Historias de nuevos medios

El WSJ publicó ayer este interesante artículo, Moguls of the New Media, sobre las vidas de una serie de personas que, de manera más o menos premeditada, se han convertido en protagonistas absolutos de los nuevos medios definidos en la web mediante blogs, páginas web, podcasts y sitios como YouTube, MySpace o similares. En el artículo se pasa revista a las impresionantes subidas en popularidad e ingresos de personas como los protagonistas de Boing Boing, Amanda Congdom (ex-RocketBoom), Cristina Dolce (una de las pioneras y personas más conectadas de MySpace, que ahora se gana la vida haciendo anuncios entre otras muchas cosas), Judson Laipply (un bailarín protagonista del vídeo más visto en YouTube, “The evolution of dance”, que este año bailó en el previo de la Super Bowl), Rebekka Guðleifsdóttir (la fotógrafa islandesa que comenzó en Flickr y ahora es autora de campañas publicitarias de Toyota), y muchos más.

En todos los casos, hablar de éxito significa hablar de historias personales, de vidas que cambian, de nuevas metas, escenarios e ilusiones. No significa, como en la era de los medios masivos, que te hayan visto en todo el mundo, que reconozcan tu cara en todas partes o que no seas capaz de contar los ceros de tu cuenta corriente. Son, en realidad, “éxitos en modo long tail“, que diría Chris Anderson, pero sin duda, éxitos. Y de los buenos.

10 comentarios

  • #001
    Pablo - 31 julio 2006 - 17:13

    Te olvidas del Koala (aunque me dé un poquito de asco); también ha triunfado porque arrasó en la web.

  • #002
    Consultor Anónimo - 31 julio 2006 - 17:31

    También son excepciones dentro de “los nuevos medios”: por cada uno de los que mencionas, hay miles y miles cuya vida no cambia lo más mínimo…. sí, es un nuevo canal, pero la proporción entre éxito/no éxito (nunca diría fracaso) sigue siendo más o menos la de siempre.

  • #003
    Gorki - 31 julio 2006 - 20:26

    Siempre ha habido quien ha saltado al estrellato, porque lo que hizo en un medio de comunicacion sintonizó con la masa.

    Unas veces había fundamento para ello y otras veces, solo eran los bufones de la corte, seres extraños de nulo contenido.

    Entre los descubiertos de golpe, el escritor Gonzalo Torrente Ballester, por su obra √?¬∑Los Gozos y las Sombras” transmitidas por television española, de los segundos Paco el del Bombo, entre los intermedios, el Juez Garzón.

  • #004
    RBA - 31 julio 2006 - 22:41

    Por cada historia de exito, hay medio millón de historias de fracaso.

    Internet es de hecho, tierra de muchas más frustraciones que las que generan lo “medios tradicionales”, precisamente por estar tan al alacance de todo el mundo, osea que menos castañuelas.

  • #005
    Jorge - 31 julio 2006 - 23:02

    Tengo la impresion de que el concepto de exitos “Long Tail” es un poco diferente… se trata del volumen acumulado de infinitos titulos que, individualmente, tienen una audiencia/ventas muy bajas… pero juntos pueden generar mucha rentabilidad a aquellos capaces de distribuirlos a coste marginal cero mediante nuevos medios…al mismo tiempo ofreciendo mayor seleccion y “libertad” a los consumidores.

    Los ejemplos de los que habla el WSJ son ya autenticos fenomenos masivos… son hits… MySpace sera un negocio long tail si consigue hacer dinero tambien con los millones de paginas que nadie ve…

    Soy un lector del blog de Chris Anderson y gane un par de entradas para la presentacion de The Long Tail en NYC (donde trabajo). Habia muchas caras conocidas y mucha expectacion… Resulta paradogico que el libro este resultando en si mismo un hit, no?

    Por otro lado, en este pais cualquiera que tenga una idea original puede ser famoso en cuestion de dias… Un amigo mio se subio el otro dia en un taxi… y su taxista resulto ser “The Matchmaker Cabbie”… toda una leyenda urbana… un taxista que encuentra pareja a sus clientes, de forma gratuita… el boca a boca le ha hecho famoso, y el mes que viene tendra su propio programa en el Discovery Channel…

    http://seattletimes.nwsource.com/html/nationworld/2002164720_cabbie30.html

    En fin, que los new media facilitan el descubrimiento de talento… y la explotacion comercial de los titulos que no alcanzan niveles de hit en ventas… pero al final el contenido es el rey, como siempre.

  • #006
    Víctor R. Ruiz - 1 agosto 2006 - 00:09

    Pablo: No tengo nada claro que el ¿éxito? del Koala tuviera algo que ver con la promoción viral a través de la red.

  • #007
    Gorki - 1 agosto 2006 - 09:57

    Victor R, Ruiz
    Explicaté, lo que casi todos pensamos es que saltó al los medios, a entrevistas en TV y en especial como “cutrehimno” de la cutre Seleccion Española cuando ya era una leyenda entre los internautas.

    Por otra parte te puede gustar o “hacer gracia” o no, pero de lo que no cabe duda, es que bajo una máscara cateta, hay oculta una gran inteligencia, escucha la entrevista que le hizo el “Loco de la Colina”

    http://www.youtube.com/watch?v=4h9K00KZGlc&search=Koala%20colina

  • #008
    josempelaez - 1 agosto 2006 - 11:12

    Osea, que por aquí andamos una serie de personas que, salvo muy contadas excepciones, no somos famosos, artistas, escritores, autores, directores, productores, promotores… y a algunos les parece que no es para tanto que el WSJ se ocupe del fenómeno del nuevo entretenimiento. ¿Ein?

  • #009
    Franc - 1 agosto 2006 - 15:38

    Creo que hay una diferencia importante entre las posibilidades que brinda internet versus los medios tradicionales en ese “salto a la fama”: la accesibilidad.
    Ya no se necesita tener contactos en una radio, una revista o en la sacrosanta TV para “darte a conocer”. La accesibilidad evita en buena medida la dependencia externa. Hay un punto de arrebato democrático en el hecho de que la barrera de acceso a ese salto esté en tener o no tener una conexión a internet. Y que, a partir de ahí, lo demás depende de uno mismo (al menos en teoría, que internet no es un coto estanco).

  • #010
    Javier -trackrecord- - 1 agosto 2006 - 19:49

    Internet más que ninguna otra cosa ensalza el significado del dicho ese de “estar en el sitio justo en el momento oportuno” y cualquier ‘inet-star’ que no crea que en muy gran medida está donde está es por eso que se lo haga mirar, sí, puede haber mucho trabajo detrás de cada estrella, pero la chispa de la fama en el 99% de los casos la prende la oportunidad del estar en el momento oportuno en el candelero de turno.

    Y entrando al trapo al post ;)
    Ja,ja,… ¿se habrá dado cuenta la SGAE de los minutos 2’37” y 5’02” de The evolution of dance?… me parto.

    Un saludo.

    (PD. Maldito plugin/extensión coComment ¡No se desintala! Brrr… a ver si mediante IE cuela el comentario… todo sea que ahora salga publicado 15 veces) :(

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados