Vivan las cadenas

Conocía el tema desde que el pasado Septiembre tuve la oportunidad de dar una charla para SonyBMG, pero Edgar Bronfman, CEO de Warner Music, lo ha dejado ya completamente claro con sus declaraciones de hoy: las discográficas ya no admiten a ningún nuevo artista si no firma obligatoriamente un contrato 360º. Los contratos 360º establecen porcentajes de comisión sobre todas las posibles actividades del artista, en lugar de hacerlo únicamente sobre la venta de discos: conciertos, ventas de merchandising, contratos de publicidad, uso de canciones en bandas sonoras, y cualquier otra posibilidad existente o futura de ingresos, protegiendo así la inversión de la empresa en el lanzamiento y popularización del artista.

Según me comentaron en SonyBMG, los contratos 360º se han intentado generalizar a la totalidad del catálogo, pero los artistas ya consagrados, se han negado (logicamente) en su práctica totalidad. Ahora, la disyuntiva es clara: si eres un artista novel y quieres optar a lanzar tu carrera a través de una discográfica, tendrás que vender un porcentaje de todos tus futuros ingresos vengan a través del canal o actividad que vengan, o bien irte por tu cuenta y prescindir de la industria discográfica.

El dilema de la industria es claro: en una hipotética cadena de valor simplificada, ésta podría dividirse en selección de talento, producción, distribución y comercialización. Y precisamente, todas y cada una de esas actividades son hoy en día objeto de cuestionamiento:

  • Selección: Muchos preferimos escoger la música por nuestra cuenta entre el inmenso catálogo que ofrece Internet, o confiarnos a sistemas de recomendación social que nos ofrecen artistas y obras basándose en criterios científicos.
  • Producción: Los costes han bajado tanto, que un ordenador y un estudio casero puede ofrecer una calidad más que suficiente.
  • Distribución: Eliminado el vínculo con el objeto físico – el CD, – la distribución se efectúa a través de Internet con un coste mínimo.
  • Promoción y comercialización: ¿Es una discográfica mejor que, por ejemplo, una agencia de publicidad a la hora de lanzar a un artista? ¿Saben las discográficas recurrir a los nuevos sistemas de comercialización basados en factores como Internet, redes P2P, viralidad o redes sociales que han visto tradicionalmente como sus enemigos acérrimos?

En un escenario así, las discográficas se ven abocadas a un redimensionamiento radical, a una severísima cura de adelgazamiento, y a un intento de ampliar sus fuentes de ingresos. Por un lado, estructuras muchísimo más frugales y eficientes. Por otro, contratos 360º, siempre que los artistas acepten pasar por el aro. Por el momento, para los artistas que han vivido la era de las discográficas y que mitifican sus posibilidades, la elección imagino que será clara. Si éstas discográficas son capaces de proporcionar a los artistas oportunidades buenas de promoción y sistemas de comercialización adecuados, posiblemente sean capaces de hacerse con un nicho de actividad en el panorama de la música en el futuro, un panorama en el que las ventas de música serán cada vez menores y, eventualmente, desaparecerán para convertirse en un medio de promoción: la música será no solo de facto gratuita, como ya lo es ahora, sino gratuita por planteamiento inicial, una forma de promocionar otras actividades del artista que aporten más valor que la mera duplicación de plástico y venta de copias. Para los artistas, será un “vivan las cadenas”: se atarán, pero podrán, en algunos casos, obtener interesantes beneficios. Si no, los artistas se irán por su cuenta u optarán por otro tipo de actores, recurriendo al mercado en cada uno de los eslabones de la cadena de valor para desagregar lo que un día estuvo agregado bajo un mismo techo.

¿Luz al final de túnel para las discográficas? ¿O es una locomotora que viene de frente y a toda velocidad?

29 comentarios

  • #001
    jincho - 9 Noviembre 2008 - 01:24

    Este “conmigo ó contra mí”, puede convertirse en el fin del monopolio de las discográficas, a poco que los artistas se den cuenta y formen sus “pymes” musicales en la red, sin tener que pagar el diezmo a las majors…

    Saludos.

  • #002
    Gustavo - 9 Noviembre 2008 - 01:35

    Mi voto va por la locomotora ;-)

  • #003
    Krigan - 9 Noviembre 2008 - 01:41

    Hagan lo que hagan las discográficas no pueden evitar el hecho de que no tienen futuro. Los artistas consagrados se han negado a firmar, y los noveles se negarán tan pronto como se den cuenta de que no necesitan a las discográficas para llegar a la cima.

    Con esa regla (sin contrato 360 no hay contrato para los noveles) Arctic Monkeys nunca hubieran llegado a firmar con una discográfica. O tal vez sí hubiera habido contrato, pero sin 360. ¿Qué clasificación merecían Arctic Monkeys en el momento de firmar? ¿Noveles o consagrados? Porque resulta que ya eran famosos gracias a Internet antes de firmar.

  • #004
    venoxero - 9 Noviembre 2008 - 01:47

    ¿Es esto parte del cambio de modelo de negocio que pretenden las discográficas?
    Pues ni lo veo ni lo entiendo.
    Allá ellos!!

  • #005
    Pablo - 9 Noviembre 2008 - 02:03

    El problema es que las discográficas todavía ofrecen unos servicios bastante interesantes para los artistas. Y aunque internet ya llega a mucha gente, todavía no alcanza el nivel de difusión a nivel nacional de una buena campaña de promoción en radio, prensa, TV el internet que realizan los equipos de las discográficas.

    Estas dejarán, y ya están dejando de ser solo productoras de cds para convertirse en management, producción, asesoramiento, etc de los artistas. En vez de tener una discográfica, un manager y un promotor de conciertos a través de diferentes empresas, lo realizará todo la misma. Ahí es donde entran los contratos 360.

    Aún así, muchos artistas son los primeros que deberían quitarse muchos lujos que tienen y exigen. Y aunque las discográficas no lo están haciendo nada bien aún ofrecen servicios de interes para los artistas.

    Un manager se lleva aproximadamente un 20% del artista. Ahora las discográficas comienzan a querer ser también managers y tener un mayor número de enlaces y negocios con el artista, no solo la producción del disco.

    Creo que no es todo tan sencillo como muchas veces parece :-)

    Saludos.

  • #006
    Elentir - 9 Noviembre 2008 - 03:49

    El problema es que cualquier pequeño grupo musical se puede hoy montar su propia campaña de promoción lanzando un vídeo viral en Youtube, creando un grupo en Facebook y poniendo sus canciones en iTunes. De momento siguen atados a las discográficas, pero ¿qué pasará el día que unos cuantos se animen a utilizar la red por su cuenta y cunda el ejemplo?

    En mi opinión, las discográficas sólo intentan frenar lo inevitable: que la tecnología les obliga a repensar su negocio. Han escogido la estrategia más torpe y terca.

  • #007
    Alberto - 9 Noviembre 2008 - 04:11

    Me has hecho recordar algo que dijo Darwin: quienes sobreviven no son los más fuertes, ni los más listos, sino los que mejor se adaptan el cambio.
    ¿Cómo se están adaptando las discográficas al cambio?

  • #008
    matellan - 9 Noviembre 2008 - 05:02

    Sinceramente si que veo normal que las discograficas obliguen a firmar contratos 360. Ten en cuenta que todos los beneficios que los artistas recauden de otras actividades que no sea la venta de discos esta directamente relacionada con la actividad promocionadora de la discografica. Si la discografica no promociona al artista para vender discos, el artista no se hace famoso, y si no se hace famoso no hay ingresos extras.
    Por otra parte, y respondiendo desde mi punto de vista a tu pregunta sobre las discograficas y las agencias de publicidad, pues mira, cada uno sirve para una cosa. Cada profesional se especializa en algo, y de esa especializacion surgen rentabilidades mayores que si no existiera.
    Para terminar quiero decir que yo no soy un protector de las discograficas, ni las defiendo, ni defiendo a la SGAE ni nada por el estilo. Sencillamente he respondido desde el punto de vista de la logica empresarial, o al menos desde la que yo creo que deberia ser.

  • #009
    asdf - 9 Noviembre 2008 - 05:11

    pero las discográficas son una institución arraigada en la sociedad y sus miembros conocen o dominan el funcionamiento de la publicidad, ergo saben imponer sobre la masa.
    la información en internet es excesiva, las discográficas supuestamente suponen una garantía de calidad.
    mucho hablé para lo que sé

  • #010
    Ernesto - 9 Noviembre 2008 - 08:57

    Estoy de acuerdo con Pablo, el solo hecho de contar con los medios para que tu single salga en la radio ya hace que las disqueras aun conserven su atractivo ante los musicos noveles.

    El problema con este “reciclaje” es que las disqueras trataran por todos los medios de amarrar no solo al artista sino a los medios de difusion en todo lo que les sea posible o permitido, no se resisten a tener el control y ya que no pueden con Internet buscaran las rendijas que aun queden.

    Enrique, me parece o esta estrategia de los contratos 360 es parte de la idea del control total sobre los canales que comentabamos a proposito del bloqueo de Youtube por paises que hacen las disqueras, en parte tiene sentido desde su punto de vista: “En estos paises no habra gira, la gente compra pocos CDs, no hay porque habilitar un canal de difusion hacia ahi puesto que no habra ingresos relevantes de ahi”. Con esta perspectiva las piezas empiezan a encajar….

  • #011
    Jon - 9 Noviembre 2008 - 09:56

    Hombre, asdf, decir que las discográficas suponen una garantía de calidad me parece cuando menos, gratuito.. Como tu bien dices, sus ejecutivos conocen el mundo de la publicidad, pero salvando algunas discográficas hiperespecializadas como austrohungaro o subterfuge, de música no tienen ni idea.

  • #012
    kiki - 9 Noviembre 2008 - 10:26

    Me parece normal lo de los contratos a 360 grados, si ya no venden discos otra cosa tendrán que vender no?

  • #013
    juan - 9 Noviembre 2008 - 10:31

    Me parece positivo que las discográficas se planteen el cambio de modelo de negocio, y la fórmula me parece interesante.
    Digamos que el artista se convierte en emprendedor y la discográfica en VC (con participación en la gestión).
    Si algún artista cree que tiene medios propios (dinero o talento para lanzarse por él mismo por dominar la viralidad de la red) sería un emprendedor “a pulmón”.
    Digamos que la forma de lanzarse como artista más común es con un disco fuertemente apoyado (hacer que suene en las radiofórmulas musicales), que es una inversión de las discográficas, sin embargo el fruto de esa inversión, ingresos por música en soporte tradicional va a menos, y la consagración de un artista da inmensos ingresos vía conciertos (que hasta ahora se dividía entre gastos, artista y manager). De esta forma se reconoce la apuesta del “inversor” por crear valor.
    En principio no me parece mal. De la misma forma que los fundadores de google, sin entradas de capital no hubiesen llegado donde están, y sus % en Google quedaron donde quedaron, a lo mejor los emprendedores del “arte” tienen que asumir ese modelo.

  • #014
    Andreu - 9 Noviembre 2008 - 10:32

    No conozco por dentro el sector y de base comparto el principio que el modelo de negocio actual ha caducado. Partiendo de eso, me quedo con la imagen interesante de una discográfica comparada con una agencia de publicidad.

    ¿Tendría sentido una empresa dedicada exclusivamente a la promoción online (profesional) de músicos? Porque siempre se dice que “cualquiera puede poner un video viral en youtube” sin tener en cuenta que eso es un pelín más complicado de lo que pueda parecer. ¿Pero por qué no dedicarse a ello profesionalmente? Una empresa especializada en dar a conocer grupos y su obra, cobrando por ello, claro está. Alguien que domine los entresijos de youtube, myspace, conocimientos como SEO, etc., quizá combinado con asesoramiento para los grupos en temas de imagen, diseño, publicidad, RRPP.

    No sé, huele a oportunidad de negocio, quizá veamos proto algo parecido -o quizá exista ya y yo no lo conozca, que también puede ser-.

    Saludos.

  • #015
    Txaber - 9 Noviembre 2008 - 10:46

    También se ha demostrado un éxito la venta del millón de canciones a telefónica. Las telcos patrocinan el servicio el primer año y luego lo pagan los usuarios. The Economist hablaba de ello hace un par de semanas.

  • #016
    Ale - 9 Noviembre 2008 - 11:27

    Yo creo que las discográficas en lo único que pueden aportar a un artista nuevo, es un capital inicial para producción, promoción, y distribución. Algo así como angel investors. Porque si un artista fuera capaz de presentar un “plan de negocio”, y algún inversor le gustara ese plan y su “producto”, pues para qué sería necesario una discográfica, si como bien dice Enrique todo es posible obtener por otros medios.

  • #017
    juanjo - 9 Noviembre 2008 - 11:33

    lo que es evidente es que el modelo de negocio discografico esta obsoleto, estan intentando desesperadamente ampliarlo a costa de los artistas, pensando en que son un monopolio y no tendran mas remedio que pasar por el aro, y de momento lo son, porque aun nadie a puesto dinero en desarrollar un nuevo negocio viable.
    yo actualmente dudo bastante de la eficacia de la actual promocion discografica, de esos anuncios de tv casposos emitidos en las horas mas baratas, y de esa radioformula caduca emitida para audiencias que llevan IPODs sin sintonizadores de radio.

    Si empiezan a aparecer empresas capaces de promocionar para el target actual, para las cuales lo importante no sea vender plasticos, lo cual ya no es negocio. Empresas mas parecidas a agencias de publicidad que a discograficas.

    supongo que asi, los artistas estarian dispuestos a firmar contratos 360º, ya que si obtienes un resultado palpable, no veo problema en ello, excepto si el porcentaje es abusivo.

    El problema del contrato 360º con discograficas, es que vendes tu alma, si el artista A, interesa mas que el B, que es parecido a A y compite con el, pues se coje a B y se le mete en el fondo de un cajon durante 5 años, impidiendo que se cambie de discografica, lo que es directamente tirar la carrera a la basura.

  • #018
    Pablo - 9 Noviembre 2008 - 13:02

    Lo digo con el máximo de los respetos, pero mucha gente está hablando sin conocer como funcionan muchos aspectos de una discográfica.

    Es una gran simplificación de la realidad decir o creer que la promoción de un artista se limita a un vídeo casposo y la radio fórmula. Es cierto que las discográficas van un paso por detrás en el conocimiento y uso de las posibilidades de internet. Pero la promoción de un disco implica entrevistas para periódicos, revistas, televisiones, telenoticias, radio el incluso a través de internet. La promo se realiza por todos los lugares posibles para intentar que al final llegue al oyente por algún lado.

    Decir que “hacemos un vídeo viral por Youtube” y comparar eso con una promoción bien hecha me parece un error. Promocionar un artista es muy difícil, entre otras cosas porque hay muchos mas músicos de los que el mercado puede dar de comer.

    La promo por internet puede tener ahora mucho éxito porque es la novedad, pero en el futuro será tan poco impactante como el resto de la promo, será un medio más. Y recordemos que en este país la inmensa mayoría aún consulta sobretodo los medios habituales: prensa, radio y TV. Si se quiere promocionar un grupo español hay que tener en cuenta que la mitad de los hogares de España no tiene conexión a Internet.

  • #019
    Belén - 9 Noviembre 2008 - 16:09

    La existencia de discográficas sigue -y seguirá- teniendo sentido en su faceta de agencia de publicidad, relaciones públicas y managing de artistas. Y eso justifica los contratos 360º. Me explico: ahora ya no se necesita a una discográfica para grabar el disco en primer lugar y producir millones de copias en CDs., lo cual ha simplificado, abaratado y facilitado la labor de lanzamiento de artistas sin un respaldo económico importante. Esto hace que ya no haya X potenciales artistas en la linea de salida, dispuestos a correr en cuanto una canción suya triunfe y dé el pistoletazo de salida. Ahora pueden salir X^2 artistas nuevos cada día. La dificultad ya no es producir y vender el disco en sí, sino conseguir la atención del público. Y precisamente para ser capaces de destacar entre una marea mucho mayor de artistas en su misma situación, la función de la discográfica es mucho más decisiva.

    Obviamente, subir vídeos a youtube y promocionarse a nivel inicial es fácil y está al alcance de cualquiera. Pero precisamente por eso, no es suficiente. Una vez más, aumentamos la oferta de gente promocionada de ese modo y disminuye el valor añadido de hacerlo. El mensaje se pierde cada vez más entre los otros millones de aspirantes a conocidos. (es el mismo problema del marketing en mass media que todos conocemos). Por eso, el artista nuevo tiene que destacar de otras maneras, tener un nivel de dedicación mucho más intensivo a este tema, que podría seguir realizando él, en la mayoría de los casos, pero no en todos. Debe dedicar su tiempo y su esfuerzo a lo que se le da bien: componer, cantar, tener inspiración para ello, atender a sus fans etc. Dejar la parte promocional en manos de profesionales que lo pueden hacer mejor (imaginemos a un RRPP con 1000 veces más contactos y habilidades para ello) es una buena idea siempre que le compense. En otros casos, el artista es directamente incapaz de tener las tablas que hay que tener para estas tareas, no se le da bien moverse, o ha llegado a niveles de estropicio tipo Amy Winehouse o Pete Doherty. Así pues, la discográfica puede ser simplemente una agencia de publicidad y RRPP especializada en un sector concreto.

    Lo de firmar acuerdos a comisión como los agentes y contratos 360º es un método de incentivo para la agencia, para que realmente se esfuerce en su trabajo. No olvidemos que el “nuevo modelo de negocio” consiste en explotar todo menos la venta en sí de la música. Todo eso alrededor de ella es lo que va a generar beneficios. Si simplemente fuera “te pago 100k y me promocionas por ahí”, al final la agencia podría estar tentada a hacerlo malamente, dedicándole más o menos esfuerzo dependiendo de la persona, etc. Siempre que el % no sea excesivo ni las condiciones exageradas, el sistema debería aportar beneficio a las dos partes. (Aunque no queremos “Artistas anteriormente conocidos como …” por ahí, que es el problema que yo creo que hay)

  • #020
    sebasmuriel - 9 Noviembre 2008 - 16:12

    .. música y tecnología .. mis dos pasiones:

    .. por un lado os dejo una pregunta: cuando hablas de discográficas, enrique, son todas ? o el establishment ?? (me refiero al planteamiento de todas esas enormes compañías discográficas independientes que tanto hacen por la música), no sé si también van por el 360º ..

    .. y, por otro lado, mi opinión: cuando tu negocio se basa en el talento, en encontrar lo mejor, sólo puedes plantear cosas como la que comentas cuando no hay alternativas, cuando ese talento no se puede ir por otro lado, porque si no, seguro que se irá por otro lado ..

    .. poco a poco los músicos (como el resto de la sociedad), estarán más presentes en la red .. poco a poco, cada vez seremos más las “audiencias” en la red .. y según estos músicos sean capaces de entender la red como la fuente de ingresos, y puedan apoyarse en herramientas (que ya existen) para sacar partido de esa “larga cola”, las majors se darán cuenta de que sus modelos analógicos sólo servían para mis amados discos de vinilo; ni siquiera para los CDs !!! ;-) ..

    .. los que amamos la música la buscaremos por todos sitios, y cuando algo sea bueno de verdad, existirán miles de sistemas que nos lo acercarán, en función de nuestros gustos, en función de los gustos de los que oyen cosas parecidas, etc ..

    .. la música no corre ningún peligro ..

  • #021
    Alberto - 9 Noviembre 2008 - 17:51

    La mayoria de la musica que consumo proveniene de grupos que estan en compañias independientes o se autogestionan su propia musica, existe otro mercado, desconocido para el gran publico pero que sobrevive, lejos logicamente de las cifras de SonyBMG.

    No creo que las cosas cambien mucho, las multinacionales y los grandes medios TV/Radio viven en simbiosis con el tema musical, espero equivocarme pero aunque a los grupos que quieran hacer la guerra por su cuenta tienen mas a su alcance la promocion, tecnologia, distribucion, para estar arriba tendran que sucumbir. Pocos son como ACDC que puede exigir a itunes o negarles su musica.

    Un saludo.

  • #022
    Sergi - 9 Noviembre 2008 - 21:24

    A raíz de lo que dice Andreu en su comentario, he visto que ya existe algo así desde hace poco tiempo aunque sea bajo el paragüas de Movistar. Se llama Sello Movistar y es una “discográfica” online: al parecer no fabrican discos físicos y tan sólo venden la música de sus artistas a través de internet y de móviles

    Según he visto, fichan a grupos nuevos y luego les sacan singles hasta completar un álbum, lo que equivaldría a un álbum físico, once-doce temas

    Os dejo un enlace a su web www.artistas.movistar.es a ver que os parece

    Lástima que la marca de movistar se te meta por todos los lados pero igual es un planteamiento lógico que las discográficas actuales seguramente no pueden llevar a cabo porque no tienen dinero

    El primer grupo que han fichado se llama RAGDOG, les ví en el Summercase de este año y no tienen mala pinta

    Un saludo

  • #023
    Rodolfo - 9 Noviembre 2008 - 23:12

    Es una locomotora, sin duda.
    Y las discograficas estan haciendo sus ultimos estertores, antes de la CRISIS que se les avecina y que no es nada comparado con la situacion actual.

  • #024
    JV - 10 Noviembre 2008 - 13:34

    Desde luego, las discográficas, igual que los artistas, tratan de conseguir lo más beneficioso para ellas mismas. Vamos, lo que piensan que les es más provechoso, porque a veces sus exigencias acaban yendo en su contra. No creo que haya nada escandaloso en ello. En todo caso, el problema radica en la desigualdad entre las partes. Antiguamente, las discográficas eran todopoderosas y los artistas unos don nadies sin poder de negociación. ¿Sigue siendo así hoy en día? Me da que no. Poderosos sigue habiendo, vaya que sí. Pero no veo a las discográficas con poder para doblegar a los artistuchos. Yo miraría más bien a iTunes Store y similares. Tiempo al tiempo. No obstante, nos pongamos como nos pongamos, ¿ha desaparecido realmente la necesidad de los intermediarios en la industria cultural? Creo que no. Internet ha añadido voces al panorama, con las voces algarabía y, en cierta forma, el usuario siente la necesidad de que alguien le marque la senda. Lo bueno, estimo, es que en el pasado había que pagar peajes, fuese a pata, en coche o en moto, y actualmente puedes encontrar un sherpa en cada esquina y, si te apetece, convertirte en tu propio sherpa.

  • #025
    Luis Rivera - 11 Noviembre 2008 - 07:38

    Si alienan a nuevos artistas van a acabar únicamente con un portfolio que todo el mundo pirateo hace tiempo…. que pena de sector, pudiendo hacer tantos proyectos interesantes se empeñan en seguir buscando enemigos

  • #026
    Luis Rivera - 11 Noviembre 2008 - 11:38

    Hay bandas que lo tienen claro

    http://www.nme.com/news/various-artists/40832

  • #027
    Ricardo - 11 Noviembre 2008 - 12:58

    Creo que este es el camino, o al menos un intento por abrir el camino. Yo siempre he pensado que las discográficas debían mantener una posición importante a pesar de la llegada de la red. La red y otros canales nuevos deben abrir más oportunidades y desde luego han modificado el escenario, pero no hay problema con que las discográficas existan. Eso sí, tanto ellas, como su modelo de negocio se ha de adaptar a la nueva situación. Ha cambiado lo que en Marketing se llama “comportamiento del consumidor”; sus preferencias, prioridades, canales, etc. Y las discográficas deben encontrar una manera nueva de seguir con su negocio, aportando nuevas ventajas para todos. La actitud de “vamos a ver qué piden nuestros clientes que seamos hoy” es más inteligente que la de la SGAE: Denunciemos a quién no acepta nuestras mentiras, haciendo aún más daño a quiénes representa.

  • #028
    Jordi Manté - 11 Noviembre 2008 - 16:40

    Hola a todos,
    En referencia a lo comentado por Enrique, y una respuesta a lo que se está empezando a mover, os aconsejaría pasar por la web apadrinaunartista.com. Los 100elephants son un grupo de música de Gerona, que gracias a esta iniciativa, han podido grabar un disco con 4 de los mejores productores nacionales. Han organizado una BusinessPlan Tour. INCREIBLE!
    Además, porqué repartir los beneficios sólo con una discográfica, si lo puedes hacer con todos tus fans?!. Ellos pueden invertir en el grupo de música que mas les guste.
    Una gran idea. I da oportunidades a todos. Insisto, una gran idea que dará mucho de que hablar.

    Jordi Manté

  • #029
    David - 9 Diciembre 2012 - 01:40

    www.gloen.org . Nuevos cambios de modelo para la industría.

    Saludos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados