Rankia y el matonismo judicial

juezEl llamado “matonismo judicial” consiste en recurrir a la justicia  cuando existe una evidente desproporción en las posibilidades de aplicación de ésta en favor de aquel que supuestamente invoca la protección de la misma. En Estados Unidos, es tristemente conocido y evidente el caso de la Recording Industry Ass. of America (RIAA), que utiliza el recurso a la justicia como una amenaza directa a modo de chantaje: sabiendo que los medios con los que cuenta para plantear el caso – número y calidad de abogados, capacidad de influencia, etc. – son desproporcionadamente superiores a los que posee el demandado, la RIAA espera que, como de hecho ocurre, un número elevado de éstos opten por hacer frente al pago requerido, en lugar de enfrentarse a un proceso largo, extremadamente caro, y de resultado incierto dada la clara desproporción de medios a disposición de cada parte. Después, forzando una interpretación del pacto extrajudicial como “asunción de culpabilidad”, la RIAA espera crear un clima de “jurisprudencia” que, en realidad, se ha producido sin necesidad de juicio alguno.

En España, el ejemplo más claro de matonismo judicial se ha dado tradicionalmente en la tensión existente entre dos derechos: el derecho al honor y a la propia imagen, frente al derecho a la libertad de expresión. El caso de Rankia, la comunidad financiera online que el pasado Noviembre fue demandada por Luis Pineda Salido y la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc Consumo) debido a la existencia de determinados comentarios presuntamente injuriosos realizados por usuarios de la comunidad, va camino de convertirse en una victoria del sentido común en este sentido. Tras muchos meses de imposición de unas medidas cautelares a todas luces absurdas e inoperantes, que impedían el normal funcionamiento de la comunidad, la Audiencia Provincial ha dado finalmente la razón a Rankia y levanta dos de dichas medidas (hay más detalles del auto, que vale la pena leer, en el blog de Rankia): concretamente, se elimina

“La prohibición de que en los Foros de Rankia y noticias se publiquen comentarios o noticias relacionadas con los actores que atenten a su honor y dignidad, prohibiendo expresiones vejatorias y ultrajantes y enlazar con links con otros medios, cuyo contenido sea también vejatorio”

Que claramente era una medida abusiva, equivalente a un “te prohibo que hables de mí”, que obviamente no podía ser cumplida por su desmesurada generalidad, y que atentaba de manera evidentísima contra la más elemental libertad de expresión. Al tratarse Ausbanc de una asociación que busca entre sus fines la presencia en medios, pretender que únicamente se reflejen en éstos “las noticias buenas pero nunca las malas” supone un claro interés de distorsión de la información.

La segunda medida cautelar revocada corresponde a

“Que en la pagina de inicio, también llamada “home” de forma destacada se advierta de que los comentarios noticias o blogs, no podrán tener contenido vejatorio contra los actores, pudiendo ser eliminados por el administrador del foro, impidiendo volver a participar”

Que resulta igualmente difusa, genérica e inconcreta y supone una advertencia que pretende crear un clima de miedo, que invita a abstenerse de ejercer la libertad de expresión incluso comentando noticias tomadas de otras fuentes, al no poder los participantes determinar cuando se considerará vulnerado el derecho al honor del demandante. Además, dicha advertencia ha estado ocupando un espacio prominente que podría haber sido asignado a publicidad en la página principal de Rankia durante varios meses, razón por la cual el demandado reclamará los correspondientes daños y perjuicios.

Se mantiene como medida cautelar el aviso, añadido a los comentarios individuales objeto del litigio, en forma de una notificación que advierte que están sujetos a la correspondiente demanda, algo que se ha estimado no afecta a la libertad de expresión en el resto del foro.

La suspensión de las medidas cautelares supone simplemente un ejercicio de buen juicio. ¿Se imagina alguien que en un bar donde un dia alguien insultó a alguien, se obligase a prohibir toda conversación referente a ese alguien y a poner un cartel avisando de dicha prohibición y conminando a la inmediata expulsión de todo aquel que le mencionase? El equilibrio entre derechos es, en los tiempos que corren, una de las cosas más evidentes que hay que reclamar al criterio de un juez: más allá de la ciega aplicación de normas, es preciso tener en cuenta las consecuencias de las mismas, y de su extensión irracional a los nuevos contextos que se crean. Los jueces no están para actuar de “matones” de nadie, sino para juzgar y buscar un equilibrio entre los derechos de todos. Reconocer el “matonismo judicial”, el uso de las estructuras de la Justicia – todas ellas, incluyendo las indeseadas, como el retraso en su impartición – como arma intimidatoria, y los problemas y consecuencias que más adelante pueden derivarse de ello forma parte del deber de unos jueces que en muchas ocasiones se ven superados por la velocidad de los acontecimientos, por la magnitud de los cambio, y que cuentan en demasiadas ocasiones con la influencia de una “formación” – o deberíamos llamarla “intoxicación” – impartida siempre por los mismos.

En esta ocasión, la Audiencia Provincial ha obrado con buen tino, y la suspensión de las medidas cautelares supone una muy buena noticia para todo aquel que tenga una página en la red en la que se produzca algún tipo de participación de terceros: buena noticia para quien tiene la página, y buena noticia para los terceros participantes. Por tanto, buena noticia para todos.

17 comentarios

  • #001
    Belén - 14 julio 2008 - 14:41

    http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/2242163/Landlords-protest-after-pub-swearing-ban-gets-them-sacked.html

    La razón es siempre la que gana a largo plazo….

  • #002
    Gorki - 14 julio 2008 - 15:45

    Belen te equivocas, la justicia depende mucho según a quien se aplique. Podría ponerte montones de ejmplos en uno y otro sentido, pero prefiero centrarme en De Juana Chaos, con 25 muertos confirmados a sus espaldas, ya está en la calle.

  • #003
    Belén - 14 julio 2008 - 18:29

    Gorki: Me refiero a este tipo de controversias. No era mi intención generalizar tanto. Y es además una visión optimista, lo sé. Pero en general, la libertad de expresión en su evolución histórica va mejorando, y no lo contrario. Se ve amenazada gravemente en algunos casos, como vamos viendo con los asuntos que surgen alrededor de los nuevos medios y sistemas de comunicación, pero quieran o no, la solución final no puede ser cerrar la boca a la gente porque es algo demasiado difícil/costoso de conseguir. Tengo esperanzas de que todos estas trabas a la libertad de expresión vayan eliminándose según se vayan dando cuenta de que lo razonable es permitir a la gente que dé su opinión, porque al fin y al cabo, el feedback, sea positivo o sea negativo, es lo que hace que las empresas, los políticos, incluso las monarquías y cualquier otro grupo/asociación/individuo consigan perdurar en la sociedad. En cierto modo, todos somos stakeholders y hay que tenernos contentos…

    Quizá a nivel jurídico la cosa sea más lenta todavía que en el plano empresarial, pero desde luego, ocurre igual. Sin protestas, manifestaciones, etc. nunca se habrían aprobado o derogado ciertas leyes.

  • #004
    Carolina - 14 julio 2008 - 20:02

    Por fin una buena noticia. Y mira que hacen falta en estos días…

  • #005
    Gorki - 14 julio 2008 - 20:07

    Reconozco que en libertad de expresión, se ha avanzado y mucho, solo en la frontera con derechos, también importantes como el de el honor y la propia imagen, queda mucho por hacer.

    Pero esta frontera, es tan difusa, que resulta muy difícil de delimitar, pues es cierto, que muchos utiliza este argumento para limitar el derecho de expresión, pero no lo es menos, que otros se encuentra indefenso ante ataques de personas que abusan del derecho de expresión en medios de comunicación, .

  • #006
    ACid - 14 julio 2008 - 20:49

    Enrique, tal como lo expones parece muy claro… pero yo voy a hacer un ejercicio mental… para intentar ver las consecuencias de esta interpretación judicial.

    Supongamos que en una web una persona anónima hace comentarios sobre tí (siempre pensar como si estuviésemos en las carnes del otro ayuda a entenderle un poco mejor, por si tuviese algo de razón), comentarios que atentan contra tu honor y dignidad, vejatorios y ultrajantes… ¿no crees que ese anónimo podría haber rebasado los límites de su libertad de expresión? ¿no estaría bien que tuvieras derecho a exigir que se retiren esos comentarios?

    Estoy de acuerdo que es exagerado poner como condena que en un lugar no se hable de cierta persona, o empresa, o que no se enlace a lugares externos.
    También estoy de acuerdo que nadie puede exigir a una web que se quite un comentario anónimo sobre su persona.

    Creo que la solución justa es que alguien pueda demandar que cierta web retire comentarios contra su persona y deberá ser el juez quien exija retirarlos, incluyendo algun mensaje reparador en sentido contrario (algo como “se han eliminado los comentarios aquí vertidos por orden judicial”). Y un buen problema es ¿quién paga el juicio? Si no lo paga aquella persona contra la que se atenta, ni tampoco el dueño de la web (ya que él no es reponsable, ya que el comentario es de un anónimo)… sólo queda que lo paguemos todos. Pero eso también significa otra cosa, o se puede ver de otra forma: dado que los recursos comunes de dinero y tiempo son limitados, no siempre lo podremos pagar todos (porque no habrá dinero ni tiempo) y resultará en que sólo se atiendan aquellos casos más graves, pudiendo medir su gravedad por la difusión del medio donde aparece dicho comentario anónimo.
    De esta forma, alguién podría atentar contra nuestro honor, anónimamente, en medios de baja difusión… sin consecuencia ninguna (es decir, sin que podamos evitarlo). Siendo de baja difusión, ¿no debería preocuparnos? El problema es si se hace en diversos medios, cada uno de baja difusión.
    Podemos pensar que está bien: que es dar el poder a la gente para insultar o alabar, que el poder es bueno que esté repartido y no concentrado… pero ni las multitudes son siempre inteligentes (veáse casos como el fútbol) ni siempre un medio aparentemente pequeño y de baja difusión es independiente. Pueden ser personas controladas por dinero hacia un interés, o incluso máquinas bien programadas.

  • #007
    jftamames - 14 julio 2008 - 21:34

    El temor a la libertad de expresión es infundado. Lo tremendo es que vivamos en un entorno de autocensura. La acciones judiciales que buscan algunos es eso, meter ruido y miedo.
    Para todos menos para los Albertos y los Chaos, eso sí, que tienen algo más que amigos.

  • #008
    fernan2 - 14 julio 2008 - 22:04

    ACid, hablas desde la ignorancia del caso:

    – En primer lugar, Pineda y Ausbanc tenían abierta la vía de reclamar el borrado de contenidos; de hecho, eran participantes muy frecuentes del foro, con más de 4000 mensajes, y lógicamente en muchos casos han pedido que se borraran mensajes en los que se les decía de todo, y esos mensajes se borraban si era oportuno. Los mensajes que han sido denunciados son por poner enlaces a noticias de medios como El País, El Mundo o El Economista, en donde se hacían eco de sentencias judiciales firmes en las que un juez había condenado a Luis Pineda o a Ausbanc (insisto: sentencias judiciales firmes, no opiniones particulares), o noticias en prensa que informaban de que la mujer de Luis Pineda era la directora de Consumo de la Comunidad de Madrid, y responsable por tanto de supervisar a Afinsa y Forum, mientras que Afinsa y Forum pagaban importantes cantidades a Ausbanc. Esos mensajes, que no eran insultos sino hacerse eco de sentencias judiciales y noticias de medios de primera fila, son los que no se borraron y han sido motivo de la denuncia.

    – Pero en segundo lugar, lo más grave: imagina que como dices alguien se pone a difamar a Enrique desde una web, y le hace mucho daño. Si lo que le dicen es “ladrón, joputa”, y a requerimiento de Enrique el dueño de la web se niega a borrarlo, que duda cabe que el dueño de la web será responsable del daño causado… pero si lo que dicen tiene apariencia de información verídica, ¿por qué tiene el dueño de la web que actuar de censor? ¿Vamos a cerrar internet a las críticas? Lo lógico es que Enrique ponga una denuncia al autor de las críticas, si es que piensa que le están difamando… Pero aquí se ataca judicialmente no al autor de los comentarios, sino a la web ¿por qué? Muy sencillo: para meter miedo. Igual que han condenado a Julio Alonso por unos comentarios de otros en su web, y van a por Julio y no a por los autores de los comentarios… se trata de meter miedo en los bloggers, y en los administradores de foros y de webs en general, para que ejerzan ellos de censores!! ES UN INTENTO DE HACER CALLAR LAS CRÍTICAS EN INTERNET, ni más ni menos, PORQUE LOS BLOGGERS Y LAS COMUNIDADES ONLINE NO SON TAN FÁCILES DE CONTROLAR COMO LOS PERIODISTAS DE LOS MEDIOS CONVENCIONALES!!

    Por eso, Enrique acierta de lleno en su último párrafo: la suspensión de las medidas cautelares supone una muy buena noticia para todo aquel que tenga una página en la red en la que se produzca algún tipo de participación de terceros: buena noticia para quien tiene la página, y buena noticia para los terceros participantes. Y de la misma forma, lo de Julio Alonso ha sido un mazazo para la libertad de expresión en internet

    s2

  • #009
    deincognito - 14 julio 2008 - 22:08

    Enrique,

    El simil debería ser más bien otro. El blog se asemejaría más al caso de un bar en el que se deja un cartel por un cliente insultando a otro o a un tercero.

    Cierto. Lo de Julio Alonso y otros casos anteriores no deja de ser una batalla perdida, pero la guerra aún sigue en pie.

    Salu2

  • #010
    Enrique Dans - 14 julio 2008 - 22:34

    #9: lo de Julio tiene de batalla perdida lo mismo que yo de santo o de enano…

  • #011
    ACid - 15 julio 2008 - 05:07

    fernan2, gracias por tu respuesta, que me aclara muchas cosas del caso, las cuales es cierto que desconocía.

    De todas formas, mi comentario era más bien genérico, intentando reflexionar si el dueño de una web puede mantener cualquier cosa que diga un anónimo en su web. O, dicho de otra forma, me planteaba si la Web (no Rankia, sino la WWW, en general), que permite una anonimicidad, debe permitir _cualquier_ libertad de expresión.

    En el supuesto planteado, dices: “Lo lógico es que Enrique ponga una denuncia al autor de las críticas”… pero ten en cuenta que ¡se trata de un anónimo!. “se ataca judicialmente no al autor de los comentarios, sino a la web ¿por qué?” Sin entrar a valorar cada caso, suponiendo jueces sabios ¿qué razones puede haber? por un lado, porque no se ha podido identificar al autor… y, por otro lado, porque el autor “sólo” es responsable de colocarlo allí pero en la mayoría de los casos no puede borrarlo, cosa que el responsable de la web si podría. El caso es que el responsable de la web no tiene por qué censurar… ni siquiera tiene que conocer todo lo que se deposita en su web. Pero si una persona, identificada como tal dice que eso es mentira y pide que se retire un comentario, el responsable ya si que tiene en su mano una decisión: o permitir que siga causando daño a una persona identificada algo no demostrado, o censurar la libertad de expresión de un anónimo que ni da la cara ni probablemente haya forma de localizar para pedir pruebas o verificar que no se trata de un error. Si ante esto, el responsable de la web decide mantener el comentario, a sabiendas de que hace daño y sin pruebas de su certeza… me temo que quizá un juez en el futuro le pida responsabilidades por ese daño.
    Nótese un detalle: un comentario del tipo “Fulanito Mengánez hizo tal delito” puede ser un error, el anónimo quizá se refiere a otro Fulanito, o se equivocó al escribir, etc… pero ni puede enmendar el error por sí mismo, ni quizá se dio cuenta de ese error, etc. Si pide al administrador que borre su comentario, si es anónimo “de verdad” (con proxy anónimo o similar) es posible que tampoco pueda dar una “prueba” (IP o algo) para convencer de que es el autor real y no alguien que quiere censurar.
    Así que esta libertad de expresión igual sirve para destapar grandes verdades quizá refutadas por muchas pruebas y testigos (que posiblemente sin el anonimato no hubiesen salido), como para crear grandes mentiras indestructibles!!… A menos que se regule esto… ¿cómo? haciendo que el responsable de la web pueda tener responsabilidad como “colaborador necesario” de daños al honor de terceras personas por frases (acusaciones) que él no pueda probar como ciertas y de las que es consciente que hacen daño a personas u organizaciones identificadas como tales.

    ¿y esto no pone en desventaja a las web frente a los periodistas tradicionales? Creo que no, ya que un periodista si bien puede negarse a hacer públicas las fuentes, eso no quiere decir que carezca de ellas o que pueda usar fuentes anónimas de dudosa credibilidad. Creo que sin hacer públicas esas fuentes un juez podría solicitar dichas fuentes e incluso culparlas de los daños… y en caso de no existir, culparía al periodista.

    NOTA: no soy juez, ni siquiera experto en leyes… y en los casos citados estoy de parte de las webs… sólo intento reflexionar, y ver los límites que puede haber, poniéndome un poco en lugar de los jueces y de las diferentes partes implicadas en estos casos.

  • #012
    Fernan2 - 15 julio 2008 - 08:29

    Responsabilidad
    ACid, lo de los comentarios anónimos es una ilusión; en el caso concreto de Rankia, se trataba de usuarios registrados, plenamente identificados… pero por ejemplo, en el caso de Julio Alonso (yo tampoco pienso que se haya dicho la última palabra), bajo requerimiento judicial un anónimo se convierte en una IP, y una IP se convierte en un nombre, y enseguida sale quién es el responsable del comentario; para eso se obliga a las telecos y a las webs a llevar registros de sus entradas!!

    ¿Moderación o censura?
    Por otra parte, ningún blogger ni moderador está interesado en que desde su página se haga daño a otros, incluso aunque no tuviera responsabilidad judicial; si a mí me piden que borre un comentario porque les hace daño, claro que lo quitaré; yo y cualquiera… Ahora, si desde mi página se denuncia a un timador, a un estafador o a un sinvergüenza, no insultándole sino contando hechos que han aparecido en la prensa o que yo he podido constatar, ¿qué crees que debería hacer? ¿Encubrir al sinvergüenza, al timador, al estafador, borrando la denuncia? Pues eso es lo que quieren… basta con ver quiénes son los denunciantes en este tipo de casos!! Mira como ni Enrique Dans, ni Zapatero o Rajoy, ni Fernando Alonso o Luis Aragones, van poniendo estas denuncias… y no será que no se les critica en la web!! Pero claro, ellos no tienen nada que esconder…

    s2

  • #013
    ACid - 15 julio 2008 - 11:26

    Fernan2,
    “bajo requerimiento judicial un anónimo se convierte en una IP, y una IP se convierte en un nombre, y enseguida sale quién es el responsable del comentario; para eso se obliga a las telecos y a las webs a llevar registros de sus entradas!!”

    No lo puedes estar diciendo en serio, esto sólo puede ser un lapsus. Ten en cuenta que lo que significaría eso ni más ni menos es que no hay forma de tener tener intimidad total, que alguien con el poder suficiente (gobierno, juez…) puede rastrear todo! Antes hablé de un proxy anónimo, eso es sólo un método de -digamos- anonimicidad geográfica temporal (ya que al final, si se pide, también pueden dar el origen de cualquier conexión) Si una conexión ha salido de la IP de mi ADSL un juez podría culparme de algo??? O dicho de otra forma ¿no se te ocurre así a bote pronto un método por el que cualquiera pueda usar la IP de otro para escribir anónimamente?
    Lo de los registros de las entradas es una cosa que se obliga, creo yo, porque es fácil y por si sirve alguna vez de algo… pero vamos, de ahí a que con eso se coja ya directamente al culpable de algo va un largo trecho.

    En el caso particular este, parece todo muy claro a favor de Rankia. Y está claro que si sabes que algo es cierto, aunque joda a una persona u organización, pues hay que decirlo, no encubrir a nadie. Lo de las medidas cautelares, pues una putada innecesaria, pero también sabemos que los jueces no tienen mucho tiempo y ante la duda… puede justificarse retirar un comentario (mientras se demuestre que es adecuado)… lo que ya es más extraño y me rechina mucho es lo de no permitir “comentarios o noticias relacionadas con los actores que atenten a su honor y dignidad”

  • #014
    Pepito Grillo - 15 julio 2008 - 13:26

    A la vista del número de comentarios que genera este caso, es indudable que el mismo tiene gran interés para la industria de los sitios web, los cuales pretenden generar negocio publicitarios para sí mismos y supuestamente, ofrecer información de algún interés a los lectores y posibilidad de expresarse en determinadas condiciones a sus usuarios. En este sitio se dice que los comentarios que incumplan las normas básicas de participación serán eliminados. Eso está muy bien, pero ¿qué pasaría si hubieran cien comentarios que incumplen esas normas básicas de forma flagrante y el administrador no los borrara? Pues que alguien, si acaso fuera perjudicado por tales comentarios, le podría acusar de negligencia profesional, y en consecuencia, pedir una indemnización por los daños ocasionados por dicha negligencia. Lógicamente, el afectado por la negligencia no puede ser conminado a perseguir a los autores de los mensajes, eso queda si quiere para el administrador del sitio. Bueno, pues yo creo que esa responsabilidad profesional es la que existe y la que se puede invocar en todo caso, con independencia de los avatares de supuestos concretos. Lo que no se puede pretender es que una industria que pretende obtener un lucro de su actividad, aunque trabaje en internet y pueda legítimamente invocar el derecho a la libertad de expresión, pretenda trabajar de espaldas a los compromisos básicos como son la responsabilidad frente a terceros, de carácter civil, que obliga a todo empresario o profesional a indemnizar a las víctimas de sus negligencias profesionales.

  • #015
    Joaquim - 16 julio 2008 - 09:35

    Ante todo, manifestar nuevamente mi alegría por el levantamiento de estas medidas cautelares. Espero que el asunto siga en esta línea, aunque sea lento el paso de la Justicia.

    ACid, aunque el amigo Fernan2 domina este tema mucho mejor que yo, te comento que es como dices, si rastreo la IP y me lleva a tu ordenador, tienes muchos números de tener que responder de lo que se ha hecho desde él o bien indicar quién pudo tener acceso a hacer algo desde él. Si me permites el símil, es como si te hacen una foto con el radar, por la matrícula llegan a tí y si alegas que no eras tú quien conduicía el vehículo tendrás que decir quién era. Por eso, teniendo claro este aspecto, quien tiene ánimo de hacer algo ilegal/inmoral suele utilizar un locutorio, cibercafé, etc, o bien toma medidas más complejas técnicamente. Lo dicho, el anonimato es (muy) relativo.

    Salu2

  • #016
    ACid - 16 julio 2008 - 18:46

    Joaquim, hay miles de redes WiFi con WEP fácilmente hackeables… y, por otro lado, la mayoría de gente usa sistemas fácilmente atacables (por virus, etc) de forma que cualquiera, desde cualquier lugar del mundo, puede usar tu ordenador (y tu IP) para hacer un delito. Me extrañaría muchísimo que en unas condiciones como estas se aceptase un log como base probatoria, identificativa de una persona y, por tanto, condenatoria. Sería asumir presunción de culpabilidad (mientras no se demuestre lo contrario) de forma muy precipitada.

    No se puede comparar la dificultad y riesgo con el ejemplo del coche. Falsear una matrícula de un coche no es muy difícil pero hay un alto riesgo de ser cazado y encarcelado por ello. Tampoco es fácil robar un coche ajeno momentáneamente y devolvérselo sin que se de cuenta. Ni tampoco se puede comparar la gravedad de una multa de radar (exceso de velocidad, que hasta hace poco no era ni delito en ningún caso, y desde hace poco sólo en algunos casos muy graves: exceso de alcohol, etc), con un delito de daños al honor en un medio de difusión pública que sí es delito.
    “y si alegas que no eras tú quien conduicía el vehículo tendrás que decir quién era”. No es del todo cierto: puedes no identificar a nadie. La consecuencia es que se paga más dinero de multa pero no se quitan puntos del carnet (ya que el autor de la falta no ha sido identificado).

    Por explicarlo de forma fácil: si hay una foto por un radar sería inverosímil considerar la hipótesis de que alguien cogió tu coche una noche y te lo devolvió sin que te dieses cuenta (si te diste cuenta debiste denunciar el robo). Y por tanto, el propietario es responsable de saber a qué personas ha dejado el coche y cuándo. Pero no es nada extraño alegar que alguien debió atacar tu red WiFi, o que pudo ser un virus en tu ordenador, o que alquien al que dejaste usar tu red WiFi lo hizo… Que yo sepa no hay leyes que impidan dejar abierta tu red WiFi y ello no implica que te acusen de todo delito que pueda hacerse con ella. Tampoco creo que haya leyes que digan que todo acceso a Internet debe ser usado por una sola persona (que sería por tanto la responsable de todo delito), ni tampoco que no pueda ser usada por varias personas simultáneamente (detectada la IP, si un día a una hora estaban conectados un padre, una madre y un hijo ¿se puede condenar a quien hizo el contrato de Internet? No, habrá que identificar al autor)

  • #017
    Río Corsa - 19 noviembre 2008 - 21:46

    Estos señores de RANKIA, adalides de la libertad de expresión, siguen permitiendo a día de hoy que algunos foreros, de forma anónima, sigan difamando e injuriando a muchas personas, y cuando otros salimos en defensa de los primeros, nos censuran todos nuestros comentarios.
    Estos pesebreros de la “mafia financiera” y de ZP nos quieren dar lecciones de libertad de expresión.
    Qué poca vergüenza tienen¡¡

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados