Problema resuelto

ImagenUn ejecutivo de la Recording Ass. of America (RIAA) afirma en USA Today que “el intercambio ilegal de canciones ha sido contenido” (vía Slashdot). Una muestra más de hasta qué punto se puede vivir en una realidad paralela. Según datos de BigChampagne, una empresa de medición de la actividad online, un riquísimo ecosistema de unas diez millones de personas, más grande que nunca, está online en un momento dado compartiendo contenidos en la red. Eso hace posible que la red sea la mayor y más formidable fuente de contenidos, proporcionando a los usuarios un acceso a los mismos infinitamente mejor que el que existía antes de su popularización. El número de diez millones de personas en redes P2P en un momento dado ha evolucionado al alza desde los 8.7 millones del año 2005. Hagamos una prueba sin valor científico alguno (muestra de conveniencia): toma tu agenda, escoge un número de personas que tengan acceso a un ordenador y cuyos hábitos de manejo conozcas, y piensa cuantos de ellos te consta que utilizan redes P2P de manera habitual. En mi caso, el número asciende a un 90%, y el P2P es, sin duda, el método más habitual de acceso a contenidos de todo tipo. Las ventas de discos siguen, por supuesto, bajando, como lo hacen las de otros soportes de otros tiempos… ¿quién quiere dar su dinero a una industria arrogante, insultante, que denuncia y persigue a sus usuarios? En Estados Unidos, dieciocho mil personas han sido denunciadas por utilizar redes P2P, y en torno a 4,500 han acabado pagando una media de cuatro mil dólares por usuario.

En realidad, esos, los de la industria, son los verdaderos piratas. Tomando una frase de un amigo,

“En realidad, los piratas auténticos complicaban la navegación y el uso de los mares y asustaban a la gente, que es precisamente lo que hacen con internet esta parte antediluviana de la industria”

Eso sí… como bien dice Pepe Cervera en su Retiario, si quieren pensar que lo han conseguido, por nosotros, encantados. Prometemos no morirnos de risa cuando se retiren.

10 comentarios

  • #001
    Miguel Rebollo - 14 Junio 2006 - 11:39

    Je… me recuerda al mensaje de Bill Gates pronosticando el fin del spam.

    La verdad es que hay una forma muy fácil: dejar de considerar que la descarga de canciones es ilegal. Enc cuanto se den cuenta de eso (yo me dí cuenta hace ya mucho tiempo)… pum… ya no hay descargas ilegales.

    De hecho, yo hace muuuuucho tiempo que no descargo nada ilegal de Internet. Toda la música que descargo es perfectamente legal ;-)

  • #002
    Anónimo - 14 Junio 2006 - 12:34

    La frase está incompleta:

    “el intercambio ilegal de canciones ha sido contenido” en un reproductor mp3 de 50 gigas por lo menos,XDDD

    Al margen de que ilegal depende de quien lo defina. Aqui en España, o lo que quede, es legal compartir canciones.

  • #003
    Carlos Valencia - 14 Junio 2006 - 16:22

    Nunca había escuchado tantos discos de tantos grupos distintos como en los últimos seis meses, tras descubrir la descarga de canciones a través de internet. Hice una prueba y pregunté. Pues los grupos que más me interesaban ni siquiera se pueden adquirir por catálogo porque pertenecen a sellos muy pequeños, que no envían a Sudamérica.Sin embaergo, hago un alcance sobre los piratas, pues los famosos filibusteros no eran otros que mercenarios que intentaban asaltar los barcos ricos en oro de un imperio para asegurar el poderío naval (y en Europa) de otro imperio. ¿No estaremos nosotros mismos al centro de una batalla entre imperios?
    Saludos desde Chile

  • #004
    Tale - 14 Junio 2006 - 18:52

    Pues esto sí que es ponerle puertas al campo.
    El ejecutivo de la RIAA en cuestión me recuerda a uno que conocí que decía que la cuota de mercado de refrescos de sus supermercados no bajaba -cuando en realidad se estaba hundiendo- y todo porque en sus estudios no entraban los discounters. Vaya linces!, que santa otilia les conserve la vista.
    Y sobre el intercambio, mucho que decir. Aunque llueva sobre mojado, a qué viene o qué justifica el famoso canon SGAE sobre los soportes?
    Y como es que a unos partidos políticos que no se dan ni la hora les ha faltado tiempo para ponerse de acuerdo en el tema del famoso canon?
    Un saludo

  • #005
    PPPerez - 15 Junio 2006 - 00:21

    Estos hacen como un amigo mío que dice:
    – “llevo unos años con una analítica perfecta”.
    – ¿Tienes bien tu colesterol, acido úrico y todo eso?
    – “No, lo que vengo haciendo desde hace años es pasar de hacerme análisis”

    Pues estos también van a su bola, inventándose su propia “realidad” …
    ¡¿¡¿¡ si así son mas felices … !?!?!

  • #006
    dany - 15 Junio 2006 - 00:52

    No creo que sea TAN disparatado, un amigo que vive en Estados Unidos me dijo que en general la gente tiene miedo a bajar algo via p2p, que la gente piensa que las transmiciones estan vigiladas y nadie quiere tener algun programa ilegal, o al menos no descargargandolo por internet.
    que mucha gente sigue bajando es cierto, pero ya han dejado en la mente de las personas que es ilegal y peligroso bajar cosas “ilegales”

  • #007
    dany - 15 Junio 2006 - 01:13

    valga la redundancia… , pero bueno me referia a que han generado un temor en la gente, que hace que la mayoria evite bajar cosas con el emule.

  • #008
    Ernesto - 15 Junio 2006 - 12:32

    Hola Enrique, de repente te interese este articulo con relacion a la pirateria y los costos de produccion:
    http://www.correoperu.com.pe/paginas_columna.php?columna_autor=Julio%20Favre&seccion_nota=8&nota_id=28216

    Cual es tu opinion? Es lo mismo CDs que jeans y medicinas?

  • #009
    AMSTRAD - 15 Junio 2006 - 13:48

    Como decimos en galicia… “a todo porco chégalle o seu san martiño” y a los de la RIAA, SGAE y compañía ya les llegará.

  • #010
    Anónimo - 15 Junio 2006 - 16:32

    No solo en Galicia a cada cerdo le llega su San Martín, y SGAE?Ŝs y similares bien merecido se lo tendrán.A ver si se anima el panorama y aparecen por estos lares las denuncias por abuso de copyright al estilo del bloomsday.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados