaddered.blogspot.com/2011/07/la-neutralidad-de-red.html

  • #013
    Gorki - 15 noviembre 2011 - 18:45

    #012 melchor10
    Se me explica con una simulación lo que ocurrirá si se permite que no todos los productos tengan iguales derechos, lo comparo a un medio en donde no todos los productos tiene el mismo derecho y en vez tratar de de explicar por qué ahí no se produce el efecto absorción, se me llama “enemigo de la neutralidad”, cuando nada he dicho en contra de ella, salvo que no veo la razón para hacerla obligatoria para todos y en todos los casos.

    Se habla de robar “ancho de banda” y sinceramente, no entiendo que cuando un servicio más caro va a 10 Mbs y otroa más barato va a 1 Mbs, no se dice que se roba ancho de banda a los segundos, para favorecer a los primeros.

    Observo que no comento con personas que razonan sus opiniones divergentes de las mías, sino con seres que por la razón que fuera, han hecho religión de la “Neutralidad de la Red”. Con esos argumentos podréis vencer si sois muchos, pero nunca convencer.

  • #014
    Mario - 16 noviembre 2011 - 19:45

    Krigan:

    Que bueno que recuerdes el caso Comcast porque ese es un perfecto ejemplo de como se solucionan mal los problemas y se llegan a extremos, pero tienes que poner en contexto que es lo que verdaderamente estuvo en discusión allí.

    Comcast fue descubierta ralentizando el tráfico P2P y comprobada la denuncia fue amonestada por la FCC como organismo regulador. Las razones que llevaron a Comcast a hacer esto fueron tan arbitrarias como estúpidas: Comcast hizo un perfil de usuario del P2P y su actividad en red y encontró que en abrumadora mayoría era gente que descargaba películas dejando el ordenador prendido todo el día; a esta gente, pensó Comcast, no le importará que su descarga tarde no 8 sino 10 horas, mientras que para otros usos -ver un video de YouTube por ejemplo- sí era importante la inmediatez. La FCC le dijo a Comcast que así no son las cosas, que inclusive si todas las presunciones de Comcast fuesen ciertas, no existió, y cito de memoria, “proporcionalidad”, entre la medida adoptada y el problema a solucionar -el de la gestión de tráfico.

    Tirios y troyanos estuvieron de acuerdo en que castigar toda una tecnología, en base a presunciones, aún si fuesen demostrables estadísticamente, es un error y un exceso (por lo arbitrario, por lo injusto contra los linuxeros, por lo que quieras) pero lo que se discute en EEUU y lo que objetó Comcast no fue ni siquiera eso. Lo que ha estado en discusión en todo este último año ha sido la jurisdicción misma de la FCC como organismo regulador de internet, tal como lo es de otras formas de telecomunicación, lo que desborda el debate original sobre la neutralidad de la red.

    En nuestros países, donde las telecos u otros servicios públicos, provienen de empresas públicas monopólicas privatizadas, no nos es tan extraña la idea de un organismo regulador encargado de algo más que asignar frecuencias (como ver tarifas por ejemplo), pero para muchos gringos, y si son republicanos peor, la sola idea de que el Estado se meta en el ámbito empresarial a ese nivel es poco menos que el comienzo del comunismo. Incluso la misma gente que acepta que la FCC tiene razón y que Comcast hizo mal, rechaza “por principio” el empoderamiento de la FCC en internet.

    Hoy, con el aval del Senado a las facultades de la FCC, esta parte del debate está prácticamente terminado y surge otro que es casi el reflejo invertido de las mismas equivocaciones y extremismos del primero: el de la neutralidad de la red.

    Si bien hay tantas definiciones de neutralidad de la red como definidores hay, vamos a tomar la que Enrique usa y repite, la esbozada en el manifiesto y que imagino es la que tú mismo haces tuya.

    Allí yo veo la misma mala solución que dio Comcast a su problema de tráfico del P2P pero al revés: puesto que asumo que vas a abusar de tu posición para gestionar el tráfico en tus redes te prohibo hacerlo, en este sentido no manipularás ni priorizarás un paquete sobre otro y en la práctica no podrás usar protocolos IntServ, Diffserv, mecanismos para una red de calidad de servicio (QoS), salvo para momentos o circunstancias excepcionales o de emergencia – definidos por ley o por twitter quizás? esto nunca lo aclaró el Manifiesto. De castigar el tráfico de P2P a proponer que las telecos se abstengan de utilizar protocolos que sirven para priorizar contenido no hay ni un paso, es el mismo afán de castigar tecnologías como solución bruta y efectista, al estilo Comcast, o desproporcionada como dijo la FCC, para un problema que no admite soluciones generalistas y que en la práctica se ha de ver caso por caso, abuso por abuso, empresa por empresa.

    Si algo prueba el caso Comcast, en relación a tu pregunta última, es que este tipo de abusos pueden ser perfectamente solucionados sin tener que llegar al extremo de invocar una definición de neutralidad que ha sido y va a ser negada por la realidad cada vez más, a medida que se desarrollan ideas de negocio o aplicaciones que requieren discriminar o priorizar tráfico. Quien ha salido favorecida al final del día es la FCC, o en abstracto, la capacidad reguladora y sancionadora del Estado en internet contra las malas prácticas de las telecos y en buena hora.

  • #015
    Vans - 16 noviembre 2011 - 20:38

    Yo lo veo como que la neutralidad en la red es que puedas ir en Internet a donde quieres sin que te espíen todo para decirte si puedes conectar o no o a que velocidad te dejarán conectarte. Como si coges un taxi y sabes que te llevará donde tú le digas al conductor y no a donde él quiera. Porque el taxista si no fuese neutral podría joder al pasajero yendo por caminos raros o mucho mas despacio de lo normal. Si no hubiera neutralidad en los taxis ellos podrían hacer acuerdos con hoteles, centros de compras, grandes almacenes y demás para llevarte sin problemas a esos sitios en particular pero para perjudicar a otros comercios, etc. complicando el camino a los pasajeros. Es mi opinión.

  • #016
    Krigan - 17 noviembre 2011 - 04:05

    Mario:

    En realidad no me estaba refiriendo especialmente al caso de Comcast, sino a todos los casos en los que se ha hecho, que han sido varios en diversos países, incluyendo el de mi propio proveedor, Ono. Obviamente, lo que has dicho de Comcast es aplicable al resto de los casos. Simplemente, es algo que está mal.

    La definición que Enrique usa está ampliamente aceptada entre los defensores de la neutralidad de red, y a mí me parece perfecta. Recordemos sus palabras: “una red neutral es que el tráfico que recibo por mi conexión no sea discriminado en función de origen, destino, protocolo o contenido”. Obviamente, cualquier persona con un mínimo de sensatez sabe que los servicios de emergencia son una excepción, ellos sí deben tener prioridad absoluta, precisamente porque son servicios de emergencia. Creo que todo mundo comprende esto. Otra obviedad es que el contenido ilegal (pornografía infantil, por ejemplo) sí puede ser bloqueado por un juez.

    Si dejamos aparte las obviedades, no sé de donde sacas que los defensores de la neutralidad de red tengamos un afán de castigar tecnologías, cuando resulta que muchos somos gente muy tecnófila. Creo que en la definición estás viendo más de lo que hay. No parece que te confundan las palabras “protocolo o contenido” pero sí las palabras “origen, destino”.

    La cosa en realidad es muy sencilla. Si el origen soy yo, y el destino es Google (o viceversa), y yo tengo contratado con Ono 15 megas, y Google con Espanix muchos más, y mis megas no son garantizados, y los suyos seguramente sí, entonces todo consiste en que mi conexión vaya a 15 megas, aunque no garantizados (best effort) y la conexión de Google en España vaya a un gigabit (o la cantidad que sea) con su correspondiente QoS, que por algo pagan por ello. Ahí no hay discriminación alguna.

    Lo que se salga de esto es simplemente una granujada. Google no es cliente de Telefonica, y por tanto Google no tiene porqué verse discriminada por esta, ni tampoco tiene porqué sufrir una extorsión, ni yo tengo porqué aguantar que mi teleco me restrinja el acceso a nada. ¿Mi teleco tiene problemas de ancho de banda? Pues que los solucione, porque no darme los 15 megas prometidos equivale a que yo no le pague la factura. Mi deber es pagar por lo que he contratado, y el suyo es darme el servicio.

    No tengo ni el más mínimo problema con la innovación. Es más, me encanta la innovación. Pero un novedoso sistema para extorsionar a terceros, o para estafar a los clientes, no es cosa de mi agrado, no porque sea innovación, sino porque es una extorsión o una estafa.

  • #017
    melchor10 - 17 noviembre 2011 - 17:27

    Escribió el amigo peruano (#014): “En nuestros países, donde las telecos u otros servicios públicos, provienen de empresas públicas monopólicas privatizadas, no nos es tan extraña la idea de un organismo regulador encargado de algo más que asignar frecuencias (como ver tarifas por ejemplo), pero para muchos gringos, y si son republicanos peor, la sola idea de que el Estado se meta en el ámbito empresarial a ese nivel es poco menos que el comienzo del comunismo.”

    De acuerdo que en países como Perú las cosas son diferentes que en Europa o EEUU pues allí llevan mucho tiempo de inestabilidad política con dictaduras, populismo y poca democracia. Eso les pasa factura hasta el punto que puede hacer perder la creencia en los valores democráticos a sus habitantes. Solo en ese sentido se comprende que se argumente y proponga un punto medio (un supuesto equilibrio aberrado) entre la “dictadura” (de las multinacionales, del mercado, etc.) que representaría en el ejemplo dado Comcast y la democracia e igualdad defendida y exigida por el regulador FCC.

    Pero ¿que tenemos entre medio de la dictadura y la democracia? ¿Y cual sería ese “punto medio”? Ninguno, nada. O peor: esa seudo democracia populista que tanto ha sufrido ese querdido país que es el Perú. Y eso no es lo que queremos para Internet.

    “La clave de la neutralidad de la Red consiste en que se mantenga la garantía de igualdad en el acceso al contenido, sin importar qué contenido sea, qué servicio se use para gestionar los datos o qué dispositivo con conexión haga la petición.”

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Quien/quiere/acabar/neutralidad/Red/elpepisoc/20100809elpepisoc_1/Tes

  • #018
    Mario - 18 noviembre 2011 - 00:07

    Estimado Melchor, gracias por las lecciones de Democracia hacia el Perú y el resto de Latinoamérica, pero te agradecería que me permitas darle la necesaria pespectiva histórica a tu comentario.

    Nuestros dictadores, con la sola excepción cubana que aún está por verse, han sido siempre e irremediablemente echados por sus pueblos, encarcelados o deportados, y no han muerto de viejos y enterrados en olor de multitud luego de décadas de pisotear a su propia gente como un “Generalísimo” español que de seguro todos recuerdan. Mientras que nuestros pueblos resolvían sus rencillas en acciones que apenas se podrían definir como escaramuzas, los civilizados Europeos se masacraron brutalmente y por partida doble, a la vez que en sus tierras germinaban y florecían en todo su esplendor, los regímenes políticos más abyectos y antidemocráticos del Siglo XX. Nuestros conflictos internos y guerrillas, que tantas desgracias han causado en nuestras sociedades, no se equiparan al grado de bestialismo demencial de sus grupos terroristas ni han alcanzado nunca el número infame de muertes de su Guerra Civil. Y para ser más claro aún, por si la memoria es frágil, a ninguno de nuestros gobernantes se le perdió nada en Bagdad, ni expuso a sus juventudes ni la seguridad de sus ciudades en una guerra que no era la suya, y que sólo sirvió para apuntalar el negocio de una serie de contratistas y petroleras (y le recuerdo de paso amigo, que Pemex, Petrobras o Pdvsa se tragan todos los días 3 Repsol antes del desayuno).

    Así que… puestas ahora las cosas en su debido contexto histórico, ¿cómo iba aquella gran lección española sobre los valores históricos democráticos y la dictadura de las multinacionales, dirigida a estos humildes latinoamericanos?

    Lamento tener que responder solamente a tus ideas preconcebidas sobre la realidad política latinoamericana, pero este prejuicio y un complejo de superioridad que debería tratarse, es lo único que fluye claro de tu comentario. Lo demás, lo del punto medio, la dictadura del mercado o la democracia de la FCC es de tu cosecha y tan tirado de los pelos que ni vale la pena refutarlo, ni tiene nada que ver con lo que aquí se ha debatido con Krigan.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados