¿Cuántos canales de comunicación manejas?

overload¿Te has parado a pensar cuántos canales de comunicación manejas de manera habitual? Me refiero a canales de comunicación como tales, no en genérico, no agrupados por medio: formas distintas en las que otras personas pueden entrar en comunicación contigo y que atiendes dedicándoles tiempo con una frecuencia razonable, un lapso medio que no las invalide como forma de contactar contigo. Unos son síncronos, otros asíncronos, unos admiten un cierto control, otros «irrumpen» sin poder ser detenidos, unos son susceptibles de ser pospuestos, otros no… un conjunto de canales demandando tu atención con reglas de priorización completamente dinámicas y variables…

Pasemos revista de manera rápida e intentando ser lo más exhaustivo posible: en persona, teléfono fijo directo, teléfono fijo a través de centralita o secretaria, teléfono de casa, teléfono móvil, contestador del móvil, contestador del despacho, contestador de casa, SMS, correo electrónico, GTalk, MSN, Skype, comentarios en el blog, mensajes directos en Twitter… ¿se me olvida alguno? En total, unos quince, todos ellos abiertos de manera casi permanente. ¿Cuántos de ellos estaban ahí hace unos diez o quince años? Seguramente, no más de cuatro o cinco. Hoy en día, la comunicación entre las personas es sin duda más versátil que nunca, pero en cierto sentido conforma una maraña inmanejable, sumamente difícil de gestionar de manera eficiente. ¿Hasta qué punto contribuye esa dificultad al desarrollo del estrés? A partir de cierto nivel de visibilidad, ¿resulta de verdad posible manejar tanto canal de comunicación de una manera que no sientas que estás quedando mal con media Humanidad? Me pongo a revisar mis correos: me encuentro muchísimos mensajes a los que de verdad habría querido contesta, en los que me cuentan cosas verdaderamente interesantes, y en ocasiones de personas que conozco y me importan, pero se han quedado ahí, enterrados bajo la marea diaria de correos… realmente, no sé como manejar algo así. Posiblemente debería «poner barreras», cerrar algunos canales, interponer el sabio criterio filtrador de una secretaria en otros, pero no sé hacerlo, no me encuentro cómodo haciéndolo, y la sensación de parecer «un estirado que no contesta» me cabrea soberanamente, porque de verdad no soy así. Pero la mayor parte de los días, si de verdad quisiese contestar, por ejemplo, a todos los mensajes de correo electrónico (más de doscientos en un día normal), no haría nada más que contestar mensajes de correo electrónico, con lo que acabo contestando aquellos que pasan por delante de mi nariz en momentos en los que puedo tener un mínimo de dedicación, y sólo aquellos que puedo contestar instantáneamente y con la información que tengo al alcance de la mano en ese momento. El día tiene las horas que tiene, y no dan mucho más de sí. ¿Cómo se soluciona este information overflow?

20 comentarios

  • #001
    Joaquín - 5 abril 2007 - 02:01

    Comunicación visual es una manera. Hay consultoras que se dedican a esto, presentando en ?šdibujitos?š comunicaciones a accionistas, reestructuraciones de canales de distribución, etc. Supe de una americana hace poco muy interesante, XPLANE, que están abriendo oficina en Madrid (disclaimer: no trabajo para ellos).
    Ahora, en un ámbito de comunicación más instantánea, persona a persona…pfff…sería como para diseñar dibujillos que dijeran frases enteras, así podríamos leer e-mails de un plumazo. Un twitter ?švisual?š. Alguien conoce un VC? ;-)

  • #002
    Zitor - 5 abril 2007 - 03:15

    Lo que comentas nos pasa a casi todos, y por ello poniéndonos en el papel de emisor, muchas veces enviamos correos sabiendo de antemano que será difícil que te respondan, y desde luego disculpable en caso que no lo hagan. La comunicación no tiene siempre que ser bidireccional, en ciertos casos a mí me basta con saber que me han leído.

  • #003
    César Blanco - 5 abril 2007 - 08:31

    Una reflexión: ¿no estará pasando que, ahora que tenemos más medios de comunicación que nunca, es cuando menos nos comunicamos de verdad las personas?

    Sigo con la reflexión: cuando ha sido la última vez que te has sentado delante de una persona y le has dicho «dime, ¿como te encuentras?»

    En fin, creo que entenderéis a que me refiero…

    Saludos.

  • #004
    Jean Bedel - 5 abril 2007 - 09:46

    Es la nueva enfermedad 2.0. Infoxicación.

  • #005
    Ranganok Schahzaman - 5 abril 2007 - 09:50

    Es muy fácil solucionarlo, se trata de ser un «estirado que no contesta» :P

    Es decir, priorizas los mensajes en cuatro categorías:
    – contestar obligatoriamente,
    – contestar en cuanto pueda,
    – pueden esperar, y
    – no contestar.

    Tu familia, amigos etc. entenderán que les constestes de vez en cuando, mientras que tu jefe es posible que no lo entienda. El spam no hace falta que ni lo mires y los mensajes del blog (por ejemplo) pueden esperar.

    S2

    Ranganok Schahzaman

  • #006
    josempelaez - 5 abril 2007 - 10:29

    Sospecho que otra faceta del problema son los estímulos que enviamos para que los demás hagan uso de unos canales que promovemos y dejamos abiertos para que se comuniquen con nosotros.

    Imagino que no te agradará mucho tener que lidiar constantemente con el conflicto que debe de generarte la asignación de tu tiempo de trabajo a la reflexión académica y al diálogo docente en pugna con el que consume tu interés por el «hello world» ;)

    Creo que tendrás que escoger si no deseas emitir imágenes de ?«un estirado que no contesta?» o de «estoy más liado que la pata de un romano». No creo que sea una cuestión de técnicas o herramientas que te ayuden a mejorar tu «productividad» en un ¿50%?

  • #007
    sicelens - 5 abril 2007 - 10:31

    Si recibes esa cantidad de correo, el solo hecho de contestarlo ya te restaría el tiempo como para no dedicarte a otra cosa.
    La frase que leí por ahí arriba sobre que cada vez hay más medios de comunicación pero, que a la vez nos hace de estar más incomunicados, me hizo pensar…¿de qué sirve comunicarte con alguien, si este no devuelve tu intento de contacto?

    Y no sufras, que el sanbenito de «un estirado que no contesta, pedante, orgulloso y vanidoso» lo llevarás colgado, pero no le dés importancia, eso se piensa cuando no se conoce a la persona.
    Me alegra saber después de leerte, lo feliz que soy con solo mis tnos fijo y movil, como vía importante de comunicación con las personas que me interesan de verdad.

  • #008
    Rodrigo Cerón - 5 abril 2007 - 10:33

    Es muy cierto, los canales son ya demasiados y es por esto que productos como el IPhone empezarán a cobrar un mayor protagonismo. No porque tengan tecnología única difícil de copiar y sean «cool», si no porque el sistema operativo está planteado para ofrecer soluciones y una de estas pasa por canalizar TODOS/AS fuentes de información, emails, sms, twitters (whatever man) en un solo aparato.

    Es solo cuestión de tiempo que con una aplicación universal inteligente pueda acceder a tus distintas fuentes y ofrecerte (cuando tú quieras) todos los mensajes o textos en el orden que tú definas… Seguramente el icono de responder enviará por el mismo canal relevante la respuesta…

    Lógicamente, esta aplicación ayuda a solamente visualizar un solo sitio para tus mensajes…etc., pero si recibes 500 diarios por distintos conductos, poco se puede hacer… algunos están destinados a perderse si respuesta a no ser que tengas un PA (personal assistant)…

  • #009
    AP - 5 abril 2007 - 10:50

    Filtran, filtrando, filtrando, herramientas tienes muchas y tienes que encontrar filtros que hagan una especie de google rank con tu email. Dando mas importancia según tus criterios. Por ejemplo cuantos hablan de un tema comentado en el blog, cuantos provienen de personas que ya has respondido alguna vez, que tip de importancía le había asignado a ese usuario alguna vez… solo existe esta forma. Ponerlo en marcha es complicado, pero cunado funciona es muy efectivo.

    AP

  • #010
    José María - 5 abril 2007 - 11:13

    Al final mis canales de cominicación quedan reducidos a los que puedo manejar con la Blackberry.

  • #011
    PiP - 5 abril 2007 - 11:33

    Enrique… y el correo normal, el de toda la vida. Bien que no lo usamos mucho, pero… olidarlo me parece una injusticia. ; )

    Un saludo y enhorabuena por tu magnifico blog, que sigo diariamente.

  • #012
    zahorin - 5 abril 2007 - 18:44

    Eso nos pasa a muchos, aunque sea en menor grado.
    No veo que exista solución alguna.
    Los que te conocemos debemos comprender esa situación y valorarla en su contexto.
    Es imposible hacer muchas cosas y todas ellas perfectas, y el intentarlo nos puede llevar al estrés y la ansiedad.
    Cada uno hace lo que puede y yo con eso me conformo.

  • #013
    Jesus - 5 abril 2007 - 19:39

    Me alegra no sentirme solo en este caos saturado que son los multiples canales. Respecto al caso concreto de la gestion del eMail, ser politicamente correcto al tiempo que eficaz es un verdadero reto, sobretodo en el mundo de la Empresa. Tan dificil es leerlo todo como contestarlo todo. Yo intente implementar en mi Empresa un codigo deontologico mezclado con una sencilla lista de instrucciones sobre como anadir info relevante a los Subject. Se trataba de facilitar maneras de filtrar las prioridades. Pero debo reconocer que no consegui que funcionara porque al poco tiempo nadie lo utilizaba. Como oportunidad de negocio, estoy seguro que alguien podria forrarse disenando maneras y vendiendo cursos a Directivos sobre como resolver este problema evitando soluciones cutres como obviar los mensajes.

  • #014
    PAK - 5 abril 2007 - 20:18

    Ese problema ha existido siempre. El límite de lo que somos capaces de procesar lo pone y ha puesto nuestro propio cerebro desde el principio de los tiempos. Lo que cambia es la consciencia de esa limitación que ahora se hace aparente de forma más fácil por el mayor bombardeo. Priorizar información y seleccionar canales es la única alternaniva hasta que se hagan memorias plug%play para el cortex prefrontal :-)

  • #015
    Jesús Menéndez - 6 abril 2007 - 00:35

    La multiplicación de canales de comunicación es efectivamente uno de los males de nuestra época. Y precisamente por eso está tan de moda el concepto de Comunicaciones Unificadas.
    Teléfono móvil y fijo, mensajería instantánea, email,… como aplicaciones unificadas, en lugar de ser silos como hasta ahora. De manera que desde cualquiera de ellas se podrán consultar y responder los mensajes de las otras: utilizar el email para recibir los mensajes de voz, o el teléfono para escuchar y enviar emails, lanzar llamadas de voz desde la mensajería instantánea, poder decidir cómo se van a redirigir las llamadas a mis diferentes teléfonos según criterios como el llamante, la hora del día, mi agenda, compartir un mismo número entre varios terminales,…

    Para ello, tecnologías separadas han estado convergiendo. En una primera fase, de la telefonía sobre circuitos a la telefonía IP. Y ahora en una segunda fase, en eso de la convergencia fijo-móvil.

    ¿Las comunicaciones unificadas solucionarán el problema de la multiplicación de canales? Es posible, y también es posible que cree nuevos problemas. Pero tranquilos, que la tecnología ya pensará en cómo resolver los problemas que ella misma crea.

  • #016
    m ; ) - 6 abril 2007 - 11:32

    Un secretario?

  • #017
    Íñigo Montoya - 6 abril 2007 - 23:51

    Yo creo que prácticamente todos los mensajes, emails, cartas, llamadas, etc. que se reciben pueden clasificarse, atendiendo a de «quién» vienen, en 2 categorías: importantes y no importantes. Y atendiendo al «posible contenido», en otras dos categorías: interesantes y no interesantes. Lo que nos lleva a 4 tipos de mensajes, llamadas, etc:

    1) Importantes e interesantes
    2) Importantes y no interesantes
    3) Ni importantes pero interesantes
    4) Ni importantes ni interesantes

    Y el esfuerzo, como en todo en la vida, hay que prestarlo a 1) y 2); los correspondientes al punto 3) pueden esperar a los ratos que todos necesitamos dedicarles a ese tipo de cosas (a veces uno se encuentra con ideas, sonrisas, otros modos de hacer cosas, etc). Y el 4), pues … si hay ganas y nada mejor que hacer.

    Montoya, priorizando

  • #018
    underscore - 9 abril 2007 - 16:18

    El que mucho abarca poco aprieta.

    Doy por hecho que el volumen inmanejable son los e-mails (en el IM es fácil ignorar a la gente, lo mismo en twitter, si sufres por no leer todos los feeds que suscribes…intenta ser más selectivo)

    Ciñéndonos al e-mail, si tu e-mail profesional es el mismo que tu e-mail de blogger, el mismo con el que te suscribes a todo servicio viviente y el mismo que tu e-mail de persona…tienes un problema serio para filtrar tu correo.

    O si como sospecho rediriges todo tu correo a gmail es como si de-facto sólo tuvieras una dirección (salvo que estés usando redirecciones con + seguida de un sufijo en tu gmail)

    Actualiza tu página de contacto y clarifica qué modo de contacto recomiendas para tus distintas audiencias en función de su grado de anonimato y qué nivel de respuesta deben esperar. Usa distintos e-mails (los sufijos + de google no te ayudarán mucho) y reserva uno para uso privado. Haz uso intensivo de filtros automáticos (e incluso respuestas automáticas). Los mails filtrados ya los leerás cuando puedas, en diagonal, o los tendrás ahí para que aparezcan en tus búsquedas.

    Mientras esa información trasciende y tus lectores/seguidores/lo-que-sea se adaptan, puedes publicar un post semanal (o catorce) comentando lo más interesante de los e-mails que recibes. Así algunos se sentirán medio-contestados y tú te sentirás menos estirado de lo que pareces.

    _

  • #019
    jftamames - 9 abril 2007 - 17:09

    PKM
    La gestión personal del conocimiento nos obliga a generar esferas privadas y profesionales que, bien fundamentadas, pueden dar su fruto.
    Uso una herramienta basada en WIKI y puedo establecer, de forma muy sencilla, esas áreas de conocimiento.
    En cuanto mejoren estas herramientas y puedan atacar ellas solas a la red, a mi correo y mis gustos….
    Organizarse en el primer paso para filtrar, sin duda.

  • #020
    Nancy Ivonne - 5 mayo 2007 - 20:17

    Tu problema lo comparto, sin embargo no hay que dejar de lado la comunicación personalizada, no hay nada mejor, la tecnologia puede rebasarnos, auxiliarnos y demostrarnos que podemos adaptarnos además de confirmar que no es el unico canal de comuicación.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados