Las polémicas del juego en la red

PMU-logoEsta sentencia promete ser un severo varapalo para los monopolios gubernamentales sobre las apuestas de todo tipo: la Corte de Casación francesa, tras una larga ronda de apelaciones, ha fallado a favor de ZeTurf, empresa radicada en Malta que ofrece apuestas en Internet en torno a los resultados de las carreras de caballos francesas, que habían sido otorgadas en régimen de monopolio a la sociedad Pari Mutuel Urbain (PMU). Concretamente, lo que el Tribunal dice es que PMU no puede impedir a ZeTurf que ofrezca apuestas en Internet sobre los resultados de las carreras de caballos francesas. La sentencia ha recorrido un larguísimo camino hasta llegar a este punto: en primera instancia, el Juzgado de París determinó que la actividad de ZeTurf, que había salido de Francia para radicarse en Malta, era ilegal.

Tras el fallo, ZeTurf apeló, para encontrarse con un nuevo fallo en su contra. Sin embargo, el hecho de haberse relocalizado en Malta, un país enormemente abierto en su legislación sobre juego, hacía que ejecutar la sentencia y las sanciones resultase imposible, razón por la cual PMU denunció de nuevo a ZeTurf pero ante los tribunales malteses. Éstos se inhibieron, citando que el asunto tenía que ver con un monopolio concedido por el estado francés, y reenviaron el caso a los tribunales franceses. Sin embargo éstos, esta vez, contaban con jurisprudencia reciente sensu contrario: el caso Placanica, en el que se concluyó que la legislación nacional restrictiva constituía una práctica contra la libre competencia y que no podía establecerse una legislación con la excusa de “proteger a los jugadores de sí mismos” mientras se promovía activamente el juego como fuente de ingresos para el Estado. Así las cosas, el fallo esta vez ha sido en favor de ZeTurf, algo que tendrá consecuencias para el sector del juego online a nivel europeo: si alguien pretende ofrecer servicios de apuestas legalmente, deberá obtener una licencia. Si existe un mercado para ese tipo de apuestas en un país determinado y se encuentra en poder de un competidor monopolístico, este mercado deberá abrirse. A partir de ahí, los datos sobre los resultados de las competiciones, que son obviamente públicos, podrán ser utilizados por todo aquel que haya obtenido una licencia, siempre que pueda determinarse que la oferta de servicios que plantee respeta los términos de la misma.

No tenía ni idea de los temas relacionados con la legislación sobre juego en la red, y la verdad es que me ha resultado bastante interesante. En el fondo, me recuerda a una de las características principales de Internet, la de aislar y anular el impacto de todo obstáculo artificial, y entre otros, el mejor ejemplo de los mismos: un monopolio. La primera opción escogida por ZeTurf, radicarse en Malta, le ha permitido mantener su actividad hasta ahora, y se lo habría permitido incluso en caso de fallo en contra si hubiese decidido radicarse en algún tipo de paraíso judicial extraeuropeo. Pero no ha hecho falta: aunque sea lentamente, hasta las leyes acaban adaptándose a legislar en un entorno como el actual y a entender la naturaleza de la red y de las actividades desarrolladas a través de la misma. Ahora, tras el fallo judicial, a PMU le queda lo más duro: competir, algo que los monopolios típicamente no llevan demasiado bien.

8 comentarios

  • #001
    Anónimo - 15 julio 2007 - 21:59

    Que a estas alturas un país como Francia conceda un monopolio del tipo que sea es aberrante. Que el monopolio sea sobre algo tan intangible como unas apuestas (aunque al final se trate de tangible papel moneda) es irrisorio. Y que la justicia esté por lo general tan retrasada con respecto a las necesidades de la sociedad es penoso, humillante e hipócrita.

  • #002
    Jordi M. Novas - 15 julio 2007 - 22:20

    De monopolios estamos rodeados..

  • #003
    David Llada - 15 julio 2007 - 22:44

    El tema de la legalidad del juego es muy, muy complicado. Y en España hay una visión muy distorsionada del asunto, primero porque en este país tan atrasado todo lo que ‘viene de internet’ se mira con recelo, y segundo porque el lobby de las tragaperras (menuda mafia que son) está ejerciendo una presión muy fuerte para mantener las cosas bajo su control, temiendo que las apuestas deportivas supongan una amenaza para su clientela y su lucrativo negocio (cuando, en realidad, el perfil de los ludópatas que alimentan las tragaperras, y el de los aficionados a las apuestas deportivas tienen muy poco que ver).

    Si verdaderamente te interesa el tema, yo dirijo una web especializada (soloapuestas.com), un día que tú quisieras podríamos tener una charla sobre ello. Estoy seguro de que te resultaría muy interesante, sobre todo lo que respecta a las casas exchange, como Betfair, que operan como verdaderos mercados financieros (y, de hecho, cada ve atraen a más gente del mundo de la bolsa).

    Saludos,
    David

  • #004
    José Carlos Agrela - 16 julio 2007 - 09:12

    El problema de Francia es el de siempre.. no tiene nada que ver con el juego, sino con la FRANCE.

    El tema de las apuestas on line en España es realmente complicado debido a su alegalidad. No están fuera de la ley, sencillamente, no está regulada su actividad. El verdadero “problema” es que no está regulado el pago de los impuestos generados por las apuestas on line. Y no está regulado porque el apostante podría estar en cualquier sitio usando cualquier tipo de dispositivo inalambrico.

    Las CCAA son conscientes del dinerito que se les escapa y están haciendo grandes avances para regular este pequño vacío. La CAM y la foral de Navarra son las más avanzadas al respecto y el resto las seguirán en breve (money, money..).

    El pasado First Twesday, el de la semana pasada, trató de este tema, y aunque fue muy interesante se paso de puntillas sobre este tema ya que la regulación no interesa a ninguna de ellas.

    Precisamente hoy, en Expansión, aparece un artículo de la ONCE en el que se quejan ampliamente del problema del juego alegal. Básicamente es.. si yo pago, todos pagan.

    Debo decir que se un poquito del tema porque la empresa en la que trabajo asesora a PWC y a la CAM en este proyecto de regulación, nunca he sido un apasionado del juego… Si alquien quiere profundizar en el tema, o saber cual será la futura regulación, que pida a Enrique mi email.

    Saludos

  • #005
    David - 16 julio 2007 - 13:35

    Bueno,
    Creo que la portada de expansión de hoy es bastante elocuente:
    “Ofensiva de la ONCE contra el juego online” y va en la linea de ¡Que prohiban todo aquello que menoscabe mi negocio!!!!…. yo creo que lo interesante es aprovechar las nuevas tecnologias y la red por supuesto para crear productos mas atractivos e interesantes para lo usuarios mas que condenar a estos a “comprame porque soy el unico”.

  • #006
    Rodolfo Carpintier - 18 julio 2007 - 09:30

    La desunión Europea al ataque, Enrique:

    En España cada Comunidad asume una postura diferente. No te quiero decir ya a nivel de la UE. Cada cual quiere sus impuestos y los de todos en Gibraltar que se ríe ampliamente de la descoordinación de países componentes de la misma.

    En fin, nada nuevo que no esperemos de la UE.

    **Rodolfo**

  • #007
    adri5 - 3 marzo 2008 - 01:58

    Mira Enrique, aprovecho saludarte y exponer esta opinión: Internet no está regulado, y pienso que es hora de que se organice la red de acuerdo a un funcionamiento normalizado, si bien en televisión no echan programacion adulta a las cinco de la tarde, no entiendo como no se organiza del mismo modo la red. En este momento, cualquier cosa inocente que escriba en google me puede llevar a cualquier perversidad que esté vinculada, a eso es a lo que me refiero, al tema links en los motores de búsqueda, esto no es un todo vale, deben organizarse el tráfico de contenidos de manera que los obsesos vayan por una “carretera” y los que no deseamos compartir vulgaridad, por otro.

  • #008
    adri5 - 3 marzo 2008 - 02:02

    El escenario actual de internet debe cambiar en un plazo breve, estamos a mi entender en la prehistoria de la red.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados