Google y AOL, en Cinco Días

ImagenCinco Días publicó ayer este artículo, “AOL se casa con Google tras rechazar a Microsoft y Yahoo” (versión online aquí) en el que me cita brevemente. La cita viene de una pregunta de Marimar Jiménez por teléfono, que le respondí por correo. Para los que os interese el tema, dado que Marimar me deja hacer este tipo de cosas “tan indiscretas” como publicar correos entre ella y yo, aquí está la respuesta completa:

AOL siempre ha sido un objeto de deseo. Tiene una masa de veinte millones de “usuarios dóciles”, que permanecen dentro del “mundo AOL” con una fidelidad muy poco habitual en otras plataformas (tal vez Yahoo!, con su filosofía del “single sign-on” pueda aproximarse un poco) En la Internet de hoy en día son un público perfecto para prácticamente cualquier cosa. Aunque toda generalización es grosera, AOL representa al “americano medio”, al que “no se quiere complicar la vida”, al que recurre a Internet para unas pautas de consumo de herramientas de comunicación y de medios muy determinadas y definidas. Es uno de los principales clientes de Google, además, que obtuvo ganancias de alrededor de trescientos millones de dólares mediante su publicidad contextualizada durante el año pasado. Es en esa perspectiva donde hay que encuadrar la operación. Lógicamente, cualquiera tiene interés en una plataforma como AOL, no por lo que es, sino por lo que tiene o lleva consigo. Veinte millones de pares de ojos con sus respectivas carteras en los bolsillos son algo muy interesante, y el GYM (Google, Yahoo! y Microsoft) estaba completamente alborotado ante la posibilidad de tomar una participación significativa ahí. Si eso coincide con un momento en el que ciertas voces dentro de AOL hablan de la necesidad de una mayor independencia en la gestión y de la escasa conveniencia de depender de una compañía y unos ejecutivos que “no entienden Internet”, la cosa viene que ni pintada. Ese 5% estaba, como dicen los norteamericanos, “up for grabs”, para el que lo pudiera agarrar, y se ha especulado mucho sobre cuál de los tres lo conseguiría.

Ahora pensemos en las posibles consecuencias: si Google lo tiene, las cosas no se moverán demasiado. Los ingresos vía publicidad contextual no peligran, y se mantienen o elevan porque te has aliado con la plataforma de publicidad más eficiente del mundo (el que inventó el concepto, mientras que irte con Yahoo! suponía hacerlo con alguien que tiene también mucha experiencia, aunque menos volumen, e irte con Microsoft significaba irte con alguien que no tenía ni experiencia ni volumen… aunque sí muchísimas ganas) Si además puedes “sazonar” el acuerdo con contenidos de AOL mostrados en las diferentes plataformas de Google, más populares que las de Yahoo! e infinitamente más populares que las de Microsoft, la cosa ya se va poniendo más interesante. Y si además lo complicas con las posibles inspecciones de las agencias anti-monopolio preocupadas por el potencial impacto de unir los veinte millones de suscriptores de AOL con los dos millones y medio de MSN, más claro todavía. En esas condiciones, dejar a Microsoft plantada supone un riesgo claramente menor, porque la empresa de Redmond tiene mucho menos que ofrecer que una Google líder de la publicidad online y recién admitida en el selecto club del NASDAQ 100. A efectos de AOL, por mucho que Microsoft se afane últimamente en seguir los pasos de Google en cuanto a desarrollo de plataforma de publicidad contextual y temas afines, la chica guapa del baile sigue siendo Google, no Microsoft. Y AOL, simplemente, ha escogido al líder y al que ya le ha demostrado durante varios años que le proporciona un flujo saneado de ingresos.

Por cierto, la operación se ha confirmado hoy.

4 comentarios

  • #001
    troll - 21 diciembre 2005 - 15:05

    Google, es el proximo Microsoft.

    Esta teniendo acciones de abuso de posicion privilegiada.

    Aunque al principio me resultaba simpatico, una paginita mas o menos sencilla que cargaba rapido y funcionaba bastante bien, ahora cada vez que oigo Google, lo asocio con Bill Gates.

    Para cuando un buscador gratuito al estilo de Linux, en el que todos podamos aportar.

    Un imperio se esta creando, si la informacion es poder hay que poner ese poder a disposicion de todos.

    Sabeis que estoy en contra de lo libre.

  • #002
    yelo - 21 diciembre 2005 - 16:48

    Lo único malo de esta alianza necesaria para Google es que ha tenido que abandonar lo que he hizo famoso “la posición no está en venta”… Ahora si AOL ofrece contenidos sobre lo que estamos buscando éste aparecerá a la derecha de la pantalla… CON GRÁFICOS.

    Se acabaron las bellas palabras de “Publicidad no intrusiva”.

  • #003
    Guzmán - 21 diciembre 2005 - 18:07

    Bueno, yo no sería tan pesimista. Es cierto que Google está variando poco a poco su trayectoria (motivado posiblemente por la presión que ejerce su posición como compañía pública), pero también lo es que, junto con Yahoo!, es una de las pocas para las que Internet es realmente el centro de su estrategia de negocio, y para la que, al menos hasta ahora, el usuario siempre tiene un papel protagonista y muy respetado. Mientras sigan en la línea de ofrecer servicios gratuitos y no me atosiguen con publicidad intrusiva, seguiré pensando que Google representa la alternativa a MS más realista y esperanzadora que tenemos los usuarios.

  • #004
    troll - 22 diciembre 2005 - 07:32

    Deberia plantearnos el robot gratuito. Y el buscador gratuito.
    Es de lo poco que no hay a libre disposicion.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados