Gobierno aparente y gobierno real

La primera tarea del arte de gobernar es destruir este gobierno invisible, contaminar esta alianza terrible entre los negocios corruptos y los políticos corruptos”

Theodore Roosevelt

Se va acercando el comienzo de la campaña electoral para las elecciones del próximo 22 de mayo. Una campaña en la que los partidos gastarán cantidades ingentes de dinero para bombardearte con mensajes simplistas, absurdos, maniqueos y diseñados para débiles mentales, a través de todos los medios de comunicación masivos, públicos o privados. Para intentar convencerte de lo que es bueno y es malo, lo que es blanco o negro, lo que es rojo o azul, siguiendo opciones supuestamente ideológicas que perdieron su sentido hace ya mucho, mucho tiempo. Para intentar que vuelvas a confiar en que tu voto es importante y en que esos que confiadamente escoges van a representar de verdad tus intereses, cuando tú mismo pudiste ver claramente que no era así. Que los intereses que defienden son los de otros.

¿Te has planteado de dónde viene ese dinero que se gastan en la campaña? ¿De sus afiliados? ¿De los 276,86 euros por cada acta de concejal que logren los partidos, coaliciones y agrupaciones electorales en los comicios municipales del próximo 22 de mayo y 55 céntimos por cada voto recibido, siempre que se traduzcan en concejales? ¿De los más de cien imputados en casos de corrupción que van en las listas electorales? ¿O de otras fuentes, ocultas tras esa maraña impenetrable de financiación en la que ni siquiera los periodistas más avezados se aventuran a entrar? ¿De favores que se compran y se venden, que se ocultan en medios cómplices que se alimentan de publicidad institucional, de promesas de cargos e ingresos futuros, de accesos privilegiados, de canales directos desde la mesa de la gran compañía hasta el escaño correspondiente?

Volviendo a Theodore Roosevelt,

Detrás del gobierno aparente se asienta entronizado un gobierno invisible que no debe lealtad ni reconoce responsabilidad alguna a la gente”.

Ese entramado de lobbies y conseguidores de llegada omnímoda, de recaudadores de favores anteriormente pagados, de ejecutores reales de esa parodia de la democracia que llamamos partitocracia, el verdadero régimen que nos gobierna. Partidos escalafón, triángulos en los que el verdadero poder no emerge de la base, sino de la altura. No todo está muerto en política, quedan políticos decentes, honestos, comprometidos y con principios, pero su actuación se diluye luchando contra los palos en las ruedas que introduce la estructura partitocrática, contra los blindajes que el gobierno invisible ha creado para perpetuar el ejercicio de su poder. O golpea su cabeza contra una ley electoral diseñada para perpetuar el sistema.

El berrinche, la abstención, el voto en blanco o el voto nulo solo valen para jugar a su juego: son mecanismos ya descontados, ya neutralizados, que solo crean una vaga ilusión de rebeldía que no llega más allá del lamento del día siguiente al escrutinio. Lo que hay que hacer es hackear el sistema: demostrar que su gobierno invisible puede fallar, que pueden encontrarse con resultados inesperados, con representantes con los que no contaban, con personas que saben donde están esas líneas rojas que no se pueden cruzar. No votar PP, ni PSOE, ni CiU. Pero votar. Votar a otros. Levantar esa señal de alarma que rompe su equilibrio, que les demuestra que en una sociedad hiperconectada, su sistema de gobierno aparente y gobierno real ya no es sostenible.

La democracia no ha muerto, solo necesita que retomemos y salvaguardemos sus principios fundamentales: que los ciudadanos recuperen el poder, que lo arrebatemos a quienes hoy en día lo ejercen sin haber sido elegidos. A ese “gobierno invisible que no debe lealtad ni reconoce responsabilidad alguna a la gente”. Es algo que va mucho más allá de unas elecciones municipales o autonómicas, que únicamente comienza con ellas, con sus resultados. Somos muchos, y ahora la tecnología nos permite organizarnos. En otros países ya lo han hecho. Demostremos que las cosas pueden cambiar.

Recuerda: #nolesvotes.

NOTA: Si quieres hablar en persona y directamente de estos temas o seguirlos mediante streaming, el próximo martes 26 de abril se celebra la #Redada 6: Derechos civiles, activismo e Internet en Medialab Prado.

24 comentarios

  • #001
    Goomer - 20 abril 2011 - 12:29

    Estando totalmente a favor si esto fueran unas elecciones generales, o incluso autonómicas (sé que lo son en algunas autonomías, aunque no en la mía), en las municipales creoq que todo es un poco distinto. Dicho de otra manera, hay muchos partidos pequeños que se presentan en ayuntamientos con la única esperanza de que sus concejales sean necesarios, y pillarse la concejalía de urbanismo de turno…

    A esos tampoco les votes, jeje :D

    Aunque entiendo que esto pueda ser una medida del peso de la red, de forma que en las próximas, los ciudadanos seamos más tenidos en cuenta… la necesidad hace virtud :)

    Por cierto, los 4 gatos ya son más de 1 MILLÓN :)
    http://www.nolesvotes.com/

  • #002
    krisiskekrisis - 20 abril 2011 - 13:19

    Teddy Roosvelt es bueno por sus citas, pero muy dudoso por sus actos. De hecho, es el padre del imperialismo yanqui tal como lo hemos conocido en el siglo XX.

    Con él, EEUU pasó de ser una nación pacifista e introvertida, que sólo se había metido en la guerra de Cuba por manipulaciones de Randolph Hearst, a la potencia metomentodo que no deja pasar década sin invadir al menos un país de centroamérica.

  • #003
    Erlik Khan - 20 abril 2011 - 13:50

    Totalmente de acuerdo contigo y con Goomer, tanto que he realizado un update en la ultima entrada (La rebelión de los jóvenes ) de mi blog añadiendo un enlace a esta entrada tuya.

    Muy buena entrada.

    Erlik Khan.

  • #004
    www.neuronavegador.com - 20 abril 2011 - 15:23

    Pocos políticos honestos podrán salir ya. Y aunque surjan, si es que da igual, no tendrán fuerza. El mundo de los negocios y la empresa está totalmente manejado por los lobbies. La vida pública, igual.

    Os recomiendo este artículo recién publicado en El Neuronavegador: www.neuronavegador.com —>
    “Nuevos perfiles en la era digital: El Friko Google-lo-parla”.

    Inspirado por el reciente anuncio de Vodafone que enseguida recordaréis, habla sobre una nueva estirpe de tipos surgidos al abrigo de la revolución digital.

  • #005
    Titanic25 - 20 abril 2011 - 17:39

    Además, con lo que se espera por la ley Sinde ya se ha comenzado a hundir en España la economía digital. Nos están robando el futuro para hacer mas ricos y poderosos a los viejos medios y a la SGAE.

    No es casualidad que una empresa como PC City se vaya de aquí después de tantos años. Y Telefónica que sabe lo que viene con el cierre de webs y el adios a las descargas echará ahora al 20% de su personal; con la crisis y la ley Sinde muchos tendrán que darse de baja del ADSL.

    Telefónica despedirá al 20% de sus empleados
    http://www.publico.es/dinero/371270/telefonica-recortara-6-000-empleos-en-espana-en-tres-anos

    Ley del silencio en PC City
    http://www.cincodias.com/articulo/empresas/Estanterias-vacias-ley-silencio-PC-City/20110420cdscdiemp_10/

    Necesitamos políticos que amen este país, que acaben con el paro, y que hagan posible el acceso a la vivienda a la gente joven como ocurre en Europa. Y necesitamos desarrollo con leyes a favor de Internet y no en su contra.

  • #006
    Gorki - 20 abril 2011 - 18:25

    Totalmente de acuerdo con tu post. He escrito un post en mi blog recomendando venir a leerlo http://felixmaocho.wordpress.com/2011/04/20/gobierno-aparente-y-gobierno-real/

  • #007
    Isabel - 20 abril 2011 - 18:42

    Creo que todos estamos de acuerdo con tu planteamiento y muchos ya escribimos sobre ello. Tan sólo un matiz : hablas de lobbies, pero no mencionas el descarado y discutible oligopolio de Telefónica. La pasada reunión de empresarios con Zapatero era gráfica; a su lado, Botin y Alierta. Los de los lobbies (Lara y otros) estaban bastante más alejados. Y en el arte del protocolo nada es casual.

    Muchas gracias.

  • #008
    depositos a plazo - 20 abril 2011 - 19:56

    de acuerdo con tu planteamiento. Desgraciadamente no sólo ocurre en España, incluso hay vecinos como los italianos que desgraciadamente están mucho peor en cuanto a políticos se refiere. Que lejos estamos de que nos “gobiernen los mejores”.

  • #009
    Enrique Dans - 20 abril 2011 - 20:18

    #007: Isabel, tienes un problema de concepto: lobbies no son únicamente los de la industria de los contenidos, lobbies son cualquier grupo de personas que intentan influir en las decisiones del poder ejecutivo o legislativo en favor de determinados intereses. Los lobbies más poderosos en este país son precisamente los que mencionas: Telefonica y la industria de las telecomunicaciones en general (me he tenido que pegar de manera directa con ellos durante la movida de la neutralidad de la red en el Senado, te podría dar nombres y apellidos que empiezan con ex-secretarios de Estado y acaban con ex-ministros) y los de los bancos, con los que todavía – creo – no me ha tocado meterme en ningún lío. Con respecto a esos, los de la industria de los contenidos son unos tristes aficionados. Y eso sí, hiciste muy bien en fijarte en aquella foto, que mi amigo Nacho Escolar bautizó magistralmente como “la cámara de los lores“… en ella está la mejor imagen de la “democracia” española…

  • #010
    Jose Miguel - 20 abril 2011 - 21:02

    Bordado, especialmente en esta cita tan oportuna que haces de Rooselvelt (aún nos joden por copia):
    “Detrás del gobierno aparente se asienta entronizado un gobierno invisible que no debe lealtad ni reconoce responsabilidad alguna a la gente”.

    Lo malo es que esos mismos invisibles (hoy en dia son muy visibles, entre otras cosas gracias a Internet) se sientan después de las elecciones detrás del nuevo gobierno, como si tal cosa. Y vuelven a ejercer el mando.

    Por ello es importante que haya un tercer partido, o cuarto, que por no ser aún objeto de las influencias de los “invisibles” hagan real oposición y realmente luchen por los ciudadanos. Si un dia llegan al poder y los invisibles se les sientan detras…. No hay problemas, habrá otros terceros o cuartos partidos para patearles el culo. Y asi hasta que se respete le esencia de la democracia. Que es el poder emanado del pueblo.

  • #011
    jevirivas - 20 abril 2011 - 22:01

    Una posible solución a esto está en este grupo de facebook:http://www.facebook.com/pages/DEMOCRACIA-DE-VERDADHABRA-QUE-PAGAR-POR-ELLA/184083121634379 .Se aceptan sugerencias,adhesiones,apoyo(soy malo en informática y tengo poco tiempo y no mucha formación)etc.Se aceptan y se agradecen.Leed en información.Gracias.

  • #012
    jevirivas - 20 abril 2011 - 22:05

    http://www.facebook.com/pages/DEMOCRACIA-DE-VERDADHABRA-QUE-PAGAR-POR-ELLA/184083121634379 Aquí tambien difundo todo lo que voy encontrando sobre esta “lucha”

  • #013
    bananas - 20 abril 2011 - 22:36

    #07 “Los de los lobbies (Lara y otros) estaban bastante más alejados”

    Isabel, de cara a las elecciones ellos creen que toca un lavado de cara para todos los implicados. También para Lara. Y por supuesto para la Sinde (por ello Buenafuente le invitó a su programa y le hizo la pelota).

    Nos “venden” también a ZP amparado por los dos grandes; Botín y Alierta.

    Y ahora hasta nos quieren vender que ZP es el tío mas elegante…

    http://www.larazon.es/noticia/3849-zapatero-entre-los-20-hombres-mejor-vestidos-del-mundo

    http://www.vayacine.com/images/2008/02/zapatero-montana.jpg

  • #014
    gaos - 20 abril 2011 - 23:47

    eres graande!
    gracias de nuevo

  • #015
    Ioanes - 21 abril 2011 - 00:39

    El gobierno “oculto” que nombras es el mercado que favoreces educando “directivos” y “emprendedores” y promoncionando el nuevo capitalismo de la Red y vendiéndolo como el capitalismo bueno, frente al corrupto. No existe tal distinción. Ambos crean una desigualdad incompatible con la democracia. ¿Podemos hablar de democracia y seguir apoyando el sistema capitalista como se hace repetidamente en este blog?¿Podemos hablar de igualdad y favorecer la desigualdad económica? Porque ese es el asunto central.

    Por otro lado, ¿por qué banalizar el abstencionismo consciente? Cito:

    “El berrinche, la abstención, el voto en blanco o el voto nulo solo valen para jugar a su juego: son mecanismos ya descontados, ya neutralizados, que solo crean una vaga ilusión de rebeldía que no llega más allá del lamento del día siguiente al escrutinio.”

    Justamente se trata de lo contrario. Es bastante sencillo de comprender: ¿Cómo es que el que no sigue el juego -el que no participa de esta gran mentira, se abstiene y busca otros cauces para la participación social democrática- en realidad lo está siguiendo? ¿No será más bien que el que participa el que entra en el juego?
    Lo que más curioso me parece de la cita es lo de la “vaga ilusión de rebeldía”. Si por vago entendemos al que no quiere levantarse del sofá para actuar, estoy de acuerdo. Pero la abstención no implica ser vago, de hecho, la auténtica “vaga ilusión” la renueva el votante cada cierto tiempo, pasándose por su colegio electoral, participando en un sistema obsoleto y autocomplaciéndose por participar en un ritual vacío, para luego pasarse despotricando sobre los políticos y sin mover un dedo toda la legislatura.
    Es mucho más efectivo no votar, para que, efectivamente “la vaga ilusión de rebeldía” termine al día siguiente, de paso a la acción y no dure eternamente, como la vaga fe en el dogma democrático que se renueva eternamente pasando por el sacramento de la votación.
    ¿Qué líderes queremos? ¿Roosvelt? ¿Es esa la democracía que queremos, la de Roosvelt? El protagonista fundamental en la colonización económica de Cuba, ardiente defensor de la colonización de Filipinas, autor del Immigration Act de 1903 que permitía deportar a epilépticos, mendigos y anarquistas de EEUU, defensor de la “Big Stick Policy” (básicamente el “a Dios rogando y con el mazo dando”)fundamentado en el maquiavelismo político y la ostentación de poder militar, ese es Roosvelt. Aporto otra cita de Roosvelt: “I should welcome almost any war, for I think this country needs one” [Apoyaré casi cualquier guerra, porque pienso que este país necesita una]. Es cierto que nada de esto desvirtua la citas del texto, pero puede hacernos recapacitar sobre lo que ahora estamos llamando “democracia real”, que no es la “realpolitik” de Roosvelt. Por mucho que también fuera un luchador contra la corrupción política, partidario de las mejoras laborales de los trabajadores y enemigo de las grandes corporaciones, Roosvelt es un buen ejemplo de la contradicción que supone ser demócrata (favorecer la igualdad) y capitalista (favorecer la desigualdad).
    Los que han fracasado no son los actores de la democracia representativa, sino la misma democracia representativa. Mi opinión sobre nolesvotes en:

    http://ioanesibarra.blogspot.com/2011/04/votar-y-no-votar-por-que-nolesvotes-no.html

  • #016
    gaos - 21 abril 2011 - 01:15

    Bueno, Sr. loanes. Después de haver leío otra vez un rollazo de su pluma, debo decirle que está equivocado. No sé si es por que no se entera o no se quiere enterar y a su vez hace de político bla bla bla… y nada dice en definitiva porque el párrafo casi viene bla bla.. sólo de Roosvelt, y no es esa la cuestión. Sólo se han cogido un par de frases que coinciden con el tema.

  • #017
    Ioanes - 21 abril 2011 - 04:14

    Bueno, Sr. Gaos, lo que está claro es que su explicación no es ningún rollazo, porque no existe, además de contener falacias manifiestas. De hecho, yo mismo no quería caer en la falacia “ad hominem”, la que se centra en despretigiar a la persona con afirmaciones como: “no te enteras” o “Roosvelt era un criminal” y por eso lo digo en mi comentario: lo que fuera Roosvelt no elimina la validez de las citas. Efectivamente, el tema no es Roosvelt, personaje que sólo he mencionado porque aparece en la entrada y porque pasa por ser clave en la actitud progresista que condujo a la “conciliación” entre los trabajadores y la patronal durante la industrialización en la época. Dado que podríamos encontrarnos en un momento comparable, me pregunto, y este sí es el tema fundamental, tanto de la entrada de E.Dans como de mi comentario: ¿qué democracia queremos? y añado: ¿la de Roosvelt, la democracia capitalista?. Perdone, Sr. Gaos,pero sí me entero, me entero perfectamente; y me resulta muy curioso que su actitud frente a la crítica contra los nuevos poderes emergentes sea la misma que ahora utiliza el poder establecido. ¿Qué le dijo Sinde a los blogeros y abogados que se reunieron con ella? Básicamente: “no os enteráis y aquí vengo yo a explicar de qué va todo”. Menos mal que ahora el Sr. Gaos me va a explicar el tema.
    Los que proponen exclusivamente reformas de negocio y de la democracia no dicen nada nuevo y siempre han fracasado en sus intenciones reformistas: en España y en cualquier otro país. Es decir, ¡no cambian nada! Ahora su despotismo en vez de ilustrado será tecnocrático. Me es igual. Por cierto: “bla,bla,bla” no es un argumento.Para concluir, Sr. Gaos, la inexistencia de razonamientos no hace honor a su prestigioso apellido.

  • #018
    gaos - 21 abril 2011 - 11:35

    #017
    Me parece muy curioso el hecho de que ahora venga la fiebre de “vota en blanco”, como si de verdad fueran a cambiarlo todo de un día para otro, ¿no cree usted lo mismo?. Si tanto saben del tema estos que defienden el voto en blanco, ¿por qué no empezaron a convencer a la gente hace años atrás para ir logrando una mayoría que de verdad anule el sistema?.
    Dada la asquerosa coincidencia sólo puedo pensar que os beneficia el sistema actual.

  • #019
    Isabel - 21 abril 2011 - 13:36

    Enrique :

    Cierto. Fue un error de concepto. Muchas gracias por la explicación. Soy de letras puras, y más allá de la creatividad y la literatura…Aunque aprendo a marchas forzadas…

  • #020
    Anonimo - 21 abril 2011 - 16:06

    #015 Ioanes; hay una eterna discusión entre reformistas y revolucionarios. Pero a veces la historia da sus vueltas o sorprende con sus paradojas…

    Cita de la Wikipedia sobre el personaje:

    Debido al asesinato del presidente William McKinley a manos del anarquista Leon Czolgosz, Theodore Roosevelt accedió a la presidencia en 1901. Contaba con tan solo cuarenta y dos años, . Es la persona más joven en haber alcanzado la presidencia de los Estados Unidos. Fue reelegido en 1905, por abrumadora mayoría. Se trataba de un hombre de fortísima personalidad y extraordinariamente activo. Así, su administración se caracterizó por un fuerte intervencionismo en política exterior, lo que lo diferenció de la mayoría de sus antecesores. Por ello, se suele considerar que su presidencia marca el paso de los Estados Unidos al estatus de gran potencia.”

  • #021
    carloseco - 21 abril 2011 - 17:39

    Estoy de acuerdo con denominar esto como una plutocracia, cada ley responde a las necesidades de los grupos empresariales y no en las de la población. He escrito un libro que acabo de publicar que se llama Indignese donde critico este sistema y a los medios de comunicación manejados por los ricos. Nos venden la fantasía de que algún día seremos ricos y si pedimos que los ricos paguen mas impuestos nos hacen creer que un futuro nos perjudicara. Tambien apoyo a no les votes y creo que es una movilizacion que tendria que triunfar en las elecciones para demostrar quien tiene el poder realmente. Voy a colocarte en mi blogroll

  • #022
    Ioanes - 21 abril 2011 - 21:18

    #20. No me queda claro lo que pretendes resaltar. ¿Podrías extenderte un poco más? Gracias

  • #023
    fernando - 25 abril 2011 - 18:44

    “El berrinche, la abstención,…” no son formas ni más ni menos ilusorias que el repartir los votos de castigos a cualquier otros partido (los cuales también sería necesario analizar uno por uno en cuanto a sus ideales, sus programas y el hacer en el día a día, vaya a ser que sólo quieran apuntarse a algo con el fin de conseguir su parcela de poder -la corrupción también se pueden dar en partidos con poca representación o incluso existir en su seno, aunque no tengan dicha representación, el gen de la corrupción); bueno como decía, el repartir votos resta fuerza, desvaneciéndose esa protesta en la nada.

    Pero yo veo un agravante en el tema, y es que el problema no es tal o cual partido y sus fechorías, ellos son el síntoma de un sistema que ha favorecido, y sigue favoreciendo, la corrupción y una democracia mutilada; así la participación en tal pantomima sólo favorece, no únicamente a esos grandes partidos (que podrán decir que con una gran participación ha vencido en la contienda), sin que se les dan apoyo al sistema político (llámalo como quiera) que los sustentan. De esta forma, cuando se analiza, en este caso una situación política, hay que valorar las circunstancias que la rodean y las posibles formas de intervenir en ella para poder cambiarla.

    Actualmente lo tenemos algo crudo, ya que si realmente existen opciones, no hay alternativas, no digo ya de poder, sino tan siquiera de obtener una representación aceptable (?). Se puede decir por tanto, aunque cabría matizar y afinar muchos aspectos, que el promocionar un voto disperso (vota, pero vota como sea, menos a…) con una reglas de juego amañadas me parece poco realista. Este es el resultado de muchos años, en los que muchos ha participado alegremente (siempre con buena intención, por supuesto) en el apuntalamiento de un sistema político en el que la democracia comenzaba y terminaba echando un papel en una caja, y ahora, en dos días, no se puede cambiar el estado de las cosas por arte de magia.
    El trabajo que es necesario hacer es arduo y laborioso, se puede decir que se empieza desde cero. Es por todo ello que pido, y sería un buen comienzo, el respeto a todas las posturas. Y me refiero a la abstención a la cual pretenden demonizar algunos. Equiparar berrinche a dicha postura política es poco serio, argumentando, como he tenido la posibilidad de leer que es una tontería, o sencillamente que esta favorece a los grandes partidos. Toda actuación política hay que contextualizarla para poder valorarla y sopesarla.

  • #024
    Ocol - 26 abril 2011 - 16:46

    Bueno, lo que hay que hacer, lo tenemos claro.

    Pero hay un problema: el Sistema que está blindado contra los partidos minoritarios… voto disperso es voto inútil.

    ¿Cuál puede ser la mejor forma de hackear un sistema así?

    Una posible respuesta: convirtiendo todos esos partidos en un único “partido hacker”, concentrando el voto disconforme en una única alternativa con posibilidades.

    ¿Y cuál podría ser ese “partido hacker”?

    Otra posible respuesta: un partido sin programa (asumible por tanto por todos los disconformes) con el único objetivo de desocupar políticos de sus escaños/concejalías.
    Y ese partido ya existe: Ciudadanos en blanco (Escons en blanc&Ciudadanos en blanco en Cataluña).

    ¿Alguna sugerencia mejor para hackear el Sistema ya?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados